Jump to content
  • Buscar en
    • Más opciones...
    Encontrar resultados que contengan...
    Encontrar resultados en...

Memnoch

vida restante: 100%
  • Contenido

    1.354
  • Ingreso

  • Última visita

Reputación comunidad

131 Excellent

Acerca de Memnoch

  • Rango
    Cell

Visitantes recientes al perfil

El bloque de visitantes reciente está desactivado y no se está mostrando a otros usuarios.

  1. Actualizo con los últimos juegos que me he pasado (lista completa), del quincuagésimo sexto al octogésimo segundo: Me pegó por terminar varias sagas que tenía a medias desde el inicio de los tiempos, como por ejemplo el primer Shantae (58º) de Game Boy, allá por 2002 (me encanta esta saga, aunque este es muy difícil); DuckTales (59º), Gargoyle's Quest II (60º), que me ha sorprendido muy gratamente por sus graficotes, así como los de ActRaiser 2 (65º), que usa exactamente los mismos efectos de sonido que en Illusion of Time (en Quintet eran del puño cerrado). Me quedaban solo un par de Donkey Kong de «plataformas» por pasarme, así que aproveché para cerrar el círculo con Donkey Kong Land III (56º), Donkey Kong Jr. (61º) y Donkey Kong 3 (62º), ambos de NES, y el primer R-Type (64º), que me pasé en su versión de PC Engine. Otro pendiente era Maniac Mansion (63º), el predecesor de Day of the Tentacle, que no me puedo ni imaginar la locura que sería intentar pasarse esta amalgama de sinsentidos en la época donde escaseaban las guías. Muy cachondo el juego, pero no había por dónde coger los puzles. Claro que nunca se me han dado bien las aventuras gráficas, me cuesta mucho entender su lógica. También continué con dos Touhou más: Touhou Fuujinroku ~ Mountain of Faith (57º) y Touhou Chireiden ~ Subterranean Animism (66º), que logré pasarme sacando partido a una de las pocas ocasiones en las que me encontraba en modo ultra instincto. Desde entonces no he vuelto a jugar a más, estoy bastante ahíto de ellos. ¡Me pasé Lunar: Eternal Blue (67º)! Al final me decanté por la versión de Sega CD por los comentarios de la peña de Internet. La historia empieza cientos de años después del primer Lunar; es un RPG a la vieja usanza con todo lo que ello conlleva, tiene un elenco de personajes la mar de jaraneros y es muy divertido. Más tarde quise descubrir el origen de los dibujos que veía por ahí de los demonios de Helltaker (68º), y resulta que era un jueguito de puzles rítmicos bien majo que me pasé de forma honrada. Tenía pendiente también el último Shantae, Shantae and the Seven Sirens (69º), que al fin pude pasarme en Switch, aunque me decepcionó más de lo esperado, y eso que no suelo exigirles demasiado. Me pareció demasiado fácil y muy esquemático, de manual. Que digo yo, que entre lo complicado del primero de GBC y este puede haber un punto medio. Más adelante cayó una novela visual preciosa que habla de la relación de dos muchachas hongkonesas en los años 80, A Summer's End: Hong Kong 1986 (71º). Cada vez estoy más convencido que para que un juego sea recordado solo necesita dos cosas: buenos personajes y musicote. Este tiene ambas, además de un apartado artístico que quita el hipo. En cierto momento una de las protas enseña un cassette con canciones de la época que son la leche (si os interesa: cara A, cara B). De paso terminé Lightning Warrior Raidy ~Lightning that Defeats Evil~ (70º), un dungeon crawler hentai, remake de un clásico de los 90. Un ejercicio de cómo no diseñar un juego, quizá disculpable por la época; pero no me jodas, parece que te exigen ser Psycho Mantis para poder avanzar. Estaba ordenando mis mierdas cuando me topé con una imagen de Mischief Makers (72º), uno de los primeros juegos de la N64. En aquella época me hizo cierto tilín, pero me fue imposible jugarlo porque no tenía un duro, algo que he subsanado más de veinte años después. Al principio no esperaba mucho, pero me ha terminado gustando más de lo que creía, algo comprensible ya que estaba detrás Treasure. Un plataformas resultón aunque en ciertos momentos algo desesperante por el control. Y mientras tanto, le di carpetazo a The Wonderful 101 (73º), del que había oído críticas de lo más entusiastas (en Anait, vamos). Me ha gustado un montón, y he estado a punto de ponerle de nota 10,1 por la gracia y por el subidón del final, pero me ha venido a la mente la terrible fase 007-A y se me he pasado. Supongo que mis quejas no difieren mucho del común de los mortales: es muy caótico y no te explican nada. Quizá tendría que haber buscado más información y no conformarme con ir tirando a cabezazos, porque algunos enemigos se me hicieron muy cuesta arriba (Vorkken hijo de puta). Pero como diría Blue: «¿Valantio o pirantio?» Desenvaina la hectoespada y defiende la Tierra o juega a otra cosa. Seguí con mi cruzada para terminar sagas que tengo a medias, y cayeron unos grandes clásicos como la trilogía de los primeros Dragon Quest, en sus remakes de Super Nintendo. El primero (74º) tiene las mecánicas jrpegeras en los huesos, algo perfectamente comprensible al ser el primero en sentar las bases del género; el segundo (75º) se expande bastante más con la inclusión de más personajes jugables, variedad de enemigos y localizaciones, objetos malditos, golpes críticos, estados alterados, etc. Una agradable sorpresa. Pero es que lo del tercero (77º) es una pasada, lo mejora TODO: graficotes, inventario, más hechizos y habilidades, etc. Obviamente le faltan cosas, como que tu grupo es a lo Icewind Dale, por lo que no hay interacciones entre ellos; pero aun así, recomendadísimo. Luego, aprovechando que me hice con un pack de Castlevania antediluvianos en Steam, me pasé el Castlevania (78º) original (que del género con el que comparte nombre no tiene prácticamente nada) y el Kid Dracula (76º), un spin-off de la saga sorprendentemente decente que salió para NES, donde controlas a una especie de Alucard SD que tiene que retomar su trono. Quizá os preguntéis por qué me pasé el shooter Abadox: The Deadly Inner War (79º). Bueno, pues ya somos dos. Clemente con las hitboxes de las paredes, pero como te maten, vuelve a empezar, porque los potenciadores son vitales para avanzar y los pierdes todos. Le di matarile a Bloodstained: Curse of the Moon 2 (80º), la segunda parte del spin-off del último metroidvania de Igarashi que esperaba con muchas ganas. Es continuista, lo que agradezco, y por tanto igual de divertido que el primero. Pasado también Paper Mario: The Origami King (81º), que es un juegazo, tremendamente divertido, sobre todo por el guion y sus personajes (tiene una traducción brillante). Una pena que no le dieran un par de vueltas más al combate, pero para mí ni aun así logra empañar todo lo demás: una exploración muy entretenida y unos gráficos dignos de exhibirse en el museo Champignon. Otro de mis pendientísimos era Catherine: Full Body (82º), que llevaba desde PS3 queriéndolo probar, pero que me daba perezota por ser un juego de puzles. He aprovechado que salía para Switch para sobreponerme a ese detalle y me he encontrado lo que me esperaba: una historia de infidelidades pasada de vueltas, personajes muy cachondos (en sus varias acepciones), unos puzles que por fortuna he podido ir sorteando y un estilo visual precursor del Persona 5. Hashino en su línea. Es lo bastante corto como para que tenga ganas de sacar al menos algún final más con otra *atherine.
  2. Yo no suelo escribir mucho, mis cositas en el subforo de literatura y poco más, pero es que de un tiempo a esta parte (desde el rediseño, vamos) casi parece que tienes que pedir permiso para escribir. Tengo mil problemas para loguearme o para editar los mensajes, y muchas veces lo único que consiguen es que pase de todo. Suponía que iban a arreglarlo, pero ya veo que no están por la labor. Y paso de hacer virguerías o instalarme mandangas para poder hacer algo que no debería suponer fricción alguna.
  3. Si te decantas por Alatriste, recuerdo que hace unos meses vi en una distribuidora toda la obra del personaje en un tomo por solo 30 euros. Si no lo encuentras (parece que ha desaparecido), puedo acercarme, comprobar si sigue a la venta y mandártelo.
  4. Uff, leí tres libros suyos hace mil años que andaban por casa: El club Dumas, El maestro de esgrima y La piel del tambor. Si fuera tú tiraría por un clásico como el primero, salvo que algún revertista de pro opine lo contrario.
  5. Según el manual del buen videojuerguista, capítulo 3, sección V, cuenta como juego distinto si escoges a otros personajes.
  6. Andaba yo leyendo L'hinduisme, del máximo exponente español del sanātana dharma, el svāmī Satyananda Saraswati, cuando llegué a las temidas páginas finales, la bibliografía comentada, donde no pude resistirme a hacerme con dos imprescindibles que aún faltaban en mi biblioteca: L'experiència vèdica de Raimon Panikkar, una enorme antología de los Vedas, a todas luces superior a la selección de Wendy Doniger que leí hace tiempo; y The Laws of Manu (¡por fin!), traducido por el indólogo Georg Bühler y publicado en 1886, que conseguí a un precio irrisorio por pura potra. No me ha hecho mucha gracia que el propio facsímil de las leyes de Manu tuviera subrayados y anotaciones que podrían haberse eliminado sin problemas con el Photoshop, pero qué le vamos a hacer. Avisados quedáis si os pilláis la edición de Forgotten Books. Como curiosidad, los dos libros pertenecen a colecciones más extensas: la opera omnia de Panikkar y los Sacred Books of the East editados por Max Müller, respectivamente. Por lo demás, estoy muy contento y con muchas ganas de dedicarles su merecido tiempo cuando corresponda.
  7. Hombre, haber empezado por ahí. De Seix Barral tienes esta edición en tres tomos, bilingüe, en tapa blanda y con la traducción de Ángel Crespo. Para lo que cuesta, yo me decantaría mucho más por la nueva edición de Acantilado, y más si es para un regalo. No he encontrado ningún libro de ilustraciones más o menos asequible de Doré, pero en Taschen venden un tomo con las de William Blake. O también puedes decantarte por la edición en tres tomos de Galaxia Gutenberg ilustrada por Miquel Barceló, que son unos tochos de impresión. Opciones hay muchas, el resultado el mismo: prepara la cartera.
  8. Pues ya lo tengo en mis manos y me encanta. No tengo ni idea de analizar libros, pero lo intentaré. Primero os pongo fotos: los libros en sí, que son algo más grandes de lo que esperaba; tenéis como referencia una moneda de cien pesetas. Página con el título, índice, primera página de la introducción, que ocupa la mitad del primer volumen; primera página del Libro I y una aleatoria del segundo volumen. Y de regalo, he escaneado las portadas a 1200 ppp y os he subido un par de extractos (este y este otro) para que veáis de cerca el material con que están hechas, diría que la misma tela que usa Navona en su colección Ineludibles. Como podéis ver, la obra es El asno de oro de Apuleyo, pertenece a la colección Alma mater de la editorial CSIC. Consta de dos volúmenes, lo que considero innecesario, porque sumando páginas saldría un solo volumen de unas 750 páginas, de 4,5 cm de grosor, que sería perfectamente manejable, y más cuando son hojas de calidad (ni idea del gramaje) que no ocupan ninguna locura. La cubierta es de tela, como he dicho, y el título, los bordes y el lomo están estampados en dorado. Está encuadernada en tapa dura, obviamente. Sobre la obra no tengo mucho que decir (¡por ahora!), empieza con una introducción de unas cien páginas, tiene una bibliografía extensísima y centenares de notas al pie. La edición es bilingüe y doy por hecho que todo estará traducido con el mayor esmero. ¿Vale lo que cuesta? Por supuesto, hasta el último céntimo. Lo que no tengo claro es si la mayoría de los lectores le sacaremos todo el jugo al aparato crítico, por ejemplo, con todas las referencias que maneja. Se nota que es para estudiosos del tema. Si no hay mucha diferencia de precio entre esta edición y otra más normalita, de cabeza a por la del CSIC; si la hay (y os aseguro que puede haberla), depende de vuestras posibilidades económicas, de la matraca que le vayáis a dar, de lo que os interese el libro... Tengo claro que es una edición para toda la vida, pero quizá a alguien le salga más a cuenta dejarse diez euros en otra más de andar por casa y a cambio comprarse más libros. ¡Depende de vosotros!
  9. He estado buscando y he encontrado una edición bilingüe con las ilustraciones de Doré publicada por la editorial Montaner i Simón en 1872. En este enlace puedes echarle un ojo al libro completo.
  10. Por supuesto, eso haré. En principio me llegan mañana; les sacaré fotos y comentaré mis impresiones. Por opiniones sí que te puedo decir que todas ponen a la editorial por las nubes, al menos en cuanto a clásicos. Yo no me decidía no por su calidad, que es indiscutible, sino porque cuestan un pastizal. La obra de Apuleyo es lo más cercano que me puedo permitir como mero mortal. Casi hace de Gredos la editorial del pueblo.
  11. Acabo de ver en el hilo de lecturas que a @El Proceso le ha gustado mucho Impedimenta, y no me extraña porque es una gran editorial y vale mucho la pena rebuscar en su catálogo. Las ofertas que habéis comentado son una pasada; ojalá llegasen a España, que va a ser que no. De Impedimenta os recomiendo además la obra de Stanisław Lem; de Satori su colección de maestros de la literatura japonesa; de Nórdica la obra de Knut Hamsun y el teatro de Ibsen, como muy bien habéis dicho; y de SextoPiso, Gaddis, Twain y los Cantos de Ezra Pound. Sobre el hilo, he continuado quitando y añadiendo editoriales según caían en mis manos, y me enorgullece poder decir que por fin me he hecho con una obra editada por la editorial CSIC, concretamente Las metamorfosis o El asno de oro de Apuleyo en dos dos volúmenes. Está de camino, y estoy seguro de que me sorprenderá muy gratamente.
  12. Pues también es verdad. He añadido la lista en spoiler con los juegos y sus plataformas ordenados por cuál me pasé primero, y he añadido dos más que se me habían olvidado: Pop'n TwinBee y Hardcore Mecha.
  13. — [9] Parasite Eve (PSX) — [8] Touhou Hisouten ~ Scarlet Weather Rhapsody (PC) — [8] Parasite Eve II (PSX) — [6] Slave's Sword ~The Free City~ (PC) — [7] Slave's Sword 2 ~Imperial Revolution~ (PC) — [8] Hardcore Mecha (PC) — [7] Pop'n TwinBee (SNES) — [9] Luigi's Mansion 3 (NSW) — [9] Ori and the Blind Forest: Definitive Edition (PC) — [9] Undertale (PC) — [8] Deltarune: Chapter 1 (PC) — [9] Ori and the Will of the Wisps (PC) — [7] A Short Hike (PC) — [7] Panzer Dragoon: Remake (NSW) — [7] Metal Max Returns (SNES) — [9] Saya no Uta (PC) — [6] El Viento (PCE) — [2] Earnest Evans (PCE) — [4] Anett Futatabi (PCE) — [7] Mugen Senshi Valis: The Legend of A Fantasm Soldier (PCE) — [7] New Super Mario Bros. 2 (3DS) — [6] Thunder Force II (MD) — [6] Comix Zone (MD) — [7] Thunder Force III (MD) — [8] Thunder Force IV (MD) — [7] Ghouls 'n Ghosts (MD) — [5] Valis II (PCE) — [9] The Legend of Dragoon (PSX) — [8] Castlevania: Rondo of Blood (PCE) — [8] Seirei Senshi Spriggan (PCE) — [7] Spriggan Mark 2: Re-Terraform Project (PCE) — [7] Valis III (PCE) — [7] Valis IV (PCE) — [6] Zone of the Enders (PSX) — [9] What Remains of Edith Finch (PC) — [9] Castlevania: Symphony of the Night (PSX) — [8] Zone of the Enders: The 2nd Runner M∀RS (PC) — [6] Rance – Hikari Quest – (PC) — [9] VA-11 Hall-A: Cyberpunk Bartender Action (PC) — [7] VA-11 Hall-A KIDS (PC) — [7] Rance 02 – Rebellious Maidens – (PC) — [8] Deus Ex: Mankind Divided (PC) — [9] Fire Emblem: Thracia 776 (SNES) — [7] Deus Ex: Mankind Divided - System Rift (PC) — [8] Deus Ex: Mankind Divided - A Criminal Past (PC) — [5] Touhou Rei'iden ~ The Highly Responsive to Prayers (PC98) — [7] Touhou Fuumaroku ~ The Story of Eastern Wonderland (PC98) — [7] Touhou Yumejikuu ~ The Phantasmagoria of Dim. Dream (PC98) — [8] Touhou Gensoukyou ~ Lotus Land Story (PC98) — [8] Touhou Kaikidan ~ Mystic Square (PC98) — [8] Touhou Koumakyou ~ The Embodiment of Scarlet Devil (PC) — [8] Touhou Youyoumu ~ Perfect Cherry Blossom (PC) — [8] Touhou Suimusou ~ Immaterial and Missing Power (PC) — [7] Touhou Eiyashou ~ Imperishable Night (PC) — [8] Touhou Kaeizuka ~ Phantasmagoria of Flower View (PC) — [7] Donkey Kong Land III (GB) — [8] Touhou Fuujinroku ~ Mountain of Faith (PC) — [7] Shantae (GBC) — [7] DuckTales (NES) — [8] Gargoyle's Quest II: The Demon Darkness (NES) — [7] Donkey Kong Jr. (NES) — [6] Donkey Kong 3 (NES) — [9] Maniac Mansion (PC) — [7] R-Type (PCE) — [8] ActRaiser 2 (SNES) — [8] Touhou Chireiden ~ Subterranean Animism (PC) — [9] Lunar: Eternal Blue (SCD) — [8] Helltaker (PC) — [7] Shantae and the Seven Sirens (NSW) — [6] Lightning Warrior Raidy ~Lightning that Defeats Evil~ (PC) — [8] A Summer's End: Hong Kong 1986 (PC) — [7] Mischief Makers (N64) — [9] The Wonderful 101: Remastered (NSW) — [7] Dragon Quest (SNES) — [8] Dragon Quest II: Luminaries of the Legendary Line (SNES) — [7] Kid Dracula (NES) — [9] Dragon Quest III: The Seeds of Salvation (SNES) — [7] Castlevania (NES) — [6] Abadox: The Deadly Inner War (NES) — [8] Bloodstained: Curse of the Moon 2 (NSW) — [9] Paper Mario: The Origami King (NSW) — [9] Catherine: Full Body (NSW) — [6] Strider Hiryū (MD) — [7] Jack Bros. (VB) — [8] Shin Megami Tensei: Synchronicity Prologue (PC) Total: 85
  14. ¡Ya me gustaría a mí! La respuesta se halla entre la cuarentena y que tengo una biblioteca personal tirando a decente, y eso que no he leído tanto como esperaba porque me he metido unos buenos viciotes al PC. Pues te alegrará saber, si no lo sabías ya, que la edición de Acantilado es bilingüe. Si es que es una delicia. Échale un vistazo al extracto del libro en su web. Además, aunque tiene mil paginazas no es ningún tocho y es perfectamente manejable. Eso sí, nadie te salva de dejarte cincuenta pepinos, por ahora. De José María Micó estoy buscando como un loco (¿ya lo dije?) su traducción de Orlando furioso, pero ha desaparecido del mapa. Quería la edición que publicó Espasa en tapa dura, y durante un tiempo deseché la idea de comprar la versión marronera de Austral, pero ¡es que hasta esa ha desaparecido! Tamaña cuita me solivianta el ánimo.
  15. Este último mes he terminado alguna cositas. Entre ellas la Metafísica de Aristóteles, que me dejó picueto y está muy por encima de mi nivel. En cierto momentos tenía ciertos destellos de comprensión, pero en otros no me enteraba de nada. Veré si con el paso de los años lo releo. También leí Poemas y testimonios en la última edición de Acantilado, que recopila prácticamente todo lo que se ha conservado de Safo de Mitiline y lo que escribieron sobre ella los comentaristas antiguos, así como la aclaración de varios puntos de lo poco que se sabe de su vida. Después cayó El salvador del error de al-Ghazālī, un sufí de reconocido prestigio que tras su regreso de los círculos derviches escribió un ensayo donde analizaba todas las corrientes del pensamiento, exponía sus errores y nos mostraba el camino correcto, en su caso la mística sufí. Leí el Kalevala, la épica finlandesa que narra las aventuras del rapsoda Väinämöinen, el donjuán mago Lemminkäinen y el artífice Ilmarinen. Algunas de sus aventuras son de lo más surrealistas, quizá porque están perladas de simbolismo. Narran sobre todo las cuitas que sufren a la hora de casarse con la doncella más bella de la oscura región de Pohjola. Ah, también acabé Nier:Automata: Short Story Long, la «segunda parte» de los dos libros de Eishima y Taro. Es una especie de precuela, y cuenta la historia de A2, el Emil vendedor y el origen del libre albedrío de las máquinas. En mi cruzada por penetrar en la poesía me metí entre pecho y espalda La realidad y el deseo de Luis Cernuda, que me fascinó por un lado y entristeció por el otro, por sus poemas sobre la Guerra Civil o su exilio. Desde entonces intento tener al menos en mi mesita un libro de poemas. También leí el Aṣṭāvakra Saṃhitā, un diálogo entre el sabio Aṣṭāvakra y su discípulo Janaka que nos expone los puntos cruciales del vedānta advaita. Janaka nos explica, pese a las trabas bienintencionadas de su maestro, los pasos para alcanzar el mokṣa y cómo se siente en él. Acabé otro libro más de René Guénon, East and West, donde nos cuenta que la deriva actual de la sociedad occidental se encuentra en que carece de principio metafísico, que se perdió por culpa del «cientificismo» de los últimos siglos, y que la única forma de recuperarlo es atendiendo a las doctrinas orientales. Aboga por la formación de una élite intelectual que las comprenda y por restablecer los principios esenciales que aún debería conservar el esoterismo católico. Por último, terminé Temor y temblor de Søren Kierkegaard, donde nos habla de los tres estadios del ser humano: estético, ético y la fe en relación al panegírico que le dedica a Abrahán cuando Dios le pide que sacrifique a su hijo Isaac. Compara la fe con lo Absoluto y de cómo el Particular se ve incapaz de expresar ante lo General (lo ético) la decisión de sacrificar a su hijo por un mandato divino. Sobre lo que estoy leyendo ahora mismo, sigo con La Biblia, a paso lento pero seguro. No me falta mucho para terminar el Antiguo Testamento, aunque tras el Eclesiastés y el Eclesiástico, que me gustaron bastante, ahora estoy con otra parte un poco rollo: los oráculos yahvistas de los antiguos profetas (Isaías, Jeremías, etc.), que tanto te dan una de cal como otra de arena, o te profetizan un desastre apocalíptico o la entrada en el Edén. Sigo con la Narrativa completa de Lovecraft, que le voy dando menos de lo que me gustaría. También voy por la mitad del Purgatorio la divina Comedia de Dante, en la espectacular edición de Acantilado, diría que hasta definitiva. Me está encantando. Y por último, esta vez de verdad, he empezado El lenguaje de los pájaros de Farīd ud-DīnʿAṭṭār, donde miles de pájaros parten en busca de un rey, el gran pájaro Simurg, en un viaje alegórico dentro de uno mismo hasta alcanzar la compresión de la verdadera naturaleza de Dios. Y ya está. Tengo en la mesa Man and His Becoming according to the Vedānta, pero no lo empezaré hasta que termine al menos otro libro.
  • Crear nuevo...