Jump to content
  • Buscar en
    • Más opciones...
    Encontrar resultados que contengan...
    Encontrar resultados en...

Ring Team

vida restante: 100%
  • Contenido

    22.001
  • Ingreso

  • Última visita

Reputación comunidad

5.449 Excellent

7 Seguidores

Acerca de Ring Team

Visitantes recientes al perfil

El bloque de visitantes reciente está desactivado y no se está mostrando a otros usuarios.

  1. Yo me la compré en Noviembre de 2018 por una oferta que vi en una red. El motivo de por qué me la compré fue este. Luego me compré algunos exclusivos, como Mario Kart 8 Deluxe, Zelda Breath of the Wild, Mario Odyssey... grandes juegos. Pero luego me centré en algunos ports para la consola. Y como de vez en cuando los veo a precio reducido en el Game, pues me lancé a saco, y entendí que la Switch podía tener ports por el atractivo de llevarte la consola a todas partes. No me llevé muchas decepciones porque fui cuidadoso comprando juegos. Si acaso, mis tres únicas decepciones fueron The world ends with you, Child of Light y Xenoblade Chronicles 2. El contenido que acabé jugando no se corresponde con las expectativas que los fans habían generado. Y en el caso de Xenoblade, si una cosa logró esta serie tras haber jugado a tres juegos largos, reiterativos, inaccesibles y obtusos es que los videojuegos ya no me interesan tanto como antes. El hecho de que la Switch tuviera tres Xenoblades (un remake, el 2 y un DLC del 2) en tres años y ningún F-Zero, sea nuevo o un port HD, en diecisiete años es motivo suficiente para desencantarse con el medio.
  2. Yo probé BlueStacks en 2016 con un par de juegos que se pueden jugar gratis. Técnicamente funciona como un móvil, así que doy por sentado que habrá alguna aplicación parecida para los móviles de Apple que ya no sé cómo se llaman.
  3. A la gente que no tiene un móvil de Apple. ¿No se puede jugar eso en un emulador tipo BlueStacks o algo? Pregunto por curiosidad y por las respuestas que leí, el juego en sí no me llama.
  4. Si eso es cierto (yo estoy un poco en el medio, sin columpiarme a decir si me lo creo o no), no sé qué podría aportar un Mario Kart 9 y que mejore en comparación con el 8. Lo más seguro es que mejore el diseño de circuitos, porque las secciones antigravedad da potencial para más circuitos increíblemente creativos. Las pistas de Mario Kart 8 son las mejores de la saga, así que imagino que una secuela iría por circuitos más locos e ingeniosos.
  5. Ocarina of Time. xD Será el primer Zelda en todo caso. Ese juego no me lo terminé todavía, pero tengo el recuerdo de que me gustó muchísimo. Tú ibas con el juego y un mapa y te sentías como un aventurero. Lo único que no me convenció es que, aunque la dificultad está bien en todo el juego, la quinta mazmorra me pareció una locura. No sé quién lo testeó o por qué lo diseñaron así, pero ahí es cuando Zelda se convierte en Xenoblade durante unos minutos: Avanzas bajo ensayo y error constantemente. Pero al menos es solo en una mazmorra puñetera. El resto del juego es fácil ingeniártelas para salir adelante y encontrar una nueva armadura, un nuevo escudo, una nueva espada y fuentes de hadas. Diría que es el precursor de muchos otros grandes juegos de aventuras, pero antes de Zelda estaba Advanced Dungeons & Dragons, ese juego de la Intellivision que tenía un rollo bastante experimental. A pesar de sus años, Zelda sigue siendo un juego estupendo, y al menos me parece un juego con un desafío más justo que Super Mario Bros (lo que hace ese juego difícil no son necesariamente los niveles, sino dónde está colocado el koopa que lanza martillos). Si alguien me dice que ese es el mejor juego de la NES, me lo creo perfectamente. Imagina jugarlo en los ochenta.
  6. Por cierto, se me olvidaba, hay que hablar de las versiones de PS4 y la Switch. Yo solo tengo la Switch y escuché algunas cosas acerca de dicha versión. Que si desaparecen elementos del escenario, que si caídas de frames, que si las texturas no son buenas... El único problema que vi fue la desaparición de elementos. Cuando te alejas de, por ejemplo, un edificio, una máquina de aire acondicionado puede desaparecer. De momento no vi ningún problema con los frames ni con las texturas, aunque la versión de PS4 tiene más resolución. Y en cualquier caso, Persona no se caracteriza por tener gráficos increíbles, sino en lucir con estilo. No es un juego al que se le puede criticar que no tenga los gráficos de Horizon Zero Dawn.
  7. Aunque lo compré de segunda mano a finales de 2019, no fue hasta 2020 cuando por fin estuve jugando en profundidad a Persona 5, concretamente durante el estado de alarma debido al COVID-19. Y, aunque tiene una historia muy reduccionista, redundante e ingenua para los temas que trata, es sorprendentemente muy intuitivo, con un sistema de combate por turnos increíblemente accesible y que te da varias posibilidades para conseguir lo que quieras. A eso le sumas unos protagonistas encantadores, una fantástica dirección artística que parece un hijo bastardo entre Inception y Madoka Magica, la mejor interfaz que he visto en un videojuego desde Team Fortress 2 y Splatoon y que, a pesar de ser muy largo, rara vez se me hizo aburrido. Y luego está la música. Dios del cielo con la música de ese juego. Es el primer juego en años (probablemente desde Undertale) que logra que me pusiera así. Cuando estuve cerca de pasarme Persona 5, me enteré de la existencia de una secuela llamada Persona 5 Scramble. Por aquel entonces solo estaba disponible en Japón, y no veáis la de veces que estuve tentadísimo a comprar el juego así tal cual, sin tener ni idea de japonés. Tras pasarme el juego de Atlus, la verdad es que me llamó muchísimo la atención, no solo por volver a ver a mis personajes favoritos, sino también por su posible contenido temático. Por los trailers que iba viendo, pensé que iba orientado a las redes sociales, cosa que al final fue cierto pero que no me pareció difícil adivinarlo. No es como si Persona 5 fuera impredecible o algo así. Finalmente, tras más de seis meses de espera ligeramente amenizados gracias a la constante música de Atlus, en Diciembre se anunció que llegará a Europa bajo el título de Persona 5 Strikers (un subtítulo a mi parecer más elegante que Scramble). Lo único que tenía que hacer era esperar unos meses y ya es mío. Empecemos por lo básico: Persona 5 Strikers no es un JRPG, sino un musou. Luchas contra decenas de enemigos y puedes hacer combos y esquivar ataques. Sin embargo, tiene mecánicas que lo hacen parecer más a un juego de Persona que a un Dinasty Warriors y eso le da frescura al juego, puede que incluso más que Age of Calamity y su relación con la saga Zelda. Tiene plataformas donde tendrás que acceder pulsando un botón (ya sea subiéndote a unas lámparas enormes del techo o pasando por unas cornisas), tiene mecánicas de sigilo donde podrás asaltar a un enemigo y, para complementar ese sistema, tiene un porcentaje que indica el estado de alerta del jefe final. Todo eso estaba en Persona 5, y el que un juego de musou le dé valor a esas mecánicas hace que el juego no sea algo genérico o aburrido que se aproveche del renombre de un juego tan consolidado como la obra de Atlus. Por muy impopular que sea un género, creo que puedes darle un giro para dar incentivos al jugador que no sabían que necesitaban. Strikers empieza unos meses después de los acontecimientos de Persona 5. El protagonista vuelve a Yongen-Jaya, donde sus amigos le dan un cálido recibimiento, y ambos quieren pasar juntos unas vacaciones. Al mismo tiempo, Zenkichi, un agente de Seguridad Ciudadana, está al loro de lo que hicieron los Phantom Thieves, pero para cerrar el caso necesitará pruebas, y para eso se encuentra con ellos y decide hacerles un trato varias veces. Si colaboran, les cubrirán las espaldas y además les dará información que solo la autoridad puede acceder. Mientras, los Phantom Thieves descubren que el tema del Metaverso no está terminado, ya que en lugar de Palacios, hay celdas, y hay gente que lo usa para su beneficio, concretamente robar los deseos de las personas inocentes y gracias a una red social. Así que no solo nuestros héroes deben rellenar sus vacaciones de trabajo, sino que además deben compaginar las tareas de las celdas con la colaboración de Zenkichi. Por el camino se encontrarán con Sophie, una inteligencia artificial que no se acuerda de nada que tiene la voz más adorable del mundo, pero que no puede salir del Metaverso. Si habéis leído mi comentario extendido de Persona 5, sabréis que mi único problema con el juego, además de otros pequeños detalles, está en su historia, o al menos en la manera en que lo narra. Los adolescentes son los buenos y las víctimas y los adultos son los malos malosos tiránicos. Según, Atlus, eso no tiene discusión. Y si alguien es redimible es porque está diseñado para que sea una waifu o un husbando (no daré nombres porque tampoco es excusa para destripar la historia). Eso lo aceptaría un mínimo si no fuera porque Persona 5 habla de problemas menos humanos y más sociales y políticos. Tampoco es que sea un problema exclusivo del juego, es que muchísimos JRPG son así: O te lo crees o no te lo crees. Que si estás más como espectador que como intérprete de un rol no es cosa nuestra. Si te lo crees, diremos que es un dies de dies. Y si no te lo crees, prepárate para un fandom que se te va a echar encima diciendo que "es tu problema, el tuyo y que no es culpa del juego". Strikers, a pesar de pecar de ser reiterativo (cosa que intenta evitar la traducción al castellano gracias al empleo de sinónimos y expresiones propias de nuestro país, un detalle que sinceramente se agradece), hace algo interesante con su planteamiento, y es que, aunque tengamos que enfrentarnos a unos jefes finales que se aprovecharon de una red social para manipular a los demás, el juego muestra que también fueron víctimas de otras personas que le jodieron la vida. El detalle más sutil de este tipo de escenas es que, al contrario que Persona 5, quienes le arruinaron el día fueron tanto gente de su edad como adultos. Y eso hace que un personaje clave de los Phantom Thieves empatice con el jefe final de turno. No diré cómo, pero, aunque no es para tirar cohetes, me parece admirable que haga eso una secuela de Persona 5, un juego cuya historia no era que digamos perfecta. Si el juego va por la dirección que creo que irá (cosa muy poco probable, pero quién sabe), probablemente estaremos ante una historia más que redonda. Hay otros detalles que me apetece comentar, como el nivel de confianza de los Phantom Thieves que te darán puntos para obtener habilidades muy útiles, las recetas que te hacen quedar como Gordon Ramsay sin las ganas de buscar una escopeta y algunos encuadres que me encantan, como el del menú de la caravana, que será un detalle tonto, pero que refleja lo acogedor que puede estar entre unos colegas con ganas de pasarlo pipa en una caravana. Pero lo dejaré para después, cuando me lo acabe, porque hay cosas muy interesantes en ese juego que me habría gustado ver en Persona 5. ¿Significa que en unos meses habrá tocho para Persona 5 Strikers? Y no es un hilo de Persona sin música de Persona, así que...
  8. Esa serie no estaba mal, pero nunca entendí por qué la chica del trío protagonista tenía menos rasgos felinos que los otros dos gatos. Si lo viera ahora, quizás me parecería una serie muy exagerada.
  9. Dark Souls, Demon's Souls y Bloodborne. Maravillas.
  10. Pobre Nati. xD Este cómic ha estado más normal, pero sigue estando guay.
  • Crear nuevo...