Pokémon: Let's Go, Pikachu! / Pokémon: Let's Go, Eevee! (NSW)

NSW

Imagen de Pokémon: Let's Go, Pikachu! / Pokémon: Let's Go, Eevee! (NSW)

Pokémon Let’s Go: La lógica de volver a la región de Kanto

NSW Actualidad

Pokémon: Let’s Go, Pikachu! y Let’s Go, Eevee! ya son una realidad. La noche ha sido agitada, con una conferencia de la que no teníamos conocimiento previo, pero que ha resultado ser el nacimiento de unas entregas intermedias entre la experiencia Pokémon GO y una nueva generación de Pokémon que llegará a finales de 2019.

La llegada de la franquicia a Nintendo Switch es un hecho confirmado por la propia The Pokémon Company desde el E3 2017, donde Tsunekazu Ishihara aclaró que Game Freak estaba detrás de una entrega “RPG” clásica para esta consola. Poco más supimos, pero con lo visto hoy podemos hacer una lectura del porqué de esta decisión. Del porqué de volver a la región de Kanto.

El sentimiento Pokémon es universal y, en mayor o menor medida, todos hemos pasado por Kanto. El sitio donde todo nace, donde todo comenzó hace más de veinte años, es quizá el lugar adecuado al que debía volver la franquicia para entender adecuadamente el camino por el que debe dirigirse a partir de ahora.

 

Un déjà vu en la mente de Masuda

Junichi Masuda, compositor y productor de numerosas entregas de la serie principal, ha reconocido haber estado meses pensando en sus viajes internacionales el rumbo que debían tomar generaciones como la IV, V o la VII. Especialmente la cuarta le dio dolores de cabeza por el cambio de plataforma: por primera vez una consola portátil de doble pantalla y una oleada ingente de nuevos jugadores.

Esta situación se repite ahora con Nintendo Switch, una consola híbrida que cumple el sueño de muchos (y de ellos mismos) de trasladar la esencia original a un entorno doméstico sin perder la esencia de los “Pocket Monsters”, con todo lo que conlleva a nivel de comunicación e intercambio. Ese lenguaje no verbal no se pierde con esta plataforma, abriendo quizá más posibilidades de las que han tenido nunca incluso en el segmento de edad al que irán dirigidas.

Pokémon: Let's Go, Pikachu! / Pokémon: Let's Go, Eevee! (NSW) Captura de pantalla

Esta consola está mayoritariamente comprada por un público de entre 16 y 35 años, es decir, gente que seguramente vivió los inicios de la saga, los que la dejaron en el camino y los que la descubrieron más recientemente. Esta vez no hay que convencer a un espectro con diez años de diferencia sino de más de veinte. ¿Cómo hacerlo? El enfoque artístico y jugable tan simple y directo a la vez que cooperativo de Let’s Go disipa todo tipo de dudas. No habrá combates aleatorios, solo contra entrenadores; únicamente las 151 especies originales; lanzamiento de Poké Ball haciendo uso del giroscopio; control con un solo Joy-Con…

Quizá haya que volver a casa y preguntar: Kanto

Kanto es un lugar especial. En Pueblo Paleta todos nos planteamos muchas preguntas allá por 1999 en España, luego en Oro/Plata/Cristal, también en los remakes para GBA en 2004 y la última visita en los remakes de Oro y Plata en 2009. Cuatro visitas que no han sido suficientes para abarcar todo lo que suponen en realidad las aventuras de la Generación I y II, historias enlazadas entre sí y que cierran un círculo con la batalla final entre Rojo y Oro. ¿Es acaso ese el final? Ni mucho menos.

Plantear una reinterpretación de Pokémon Amarillo ambientado en una renovada Kanto suena seductor. Lo es porque al igual que los que vivimos esa decisión de elegir Bulbasaur, Squirtle o Charmander (Pikachu en caso de Amarillo), lo hicieron millones de usuarios más en épocas posteriores. Ese conocimiento compartido da comodidad a Game Freak para acertar el tiro en el espectro más joven, el medianamente veterano y el que ahora es inevitablemente adulto que no quiere complicaciones mecánicas: solo interiorizar el lema “Hazte con todos”.

Pokémon: Let's Go, Pikachu! / Pokémon: Let's Go, Eevee! (NSW) Captura de pantalla

Las circunstancias son inéditas, como si se comenzase de cero. Así pues, ¿por qué no volver a casa? Kanto no dio respuesta a todas nuestras dudas; al igual que en un examen en la escuela, es probable que haya que leer de nuevo la pregunta, prometer al Profesor Oak la investigación de los primeros registros de la Pokédex y coronarnos en la Meseta Añil. Es el camino que se debe seguir para las más que evidentes futuras entregas que llegarán a esta plataforma a partir de 2019. Porque Nintendo no puede vivir sin Pokémon en plena salud.

Kanto es, por ende, la bomba de oxígeno que necesita la saga para encarar una octava generación. Amarillo es el color que se vislumbra, esta vez con Pikachu y Eevee. 

El mensaje de Sol y Luna: Alola nos estaba avisando

Solo hace falta fijarse en Alola allá por 2016, una región diferente que rompió con todo lo visto hasta la fecha al plantear un archipiélago sin gimnasios, alejado geográficamente del resto de territorios de la saga principal y con un claro énfasis en las primeras generaciones a través de las Formas Alola; referencias incansables a Kanto; las apariciones de Rojo y Azul que provocaron más de un nudo en la garganta; o también el propio argumento de la aventura, que nos despide con una Lylia marchándose… a Kanto.

No es casualidad. Ella quiere ser entrenadora y su viaje comenzará donde lo hizo la propia Game Freak. Es por ende comprensible que exista esta correlación entre Pokémon: Let’s Go, Pikachu! y Let’s Go, Eevee!, planteado esta vez desde los dos puntos de vista de la relación antitética entre Rojo y Azul. Ahora el vínculo no será solo con el ratón eléctrico, también la criatura del nombre palíndromo.

artworks.jpg Captura de pantalla

Una nueva forma de contar esa rivalidad

Hasta ahora siempre se ha relatado el cuento en la vista de Rojo con Pikachu; ¿por qué no hacerlo también desde la equivalencia de Azul con Eevee? El regreso de Giovanni y el Team Rocket, la Central de Energía o las papeleras del gimnasio de Ciudad Carmín, vistas con otra perspectiva. Convocar de nuevo ese concierto, pero con nuevos compositores. El manga ha hecho en más de una ocasión un acercamiento a esa interpretación equilibrada de la rivalidad, sin dar más peso de la cuenta a ninguna de las dos partes. Donde ni uno es el bueno ni el otro es el malo. Las filias y fobias de Azul –de lejos el mejor rival de la franquicia– demuestran una tenacidad inusual también algo lacónica. Sus decisiones no son en balde: es hora de explicar por qué. Al final, sigue siendo el muchacho más talentoso de Kanto. Por supuesto, esta vez tendremos la opción de elegir personaje masculino y femenino.

relacion_antitetica_rojo_azul.png Captura de pantalla

La inevitable conexión con Pokémon GO

Se había hablado mucho de una conexión con Pokémon GO, algo lógico teniendo en cuenta que se trata de una aplicación con más de 750 millones de descargas. Y así es. Tanto si disponemos de Poké Ball Plus como si no, podremos interactuar con el exitoso título de smartphones al poderse transferir criaturas de la primera generación. El título de Niantic, un extraordinario experimento, fue una llama que poco a poco se fue apagando, pero ahora estamos ante una reavivación de tanto la serie principal como de la app de iOS y Android. Unos recuperarían su posiblemente desinstalada aplicación; otros pedirán en Navidad una Nintendo Switch. El juego elegido lo podemos imaginar. Solo así se cumplirá el objetivo de Kimishima de vender 20 millones de consolas más antes de marzo de 2019; solo así se seguirán batiendo récords de facturación en TPC.

La lógica de volver a la región de Kanto como en Amarillo es mayor que en la de Rojo y Verde porque eso ya se hizo en GBA. Además, el próximo mes de septiembre se cumplirán veinte años de la salida de Amarillo, el título que popularizó globalmente la figura de Pikachu, que impulsó la serie de animación y que también dignificó la figura de Eevee como pilar de la evolución.

Controlar a otros jóvenes que asumirán ahora el protagonismo de Rojo y Azul no sería sino una reflexión de la propia vida, del concepto de evolución; el anticipo del enfrentamiento entre las nuevas generaciones que toman el relevo de las que en su día glorificamos: dar descanso a lo antiguo para dejar sitio a lo nuevo. Que el aprendiz supere al maestro. Y así sucesivamente.

Pronto sabremos cómo continúa la historia. Ya sabemos dónde, Nintendo Switch, también el cuándo, 16 de noviembre. La octava generación puede esperar.

pokemon_lets_go_eevee_and_poke_ball_plus-656x437.jpg Captura de pantalla

opengaleria Galeria: Pokémon: Let’s Go! Pikachu y Let’s Go! Eevee, Primeras imágenes Ver las 12 imágenes
1 / 12

Pokémon: Let’s Go! Pikachu y Let’s Go! Eevee, Primeras imágenes

pokemon-lets-go-box-art.jpg

  • prev
  • next
  • autoplay
  • ampliar
  • close

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana