10 juegos indie que nos han conquistado en el 2017

Minireport

Night In the Woods (Infinite Fall)

Los indies más memorables de 2017 Captura de pantalla

Muchos títulos indies encierran una gran crítica social, y es el caso de Night in the Woods, una aventura de minijuegos y plataformas en la que Mae, una gata antropomórfica que regresa a Possum Springs, su ciudad natal, después de abandonar la universidad. Aquí se topa con un hogar en el que muchas cosas han cambiado, desde los amigos de la infancia que han cruzado a la madurez a marchas forzadas y con los que no compartimos los mismos intereses que nos unían, hasta una población hostigada por una situación política turbulenta y una precariedad cada vez más asfixiante. 

En cada partida, viviremos el día a día de Mae desde el momento en que decidamos salir de la cama, en la que podemos permanecer el tiempo deseado, lo cual conforma una mecánica muy acorde a la apatía que pretende transmitir. Interactuaremos con otros habitantes del pueblo, representados como animales antropomórficos, y a través de los cuales conoceremos el declive de un pueblo que recordábamos como feliz y acogedor. Con una llamativa y peculiar estética, Night In The Woods nos habla de decepción ante las expectativas juveniles de quien cree comerse el mundo, ante la desidia, la monotonía y, sobre todo, grita contra las ataduras de la pobreza, un mal que nos devuelve los pies sobre el suelo cuando tratamos de volar.

Hollow Knight (Team Cherry)

Los indies más memorables de 2017 Captura de pantalla

En un año donde los Metroidvania han resurgido con títulos muy aclamados como Samus Returns, hemos tenido un juego muy celebrado de este mismo género. Con una estética preciosista que mezcla la animación chibi con imaginería gótica, Hollow Knight se presenta como un título desafiante cargado de acción y en el que se se acentúa la exploración, puesto que habrá muchos caminos para llegar a una misma zona. En este título, controlamos a un caballero que se adentra en el tenebroso reino de Hallownest para desentrañar sus misterios, mientras se enfrenta a numerosas hordas armado con una lanza. Como es habitual en el género, Hollow Knight presentará un desafío elevado y una acción trepidante, así como un vasto mundo repleto de lugares dignos de descubrir, con retos cada vez más exigentes.

The End is Nigh (Edmund McMillen, Tyler Glaiel)

Los indies más memorables de 2017 Captura de pantalla

Los creadores de Super Meat Boy y Binding of Isaac nos han obsequiado este año con The End is Nigh, un título que mantiene la marca de la casa: dificultad severa y elementos perturbadores retratados con un estilo cartoon, que dota al juego un aspecto incómodamente adorable y cierto tono de humor negro. En este título de plataformas, un niño llamado Ash se abre camino en un gris y sobrecogedor mundo post-apocalíptico encauzado en un minimalismo donde los colores predominantes son los negros y grises, con una combinación inteligente de luces y sombras. Recorreremos numerosos niveles infestados de peligros, en los que cada salto requiere una buena capacidad de habilidad, precisión y sincronización y donde el desafío está a la altura de lo que puede esperarse de MacMillen y Glaiel.

What Remains of Edith Finch (Giant Sparrow)

Los indies más memorables de 2017 Captura de pantalla

En la misma línea de los walking simulator como Dear Esther o Gone Home, el estudio Giant Sparrow nos presenta What Remains of Edith Finch, una bella y emocionante oda a quienes ya no están entre nosotros. Sobre la familia Finch pesa la maldición de que todos sus miembros sufren una muerte prematura y sólo uno de cada generación logra vivir lo suficiente para dejar descendencia. 

El jugador se pone en la piel de Edith Finch, una joven que recibe como herencia de su difunta madre una llave. La muchacha se adentra en la mansión de los Finch, con la esperanza de descubrir qué abre tan misterioso obsequio. Una vez allí, descubriremos la historia de cada uno de sus familiares, a medida que interactuamos con sus objetos personales —fotografías, cartas, etc—  y avanzamos en la casa. Reviviremos sus historias y sentimientos, y gracias a ellos conoceremos a una serie de personajes con un relieve muy humano de los que somos conscientes que no están presentes. Y es que What Remains of Edith Finch es una elegía cuyo mensaje principal es que, mediante el recuerdo activo, es posible devolver la vida, aunque sea por unos momentos, a quienes la muerte se ha llevado. Asimismo, esta aventura narrativa nos habla de la muerte sin tabúes, y nos la muestra como el desenlace inevitable de la vida, más frágil de lo que deseamos creer.

Tacoma (The Fullbright Company)

Tacoma (PC) Captura de pantalla

El estudio que nos trajo el emotivo Gone Home nos brindó este año Tacoma, una aventura espacial con características similares. Nuestra heroína, Amy, explora la deshabitada estación espacial Tacoma. Durante nuestro recorrido, encontramos grabaciones holográficas que podíamos reproducir, pausar y rebobinar. En varias de las conversaciones que descubrimos, desentrañamos pistas con las cuales acceder a nuevas secciones de la estación. A medida que recolectamos fragmentos de las historias, reconstruimos un puzzle en nuestra cabeza para descifrar lo sucedido. En Tacoma, al igual que en otros walking simulator, conocemos a sus protagonistas no presentes a través de sus vivencias y objetos personales. La tripulación se compone de un amplio elenco de personajes muy bien escritos e humanizados, con una generosa diversidad y de los que visionábamos retratos hiperrealistas que destacaban en una estética sencilla. La sensación de soledad en la Tacoma queda potenciada por un silencio que sólo se quiebra por los ruidos del ambiente y la misma inteligencia artificial que nos acompaña. 

Cat Quest (The Gentlebros)

Los indies más memorables de 2017 Captura de pantalla

La mezcla de gatos, aventuras de espada y brujería y humor resulta tan atractiva como suena, y este cóctel es el que conforma el espíritu de Cat Quest, un RPG con un sistema muy simplificado con respecto a otros títulos de su género. Aquí nos adentramos en el continente de Felinia, habitado por gatos —o gatbitantes, como se conocen en el propio juego— y que sufre la amenaza de unos dragones que han despertado de su letargo por mano del villano Drakoth. En un homenaje no disimulado a Skyrim, nuestro protagonista, un Sangredragón —raza de gatos preparados para derrotar a los dragones—, deberá detener la amenaza y rescatar a su hermana, raptada por el taimado felino que ha puesto el mundo gatuno en peligro. Guiados por Spirry, un espíritu guía gatuno que nos recordará a Navi de los Zelda, recorreremos el continente de Felinia en busca de los dragones que ha convocado Drakoth y con los que nos ha desafiado. Combinando una misión principal con secundarias que no estarían vacías de contenido, conseguiremos nuevo equipamiento y hechizos. Tanto la especialización de clase como el seguimiento de misiones e incursiones a mazmorras resultan muy sencillos e intuitivos, lo cual hace de este título una experiencia muy ligera e ideal para iniciar a jugadores profanos en el rol. El ambiente en el que nos sumerge es muy alegre, con una estética adorable y colorida, y a lo largo de la aventura nos toparemos con muchas referencias a la cultura popular —no falta un poblado llamado Twin Peaks, ni una herrera llamada KitGat que es adicta a las series House of Cats y Juego de Gatos—. No obstante, entre tanta comedia hay espacio para la ternura, y es que Cat Quest contiene un mensaje muy emotivo en el que reivindica la lealtad de los gatos como animales de compañía.

Pyre (SuperGiant)

Los indies más memorables de 2017 Captura de pantalla

El estudio que ya nos deleitó con Bastion y Transistor nos ha traído este año Pyre, un título que está a la altura de la compañía. En este RPG de espada y brujería en primera persona nos ponemos en el papel del Reader, apodado así por su don de leer textos antiguos, es un condenado al exilio que es acogido por un grupo de tres exiliados. Esta aventura se centra más en la narración, en la que profundizamos a través de profusos diálogos e hipervínculos que podemos explorar para complementar la historia. En un extraño purgatorio, nuestro grupo de exiliados debe salvar sus almas a través de “ritos”, combates en los que debe derrotar a otros grupos de exiliados y cuya estructura es muy similar a la de un deporte de competición, y es que el objetivo es derruir las piras del contrario, mientras defendemos las nuestras como si se tratara de porterías. En cada batalla debemos planear la estrategia a conciencia, analizando la información que hemos recibido durante la historia, calculando qué suministros recolectar y con los qué contar y qué habilidades utilizar y mejorar. 

Como es de esperar en SuperGiant, el apartado gráfico es excelente y sigue un estilo muy similar al de otros títulos, donde se da un contraste de colores que participa en un interesante lenguaje audiovisual que complementa una elaborada historia con toques muy siniestros.

Cuphead (Studio MDHR)

Los indies más memorables de 2017 Captura de pantalla

El triunfador en los Game Awards tanto en dirección artística, videojuego indie y como debut de compañía, Cuphead era de los títulos más esperados este 2017. Y es que nada más anunciarse en aquel E3 de 2014, a muchos nos conquistó por los ojos. Toda una labor artesanal en la que los hermanos Chad and Jared Moldenhauer, junto con un pequeño equipo de artistas y desarrolladores, pusieron todo su cariño durante un proceso de creación que se inició en 2010, y al que no faltaron dificultades económicas. Con Cuphead, MDHR homenajea al cine de animación de los años 30, del cual Walt Disney y Max Fleischer son los mayores referentes y muy admirados por los hermanos Moldenhauer. En un rocambolesco rush boss, Cuphead y Mugman, dos niños con cabeza de taza, apuestan con el Diablo en un casino en el que ponen en juego sus propias almas. El Maligno les propone recolectar para él unas víctimas que debe reclamar por contrato. Durante el juego, recorreremos la isla en busca de nuestros objetivos, que se presentarán como poderosos enemigos contra los cuales lidiaremos una larga batalla dividida en fases. Cada combate será un desafío de reflejos, habilidad y aprendizaje, que han logrado que este título sea reconocido como uno de los más difíciles de este año. No obstante, Cuphead sabe inspirar esa sensación adictiva al indicar, tras cada muerte, cuánto nos quedaba para terminar con un enemigo. Y, por supuesto, no falta la grata sensación de satisfacción que acompaña a cada victoria no exenta de esfuerzo. Además de las fases de jefes, también disponemos de fases de bonus complementarias para conseguir monedas que invertir en nuevas habilidades. 

No es de extrañar que Cuphead se haya granjeado el cariño de los jugadores. No sólo ofrece un desafío con el que pretende recuperar la dificultad de un juego de recreativa, sino un despliegue artístico en el que cada detalle está cuidado, desde las animaciones fieles al estilo de los años 30, el característico diseño de cada uno de los enemigos y una banda sonora con temas jazz y blues, donde no falta el ruido de vajilla rota cuando recibimos un golpe. Y es que Cuphead tiene todo lo necesaria para atrapar al jugador en un frenético y adictivo reto, envuelto en una deliciosa experiencia audiovisual. 

Monument Valley 2 (UsTwo)

Los indies más memorables de 2017 Captura de pantalla

El estudio Ustwo nos propuso con Monument Valley un breve poema lúdico en clave de puzzles que utilizaban la perspectiva como eje. Su segunda parte, Monument Valley 2, llegó en noviembre y se mantuvo a la altura de su predecesor. Una mujer llamada Ro y su hija recorren un mundo misterioso de construcciones en un plano etéreo. El jugador interactúa con dichas construcciones, cuyos elementos puede girar a través de la pantalla táctil para descubrir nuevas perspectivas y caminos a través de los cuales Ro y su pequeña avanzan. 

Con una elegante estética minimalista y una banda sonora chill-out que concuerda muy bien con el ambiente onírico de Monument Valley 2, avanzaremos en una narrativa muy simbólica que tratará temas como el crecimiento, el paso de la madurez y la independencia del seno materno; y es que el hecho de hacer crecer árboles desde una simple semilla no es una mecánica carente de sentido.

Y, al igual que un poema, Monument Valley 2 es breve, pero deja un poso muy emotivo que invita a jugarlo antes de dormir, rodeados de calma, para disfrutarlo con todos los sentidos activos.

Reings: Her Majesty (Nerial)

Los indies más memorables de 2017 Captura de pantalla

François Alliot, responsable detrás del estudio Nerial, utiliza el lado interactivo de los videojuegos para hacer reflexionar al jugador. Es el propósito con el que presentaba Reigns, un título de estrategia para móviles y PC en el cual controlábamos a un monarca que debía tomar decisiones complejas que se reducían a dos posibles respuestas polarizadas, mientras velaba por mantener contentos a cuatro pilares principales de poder: la Iglesia, el pueblo, el ejército y el tesoro real. Este año nos llegó la segunda parte, Reigns: Her Majesty, cuya historia es todo un homenaje a la feminidad. Aquí, nos ponemos en el papel de la reina, cuyo rol representa el de muchas monarcas femeninas de la historia que, aunque no gobernaban de manera oficial, gestionaban su reino a la sombra de un marido irresponsable. En un título de estrategia en el que seguimos la misma mecánica que su predecesor, seguíamos la pista de la Madre de Todo, una diosa que vela por todas las mujeres y que nos promete convertirnos en reinas absolutas. Con esta misión, seguimos una dinastía de reinas que se suceden unas a otras, mientras gestionamos un gobierno tomando decisiones que nos harán ganar o perder el favor de los cuatro pilares de poder. Para mantenernos en el gobierno, debemos procurar que dichos pilares estén satisfechos con nosotros, pero no demasiado, o de lo contrario se sublevarán. La idea de reducir cuestiones políticas al binarismo es totalmente intencional, y es que Alliot desea transmitir al jugador la sensación de provocar un colosal desequilibrio político con el simple gesto de deslizar el dedo. Cabe destacar que Reigns: Her Majesty está empapado de una ácida crítica sociopolítica y que serán recurrentes las tramas en las que la falta de honestidad de las instituciones más poderosas se hará más que obvia, mientras nos enfrentamos —y con suficientes armas— a todos los prejuicios que pesarán sobre nuestras reinas, a las que se las ve como mujeres en lugar de monarcas.

En esta selección no está todo el catálogo independiente que hemos disfrutado este año, pero sí mencionamos títulos memorables que se han ganado tanto el afecto de los jugadores como de la crítica, y que esperamos que os hayan conquistado —u os conquisten— tanto como nosotros, ya sea por la diversión que ofrecen o su contenido emocional, o ambas virtudes.

Comentarios

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana