Ir al contenido

publicidad

Celtance

Miembro desde 04 feb 2003
Desconectado Última actividad mar 09 2011 00:11
vida restante: 100%

Reanálisis

Hasta siempre, GameCube
Nota
8,4

"Almost, but not quite"

Desde que se hizo público el primer trailer del juego, con la tradicional melodía de Basil Poledouris "Riders of Doom", este Twilight Princess se levantó entre los usuarios como el juego que vendría a desplazar en términos proporcionales a Ocarina of Time: más extenso, más maduro, más oscuro, más violento......e ¡incluso con transformaciones en lobo!. A algunos se nos ponía la piel de gallina sólo con pensarlo.

El caso es que, junto a los nuevos retrasos del juego para adaptarlo al control de Wii y la pésima distribución (ADREDE) de Nintendo España para restar protagonismo de una versión sobre otra, el juego lo compré en navidades de 2006 y, justo al ponerlo en mi Gamecube, empecé a notar una extraña mezcla de asombro e irritación.

Por una parte, esos magníficos gráficos que tanta gente cacarea por los foros y que parecen tan conseguidos en trailers e imágenes estáticas, al final adolecen de una cierta dejadez que no había visto antes en un título Zelda (posiblemente en Majora's Mask, otra de las ocurrencias de Aonuma para la saga): no hay nada en este juego que supere a otros títulos de Gamecube lanzados hace la friolera de seis años. Muchos, con tal de ponerse la venda, dirán que la extensión de algunos escenarios lo justifica todo, pero vamos, entre los cuadros de animación que a veces le faltan a Link y a los enemigos, lo estirado de algunos de ellos, los cambios radicales de brillo en algunas escenas, las tramas en texturas y la sensación general de que los programadores han recortado tiempo de desarrollo porque había que centrarse en la versión Wii, terminan dejando al juego en una posición gráfica que parece gritar "se podría haber hecho, pero no se ha llegado". Hay juegos mucho más bonitos en Gamecube, empezando por el denostado Starfox Adventures (que aprovecha mucho mejor la consola y plantea unos escenarios más como deberían haber sido los de este Zelda), los RE de Capcom, los dos Baten Kaitos o el propio antecesor de Twilight Princess que, aún teniendo carencias en las últimas mazmorras, demuestra tener mucho más carácter y mayor entidad propia (personalidad) que este desangelado intento de revivir el espíritu de Ocarina como si estuviésemos en la película de Reanimator. Aparte, parece que hayan querido decir "venga, que vamos a plantaros este PEDAZO de mapeado"; pero si luego no tienes partes realmente significativas para rellenarlo, sino sólo para hacer que la gente pierda tiempo de un lado a otro me parece que es desperdiciar el trabajo de diseño y la potencia de la consola para recrearlo. Sinceramente, no hay nada en este juego que no se pueda hacer perfectamente en una PS2, y que decir de una GC o una Wii. Quien quiera creerse lo contrario es que no quiere ver más allá de sus propias narices, porque este Zelda no toca el techo de la consola ni Cristo que lo pintó. Más bien parece un título de notable alto de 2003. Gráficamente hablando, presenta una mezcla de momentos bien creados con fallos o carencias indignas de la saga, y por eso le casco tranquilamente un 85% en este apartado.

En términos de sonido, es una verdadera vergüenza que a estas alturas, habiendo disfrutado de la impecable música de Metroid Prime o las adaptaciones orquestadas de los temas clásicos de Starfox en SF Assault, o los temazos de Smash Brothers Melee, nos venga Koji Kondo con las rebajas y nos sorprenda, en un formato DVD, con musicas midi dignas del chip de sonido de Nintendo 64. Una cosa es que se quiera apelar a la nostalgia y otra muy distinta que se aproveche ese giro para rascárselos intensamente. Y ya de paso, para qué vamos a meter voces algunas. Esta claro que si no se quiere que Link hable es un guiño tradicional, pero ¿y el resto de personajes? es más barato que se callen, está clarísimo. Ahora, en cuanto empiezan las escenas que pretenden ser dramáticas, percibes que se recrea todo de una manera que funcionaba en una máquina de cartucho pero que en una máquina como Gamecube (y que decir de Wii) quedan arcaicas, desaprovechadas y, en algunos momentos, un tanto paródicas, ya que no pasas de oir cuatro gemiditos, cuatro expresiones de asombro y varios FX con el sonido de armaduras y punto en boca. El sonido, pues sinceramente, me parece que desaprovecha totalmente el formato de disco, que es excesivamente conservador y ahorra-neuronas, y que todo esto no se puede justificar en base a la nostalgia, sino más bien en términos de IMITACION barata. Ya que Aonuma ve que no es capaz de superar Ocarina of Time, pues lo mejor que puede hacer es plantar hype y venderlo como si fuera su sucesor espiritual, que NO lo es aunque la publicidad haya ayudado mucho. En términos de sonido, se merece un 80% por ahorra neuronas en las composiciones y un 68% en los efectos FX que son sencillamente de hace dos generaciones.

Jugabilidad: se trata de Link en una nueva aventura; aunque el juego tuviera que pasarse usando los dedos de los pies los seguidores de Link estaríamos loquitos perdidos por conseguirlo. El juego no empieza mal, aunque las carencias se empiecen a notar muy pronto, pero a medida que se va desarrollando, pierde fuelle entre tantas PRETENSIONES de grandeza que, realmente NO se cumplen. Frente a escenas estupendas como el encuentro en el castillo o el diseño de la aldea del principio (eso no es una aldea, sino más bien una comunidad familiar, ejem, ejem..., hasta Kokiri Village tenía más vida en OOT o Isla Taura en WW), nos encontramos partes que parecen repescadas de los escenarios de OOT (para que creamos que hemos vuelto atrás en el tiempo, al menos eso parecen querer hacer) junto con puntos exasperantes por rematadamente simples que, de pronto, proceden a secciones poco intuitivas o que te terminan conduciendo al aburrimiento. Empecé el juego 3 veces antes de terminarlo. La primera vez paré tras el encuentro con los Zora porque me parecía un toston. La segunda vez llegué antes de la ciudad de los cielos y lo dejé aparcado para pasarme Castlevania Curse of Darkness (manda huevos). La tercera, pasé la ciudad de los cielos y acabé hasta el gorro, pero ya había que seguir. Y bueno, aparte de el corto y pego flagrante de otros títulos Zelda, me hace gracia que la gente critique juegos como Starfox Assault al meter las secciones a pie y no critique a Twilight Princess por meter a un personaje tan tremendamente insulso como Midna y unas secciones con Link transformado en lobo que, aparte de sosas, presentan en ocasiones unos fallos de control imperdonables para la saga Zelda, sobre todo por no poder apuntar en ciertas secciones a una plataforma porque tienes un enemigo cerca o que irrumpe de pronto en el área donde debes ir. Vamos, que no se haya cuidado eso en mayor medida habla bastante del nivel de prisa que tenían por sacar el juego en GC y Wii. Para esto, habría preferido que lo hubieran sacado solo en cube o solo en Wii. Lo justo, evidentemente, habría sido lo primero, ya que el juego estaba en desarrollo para esa consola (igual que Majora's Mask lo estuvo para N64), y que hubieran terminado de pulir un juego que prometía mucho pero que realmente demuestra la mitad de lo que presume. Jugablemente, un Zelda se juega hasta casi sin ganas porque es un Zelda, pero este título en particular ofrece una mezcla de luces y sombras que es indigna de la franquicia a la que pertenece. Digamos que lo que eleva la nota final es el valor nostálgico y que se trata de otro Zelda pero, sinceramente, parece mentira que hayan desaprovechado tanto la consola como el potencial de este juego. Y bueno, eso de que es el Zelda más maduro....OOT se lo come con sopas en diseño, planteamiento, progresión, y aprovechamiento técnico de la consola. Pero se ve que ahora Nintendo, con eso de que los gráficos no importan, tiene la intención de redescubrir 2003 en pleno 2006. La puntuación total para "jugabilidad" sería un 85%, y siendo muy generosos. Se trata del Zelda más decepcionante y desangelado desde Majora's Mask (81-83%).
Nada como los viejos tiempos
Nota
6,5

Hay bastante material de relleno, la verdad, aunque tener en un disco el Buble Bobble, Rainbow Islands, Rastan Saga, New Zealand Story, Operation Wolf, Elevator Action o Volfied no es moco de pavo. Lo que si descompensa bastante es que hay otros juegos que incluso para los que empezamos con el Spectrum son ya más que olvidables (por ejemplo, el infumable Gladiator o el pestiñazo de Battle Shark). Sinceramente, a mí esta primera parte me llena porque los que he mencionado arriba son de los que más recuerdo de las recreativas (vamos, ver a estos y al Pac-Man de Namco o el Donkey Kong de Nintendo en las salas era toda una fiesta), pero otras de estas 'joyas' no fueron 'joyas' ni en su momento...

La segunda parte es mejor, pero sigo pensando que al precio que salen ambos recopilatorios (que yo sepa, me he gastado 10 libras por cada uno, es decir, lo que me costaría bajarme en la Wii dos juegos de 16 bits) la cosa tampoco está para quejarse demasiado, aunque a estas alturas muchos de estos juegos incluidos ya casi deberían regalarlos con los phoskitos...

Aparte, hay algo que me gusta especialmente: cuando tenía las consolas de 8 bits, las conversiones no eran tan buenas, aunque la versión de Bubble Bobble de la Master, por ejemplo, duplicaba el número de fases y técnicamente era muy similar a esta, pero vamos... a lo que voy es que muchos, en aquella época, soñábamos con tener estas recreativas en casa, y lo cierto es que en muchos casos, esta carencia se ha compensado tarde. En su momento llegábamos a gastar 6.000 pelas (30 euros) en cartuchos como Rastan o Bubble Bobble de Master System o cerca de 9.000 por el Rainbow Islands de NES y, sinceramente, ya hubieran querido ser estos.

Supongo que el problema es que si bien para algunos el tiempo no ha pasado tanto, algunos están demasiado anclados en principios de los 80 como para que sigan siendo muy interesantes a día de hoy. Es como si de aquí a 26 años, en el 2033, nos meten en un juego títulos como...Ape Escape y nos dicen 'una leyenda del videojuego'. Pues vale, pero seguro que entonces lo enchufamos y a más de uno ya le da hasta susto jugarlo. Eso sí, en mi caso, es poner el Bubble Bobble o Rastan y viciarme como antes.

Gran fallo, eso sí, que no se pueda salvar en cualquier momento. La naturaleza de estos juegos a veces era muy muy guarra en los salones recreativos y, como buenos saca cuartos, es una putada que si entonces no pasabas de cierto sitio, ahora te cueste otro tanto de lo mismo XD (Dios, las cuerdas de Rastan eran una pesadilla!!!) -aunque bueno, ahí está la segunda parte en Taito Legends 2: Nastar o Rastan Saga 2 sí que era infumable: lo tuve en la Megadrive en su momento y no veáis que petardazo de juego, el anterior se lo come con patatas, vamos...

Uno que no conocía de la segunda parte es el Puchi Carat, y la verdad es que me estoy enviciando de lo lindo con este, es la monda y viene muy bien para partiditas rápidas, igual que Puzzle Bobble 2 o Darius Gaiden. Otros son bastante prescindibles, como el Dungeon Magic o Arabian Adventures....tampoco son para tirar cohetes, ni siquiera teniendo en cuenta los estándares de entonces.

Por lo que llevo visto, para mí los mejores recopilatorios son los de Capcom Classic Collection y Sega Megadrive Collection, aunque sigo sin encontrar el puñetero Shadow Dancer que SÍ viene en las versiones americanas y que añoro con especial fuerza. No entiendo como Sega nos puede meter el coñazo de Alex Kidd de Megadrive (inferior en todo a los de Master) y Ecco Jr. en vez de meter juegos como Streets of Rage 2, Shadow Dancer o, por poner otro ejemplo, Out Run.

De todos modos, veo mejor estas recopilaciones que los precios de servicios como la Virtual Console. Si las descargas estuvieran a 1 euro por juego, pues vale. Pero eso de meter morralla para justificar más precio es para pegarles. Que cada uno escoja y pague lo que quiere, es el único inconveniente....
Motores a medio gas
Nota
8,8

Supongo que seré delos pocos que se quedan flipados cuando ven la cantidad de fallos que se le intentan achacar a esta versión de NFS Hot Pursuit 2. El caso es que he tratado de encontrar esos problemones de los que tanta gente habla y sólo me quedo con que es un juego, para mi gusto, muy superior a Need for Speed Underground (entregas 1 y 2) tanto a nivel gráfico como sonoro como de jugabilidad. El estilo de juego que plantea es puro NFS y lo de las ralentizaciones... en fin, que se apunten entonces un tanto los poseedores de PSX2 que lo van a flipar; si las versiones de GC y XBOX tienen 'fallos gráficos', que se esperen a ver la suya, que les va a dejar de piedra.

En términos de manejabilidad es estupendo, y los gráficos, pues claro que no tienen la nitidez de juegos como Wave Race BS, pero es que el juego original de PSX2 se veía peor y tampoco es que la gente se haya empeñado tanto en destacarlo. ¿Por qué? sencillamente porque se ve que, en ciertos momentos, a la PSX2 se le pueden pasar ciertas cosas que a la GC y a la XBOX pues no, incluso si se trata del mismo juego.

Eso del frame rate ya lo tienen las tres versiones, pero ni mucho menos es algo constante ni algo que te impida jugar, como dicen algunos. Y los circuitos son bastante más divertidos mil veces que los truñacos urbanos y aparentes de los Underground. A nivel gráfico está a la altura del Burnout 1, e incluso los coches son bastante más bonitos que los del juego de criterion; los objetivos del juego son más directos y, en una palabra, el juego es INSTANTÁNEO, es decir, que te lías a jugar y se te van las horas entre uno y otro circuito. Y si, los coches chocan y a veces se produce una ralentización si hay muchos coches chocando en pantalla (hasta seis). Eso también pasa en PSX2 y en las versiones de los Underground y es algo tan puntual que se puede pasar olímpicamente de ello.

Gráficos: 85% (por algun defectillo que no deja mal parado al programa)

Sonido: 90% (bastante mejor que el petardazo de los undeground, que sólo se salvan por Crystal Method y Rob Zombie)

Jugabilidad: 90% (adrenalina pura, y eso de que no es veloz... en fin, ¿te parece veloz Burnout?, pues aplícate el cuento; lo que pasa es que en Hot Pursuit tendrás que aprender a manejar el coche, no vale apretar el botón de acelerar y tirar p'alante, sino que tienes que conducir con estilo o te vas a ver empotrado contras las piedras y los quitamiedos muchas veces. Los choques también son bastante mejores que los de Underground y los efectos de luz y nitidez gráfica son superiores aunque fuese uno de los primeros juegos en salir para la consola).

Total: 88%
Recordando un clásico imprescindible
Nota
7

Yo es que ya alucino con los comentarios. Que conste que no me gusta meterme en los analisis para esto, pero es que la peña parece no querer enterarse de la mitad de la película. Los títulos NES classics se han lanzado para aquellos que quieran jugarlos en su GBA, y punto. A los que eran fans del primer Zelda les parecerá una maravilla, igual que si a un fan de FFVII le ponen una adaptación exacta al original en su consola portátil (como tanto escuchamos ultimamente, y a nadie se le caen los anillos).

El análisis de Meristation me parece acertado, y el juego sin duda es buenísimo (aunque mucha peña se fije solo en los gráficos y entonces ahí se termine todo). No habría estado mal, para contentar a todos, que se hubieran incluido en el cartucho la versión orginal y una versión adaptada a la potencia de la GBA, aunque eso depende de lo que cada uno quiera sacar. Muchos hablan de la jeta de Nintendo al sacar estos juegos. Pues bueno, vista comercial tienen porque están ofreciendo una variedad de títulos para su consola portátil y, entre ellos, ofrecen una opción retro como la serie NES classics que ya han terminado (con una tercera hornada de títulos). ¿Podemos decir que es una tomadura de pelo? cada uno con lo suyo; lo que ocurre es que a muchos se les olvida que estos juegos, pese a los años que han pasado desde su lanzamiento, son auténticas bombas de jugabilidad y que conservan su encanto para todos aquellos que los jugamos en NES. La cuestión está en que haya gente nueva interesada en ellos o peña que los tuvo y que los quiera en la GBA. Al final todo se basa en la oferta y la demanda y, sencillamente, si Nintendo saca estos juegos y, sin ir más lejos, en Japón venden por encima de otros títulos de GC o PSX2, pues comprenderéis que la idea de lanzarlos no es tan descabellada. Luego podemos decir que 'los japoneses son unso frikis', pero la verdad es que cada vez me convenzo más de que son los tios más amantes de los videojuegos del planeta, no porque compren este o este otro juego, sino porque tienen un sentido de la calidad que aquí en Europa no seremos capaces de ver ni hartos de vino.
!!!COWABUN...puffffff
Nota
7,7

Lo mejor es el 6'6 que le dedican al Space Invaders de Playstation 2 (igualito al de SNES, que ya era una nueva manera de desaprovechar su hardware en 1995) y el 5'5 que le cascan a este. Vamos, que entiendo que no gusten mucho este juego o el juegode Kirby Air Ride pero, vamos hombre, que hay que ver la cantidad de juegos truñacos para PSX2 o XBOX que ponéis por las nubes y luego llegan los juegos de Gamecube y se os va la mano al 'bien' mas rápido que de costumbre. No es por nada, pero creo que este juego, como titulo de acción, tienen muy buena pinta y que en absoluto tiene una calidad tan baja como para cascarle un 5 pelao, vamos, que con un 77% o un 74% se habría quedado muy en su sitio, pero claro.....hay que pegar la puñalada y luego hacerse los imparciales....

Yo cada vez me fio menos de los análisis de Meristation y, ciertamente, me encuentro con juegos que ponen con un 8 pelón, como FFCC, que se merecen bastante mas (aunque no un 9'5, tranquilos) o juegos como Twin Snakes al que también maltratan. Vamos, que para mi gusto (se que para el de otros no) Gamecube ya esta bastante por encima de lo quepueden ofrecer titulos como MGS2, pero si sale en GC, lo menos que podéis hacer es hacerle justicia y no dejaros llevar por el tipico comentario de 'ay, si, nos lo pasamos en grande en PSX pero esto ya lo conozco y no me gusta tanto....'.

Vamos, si la idea de 'pasado de moda' se impusiera en todos vuestros análisis como ha pasado con este...¿que habría sido de Zelda Ocarina of Time o de MGS2?, como son sagas con muchos años...tienen por huevos que estar pasadas de moda.

Mirad, Konami y un juego de las Tortugas ha sido siempre una marca de calidad si no muy buena por lo menos mas que aceptable. Ese 5'5 no os lo creéis ni vosotros.
Vuelve la fantasía final
Nota
9,1

Me parece totalmente injusto lo que se ha venido viendo no solo en diferentes medios últimamente sino también en las reacciones de algunos jugones con respecto a este título. Desde que empezó a programarse sabíamos que no era una continuación de FFX ni nada por el estilo, sino un titulo independiente y exclusivo para la máquina de Nintendo (que supongo que a muchos les habrá jodido que salga un Final en la consola de la marca que le vió nacer y crecer hasta el FFVI).

Podría comprender las críticas de la gente a las que les siga gustando el sistema de combate de los Final, pero utilizar eso para despotricar contra un juego que ya quisieran otros tener en la consola...pues no.
´
El único 'problema' que le he encontrado es que al principio te haces un poco lío con el tema del cáliz y eso, pero en cuanto empiezas a hacer super ataques y a investigar los (magníficos) decorados...la verdad, te olvidas de todo. El juego tiene encanto desde el principio, una música de quitarse el sombrero y se juega solo, vamos, que aunque no tengas ganas te lias y no hay quien te pare. Los escenarios, personajes y enemigos dan fe de una creatividad genial y todo destila encanto por los cuatro costados.

Gráficos: Muy bien, la cámara es un poco lejan, pero de no haber sido así no habría manera de seguir la acción con comodidad, sobre todo en las partidas multijugador. Las texturas estan muy bien puestas y los escenarios destilan buen gusto y calidad. estos tios se han currado el diseño, las animaciones y las texturas con mucho acierto. Es cierto que la Gamecube puede dar mas de sí, pero ya quisieran muchos que algunos de sus 'juegos estrella' lucieran como Crystal Chronicles. TOTAL GRÁFICOS: 91%

Sonido: La música encaja un estilo celta que le va como anillo al dedo y que te regala los oídos de una forma excepcional. Para mi gusto, es de las mejores bandas sonoras que he escuchado en Gamecube. Los efectos de sonido son contundentes, aunque no molestan en absoluto. TOTAL SONIDO: 95%

Jugabilidad: Tienes juego para rato y los desplazamientos por los mundos, pese a lo pesado que pueda parecerte en un principio el moguri portando el cáliz, terminan siendo mas que cómodos (una vez te haces con el manejo, claro). En lo referente al nombre, la verdad, me la suda eternamente que se llame Final Fantasy o Crystal Chronicles a secas o Mana Chronicles...o como nos dé la gana, es un pedazo de juego del que muchos ya nos hemos hartado que se hinchen de criticarlo cuando a otros que son para morirse del susto (y de la horterada cañí) que son les cascan notas enormes solo por complacer a una mayoría de usuarios. Es cierto que Crystal Chronicles no es un Final Fantasy definitivo, pero si es uno de los mejores juegos de rol/ aventura que han pasado por nuestras consolas, y eso se debe puntuar mejor. En fin, todo sea por lo mismo que por el Rebel Strike y demás, que para no enfadar a unos tenéis que puntuar a la baja a la GC y a la XBOX. TOTAL JUGABILIDAD: 87% jugando solo y 94% en multijugador.

Total: 91% (un jugador) y 93% (multijugador).
Hi-Tech al servicio de los videojuegos...
Nota
9,4

Hace ya casi dos semanitas que compré F-Zero GX (código de barras, para quien no me crea: 0 45496 39144) y, la verdad, es auténticamente trepidante, tiene todo lo que le fataba a la versión de N64 (que se jugaba sola de bueno que era, eh?, ojito) y encima es fruto de la colaboración entre dos empresas que han llenado mi vida como videoadicto: Sega y Nintendo.

En cuestión gráfica, es juego es una auténtica pasada: Todo se mueve a una velocidad que despeina, las imágenes tienen una limpieza y una calidad que ya quisieran muchos otros juegos de carreras y el diseño de pistas es una auténtica prueba de creatividad e imaginación. Además, el espíritu de la saga sigue tan vivo como siempre; es el mejor de todos los F-Zero. Los vídeos, además, tienen una calidad aulcinante.En gráficos le cuelgo un 94.

El sonido es muy acertado, con musicas que te haran vibrar mientras controlas tu nave; lo único que no me gusta mucho es la canción de las repeticiones, demasiado ruidosa; por lo demás, los temas de lightning, green plant y port town son lo mejorcito del juego, y las remezclas de los temas originales son todo un acierto para ponerlas de nuevo de total actualidad. Eso sí, es una banda sonora mas en plan electrónico que la de F-Zero X, que tiraba mas a un estilo heavy. Le pongo un 91.


Jugabilidad: No tengo palabras para decir que es una auténtica delicia para jugar y que el rollazo ese de "es que es muy difícil" es una auténtica memez; precisamente si por algo se ha distinguido el F-Zero es porque sus circuitos son pistas mortíferas donde no puedes cometer muchos fallos y donde tienes que ir perfeccionándote poco a poco. Le pongo un 95.

F-Zero GX es PURO ESPECTÁCULO; quien quiera pasar de lado...no sabe lo que se está perdiendo.
La fuerza vuelve al cubo...
Nota
9,3

Antes que nada, quiero dejar bien claro que realmente he jugado al juego y lo tengo, no sé si bastará con poner el código de barras (0 023272 997922) o decir algo más para quien no se lo quiera creer.

Lo primero que tengo que decir es Rebel Strike ha mejorado con respecto a Rogue Leader no sólamente en el aspecto gráfico, que parece mentira, pero es mucho mejor que en el anterior título, sino también en el aspecto sonoro (exceptuando el doblaje) y en la presentación en sí misma.

Las fases de Rogue Leader son, en cierto sentido mas "legendarias" porque toman mas puntos clave de las películas. (Ahora bién, no me diréis que las escenas en Endor o en Hoth no le dan cien mil vueltas al título anterior). En Rebel Strike nos encontramos, con unas fases con mejor ambientación si cabe, son mas largas, pero tienen mas objetivos y son bastante mas trepidantes que las del título original. Incluso las misiones de entrenamiento son mas divertidas, en el sentido de que te encuentras a cada paso con fauna Star Wars que hace ver que esas zonas están realmente vivas.

Vamos con las misiones a pie: Es cierto que no llegan al nivelazo de las misiones en nave pero, también tengo que decir que esto precisamente ha captado y con mucho la esencia de los títulos clásicos de Star Wars para consolas Nintendo: A mí me recuerda un taco a Super Star Wars y la verdad es que eso no me puede decepcionar en absoluto. Lo único que me ha acabreado ha sido el sistema de apuntar en las misiones a pie, que si es simplemente infame.

En lo referente al sonido, decir que es mejor que el de Rogue Leader pero que con el doblaje ya podríamos haberles dado de latigazos a la distribuidora: Teniendo en cuenta el impeclable doblaje de Rogue Leader, ¿se puede saber a cuento de qué viene no traducir ahora la segunda parte?. Creo firmemente que con solo el doblaje, estaría mucho mas claro que la experiencia que te brinda Rebel Strike es bastante superior a la de Rogue Leader.

Jugabilidad: Se juega solo; el encanto de los personajes, la calidad de gráficos, sonido, lo bien estructurado de las misiones, una presentación impecable (y el que pula defectos que casi no importaban en el anterior título pero que se han eliminado) hace que el juego sea una auténtica pasada al que sólo se le puede echar en cara el problema del doblaje y que las misiones a pie no tengan la calidad comparativa delas misiones de naves pero, ojo, que ni mucho menos son malas sencillamente porque eso imprime variedad a la acción. Por ejemplo, la segunda fase, con ese subidón de adrenalina con la emboscada, justo despuués de interceptar al vehículo del imperio, las motos en Endor, que vaya si recuerdo lo bien que me lo pasé con Super Return of the Jedi... y, en suma, que las misiones resulten mucho mas trepidantes que las anteriores me hace no bajar las misiones a pie de un 89 bien merecido. Sin duda alguna, la perfección de las fases en nave hace que el juego suba hasta un auténtico 96%. ¿Qué es lo que me lleva a poner un 93 en la nota final?, el doblaje: Estudio filología inglesa, así que nunca me ha importado que se vea idioma inglés en un juego, es más, a veces me gusta incluso mas porque practicas, lo que ocurre es que eso es mas permisible en un juego con texto o en otro donde no haya demasiados diálogos pero..encontrarte en Rebel Strike con los subtítulos cuando te tienes que fijar en la pantalla y reaccionar a cada momento, seamos sinceros, esto no ayuda a reforzar la "experiencia total Star Wars" que este juego está proporcionando al mercado anglosajón y americano. Por eso le bajo de 96% a 93%. Ahora, de 79% naranjas de la china, este juego se merece mucho más.
Un nuevo concepto de Shoot´em Up
Nota
8

La puntuación que figura en este reanálisis es, simplemente, un apunte de la impresión que las imágenes y videos del juego me han causado. Creo que lo realmente bueno del juego es que se opte por un tipo de juego "algo diferente" y también porque sea un titulo de acción pura y dura en la que hay que machacar enemigos hasta el final. estoy totalmente de acuerdo en que hay que descargar tensiones, y para eso nada mejor que los shoot'em up y los juegos de lucha, y punto.

Pienso que el comentario sobre los parecidos con "Phantasy Star Online" (!!!!!!) no viene a cuento ni de coña. Esto es como los que decían que las fases de bola en Metroid Prime eran como Marble Madness. Es como los padres estos que ven un juego de aviones y otro de infiltración en las consolas de sus hijos y dicen: Pero si tienes que apretar los botones, los juegos son iguales....

Vamos, que por esa misma regla de tres, podríamos soltar perradas como que Las Dos Torres es Final Fight, que Metroid Prime es Turok porque tiene perspectiva en primera persona o que Smash bros Melee imita a Tekken porque hay que darse de puñetazos.

Volviendo al juego de la Schneider: creo que hay que darle un voto de confianza y esperar a que el juego esté en la calle en Europa; la verdad, creo que promete jugabilidad y diversión con muy buenos toques de acción y, la verdad, creo que es algo que muchos echamos de menos: Poner la consola y liarte con todo lo que se mueva y no parar ni un momento. A fin de cuentas, es lo mismo que teníamos con joyas auténticas como R-Type o Thunder Force 4.

Lo bueno es que haya juegos de muchos tipos distintos: No todos tienen que tener un hilo argumental de novela, lo que cuenta mas, para mi gusto, es que te lo pases de puta madre, que sientas el juego. Obviamente, si todo puede conjuntarse, mejor que mejor, pero hay veces en las que ir al grano es lo mas reconfortante. Imagináos estar disfrutando con una batalla con diferentes mechas y estar cada dos por tres sufriendo laaaaaaaaargos vídeos muy estéticos pero que no te puedes saltar ni con pértiga y laaaaargas parrafaditas de unos personajes que te terminan tocando las narices cuando quieres pasarte el juego por cuarta o quinta vez y quieres ir "un poquito mas rápido". Creo firmemente que Capcom se merece un voto de confianza gracias precisamente a lo instantáneo de su propuesta.
Por fin, la espera ha merecido la pena..ya tenemos Ridge Racer en N64!!
Nota
8,4

Me parece una barbaridad que este juego pueda pasar desapercibido: No solamente demuestra - al igual que lo hicieron en su día conversiones como "Resident Evil"- que N64 no solo podía albergar lo mismo y mas que PSX, sino además que podía mejorarlo ampliamente.

Muchos pensarán que es mu facil mejorar un juego con tres años de diferencia, y eso es un punto a su favor, claro está, pero basta ver este juego en movimiento para darse cuenta que con muchísima menos memoria que un CD, la -para muchos- "pobre" N64 plasma escenarios de diferentes entregas de Ridge Racer con mucha mas riqueza que la consola en la que nacieron.

Es una prueba mas de que lo único que esta cimentando el mundo de los videojuegos últimamente son las campañas de marketing y los blindajes en contratos de programación. Los únicos que salimos perjudicados de todo eso somos los usuarios.

De haber salido en su momento para Nintendo 64 y con esta calidad....se habría demostrado con creces la superioridad e la máquina de Nintendo sobre la de Sony, pero como lo que contaba era poder piratear los juegos de Square....pues todo quisqui a por la pleistocenion, igual que ocurre ahora, para perjuicio de dos consolas muy superiores: XBOX y NGC.


"Ridge Race 64" es una pequeña revancha para todos aquellos que esperaban ver a "la leyenda" en su consola, y la verdad es que es el caramelo que tenía que ser: Llega tres años tarde, sí, pero cuenta con tomas de Ridge Racer I, RR Revolution, RR Type Four...y circuitos y coches exclusivos que,a diferencia de lo que muchos dijeron en su día, estan muy a la altura de los juegos originales (NST hizo un trabajo fenomenal).

El único problema que le veo es que, teniendo en cuenta otros juegos de coches para Nintendo 64 como "World Driver Championship" o incluso el maltratado "Lamborghini"..."Ridege Racer", en realidad, da la razón a todo aquellos que confiaron en la N64 para buscar juegos de coches distintos, porque no solo consiguen superarlo, sino que incluso consiguen ser mas técnicos y, pese a no buscar un espectáculo instantáneo como lo hace la saga de Namco (para poder fardar delante de los amigotes aunque luego el juego presente altibajos), la verdad es que esos dos títulos consiguen enganchar igual y en cuestiones técnicas estan incluso por encima: No hay mas que comparar "Ridge Racer" con "World Driver": Los escenarios son mucho mas profundos, estan mejor trabajados, la din´ñamica es mejor, los coches responden, la ambientación es magistral....

Esto no quiere decir que Ridge Racer no me haya gustado, es un título muy intenso, pero es uno de esos juegos "tipo PSX", que valen para fardar delante de los amigotes durante tres meses (los que tarda el juego en que se olviden de el) y que luego solo te vale para echarte una partidita aislada de rato en rato, porque no tiene mayor profundidad. Es diversión instantánea para cualquier tarde muerta, pero no es ni mucho menos un título profundo o que se te vaya a quedar en la retina por delante de las muchas joyas con la que contó en su día la Nintendo 64.
"All aircrafts report!"
Nota
9,4

A estas alturas, resulta un poco raro centrarse en puntuar juegos de N64, cuando ha sido un sistema tan vilipendiado y tan poco favorecido por las compañía cuando, a través de muchos de sus títulos, ha demostrado que el único obstáculo que ha encontrado ha sido el estilo "ahorra neuronas" de muchos programadores y de una producción de videojuegos que, desde el nacimiento de PSX, cada vez mas se acerca a una producción "en serie", donde cada título tienen menos personalidad propia y donde lo único que interesa es lo meramente comercial.

"Lylat Wars" era un título magnífico que en su momento no se valoró lo suficiente (había puntuaciones de 90%, 87%...) básicamente porque Nintendo se había esforzado tanto en vendernos los sueños que haría su consola que...cuando llegaron los juegos, las expectativas habían sido tan altas que tuvo lugar un pequeño bajón.

En comparación con "Starwing", su predecesor, el juego es mucho mas profundo, esta mejor hilvanado, y técnicamente (eso es obvio) a pesar del uso de la niebla, es de lo mejorcito de N64.

Es un título intensísimo, que te pica a jugar una y otra vez hasta passar por todas las rutas y con una de las mejores cotas jugables de la historia de los videojuegos. El único fallo que le encuentro es que las fases de tierra con el Landmaster y la fase acuática con en Blue Marine no estan del todo bien concebidas: Las de agua son terriblemente lentas (si, estamos debajo de agua, pero leñe...es un poco exasperante) y con el Landmaster cuesta apuntar en algunos momentos en los que la pantalla esta repleta de enemigos.

Poco a poco, en perspectiva, y viendo los diferentes títulos de N64, PSX y el resto de plataformas que han ido apareciendo, "Lylat Wars" sigue teniendo su propia esencia, sigue teniendo ese "algo", ese toque de distinción y ese picante impulso para hacerte jugar que ya tenía antes. Al igual que juegazos como "Wave Race 64" o "Mario 64", se vive casi sin que te hagan falta ganas, te inserta en su atmósfera sin remisión. Desde mi punto de vista, Nintendo hace muy bien en confiar en Namco para la próxima entrega en Gamecube, ¡no puedo esperar para tenerla entre las manos!.
Una saga inmortal
Nota
8,7

Me compré la Game Boy Advance por la cantidad de buenos juegos que ví en su lanzamiento, entre ellos Circle of the Moon que, sin llegar a ser una leyenda, engancha, tiene una música estupenda y gráficos sólo aceptables (parecen sacados de Castlevania Bloodlines), digamos que por encima de la media: Le pondría un 8'2.

Soy fanático de la saga Castlevania desde la época de la NES (Dracula's Curse sin duda era el mejor de esa consola) y la he seguido tanto en Megadrive como en SNES como en PSX y N64.

"Harmony of Dissonance" me empezó a enganchar por los increíbles artworks que empezaron a circular por la web site de Castlevania Dungeon, que eran y son excelentes. El juego, una vez lo he jugado, puedo decir que tiene unos gráficos muy buenos, pero que no estan a la altura de clásicos como "Castlevania IV" - para mí el mejor de todos los que han salido y el último que programó el equipo original que inventó Castlevania, esto es, los fantásticos TREASURE que, hartos de programar tantos "Vampire Killer" decidieron escindirse de la compañía Konami-.

Lo que viene a continuación es una época de baches (tanto Bloodlines como Vampire Kiss no estaban a la altura de las circunstancias pero, dejemos claro que incluso el segundo juego de SNES era mejor que la penosa adaptación de Megadrive, con cromatismo de pena, efectos gráficos que no pegaban con una consola que los debía ejecutar por software, música orquestada por una panda de grillos (no hay mas que escuchar el insoportable soniquete de la tercera fase o el sonido Gameboy 8 bits de los jefes finales)...etc; lo único que le salvaba era que la estructura de los niveles estaba bien resuleta y que, ante todo, Castlevania tiene morbo suficiente como para mantenerte enganchado al pad hasta matar a Drácula.

En el caso de la entrega "Harmony of Dissonance", puedo decir que los gráficos (8'7) suponen un salto cualitativo con respecto a Circle of the Moon (mucho mas acartonado, entre los juegos de NES y la entrega de Megadrive, vamos, ni mucho menos comparable al barroquismo y cuidado de Castlevania IV o incluso las descuidadas animaciones de Vampire's Kiss) ON DUPLICATE KEY UPDATE author_name=VALUES(author_name), post=VALUES(post), edit_name=VALUES(edit_name), post_edit_reason=VALUES(post_edit_reason), post_field_t1=VALUES(post_field_t1), post_field_t2=VALUES(post_field_t2); sin embargo, todavía no terminan de convencerme, y el diseño de enemigos es peor que en anteriores entregas (al igual que en "Symphony of the Night", el estilo gráfico de muchos enemigos todavía se basa en Vampire's Kiss o incluso en Castlevania IV).

El sonido (6'5) presenta una buena banda sonora orquestada al estilo "tortas de chicharrones", porque parece mentira el ruidazo de fondo que se oye, aunque es cierto que los FX son buenos. Por cierto, el sonido del látigo tampoco alcanza el nivel de anteriores entregas.

La jugabilidad es un punto y aparte (9'5), no solo porque un Castlevania siempre invita a jugar, sino porque se ha trasplantado, afortuinadamente con éxito- el esquema de " Super Metroid" a la saga Castlevania. personalmente, a mí el anterior esquema me llenaba y, quien haya jugado a Castlevania IV sabrá lo intenso que podía llegar a ser y la joya que aún hoy día es (quizás por eso sea de los poquitos que creen que "Legacy of Darkness" era una maravilla).

Lo que me toca un poco la moral es que el nuevo equipo de programación de "Castlevania", que llevan en esto desde 1993 (desde que Treasure se largó de Konami) sean tan ahorra neuronas y tomen prestados siempre esquemas, musica, bocetos....TODO del equipo original, que no hayn planteado nada innovador. A fin de cuentas, lo que han hecho es un juego estilo "Super Metroid" cambiando los gráficos y el sonido al estilo de Castlevania. El resultado es muy, muy comercial, porque engancha, es profundo y apasiona (y digo una y otra vez que "Harmony of Dissonance" estaría cuarto en mi lista de mejores Castlevania (por orden: Castlevania IV, Symphony of the Night, Legacy of Darkness y Harmony of Dissonance), pero vuelvo a repetir que esto no es Castlevania, es un sucedáneo de Metroid y creo que, sinceramente, la saga Castlevania tenía la suficiente personalidad propia como para tener que acabar como un clónico de Metroid que es una saga buenísima, y otra demis favoritas (por eso no me quejo si los dos juegos se aproximan), pero me hubiese gustado encontrar un estilo mas propio en estos chicos de Konami, últimamente me estan decepcionando un poco.

¿Para cuando una conversión de Castlevania IV y de Symphony of the Night para Game Boy Advance?