Ir al contenido

publicidad

Anibbal

Miembro desde 29 nov 2007
Desconectado Última actividad ene 26 2012 23:21
vida restante: 100%

Reanálisis

El mundo a vista de Pikmin.
Nota
8,6

mensaje borrado
Holocausto zombie
Nota
6,5

mensaje borrado
Tus heridas podrán sanar, pero tu mente siempre seguirá enferma...
Nota
9,6

Es imposible pensar en Survival Horror sin que te pase por la cabeza Silent Hill 2. ¿Por qué será? Es impresionante cómo puede caber tanto terror –y tanta calidad- en un disco. Tras pasarme esta obra maestra, no dudé en calificarlo como uno de los mejores juegos de la historia. Silent Hill 2 transmite un miedo único, mucho mejor que cualquier película de terror. De nuevo, Konami se ha superado creando tal joya. Hasta ahora, sólo otros juegazos de la talla de Forbidden Siren, Project Zero o Resident Evil Remake pueden rivalizar con él.

Encarnando al depresivo James Sunderland, nos adentramos en una tranquila localidad llamada Silent Hill (que parece estar totalmente deshabitada) porque ha recibido una misteriosa carta de su difunta esposa, escrita a mano con su letra y su firma, en la cual le dice que venga a dicha ciudad, que allí le estará esperando. James se deja ir por la intriga y aunque suene inverosímil, se dirige en coche hacia allí, ya que dicho acontecimiento tan paranormal le ha perturbado. Así empieza el juego y se comienza a desarrollar su interesante y paranoica historia, la cual requiere un esfuerzo interpretativo para entenderla hasta que todo encaja con maestría.

El juego ofrece un sistema de cámara móvil muy cómodo y flexible con perspectiva en tercera persona, con el cual podemos ver bien los espeluznantes escenarios con todos sus detalles, y girarla para ver lo que hay detrás y a los lados de James gracias a sus diversos ángulos. Resulta de vital importancia el uso de la linterna (cuya batería puede agotarse), ya que en las zonas más oscuras te sientes casi ciego si no la utilizas. Gráficamente es muy potente y el nivel de detallismo es casi extremo, así como el diseño y el movimiento de los personajes y enemigos es excelente. Cada pared, cada pasadizo, cada habitación, todo está realizado con sumo cuidado y dedicación, como la misma realidad. La niebla, que abunda en los escenarios exteriores, es densa, movediza, casi palpable y muy gruesa, como en la realidad. Teniendo en cuenta que es un juego de PS2 en sus primeros años, sus gráficos son sorprendentes, con una resolución maravillosa.

Imagen Enviada

La ambientación de Silent Hill 2 seguramente fue inventada para que fuera lo más perturbadora posible; sin duda se trata de uno de sus puntos fuertes. Nuestro protagonista tendrá que pasar por muchos lugares a los que poca gente querría ir, y además, con la compañía de unos monstruos amorfos espeluznantes de varios tamaños. Estos lugares son tales como un hospital psiquiátrico, una funeraria, una prisión, unos apartamentos abandonados, un matadero y muchos otros que ponen la piel de gallina. Además, las grotescas criaturas que aparecen son producto de la mente y de los temores de James. Hago especial mención a dos parajes que me causaron problemas y que son realmente angustiosos: el laberinto y el Hotel del Lago Toluca.

El sistema de juego de Silent Hill 2 es el que todo amante del género podría pedir. Tenemos que ir resolviendo estrambóticos enigmas, acertijos y puzzles, complicados pero no imposibles, para conseguir objetos clave e ir avanzando. Para resolverlos es importante leer todo tipo de pistas (notas, carteles, cartas). El nivel de acción y de enigma se puede ajustar antes de empezar a jugar. Hay que destacar la importancia mapa, el cual tenemos que encontrar en cada área una vez nos adentramos en ella para poderlo consultar, y que es de gran ayuda para no perderse y encontrar las localizaciones. Sólo se puede ver cuando la luminosidad es suficiente o cuando James tiene la linterna encendida. Aún así, los jugadores más expertos juegan sin utilizar el mapa, lo que hace que la intensidad del juego aumente al sentirnos perdidos, pero es una locura si no te conoces muy bien el territorio. Para guardar partida usamos los cuadrados rojos, que siempre están situados en zonas seguras. Además, nuestro protagonista se cansa si corremos durante demasiado rato, y si resultamos heridos en combate debemos revitalizarnos con bebidas isotónicas y botiquines.

Imagen Enviada

El compositor Akira Yamaoka se encarga de la música de este juego. Esta vez emplea melodías muy acertadas para el ambiente y para el tipo de juego que es, con disonancias (como la del museo de historia) u otros temas más melódicos, siempre acorde con la situación. Si tuviera que quedarme con un tema, ese sería el Warped Mind de la Prisión Toluca: una música ambiental auténticamente opresiva. De todas formas, es una gran lástima que un juego como este no esté doblado al español, ya que tiene muchos diálogos largos que se seguirían con más atención, precisión y comodidad con un doblaje de las voces que leyendo los subtítulos. Por otra parte, los efectos de sonido son muy realistas y sobrecogedores: cada disparo, cada paso en el silencio, cada sonido que emiten los grotescos monstruos nos pone en alerta; son terroríficos. Como de costumbre disponemos de una radio que nos avisa cuando hay enemigos cercanos, aunque si queremos más morbo podemos desactivarla, y así darnos más de una horripilante sorpresa.

En más de una ocasión hay que recurrir a los enfrentamientos, para ello encontraremos de tres armas cuerpo a cuerpo y tres armas de fuego a lo largo de la aventura. Las iremos encontrando gradualmente: empezaremos con una tabla de madera y una pistola y acabamos con un rifle de caza y una brutal espada de grandes dimensiones, pasando por una barra de hierro y una escopeta.

Por último, la duración del juego es más que aceptable. Yo tardé 7 horas y 15 minutos la primera vez, pero claro, en nivel de acción y de enigma fácil. Y no olvidemos que se pueden desvelar varios finales distintos. Y hablando de finales: el final de Silent Hill 2 es brutal, impresionante, chocante, fascinante, y sobre todo, bastante triste. Se acaban los adjetivos para definirlo, es de los mejores finales que he visto, perfecto para tal juego de terror. Sencillamente, es una experiencia que merece ser vivida.

Sin duda, Silent Hill 2 es un Survival Horror memorable e imprescindible. Su cautivadora historia y el miedo único que nos transmite, sumado a todo lo anteriormente explicado, hacen de él una obra de arte hecha videojuego. Terroríficamente absorbente, apasionante y divertido. Un juego para el que no pasan los años.
Vuelve el terror en Yamajima
Nota
9,3

Dos años después del genial, inolvidable y terrorífico Forbidden Siren, el miedo volvió con la esperadísima segunda entrega, la cual me compré sin pensármelo dos veces dado el enorme goce que me brindó el primer juego, y este no se queda atrás.

Esta vez el escenario de los hechos es la isla de Yamijima, una isla del archipiélago japonés que, después del transcurso de unos acontecimientos paranormales, está prácticamente deshabitada. Quedan pocos supervivientes, personas normales que tienen que plantarle cara al horror de una isla habitada por unos seres muy extraños e inteligentes. La trama/historia del juego es realmente misteriosa y difícil de entender, y engancha de tal manera que nos obliga a avanzar contínuamente para desvelarlo todo, misión por misión, hasta que todo acaba encajando al final; el recorrido personal de cada personaje influye en el de los demás y todos ellos están correlacionados.

El juego tiene selector de dificultad (Fácil, Normal y Difícil) y las voces están disponibles en inglés y japonés, ambas subtituladas. La música no abunda, pero se adecúa magistralmente bien a la situación y está presente en los momentos más idóneos.

Imagen Enviada

Gráficamente, pese a ser muy parecido al primero, sorprende más que éste, se nota que es un juego más moderno. Por un lado, hay muchos más escenarios abiertos que interiores, de modo que los recorridos son más grandes debido a la mayor extensión del mapa, y obviamente, menos claustrofóbico (a excepción del terrorífico y enorme barco Bright Win) pero más agorafóbico. Por otro lado, las expresiones faciales de los personajes han mejorado, están más coordinadas, y las habitaciones tienen muchos detalles. Aunque sigue predominando la oscuridad, ésta se ha aligerado, y también hay lluvia y mucha, mucha niebla.

El control ha mejorado en comodidad: ya no hay que ir abriendo menús con el botón triángulo para hacer cualquier cosa, sino que podemos pulsar directamente equis para llevar a cabo acciones. En cuanto al tema armas, hay muchas de fuego y de cuerpo a cuerpo, se puede llevar un máximo de dos armas, y al derrotar un enemigo, le podemos quitar la suya. Hay que destacar que los Shibitos ya no son los únicos enemigos: se unen los Yamibitos y los Yamireis, que nos amargan la existencia de principio a fin y le dan un plus de variedad (y de dificultad) al juego.

Imagen Enviada

Si bien los personajes que controlamos a lo largo de esta larga aventura de terror son mucho menos carismáticos que los del primer Forbidden Siren, tienen un pasado duro e interesante, y hay algunos que tienen peculiaridades que los hacen especiales. Por ejemplo, Shu Mikami es un chico cuya vista es muy mala, es casi ciego, así que se guía a través de los ojos de su perra Tsukasa con el poder mental de Vista Ajena; o Akiko Kiyota, una vidente capaz de ver flashbacks del pasado de las personas y controlar los cuerpos de los enemigos momentáneamente con sus poderes psíquicos.

El atractivo sistema de juego (misiones, archivos, Vista Ajena, etc.) se ha mantenido intacto. Pero no olvidemos que la dificultad se ha visto un poco reducida debido al hecho de poder elegir el nivel de dificultad y los consejos que se dan al empezar cada misión... pero sigue siendo dificilísimo y muy largo. Es cierto que el primero dejó el listón bastante alto, pero de todos modos, Forbidden Siren 2 está a la altura del primer Siren. Corrige algunas cosas de su antecesor, y pese a flojear en otras, es uno de los mejores juegos de terror de PlayStation 2. Maravilloso de principio a fin.
Vuelta al terror clásico japonés...
Nota
9,5

Forbidden Siren cumple con todo lo necesario para ser uno de los mejores juegos de PlayStation 2. Yo creo que es un juego que no deja indiferente a nadie que lo juegue y sepa examinarlo. Tras haber recorrido cada rincón y deleitarme con esta joya, que he saboreado minuto a minuto, día a día, puedo afirmar que es un regalo caído de los cielos para los amantes del género terrorífico.

Este título define a la perfección el término Survival Horror: escenifica un horror monumental en el cual no disponemos de armas abundantes ni contundentes, los personajes se cansan si corren demasiado y no nos podemos curar. ¿Qué haces si estás atrapado y sumido en la oscuridad de un sitio espantoso, desarmado, y en compañía de unos seres horripilantes? Te escondes y, paso a paso, intentas idear un plan para huir de tal panorama, o caes siendo presa del pánico.

La historia es digna de una película de terror de las buenas: 10 supervivientes en un pueblo perdido en medio de Japón que tendrán que verse en situaciones arriesgadas, peligrosas y terroríficas por tal de sobrevivir, al mismo tiempo que se preguntan qué diablos está pasando y se lamentan de vivir tales sucesos. También habrá que cooperar en algunas ocasiones, no estaremos solos en todo momento, pero por lo general hay una sensación de inseguridad generalizada ante el horror que hay en Hanuda.

La ambientación está muy lograda, con escenarios tétricos, claustrofóbicos y cambiantes según la hora en que los visites y el personaje con el que vayas. Se pueden observar las casas tradicionales japonesas, los carteles, bosques, valles, un hospital, un colegio, una mina, etc. y el efecto de la niebla es muy bueno en los escenarios exteriores. La iluminación es escasa, excepto en los niveles de día, hay que ir usando la linterna con moderación para que no te vean. Las caras de los personajes y los distintos tipos de Shibitos son dignos de mención.

La música es de gran calidad y no destaca por su abundancia. Entre ellos destacan (aunque todos son una auténtica maravilla que ponen los pelos de punta) este tema del principio, este del endemoniado colegio con Naoko Mihama, y este asombroso tema de Karuwari con Tomoko Maeda, capaz de producirte escalofrios de vértebra en vértebra por toda la espalda. Los efectos de sonido son realmente sobrecogedores, como la respiración de los enemigos en el modo Vista Ajena, el sonido de la lluvia y de las sirenas. Además, el juego está totalmente doblado y traducido al castellano, de modo que es más interesante y fácil seguir la trama. Este aspecto se agradece mucho. Así que con un buen equipo de sonido se disfruta aún más de este juegazo. Más que con cualquier película de terror. No cabe duda que los compositores y los encargados del sonido se han lucido con su obra.

Forbidden Siren se desarrolla en una serie de misiones con dos objetivos, manejando a los 10 personajes. Los que más protagonismo tienen son los que hacen más misiones, aunque todos influyen y contribuyen en el desarrollo de la historia. Con la Vista Ajena, un elemento curioso que será vital en todo el juego, se puede ver a través de los ojos de los enemigos y los aliados, sabiendo así por dónde tenemos que ir para evitar problemas, ya que el sigilo es crucial para finalizar con éxito la mayoría de las misiones. Hay que decir que este juego tiene una dificultad muy elevada, ya que puedes aturdir a tus enemigos (los dementes Shibitos), pero éstos se levantan pasados unos minutos. Nunca mueren y son muy inteligentes, de hecho, tienen la mejor IA que haya visto en un videojuego, y en cada misión nos intentan llevar por el camino de la amargura. Si piensas antes de actuar, eres sigiloso, tienes paciencia y encuentras el método más seguro de completar las misiones, no tienes por qué someterte al "ensayo y error", que es una manera de jugar para principiantes. El más claro ejemplo eso sería la primera misión con Harumi Yomoda en la casa abandonada... qué grima...!

En las numerosas misiones podemos ver el mapa para situarnos un poco, y en cada misión hay repartidos en el escenario documentos que complementan la historia del juego y cuentan un poco el pasado de los personajes; algunos incluso son objetos extraños, revistas o detalles culturales muy interesantes sobre Hanuda. Hay un total de 100.

El final del juego es muy extraño, y si bien no es apoteósico ni esperanzador, es un final muy convincente. Al completar el juego hay algunos extras, como el Contrarreloj.

Considero que Forbidden Siren es un juego único y totalmente imprescindible, y si además eres seguidor del género te seducirá por su sistema de juego, su historia y su ambientación. Es admirable el grado de realismo alcanza este juego. Sin duda sabe cómo crear tensión y cautiva de principio a fin, es una experiencia única. Una singular y terrorífica obra de arte. Ser amante de los Survival Horror y no tener este juego debería ser castigado por la Ley.