Jump to content
  • Buscar en
    • Más opciones...
    Encontrar resultados que contengan...
    Encontrar resultados en...

Corelli

vida restante: 100%
  • Contenido

    175
  • Ingreso

  • Última visita

Todo lo publicado por Corelli

  1. Qué menos, cuando la información que se maneja en el login es la más sensible. Me refiero a esto:
  2. No sé hasta qué punto puedo enterarme como mero curioso de la genética de un artículo que tiene pinta de ser académico y plagado de tecnicismos, pero lo intentaré. No niego que hay comportamientos que van asociados a la carga genética tras concatenar todo el proceso que acabas de describir. Ahora bien, me quedo con la última parte de su mensaje (sin desmerecer el resto) porque de la misma manera que algunos rasgos dependen o están ligados al ADN y, por ende, a la genética, otros imagino que tendrán una vinculación menor o inexistente, de manera que es el entorno el que marca la posible manifestación de conducta o comportamientos. Puede que en humanos esté estudiado (y más que estudiado, entiendo), pero por muy animal que seamos, no es extrapolable al resto de especies que merecen un estudio por sí mismas. Como digo, en el caso de los canes me encantaría que se hicieran incursiones en el tema porque arrojaría luz a todo este debate que, sin datos es la mano, resulta poco menos que estéril.
  3. No lo niego, de hecho lo afirmo en mi anterior mensaje. Pero el quid de la cuestión está en afirmar que la propensión a manifestar agresividad tiene una importante carga genética, y es un hecho que actualmente creo que no se sustenta en prueba científica o empírica (entiéndase empírica no con base en la experiencia sino en la experimentación o el estudio de campo) alguna.
  4. Hasta donde yo tengo entendido, no hay estudios científicos de rigor (en la rama de la etología canina o, si queremos, genética por aquello de la cría selectiva) que avalen que la violencia o la especial predisposición a comportamientos agresivos es un rasgo más genético que aprendido o relacionado con el entorno. Las sensaciones que producen los animales de constitución fuerte tienen poco que ver con la carga genética que albergan, especialmente en el caso que nos ocupa, que es la exhibición de ataques desmedidos, gratuitos y sin provocación previa. Soy consciente de que a lo largo de la historia la cría selectiva ha dado lugar a animales propensos a asimilar mejor las órdenes, a ser especialmente dóciles con los humanos y a manifestar un carácter agerrido y una fuerte seguridad en sí mismos. Pero, como ya he dicho, no tengo pruebas fehacientes de que la carga genética lleve implícita una característica predilección por la agresividad o la violencia hacia otros animales o personas.
  5. Entiendo que en ese caso no haya más remedio que sacrificar a los animales por la atrocidad que llevaron a cabo. Pero, a riesgo de coincidir con los animalistas de Twitter, y Dios me libre de compartir pensamiento con la mente colmena adalid de la justicia social, los animales no tienen toda la culpa. Para situar en contexto y matizar a lo que me refiero: Este comportamiento, como ya he defendido en este mismo hilo, no es culpa del perro. Es culpa única y exclusivamente de los dueños, que además de descuidar el apartado de la salud con las vacunas, la cartilla actualizada y los perros censados, descuidaron el aspecto psicológico y educativo. No soy partidario de sacrificar, aunque haya agresiones o asesinatos porque creo que con el profesional adecuado y la carga de trabajo pertinente, se puede recuperar al perro. No obstante: Esos perros han sido valorados por profesionales y han llegado a la conclusión de que esos animales representen un eminente peligro para cualquier que se acerque a ello, como desgraciadamente atestiguan los hechos. Pero esto no resta fuerza a mi premisa inicial: esos dos dogos son las víctimas de dos energúmenos que no deberían tener animales a su cargo, y que por suerte o por desgracia han pagado los platos rotos dentro de su núcleo familiar y no han desgraciado a otras personas ajenas a su negligencia. Unos lo llamarían ironía del destino, otros desgracia, y yo lo llamo justicia poética, aunque esas mujeres probablemente poca culpa tuvieran.
  6. Venom me gustó bastante. Tras las declaraciones de Hardy de que se habían cepillado lo mejor de la película (nada menos que 30 minutos si no recuerdo mal), mis expectativas bajaron considerablemente. Pero en vista de que ha recaudado bastante y leo que se ha colocado en 71º lugar como la película más taquillera de todos los tiempos, no resulta descabellado pensar en una secuela.   Con un poco de suerte Sony se replantea dejar a un lado la censura absurda, y más en un personaje como Venom. Quizá es mucho pedir.
  7. Que la monarquía parlamentaria es un modelo de estado obsoleto, al menos en España, es un hecho. Que el New York Times no tiene ni idea de la situación en este país más allá de los escándalos que han tenido que resonar a nivel internacional, son dos hechos. Pero el hecho de que la contraposición a este modelo de estado sea una república, y teniendo en cuenta el nivel de los mandatarios de los últimos años, el cambio de modelo se antoja poco menos que descorazonador. La figura del rey no aporta tantos beneficios económicos y diplomáticos a España como para poder permitirnos el gasto que supone al estado la Casa Real ni el impacto mediático que genera cada escándalo sacado de las alcobas de los Borbones, o la nula capacidad de Letizia como monarca, a la que Sofía, aún con todo lo que tiene encima, da unos cuantos miles de vueltas. Eso por no hablar del futuro legado de Felipe: ninguna de sus hijas va a gobernar, por muy feminista que sea la sociedad o por muy feminista que sea su madre.
  8. A mí me pasó algo parecido. Me lo regalaron porque me aseguraron que me iba a encantar, y lo dejé en reserva hasta que me decidí a averiguar si era cierto. Y no me equivoqué en absoluto. No obstante, lo de meter presión para leer un libro "porque es una joya y tienes que leerlo" no va conmigo. Para poder disfrutarlo, se debe degustar en el momento adecuado, no con embudo ni calzador. De lo contrario, se generan demasiadas expectativas y la lectura forzada no es plato de buen gusto para nadie.
  9. En su momento todo el mundo se llevó las manos a la cabeza con la ley Sinde e incluso en los foros se tuvo especial cuidado a la hora de publicar noticias puesto que, sobre el papel, parecía que se iba a incurrir en un delito. Varios años después, dudo que la aplicación práctica de la ley (que, por lo que leo, entraña una suma dificultad) vaya a suponer un golpe a sitios webs aparte de aquellos de descargas como ya ha pasado sin haber mencionado la citada ley.   Veremos en qué queda, pero intentar poner una mordaza a Internet, aunque se trate de protección de Propiedad Intelectual, no suele acabar bien. De hecho, es que no hay precedentes de éxito.
  10. No lo pongo al nivel, pero de lo que he leído, ambos me parece de lo mejor. ¿Puedo preguntar por qué tienes esa opinión de Zafón? No es el motivo del hilo, pero lo cierto es que tengo bastante curiosidad y creo que se puede generar debate.
  11. La corrección política parece no estar confirmada de momento, más allá de aquél fugaz bulo sobre que habrá elfos negros que finalmente se desmintió. Por ese lado estoy meridianamente tranquilo, aunque siempre pueden meter moralla SJW con calzador a última hora. Confío en que Amazon no sea Netflix.    A pesar de lo tremendamente ambicioso que es el proyecto y el capital que se va a invertir, muy, muy buena tendrán que hacer la serie para que se equipare a la adaptación al cine. Me refiero a El Señor de los Anillos, por supuesto. El Hobbit no me gustó, y La Batalla de los Cinco Ejércitos me parece la más floja de toda la saga.
  12. Ya decía yo que no me sonaba lo de La torre imposible... Es el subtítulo de Virtual Hero, o quizá el subtítulo sea Virtual Hero, no estoy muy puesto. En cualquier caso, literatura juvenil para el sector de YouTube. Lo curioso es lo absurdamente caro de una obra que en España llena prácticamente estantes enteros de librerías. Valiente gasto de celulosa.
  13. Hola. ¿Alguien ha leído este título? Me lo terminé este año, pues lo había postergado un tiempo tras lecturas y relecturas de obras que, comparadas, no merecían en absoluto la pena pues es, con diferencia, lo mejor que he leído en literatura española contemporánea junto a Carlos Ruiz Zafón (la tetralogía de El Cementerio de los Libros Olvidados). Es un libro un tanto denso, pero la retórica y la redacción de Torcuato Luca de Terna Brunet (el legado de los Luca de Tena es extenso) son sublimes. Pongo una breve sinopsis: Lo interesante de este título, más allá de la forma (hay unos cuántos momentos álgidos donde los diálogos y los monólogos son una exhibición del dominio del idioma) es la trama, y más que la trama, cómo de fidedigna es la obra en lo que respecta a la patología de la psique y a los trastornos de personalidad. El autor se encerró voluntariamente en un hospital psiquiátrico y, tal y como asevera un amigo suyo, Juan Antonio Vallejo-Nágera (psiquiata y escritor) en el prólogo, la experiencia le sirvió para describir con precisión profesional las enfermedades de la mente y de la personalidad. Una lectura recomendada a todos aquellos que tengan ciertas inquietudes por la psicología, la psiquiatría, el psicoanálisis o el estudio de los trastornos de la personalidad y las patologías asociadas al deterioro cognitivo. La trama es compleja en cuanto a giros de guión y elaboración, nada predecible, las descripciones son ricas aunque sin caer en el exceso de detalle y la prosa fluye como el agua. Mi edición de 1994 consta de apenas 336 páginas, pero por lo que veo ediciones modernas tienen entre 400 y 450. Un saludo.
  14.   ¡Santiago y cierra, España!
  15. Eso es irrelevante de cara a la repercusión. Si sale en los medios, se añade presión y se tira más de la cuerda de cara a las reivindicaciones que se piden en la huelga/manifestación. Lo importante no es la veracidad de la información que salga en los medios ("Se han concentrado 1000 estudiantes" cuando igual fueron 2500), sino el propio hecho de salir en los medios, que pone a los responsables de que haya gente manifestándose en la calle en la encrucijada.
  16. Hombre, la ausencia total de iconos y la contundencia del mensaje invitan, como mínimo, a la duda...
  17. Salvo que sea tan multitudinaria como para que salga en los medios (prensa al menos, y televisión como máximo impacto), para nada. Bueno, dependiendo del profesor incluso puede que avance materia y/o ponga falta.
  18. Hilo muy interesante. No solo inventaron un arma táctica prácticamente imbatible en la época, sino que los sistemas de riego con que dotaron a las naves aliadas para reducir a cenizas las rivales no tienen precedentes. Su fórmula es, con poco margen de duda, uno de los mayores secretos militares de la historia. Clara inspiración de Martin en su obra, aunque el color verde del fuego valyrio también tiene su encanto, además del propio nombre.
  19. Efectivamete está sacado de allí, pero lo curioso es que el sitio cuenta con la aprobación personal de J.K. Rowling hasta el punto de que suelen anunciar primicias que cuentan con el sello de la autora, además de que ella misma lo emplea como una suerte de encoclopeda temática especializada. ¿Por qué eliminar el perfil antes de la película? Porque, naturalmente, se ha incurrido en un error, y mejor modificar lo previo antes que adecuar lo nuevo, que no costaba nada. La aparición de McGonagall es poco menos que anecdótica, pero relevante al mismo tiempo por el calado en el canon.
  20. Tienes razón en que el vídeo es una (igual no muy convincente) imitación de la escena, no había caído en la cuenta hasta que me he fijado en que literalmente no es posible encontrar esa escea en ningún sitio. Ahora bien, el hecho de que no esté en la película (una lástima la ausencia de versión extendida) no quita el hecho de que se trate del mismo universo y que haya que cuidar con especial mimo este tipo de detalles.
  21. Por lo que veo a juzgar por las fechas, se da un caso parecido a lo que ocurrió con El guardián entre el centeno. Carmen Criado llevó a cabo dos traducciones, una en 1978, si no recuerdo mal, y otra en 2006. Entre ambas versiones hay diferencias notables en el estilo, y en el caso de la más moderna, de 2006, se aprecia una tendencia a adaptar lo que era el sociolecto de un adolescente en pleno siglo XX (tengamos en cuenta que Salinger lo publica en 1951)a un español más acorde con el siglo XXI, perdiendo, en muchos casos, esas particularidades tan especiales que tenía la obra original en la nueva traducción. Creo que es una tendencia de las traducciones modernas: sacrificar la traducción fidedigna en pos de una mejor adaptación al español actual. Un fallo, en mi humilde opinión. Las obras hay que leerlas de acuerdo a cómo las gestó su autor, hayan caducado en términos de léxico, gramática o fonética, o no.
  22. En primer lugar, gracias por tomarte la molestia de desarrollar tus argumentos. 1.- Plenamente de acuerdo, es lo que he defendido todo el hilo. 2.- Por supuesto, si bien es cierto que la educación y modificación de conducta influye en el comportamiento del can, hay determinadas cuestiones que por una pura cuestión biológica dependerán del instinto del animal. Es un hecho, pero yo no lo he negado. Son muchísimos los factores que inherentemente están relacionados con la biología y el instinto y, efectivamente, pueden influir en una mayor tendencia a la agresividad: Sexo: los machos tienden a demostrar más agresividad que las hembras, como en muchísimas otras especies. Esterilización: la eliminación de los testículos en machos tiende a reducir los comportamientos agresivos por la menor cantidad de hormonas masculinas y la eliminación de la necesidad de apareamiento, especialmente en presencia de hembras en celo que suele despertar los mayores instintos de agresividad en los machos. Tendencia dominante / sumisa del animal: no todos los perros son iguales, puesto que los hay con tendencia a ser sumisos frente a otro animal más dominante, bien sea por carácter, bien sea por pura demostración de fuerza. Y otros tantos factores que tienen que ver estrictamente con los cánidos y otras que se pueden ver en otras especies. Ahora bien, en el caso de los ruidos fuertes, naturalmente estos pueden tener un impacto negativo en el animal, provocando un estado de ansiedad, tensión, miedo o especial sensibilidad frente a otros estímulos físicos y sensoriales que, efectivamente, pueden provocar la mordida. No obstante, un susto fruto de un estruendo no provoca que el animal muerda sin razón; al contrario. El animal se halla en un estado de alerta e hipersensibilidad que ante determinados estímulos pueden provocar el ataque por la percepción de indefensión. No es, ni muchísimo menos, gratuito. 3.- Sigo sin creer en el instinto agresivo. Es un hecho que muchas razas fuertes fueron creadas con fines que tenían que ver con el uso de la fuerza física como medida disuasoria o medio de ataque, ya los hemos citado. Pero no puedo comprar ese argumento en tanto que hay muchos animales de estas razas que no son propensos a atacar sin motivo aparente, que, si no me equivoco, es lo que llevo defendiendo todo el hilo. Es obvio que por sus atributos físicos todas esas razas tienen un potencial destructivo letal, por supuesto, y que ello es fruto de una cría selectiva para sacar unas determinadas características físicas. Sin embargo, la tendencia instintiva a atacar no creo que entre dentro del pack, pues, como digo, tiendo a pensar que el factor educación y sociabilización, además de presentar al animal en un entorno donde se presentan todas las posibles situaciones de estrés desde etapas tempranas del crecimiento suponen un cambio diferencial y, en el caso que nos ocupa, de importancia capital. 4.- Un perro es un animal, y como tal no es capaz de regirse por razonamientos lógicos, como sí puede hacerlo un niño al que se le puede enseñar, desde muy pequeño, a tratar correctamente con perros. Dicho esto, un perro tiende a mostrar lo que se denomina "señales de calma", lo que podríamos entender como avisos que el animal lleva a cabo para tener que evitar la mordida. Esto es un mecanismo de supervivencia básico: desde los lobos, los cánidos intentan evitar, a toda costa, peleas innecesarias. Es por ello que se envían señales unos a otros para evitar el conflicto. Estas señales van desde un lomo erizado, hasta el gruñido, pasando por levantar los belfos, enseñar los dientes, mantener una posición estática y tensa y, a último remedio, morder. Tengamos en cuenta que un perro tiende a enviar varias de estas señales antes de proceder al mordisco. Yo no echo la culpa al niño, ni exculpo al animal completamente, pero seamos coherentes: en un ataque de un perro a un niño, hay varios factores que determinan el enlace. En primer lugar, dejar solo al niño con el perro. En segundo lugar, confiar en que el perro no va a hacer nada, aunque el niño le haga de todo (pellizcos, tirones de cola/orejas, abrazos, besos, golpes...) y, en tercer lugar, permitir que la situación se propague en el tiempo, aumentando la probabilidad y el riesgo de un ataque dependiendo de la tolerencia del animal y de los actos del niño. Volviendo a mi punto inicial: un niño es un ser racional, o al menos, infinitamente más que un perro. Si hablamos de infantes de 3-4 años, se les puede enseñar perfectamente cómo tratar con perros y, aun perdiéndolos de vista, saber que si hacen caso pueden evitar en gran medida correr el riesgo de un ataque, sea con un perro conocido o desconocido. No podemos librar de toda culpa al niño, por el hecho de ser humano, ni echarle toda la culpa al perro, por el hecho de ser animal. Tu conclusión es el eje de la argumentación que llevo exponiendo todo el hilo. En esencia, creo que estamos de acuerdo. Gracias por una exposición tan brillante y clara. La responsabilidad recae en el dueño en tanto que es responsable, valga la redundancia, a efectos legales, del animal al carecer este de conciencia y derechos y deberes propios. Sí. En ese supuesto, veríamos cómo actuaría la justicia de acuerdo con una reacción, no a una acción, propiamente dicha, llevada a cabo por el animal.
  23. ¿Te estás cachondeando o tienes ganas de tocar las narices? Has editado después: Editado por Alekc, Hoy, 10:27 . ¿Tienes algún problema de pérdida de memoria a corto plazo? Absurdo. O sea, yo estoy con mi perro, y alguien viene y gratuitamente le da una patada y el perro responde con un mordisco, ¿la culpa es mía, como dueño del can? No. En absoluto. Si un niño se cuela en mi jardín y el perro le muerde, en primer lugar, el niño se ha metido en una propiedad privada y el perro ha cumplido su función de guardián. Responsabilidad moral, 0. Y legal, ya veremos. No me voy a molestar en responderte a tu segundo párrafo. Si el padre permite que su hijo haga lo que le salga de las narices "porque el perro lo aguanta todo", es un progenitor patético.
  • Crear nuevo...