Ir al contenido

publicidad

RodeoEdrink

Miembro desde 04 mar 2013
Desconectado Última actividad Privado
vida restante: 100%

Temas que he comenzado

¿Unos auriculares aceptables calidad / precio?

12 octubre 2018 - 15:02

Tengo unos Phillips SBC HP250 heredados un poquito cascados. Lo que estoy buscando ahora es un auricular que a la vez tenga micrófono.  O bien un micrófono sin más, aunque soy más reticente ¿Alguna recomendación?

 

No me quiero gastar demasiado dinero, de 20 a 40€.

 

Alguno de aquí que os guste?

 

 

https://www.pccompon...com/auriculares

 

 

Gracias

 

 


De cómo los gitanos y los españoles enterraron el hacha de guerra

24 agosto 2018 - 16:27

 

Vilarroja es el barrio gitano por antonomasia de Gerona, el más pobre y el más beligerante con el separatismo. Saltó a la popularidad el domingo, cuando un grupo de unos 15 vecinos asaltó el colegio en el que se estaba votando el referéndum. Rompieron las urnas, se pelearon con los organizadores, con los Mossos d'Esquadra y provocaron el cierre del centro. La Policía Nacional y la Guardia Civil los protegieron, lo que provocó una extraña alianza entre gitanos y benemérita de la que hoy habla todo el barrio.

 

 

Los comentarios del vídeo no tienen desperdicio.

 

 

 


La llamada del maquinista del tren de Alvia que no quieren que oigas

03 agosto 2018 - 16:24

 

 


¿¿qué idioma es este??

03 agosto 2018 - 15:57

Carta abierta para ti, cuñado binario

 

 

Querido cuñado, sé que te encanta oírte, pero cállate un momento y permíteme presentarme. Me llamo Pable y, además de otras muchas cosas, porque quiénes somos no se limita simplemente a esto, soy una persona trans no binaria. Pero como esto va de visibilizar, me centraré en eso, porque si te digo que tengo 23 años o que estudio dos carreras, eso lo entiendes, y por algún extraño motivo esas cosas no te parecen artificios creados por la sociedad, pero mi género sí. Por hacerlo algo más interesante, te diré que soy la persona a la que pegaste en la puerta de una discoteca mientras negabas su identidad en un nuevo ataque tránsfobo, simplemente porque tú me veías como un hombre y yo te dije que no lo soy, como  publicaba este diario hace unos días.

 

 

Repito, soy trans no binarie. No, eso no significa que no tenga género, tampoco que vaya a destruirse la sociedad occidental porque mi género sea uno del que no oíste hablar en el colegio o que yo sea algo extraño que va a traumatizar a tus hijes si nos cruzamos por la calle. Tampoco me refiero al modo cómo me visto, o a con quién me acuesto o no. Significa simplemente que mi género es distinto a los dos géneros binarios, mujer y hombre. No es lo que siento, mi género no es una emoción, yo me siento alegre, triste o frustrade (de que no respetes mi identidad), pero no binarie soy. Ni siquiera me gusta la expresión “con lo que me identifico”, es lo que soy, así de fácil, al igual que un hombre cis es un hombre. No te pido que entiendas esto si tus neuronas educadas en el binarismo de género explotan en un infructuoso intento de procesarlo, sólo te pido que lo respetes.

Ah sí, y lo de trans, eso significa que el género que me asignaron al nacer en base a lo que vieron entre mis piernas es distinto a mi género, porque mi género lo digo yo, no lo dicen una ecografía, le ginecóloge de turno o tú, mi querido cuñado, por mucho que tengas interiorizado que necesitamos lo más mínimo tu opinión de mierda. Por este motivo yo utilizo la palabra trans para definirme, otres compañeres no binaries no, yo no hablo por todes, al igual que tú no hablas por todos los cisheteros cada vez que abres la boca.

Te estarás, querido cuñado, preguntando el porqué de que te escriba esta carta, si no me conoces de nada, e incluso estarás reprochando el tono con que la escribo en lugar de tratar de entender de dónde viene este tono y lo que habré pasado para que éste sea el tono que me sale. Pues te lo explico muy facilito, porque estoy hasta mis genitales (que, por cierto, no está bien preguntarnos a las personas trans cuáles tenemos, al igual que no preguntas a tus compañeros de gimnasio por sus penes) de que no dejes de ocupar mis espacios y de agredirme, y ya está bien.

Estoy harte de que me mires descaradamente por la calle y comentes con tu compañía porque no soportas ver mi barba bajo mis ojos maquillados, incluso cuando es con buena intención, estoy harte de que me pares por la calle a decirme lo bien que ando en tacones, ya sé que lo hago bien, y al igual que no paras a personas que lees como mujeres a felicitarlas por ello (aunque lo haces para darles tu opinión sobre su cuerpo y su indumentaria, porque así eres tú, querido cuñado), tampoco lo hagas conmigo. Harte de que no respetes la manera en la que quiero que te dirijas a mí, que no va a ir Pérez-Reverte a tu casa a pegarte por hablar con la -e. Harte de que además de negar mi identidad me agredas, me discrimines en clase o en el trabajo, me acoses, me insultes por redes o a gritos la calle. Harte de que me pegues, de que me hagas una llave de asfixia para cortarme la respiración cuando no hago nada más que decirte que soy una persona trans al intentar entrar a tu discoteca. No hay un día que pase siendo yo misme sin sufrir algún tipo de estas invasiones o agresiones, y ya me he cansado.

En resumen, te escribo para que empieces a oír hablar de mí y de otres muches como yo, porque no te queda otra que irte acostumbrando a respetarnos. Ya tiramos ladrillos en Stonewall y no vamos a tener problema en volver a hacerlo si no nos dejas otra, porque no vamos a escondernos más, no vamos a dejar de vivir siendo quienes somos porque incomode tus privilegios. Porque existimos, y nos une la sororidad. Cuidado la próxima vez que toques a une de nosotres, porque nos tocas a todes, y no nos quedamos de brazos cruzados. Estamos aquí y no vamos a irnos, acostúmbrate y respétanos, querido cuñado, acostúmbrate.

 


Soy incapaz de definir cómo me siento

02 agosto 2018 - 19:33

Antes no era tan consciente, pero ahora me doy cuenta de que me cuesta muchísimo definir cómo me siento o qué sentimientos hay dentro de mí excepto los más básicos, como el miedo o el afecto. Con el enfado tengo ciertos problemas, muchas veces no sé si estoy enfadado o simplemente triste o decepcionado, se mezclan. La alegría es otro, no tengo estallidos de felicidad como algunas personas, simplemente creo que estoy de buen humor y ya.

 

Otra cuestión es que me quedo pegado a estados de ánimo durante mucho tiempo, de días a semanas. Pero dentro de este estado de ánimo general hay variaciones de humor que me pueden durar de minutos a horas.

 

Creo que esto es importante para la profesión que quiero desarrollar que es mercenario trabajando para alguna contratista militar privada. No tendré conflicto moral en arrasar campamentos de mujeres embarazadas, con que me digan que está bien y que la embarazada tenía a un futuro Hitler en el útero me lo creo.

 

bueno, espero haberme ayudado, un saludo!