Jump to content
  • Buscar en
    • Más opciones...
    Encontrar resultados que contengan...
    Encontrar resultados en...

leoben

vida restante: 100%
  • Contenido

    9.384
  • Ingreso

  • Última visita

Reputación comunidad

2.014 Excellent

2 Seguidores

Acerca de leoben

  • Rango
    Hylia

Visitantes recientes al perfil

4.284 visitas al perfil
  1. ¿Ha sido acusada de eso? Porque vamos, a mí me ha parecido que trata muy bien el tema, en contraposición a todo lo que hace Netflix, por ejemplo.
  2. No he visto aún 1917, pero vamos, dudo bastante que supere a Parasitos en los premios que ha ganado ésta. De hecho, la mayor parte de alabanzas que he leído sobre ella se centran en la parte técnica (que son los premios que ha ganado) así que creo que los lloros sobran bastante. Corea del Sur hace peliculones, y ya era hora de que se premiase a sus películas como toca. Reconozco que Parasitos no me parece superior a otros exponentes coreanos ninguneados hasta el momento en los Oscar, pero oye, más vale tarde que nunca. Por lo demás, me parece que este año era muy potente, con una gran cantidad de buenas películas, y cualquier otro resultado (Joker con más premios u Once Upon a Time, etc) no me habría parecido mal. Por otro lado, que El irlándes no haya ganado nada me parece bien. Es una de las peores películas que recuerdo de Scorsese, y si no lo han premiado por trabajos mejores, no lo iban a premiar en un año con tanta competencia por ese festival soporífero del imserso que es El irlandés. Me faltan por ver 1917 e Historia de un Matrimonio. Esta última aún no la he visto por el profundo rechazo que me genera Adam Driver, pero supongo que tendré que darle una oportunidad, quizá en esta película haga algo más que poner cara de mongolo como en Silence de Scorsese o la trilogía de Star Wars. En definitiva, que viva Joaquin Phoenix y el cine coreano, hostia.
  3. Al final me leí el cómic y decidí darle una oportunidad a la serie. La he terminado y, como siempre con Lindelof, sentimientos encontrados. 1) Por un lado, la serie es mucho mejor de lo que uno cabía esperar tras ese episodio piloto mierdoso. Lo cierto es que en muchos momentos, es una gran adaptación, que conoce el material original, le rinde homenaje y es capaz de crear una secuela creíble que respeta a los personajes originales (salvo alguna excepción) e incluso los mejora, con casos como Laurie, que pasa de ser una mujer florero en el cómic, a ser un personaje carismático e interesante. 2) Tema supremacismo blanco. Es la moda en Hollywood, y empieza a rozar lo enfermizo. Sin duda es lo peor de la serie, llegando al punto de volverla mediocre por momentos e impedirle ser una obra maestra. El tema se está yendo de las manos, y la obsesión de ciertos directores por soltar panfletos, se está cargando historias con potencial y buenos guiones. No me entra en la cabeza como Lindelof ha sido capaz de crear una serie tan irregular. Hay partes que son magistrales, mientras que hay otras que generan vergüenza ajena. Y ojo, no es un problema de "ya han tenido que meter negros, caca". No. La parte de Justicia Encapuchada me parece un gran acierto. Creo que el personaje está bien construido y que es una vuelta de tuerca a lo que conocemos del cómic original que resulta factible y creíble. Me parece un acierto que su identidad sea la que es. Ahora bien, lo que hacen con el Doctor Manhattan no tiene perdón de Dios. Es absurdo, ridículo y forzado. Otro ejemplo más de esa obsesión por las cuotas. ¿Cómo pueden proporcionarnos un episodio de introducción tan logrado del personaje, con un dialogo magistral con la protagonista, para luego pervertir al personaje y ofrecernos a un personaje patético y digno de una telenovela? Por otro lado, la protagonista sobra totalmente. ¿Qué aporta a la trama? Está en medio de la acción, pero no puede resultar más insustancial. Finalmente, la organización supremacista es un completo cliché, y una oportunidad perdida para darle profundidad a este tema. 3) Ozymandias. Fantástico. Cuando lo vi por primera vez tenía mis dudas. Parecía un fascista psicópata random, nada que ver con el personaje original. Conforme la trama avanza uno va viendo al Adrian Veidt del cómic, y sin duda es uno de los personajes más carismáticos e interesantes de la serie. Toda su trama y su "legado" son de lo mejorcito de la serie, así como su estancia en cierto lugar. 4) A nivel de fotografía y efectos especiales la serie no puede ser más irregular. Tiene grandes momentos y otros dignos de serie B. Especial mención para el lamentable diseño de Manhattan. La BSO fantástica, todo un acierto. Temazo tras temazo acompañando a grandes escenas. En definitiva, aquellos que dicen que "Lindelof nos ha callado la boca con lo del supremacismo blanco" hacen que me ría con fuerza. Watchmen es otro ejercicio fallido por parte de este director, que ha decidido seguir la agenda made in Hollywood destrozando una serie que tiene momentos brillantes y que no tienen nada que envidiar al cómic original. Por desgracia, la serie es 2 en 1, por una parte tenemos una continuación brillante de la trama y los personajes originales, y por otro lado tenemos una organización supremacista blanca de pandereta que lava el cerebro a los negros y que parece sacada de Marvel y su Hydra, así como a un Doctor Manhattan que pese a una presentación magistral, se convierte en un sacrilegio y una ofensa al personaje original. PD: Y sí, el final de Adrian Veidt es otra de esas guarradas propias de Lindelof, al que le encanta cerrar tramas de la forma más ridícula y burda posible. Es sorprendente como alguien puede mostrar tanto cuidado en los detalles unas veces y una dejadez tan absoluta en otras ocasiones.
  4. Pues no veas el tercer episodio, porque si los dos primeros que son los buenos, no te han gustado, el último te va a parecer un horror. Lo cierto es que es una adaptación excesivamente libre. Tiene grandes momentos alternados con momentos de vergüenza ajena en el tercer episodio (craso error ambientarlo en la actualidad). De todos modos, me sigue pareciendo un producto superior a The Witcher. La serie de Netflix tiene más sombras que luces, y aunque tiene algún momento salvable (precisamente en los episodios independientes, como el de la estrige), lo cierto es que tiene demasiadas taras como para poder considerarla una buena serie: Mal casting, narración apresurada, personajes planos o caricaturescos... Y ojo, no digo que Drácula sea un producto perfecto (especialmente después de ver el tercer episodio, que cae en lo ridículo y en la parodia en más de un momento) pero es que solo la interpretación de Claes Baeng, su dinámica con Dolly Wells, su negrísimo humor negro y el cuidado diseño de producción ya la convierten en un producto de más calidad que The Witcher. De hecho, gran parte de los defectos de Drácula se deben a ser demasiado original y transgresora (dentro de que sus creadores parecen incapaces de desligarse de Sherlock y se siguen copiando a sí mismos), mientras que el problema de The Witcher es que, pese a haber copiado casi partes enteras de una buena saga literaria, no le han sacado el partido que merecía y han creado un producto chapucero y olvidable. Además, creo que algunos no sois conscientes del problema The Witcher: La serie solo ha brillado, débilmente, cuando ha adaptado relatos independientes de los dos primeros libros, en plan las aventuras de Geralt y Jaskier con el monstruo de la semana. Imaginad en sucesivas temporadas, cuando las hechiceras, Ciri y los nilfgaardianos cobren más protagonismo, el destrozo que pueden llevar a cabo. Los dos últimos episodios de la temporada a mí me parecieron dignos de una película de serie B, no sé a vosotros.
  5. ¿Drácula mala y peor que The Witcher?, ¿Estamos locos? Para empezar, a nivel de interpretaciones el dúo principal de Drácula está soberbio. Ya quisiera The Witcher, en que el casting es lamentable. En segundo lugar, a nivel de fotografía, efectos especiales, diseño de vestuario y acabado audiovisual, Drácula es perfecta. El castillo del conde es una delicia. Finalmente, es una adaptación totalmente libre, que pese a ello, ya es más respetuosa y con referencias al lector de la novela que la mierda que se sacó Coppola de la manga. Ahora bien, con un Drácula de los creadores de Sherlock, uno ya sabía a los que venía. Es un Drácula lleno de humor negro y con una dinámica entre Drácula y Van Helsing totalmente equivalente a la que pudiera tener Sherlock con Moriarti. Me queda por ver el tercer episodio, y a lo mejor el desenlace no me convence, pero estos dos episodios ya le dan por todos lados, en calidad cinematográfica, a toda la temporada de The Witcher. Y no, Drácula no es de Netflix, y se nota. Drácula es de la BBC y luego Netflix la distribuye, pero no es contenido de producción propia como pueda ser The Witcher. La crítica le ha dado el trato que merecía a ambas. ¿Qué a alguno de vosotros os gusta más The Witcher? Me parece perfecto. Yo, como fan de la ciencia ficción y el terror también tengo mis placeres culpables, pero vamos, la diferencia en el nivel de calidad entre ambos productos es palpable. Otra cosa es que The Witcher sea mucho más ambiciosa y difícil de ejecutar que una adaptación muy libre de Drácula, claro está.
  6. No dudo de sucalidad, pero siempre he odiado ese tipo de series llenas de relleno o de temporadas intrascendentes. Battlestar Galáctica tardaba en arrancar, es cierto, y también es cierto que tenía episodios infumables. No obstante, iba bastante al grano y estaba condensada. Si la primera temporada de The expanse me pareció un piloto largo, hasta la segunda mitad de la segunda temporada no empieza lo bueno y encima la cuarta temporada se resume en dos episodios... Me va a dar mucha pereza retomarla.
  7. Pues ahora sí, ahora sí que me han follado vilmente jajaja. A partir de "la guerra", el subidón de dificultad es muy bestia. Joder, si es que de dos toques me matan. Es cierto que llevo el demonio que sube la dificultad al haber tocado la campana, pero aún así es muy exagerado. Antes iba limpiando zonas y follándome a todo el mundo, y ahora he tenido que ir con bastante cuidado. De todos modos lo voy a dejar aquí. En breve acaban navidades y vuelvo al curro, y sinceramente, no me veo con energías de enfrentarme ni al demonio del odio ni al final boss. El demonio del odio es una guarrada, más que nada porque es un jefe a lo Souls en un juego que no es un Dark Souls. Requiere mucha paciencia matarlo al no poder usar el sistema de parries y tener que hacerlo como lo harías en un Souls. ¿Y qué decir del jefe final? A Genichiro me lo follo sin problemas, pero obligarte a combatir luego con el verdadero jefe final que es muy jodido y tiene 3 putas barras de vida... eso ya es el acabose. De hecho me ha quitado el demonio de la campana de encima para ver si la cosa me resultaba más fácil y no ha cambiado demasiado. La primera barra de vida con un poco de esfuerzo he aprendido a eliminarla sin demasiadas penurias... Pero he decidido dejarlo en la segunda barra cuando empieza a usar la lanza. Siete lanzas es el miniboss más jodido bajo mi punto de vista, y me costó aprender sus dinámicas. No tengo ganas de frustarme con un boss rapídisimo que usa lanza. Y los minobosses pues al principio pueden costar un poco, pero ya te digo, salvo 7 lanzas no me dieron casi problemas. Si tuviera que hacer un top de dificultad me quedaría con la Monja corrupta, con el abuelo de Genichiro, con el Buho, con 7 lanzas y con los dos monos. Y el demonio del odio porque es un enemigo que requiere demasiada paciencia. Ya me pasó con el dragón de Dark Souls 3 xD
  8. Creo que me queda poco para el final. El único boss que me ha puesto las cosas difíciles ha sido la monja corrupta. Aquí sí que hay que tener cierta habilidad con los parries para vencerla. De hecho para su última fase, la he matado a lo Dark Souls, esquivando, atacando y retirándome. Pero vamos, como en todos los Souls y Bloodborne. En esta saga siempre hay bosses jodidos y facilones. De hecho, luego el dragón del manantial es un paseo.
  9. Vamos a ver, la serie parece un fan fiction en más de un momento. Negar que el casting es una chapuza, que los personajes son planos (con especial a personajes como Fringilla o Cahir, que parecen sacados de un capítulo malo de Xena) y que la serie no está a la altura de lo que la saga del brujo merece, es negar la evidencia. Yo sí me he leído los libros, y reconozco que adapta muy bien los sucesos de los primeros libros, y que incluso aporta alguna novedad interesante para profundizar en porque algunos personajes son como son (véase el caso de Yennefer). Ahora bien, que esta serie lo tenía todo para ser un pelotazo y que Netflix, de nuevo, ha desaprovechado la oportunidad metiendo a un casting inclusivo de actores y actrices que no conoce ni su madre y que no están a las altura, es estar muy ciego. Que al final Henry Cavil, que no es un actorazo que digamos, sea el mejor personaje de la serie por goleada (junto a Jaskier) demuestra que no han sabido hacer las cosas. Y bueno, podéis defender lo que queráis a Yennefer, pero es una quinceañera haciendo un papel que no le pega ni con cola. La actriz se esfuerza, claro que se esfuerza, pero no puedes meter a una cría de estas características para interpretar a una hechicera carismática y poderosa que pone a todo el mundo a sus pies. No hay química alguna con Geralt porque parece su hija. Es como si para hacer de Geralt hubiesen metido a Tom Holland. Hay cosas que por mucho que el actor o actriz se esfuerce, no se pueden meter ni con calzador.
  10. Es como comparar a Dios con un gitano. De la serie solo se salvan Geralt y Jaskier, siendo el resto de personajes una mierda infumable sin carisma respecto a sus homólogos en los juegos. No hay más que comparar a la Yennefer del juego con la quinceañera de la serie. Y no hablemos de Fringilla, los nilfgaardianos y demás. Me parece muy bien que la serie os haya gustado, pero por favor, hay que reconocer que a nivel de interpretaciones y caracterización de personajes, es un truñaco del 15. Se salva porque adapta muy bien las historias individuales de los primeros libros, y ya.
  11. Lo dudo horrores, pero si así fuese, cae el día 1, y sería el primer juego en la última década que me pillo de lanzamiento.
  12. No, no es tan malo. De hecho, las partes que transcurren en el pasado son tan buenas o más que las de la primera entrega. El problema es que la primera entrega tiene una calidad más uniforme, mientras que éste te añade partes en el presente con sigilo y una estética steampunk que la verdad es que son horribles.
  13. Es que lo del casting es algo que se veía venir de lejos. Muchos lo comentamos meses antes de dar inicio la serie, que era una cagada monumental. Y sí, reconozco que a mí Henry Cavil me ha tapado la boca. No esperaba que fuese a hacer de Geralt tan bien, ha clavado al personaje, pero con el resto he acertado con todos. Yennefer para mí es horrible, lo que pasa es que claro, la comparas con Fringilla o Cahir que parecen sacados de series como Hércules y Xena o de una película de serie B de los 80, y hasta parece que lo haga bien. Es una pena, porque la serie podría haber sido perfectamente un 8/9 con otro casting y puliendo algunas cosas (la línea temporal para alguien que no haya leído los libros debe ser un infierno, por ejemplo).
  14. He de decir que estoy flipando bastante con la desinformación que se da en los foros y lo ultra exagerada que es la gente. Acudí a Sekiro ya no con miedo, sino pánico, habiendo leído que era el más difícil de los Souls, que mucha gente lo había abandonado pese a haberse pasado todos los Souls, que a diferencia de aquellos todo se basaba en tu habilidad porque no podías subir tus estadísticas para mejorar... En fin, un montón de lloros pero a lo bestia. Estoy jugándolo y lo primero que he de decir es que ni de coña Sekiro es tan difícil. No soy un jugador pro, soy un jugador ocasional con una habilidad muy normalita. No llegué a matar al boss oculto del DLC de Dark Souls 3 (el dragón) ni a Gwyn en Dark Souls. En Bloodborne y los Souls soy incapaz de hacer parries sin que me violen vilmente. En definitiva, que soy un jugador normal y corriente. Pues bien, pese a todo esto, mi opinión sobre Sekiro, llevando (creo) dos tercios del juego, es la siguiente: 1) El personaje sí puede mejorar. Si te atascas siempre puedes matar minibosses, conseguir cuentas de oración e ir mejorando tanto tu barra de vitalidad y de postura, como el ataque, como el efecto de las pociones de curación, etc. El juego no te deja tirado en la estacada, aunque obviamente no tengas tantos stats como en los Souls. 2) Es el juego más fácil de todos. Sí sí, lo digo alto y claro. Al principio me costó un poco acostumbrarme (no tanto como en su día a Demon's Souls, Dark Souls y Bloodborne, también os lo digo). No sabía por ejemplo que se podía correr (eso me habría ahorrado muchos problemas con algunos jefes veloces) ni intentaba hacer parries con jefes brutos, pensando que no se podría. Pero una vez pasada esa curva inicial de dificultad, el juego es como el resto de los Souls. 3) He hecho sonar la campana y acabo de vencer al shinobi buho. Vamos, que estoy jugando en modo difícil. Como en todos los Souls hay jefes más jodidos que otros (los dos simios te lo hacen pasar mal, pero aún así si eres agresivo e intentas matar al principal desde el inicio, se puede superar), pero de momento no me parece que tenga nada que no tengan otros Souls. 4) El tema parries. Primero: No es tan jodido como lo pintaban. Ni de coña. Segundo: El juego en contadas ocasiones te obliga a usarlos ni a tener enfrentamientos "parry dependientes". Se puede jugar como toda la vida (esquivando, atacando, retirándose, volviendo a atacar) y te puedes pasar a la mayoría de bosses y enemigos de esa forma. Si añades ahora que el sigilo te permite limpiar zonas fácilmente, pues más facilidades de las que nunca hubo en la saga Souls. Está claro que siendo el sistema de parries la novedad del juego, pues por lo menos tienes que saber manejarlos un poco, lo mínimo, o sufrirás en algunos bosses y minibosses. Pero joder, que están implementados de puta madre, que no tienen NADA que ver con el infierno que eran en los Souls, donde tenías que tener los reflejos de un águila para hacer uno. 5) El juego me parece el más flojo de From Software. Está chulo, y tiene localizaciones bonitas, pero se empieza a notar el agotamiento de la fórmula. Los bosses son bastante flojitos (¿monos, en serio?), el diseño de niveles tampoco destaca demasiado... En definitiva, que me quedo con los Souls y Bloodborne. Ahora bien, reconozco que algunos enfrentamientos son una gozada. Cuando controlas mínimamente los parries y llevas a cabo un baile con algunos bosses, lo disfrutas sobre manera. No abundan los jefes así (lady mariposa, el espíritu ese del agua, El buho...) pero sin duda son lo mejor del juego. En definitiva, a lo mejor el juego a partir de ahora sufre una subida bestial en la dificultad y me trago mis palabras, pero no sé, no veo qué tiene de especial Sekiro para que tanta gente lo haya abandonado. Apenas he usado el brazo biónico y me limito a usar L1 para hacer los parries básicos, darle a X cuando te hacen un barrido que no puedes bloquear (que sucede una vez cada mil y suelen anunciarlo con bombo y platillos) y circulo para el contraataque Miri (o cómo se diga). Quizá el más complicado y que exige más reflejos es el Miri, de hecho más de uno me he tragado por no esquivar a tiempo, pero vamos, me parece desmesurado tanto lloro por esto. Supongo que el jefe final, Genichiro, me violará vilmente por lo que he escuchado de gente que se pasó todo el juego pero no fue capaz de vencerlo, pero oye, un boss no creo que me haga cambiar mis impresiones, igual que el dragón de Dark Souls 3 no me hizo modificar mis impresiones del juego, por muy chetado que estuviera.
  15. La verdad es que solo he visto la primera temporada, pero se podría decir que le dedican una temporada entera a algo que se podría haber resumido en un simple piloto. La dejé porque me pareció un profundo coñazo y que los personajes no tenían mucho carisma que digamos, pero claro, me la habían vendido como la nueva Battlestar Galáctica, y las comparaciones fueron odiosas. No sé si darle una segunda oportunidad y continuarla si es tan buena como decís y la cosa mejora.
  • Crear nuevo...