Ir al contenido

publicidad

true_kiat

Miembro desde 12 ago 2002
Desconectado Última actividad Hoy, 00:12
vida restante: 100%

Reanálisis

Bishi Bashi Special (PlayStation)
Nota
8,8

A este juego le tengo un cariño especial. Es el clásico juego japonés, de minijuegos alocados para no parar de reir. Su look simple y lo absurdo de sus casi 100 pruebas no son un handicap, mas bien todo lo contrario, ayudan a quitarle seriedad y envolverlo todo en una sana locura. Ahora bien, es un juego multijugador puro. No es que no se pueda jugar uno solo, que se puede, pero es en multijugador donde el juego cobra su identidad real. Incluso ocho jugadores(turnándose de dos en dos, o de tres en tres con multitap) se verán envueltos en una lucha tremendamente divertida y adictiva gracias a lo sencillo y breve de sus pruebas. Nadie se aburrirá cuando no tiene el mando entre las manos, y cuando te llega el turno realmente disfrutas. Además, su estilo y lo variado de sus pruebas ayuda a que nadie se pueda hacer experto, como puede llegar a suceder en juegos futbolísticos, o de lucha, en los que será desesperante perder ante un amigo bien entrenado. Aqui uno se hace bueno en determinadas pruebas pero será negado en otras. Y al perder no te enfadas, te lo tomas con deportividad y cualquiera te puede ganar. No esperéis ganarle facilmente a vuestro primo de 8 años, pues si le explicas la mecánica puede que a él se le dé mejor aporrear botones a toda velocidad, o puede que él tenga más coordinación, o que interprete mejor los colores, o que tenga buen ojo para las imágenes, o más y mejor ritmo.
Vamos, un juego imprescindble, eso si, esencialmente multijugador.
¿Qué pasaría si juntásemos GTA, MGS2 y Max Payne?
Nota
7

Este es uno de los juegos de compra imprescindible para los jugadores de PS2. Sus gráficos así lo afirman, y como la primera impresión nos entra por los ojos a cualquiera se le hace la boca agua ante tremendo realismo. Sin embargo, es un juego para "mirar". Últimamente están proliferando juegos muy "bonitos" pero con poca "chicha", como si nos quisieran decir que ya está todo inventado y que lo único que se puede hacer es mejorar los gráficos.
En principio es una pasada eso de tener toda la ciudad para ti solo, y ya se podría disfrutar únicamente viendo cómo se mueve la gente, el tráfico, dando un paseo...Pero eso no es suficiente. Lo mismo pasaba en Driver, que al final te aburrías y no suponía nada nuevo pasear por ahí, y lo que querías era acción, pero al acabar el modo historia ahí se quedaba la cosa.
En definitiva, un clásico.
En definitiva, un "juego-florero"