Ir al contenido

publicidad

regenerador

Miembro desde 16 sep 2006
Desconectado Última actividad oct 02 2019 16:56
vida restante: 100%

Reanálisis

Camino a la perfección
Nota
5,2

Vamos con el análisis de esta quinta parte de Gran Turismo 5

GRÁFICOS: 6,4. Es evidente que estamos ante un juego sólido con tendencia a una representación realista del mundo jugable. Eso ayuda a cohesionar la concepción de simulador de conducción y a transmitir sensación de seriedad y profesionalidad. Tenemos una variedad importante de escenarios, vistosos, profundos, con una puesta en escena gráfica muy bien conseguida (paso del día a la noche, climatología, etc...). Todo esto ayuda a dar ese toque realista que antes os decía. A lo mejor, falta algo más de dinamismo y movimiento en los circuitos, ya que resultan en algunos momentos algo estáticos: mucha arquitectura, mucho rotundidad, mucho volumen, mucha vistosidad, pero falta algo que cohesione toda esa fachada formal, algo que una más todo el engranaje técnico tan bien hecho. Falta más vidilla gráfica entre unos elementos y otros. Los elementos en concepción aislada son perfectos, pero falta algo de "movimiento" que una todo para que el resultado en conjunto sea más vistoso de lo que es.

Quizá el trabajo en la sensación de velocidad no esté pulido del todo (lo cual corrobora lo que antes he dicho de la falta de fluidez y dinamismo). Sobre todo al principio del juego, detecto mucha pareza en la fluidez. Cuesta coger el ritmo gráfico. El propio juego te pide más movimiento, más vida. No obstante, a pesar de esto, hay que decir que a medida que va pasando el juego y vas probando coches nuevos más potentes, esa falta de ritmo se va corrigiendo poco a poco hasta modelar un juego muy solvente.

Detecto ciertas irregularidades en cuanto a los vehículos, ya que la separación premium- no premium provoca un desequilibrio gráfico importante. Los coches premium son una delicia (de lo que mejor que he podido ver en un simulador de conducción): detallados, vistosos, voluminosos, atractivos, entran por los ojos, etc...¿Por qué en los coches no premium se produce esa bajada de nivel? Es una lástima que no se haya cuidado el producto en su totalidad, ya que hay partes muy bien hechas (un manjar) y otras más dejadas. Me da mucha rabia tener que bajar la nota por esto, pero quita vistosidad al producto.

La sensación de realismo y la puesta en escena crean un producto atractivo, que entra por los ojos. El hecho de conducir un coche premium es una delicia que genera un atractivo visual importante: tantos coches en pantalla sin resentirse el juego, la nitidez fotorealista (parece que ves una carrera en televisión), las perspectivas jugables en la focalización del coche, etc...todo ayuda a hacer vistoso el producto a pesar de algunas cositas que hay que pulir como la interacción de los vehículos con el medio (daños) y la iluminación. Seguro que en la próxima entrega corrigen todo esto. Por cierto, los menús resultan más sobrecargados que de costumbre. Los de anteriores entregas resultaban más sobrios y elegantes. Tanta ornamentación acaba desfigurando el foco de atención del jugador y le cuesta buscar lo que quiere.

SONIDO: 7,2. El apartado más potente del juego sin ninguna duda manteniendo el nivel de anteriores entregas e incluso refinando todavía más: música electrónica, buenos temas, que se ajustan al carácter y al ritmo de las carreras, calidad melódica. A pesar de la calidad de los temas, detecto una menor variedad de ritmos que en otras entregas...lo veo todo más encasillado, pero no pasa nada si la calidad es de primera (como sucede aquí).

Buen trabajo de profundización y especialización al hacer que cada coche tenga su propia dinámica en el ruido del motor, y además esté tan bien proyectado de una manera tan realista. Todo esto permite dar más autoridad al juego.

Me gusta que la sobriedad de los ruidos y los clicks se siga manteniendo, ya que el juego se mueve en un registro serio sin tanta rimbombancia como en otros juegos del mismo género, lo cual acompaña perfectamente a la cadencia jugable sin provocar "antiarmonías" (como me gusta a mí decir). Los "clicks" cumplen su papel de apoyo perfectamente: en forma de "eco" y siempre en segundo plano (como debe ser).

DURACIÓN 7,1. Aunque cuantitativamente sea un producto extenso, comparativamente detecto un pequeño retroceso en la cantidad de retos ofrecidos. Es verdad que ese retroceso en las competiciones se subsana con el online, los carnets, las pruebas especiales, etc...pero el núcleo jugable ha empequeñecido un poco (en el modo A Spec). Hay menos eventos principales e incluso menos variados que otras veces. Incluso han desaparecido las competiciones de marca.

Artificialmente el juego se puede alargar bastante, ya que la repetición de eventos, la perfección (conseguir todo platino), las pruebas de resistencia o el online contribuyen a darle vidilla. A esto hay que sumarle las horas de taller y mercado, que para todo fan del mundo automovilístico no son moco de pavo. Todos estos detalles alargan la vida del juego, que no el desarrollo del juego.

DIVERSIÓN: 4,6. Me duele dar esta nota a un juego como Gran Turismo 5. Es la primera vez que suspendo a esta sega en este apartado. Vamos a intentar aclararlo y ver en qué puntos hay que mejorar.

Dejando de lado cuestiones comerciales y de desarrollo (mucho tiempo de desarrollo, las altas expectativas, etc...) detecto que la saga se ha estancado y ha sido víctima de sus propias normas, de sus propios códigos.

Desde el punto de vista de la conducción no hay nada que reprochar. Incluso aquí hay que felicitar a los creadores, ya que conducir un vehículo con el volante es una experiencia única, muy realista y todo un regalo para los fanáticos de este mundillo. Yo diría que es de las mejores experiencias a la hora de proyectar un simulador (y les felicito por ello).

Como simulador, GT5 es una obra maestra...¿Pero cómo videojuego?

El principal fallo que veo es el desequilibrio entre la premisa de calidad y la premisa de cantidad. Los creadores han aspirado a hacer algo grande, muy ambicioso: hacer el JUEGO de coches. Eso hay que verlo como algo bueno, ya que es una maravilla que haya gente con esas ambiciones y aspiraciones que tenga grandes proyectos y quiera llevarlos a la práctica. El problema es que al abarcar tanto corpus jugable (coches, circuitos, competiciones, etc...) es fácil que no todo salga perfecto. Es normal que haya partes más cuidadas y mimadas y otras más decuidadas. Eso creo que es lo que ha pasado en esta quinta entrega. Los creadores nos han ofrecido un caudal abundantísimo de material jugable. Han abarcado más campos jugables que nunca. Lo que pasa es que hacer un producto tan grande puede convertirse en un arma de doble filo, ya que al tener tantos frentes abiertos es normal que alguno se descuide un poco, ensuciando un poco el resultado final. Y da "rabia" que el fallo de Gran Turismo 5 sea este.

El hecho de incluir tantos coches y propuestas han hecho que algunas no se hayan resuelto todo lo bien que deberían (buena idea pero mala proyección). Aspectos como el editor de circuitos o los coches no premium han irregularizado la armonía del juego. Poner cosas bonitas con cosas menos bonitas ha ensuciado la pintura, tanta mezcla ha acabado por devorar el producto (a nivel jugable). Algunos fallos de juegos anteriores se han ido arrastrando como el hecho de salir siempre el último, las grandes diferencias que puede haber en una competición, etc...Son pequeños detalles que todos juntos van sumando y hacen que el juego no esté totalmente pulido.

CONCLUSIÓN: Estamos ante un juego con unas coordenadas contextuales y técnicas muy buenas (pero muy buenas). Como simulador es un caramelito, una obra maestra. Como juego perteneciente a una saga tan conocida ha caído en el error de dejarse llevar por la premisa de cantidad (ofrecer mucho corpus) pero fallar a la hora de proyectarlo, de tal forma que la calidad (aunque es buena) no es como nos tienen acostumbrados. Esto conlleva una irregularidad a la hora de concebir el juego (tanto técnica como jugable) ya que el hecho de tener tantas aspiraciones, tantas ideas ha acabado por provocar un desequilibrio con una seria dicotomía: la presencia de partes que son una delicia jugable con otras más oscuras que acaban comiéndose el brillo del cuadro. Una lástima, porque como concepto, GT5 es de lo mejor que he visto nunca. Lo que ha faltado es proyección (quizá por falta de tiempo,quizá por no haber limitado el corpus jugable, quizá por las altas expectativas, etc...). Espero que corrijan estas cosillas y seguro que GT6 consigue hacerse un hueco importante como simulador, pero también como videojuego, que es lo que ha faltado en este GT5: GT5 como simulador es una obra maestra, pero como videojuego es correcto (pero no sobresaliente).
DK64 es una obra maestra que ningún usuario de N64 debería dejar escapar.
Nota
7,6

Voy con mi reanálisis:

GRÁFICOS: 7'8. Estamos ante un juego con un apartado gráfico importante, ya que es capaz de representar escenarios grandes tanto a lo "ancho" como a lo alto (con unas vistas aéras muy vistosas). Las texturas son capaces de tejer unos mundos detallados, coloridos y llenos de detalles plásticos aunque en ocasiones vacíos de movimiento y algo estáticos.

Detecto que en ocasiones hay una pérdida framerate dando lugar a una pérdida de fluidez tanto en el movimiento/control de los personajes como en la dinámica de las fases en general. En ocasiones se abusa de la difuminación de las formas, lo cual de ese aire "mágico" que tanto nos gusta de estos juegos, pero a la vez le hace algo copioso en algunas secciones, algo "pasteloso".

Las animaciones de los personajes/enemigos resultan verosímiles con ese toque de "sobreactuación" que en este juego resulta muy acertado dando la sensación de que estamos en una película de dibujos animados. Hay una gran coordinación y correspondencia técnica entre las secuencias de video y el juego, dando un toque de "naturalidad" muy acertado ajustando cada elemento gráfico al servicio de una buena ambientación.

SONIDO: 6'8. Esta muy bien el hecho de "homenajear" grandes melodías clásicas de la saga dándoles pequeños retoques electrónicos para modernizarlo a los nuevos tiempos. Ahora bien: una vez hecho esto falta complementar con melodías nuevas que consigan cautivar, provocar sentimientos, estremecer (como la "tranquilidad" y el "sosiego" que transmitía esa música de las fases de agua del primer Donkey Kong Country). Aunque la cantidad de las melodías es suficiente y consiguen un buen acompañamiento al juego, falta alcanzar el grado de sobresaliencia que nos tienen acostumbrados. Las melodías son correctas, pero muchas pasan desapercibidas, aunque también hay algo muy bueno que es la capacidad de adaptación al carácter de cada escenario.

Los efectos sonoros están muy bien proyectados sobre los escenarios. Los efectos de resonancia, el "eco", el hecho de que la melodía se "ensordece" cuando estamos dentro del agua, la variación tímbrica según el lugar donde nos encontremos usando como esquema un tema que va sufriendo "modificaciones"...desde luego gracias a esto consigue una buena calificación en su apartado sonoro.

DURACIÓN: 8'0. Desde luego es innegable que este Donkey Kong 64 es un juego largo, duradero y además no ha caído en el vicio de otros juegos de alargarlo artificialmente. En este caso la cantidad de retos queda pertinentemente justificada, y hay muchas cosas por hacer no obligatorias que si quieres las comes y si no las dejas.

El hecho de dar prioridad a la recolección de objetos hace que sea un pelín menos rejugable que los anteriores Donkey Kong, aunque el núcleo principal del juego (las bananas doradas, los minijuegos, las partes de saltos, etc...)podrían ser perfectamente rejugable.

¿Cosas buenas?...pues está claro que la película jugable es extensa, mesurable en objetivos, y que todos los tramos están bien cohesionados jugablemente (aunque luego veremos que no tanto estructuralmente), de tal forma que todos los tramos jugables tienen su "huequecito" en el juego no con el objetivo de "rellenar el hueco de esa película", sino de estar al servicio de su diversión.

DIVERSIÓN: 7'4. Es evidente que estamos ante un juego con un fondo jugable importante. Donkey Kong nos propone una experiencia muy dúctil, receptiva y muy maleable. Se nota claramente que los creadores ofrecen calidad de la buena, mostrando que son muy listos al saber qué cosas es lo que le gusta a los jugadores y cuáles no...y eso es un valor importante saber "sintonizar" con el jugador.

Es un juego que busca "escandalizar" a partir de la "grandeza". El hecho de mostrar escenarios grandes con muchos objetos perdidos y que tengamos que alternar el control de 5 personajes da lugar a una complejidad alucinante para tratarse de un juego de plataformas. Además busca también el asombro a partir de la variedad de situaciones sabiendo combinar humor, carisma, técnica plataformera (al fin y al cabo es lo importante), exploración, combates, minijuegos, recolección...es un juego muy "polifacético", ya que todo lo hace bien.

Sin embargo creemos que en esta entrega ha sucedido algo terrible: La saga ha ido perdiendo sus señas de identidad, sus propios códigos jugables. En este caso ha habido un proceso de "Mímesis" que le ha hecho perder al juego sus propias normas, sus propios códigos. Los creadores han tomado un modelo que para muchos fue considerado "eficaz" (como es la saga Banjo), lo cual hace este juego se diseñe sobre seguro y falta cierto "riesgo"...hay cierto "miedo" por intentar salirse de ese modelo, ya que si algo es bueno siempre cuesta salirse de ello.

Seguir un modelo anterior, recolocando las piezas hace que se puedan llegar a dos vicios importantes que puede agravar el resultado final...y es una pena:

1. La linealidad. En este caso Donkey Kong 64 sigue un esquema desde el primer momento, esquema del cual no se sale dando lugar a una rigidez bastante "limitadora"...¿Por qué no salirse de ese esquema experimentando nuevos matices en lugar de repetir una mecánica y conseguir así un proceso de "liberación" tanto formal como jugable?
Llega un momento que parece que estamos dentro de un bucle donde todo lo que sucede es previsible. El error por tanto ha sido "abusar" de un código esquemático y repetirlo hasta exprimirlo.
El resultado es un juego "grande" de una calidad tremenda pero atrapado en una especie de cárcel que le impide "desarrollarse" tal y como es.

2. La cohesión estructural. El esquema usado supone una "tentativa" para convertir el juego de plataformas en un pretexto para llegar al "cóctel" multigénero. En este caso creemos que este Donkey Kong no ha caído en ese vicio (así que doy la enhorabuena a sus creadores :) ), pero en algunas ocasiones está ahí ahí...rozando los límites. Lo bueno es que las plataformas siempre están ahí...y aunque sea una leve línea en ningún momento desaparece totalmente.

Pese a todo esto estamos ante un juego correctísimo, bien planteado en cantidad y calidad de retos, así como el carisma de los personajes. Aunque al principio puede resultar un poco "frío" por el nuevo cambio que supone las tres dimensiones, poco a poco vamos cogiendo cariño a los nuevos personajes y nos sentimos "como en casa".

CONCLUSIÓN: Aunque haya perdido los sellos de identidad de la saga, este juego desde el primer momento ha optado por "jugar sobre seguro" ofreciendo calidad por los cuatro costados, con un sistema de juego lleno de momentos inolvidables al que solo se le puede reprochar su rigidez y esa tendencia a no salirse de las propias normas que se ha impuesto...con un poquito menos de flexibilidad estaríamos ante un juego todavía mejor de lo que es.
Eterna juventud
Nota
7,8

Desde luego resulta muy difícil analizar este juego desde una perspectiva diacrónica...muy difíicil, ya que contrastar y equiparar datos de juegos de 2008 con un juego de hace 10 años es muy difícil, así que para llevar a cabo el análisis me voy a mantener en un eje sincrónico y analizar el juego desde una pespectiva diferente.

GRÁFICOS: 7'3 Maravillosos. Es verdad que en ocasiones se tiende a la cuadratización de las formas, de las siluetas, o que los fondos no poseen texturas más trabajadas, pero hay que reconocer que es un juego de hace 10 años. No obstante valorando como juego de hace una década hay que reconocer que todavía hoy siguen teniendo mucho fondo. Por ejemplo el colorido tiende a hilvanar y cohesionar los asuntos técnicos de los escenarios...el uso de un buen sistema de color tiende a dar una perspectiva muy buena al apartado técnico haciendo olvidar todos los posibles defectos debido al paso del tiempo.

Con las animaciones ocurre algo parecido: es verdad que en ocasiones tienden a hacerse algo lineales, algo sobreactuadas, pero le dan un encanto muy bueno al juego, de tal forma que esa "sobreactuación" se acaba convirtiendo en una virtud muy buena, y que además tiende a captar la verdadera ambientación al juego.

Por lo tanto es un apartado gráfico que no se dispone para crear "espectáculo", escenografía, sino para hilvanar una ambientación, un contexto, un ambiente....y esa intención de trabajar para/por la ambientación es algo muy positivo en lugar de por la mera exposición de las posibilidades de una consola (lo que ocurrió también en Nintendo 64). Eso se llama dar o dotar de una utilidad a un fondo técnico, así que por eso le pongo esa nota tan alta en este apartado pese al paso del tiempo.

Lo que sí quiero destacar es la profundidad de los escenarios...son escenarios naturales, muy vistosos, muy llamativos. Algo terrible en muchos juegos de plataformas es la proliferación de los escenarios "pasillo" que impide dar a los plataformas un carácter más libre, y que fomenta la interactividad, el contacto y la exploración. En este caso es maravilloso como las formas técnicas se aprovechan para crear escenarios grandes, profundos, donde el jugador experimenta, entra en contacto, observa, memoriza lugares, se crea un plano "Imaginario" del escenario situando en el plano los principales lugares. Esto son cosas muy buenas para los juegos de plataformas.

SONIDO: 7'0. Una virtud muy buena es esa intención por matizar, por caracterizar, por profundizar, por experimentar, por "manipular", por "juguetear" con el apartado sonoro. Por ejemplo una música que aparece en un escenario cambia el carácter en cada una de sus partes: la música no suena igual debajo del agua, que dentro de una cueva, que al aire libre, que en una zona d nieve, o una zona cálida...el tema musical es el mismo, pero los matices no, y eso es un recurso muy interesante que no se debería perder.

La adecuación de los ambientes a la música es también correcto...por ejemplo en un escenario de nieve escucharás campanas o panderetas, y una música muy cristalizada y fría...eso se llama conjugar muy bien música y ambiente.

Todas estas virtudes le hacen olvidarse precisamente de los defectos, defectos que tienen que ver con el paso del tiempo: las voces, los efectos sonoros, la proyección y difusión del sonido por el escenario. Por ejemplo unos efectos simpáticos, humorísticos nos hacen olvidarnos rápidamente de lo técnico, de lo "objetivo".

DURACIÓN: 7'8. Son cerca de 100 piezas de puzle. Es verdad que quizá sea demasiado fácil (sobre todo en el primer 50% del juego donde al juego le cuesta aumentar su curva de dificultad). Una vez pasado el ecuador es cuando el juego se vuelve más exigente, con retos de mayor duración y que requieres más "paseos", y a la vez habilidades que no se habían dado en la primera parte del juego. Es aquí cuando encontramos retos más interesantes, más arriesgados, y avanzaremos más despacio pero también cuando mejor lo pasaremos. Eso sí: no hay ningún momento de dificultad imposible.

Es verdad que no cuenta con un modo multijugador como sí tenía el Tooie, pero se puede rejugar muchas veces. El hecho no ser tan complejo como su secuela es el eje principal por lo cual este juego resulta jugable.

DIVERSIÓN: 8'0. Desde luego a X-Box 360 le viene muy bien la aparición de este juego, sobre todo como fuente documental para recordar cómo se planteaba el género plataformero hace una década, y así poder tomar como modelo (no como modelo a seguir, sino como modelo comparativo-objetivo) para así ver ese cambio tan grande en el género y por el simple placer de recordar, ver cómo se planteaban unos fondos jugables muy distintos a los de ahora.

Por ejemplo el buen humor y el carisma de los personajes vuelven a sazonarse por todo el núcleo tanto argumentativo como jugable, de tal forma que ver una escena, una secuencia, o entablar un diálogo se convierte en algo divertido, gracias a la tipificación de los personajes: bruja "Mala", osito "bueno", ave "graciosita"...es verdad que los comportamientos y reacciones las conocemos de sobra, pero la proyección está muy bien lograda. Todo eso por ejemplo compensa fallos como el idioma, o la poca elaboración argumentativa.

El desarrollo resulta muy ágil y dinámico, ya que las situaciones se imbrican de tal forma que resulta difícil despegarte del juego: exploración, recolección de obejetos, uso de habilidades, metamorfosis, superación de algunos minjuegos, retos contra el tiempo, etc...uno de los fallos de su secuela fue el ritmo entrecortado motivado por la fragmentación de los retos (aquí vemos escenarios mejor conectados, y retos con mayor coherencia jugable) y por las continuas idas y venidas (aquí el paseo se convierte en una forma jugable muy productiva con mucha interacción, y no un camino que sirva de pretexto para avanzar de un punto a otro).

El explorar los escenarios, la ambientación y el aplomo del juego en movimiento como resultado en conjunto es sobresaliente. Por ejemplo quiero destacar aquí aunque no sea pertinente hablar del escenario del bosque Click Clock, uno de los escenarios míticos e ideales para un juego de plataformas...eso se llama saber aprovechar unos recursos y proyectarlos de una manera ambiciosa y original: recorrer un mismo escenario en las 4 estaciones del año es algo muy difícil y trabajoso, ya que se necesita cohesión y conexión entre los retos para que el resultado sea productivo, y en este caso ese escenario se ha planteado de una forma exquisita pudiendo ver los cambios entre una estación y otra.

No obstante los detalles como el retrete parlante, los mundos del Terror y la Navidad, e hecho de poder meterse dentro de una tortuga o un castillo de arena son cosas que le dan al juego un aire original.

La progresión en las habilidades está muy bien lograda, al igual que la forma de superar cada objetivo. Es un juego coherente en tanto en cuanto no se sale nunca de las plataformas (al contrario de lo que sucedió en la secuela), pero trabaja, se esfuerza por ofrecer distintas experiencias (y expectativas) jugable, y que la situación A sea diferente a la B, pero que ambas transmitan diversión pura y dura.

Defectos, pues el hecho del idioma, o de que te quedes con ganas de más. La parte final parece que queda "desilvanada" del resto del juego (lo del concurso, la batalla final), ya que se da un toque épico, que si bien está muy bien planteado, no concuerda con el resto del juego, aunque también es verdad que le da un toque muy interesante.
El sistema de cámaras no ha sido muy bien resuelto, ya que muchas veces las propias cámaras se convertirán en la causa de algún yerro.

CONCLUSIÓN: Juego que puede que a algunos os parezca antiguo, pero a día de hoy todavía es muy solvente y proporciona muchísimo fondo jugable, aunque las formas se hayan quedado retrasadas. Precisamente el fondo se conjuga con la forma para subsanar los errores formales.
Need for Speed Underground
Nota
6,9

GRÁFICOS: 7,2 Evidentemente estamos ante un apartado gráfico muy sólido y solvente. Encontramos unos vehículos muy bien tejidos, que no se rompen (lo que quita algo de espectacularidad y limita el poder gráfico que tiene la consola) pero al fin y al cabo están bien dispuestos sobre el juego en cuanto a tamaño, color, formas y componentes. Falta mejorar la interactividad entre el coche y el medio.

Con los escenarios sucede algo muy parecido. Tenemos escenarios muy bien armados y tallados, con un tamaño importante y sobre todo unos fondos bien dispuestos en la pantalla, de tal forma que conducir por la ciudad resulta atractivo ante tanta variedad de edificios y con unos efectos gráficos muy correctos. Por ejemplo el juego de las distancias ha sido muy bien representado en el juego..iros por ejemplo a la parte de la montaña, y veréis a lo lejos una vista muy buena de la ciudad.

Los dos principales fallos es que es un juego que fomenta poco la interactividad...aunque los escenarios estén muy bien detallados faltan elementos que se pueden destruír. El efecto de la iluminación (carteles luminosos, farolas, luces, neones...) aunque está bien representado y bien proyectado sobre los elementos (esto es muy importante), da la sensación de que falta más fuerza, ya que algunas zonas del juego quedan algo oscuras, y en algunas secciones puede perjudicar seriamente al jugar (por ejemplo no ver un cruce), y eso de que el apartado gráfico perudique al jugar es algo terrible.

Pese a esto hay que reconocer la solvencia del entorno gráfico, pues es un juego con gran cantidad de elementos (escenarios, vehículos, tráfico real, edificios, luces, asfalto mojado, árboles, avenidas, callejones, caminos escondidos...) y ante tanta saturación nos damos cuenta de que todo se genera, de que todo fluye de manera muy natural, muy solvente, y eso es de agradecer ya que el entorno gráfico no perjudica al ritmo, es más...lo dota de fuerza al ver tantos elementos moviéndose a la vez, con una sensación de velocidad muy correcta.

SONIDO: 7,4 Puede que a los coches les falte un poquito de especiaización, un poquito de personalización en cuanto a ruidos en el motor (ya que en algunos casos da la sensación de que el motor es el mismo para todos los coches). No obstante es un ruido que sabe "balancearse" a lo largo de un eje de coordenadas, y dependieno de la coordenada en que se situe el sonido es diferente...no es lo mismo el motor que está a máxima potencia, que al frenar o que al ir lento. Esto da lugar a una línea ondulada muy buena que es la que cohesiona todo el apartado sonoro. Además los efectos alcanzan atractivos matices con efectos correctos de resonancia.

La música puede que a algunos nos les guste por la puesta en escena de estilos menos convencionales, sin embargo tanta lo cantidad como la calidad de los temas es innegable.

DURACIÓN: 7,0. Valorando objetivamente el juego la nota en este apartado podría ser más alta, puesto que los retos no parecen acabarse nunca, y hay muchísimos coches por tunear, más un modo online y todos los modos secundarios que dan al juego unos matices más novedosos. No obstante al modo principal le falta algo más de ritmo, más de progresión y hace que no llegues a completarlo al 100% con "naturalidad".

DIVERSIÓN: 6,6. Estamos ante un juego muy correcto en sus formas, ya que sabe poner al alcance del jugador un impresionante catálogo de modos de juego, coches, escenarios donde realizar las carreras, y retos. Y esto es podríamos decir, uno de los grandes ejes del juego que consigue plantear de manera sólida.

En algunas ocasiones da la sensación de que se plantean estos recursos y directamente se los "dan" al jugador para que el jugador trabaje y modele esos recursos para crear su propio juego, lo cual es un virtud más que un defecto y además resulta interesante y aporta libertad. Sin embargo estos recursos no deben "traspasarse de manos creadoras a manos jugables sin más". Antes de dar esos recursos hay que trabajarlos para conseguir dos cosas fundamentales: matices y progresión.

Estos son los dos fallos principales de este juego.

¿Cómo se consiguen los matices?...es verdad que en cierto punto la variedad de coches fomenta de una manera a otra y motiva a repetir retos...un mismo reto por ejemplo puede parecer diferente según que coche manejemos, y eso siempre es muy bueno. Sin embargo en sus fondos (fondos jugables) las propuestas repiten una misma mecánica una y otra vez. Da la sensación de que todas las carreras de un mismo tipo son iguales, hace falta crear más variedad de retos para lo largo que resulta el modo principal. Hay variedad (aceleración, carreras normales, campeonatos, carreras técnicas...), pero no han evolucionado con respecto al primero (tan solo hay dos tipos de pruebas nuevas)

¿Y cómo se consigue la progresión?...en este caso vemos que el juego pone empeño en ofrecer buena cantidad de retos y de hecho no hay más que mirar el apartado de tuning y darnos cuenta de la profundidad del juego y las opciones que plantéa mediante sus formas. Sin embargo de nuevo falta algo de progresión en los fondos. Al principio del juego se plantean unos cuantos conceptos, y a partir de estos conceptos intentan crear el juego, sin embargo a medida que avanzamos vemos que esos conceptos del principio se acaban hacendo algo repetitivos, ya que no hay apenas novedades, y todo se basa en repetir los mismos ciclos, y las mismas normas...es un juego que acaba atrapado en un bucle de códigos y normas que le quitan un poco de frescura.

Esta linealidad en sus fondos (no en sus formas) es quizá el principal problema, ya que el juego es muy bueno...buen sistema de tuning, modo principal largo, gran cantidad de retos, carreras emocionantes, control muy bien ajustado y espectacular, perspectiva de cámara adecuada, horas viciado en el taller probando y experimentando, paseos atractivos por la ciudad, sistema de dificultad progresiva...como veis desde un punto formal sigue siendo un juego muy correcto.

CONCLUSIÓN:Un juego correcto, con ideas correctas, aunque algo convencionales con un catálogo de formas sobresaliente. Con un poquito de matices y una progresión en sus fondos se hubiera conseguido un juego todavía más grandes de lo que es, porque este juego pese a esos fallos sigue siendo un juego "grande" al saber plantear tal cantidad de elementos y representarlos más o menos con solvencia.
INSOMNIAC nos presenta un título con una historia muy interesante, de las que pocos juegos gastan.
Nota
7,4

GRÁFICOS: 6,5. Por un lado hay que reconocer que los escenarios son bastante extensos tanto a lo largo como a lo alto, de tal forma que apreciamos que ese volumen está muy bien conseguido y sobre todo definido. Por ejemplo las distancias están muy bien medidas, de tal forma que estando en una parte del escenario al fondo se aprecia la silueta de la otra parte, de tal forma que le da bastante realismo y dinamismo dentro de una pespectiva muy buena. Además la sensación de movimiento, de cómo nos acercamos a esos sitios lejanos está muy bien lograda.

Además vemos a los enemigos con unas animaciones, algo lineales, pero muy bien matizadas y dramatizadas (sobre todo esto último). Sin olvidarnos del tamaño y de los polígonos usados en la construcción de enemigos y personajes.

Pese a estas dos virtudes también hay que reconocer algunas limitaciones, como el comportamiento lumínico o la falta de progresión en el color en general del juego (el color se usa de la misma forma en todos los escenarios sin buscar matices). Además algunos escenarios resultan algo lineales, algo vacíos sin un sistema de texturas definidos. Otro fallo es que el motor se ha cuidado en el plano jugable, pero vemos cómo a medida que nos alejamos de la zona de juego (por ejemplo cuando volamos de un nivel a otro o cuando nos caemos por un precipio), pues apreciamos más fallos gráficos en cuanto a siluetas.

Pese a los fallos técnicos hay que reconocer que la fluidez del juego es exquisita, el uso de la niebla está muy bien logrado (se usa para ambientar aunque en algunas ocasiones se usa para tapar "fallos"), y en general todos los elementos poseen una extensión y una dinámica muy correcta dentro de los escenarios.

SONIDO: 5,6. La música es rica en ritmos aunque no tanto en timbres y matices, ya que falta por buscar la especialización de carácter de cada uno de los temas...ya que parece una música que no "encaja" dentro de un juego de plataformas. No obstante hay que valorar de manera técnica y resultan temas melódicos muy pegadizos y te dan ganas de ponerte a cantar y bailar, y esto aunque parezca una tontería es un valor muy importante también.

A las voces les falta dramatización e "hilvanaje", ya que da la impresión de que a los personajes les cuesta hablar, pese a la perfecta vocalización, falta "hilvanar" las conversaciones, no tanto en el aspecto fonador, como en el de contenido, ya que los dragones que nos encontramos nos dan información a "cuentagotas" y no saben qué decirnos exactamente e incluso todos más o menos dicen lo mismo.

DURACIÓN: 7. Aunque no sea de los plataformas más largos, hay que reconocer que con recursos totalmente naturales consigue alargar el juego sin forzarlo, y eso es un valor muy importante que todo juego debe poseer. Por ejemplo conseguir todas las joyas de los niveles y objetos perdidos requiere bastante tiempo, pero además es muy rejugable, el método más natural para seguir dándole vida una vez se haya terminado el juego.

DIVERSIÓN: 7,8. Este juego desde el principio consigue algo maravilloso y es que sin necesidad de "mitificar" el desarrollo, ni de buscar la diversión en lo álgido y lo intenso, consigue proporcionar unas dosis increíbles de diversión, una diversión que se consigue si necesidad de tener que artificializar el juego mediante situaciones in extremis. Mediante la simple exploración y recorrido de los escenarios derrotando enemigos y rompiendo cajas, ya este juego consigue unas dosis tremedas de adictividad.

Precisamente uno de los fallos de los plataformas es no evolucionar en sus fondos, en sus contenidos. En este juego no se consigue esa evolución (de vez en cuando hay algún nivel más "extraordinario" de vuelo, o algún jefe final que rompe con la rutina, pero en general no hay evolución), sin embargo pese a ese estancamiento el juego gusta, el juego entretiene, el juego derrocha carisma...eso es algo admirable!!!!!!!!!!

Y además es un ejercicio muy difícil...ya que repetir esquemas es algo muy sencillo, pero repetir esquemas y además conseguir que la esencia de esos esquemas sea distinta cada vez, es algo muy difícil de lograr y este juego lo consigue y además con nota. Desde el primer nivel se mantiene fiel a unas premisas, a unas normas, y sin variarlas en todo el juego consigue crear una personalización en cada una de ellas, de tal forma que dos situaciones con los mismos esquemas parecen totalmente diferentes...este juego ha conseguido hilvanar todo de manera muy muy mesurada, con un ritmo que se adapta a las capacidades del jugador...la velocidad del juego, la elección de los niveles, la forma de recorrerlos, etc...todo esto involucra al jugador, y forma parte de esa magia que desestandariza los esquemas y los hace propios. Esa es una de las claves para triunfar.

Solo por esto que estoy comentando el juego ya consigue convencer. Es verdad que falta progresión, saltos más técnicos, más variedad de situaciones, algún momento más "intenso, o engrosar más el catálogo de opciones, pero es que este juego sabe valerse y desenvolverse muy bien sin ellos, es capaz de combinar la sencillez con ese toque de mesura jugable.

CONCLUSIÓN: Un juego que sabe venderse al jugador para que este trabaje como quiera y establezca su ritmo de juego. Con unos fondos muy convencionales y muy simples consigue una atmósfera y una magia muy buenas sin necesidad de forzar su desarrollo, de tal forma que te olvidas enseguida de sus carencias...uno de los mejores plataformas para PSX!!!!!!!!!!!
Técnicamente es de lo mejor que veremos en N64
Nota
5,4

GRÁFICOS: 6,9 Siendo objetivos hay que reconocer que en este apartado el juego cumple todas las expectativas y nos hace ver cómo un aspecto "cartoon" es totalmente compatible con no solo ofrecer un buen sistema de color bien distribuído por la pantalla, sino también en incluír un detallismo en los coches muy bueno, una sensación de velocidad correcta o unos fondos bien representados tanto en la línea de horizonte como a los lados de la carretera.

Es un juego muy versátil en este apartado, ya que cada uno de los circuitos se ajusta muy bien al motor general del juego. Encontramos unos efectos de iluminación muy buenos sobre todo en los escenarios nocturnos. Quizá no hubiera estado mal incorporar las sombras a los elementos del paisaje o también dinamizar las animaciones de los corredores, que pese a ser naturales resultan algo lineales.

Las texturas por ejemplo son muy cuantiosas en ofrecer distintas variedades, de tal forma que los caminos no son lisos. Vemos manchas, granulados, irregularidades...lo mismo con todas las superficies...visualmente tiende a la deformación para dar una sensación de realismo.

Hasta aquí todo muy bien...pero todos estos supuestos deben mezclarse para dar lugar a un "todo" bien planteado y con ritmo. En esto último el juego consigue sostenerse, sin embargo los escenarios, pese a ser técnicamente correctos vemos que no los han "moldeado" de la manera correcta, ya que después del esfuerzo que han hecho en crear una buena solidez vemos que no aplican estos principios a los escenarios, ya que resultan algo vacíos, algo lineales, hasta cierto punto algo insípidos...y el juego tiene de sobra potencia para hacer algo mejor.

SONIDO: 6,2 Encontramos melodías que suponen una mezcla entre lo que sabe hacer Rare (músicas bien hilvanadas de ritmos cambiantes) con lo que sabe hacer Disney (ese estilo tan mágico y sugerente). Una vez conseguidos los elementos disolventes hay que "mezclarlos". Quizá este encasillamiento provoca melodías algo lineales y repetitivas con un estancamiento tanto en estilo como en compases melódicos. Y eso es terrible, ya que los escenariosn no se ajustan al carácter del escenario.

Los efectos destacan por su variedad (motores, explosiones, choques), aunque les falta mejorar los efectos de resonancia. Y las voces son variadas y bien representadas, aunque de nuevo falla la resonancia.

DURACIÓN: 4,8 El juego resulta demasiado escaso en cuento a opciones ya que el encanto radica en pasarse los campeonatos, y una vez terminados ya no queda nada que hacer, y debido a sus fallos jugables, no incita a rejugarlo otra vez. El multijugador pese a que puede ser un motivo de "alargamiento", se acaba rompiendo ante la falta de emoción de este modo.

DIVERSIÓN: 5,1. No hay duda de que este juego ha puesto muy buenas intenciones como es el representar un género de este tipo en una ambientación que sabe mezclar el saber hacer de Rare con el carisma y el encanto de los personajes Disney.

La influencia de Mario Kart es evidente en todo el juego, y eso es terrible ya que impide a este juego "crecer" en sus fondos jugables. Cuando jugamos a este juego da la sensación de que los elementos sufren un proceso de paralelismo con los de Mario...de hecho resulta fácil comparar a un personaje del juego o un arma con su equipolente de Mario Kart...y eso es terrible, ya que pese a la "emulación" de los fondos (fondos jugables) de Mario Kart, falta darle ese toque, esa "chispa" y sobre todo conseguir ese funcionamiento interno que tenía el juego de Nintendo. De hecho han retratado las formas externas (que un objeto de este juego posea el mismo comportamiento que otro objeto de Mario Kart), pero no han conseguidos ponerlas en funcionamiento en el plano jugable.

En cuanto a los circuitos aquí encontramos algunas "curvas", ya que algunos consiguen matizar el trazado mediante curvas más "técnicas" donde poder usar el derrape y añadir la "dificultad" que necesita, ya que los trazados pese a ser vivos en el uso del color, no lo son tanto en la trayectoria. Por ejemplo todos los coches van más o menos a la misma velocidad y apenas encontramos a lo largo del circito atractivos que fomenten la separación de la fila de carrera, de tal forma que todos los corredores están muy juntos a lo largo de la carrera sin cometer fallos...si sumamos a esta falta de "altibajos" en las carreras, el hecho de que las armas no son muy efectivas, pues da lugar a carreras con falta de emoción, algo lineales donde solo hay que monotenciar el plano jugable en una sola dirección: pulsar el acelerador. Excepto unos cuantos circuitos más técnicos el resto apenas ocurre nada especial.

De hecho esto tiene sus consecuencias en el modo difícil: el hecho de saber o no saber usar el turbo en la salida te condena las carreras. Y eso es terrible.
Esto lamentablemente se traslada al multijugador, donde hay algunos vacíos de emoción...puedes pasarte bastante tiempo sin golpear y sin que te golpeen.

Pese a estos fallos hay que valorar que tiene algunas virtudes como la sensación de velocidad que agiliza las carreras, con un control muy parecido al de Mario Kart, pero por culpa de la linealidad de los trazados nos impide explotarlo como se podía haber explotado. Evidentemente también el hecho de ganar las carreras te puede incitar a llegar a tu objetivo final pese a los fallos que comentamos, ya que al fin y al cabo la pretensión de este juego es divertir. Y para pasar el rato no está mal, aunque no tanto para rejugarlo tantas veces.

CONCLUSIÓN: Principalmente el fallo de este juego es que teniendo unos recursos muy buenos no se han aprovechado como se podían haber aprovechado. El "material" podía haber dado lugar a un juego excelente, pero al final no ha arriesgado ni en formas ni en fondos, dando lugar a un juego "Normalito" pero que podía haber dado más de sí. Entonces ante estos fallos hay que recurrir a otros aspectos (también importantes) como la correcta sensación de velocidad o el carisma (que no magia) que desprende.
Algo que debes experimentar...
Nota
7,2

GRÁFICOS: 7,2 Técnicamente este Rayman 2 destaca más que por la cantidad de recursos,lo hace por la forma y el modo en que usan esos elementos. En lugar de disponer elementos en la pantalla como un todo este juego opta por trabajarlos en partes individualmente lo que garantiza calidad en cada uno de los escenarios.

Por ejemplo los pocos recursos técnicos se han enfatizado y aprovechado al máximo con el objetivo de dotar al juego de una atmósfera "mítica" y de un encanto muy personal. No importa que los efectos de las sombras no están todo lo bien que deberían si luego ofrecen un sistema de iluminación muy digno donde vemos escenarios a todas las horas del día y donde los elementos consiguen dar luz propia (por ejemplo la lava y el agua acaban alumbrando un escenario y dándole color sin necesidad de recurrir a otros recursos técnicos).
No importa tampoco que las texturas sean muy lineales y poco matizadas entre sí si luego nos ofrecen un colorido y unas siluetas enfatizas que consiguen dar al juego ese toque "parnasiano" que le faltan a otros títulos.

Por ejemplo hay fallos en la perspectiva o la aparición de elementos tras una pared, pero consiguen que nos olvidemos de ellos gracias al tamaño de los escenarios (tanto largo, ancho como alto), así como a los elementos que le dan vida. Vamos a ver en este juego cascadas, mariposas revoloteando, corros de lava, corrientes de aire, enemigos con animaciones muy fluídas. En general es un juego muy dinámico, que desprende mucho movimiento.

Quizá el principal fallo sea que falta progresión gráfica, que resulta muy brusca y algo lineal. Por ejemplo recorrer el típico "paisaje idílico" está bien, pero a lo mejor ese tópico del paisaje idílico con flores y cataratas se acaba repitiendo una y otra vez en lugar de aportar ideas nuevas. Es verdad que la disposición es distinta y no vamos a encontrar escenarios iguales, pero a veces da la impresión de que la ambientación es la misma durante todo el juego, encontramos "lo mismo" pero "colocado de otra forma".

SONIDO: 5,2 Aprobado pero muy raspado. La música pasa totalmente desapercibida, pues parece que está ahí "porque tiene que estar" con el único objetivo de no dejar la pantalla en silencio. Las melodías necesitan matices que encajen dentro del mundo y del carácter de la situación que nos toque jugar (música relajante para los niveles más "idílicos" o música más movidita para los momentos más álgidos o las situaciones in extremis). En este juego la música no adquiere "personalidad", no aporta nada nuevo.

Las voces les falta dramatismo, les falta enfatizar más mientras que los efectos son más "simpáticos" pero faltan mejorar los efectos de resonancia. Al menos las voces sí consiguen esa resonancia (por ejemplo si alguien está lejos de nosotros lo oíremos de manera lejana, casi como un susurro, mientras que si lo tenemos al lado lo podremos escuchar sin problemas).

DURACIÓN: 6,0. Son 19 niveles. No está mal para tratarse de un plataformas, pero aunque algunos de los niveles alcancen una longitud extensa (sobre todo en los niveles más "intermedios" del juego), la primera parte del juego se pasa sin problemas. Incluso los niveles finales tampoco son especialmente difíciles, por lo que se trata de un juego que se pasa de manera rápida, y luego apenas hay más cosas que te inviten a rejugarlo. También es verdad que la diversión que propicia es un aliciente para repetirlo, así que por eso le he subido la nota de un 5,4 (lo que tenía pensado en un principio) a un 6.

DIVERSIÓN:7,7 Desde luego Rayman 2 pese a la competencia que tiene en el sector en Nintendo 64 es un buen juego.

Es uno de los plataformas más "Puros" que existen ya que toda la diversión recae en las plataformas, ya sean en forma de conducción de animales bravos, de toboganes, de retos de altura, de persecuciones, de laberintos, de situaciones in extremis, de descensos y caídas libres, de retos acuáticos, de esquivar trampas, de subirse en un transportador, etc...en todos los retos habrá que tener habilidad y en todos ellos habrá que saltar. Junto con Mario 64 es el único juego de plataformas que no se sale de su "género".

El ritmo está muy bien conseguido. Pese al fragmentarismo evidente que hay en el juego (el paso de subniveles dentro de un nivel que separan los distintos retos), consiguen crear un efecto de sorpresa. Por ejemplo cuando terminas una sección, estás deseando entrar por la puerta para ver que viene después, y te quedas sorprendido de lo que viene (muy pocos juegos consiguen hacer esto). Es como si dijera el propio Rayman al jugador "Prestad atención un momento que ahora viene algo importante". Esto es un valor muy bueno en los videojuegos, este efecto "Imán" que te invita a recorrer la cadena, una cadena bien hilvanada en progresión.

De hecho los niveles empiezan de manera muy convencional, con "cuatro saltos" que parece que nos va a "aburrir". Sin embargo una vez nos metemos de lleno en el juego consigue evolucionar y acabar cada nivel dándolo todo ofreciendo momentos intensos y frenéticos. El carisma, la variedad de situaciones, las habilidades que son sencillas y a la vez originales,los combates finales nos meten de lleno aun más.

En cuanto a inconvenientes poquito que decir. El fragmentarismo que hay en general (parece que cuando hay cambio de subnivel hay cambio de reto), y la confusión en algunos momentos puntuales. Por ejemplo muchas veces no sabes exactamente como resolver una situación, ya que no ofrecen pistas, lo que genera unos segundo de confusión. No obstante la observación y experimentación (como en todo método científico) son dos procedimientos que nos resuelven las situaciones. La longitud de los niveles es otro obstáculo ya que si queremos conseguir todo habrá que repetir niveles muy extensos lo que resulta un pelín frustrante repetir un nivel de 15 minutos para conseguir un Lum.
También hay algunos problemas de cámara que impiden situarnos en la posición más efectiva o por culpa de esta que nos falle el control.

CONCLUSIÓN: Un juego donde cada nivel es diferente al anterior, una virtud que sirve de ejemplo para que todos los plataformas mejoren en planteamiento. Todo ello envuelto en un ritmo rápido, con un control sencillo que nos invita a vivir una aventura en un mundo mágico como si fuera un cuento.
Hawk reloaded...
Nota
7,5

GRÁFICOS. 6,8 Evidentemente yo no puedo decir que el apartado gráfico es malo, pero sí que podía haber estado mejor. A la hora de dar una valoración gráfica del juego, el problema no está ni en diseño en los escenario, ni en el de los skaters, ni en las texturas, ni en los efectos lumínicos, ni en los fondos, pues todos estos parámetros en mayor o menos medida se ajustan y adaptan muy bien a lo que se puede esperar de una PS2. El problema quizá radique en que para conseguir esa calidad, se haya llevado a cabo un proceso de "cosificación", de intentar reducir todos los elementos a lo más básico, con el objetivo de ocultar todos los errores y ofrecer un juego "redondo", es decir, un juego bueno en todos los aspectos gráficos pero nunca espectacular.

De hecho parece que el motor gráfico no resulta "creíble", que en ciertos momentos parece algo artificial. Por ejemplo las animaciones son algo bruscas, la representación de las distancias son algo irreales, la pantalla en general se mantiene muy estática, muy armónica, y eso le da sensación de vacío, pese a la elaboración de los fondos. Por ejemplo los efectos de iluminación son correctos, pero la luz se fuerza en exceso, dando lugar a efectos correctos, pero con poca naturalidad, que parecen sacados de una máquina que de las propias sensaciones y sentimietos íntimos de los creadores.

No obstante hay cosas muy buenas como que los escenarios ganen en altura, y sobre todo en tamaño, que era una de las cosas a mejorar respecto al anterior. Por ejemplo las texturas son más variadas y la interactividad mejora en realidad y cantidad, aunque sigue siendo muy "forzada" y preparada...parece que los objetos están planeados para que nos estampemos contra ellos y romperlos. En todos los juegos están para eso, sin embargo en esta saga falta "disimular" los elementos y darles naturalidad para que combinarlos con los demás objetos dando sensación de naturalidad.

¿Más ventajas? pues la variedad de elementos: rampas, vestimentas, edificios, etc...y sobre todo de detallismo (basura, pinturas, escombros, etc...). Además vemos muchos escenarios cargados de elementos y en ningún momento se resiente el motor gráfico.

SONIDO: 8,1. Evidentemente la música cumple con ese tono "macarrilla" de música, con estilos originales y muy muy personales, que pueden no gustar a todo el mundo. Sin embargo hay que ser objetivos y vemos cómo la música aporta esa fuerza y ritmo a los paseos por el escenario, con una gran cantidad de temas, marchosos y que son un caramelito para los fans.
Los efectos de nuevo cumplen de manera notable. Por ejemplo no es lo mismo pisar tierra, que cemento que agua, incluso se cuidan desde el ruido de las botellas, de los escombros, de la progresión de intensidad del ruido de la tabla contra el suelo, el ruido de los raíles y su progresión en lo "chirriante", de tal forma que todo queda muy cuidado.
Puede que no esté doblado pero las voces son variadas, y se mantienen en un registro correcto, que si bien no es brillante, y falta "meterse en el papel en ciertas secciones". consiguen adaptarse muy bien.
Quizá falte matizar el grito del protagonista en las caídas.

DURACIÓN: 8,0 Está claro que este juego está hecho para durar. El modo historia (que dura muchísimo para completar todos los objetivos a la vez que evolucionamos en la historia), el modo profesional, las prácticas, el online, los editores, etc...desde luego casi no hay nada que reprochar en este sentido, ya que entre unas cosas y otras siempre es posible rejugarlo. De hecho quizá sea algo "empachoso" al alargar tanto sin evolucionar en el modo profesiona, ya que la línea de matices no sube.

DIVERSIÓN: 7,4. Ser la secuela de un juego como Tony Hawk Underground no impide a este juego convertirse en uno de los grandes juegos de deporte de PS2.
Sabe mantener el mismo espíritu del anterior en el modo historia: bandas, retos disparatados, humor, etc...sabiendo separar lo profesional (la elaboración en los combos con los botones que resulta toda una delicia experimentar con el control) de lo "otro" (el humor, los chistes, las gamberradas, etc...), de tal forma que pese a todos los disparates y cosas que vamos a ver en la historia este juego sabe guardar las distancias y una seriedad en lo principal. Muy pocos juegos consiguen eso.

Es verdad quizá que le falte arriesgar, ya que muchas de las misiones serán muy parecidas a las del anterior, aunque los cambios de escenarios siempre son un aliciente muy positivo. Por ejemplo aumenta la variedad (además de coches manejamos otros vehículos), pero no consigue dar el salto, ya que en cierto punto los retos resulta in extremis, una técnica que da espectacularidad pero no frescura, ya que los retos no aportan nada original ni creativo.
Además falta hilvanar la historia y las misiones. Los cambios de escenarios y retos resultan muy bruscos e inconexos, de tal forma que falta hilvanar el juego tanto en la historia como en el juego. Falta intercomunicación entre los retos. Parece un escenario lleno de puntos donde hay que superar un reto en cada punto, sin embargo no se aprecia una unión clara entre esos puntos.
Desde luego esto lo soluciona con la calidad y el planteamiento de los retos, que es esto va sobrado el juego.

Y luego está el modo más "profesional", que resulta de mayor seriedad, y no hay tanto "humor". Es el modo que requiere más paciencia y el que de verdad pone a prueba nuestras habilidades, con retos muy equilibrados que nos obligan a usar todas nuestras habilidades, de manera progresiva. Por ejemplo los objetivos son algo más coherentes y naturales que en el modo historia, cuidando al milímetro cada elemento que todo quede de manera muy natural y real.

Los editores si bien no añaden muchas novedades siguen siendo fuente de diversión y creatividad. Lo que sí ha mejorado es la configuración de nuestras partidas tanto retos, como pegatinas, como skaters, o como tablas. En este sentido el jugador puede participar en el proceso jugable.

CONCLUSIÓN: Es verdad que le falta arriesgar más y naturalizar más el motor gráfico, la historia y algunos retos, pero Tony Hawk sabe lo que hace, fomentando e involucrando al jugador en el juego, manteniendo el buen rollo y las cosas divertidas y graciosas con el jugador, pero dentro de una rigurosidad en sus reglas que se materializa en un fondo jugable de calidad con un control que incita al aprendizaje, valores fundamentales para un jugador en un juego: evolucionar en su forma de jugar.
Mucho mejor que su antecesor, pero... ¿cuanto mejor?
Nota
5

GRÁFICOS: 4,5. No explotan el potencial de Nintendo 64. Son muy esquemáticos, muy simples. Pero el problema no es ese (hay muchos juegos con una tendencia a la esquematización de sus elementos como F-Zero y no hay problema, gracias a la solidez y la fluidez de todos los integrantes de esos esquemas cuando la pantalla se pone en movimiento).

En este caso se ha abusado muchísimo de la esquematización en escenarios y vehículos, y vemos "vacíos" en esos esquemas. Es verdad que los escenarios urbanos como Londres o Rusia consiguen un nivel mayor de detalle y una variedad de los fondos, pero en la mayoría de ellos vemos que fallan los efectos de iluminación, de proyecciones de luces y sombras. Los escenarios resultan vacíos. La primera línea (a los lados del camino) está más elaborada con algunos objetos que dan volumen, pero a la vez que salimos de esa primera línea vemos que llegamos a un vacío que da lugar a escenarios fríos, vacíos, sin vida, que parecen paisajes nihilistas, meros fondos de ambiente sin vida. Eso es terrible en cualquier videojuego.

Luego los elementos tienden a ser muy acartonados, muy planos, al igual que los vehículos, muy simples y con uno efectos muy primitivos. Y además la esquematización normalmente sirve para evitar recargar el motor gráfico en exceso, y aquí vemos que sucede otra cosa terrible...¿Por qué esa popping? ¿Por qué esa generación tan brusca de los fondos?

No obstante hay que valorar lo positivo. Por ejemplo cuando hayamos avanzado unos cuantos niveles la sensación de velocidad está muy bien conseguida, y eso agiliza las carreras. Por ejemplo felicitaciones también por la representación del cielo, que sin duda ha sido una agradable sorpresa y consigue escandalizar (y lo digo en mayúsculas). Muy bien la progresión del color, las texturas de las nubes, el juego de la luz en la parte superior de la pantalla, etc...una de las mejores representaciones.
Esto lo valoro positivamente. Sin embargo el apartado global no consigue explotar lo que se espera de una Nintendo 64, y más que en lo particular, yo hubiera insistido en lo general, ya que un cielo magistral no justifica los fallos en el resto.

SONIDO: 5,6. El apartado sonoro consigue llegar al aprobado. No por sus efectos de sonoros, a los cuales les falta matizar, más personalidad y sobre todo una progresión mejor mejorando los efectos de resonancia y los altibajos de intensidad...por ejemplo el motor del coche siempre mantine la misma intensidad, al igual que los sonidos de los choques, que les falta ese toque de intensidad.

Sin embargo hay que felicitar a este juego por las melodías musicales, las cuales son muy correctas en cantidad y variedad, con estilos muy distintos. Músicas alegres y pegadizas se mezclan con sonidos típicos de folcrore internacional. Hay pequeñas reminisciencias al canto gregoriano, a la ranchera, a la música de ritmos hawaianos y africanos. Para algunos resulta música un poco rara, pero viene muy bien para ambientar los circuitos (sin ir más lejos en los circuitos la ambientación sonora juega un papel más importante que la gráfica).
Además la aparición del tema musical Islander en español ayuda a subir unas décimas a este apartado.

DURACIÓN: 4,8. El multijugador y el ritmo ágil y arcade de las carreras favorece muchísimo que de vez en cuando se pueda rejugar. No obstante el modo principal (jugar todos los circuitos uno en uno cruzando el mundo) se pasa en una media hora, y luego los campeonatos alargan muy artificialmente el juego. Por ejemplo el sistema de mejoras es lento, y necesitas muchas partidas para conseguir las últimas mejoras...sin embargo resulta contradictorio que una vez te hayas pasado el modo de cruzar el mundo y tengas el coche y muy bien para correr, todavía puedas seguir aumentando su velocidad. Es un proceso largo y aburrido, ya que hay que repetir y repetir.

DIVERSIÓN: 5,2. No hay duda de que estamos ante un juego que intenta contener la esencia de un arcade, y ofrecer diversión directa y sin complicaciones. Aunque ese "sin complicaciones" se acaba cumpliendo de manera estricta hasta tal punto que la esquematización que antes hablábamos en el apartado gráfico se acaba trasladando al desarrollo.

En especial el control es un control que responde muy bien al mando (lo cual es muy bueno), pero no ofrece ningún tipo de matiz especial, un control que le haga personal. Es como un mecanismo, que mientras funcione siempre posee el mismo comportamiento, y eso le da poca personalidad al juego. Ni los derrapes, ni el uso de los freno, ni los giros consiguen alcanzar un matiz en este juego. Por ejemplo con pulsar una vez la palanca a un lado, ya hemos torcido, lo cual resta emoción a la carrera, y lo hace demasiado fácil y poco técnico.

Los circuitos son variados en cantidad y calidad, y los coches. No obstante apreciamos en los coches más diferencias externas, en el diseño de estos (lo que aumenta el carisma del juego), pero no en el comportamiento interno. Jugar con un todoterreno es igual a un deportivo. No hay matices.

Los circuitos cuentan con curvas elaboradas, añadiendo un toque algo técnico anta tanta simplicidad. Los túneles, saltos, bifurcaciones y atajos consiguen encasillar a este juego y dignificarlo como arcade. Por ejemplo los monumentos más importantes de cada país, la interactividad con algunos elementos como conos, cabinas telefónicas y esculturas, pese a ser muy simples, hacen crecer a este juego como arcade, y pese a que sea en forma de "disfraz", al menos consiguen hacer un juego digno. La aparición de elementos como platillos volantes, o la posibilidad de correr en la Luna o en la Gran Muralla China le dan un toque personal. Veo esto y puedo decir sin duda que estoy jugando a Cruis'n World, y eso es algo muy bueno.

Por ejemplo otra cosita que quita algunos enteros al juego es que los circuitos caen en un bucle terrible. Da la sensación de que estamos girando en la misma rueda todo el rato, ya que los escenarios tienden a repetir los mismos tramos a lo largo del circuito, dando la sensación de que estamos "prisioneros" en el circuito (incluso repitiendo el mismo fondo de manera cíclica), dando lugar a circuitos algo artificiales, sin fondo (fondo jugable) propio. No hubiera estado mal sustituir estos "bises" por tramos más propios.

Sin embargo vamos con algo importante. Pese a todos estos fallos hay que reconocer el dinamismo, la agilidad y la rapidez de este juego en general. El ritmo de las carreras está muy logrado, lleno siempre de adelantamientos, turbos, y accidentes (habrá tráfico real) que pese a que tienden a repetirse, hacen más emocionante las carreras, y consiguen que este juego consiga cumplir las expectativas, sobre todo superando a la linealidad y el ritmo entrecortado de Cruis'n Usa.

CONCLUSIÓN: Un juego que tiene sus fallos, pero ante todo sabe mantenerse fiel a unos principios, y sobre todo ofrecer diversión que es lo más importante en un juego, diversión sin "romperse la cabeza", pero al fin y al cabo es diversión.
Si eres un amante de la velocidad, este juego no deberia faltar en tu colección.
Nota
6,8

GRÁFICOS: 6,4. Desde luego el motor gráfico de este V-Rally es un motor muy sólido y bastante bien elaborado. Las irregularidades en las texturas de la carretera le dan a este juego un toque muy realista, al igual que los efectos de iluminación de los faros del coche, de la proyección de la luz del Sol en la carrocería y la superficie (una pena que no se haya conseguido esta proyección de la luz con la vegetación, ya que si se hubiera tenido en cuenta esto habríamos tenido algo único). La variación del clima hace que los escenarios cambien externamente tanto en color como en gradación tonal, lo que le da un aire muy bueno.

Por otro lado los fondos son quizá algo más flojos, ya que resultan muy planos, algo lineales, de tal forma que falta matices entre las distintas partes del escenario. Muchas veces cambiamos de fondo de manera radical, lo que resulta un poco fastidioso para la vista, cambiar de fondo de manera tan brusca. Hay que buscar los matices!!!!!!!!!!!!.
Por ejemplo jugar a V-Rally es como estar dentro de una jaula. Es una jaula muy bonita gracias a todos los alardes técnicos de iluminación, de texturas, de reflejos, de efectos gráficos como el polvo o el agua. Sin embargo vemos que son escenarios muy lineales, que parece que se terminan al lado de la carretera, y eso en un juego de coches es terrible. Por ejemplo en Colin había "paisaje" fuera de la carretera (además podías conducir fuera del camino). Aquí en V-Rally, vemos escenarios muy acotados, muy fijos, muy cerrados, dando la sensación de que no hay "vida" a los lados del camino.

No obstante pese a este fallo hay que reconocer que el tamaño de los coches, su sistema de deformación y suciedad, la aparición de algunos (aunque escasos) elementos como personas o vallas, la variedad de texturas y escenarios, consiguen hacer un juego bastante vistoso, y por tanto se merece un bien.

SONIDO: 6,2. La música pasa muy desapercibida y eso en un juego de coches no favorece mucho. Vemos que ni en los menús ni en juego hay matices tanto de intensidad y tono, de tal forma que parece que estamos ante un espectrograma plano. En este sentdio falla tanto el caracter de la música como la variedad. Es verdad que si la situamos en una gráfica de sonido, la línea estaría muy alta, transmitiendo por consiguiente mucha adrenalina y energía. Pero eso conlleva a que la falte personalidad, y sobre todo dinámica para conseguir variar y aportar algo nuevo en cada tema, ya que todos los temas son iguales (resulta difícil apreciar diferencias de carácter).

Pese a que la música no consiga un veredicto positivo, hay que ser objetivos, y si miramos los efectos de sonido vemos que han hecho un trabajo exquisito, desde el motor del coche hasta los efectos que ocurren fuera del coche como los truenos o el agua de lluvia. En estos efectos sí han conseguido buscar esos matices que le faltaban a la música. El sonido del derrape varía según la intensidad de la curva, o los choques no suenan todos igual.

Luego no hubiera estado mal doblar las voces, pero las que hay son aceptables.

DURACIÓN: 7,0. En este apartado el juego consigue superar todas las expectativas. Son muchísimos circuitos (yo llegué a contar unos 70), lo que el modo campeonato es bastante largo, y sobre todo consigue mantenerte pegado a la pantalla hasta que lo completes.
Luego está el multijugador, el contrarreloj, los editores de circuitos que dan mucha cuerda al juego. Eso sí da algo de "pereza" tener que rejugar el campeonato.

DIVERSIÓN: 7,0. A V-Rally 2 yo siempre le valoro algo positivo que es su capacidad de evolución con respecto al anterior. Por ejemplo dos fallos graves en el anterior juego fueron la sensación de velocidad, y la física del vehículos. Estas dos cosas se han mejorado muchísimo. Es verdad que todavía quedan algunos sustratos como la tendencia de los vehículos a volcar, pero no resulta ni tan exagerado ni tan artificial como en el anterior.

Como en el anterior cada carrera te exige concentración para que realices el mejor tiempo posible, estar atento a las indicaciones de las señales, tomar las curvas debidamente, mantener la velocidad adecuada. Es verdad que el control no es tan técnico como Colin, peor la elaboración de las curvas y los parámetros del coche, intentan "tecnificar" el juego, y eso es maravilloso, ya que todos pueden jugar, grandes y pequeños.

Por ejemplo los coches se deforman, se ensucian, y lo largo de los tramos "agota" al jugador, justamente transmitiendo las mismas sensaciones que las de un conductor de Rally.
Esto unido al editor (bastante completo, aunque con escenarios muy artificiales y limitados que no permiten carreras de campeonato), la diferencia de control entre los coches, la posibilidad de probar tu coche de manera rápida, etc....todo eso lo hace un juego atractivo.

¿Fallos?. Evidentemente no hubiera estado mal un repertorio de coches más completo o circuitos más diferenciados entre sí, ya que en algunos casos vemos que usa la técnica de a partir de piezas menores, combinarlas de distinta manera para dar lugar a trazados técnicos, pero algo fríos en algunas ocasiones, ya que faltan detalles tanto a nivel externo (elementos naturales, que alteren el paisaje) como internos.
Como dije antes falta por pulir los pequeños fallos de control y física o la aparición de más modos de juego. En multijugador el juego pierde velocidad.

CONCLUSIÓN: Un juego sorprendente, que mejora los fallos de su primera parte, jugando sobre seguro pero ofreciendo lo que mejor sabe: Calidad. Y eso es algo importantísimo en un videojuego. Solo quedan pequeños arreglitos que no hubieran estado mal mejorar o evolucionar.
La segunda parte de uno de los títulos más polémicos.
Nota
6,2

GRÁFICOS: 4,9. No podemos decir que los gráficos de este juego son buenos. De hecho la perspectiva elegida para este juego no es la más adecuada para que se luzca como podía hacerlo. Por ejemplo esta vista nos impide apreciar el volumen, la altura y el tamaño de los escenarios. Falta muchísimo detallismo, tanto en los vehículos como en los peatones (los cuales son pequeños sprites sin definir).

Todo resulta muy esquemático, muy sobrio, texturas muy llanas, incluso los edificios son algo acartonados. Por ejemplo la no aparición de secuencias perjudica a este juego, ya que aquí podía haber hecho algo para salvar al juego en este plano, para haber explotado la puesta en escena, ya que el argumento necesita "vivificarse" con la aportación de espectáculo, porque posee las condiciones perfectas para llevarse a una representación elaborada.

Sin embargo sería injusto quedarnos aquí. Hay que valorar sus virtudes (que también tiene, y además estas virtudes consiguen elevar bastante al juego).
Por ejemplo los escenarios tienen mucha vida, mucho movimiento, mucho dinamismo, y eso es de agradecer porque enriquece la ambientación.
Los efectos como las explosiones, si bien no son apoteósicos, sí dignifican este juego y "colorean" la sobriedad de los fondos.
Y además es un juego "sólido", algo también importante que hay que valorar. Por ejemplo su rival (Driver) indaga más en el detallismo y el espectáculo técnico-visual, pero poseía fallos terribles como el popping que oscurecía mucho su puesta en escena.

Pues GTA en ese sentido es un juego más sólido, más dulce, ya que esconde muy bien los fallos, así que eso hay que valorarlo positivamente.

SONIDO: 5,2. Un juego con tanto movimiento, con tanta intensidad y tanta violencia necesita beber de un buen apartado sonoro. A GTA le falta más viveza sonora, más "vida" musical, ya que resulta muy tedioso ir caminando por una calle y escuchar la pantalla en silencio, sin ruidos. Falta ese "murmullo" que sí hay en los GTAs de PS2, y que hace que pese a no haber música, sí se consiga ver que hay vida junto al protagonista.

Este juego representa efectos como el claxon de los vehículos o los motores de los vehículos (a estos últimos les falta más espontaneidad, mayor realismo). Sin embargo GTA II no consigue mostrar su podería sonoro hasta que no tenemos dos-tres estrellas de policía que es cuando se anima la cosa y empezamos a escuchar alarmas, gritos, insultos, disparos. Cuando el juego atraviesa ese escudo es cuando de verdad vemos lo que vale. Una pena que no mantenga ese espíritu durante todo el juego.

DURACIÓN: 6,5. Un GTA es sinónimo de larga duración, y este GTA II no es la excepción. Unas 70 misiones principales, un montón de cosas por hacer secundarias (las masacres, los logotipos, la grúa de vehículos), y muchas veces la diversión que supone liarla por la ciudad. No obstante posee un problema con respecto a otros GTA. Las misiones secundarias no quedan justificadas en su realización...¿Nos dan algo especial por hacerlas como en otros capítulos?. El otro problema es que da la impresión de que este juego necesita las armas, el componente violento para poder dar la chispa a los paseos de la ciudad. Y un paseo sin armas no divierte tanto, y por tanto no da vida al juego.

DIVERSIÓN: 6,7. Puede que en ambientación, sensación de velocidad, puesta en escena y espectacularidad GTA II se ve ampliamente superado por la saga Driver. Sin embargo GTA II consigue indagar en otros aspectos que a Driver les falta. Por ejemplo la libertad, tanto de elegir misiones, de movernos por la ciudad, de elegir el arma que queramos para una misión, el vehículo que queramos, y esas pequeñas decisiones dan la impresión de que formamos parte de ellas, y eso es maravilloso y un ejemplo para todos los juegos del género.

El sistema de bandas resulta muy original, ya que según las misiones, el rumbo que tomes, o cómo te portes, te aliarás a una y otra, cada una con sus misiones, lo que aporta muchas posibilidades y profundidad al sistema de juego.
Las misiones para la época eran suficientes en cantidad y calidad, pero quizá les faltaba más variedad, ya que cuando llevábamos un % de juego completado parecía que el juego se estanca en un mismo tipo de misión, y eso le quita sorpresa, variedad y hace un pelín lineal al juego.

No obstante los paseos por la ciudad, las misiones secundarias, ver la "vida" y la reacción de la ciudad ante nuestras acciones es algo que resulta divertido y adictivo. Aunque otro fallo importante es que muchas veces parece que para disfrutar del juego, siempre hay que acabar a tiros con la policía, usando armas, provocando líos. En los momentos más tranquilos al juego le falta sorprender, adquirir toques más personales y sobre todo conseguir esa chispa que consigue en los momentos intensos y violentos.

CONCLUSIÓN: GTA es el ejemplo claro de cómo sin llegar a tener un apartado técnico consigue una intensidad, una epicidad y una energía que otros no tienen, sin necesidad de recurrir a lo gráfico. Solo con lo jugable consigue transmitir y eso es un ejemplo a seguir. Esa misma emoción tiene que saber distribuirla por igual a lo largo de todo el juego, formando un "continuum", tanto para lo intenso como para lo relajado.
Una partida incompleta
Nota
4,7

GRÁFICOS: 5,4 Llevar un Party Game a una portatil es algo muy difícil, así que lo primero de todo es reconocer el esfuerzo destinado no solo a recrear el ambiente gráfico, sino también a adaptarlo.

Por un lado el tablero...es solo uno, sin embargo bastante extenso, aunque muy fragmentado. Por ejemplo pasamos de un bosque a una zona de hielo, o de una ciudad a un desierto de manera directa, de manera muy brusca, sin poder apreciar una progresión, una transición, una evolución clara de una parte a otro. Podían haber trabajado las gamas de colores o los juegos de texturas para marcar más el paso de una parte a otra, ya que da sensación de "hermetismo".

Por otro lado las pantallas de minijuegos. Mientras que algunas pasan sin pena ni gloria, dada la simplicidad de los fondos o la escesez de elementos, en otros juegos hay que reconocer que con los pocos recursos que hay, sí han conseguido dotar a algunas pantallas de profundidad, detallismo, incluso la "chispa" de incorporar efectos gráficos como fuego o agua, de manera primitiva, pero que vitaliza el apartado gráfico. En algunos juegos veo que han creado colorido, o hay animaciones bastante interesantes..como dice una canción portuguesa titulada "Acuarela": "con cinco o seis rectas podrás hacer un castillo". Pues lo mismo con este juego, hay pocos recursos donde hay ocasiones donde se hacen buen uso de ellos, pero otras veces no han estado a la altura.

SONIDO: 5,0 Lo mismo que con los gráficos: hay músicas buenas (como la del juego que imita al Columns), pero luego hay otras no tan buenas, que pasan totalmente desapercibidas, y en algunas ocasiones muy "sobreactuadas", que pese adaptarse la melodía a la situación climática o temporal, no consiguen "sintonía" con el jugador. Música a la que le faltan matices, mucho caracter.

No obstante los efectos pese a no ser muchos, se ajustan a los parámetros que podemos esperar de un Mario: ruido de tuberias, de caídas, de saltos, de quemaduras, etc...no son realistas, pero sí consiguen simpatía con el jugador. Son ruidos que hemos oido muchas veces, incluo algo "modernizados", lo que es un dulzor para el oído escuchar ruidos de toda la vida. Solo por esto merece el aprobado en este apartado.

DURACIÓN: 5,2. Si valoro la cantidad de cosas por hacer tened por seguro que la nota hubiera sido muchísimo mayor (si me baso en cifras objetivas). Resulta contradictorio que justamente los "modos secundarios" sean curiosamente los que más replay tengan, o al menos los que repetiréis para pasar el rato (más que el principal).
El sistema del modo principal es muy largo, pero alargado artificialmente...se ha puesto demasiada "levadura" a este juego, demasiado empalagoso, empachado, ya que una vez estemos saciados resulta difícil seguir comiendo, pese a que todavía quede pastel. El pastel es muy grande y siempre sabe igual, y por tanto es muy difícil llegar a terminarlo.

DIVERSIÓN: 4,3. La adaptación de esta saga a la portatil mo ha conseguido satisfacer todas las expectativas.

Como ya se ha dicho en anteriores reanálisis, falta esforzarse. Es como el alumno que tiene muchas cualidades intelectuales, pero su escasa fuerza de voluntad le impide esforzarse, y alcanzar mejores resultados. En este sentido Mario Party posee un compendio muy correcto de elementos, un catálogo variado, grande y suficiente. En cantidad de argumentos para ofrecer un buen juego está claro que en ese sentido Mario Party convence.

Sin embargo yo planteo:...¿Cuál es el enfoque de todos esos argumentos? ¿Se puede decir que toda esa cantidad de cosas, elementos, planes, planteamientos han conseguido ocupar una posición correcta en este juego?.
Este es el fallo: sus "buenas" cualidades no las ha sabido explotar, trabajar, modelar, elaborar, fabricar. Quizá otro procedimientos o perspectiva distinta hubiera conseguido un ritmo más ágil o un resultado diferente.

No obstanta agradezco el intento de intentar buscar su propio caracter, su propia personalidad, algo difícil de conseguir en una saga con tantos capítulo como esta. Yo veo que estoy en Mario Party de GBA, porque tiene su propio molde, su propio esqueleto, y ese siempre hay que valorar positivamente. Por ejemplo que el modo "fiesta" recaiga sobre tí es algo innovador, ya que por ejemplo uno de los fallos de esta saga es que el ritmo es pausado, ya que se pierde mucho tiempo viendo la "partida" de los demás. Aquí al no haber rivales en tablero, pues a priori hay posibilidades de agilizarse.
Incorporar un toque aventurero, pequeños argumentos (absurdos y simples, pero que contextualizan al menos el juego), la aparición de personajes del universo Mario, tanto buenos como malos (parte de la magia reside en ver a personajes que hemos visto en otros juegos de manera secundaria, y que ahora tienen su momento de gloria).

¿Entonces qué es lo malo de este M.Party?. Pues precisamente la forma de plantear este juego.

-Por un lado a los minijuegos les falta esa chispa y ese carisma que tenían los anteriores. Pese a que son muchísimos, al fin y al cabo muchos de ellos repiten mecánica: la mayoría se basan en retos platafomeros, y habilidad con los botones. Hay algún juego de suerte, tipo Tetris o incluso algún juego algo diferente como el de los chistes y el trivial, pero en general las situaciones son muy tópicas y apenas aportan nada nuevo.

-El sistema de movimiento, estira este juego hasta romperlo, ya que siempre hay que estar al amparo de los números que salgan en los dados, y se pueden necesitar muchos desplazamientos para ir de un sitio a otro. Además habrá que parar muchísimo para jugar a minijuegos para conseguir turnos de partida (algo bastante tedioso, que puede eternizar una simple misión). Las misiones son lineales, del tipo ves a este punto, coge esto y vuelve. Es verdad que con esto te obligan a orientarte y al menos añaden un matiz diferente, pero también hay que reconocer que acaban entrecortando la partida hasta incluso hacerla aburrida.

-Y otro fallo terrible es que no evoluciona, este juego se mantiene "Plano" desde el principio hasta el final, ya que una vez que aprendamos los 2 ó 3 principios básicos ya no habrá nada nuevo que hacer, tan solo repetir, indagar y repetir una y otra vez estos cuatro conceptos. Ha faltado en este caso una linea de evolución y eso es terrible en todo videojuego.

CONCLUSÍÓN: Me da rabia que teniendo los recursos que tiene e ideas que superan ampliamente a las de otros capítulos, no consiga hacer buen uso de ellas, y acaben haciendo un juego con graves fallos en su desarrollo, un desarrollo en el que no se percibe un ascenso claro. El universo Mario, algunos minijuegos, la personalidad y diferencia del juego con respecto a sus semejantes o el humor son algunos argumentos que pueden invitar al jugador a probarlo.
Es un juego divertido, pero pasar de un nivel a otro en ocasiones puede llevarnos casi una hora.
Nota
5

GRÁFICOS: 5,0 Para puntuar este aspecto hay que valorar a un lado de la balanza aspectos como el tamaño de los escenarios, o el tamaño y la variedad de alienígenas, con unas animaciones muy vivas y variadas, demasiado mecánicas, pero que dan dramatismo y ayudan a la fluidez del juego en general, y a su dramatización.
Los efectos gráficos que acompañan a los monstruo enrriquecen la ambientación e intentan colorear el juego, un juego demasiado frío, demasiado sobrio.

Algo terrible de este apartado gráfico es que los escenarios poseen graves fallos en cuanto a niebla o aprición súbita de elementos. Además pasear por los escenarios parece que estamos paseando en medio de la nada...¿Dónde hay al menos un poco de vegetación? ¿O dónde hay arbustos, piedras? ¿Qué ha pasado con el mobiliario rural?. Es una pena que pasear por los escenarios proporcione una sensación tan fría, tan disante, tan lejana. Es verdad que los altibajos del terreno enrriquecen un poco esto, pero no es suficiente para conseguir crear una atmósfera estable.
En este sentido el juego no logra conseguir el aprobado, y eso es terrible, ya que el tamaño del mapeado es inmenso.

Los interiores pese a conseguir mayor detallismo, no consiguen quitarse de esa máscara de frialdad. Parecen meros fondos de teatros, muy acartonado todo...¿Por qué no hay intento de dar más volumen a los efectos, de trabajar más los efectos de iluminacíón?. Las texturas de los interiores están algo más trabajadas y realistas y encontramos más dinamismo (por ejemplo las hogueras de las chimeneas), e incluso un toque más de color, pero no consiguen avivar al juego en su conjunto.

Los vehículos sí consiguen junto a los monstruos mejorar este apartado.

SONIDO: 7,3 Body Harvest es el claro ejemplo de cómo un apartado gráfico más flojo se ve reforzado/ complementado por un sistema sonoro elaborado, y gracias a ello se consigue salvar el juego a un nivel técnico.

Algo muy bien logrado, y que debe servir de ejemplo para los demás juegos, es que la progresión musical está muy bien conseguida, y como la intensidad y el "timbre" quedan enmarcados por el contexto en el que jugamos, y ese es maravilloso. No es lo mismo la másica lejana y apagada de los momentos de calma, que la intensidad y la fuerza musical de los combates, pasando de una situación a otra a través de matices, de gradaciones, en lugar de pasar de un estado a otro sin "prepararse".

Los efectos enrriquecen muchísimo este juego: desde los chillidos y voces de las personas, el aullido de los monstruos, las explosiones, los motores del coche. Si cierro los ojos sin ver lo que pasa en pantalla, se presiente, se crea una imagen, una imagen que se corresponde perfectamente con la ambientación y las cosas que suceden en pantalla.

DURACIÓN: 5,7. Como aventura no podemos decir que es corta. Su número y sobre todo duración de las misiones es muy elevado, de tal manera que objetivamente la aventura puede durar lo suyo.
Aun así los fallos en su jugabilidad le pueden impedir dos cosas importantes: terminar todo el juego, y luego (lo más grave y terrible de todo), que no pueda ser rejugado.

DIVERSIÓN: 4,8. Body Harvest es un claro ejemplo de "quiero y puedo".

-Precisamente Body Harvest quiere triunfar ofreciendo una ambientación muy bien trabajada. Quizá esa frialdad en el apartado gráfico precisamente ayude a ello, pero detalles como la gente inocente gritando, los aliens atacando, los combates, la aparición del enemigo desde lo lejos y cómo nos acercamos o el equipamiento disponible, ayudan muchísimo. En cierto puntos parece que estamos en una película, incluso consigue transmitir sensaciones (que no sentimientos) como rabia o ira.

Otro de los argumentos es sin duda la idea, al fin y al cabo la idea de este juego es muy buena. Otra cosa es que se aproveche o no se aproveche.
Esa mezcla de aventura con un sistema de puntería muy de shooter, y la aportación de vehículos es verdad que le dan un toque personal y atractivo.

Sin embargo vemos como se ha quedado a medio camino para poder cumplir este objetivo.

La linealidad es excesiva en este juego. Hay que reconocer que la intensidad y la adrenalina son importantes para este tipo de juegos, pero las situaciones tienden a alargarse, haciendo un juego demasiado artificial, damasiado forzado. Finalmente cae en un bucle terrible, en un avanzar y disparar por un mismo escenario con un mismo paisaje, durante un largo tiempo, con los mismos enemigos. Este estiramiento perjudica muy seriamente al juego, de tal forma que los complementos de emergencia (los vehículos) no consiguen quitar esa sensación de linealidad, de que estamos en un mata-mata que no consigue pasar (o que más bien le cuesta pasar, se resiste a pasar), del punto A al punto B.

De hecho los momentos de conducción les falta "explotar", es un "casi casi", pero no consigue llegar a lo que se espera de su planteamiento inicial: los desplazamientos les falta emoción, mejorar el control, el sistema de distancia, y una física más coherente. Añaden la variedad, pero siguen en esa frialdad general.

Fallos como el sistema de guardado, las animaciones no benefician al juego. No obstante nos quedamos con la intensidad y la ambientación donde sí han conseguido ofrecer buenos momentos.

CONCLUSIÓN: No me gusta dar notas bajas, pero Body Harvest tenía recursos de sobra para haber triunfado, sin embargo solo ha conseguido en el lado más sufercial y exterior, pero no en el interior, donde la frialdad es uno de los problemas de este juego, pese a la intensidad lograda.
Mario se apunta a todos los deportes.
Nota
6,5

GRÁFICOS: 5,5 Son correctos, sin ninguna pretención técnica. No obstante este juego sabe suplir perfectamente algunos de sus defectos (elementos "acartonados", falta de detalle y variedad de las texturas, y sobre todo escaso esfuerzo en los fondos y en el cielo), gracias al uso del color en los escenarios. Se tratan de colores vivos (en algunas ocasiones algo "chillones"), pero que dan la forma a los elementos y consistencia a los escenarios, y eso de enfatizar formas a partir del color es algo muy vistoso.

Aun asi no hubiera estado mal una mayor variedad de paisajes y fondos, y sobre todo incorporar un mayor número de elementos, ya que algunos campos resultan muy "sosos", hace falta más "vida", más movimiento, más dinamismo. Es verdad que en algunas ocasiones se intenta romper esa armonía con los efectos de la bola cuando es lanzada, o la presencia de elementos típicos del mundo Mario. Agradezco (y valoro mucho) estos detalles, esta propuesta, pero ya que se habían animado, lo correcto hubiera sido explotarla sin miedo, ya que con estas cosas se puede conseguir un apartado técnico correcto sin grandes alardes, ni efectos como el agua, o la salida de la bola del césped o de la arena. En todo esto el juego falla un poquito, pero lo corrige con ese uso de color y el derroche en el diseño.

Los personajes no evolucionan con respecto a otros juegos donde aparecen esos personajes como Mario Tennis o Mario Party.Aun así su diseño sigue siendo correcto.

SONIDO: 5,8 En este sentido Mario Golf sabe adaptarse a las exigencias y parámetros que suponen un juego de Golf. Se trata de una música que se mantiene en su intensidad adecuada, bastante relajante y que resulta hasta cierto punto un "dulzor" para el oido. Es una pena que hayan conseguido dar el toque correcto, pero no hayan aumentado el repertorio de músicas.

Los efectos son simples. Algunos como el roce de la pelota en el agujero, el ruido del agua o la arena resultan bastante realistas, aunque a otros como el ruido del viento o el golpe del palo con la bola, podía haber estado más enfatizado y matizado, ya que son ruidos importantes que se van a escuchar durante todo el juego.

Las voces son escasas y poco variadas, aunque suficientes para acompañar al resultado de los hoyos.

DURACIÓN: 7,2. Se trata de un juego muy largo: hay que desbloquear muchos personajes secretos (ganarlos a todos ellos), hay modos para varios jugadores, un sistema de experiencia que te obliga a jugar muchas veces para adquirir nuevos equipamientos y campos extra. Es bastante rejugable en su modo torneo (y eso es importante), con unos modos secundarios que aportan originalidad, y no se basan en "Mismo planteamiento-cambio de contexto" (donde modo A=Modo B=Modo C, cambiando de contexto). Esto es algo también importante, ya que justifican esos modos.

Aun así pese a esa justificación de TODOS los modos, no entiendo cómo "artificializan" el sistema de experiencia y personajes extra, ya que lo hacen largo en exceso. No había necesidad de este alargamiento (como sucede igualmente en la saga Mario Party), ya que el juego tiene recursos suficientes.

DIVERSIÓN: 6,8. Pese a la poca seriedad "externa" que pueda tener este juego (personajes de Nintendo jugando al gof), cuando lo pruebas te das cuenta de que es todo lo contrario. Es verdad que en el ambiente hay distintos signos, distintos indicios de que estamos ante un universo "made in Nintendo" (personajes, gestos, ticks, elementos ornamentales del Reino Champiñón, etc...), pero también encontramos elementos serios, elementos que podemos encontrar en sagas de golf de bastante "categoría". Y eso es algo que dignifica este Mario Golf, que sabe usar el humor cuando hay que usarlo, y ponerse serio cuando hay que ponerse.

La aplicación de las leyes estrictas del Golf (campos, par 3,4,5, hoyos), terrenos (green, calle, agua, arena, roug), el uso del viento en el juego que afecta a la dirección de la bola, el sistema de lanzamiento (que implica mucha precisión, pero que no requiere preparación previa), la cantidad de palos usar que varían los parámetros de lanzamiento, la dinámica y la física de la pelota (una pelota que rebota en el suelo, choca con los árboles, etc...).
Todo esto sin llegar a convertirlo en el simulador más estricto del mercado, le dan unos toques técnicos muy interesantes.

Los fallos que debería haber depurado son principalmente el ritmo del juego, que no está todo lo logrado que debería, ya que resulta muy "estático" y pausado en ocasiones. La velocidad del juego es la misma para nosotros que para el rival, lo que ver al rival, apuntar, cambiar de palo, tirar, y el recorrido total de la bola, llega a "cortar", y a fragmentar el ritmo del juego. En algunos puntos la perspectiva de la cámara no es la más adecuada y encontramos problemas de "visibilidad" ante una mala posicíón. Eso es terrible en algunas ocasiones, junto con lo antes comentado de lo lento que resulta el sistema de experiencia para ir desbloqueando cosas.

CONCLUSIÓN: Pese a su apariencia externa no os dejéis llevar: se trata de un simulador muy correcto, "made in Nintendo", pero bastante técnico y cuidado rompiendo con el tópico de que los juegos de Mario no aportan la seriedad al género.
El carisma, junto a su cantidad de opciones lo convierten en un juego que merece la pena probar, y sus fallos en el ritmo son perdonables (y más si te gusta el golf).
las leyendas nunca mueren...
Nota
8,1

GRÁFICOS: 7,5. Gráficamente se ha quedado un pelín desfasado, en comparación con otros mismos juegos del género. Sin embargo para el año 2003 hay que reconocer que eran bastante notables.

Por un lado los personajes destacan por su gran tamaño y detallismo: desde luego cabe destacar desde los matices faciales, hasta la representación de la hebilla más pequeña del traje, pasando por el detalle también en la elaboración de las armas. En este sentido el juego ha sabido explotar muy bien el motor gráfico, un motor que se adapta muy bien tanto a la nitidez del juego, como a la perspectiva de cámaras de las repeticiones que dan espectacularidad.

Lo que se podía haber explotado mucho más son los escenarios, ya que en un juego de lucha puede ocurrir algo terrible, y en este caso Soul Calubur se queda en el límite, ya que en un juego de lucha, las luchas van a ser el componente mayoritario, y se necesita variedad de vistas. Pese a que hay que reconocer la naturalidad y el aparente realismo de los escenarios, cabe destacar que muchos de ellos se basan en la modificación de esquemas de otros escenarios, táctica que se siguió usando en Soul Calibur 3 para aumentar el número de escenarios.

Pese a los buenos efectos de iluminación y de color de los escenarios, resultan demasiado "estáticos", ya que parece el fondo de un cromo o una acuarela que un fondo vivo. Falta también mejorar la interactividad con el escenario y "vitalizar" más los efectos de los golpes de los personajes. En este sentido esto se debería haber trabajado más pese a la buena calidad en general.

SONIDO: 7,5. Un apartado bastante regular. Buenas melodías y muy brillantes, aunque se monopolizan mucho en el mismo estilo, aunque cumple con coherencia el caracter del escenario y el momento.

Los efectos de sonido son correctos, se pueden apreciar por ejemplo que no suena igual el ruido de un látigo, que de un puñetazo, que de una llave, o que de una espada, aunque falta por mejorar los efectos de resonancia, no en las voces (que sí lo poseen cuando alguien cae del escenario), sino la resonancia en los efectos, sobre todo en las armaduras y protecciones.

Las voces son sobresalientes tanto en cantidad, como en calidad, bien matizadas, realistas y apropidas. Es sin duda uno de los mejores aspectos de esta saga.

DURACIÓN: 8,1. Desde luego se trata de un juego bastante largo, no solo por la cantidad de modos de juego (pelea por equipos, arcade, historia, contrarreloj, multijgador, etc...) sino por lo largo que resulta el modo maestro de armas. El hecho de adquirir todas las armas, conocer todas las historias y la rejugabilidad y piques multijugador consiguen que Soul Calibur sea uno de los juegos más largos. No obstante bajo un poco la nota (le tenía pensado poner un 8,4) por la tendencia "artificial" en exceso de la 2ª parte del modo de armas.

DIVERSIÓN: 8,4. Estamos ante uno de los grandes de la lucha de PS2, que tiene muchísimas virtudes: un equipo de luchadores muy variado, tanto en habilidades, poderes, estilo de lucha, carisma y aspecto externo, con un control que sabe buscar el equilibrio, sin llegar a ser tan técnico como Tekken, pero permitiendo un repertorio de habilidades y ataques bastante elevado por personaje. Hace falta un poquito de entrenamiento para dominar 100% al personaje. El uso de armas con distintas habilidades y misterios le da una diversión y jugabilidad que no tienen los de su género.

Ritmo dinámico, agilidad, intensidad y sobre todo pique son las claves de los combates. Aunque hay historias algo flojas, y tópicas (bastante previsibles), y muchos personajes sean conocidos, el hecho de vivir cada historia por separado enriquece el multiperspectivismo del argumento, aunque en este sentido la historia posee un evidente fragmentarismo y falta de conexión de las partes, que podía haber mejorado mediante la variación del desarrollo interno, como sí hizo en Soul Calibur 3, ya que aquí solo las escenas y el sujeto contra el que luchamos será lo único que varíe, ya que no hay luchas especiales, ni juegos de pulsar botones, ni tomar decisiones.

No obstante la cantidad de modos y el largo y bien explotado maestro de armas, consiguen revolucionar el género, consiguiendo un ambiente mágico exquisito que te invita a luchar una y otra vez, ganar dinero, comprar armas, avanzar en el mapa, probar tus armas, superar los capítulos secretos.
Cada zona de mapa es una sorpresa con retos variados, desde luchas normales, enemigos invisibles, envenenamientos, mazmorras, escenarios trampa, incluso minijuegos de proporcionar golpes, o tipo "la patata caliente" dan un toque diferente al juego. Las situaciones están muy bien aprovechadas., aunque al final tiende a caer un poquito en la linealidad, aumentar de manera excesiva su dificultad y con mazmorras que llegan a cansar. Los tiempos de carga incluso juegan de manera negativa.


CONCLUSIÓN: Estamos ante un juego que pese a ser una secuela consigue dejar una huella en el género, pese a la convencionalidad de sus modos principales. El modo maestro de armas invita por sí solo a jugar, pero enmcarcando todo con un sistema ágil, equilibrado y muy adictivo tanto para uno como para varios jugadores.
Carreras de motos acuáticas con la jugabilidad propia de Nintendo y un aspecto técnico inmejorable..
Nota
7,1

GRÁFICOS: 7,2 Este juego consiguió un logro muy importante en la época en que salió, que fue romper esa barrera entre el conductor de la moto, y los movimientos del agua, ya que fue la primera vez que se cuidó mucho el movimiento de las aguas, las olas, y sobre todo el efecto que ese movimiento tiene sobre la moto, y los efectos en el agua.
En este sentido no es lo mismo navegar en aguas agitadas que en aguas más calmadas.

Algo muy bueno es que el movimiento de las olas no es nada brusco, todo lo contrario, resulta muy fluído todo y bastante realista. Las animaciones no están todo lo depuradas que deberían, ya que en algunas ocasiones las caídas de la moto no están bien representadas, y hasta cierto punto resultan algo artificial.

Otro de los problemas es que pese al detalle de los motoristas y el tamaño adecuado en pantalla (no perjudican la visión del paisaje), los escenarios pese a alcanzar una variedad suciente (mar abierto, río, puertos, mar agitado, etc...), quizá los elementos que los pueblen, los elementos ornamentales como los edificios, las vallas y los fondos, les falte algo más de profundidad y elaboracion.

Algo muy bueno del juego es que los circuitos van sufriendo variaciones a lo largo de la carrera, lo que parece que no solo hay cambios en el motorista, sino también en lo que sucede alrededor. Aunque la intención, la propuesta de esto es muy buena, podían haber ampliado algo más en este aspecto, ya que los cambios se reducen a un par de elementos significativos, pudiendo haber explotado por ejemplo con más cambios o tramos alternativos.

SONIDO: 6,8 La música resulta muy "veraniega" con ritmos rápidos y muy tímbricos, que le dan personalidad al juego. Muchos de los temas concuerdan con el tipo de circuito, aunque en algunos puntos la música parece solo un complemento, ya que se podía haber potenciado ante la escasez de efectos de sonido.

Los efectos son algo más flojos, ya que se limitan a pequeños ruidos poco matizados, como el choque de la moto contra un obstáculo. El motor apenas se deja oír, lo que parece que estamos ante una tabla de surf en algunas ocasiones. Lo que sí se ha conseguido recrear de manera realista es el ruido de las olas. Muchas veces oyendo solo el ruido podemos ver si el mar está o no en calma.

Las voces son poco variadas, aunque se han conseguido matizar para cada momento: por ejemplo los personajes gritan cuando se caen de la moto, o se alegran cuando adelantan o hacen algún record, igual que el comentaristas que enfatiza muy bien, y su "sobreactuación" le da realismo a las situaciones.

DURACIÓN: 5,2 Es el punto débil de este juego sin ninguna duda. Sin embargo no merece el suspenso, ya que la rejugabilidad es alta, y siempre estaréis dispuesto a jugar unas partidillas, y eso es algo importante en un videojuego, y más de conducción como este.

Las acrobacias, las prácticas y los campeonatos con los circuitos secretos, no podemos decir que son largos, pero al menos hacen que merezca la pena pasarse los modos difíciles.

DIVERSIÓN: 7,4. Las carreras resutan muy intensas, no solo por la espectacularidad del ondelaje, sino también por la sensación de velocidad y sobre todo por lo jugable que resulta: en una carrera es importante el matiz entre los 4 corredores, con un control bien diferenciado entre ellos (no es lo mismo jugar uno que jugar con otro). Habrá circuitos que se ajusten a nuestro jugador, pero habrá veces que tenemos que jugar en un circuito menos apropiado.

Las carreras además exigen concentración para poder saltar los saltos que tienden a "desestabilizar" la moto (lo que añade un toque más técnico a un control que es puramente arcade), y sobre todo un ejercicio de memoria y precisión importante para poder tomar la ruta correcta de cada circuito sin saltarnos las indicaciones de las boyas. Todo esto desautomatiza el concepto que tenemos de arcade sobre este juego, de tal forma que no es difícil correr (es un control que permite soltura y responde muy bien), pero tampoco lo es todo para ganar, ya que la habilidad personal cuenta como si se tratara de un simulador.

Por tanto este equilibrio y esta emoción e intensidad de las carreras lo hacen un juego correcto, cuyos principales fallos son precisamente la falta de un mayor número de opciones, ya que lo que hace es poco pero bien planteado. No hubiera estado mal en ofrecer algún modo propio o más sorprendente de juego, o en incluír un mayor número de circuitos o motos, ya que da la sensación de que con la capacidad que han tenido podía haber dado más, y en cierto punto acabaréis conociendo al dedillo todo, y perdiendo factor sorpresa en las carreras.

Para el modo acrobacias no hubiera estado mal circuitos más "abiertos" en lugar de usar los mismos que en el multijugador, ya que nos impide exprimir todas las posibilidades. Por ejemplo podían haber incluido más tramos alternativos en los circuitos
También se detectan pequeños fallos en la curva de dificultad, ya que el modo difícil exige mucha perfección, y un simple fallo puede acabar con una carrera perfecta. Y el esfuerzo en el modo difícil no se ve muy recompensado.

CONCLUSIÓN: Puede que en número de opciones Wave Race se queda corto, sin embargo lo que ofrece lo ofrece bien, y de manera correcta, tanto a nivel técnico como a nivel jugable, con aspectos inéditos como la recreación de las olas o esa mesura entre arcade y control técnico.
El peligro de los juego es meter mucha "paja" inútil que acaba haciéndole perder parte de sus encantos. En este caso, no hay "paja" inútil, ya que todo lo que hay se usa con coherencia. Y eso es lo más importante.
Más Bond. Más acción. Más intriga...
Nota
6,2

Hoy voy a analizar este juego para Nintendo 64.

GRÁFICOS: 8,1. En este sentido superan a los de Goldeneye. Los escenarios son más exquisitos en detalles, incorporando elementos más realistas que en el anterior que sirven para decorar los escenarios. Por ejemplo el diseño de las paredes y los suelos que eran una asignatura pendiente en Goldeneye (eran muy lineales), aquí sí consiguen mejorar su diseño, cuidando las texturas.
Los efectos como las explosiones han reducido en cantidad, aunque han aumentado en calidad, realismo y espectacularidad. Cosas como el agua, los juegos de luces, las sombras, han mejorado muchísimo respecto al anterior.
Han aumentado el número de escenas más "in extremis", lo que enriquece la puesta en escena.

Sin embargo todavía faltan por pulir los personajes en los videos, que resultan muy acartonados y brucos. La interactividad ha mermado con respecto al anterior (por ejemplo si disparo a un objeto, muchas veces se queda intacto).

SONIDO: 7,2. Desde luego sigue manteniendo el listón muy alto en cuanto a efectos se refieren: disparos, explosiones, ruidos de fondo, rotura de objetos, o el hecho de que el sonido varíe según el objeto sobre el que disparamos, le da al juego un toque muy realista.
En cuanto a las voces, agradecer el intento de representación cinematográfica. No obstante falta mayor enfatización sobre todo en las escenas más épicas.
La música es el punto más flojo de este apartado: durante la primera parte del juego, apenas cobra protagonismo. Hay que esperar a los últimos niveles donde el juego cobrará toda la fuerza de antaño. No obstante este menor protagonismo tiene sus ventajas jugables, ya que así te concentras en lo que sucede, en el entorno.

DURACIÓN: 4,7 Es una pena que el número de misiones sean tan escaso comparado con su antecesor, pese a que la duración de las misiones es algo superior. La iregularidad del nivel de dificultad, y precisamente la larga duración de las misiones son obstáculos importantes para rejugar este juego (si te matan al final de una misión tienes que repetir todo).
Algo que conseguía dar mucha vida al juego era el multijugador, un multijugador al que le falta chispa, y que hace que no mantenga la sintonía con los jugadores, y por tanto no sea un motivo para encender de vez en cuando el cartucho.

DIVERSIÓN: 5,8. No hay duda de que estamos ante un juego intenso, un juego con una trama cinematográfica atractiva, una bomba en estado puro, y en general con un desarrollo muy correcto.
Sin embargo hay algo que le impide brillar como en su día brilló Goldeneye.

Podemos detectar que es un juego algo artificial, es decir, que intenta buscar la diversión en las situaciones in extremis (un submarino hundiéndose, el asalto a un edificio, el descenso de una montaña de nieve, persecuciones por los tejados), de tal forma que pese a la intensidad, da la impresión de que necesita beber de estos momentos para poder lograr esa sintonía que buscamos. Y en las misiones en que quitamos esa máscara épica, vemos que son justamente las más "flojas" y que caen en la linealidad. Goldeneye no necesitaba estos momentos in extremis, el simple avance era lo que daba la jugabilidad a este juego. Aquí los momentos de avance son los más "sosos".

Pese a esto hay que reconocer que lo que ofrece es siempre muy correcto, de buena calidad, donde hay pocos fallos que sacar.
Por ejemplo algo maravilloso de este juego es que ha sabido separarse de Goldeneye. Hubiera sido muy fácil coger un puñado de misiones imitando a su antecedor, maquillando con un apartado gráfico, y juego terminado. Sin embargo en este sentido vemos que se trata de un juego muy trabajado: puede que hayan reducido el arsenal de armas, pero también es verdad que esas armas tienen un comportamiento más realista, y una precisión más trabajada.
Por ejemplo también se ha cambiado la dinámica de los escenarios. La primera parte del juego encontramos escenarios más realistas como un metro, el puerto o un banco, lo que la da un giro más cotidiano que no tenía Goldeneye. Los escenarios de las últimas misiones si se parecen más a los de Goldeneye.

Ahora vemos a un James Bond que se infiltra, que puede escalar, que salta que se pone gafas nocturnas o que nada, lo que la da al juego un aire más vanguardista. Una pena que el control sea más difícil que en el anterior y falle en muchas ocasiones, es decir, por culpa de los malabares con el mando tengas que repetir una misión entera. Al igual que los fallos de cámara que en algunas ocasiones llegan a perjudicar.

CONCLUSIÓN: Un juego correcto, que tiene como virtud conservar sus propios fondos (algo muy difícil teniendo como juego anterior a Goldeneye) y sobre todo saberse renovar/ evolucionar de una manera acertada. No obstante no consigue esa química que sí tenía Goldeneye, pues vemos un juego muy sobreactuado y artificial en ocasiones, que tiende a dar todo en los momentos "extremos", y desinflándose en los momentos "normales".
Los fallos que he ido comentando como el control, la dificultad o el multijugador es lo que le hacer perder nota.
Driver (PlayStation)
Nota
6,9

GRÁFICOS: 4,7. Cuando salieron en aquella época llamaba mucho la atención este apartado, ya que la idea de otros juegos como GTA (por aquel entonces en una muy primitiva vista cenital), pudo traspasarse a las tres dimensiones, y podíamos ver la ciudad con sus edificios, sus coches y peatones de manera muchísimo más real y detallada.
El sistema de deformación de los coches está muy bien planteado, al igual que las escenas de video, que se plantean como si fueran una película. Las perspectivas de la cámara son muy variadas, y además en el modo repetición podemos "jugar" con ellas.

Pese a todas estas virtudes el juego posee una serie de defectos bastantes graves, como el popping o las texturas, que están muy poco trabajadas, e incluso llegan a afectar negativamente en lo jugable. Los peatones parecen "marionetas" de la desproporción de sus cuerpos con unos efectos muy poco realistas. También falta por mejorar la interactividad con el escenario, así como solucionar el problema de la linealidad de las ciudades, y el color general del juego.

Muchos de estos fallos además se mantuvieron en su secuela. Y además os quiero comentar algo importante: el motor gráfico de GTA 2 por ejemplo pecaba de simple, sin embargo los fallos eran mucho menores, de tal manera que conducir aunque no alcanzaba la dosis de realismo, no se apreciaban fallos.

Sintiéndolo mucho no me queda más remedio que suspender a Driver en este apartado por la presencia de estos fallos.

SONIDO: 6,7. Todo lo contrario que en el apartado gráfico. Puede que la música le falte más "chispa" e intensidad para la velocidad del juego, pero al menos consiguen cumplir con dos cosas importantes:
-Un doblaje bien coordinado, entendido e interpretado. (faltan más voces durante las misiones, ya que todo se vuelca en las escenas).
-Unos efectos también muy notables, realistas (choques, golpes, alarmas, derrapes, frenos, etc...).

DURACIÓN: 6,4. No podemos decir que el juego sea largo, y además su adictividad hace que te lo pases en poco tiempo. Sin embargo los modos secundarios consiguen dejar un buen sabor de boca y satisfacer las ansias de más. Por tanto se merece un bien en este apartado.
La rejugabilidad es mayor que en su secuela al estar más ajustada la curva de dificultad.

DÍVERSIÓN: 7,2. Driver sigue siendo a día de hoy un clásico entre los clásicos. Puede que no llegue a la crudeza y la variedad de un GTA, pero a cambio potencia algo maravilloso, que es la sensación de que eres un "criminal" y te sientes perseguido por la policía, pudiendo moverte libremente por un paisaje urbano, esquivando al tráfico real, atajando por parques u otros lugares. Las persecuciones que se forman son de película, con un control muy ajustado, no llegando a caer en la linealidad del arcade, pero tampoco poniendo las cosas tan complicadas como en un simulador. Se busca un término medio donde los reflejos, la habilidad al mando y la suerte juegan un papel importante.

El argumento del modo principal es muy correcto dando lugar a escenas que justifican mirarlas para ver como se resuelve la trama, y las misiones, sin alcanzar la variedad de un GTA o la propia secuela de este juego consiguen dar intensidad a este juego. También es verdad que en algunos momentos encontramos una excesiva saturación del mismo tipo de misiones, y que falte más originalidad, pero la intensidad y la fuerza del juego intenta en cierta medida suplir este problema.

Además los modos secundarios pese a que son muy simples, resultan muy jugables y garantizan kilos de diversión. No hubiera estado mal una mayor variedad de retos en este sentido, ya que en sí es indagar en lo mismo de siempre.

Los inconvenientes, además de este estancamiento en el mismo tipo de reto, es que se podía haber dado mucho más de sí a este juego: la variedad de vehículos es escasa, y el control es bastante parecido entre ellos (se podía haber trabajado esto mucho más). El ritmo en cierto momento resulta muy fragmentado, ya que para pasar del modo principal a los minijuegos hay que salir al menú principal. El modo edición aunque es original y sube puntos al juego, resulta un poquito lento e incómodo de controlar hasta poder ajustar al resultado que queremos. Algunas cositas como que los peatones desaparezcan por las paredes, no se puedan romper elementos o la policía te persiga sin hacer nada, le quitan un poquito de realismo. Además hay algunas zonas de la ciudad algo desaprovechadas.

No obstante estamos hablando de pequeños matices que apenas manchan la calidad general del juego. Se podía haber ajustado un poquito más, pero la calidad en general es alta.

CONCLUSIÓN: Driver es hoy por hoy una de las mejores aventuras de PSX. Sus fallos técnicos y de variedad quedan recompensados por la intensidad y la fuerza que derrocha el juego. La posibilidad de movernos por una ciudad, las persecuciones y la puesta argumental junto a una cantidad considerable de modos de juego, le hacen merecedor de esta buena nota.
Disney en un Final Fantasy para todos los públicos...
Nota
7

GRÁFICOS: 6,6. Evidentemente no llegan al detallismo y la espectacularidad de un Final Fantasy, sin embargo este juego va a conseguir algo maravilloso, que es crear belleza externa a partir de lo interno: el colorido de los escenarios, la magia que derrochan los escenarios ambientados en películas Disney, y unos efectos gráficos (destellos, luces, explosiones)que si bien no explotan del todo el motor gráfico, sí consiguen dar espectáculo al juego.
El número y la variedad de enemigos, personajes y lugares es bastante importante (algo imprescindible en un juego de rol para no cansarnos fr los mismos escenarios y con los mismos monstruos).
Las secuencias están sacadas del motor gráfico normal.

Es decir, el motor gráfico es simple, sencillo, y escueto pero se intenta maquillar, ornamentar, para dotar a cada elemento gráfico de una simpatía que muy pocos juegos poseen. Le iba a poner en principio un 6,2 pero esto creo que es motivo suficiente para subir más nota.

SONIDO: 6,1. Una pena que el doblaje de su secuela no estuviera en el original, porque el doblaje de Kingdom Hearts 2 es de lo mejor en PS2. No obstante pese a que a Sora le falta enfatizar algo más los diálogos y dramatizar más en los momentos más épicos, la simpatía de las voces de Donald, Goofy y compañía consiguen salvar con nota este aspecto.
Los efectos se podían haber explotado algo más, ya que resultan muy escuetos.
Algunos temas musicales poseen una calidad importante, aunque en algunos escenarios resulta un pelín lineal, ya sea porque pasamos mucho tiempo en ellos o porque tienden a la repetición de un ritmo simple que se podía haber explotado más.

DURACIÓN: 7,4. Aunque se trata de un juego largo, como RPG que es, podría durar un poco más, sobre todo porque te quedas con ganas de más. Superar los cuentos de la historia principal, más un capítulo alternativo, las mejoras como luchador, los enemigos alternativos, los desafios, etc...todos estos retos son algo tópicos pero intentan alargar sin caer en el artificio, y sobre todo algunos de estos retos secundarios poseen una calidad importante.

DIVERSIÓN: 7,4. En principio este juego sorprendió a propios y extraños, ya que resultaba extraño meter en una coctelera a Square y Disney. No obstante el resultado esperado ha sido una grata sorpresa:

-De Square vamos a encontrar los parámetros exquisitos para un juego de rol: un sistema de combates que si bien resulta más limitado y ofrece menos posibilidades que el de un Final Fantasy, sí lo supera en ritmo y agilidad. Las tramas argumentales aunque tienden al excesivo "fragmentarismo", (debido a la separación física entre los mundos), sin las disgresiones típicas del género, consiguen una calidad bastante aceptable, de tal forma de Sora resulta un protagonista carismático, y dotado de una personalidad y evolución.

-De Disney cogerá la magia de sus personajes mundos y tramas. Todos los cuentos los conocemos, al igual que todos los personajes (con una enciclopedia bastante curiosa de información), pero nos sorprenderán con las nuevas tramas, y el trío protagonista.

El desarrollo resulta más variado que un Final Fantasy, aunque hay un fallo importante de "cohesion", ya que la variedad y las salidas a otros géneros como el shooter, o las plataformas, aunque dan una gran variedad deberían estar más adheridas a la trama para dar algo más de coherencia. No obstante estos giros y situaciones consiguen dar al juego una variedad increible: las fases al mando de las naves si bien no aportan nada nuevo, consiguen sorprender gracias a que se "adaptan" a la esencia y personalidad del juego, evitando el mero "corta-pega".

La evolución de armas, los hechizos, la magia de abrir un cofre, los minijuegos, los saltos los combates, los objetos, todo combina tradición con vanguardia, aunque faltarían algunos toques propios jugables. La cámara podría matizarse mejor, sobre todo para los momentos de saltos.
En algunas ocasiones la curva de dificultad no está todo lo correcta que debería, y los enemigos finales en algunos casos, pese a los momentos divertidos que aportan, suponen dejarte seco todo el inventario de pociones, pues los combates son algo difíciles.

CONCLUSIÓN: Un juego notable, con muchas virtudes, donde de manera amistosa se juntan el buen hacer de Square junto al carisma y encanto que genera Disney en sus cuentos y personajes. La magia que aporta todo esto y su personalidad marcará a todo lo jugable.
Ya no querrás otra cosa.
Nota
8,4

GRÁFICOS: 8,6. Desde luego explotan perfectamente el potencial de PSX. Destacan sobre todo el diseño de los monstruos, personajes y escenarios, que tienden al detallismo y también intentan cuidar y matizar sus cuerpos, dotando a cada monstruo de una expresión, unas formas y un aspecto, encontrando una gran variedad de enemigos. En los escenarios destacar no tanto su tamaño, sino lo trabajado que están tanto exteriores como interiores por albergar una gran exquisitez de elemenetos que enriquecen la ambientación, y a la vez dan bastante realismo. Destacar los efectos de luces, del fuego, del agua, del rayo, etc...todo recreado magistralmente haciendo que cada ataque te deje alucinado. Además las secuencias de video son brutales.

No obstante para "criticar" algo, decir, que en algunas ocasiones la cámara no opta por la perspectiva correcta, lo que resulta un pelín incómodo ver al personaje en pantalla. Y decir que la evolución gráfica la marcó FF VII, y este lo que hace es mejorar, es decir, ya partía con una base bastante sólida.

SONIDO: 8,4. Como siempre Final Fantasy sobresale en este apartado. No solo cuenta con un repertorio de canciones muy épicas, emotivas y emocionantes que dejan huella en el jugador, sino también sabe seleccionarlas para cada momento del juego, de tal forma que la adecuación es sobresaliente: temas muy dramáticos para los momentos más tiernos, y música más enérgica para los momentos épicos y de combate. Durante las exploraciones una música muy relajada que dulcifica el paseo.
Los efectos como explosiones y golpes también están muy bien representados.

Quizá la música de los combates resulte un pelín repetitiva (sobre todo porque es la que más oímos) y debido a la ausencia de voces encontraremos algunos terribles momentos de silencio, donde apenas hay sonido (pero solo en momentos muy puntuales), lo que da una sensación un pelín fea.

DURACIÓN: 8,5. Sin llegar a ser la trama tan larga como la de los dos anteriores, es verdad también que en este capítulo hay más "invitaciones" a aventuras paralelas, o a misiones puntuales no obligatorias, que alargan de manera natural el ciclo del juego, y además se obtienen jugosas recompensas.
Luego siempre hay multitud de cosas por hacer y retos hacia el final del juego que intentan dar más vida al juego. Sin olvidar que siempre hay que combatir para subir de nivel.

No obstante encontramos que algunos momentos de la trama principal parece que se tienden a alargar en exceso las situaciones, lo que da un toque artificial que le impide llegar al 9.

DIVERSIÓN: 8,1. Desde luego Final Fantasy IX fue un magnífico regalo de despedida en PSX. Pese a la revolución que supuso el 7, todavía hoy es un juego que emociona y gusta, y aunque posee los mismos pilares en ambientación y planteamiento, es capaz de adaptarlos a una trama. Una trama que como siempre destaca por su gran elaboración, sus carismáticos personajes que evolucionan, con sus conflictos, inquietudes y pasiones, y unos lugares mágicos.
Este argumento es capaz de mantener enganchando al jugador combinando magistralmente combates, exploración, diálogos y secuencias, donde vivimos momentos de infarto.

También es verdad que en algunos momentos se explota en exceso algunos momentos y se acaban alargando sin necesidad, y que en ciertos momentos marea un poco al pasar por los mismos lugares. No obstante es un pequeño fallo entre muchas virtudes.

Los combates resultan muy cuidados y elaborados, donde el sistema de evolución te obliga a luchar, en unos combates en principio adictivos donde usar estrategias para ganar. Quizá falte más involucración del jugador como sí lo hizo FFX y su tablero de esferas y ataques finales, que dejaban más libertad. Y en cierto punto tanto combate hace que en ciertos momentos el juego se vuelva lineal (pero solo en ciertos puntos). Un fallo más grave es que los puntos para salvar no están todo lo bien "medidos" que se debería, pues a lo major se puede pasar bastante tiempo hasta encontrar el siguiente, teniendo que repetir secciones largas.

Pero todo esto queda recompensado por el carisma y concepto de juego y trama argumental.

CONCLUSIÓN: sin poseer la frescura de FF VII y emulando en mayor o menor medida su concepto, FF IX consigue adaptar todos sus elementos a una aventura magistral, que es capaz por sí sola de llevarte hasta el final a pesar de sus "pequeños" fallos. Y eso se llama hacer un juego de calidad, que es aquel que te invita a vivir y sumergirte de esta manera en un mundo paralelo y emocionante.

Le voy a otorgar una de las mejores puntuaciones que yo he dado en reanálisis: un 8,4.
Digimon World (PlayStation)
Nota
5,1

GRÁFICOS: 5,2 No puedo decir que los gráficos de este Digimon World sean malos. De hecho posee muchas más virtudes que defectos: encontraremos una gran cantidad de escenarios y muy variados, un montón de criaturas y monstruos, efectos como el paso del día a la noche, etc...sin embargo este correcto planteamiento se ve perjudicado por la puesta en escena: a los Digimon les falta más detallismo, igual que los escenarios (con una perspectiva que impiden "lucirse" como podrían lucirse). Los efectos resultan simples, igual que las texturas...no están mal pero se podían haber trabajado aun más, pues la nitidez, el colorido y el tamaño de los escenarios es increible.

SONIDO:5,5. En este sentido podemos decir que algunas cosas como los ruidos que acompañan al escenario son muy realistas y crean la ambientación del juego. La música quizá resulte demasiado peculiar, lo cual siempre se valora positivamente, pero en algunos momentos no se adapte lo suficiente. Las voces están demasiado sobreactuadas. No obstante los efectos de sonido destacan por su recreación y realismo, y consiguen que el juego convenza en este sentido.

DURACIÓN: 6,4 Como todo RPG la duración no va a ser corta: hay multitud de enemigos que derrotar, lugares que visitar, entrenamientos que superar. El mundo es bastante grande, y el sistema de evolución de los Digimon obliga al jugador a gastar tiempo, así como las recompensas por luchar están totalmente justificadas. En este sentido el juego consigue aprobar sobradísimo. Lo malo es que en algunos momentos esta duración es un pelín artificial, pero solo en momentos puntuales.

DIVERSIÓN: 4,8. Este juego posee bastantes posibilidades pese a la influencia de Pokemon y otras sagas parecidas. El hecho de poder cuidar a tu propio Digimon, controlar su comida, sus necesidades y su evolución le da a este juego un toque de bastante realista que les falta a otros juegos. Los monstruos son muy variados, con sus ataques, defensas, barra de vida, como en todo RPG pero con el atractivo de la serie. Un mundo enorme y en general una serie de elementos que podían haber hecho de este Digimon un buen RPG.

Sin embargo en este juego ha sucedido algo terrible que le impide llegar al aprobado. En un juego el jugador es el que con su habilidad "incita" al destino del juego. En este sentido es una pena que los momentos de combates se hayan dejado a merced de la máquina, porque en todo juego de rol los combates siempre son un papel fundamental.
Falta adecuación al sistema de juego: es una pena dedicar tanto esfuerzo a criar un Digimon para luego perder los combates y acabar mal. También es verdad que cuando te acostumbras a este sistema consigues disfrutar de manera más eficaz. Una lástima que la "explosión" de este juego tarde en llegar.

La profundidad es algo muy importante en este juego, y un detalle que sirve de ejemplo para el resto de juegos es que todo el trabajo tiene su recompensa, y todos los digimon que vuelvan al pueblo nos ofrecerán una ayudita extra que dulcifica la dificultad del principio.
Una pena que el juego se acabe estancando y se haga un pelín lineal, porque "grandeza" tiene de sobra, solo hay que saber utilizarla. Una pena también que el sistema de alimentar o cuidar a un Digimon acabe por interferir en exceso del modo principal (el mismo fallo que poseen otros juegos como Los Sims)

Conclusión: Digimon World posee los elementos suficientes para convencer. Lo malo es que no se ha sabido hacer uso de todo ello. No obstante la ambientación y el planteamiento son atractivos y consiguen salvar al juego.
Pokémon más fuerte que nunca y totalmente en español, TOTALMENTE.
Nota
5,2

GRÁFICOS: 4,7: No se puede decir que los gráficos de este juego sean buenos. Hay gran cantidad de fondos (quizá falte matizar un poquito más la variedad) y los Pokemon poseen unas animaciones simpáticas. Sin embargo se podían haber trabajado mucho más: los efectos como el agua o el fuego les falta más elaboración, falta mayor detalle en los fondos, la zona de minijuegos resulta muy simple, y en general pese a la nitidez global del juego, en algunas ocasiones los Pokemon resultan muy estáticos y un pelín "sosos" en pantalla.

SONIDO: 4,5. El doblaje y la coordinación del doblaje están muy bien trabajados, pero los diálogos se acaban haciendo cansados con un narrador repetitivo. La música sin destacar, intenta hacerse valer, pero sin resultado. En los minijuegos domina una música más alegre y despreocupada. Los efectos son simples y se podían matizar más las voces de los Pokemon.

DURACIÓN: 6,0. Desde luego hay bastantes cosas por hacer: entrenamientos, campeonatos, minijuegos, la conexión con Game Boy, el modo "mapa". En este sentido no hay queja. Es una pena que algunas cosas no se puedan disfrutar si no tienes una Game Boy, y que haya pocas recompensas para algunos de los modos en compataración del esfuerzo realizado.

DIVERSIÓN: 5,3. RPG por turnos muy simples, pero que recogen muy bien la ambientación Pokemon. 150 Pokemon, con ataques, estadios, copas, etc...con bastante posibilidades de juego. Quizá los combates resulten algo fríos y les falte mayor ritmo. La curva de dificultad no está lo suficientemente ajustada.
Los minijuegos aportan frescura, y sobre todo diversión para varios jugadores. Podrían estar más elaborados pero su simpleza permite diversión rápida entre combate y combate.
La posibilidad de ver a los Pokemon en acción, y sus modos de juego consiguen que este juego alcance un magnífico aprobado.

CONCLUSIÓN: El paso a las 3 dimensiones puede que resulta un poco "frío", pero conserva la esencia Pokemon que al fin y al cabo es lo importante. Podrían haberse explotado más los modos de juego, pero aun así no es un mal juego.
Sin lugar a dudas "the real driving simulator"...
Nota
7,5

GRÁFICOS: 7,8. Desde luego cuando Gran Turismo 3 salió al mercado fue una auténtica revolución en su momento, ya que un porcentaje muy elevado del juego son virtudes: tamaño y detalles de los vehículos, los fondos de los escenarios, la solidez y fluidez del entorno y en general lo nítido y limpio que resulta el motor gráfico. Desde luego todo resulta muy realista y en ningún momento decae el juego. En principio estaba a punto de darle un 8,2, pero hay una serie de fallos que le impiden brillar más de lo que brilla: la sensación de velocidad no están tan bien lograda en los vehículos más lentos y los efectos de los faros de lo coches podía trabajarse más. No obstante luego ves las apoteósicas repeticiones y esos fallos quedan subsanados. El hecho de que los coches no se deformen también supone unas décimas menos.

SONIDO: 7,1. Los motores de los vehículos resultan muy reales, y son diferentes entre sí. La música es muy variada tanto en cantidad como en calidad, aunque algunos temas no se lucen como deberían. Los efectos son correctos, pero falta más "vida" desde el punto de vista sonoro en plena carrera.

DURACIÓN: 8,2. Desde luego Gran Turismo tiene cuerda para rato: desde el modo arcade al Gran Turismo: superar 60 pruebas, 150 vehículos, multijugador, los torneos y campeonatos, las horas que nos pasaremos en el taller, etc...desde luego hay poco que reprocharle en este sentido. Quizá haya "pocos" circuitos para tantos campeonatos, lo que en algún momento resulta un poquito cansado recorrer lo mismo.

DIVERSIÓN: 7,1 Si hago el reanálisis de este juego en el año 2001 y sin la cuarta parte en el mercado este juego debería haber llevado más nota.
Todos sabemos que la calidad de este juego es excelente: un control que tiende a la simulación donde cada coche es diferente, unos trazados bastantes reales, una gran cantidad de vehículos, carreras y modos de juego. Además posee un planteamiento muy ambicioso que te obliga a evolucionar y probar distintos coches a la vez que adquiere experiencia. Todo eso lo convierten en uno de los mejores de PS2.

Sin embargo en esta tercera parte ha ocurrido algo terrible: en el plano técnico ha innovado, pero es un juego que en el plano jugable NO HA INNOVADO NADA, y lo que es peor: ha vivido de las rentas de los juegos anteriores sin añadir nada nuevo, e incluso reducir algunas opciones que sí había en los anteriores. Los coches y circuitos ya aparecían en los juegos anteriores y las novedades son muy escasas. Las carreras de resistencia, el Rally, pruebas de carnets, piezas, e incluso los nombres de los campeonatos mantienen su nombre con respecto a GT2.

Por eso a Gran Turismo 3 le ha faltado arriesgar más, mucho más. No podemos decir que el juego es malo (de hecho es todo lo contrario. Sin embargo parece un "cortado y pegado" del juego anterior con retoques externos. De ahí que no haya conseguido brillar más.
Pero sigo insistiendo: si no llega a existir GT2 la nota hubiera subido bastante más.
Jamás volaste tan rápido
Nota
7,3

GRÁFICOS: 5,8. Fueron bastante criticados en su época. Sin embargo hay que dejar clara una cosa: la rebaja del nivel de detalle está más que justificada, ya que pese a que los escenarios resultan muy esquemáticos hay que reconocer que a cambio la recompensa es mayor: la sensación de velocidad y el número de vahículos en pantalla es muy elevado, y eso forma parte del encanto del juego. Además el motor apenas se resiente (y eso es muy importante para este tipo de juegos).
Los coches pese a ser más detallados que los escenarios, todavía se podían haber trabajado más, sobre todo en cuanto a efectos de golpes.

SONIDO: 7,3 Increible!!!!!!!!!!! Aunque los efectos pequen de simples, todo eso quede recompensado con una muy explotada y carismática música: a los temas ya clásicos que seguro que conocéis de memoria, hay que sumarles nuevos temas. Todos ellos aportan energía y alegría a este juego tan intenso.
Podía haber más voces en el escenario.

DURACIÓN: 7,1. Bastante bien!!!!!!!. Cabe destacar la gran cantidad de modos de juego (entrenamientos, campeonatos, batallas, multiplayer, la carrera de la muerte, etc..), así como la burrada de naves y de circuitos. No obstante al haber tantos vamos a encontrar que tantos coches como circuitos van a compartir muchas cosas es común. Si vas a lo básico no durará tanto como si intentas desbloquear todo. No obstante la jugabilidad invita a que juegues todo enterito.

DIVERSIÓN: 7,5. Estamos ante el juego más rápido de Nintendo 64. Las opciones son muy elevadas (como ya os he dicho), así como la intensidad de cada una de las carreras. El hecho de haber 30 coches en la pantalla le da una espectacularidad increible, junto a un control muy equilibrado que no es ni muy fácil ni muy difícil. Quizá le falte una mayor variedad en los circuitos (hay muchos, pero algunos se parecen bastante), e incluso depurar un poquito la IA del rival. El hecho de perder una carrera por chocar la nave contra las paredes es muy realista y te obliga a conducir con cuidado, pero resulta en algunos casos frustrante tener que repetir todo el campeonato por un error.
Hay algunos fallos (en curva de dificultad) pero quedan subsanados con la energía y opciones que integra el cartucho.

CONCLUSIÓN: Uno de los mejores juegos de conducción de Nintendo 64. Sus pequeñísimos fallos no le impiden brillar con luz propia, pues pese a la caña que tiene soportar la consola en ningún momento se resiente.
Ahora toca controlar a las familias.
Nota
5,3

Hoy voy a analizar este clásico:

GRÁFICOS: 4,2. Me da pena tener que suspenderle, pero hay que reconocer que son muy simples. La perspectiva aunque cómoda no permite que los objetos se luzcan en la pantalla. Falta poner más detallas a los objetos y a los personajes, mejorar muchísimo las texturas (las cuales resultan muy pobres), y sobre todo mejorar efectos que se podían haber mejorado mucho más como el agua o el fuego, los cuales resultan muy esquemáticos. También deberían mejorar las luces y sombras.
No obstante esta simplicidad gráfica permite fluidez en el juego y bastante comodidad.

SONIDO: 4,6. En este caso Los Sims tampoco logran convencer: la música resulta bastante pobre y repetitiva, hasta tal punto que si pasas mucho tiempo en el menú llega a cansar. La música del resto de juego (el sonido de la radio, la tele, etc...se podía haber explotado más). Los efectos sonoros por el contrario sí consiguen llegar al aprobado: cafeteras, timbres, teléfonos, platos, ollas, etc...los sonidos se recrean con bastante fluidez y realidad.
El segundo gran inconveniente del juego son las voces, las cuales además de no estar dobladas a ningún idioma resultan poco variadas.

DURACIÓN: 6?. Este apartao resulta difícil de puntuar: si somos objtivos este juego debería llevar muchísima más nota, ya que la duración sería INFINITA, podemos jugar a los sims hasta la eternidad. Sin embargo la monotonía y linealidad del desarrollo hace que llegado el momento oportuno "canse". Pero este cansancio será temporal y pasadas unas semanas lo pones como el primer día.

DIVERSIÓN: 5,6. Al principio ir conociendo las posibilidades de Los Sims, la posibilidad de crear casas, fomentar las relaciones amorosas y sociales, ganar dinero, evolucionar en el trabajo, las peleas y problemas de convivencia dan bastante diversión al juego. Pero con el tiempo se va haciendo más lineal teniendo que repetir las mismas acciones volviéndose un juego bastante cíclico. Y esta primera parte no posee tantas opciones como las expansiones.
No obstante para este época resultó ser un juego original, donde tienes total libertad y es muy importante la interactuación. Es una mezcla de simulación de vida y estrategia bien planteada pero que tiende a hacerse cansada.

CONCLUSIÓN Buena e interesante propuesta, carismática, con mucha energía y adictiva en sus primeras horas de juego. Una lástima que se vaya desinflando con el paso de los días! Aun así por su innovación merece un merecidísimo aprobado.
Carreras, enemigos de final de fase y mucha velocidad
Nota
7,1

Voy a hacer el análisis de este juego:

GRÁFICOS: 7,5. Supera claramente a Mario Kart en este sentido, y casi se aproxima al genial Mickey Speedway USA. Pese a que los corredores resultan muy simples (el mismo problema que tenía Mario Kart), hay algunos detalles como los jefes finales que le hacen subir puntos en este apartado, ya que destacan por su originalidad y su descomunal tamaño.

Sin embargo lo que de verdad hace espectacular a este juego son sus escenarios...Puede que no tengan el encanto de Mario Kart, y sean más parecidos entre sí, pero por el contrario ganan bastante en profundidad. Por ejemplo el mundo central resulta muy colorido con sus cascadas, los jardines y los circuitos están llenos de elementos que benefician tanto a la ambientación como a la vistosidad, aunque no afecten directamente a la carrera (por ejemplo podemos ver dinosaurios gigantes).

Los fallos principales son la falta del encanto, la simplicidad de vehículos y personajes, y algunas texturas no están muy bien conseguidas (Por ejemplo el agua no está tan bien como la de Mario Kart).

SONIDO: 6,7 Aunque las melodías son bastante rítmicas y simpáticas, se podían haber esforzado más y elaborarlas mejor usando mayor variedad de instrumentos. Los efectos y las voces pasan muy desapercibidas, ya que solo se basan en ofrecer lo básico para simular ruidos como los motores de los vehículos, que se alejan bastante de la realidad.

DURACIÓN: 6,9. El modo historia resulta muchísimo más largo que el del Mario Kart, ya que cuenta con mayor cantidad de retos, y luego se puede rejugar con facilidad las carreras. Sin embargo el multijugador al no estar tan elaborado no da tantas opciones como Maio Kart.

DIVERSIÓN: 7,1: Evidentemente hay ciertos parecido con Mario Kart: En los dos juegos hay carreras, en los dos hay personajes conocidos (entre ellos el oso Banjo), en los dos se puede hacer trampas usando objetos, y en los dos predomina la misma estética...Sin embargo vemos que Diddy Kong intenta ofrecer algo que no tenía Mario Kart, y es lo que le da la personalidad al juego: Su profundidad.

Conducir por tierra, mar y aire, el mundo central, la forma de pasar de un mundo a otro ganando las distintas carreras en los diversos vehículos y encontrando los objetos perdidos, o la aparición de enemigos finales a los que tenemos que ganar en carreras especiales como ver quien es el primero en escalar una montaña...luego los circuitos tienen atajos, poseen detalles propios y bifurcaciones. Es decir aspectos que le hacen un juego muy digno.

Lo que llega a decepcionar un poquito es el multijugador, cuyo ritmo no está muy bien conseguido. Algunos fallos importantes como la excesiva dificultad en algunos tramos por culpa de los escenarios (a estar tan "matizados" muchas veces no sabes a donde ir y te empotras en una pared), o que no llega a ofrecer la originalidad y la frescura de Mario Kart (los caparazones, y las estrellas son objetos mucho más precisos que las armas de este Diddy Kong).

Es decir, tiene fallos pero los subsana incluyendo cosas y trabajando aspectos que otros juegos como Mario Kart dejaban en el tintero.

CONCLUSIÓN: Una alternativa más que notable para Mario Kart que aporta un modo mucho más trabajado para un jugador con dosis suficientes de diversión.
Juegos reunidos con Mario!!
Nota
5,5

Hoy voy a analizar este juego de Nintendo 64:

GRÁFICOS: 5,1 Aprueban...pero muy raspadito. Como va siendo habitual apuesta por un motor muy simple pero eficaz para juegos como estos. En general cabe destacar que los menús esta vez no están tan elaborados como en la primera parte, ya que esta vez es un fondo sin más con los modos de juego (en el juego anterior al menos pusieron de fondo un pueblo). Luego los tableros resultan demasiado simples, ya que por ejemplo en las escenas que vemos y los recursos carecen de efectos especiales que le dieran mayor espectacularidad. Las pantallas de minijuegos resultan algo más elaboradas y coloridas, y algunas originales. Los personajes no han evolucionado respecto al anterior juego pese a que el tamaño es casi perfecto (ni muy grandes ni muy pequeños).

Mi nota original era un 4,8, sin embargo dado que los gráficos se ajustan al tipo de juego (algo que es muy importante al fin y al cabo) le subo al 5,1.

SONIDO: 5,5. Como los gráficos...muy normalito. Se han añadido nuevas voces y efectos, los cuales pese a no ser lo mejor de lo mejor, sí resultan muy familiares, conocidos y simpáticos. La música resulta muy "juguetona", ya que se basa en temas de esos que memorizas cuando apagas la consola, aunque no llegan a ser tan "limpios" como los del primer juego.

DURACIÓN: 5,8 Para 1 jugador con ganar una vez cada tablero es suficiente para pasarte el juego, lo cual resultaría demasiado escaso. Sin embargo lo bueno de este juego es que con tres colegas más, siempre estás dispuesto a jugar una partida, y dado lo divertido que es seguro que se repite...El multijugador es la esencia de todo Mario Party.

DIVERSIÓN: 5,6. Si fuera el primer juego llevaría una nota muchísimo más alta...Como en el primer juego volveremos a tirar dados, avanzar en el tablero para conseguir estrellas y superar minijuegos. Se han añadido nuevas casillas, nuevos minijuegos, nuevos tableros, nuevas animaciones, etc...

La expectación de ver en que casilla caes tu y los demás, de ver que minijuego toca, la emoción de ver quien coge antes las estrellas, el estreno de nuevos objetos, y en general esa mezcla de suerte y habilidad, mezclada con risas y carcajadas sigue inalterable con este segundo juego. Lo malo es que la mecánica no sorprende tanto como el primer día, y muchos minijuegos están basados en los del anterior juego..y algunos fallos como la poca variedad de retos duelos, o la ausencia de algunos modos de juego para un jugador lo hacen un pelín menos sorprendete.

Los minijuegos son simples, sencillos, con una ambientación correcta y una mecánica muy divertida, capaz de entenderse desde la primera partida: Juegos para un jugador, de todos contra todos, por parejas o tres contra uno...todos ellos con un control fácil (se han eliminado los juegos de rotar el stick,que resultaba un pelín doloroso) y un desarrollo que te incita a seguir.

CONCLUSIÓN: Las novedades son escasas, pero el espíritu sigue y eso es lo verdaderamente importante.
Driver 2 (PlayStation)
Nota
6,8

Hoy voy a analizar este juego:

GRÁFICOS: 4,6 correctos, pero con fallos...por un lado tenemos cuatro enormes ciudades, y si decimos enormes, son para la época revolucionarias (como fue el propio San Andreas). Sin embargo pese a este despiegue podemos apreciar claramente muchos fallos como popping, bordes dentados, fallos en las texturas, aparición repentina de elementos, lentitud ante la acumulación de elementos, etc...y por otro lado son ciudades demasiado lineales, ya que las calles tienden a parecerse entre sí y repetirse los edificios.

Por otro lado los vehículos aunque se han reducido respecto a Driver (en cantidad), la calidad ha mejorado muchísimo...ahora son más detallados, con un sistema de daños muy correcto, y bastante interacción con los escenarios. Una lástima de los fallos que se producen cuando vamos a pie (sobre todo en animaciones).

La posición de la cámara, el poder elegir día y noche y las notables escenas de video le hacen aproximarse al aprobado...una pena que halla tantos fallos porque el motor no es malo.

SONIDO: 7...Mucho mejor que los gráficos: La música por un lado debería cobrar protagonismo, ya que resulta muy escasa, y no se deja notar. Sin embago los efectos como el claxon, las sirenas, los choques, los ruidos en general están fenomenalmente recreados, y te hacen sentir como en una peli. Pero lo que de verdad hace de este apartado algo bueno es su tremendo doblaje, perfectamente coordinado, muy bien matizado y sobre todo más cinematográfico.

DURACIÓN: 7,2..Son 4 ciudades y cada una de ellas puede poseer cerca de 10-15 misiones (algunas de ellas bastante largas)...y luego cuando lo termines es un juego bastante rejugable, gracias también a algunos extras. Sin embargo lo que le hace un juego jugable durante mucho tiempo son sus minijuegos: Las persecuciones, la resistencia, las carreras, etc...a los que siempre estarás dispuesto a jugar una partida.

DIVERSIÓN: 6,8 Ser la secuela de un juego tan revolucionario como el primer Driver es una tarea dura, y pese a que no llega a impresionar ya que en su mecánica no hay grandes cambios, sí consigue hacer un juego más completo.

El argumento es totalmente cinematográfico..y las escenas y el doblaje sirven de complemento ideal. La ambientación de las ciudades es más que notable: Las Vegas con sus casinos, Río y sus costas, La Habana y sus tipos de coches y Chicago y sus calles. Es una pena que dejen muchos aspectos de estas ciudades por tocar.

La cámara y el control son también rozan el notable: Lo mejor es el editor de escenas, en el que podemos ajustar los planos, los ángulos, la posición de la cámara y montar nuestras películas. El control no resulta muy preciso, ya que al coche le cuesta girar y derrapa fácilmente, lo que muchas veces acabaremos enpotrados contra los coches o las paredes. Aun así los derrapes le dan espectacularidad.

Y las misiones es quizá el aspecto que menos ha evolucionado, ya que las misiones resultan muy parecidas a las del primer juego: Nos meteremos de lleno en tremendas persecuciones con la policía que no pararán de acosarnos para quitarnos la barra de vida del coche...La sensación de velocidad, y espectáculo al volante mejoran a las del primer Driver..y siempre acabaremos sorteando el tráfico, meternos en dirección contraria, atajando por los callejones para perder de vista a los agentes.

A lo largo del juego nos esperan huídas, persecuciones de trenes, robo de coches, acoso a los rivales, escapatorias y vivir grandes momentos.

Aun así hay una serie de detalles: Las novedades como el cambiar de vehículo no aportan mucho a la saga, ya que no podemos hacerlo en persecución, y las animaciones no están muy bien representadas. Por otro lado las misiones son muy parecidas a las del primer juego, y los extra y minijuegos no añaden muchas novedades. Y por otro lado la dificultad es alta y acabaremos repitiendo misiones que aunque sean por partes, hay que repartirlas enteras.

CONCLUSIÓN: Mejora y complementa de una forma notable al primer Driver, y pese a no aportar novedades, sigue siendo el número 1 de este género en PSX, aportando unas sensaciones de espectacularidad increíbles.
A la quinta va la vencida?
Nota
7,6

Hoy voy a analizar esta maravilla para PS2:

GRÁFICOS: 7,8 Brillantes en todos los sentidos: Por un lado tenemos unos escenarios muy profundos, en los que se destaca los efectos de los rayos de sol, las texturas de la vegatación y del asfalto, la nitidez, y sobre todo el color dándole un toque de fotorrealismo. Cuando veas la recreación tan limpia, la sensación de velocidad, el tamaño de los tramos o los efectos te quedarás asombrado.

Los coches son muy voluminosos, llenos de detalles y un sistema de destrucción muy detallado y correcto, en el que se ve como las distintas piezas se van dañando de una manera muy real, y sobre todo realista...el coche sufre daño en la parte en la que chocas, y no en el lado contrario.

Le bajo un poco la nota ya que no han evolucionado desde el anterior juego y algunos fallos como el popping se siguen percibiendo, y en ese sentido no se ha mejorado.

SONIDO: 7,3: Notable!!!!!!!!!. La música de los menus cumple su función, y el resto del tiempo no se deja notar (ya que en un juego de este tipo necesitas concentración). Sin embargo apoteósico son sus efectos: El motor del vehículo (suenan distintos según el coche que sea), el ruido del escenar¡o, de la gente de alrededor, de los choques con los elementos del paisaje, y en general cualquier ruido por mínimo que sea (pequeño frenazo, choque con una pequeña piedra) está recreado magistralmente.
Las voces cumplen aunque van un poco descoordinadas al momento.

No me hubiera importado subirle al 8 si no llega a ser como he dicho antes por la música (pese a que cumple su función es muy escasa)

DURACIÓN: 7,9: Un juego muy largo, y siempre te quedará el multijugador...pasarse el modo campeonato en los distintos niveles de dificultad, con los tramos los coches es una tarea tan dura como larga. Luego están los retos, los cuales resultan muy abundantes en cantidad (creo recordar que en total eran casi 100 retos) en los que se podían poner a prueba la rapidez y la profesionalidad superando fases contrareloj y desvelar numerosos secretos.

DIVERSIÓN: 7,6: El mejor juego de rallys para PS2 sin ninguna duda: Un control muy bien conseguido: No resulta tan arcade como en otras sagas como WRC, pero tampoco resulta tan profesional como en un GT, y a la vez sigue siendo muy realista y asequible (dos términos muy opuestos, pero que en este juego se entienden muy bien). Además los coches se manejan de manera distinta, y varían según la superficie (tierra, asfalto, nieve, etc...).

Por otro lado la conducción requiere concentración (hay que hacer el mejor tiempo en cada país y un mínimo error puede terminar con ese tramo que tan bien lo llevabas), y sobre todo disfrute, ya que los escenarios son muy variados (exhuberantes bosques, densas montañas, pueblos perdidos, granjas, etc...)

En cuanto a defectos hay muy pocos: Tal vez su escasa innovación y su poca evolución respecto a sus juegos antriores, y la desaparición de algunas opciones inéditas como los minijuegos del anterior capítulo, pero también se mejoran algunos desajustes que sí había en el anterior juego.

CONCLUSIÓN: Depurando fallos se puede llegar a hacer un buen juego, y así Colin Mcrae consigue convertirse en un juego muy notable al que solo le ha faltado evolucionar...Mi nota total prevista para este juego era de un 8...sin embargo ese "vivir de las rentas" va a hacer que le baje 0,4.
Crash Bandicoot 2 (PlayStation)
Nota
7,2

El único juego de la triología que me quedaba por jugar lo he completado hace 10 minutos y las impresiones son muy positivas:

GRÁFICOS: 6,3. Normalitos. Los esceanarios en general destacan por su variedad (naves espaciales,campos, naves espaciales, escenarios nocturnos, etc...) aunque no llegan a ser tan variados como los del 1 y el 3, y tienden a repetirse. Aun así cabe destacar el nivel de detalle, que pese a ser un escenario tipo "pasillo" encontramos elementos que sirven para dar mayor profundidad y belleza. Por otro lado tenemos a un Crash que ha evolucionado muy poco respecto de su anterior juego, y unos enemigos que aumentan en cantidad pero no en la calidad (siguen siendo muy simples respecto del anterior juego)

SONIDO: 5,1. También normalito. Tenemos una serie de melodías muy parecidas a las del primer juego: Tan solo sirven para ambientar pero no son capaces de que se retengan en el oído, ya que el ritmo no se ha trabajado correctamente. El doblaje es suficiente para entender la historia, aunque en algunos momentos le falta mayor realismo en aspectos como el tono. Los efectos son buenos, pero muy escasos.

DURACIÓN: 7 Mucho más largo que el primer juego...son nada más y nada menos que 30 niveles, totalmente rejugables. Podemos obtener todas las joyas, y la duración puede aumentar bastante...Luego quedan los niveles secretos y su rejugabilidad que es bastante elevada.

DIVERSIÓN: 7,7. Sin llegar al nivel de sorpresa del primer juego, podemos notar claramente una evolución: La jugabilidad se ha exprimido a más no poder con un control sencillo, un ritmo ágil, y sin ningún tipo de problema con la cámara.

El argumento resulta muy tópico, aunque adecuado para este tipo de juegos. La ambientación está muy bien conseguida. Quizá se tiende a abusar de los mismos elementos en lugar de añadir nuevos.

Por otro lado tenemos el desarrollo, que sigue los pasos del primer juego: Encontraremos niveles puramente plataformeros tanto en 3 dimensiones como laterales, alguna persecución y niveles a bordo de animales y de vehículos como el Jetpack. Los saltos más o menos son parecidos a los de la anterior entrega...se hecha en falta más novedades en este aspecto.
Sin embargo hay que destacar dos cosas:

a) El ritmo que resulta ágil: Pierdes una vida y al momento ya estás jugando otra vez sin perder el ritmo.

b) La curva de dificultad ha mejorado muchísimo. Ahora los niveles están más equilibrados y no será tan difícil pasárselo como los últimos niveles del último juego.

Esta vez los combates finales son más originales, y además encontramos niveles de bonus más variados, bifurcaciones, niveles secretos, y el carisma de un gran personaje.

Como defectos está claro que su desarrollo (y en general los saltos y el planteamiento) no ha supuesto ninguna novedad, ya que repite los mismos esquemas, y en segundo lugar resulta menos "idílico" que el primer juego: El mapa ha desaparecido, y la forma de obtener los bonus, al igual que los niveles que resultan más artificiales...aunque estos son detalles sin importancia.

CONCLUSIÓN: Una secuela muy digna que no arriesga mucho, pero mejora y amplia muchas de las ideas de su primer juego
Devil May Cry, pero menos...
Nota
7

GRÁFICOS: 7,5 Excelentes, Por un lado tenemos a un Dante enorme y detallado, y por el otro unos enemigos que destacan por su calidad y grado de detalle (aunque no tanto por su cantidad), con la guinda de unos jefes finales que resultan muy elaborados con unos ataques acompañados de unos efectos visuales que te llegan a asombrar.
Por otro lado tenemos unos escenarios muy limpios, nítidos y variados (castillos, coliseos, barcos, infierno, etc...), aunque no hubiera estado mal poner alguno más. Lástima que algunas texturas resulten demasiado artificiales (algunas paredes), y que no podamos contemplar el volumen de los escenrios debido a las cámaras fijas...una pena porque son de lo mejorcito de PS2 ,pese a haber pasado casi 6 años. Buenos efectos de luz y sombras.

SONIDO: 7,2 Lástima que no esté doblado porque este juego se sale en este aspecto...Tenemos una banda sonora sobresaliente, por un lado esa música sinfónica y cantos gregorianos (que te pondrán algo nervioso), para los momentos de calma y exploración (con esos toques de tambores y efecto "péndulo"), y por otro la música electrónica para los combates.
Efectos como las explosiones o el ruido de la guadaña están muy bien conseguidos...quizá los golpes de arma, el murmullo del agua o el ruido de los enemigos no resulte tan fluído.

DURACIÓN: 5,2. Aprueba raspadito...Son 24 misiones, que te pueden durar en modo normal unas 6-7 horas...luego hay misiones secudarias y aumento de dificultad. No aportan mucho, pero gracias a su rejugabilidad (es tan adictivo que siempre estarás dispuesto a jugar unas partidas) consigue este merecidísimo aprobado. No hubiera estado mal alargar un poco el juego, o poner multijugador, o extras que tan bien hicieron en la secuela (una pena que los modos secundarios de la segunda parte quedaran "marcados" por la calidad de su modo principal).

DIVERSIÓN: 6,9 Devil May Cry es un juego clásico que sin complicaciones decide ofrecer los ingredientes necesarios para hacerte pasar un rato divertido: Una cuidada ambientación (esos escenarios tan osuros, con los decorados, los enemigos siniestros, ls detalles del castillo, etc...)acompañados por un argumento correcto y la música que te hace sentir como si estuvieras dentro del juego.

El desarrollo es clásico, sin complicaciones: Acción de la buena con momentos en los que hay que realizar pequeños saltos, resolver algún puzle para pasar de zona, algunas fases contrareloj o los apoteósicos combates contra los jefes finales. Pese al predominio de la acción no faltaran las misiones secundarias donde habrá que descargar mas adrenalina de la habitual (derrotar a una cantidad de enemigos en el tiempo, matar a un enemigo de un solo golpe,dejar que dos enemigos se maten entre sí o usar los enemigos de plataformas, son solo algunos de los retos), o algunos momentos tensos y algún susto como el de las parcas en la biblioteca.

Como defectos pues la cámara prefijada que puede suponer un problema en algunos puntos, los pequeños desajustes en la dificultad (algún enemigo final puede resultar difícil), que en algunos momentos no sepas donde ir (las instrucciones que te dan no son muy claras), y que el sistema de combos se podía haber trabajado más (como en su tercera parte). Pequeños fallos, que si se hubieran corregido estaríamos ante un juego aún mejor de lo que es.

CONCLUSIÓN: Carisma, buena ambientación se esconden en un juego de corte clásico con el que no pararas de jugar hasta acabarlo.
OT en tu casa
Nota
5

Hoy voy a analizar este juego de PS2:

GRÁFICOS: 4,2. Aunque no me gusta suspender a los juegos hay que tener en cuenta que más que la calidad en general, no se han esforzado en nada. El juego tan solo cuentan con menús y videoclips.
Los primeros resultan algo insípidos, ya que tan solo ofrecen las letras casi sin ningún tipo de ornamentación. Los segundos tan solo son videos de copias de los originales...una pena no haberlo trabajado más. Podían haber añadido efectos gráficos, un menú más detallado, para intentar esforzarse en trabajar este apartado.

SONIDO: 5,6 Muy correcto. El juego cuenta con 30 canciones, todas de ellas del género pop (evidentemente no es música que transmite fuerza), sin embargo ofrece un ritmo ameno y conocido, con canciones fáciles de memorizar y muy melódicas.
Luego los efectos resultan muy muy nulos (podían haber añadido efectos que dieran emoción al desafinar, al hacer una buena actuación, etc...), ya que son muy escasos.

DURACIÓN: 4,8. Una pena que el modo más largo del primer Singstar haya desaparecido, y aunque en su lugar se potencien los modos multijugador, no son suficientes para un solo jugador. Para que te dure hay que jugarlo con amigos. La rejugabilidad es muy correcta, ya que siempre querrás jugar a un modo fiesta.

DIVERSIÓN: 6 Es un juego divertido, y original. El sistema de juego es de lo más emocionante (seguir la letra, el ritmo y afinar mientras sumas puntos para una canción), lo que te exige concentración para obtener una buena puntuación.

En cuanto a modos es una pena que se haya quitado el modo historia, ya que resultaba divertido seguir la historia mientras realizas tus conciertos y vas ascendiendo, y eso daba mucha má vida y emoción.
En cuanto a multijugador es lo que da la verdadera esencia al juego: Tenemos batallas, duetos, conseguir una determinada puntuación, mantener la barra de afinación, los popurrís o elegir las canciones al azar. Se podían heber añadido más variedad, pero el resultado es correcto.

La selección musical quizá sea comercial (Amaral, Melendi, etc...), pero es lo mejor para este tipo de juegos (las músicas desconocidas quitan la diversión al juego, ya que es mejor jugar con canciones que ya has jugado). Aspectos como no poder quitar las voces originales le quitan algunos puntos.

CONCLUSIÓN: Un juego que para un jugador resulta muy incompresible. Sin embargo pasarás grandes momentos jugando con amigos gracias a los piques y el placer de cantar.
un gran poder conlleva una gran responsabilidad...
Nota
6,1

Hace tiempo que no hacía ningún reanalisis, y creo que es hora de analizar este juego que jugué hace ya mucho tiempo en PS2.

GRÁFICOS: 5,3. No están mal...La ciudad de Nueva York está muy bien ambientada y se pueden encontrar lugares reconocibles como el Central Park o la estatua de la Libertad. Los lugares no resultan muy lineales y algunos efectos como el amanecer o el atarceder están bien conseguidos, al igual que los letreros luminosos por la noche. Quizá no sean más brillantes por la generación bruscas de algunas partes.
Por otra parte, Spider-Man no está nada mal en las secuencias, sin embargo en los momentos de vuelo se ve algo pequeño. Luego falta en la calle mucha interacción (los coches no se rompen), y las animaciones resultan muy bruscas en algunos casos y repetitivas, sin embargo las texturas están bien conseguidas.

SONIDO: 5,5. No está mal tampoco. La banda sonora en las escenas se deja bastante notar y resulta muy correcta, sin embargo en vuelo apenas se deja notar (lo que quita un poquito de ritmo). Algunos temas temas secundarios como el de las misiones de pizzería, resultan mucho más animadas que los temas principales.
El doblaje está bien hecho, bien coordinado, y casi bien enfatizado (en algunos momentos no vendría nada mal dar mayor fuerza y tono a algunas voces, sobre todo en los momentos más épicos). A los efectos pese a cumplir se podían haber explotado mucho más, sobre todo en cantidad

DURACIÓN: 6. Muy correcto en este sentido...El modo principal puede durar unas 8-10 horas, sin embargo luego queda muchas cosas por hacer como las misiones secundarias (retos de la novia de Peter, el del periódico, la pizzería, los iconos ocultos, o los diplomas). Aun así no son imprescindibles para ver el final.

DIVERSIÓN: 6,6. Spider-Man 2 supuso todo un pelotazo en el 2004, y a día de hoy es uno de los mejores videojuegos basados en un héroe. Por un lado la mezcla de lo visto en la película con enemigos y retos nuevos sacados de los comic.

El control resulta más cómodo y ágil, y también realista, ya que ahora la telaraña se adhiere a los edificios cercanos. Quizá hace que en algunos momentos al no tener edificios cercanos nos cueste balancearnos y tomar altura. La cámara no responde al 100%, ya que por culpa de la posición podemos caer en una zona peligrosa, o no atravesar un aro de las carreras.

Lo que más me ha sorprendido es la libertad, ya que nos podemos mover libremente por la ciudad: Si queremos seguimos la trama principal, y si no superamos los retos que se esconden, o los delitos que se van sucediendo. Se debería haber ampliado el número de delitos, ya que si juegas mucho llegarán a hacerse algo repetitivos. Aun así la sensación es muy positiva, ya que te sientes un verdadero héroe solucionando problemas.

Las misiones principales quizá resulten muy tópicas (hay muy poca imaginación, y haremos cosas vistas en otros juegos), sin embargo el desarrollo ágil junto con su ambientación hacen que llegues hasta el final.
Las secundarias pecan de ser muy parecidas entre sí (llegar a distintos lugares antes de que se acabe el tiempo bien sea mediante carrera de aros, entregando pizzas o haciendo fotos.

Y detalles como los combos de lucha o las mejoras le hacen ganar muchos enteros.

CONCLUSIÓN: El mejor juego de Spider-man para PS2. Contiene cosas que ya hemos visto antes, sin embargo están bien trabajadas, y plantedas de tal forma que llegan a hacerte pasar un rato muy ameno.
007 al poder...
Nota
8

Hoy toca analizar este juegazo de Nintendo 64:

GRÁFICOS: 7,2 Está claro que ya ha pasado mucho tiempo, sin embargo cuando salieron destacaron por sus escenarios que combinaban interiores con exteriores. Los primeros destacaban por su alto grado de interactividad, con elementos que explotaban o se rompían (objetos de laboratorio, cajas, bidones, luces, etc...). El efecto estaba muy bien logrado. Luego los exteriores no estaban tan magistrales, ya que algunos resultaban un poco lineales, y en algunos aspectos un pelín vacíos.
Los personajes no brillaban tanto, y algunos eran clones. Aun así cabe destacar sus animaciones, y detalles como las gorras de los enemigos, o cuando disparamos a una parte del cuerpo el soldado se la toca, o la forma de caer es muy realita.

SONIDO: 7,1 La música es trepidante, y se ajusta perfectamente al ritmo de la acción. Lo malo es que el tema principal está más explotado que los demás. Por otro lado los efectos son muy buenos. Por ejemplo cada arma tiene sonidos distintos, y las explosiones parecen muy realistas. El ruido del tanque o los cristales rotos y las puertas complementan un apatado casi sobresaliente. Lástima que no haya voces.

DURACIÓN: 6,5 La aventura principal no es muy larga...aunque 20 misiones no son moco de pavo. Los distintos niveles de dificultad, lo trucos y los niveles secretos intentan aumentar algo la duración a un juego que por sí solo es rejugable. El multjugador le da más vida, y hace que nunca se olvide.

DIVERSIÓN: 8,3 Excelente!!!!!!!!!!!!. Uno de los mejores shooter de la historia. El argumento muy tópico pero suficiente para un juego de este tipo, personajes muy carismáticos con los que pasaremos grandes momentos.

La cantidad de armas es brutal (pistolas, rifles, escopetas, cuchillos, granadas, minas, silenciadores, etc...) al igual que las localizaciones (templos, bases, labotarorios, un búnker, escenarios en la jungla, en un parque, en la nieve, etc...).

El control quizá toque acostumbrarse un poquito en las primeras partidas, pero luego cuando juegas un rato resulta muy ajustado. La cámara bastante bien.

El desarrollo es frenético por sí solo: Tenemos escenarios enormes, llenos de pasillos, escaleras, habitaciones con "regalitos", zonas que aunque no son útiles le dan profundidad y realismo al juego. Las misiones resultan variadas. En algunas tendremos que limitarnos a avanzar teniendo cuidado con los enemigos, los cuales tienen una IA elevada (pueden sacar granadas, dispararte desde lejos, disparar a las cajas explosivas, etc...).

Los momentos que viviremos serán algunos de ellos épicos: Por ejemplo romper los bidones tóxicos en las zonas de laboratorio, las fases a bordo de tanque, la sensación de estar en una jungla con las máquinas tan raras que ponen, la sensación de inseguridad en el parque de noche, la adictividad que supone matar a todos los enemigos de una zona.

Por otro lado los escenarios laberínticos dan juego en el multijugador donde las emboscadas, las huidas, los tiroteos, los escondites, las trampas con minas están a la orden del día.

¿Defectos?. Muy pocos la verdad: Los últimos niveles rompen con la estética general del juego (ya que la ambientación es distinta y resulta fácil perderse), la excesiva dificultad del modo difícil, y el idioma que muchas veces te perjudica y no sabes donde ir ni que hacer.

CONCLUSIÓN: Uno de los mejores shooter que puedes jugar para una consola. Ambientación, muy jugable, completo, diversión multijugador...lástima que te quedes con ganas de más!!!!!!!!!!!!!
La pareja del año...
Nota
8

Ya analicé el Jak II y el III. Hoy voy con este, que es el último que me queda:

GRÁFICOS: 8,2...Exquisitos!!!!!!!!!!!! Salió en 2001, y seis años después pueden presumir de ser unos de los más potentes de PS2. El mundo donde se desarrolla es enorme, y lo mejor sin tiempos de cargas para pasar de una zona a otra. Visitaremos playas, bosques, islas, ciénagas, ciudades submarinas, volcanes o zonas de hielo, todas ellas contarán con elementos naturales que explotan los recursos de PS2 como cascadas, templos altos y texturas como las del agua, la hierba y unido a unos fondos muy claros y vistosos tenemos uno de los mejores juegos en este aspecto.
Efectos como la nieve, la caída de un objeto al agua, los pasos sobre la arena dejan claro que hay calidad en todos los sentidos, el paso del día a la noche con esos amaneceres le dan mayor profundidad a unos escenarios muy limpios, sin fallos y sobre todo enormes.

Solo se le puede reprochar que los enemigos se repitan con frecuencia, y algunos resulten un pelín soso.

SONIDO: 8,1 La banda sonora es la más bonita de toda la saga, sobre todo en escenarios abiertos como la playa. Luego los efectos rozan el notable como el murmullo del agua, el ruido de los pájaros, los pasos sobre la arena, el ruido al pasar por la vegetación. Algunos ruidos artificiales como los motores de los vehículos no están tan explotados. El doblaje es magnífico, coordinado y bien traducido con mucho enfasis por parte de Daxter...eso sí no hay tantos chistes como en aventuras posteriores.

DURACIÓN: 6,7 El punto débil del juego....hay 100 baterías que recoger, aunque para pasarte el juego con 70 son suficientes....la dificultad es más bien baja, y solo en el último bloque del juego (a partir del volcán) será cuando se empiece a hacer un poco más difícil (pero solo un poco). Sin embargo le subo la nota por su rejugabilidad: Yo me lo he pasado unas 6 veces, y al contrario que sus secuelas, se rejuega con la misma adictividad y entusiasmo.

DIVERSIÓN: 8,3 El mejor juego de plataformas para PS2, y cuando digo de plataformas me refiero a plataformas (y no multigénero). Puede que encontremos pinceladas de otros juegos (un poquito de acción y condución), sin embargo predominan y destacan las plataformas dejando como un buen complemento esas fases a bordo de vehículos (en las cuales hay que tener mucha habilidad, equilibrio y puntería, además de reflejos, cosas que son también necesarias en las fases de plataformas). Por tanto la conducción está "plataformeada", lo cual es bueno.

El argumento puede que sea muy típico, sin embargo se compensa por el carisma de sus personajes en especuial por Daxter y sus chistes, y momentos graciosos y divertidos que viviremos gracias a los arqueotipos secundarios como son Samos y Kiera, y también los malos malísimos.

El control es una delicia...se pueden hacer bastantes movimientos (salto, doble salto, voltereta, salto hacia atras) y en ningún momento necesitamos hacer malabares con el mando, porque todo se ejecuta muy fácilmente, al igual que la cámara la cual se ajusta perfectamente a la acción.

En cuanto al desarrollo no decáe en ningún momento...los escenarios resultan elaborados, llenos de rincones donde hay cosas que coger y descubrir. Para encontrar las 100 baterías habrá principalmente que saltar de plataforma en plataforma, esquivar algunas trampas, pero también tenemos que recoger esferas por los escenarios, moscas (para lo cual habrá que explorar cada rincón), algunos minijuegos (como el de la pesca), y situaciones de acción sin armas como emboscadas o derrotar a enemigos finales.
Las fases de vehículos resultan bien elaboradas y ambientadas como atravesar un canal ardiendo, ganar una carrera, carreras de anillos, etc...

Los momentos como el deslizarse por los toboganes de la ciudad submarino, huír del agua tóxica, la sensación de espantar a las gaviotas o el pique de la fase del andamio en la cueva de las arañas hacen a Jak and Daxter un juego imprescindible para la PS2.

Como defectos solo comentar que Jak no resulta tan carismático como Daxter y que hay cosas que ya hemos visto antes. Sin embargo están tan bien planteadas que impresionan.

CONCLUSIÓN: Jak and Daxter es (y creo que será en PS2) el mejor juego de plataformas: Encanto, belleza y retorno a las clásicas plataformas le hacen ganarse esta notaza, combinando tradición con modernindad, haciendo que la primera destaque sobre la segunda, y la segunda se quede como un buen complemento.
Por fin tenemos entre nosotros a Mew!
Nota
5,9

Hoy voy a analizar este juego para Nintendo 64:

GRÁFICOS: 6,5..No están mal. Por un lado encontramos una serie de escenarios, bastantes grandes y variados (playas, centrales eléctricas, volcanes, ríos, cuevas o valles) que cuentan con algunas texturas bien elaboradas como la vegetación, y otras no tanto como la de la arena. En cuanto a efectos tenemos explosiones bien hechas, o por ejemplo cuando tiramos una manzana al agua o sale un pokemon del agua el efecto conseguido sin ser perfecto consigue llamar la atención. Luego elementos como las cascadas, remolinos, etc... le dan más vida a los escenarios: Mientras que algunos consiguen verdadera profundidad (la playa), en otros los fondos resultan un poquito lineales (volcanes).
En cuanto a los Pokemon cumplen su papel: No poseen muchas animaciones, pero las que hay están bastante correctas. Quizá alguna algo exagerada.

SONIDO: 5,3 Aceptable...La música no tiene un papel muy importante que digamos...sin embargo consigue transmitir relajación en un juego que no es para nada agitado, así que muy bien en este aspecto. El resto de canciones son solo animadas, para no aburrir, pero nunca vamos a encontrar algo sobresaliente. Los efectos como el ruido del agua, el ruido de la cámara, o los propios Pokemon sufren altibajos: Algunos como el ruido de los Pokemon es muy fiel a la serie, otros como el ruido del vehículo o el agua son solo aceptables.


DURACIÓN
: 4,6. Me da mal rollo suspenderle, pero es que el juego resulta demasiado corto...Son 7 niveles, y la dificultad no es muy elevada, y con un poquito que hagamos al principio, ya tenemos la mitad del camino andado. Eso sí: Los niveles son muy rejugables, aunque una vez hemos conseguido puntuaciones altas no tiene mucho sentido volver a recorrer y ver a los mismos Pokemon.

DIVERSIÓN: 6,6. Menuda sorpresa me llevé con este juego...Al principio creía que iba a ser el típico juego que aprovecha una licencia para sacar beneficios sin tener en cuenta la calidad. Sin embargo han conseguido esfozarse y sacar algo medianamente bueno (tiene sus fallos pero es una experiencia muy bonita jugarlo).
Por un lado tenemos la ambientación en el mundo Pokemon, y poder ver las criaturas de la serie, es una sensación muy buena. Por otro lado esa combinación de exigencia (las fotos tienen que cumplir calidad, y deben estar centradas, bien enfocadas, etc...), pero también carisma (sacar el lado oculto de los Pokemon gracias a los objetos como la flauta, las manzanas o las pester-Ball)
Por otro lado pese a ser un juego simple añade algunos elementos que le hacen ganar en profundidad como rejugar los escenarios encontrando nuevos Pokemon, interruptores ocultos o mejorando las puntuaciones.

Los principales fallos de este juego son el no haber incluído todos los pokemon (hubieran dado mayor adictividad, ambientación y duración al juego), y que los niveles sean muy escasos y los Pokemon tiendan a repetirse.
En segundo lugar es una mecánica muy simple (recorrer los escenarios y fotografiar). Si te encanta la acción quizá no disfrutes con el juego.
Y en tercer lugar se puede hacer un poco repetitivo una vez hayas cogido la mecánica, y si la propuesta no te gusta no disfrutarás de la experiencia.

CONCLUSIÓN: Pokemon Snap puede tener algunos fallos, sin embargo es una prouesta original, poco explotada en el mundo de los videojuegos, que ampliando sus opciones podía haber alcanzado más nota. Si os aptece la idea pasaéis un rato agradable.
The fast and the furious... online
Nota
5,6

Voy hoy a analizar este juego:

GRÁFICOS: 4,8 No están mal...pero hay muchos fallos...por un lado tenemos las ciudades que destacan por su inmensidad, y sus detalles , y por otro lado los coches y motos que son muy variados. Sin embargo las ciudades resultan un poco lineales, la iluminación (excepto en Tokio) no está tan bien conseguida y algunas zonas resultan un poco "negras", algunos bordes dentados y unos efectos de explosión demasiado artificiales. Los coches resultan un poco simples y el sistema dedaños no está tan bien conseguido. Aun así texturas como las del asfalto, y el gran número de coches en pantalla consiguen dar algo más de vida a este juego

SONIDO: 5,2 Los efectos como los motores y los coches no se dejan sonar, sin embargo tenemos una gran cantidad de canciones que consiguen amenizar el juego...Quizá para un juego como este haría falta una música más enérgica, más cañera y sobre todo más variada...pero la cantidad es muy aceptable, y si no eres "tiquismiqui" con los géneros pues hay que reconocer que no está mal.

DURACIÓN: 6,3 Un juego bastante duradero...el modo principal consiste en una serie de retos con dificulad progresiva, y por otro lado está el on-line y también la posibilidad de jugar modo arcade y el editor de circuitos...hay juego para rato.

DIVERSIÓN: 5,8 Un juego que apuesta por diversión simple y sencilla sin complicarse demasiado. Los retos son un poco repetitivos pero se van alternando: Tenemos carreras de puntos de control libres y también carreras de ir de un punto a otro de la ciudad escogiendo caminos, algunas persecuciones (sobre todo cuando conocemos a algún corredor) y la alternancia de coches y motos le dan más vida.

El control resulta muy arcade..pero con los coches rápidos es muy fácil que se descontrole y el de las motos no está tan cuidado.

Lo que sí hace que el juego merezca la pena es la emoción de las carreras: El control arcade unido a la posibilidad de elegir camino, los obstáculos de las calles (policía tráfico, peatones, gasolineras, vías de tren) y el encanto de jugar en el mundo de la noche hace ganar muchos puntos al juego.

En cuanto al arcade además de jugar las carreras podemos jugar a minijuegos super adictivos como la captura de la bandera, y la posibilidad de elaborar nuestros propios circuitos, mediante un sistema sencillo. Lástima que en algunas ocasiones sea bastante limitado.

La curva de dificultad no está muy pulida: Las últimas carreras requieren perfección y paciencia.

CONCLUSIÓN: Puede que algunos fallos le hagan perder algunos enteros, sin embargo, es uno de esos juegos a los que siempre estés dispuesto a jugar una partida: Diversión sin complicaciones.
Bienvenido a los 80....
Nota
7,7

Hoy analizaré esta joya de Rockstar:

GRÁFICOS: 5,3 Siempre me da mal rollo puntuar en un GTA este apartado, pero es que tengo que reconocer que en este apartado hay diversos fallos que le hacen bajar la nota. La ciudad es bastante grande (no tanto como Liberty, la cual tenía tres distritos), y además no resulta tan lineal como la del anterior juego (encontramos playas, barrios marginales, barrios comerciales, urbanizaciones, vertederos, centros comerciales, zona de edificios altos, aeropuerto, etc...). Cada barrio tienen su "personalidad", que le hace ser distinto. Puede que cuando estemos conduciendo los fondos se generen bruscamente, las texturas sean muy mejorables, encontremos animaciones un poco incoherentes, algunos bordes dentados y así diversos fallos que le hacen bajar la nota. Los personajes pese a que son muchos tienden a repetirse, y el comportamiento no resulta del todo real. Los coches son muy variados y efectos como las explosiones están bastante bien...sin embargo no poseen muchos detalles. Un punto a favor es el aumento de la interactividad de los escenarios (ahora se rompen farolas, papeleras) y el paso del tiempo y la climatología.

SONIDO: 7,2. Puede que los efectos no sean todo lo "redondos" que nos gustaría o el doblaje sea en inglés. Sin embargo aspectos como las voces de los peatones, que en cualquier momento nos sueltan alguna "burrada" y ruidos como las sirenas, las olas de mar le dan un toque "cotidiano". A esto le unimos una banda sonora muy ochentera con música de la época, inclusive una radio en español. Por esto se merece un notable.

DURACIÓN: 7,8 Evidentemente no es San Andreas (al cual le di un pedazo de 9 en este apartado), pero eso no quiere decir que sea corto. Hay 60 misiones, las cuales van aumentando en dificultad. Sin embargo las misiones R3, paquetes ocultos, masacres, retos extra, o sus curiosidades le hacen aumentar la duración. Le iba a dar un 8,1, sin embargo muchas de las misiones como los paquetes o los trabajos R3 resultan demasiado largos y lineales para terminarlos al 100%.

DIVERSIÓN: 8,1 Desde luego Vice City es uno de los mejores juegos de PS2 en todos los sentidos:

La ambientación es insuperable: La playita, la música "caribeña", las camisas esas que estaban tan de moda en los 80, el buen tiempo, las luces de neón por la noche. Son detalles que pese a que parecen "simples" son los que le dan vida al juego. Lo mismo podemos decir de Tommy Vercetti, el cual supera en carisma a Carl Jonhson.
El argumento es simple pero muy bien adaptado para este tipo de juegos.

Respecto al desarrollo resulta mucho más equilibrado que en GTA III. Al principio nos veremos en las típicas misiones de matar a alguien en algún lugar o hacer de chófer. Sin embargo a medida que avancemos acabaremos controlando coches de juguete para demoler un edicifio, robando un tanque, asaltando un banco, ganando carreras por la ciudad, superando galerías de tiro, acabando con una huelga, rompiendo escaparates o misiones de disparo y de acción. Como veis hay variedad por todos los lados.
Además podemos marcarnos el ritmo y entre misión y misión podemos dar una vuelta, liarla, cumpliendo los retos secunadarios desde las masacres, llevar coches a un garaje, superar carreras de coches, comprar negocios y casas o las misiones r3 que nos darán privilegios.

La cámara y el control como siempre perfectos.

Los fallos que aprecamos son que las misiones al fin y al cabo las hemos jugado alguna vez en otros juegos (no todas, ya que un porcentaje de estas misiones resultan sorprendente), y no posee las posibilidades de configuración de San Andreas. Quizá se podía pedir mayor explotación en las tareas secundarias ya que resultan un poco pesadas completarlas. Pequeños fallos pero están tan bien hechos que se pueden pasar por alto.

CONCLUSIÓN: Libertad de acción mezclada con el carisma de una época sugerente y acción mafiosa de la buena. Viendo juegos así de jugables su apartado gráfico queda en un segundo plano.
Vuelve a matar a Drácula...20 años después
Nota
6,4

Ayer analicé el impresionante Zelda de NES...hoy voy a analizar otro de los grandes:

GRÁFICOS: 5,1 Impresionante en todos los sentidos (le he bajado 2 puntos por no evolucionar al tratarse de un sistema mayor. En una NES le hubiera dado un 7,1): Los escenarios son bastante grandes y ambientados en lugares como subterráneos, iglesias, castillos, exteriores, etc...todos ellos bastante vivos y además nada repetitivos. El problema de estos juegos era la tendencia a repetir el mismo esquema todas las veces, y este, pese a notarse cierta simetría en los elemetos podemos ver elementos que rompen con la monotonía como columnas, ventanas, arcos, fondos diferentes, irregularidades en la pared, lo cual fue una grata soropresa para su tiempo. El protagonista pese a mantenerse intacto toda la aventura tampoco está nada mal. Los enemigos son muy distintos como murciélagos, soldados, esqueletos, medusas, fantasmas, serpientes o momias. Lo único es que no aparecen muchos enemigos en pantalla, lo que no se notarán muchos efectos. Las explosiones, las caídas al agua o los aplastamientos se podían haber explotado un poquito más.

SONIDO: 6,4 Olé!!!!!!!!!!!!! ( Aun así le he bajado otros 2 puntos por no mejorar al tratarse de un sistema mayor. En NES le hubiera dado un 8,4 ). La música me dejó en su momento sorprendido...la música tan conocida y "animosa" del nivel 1, la música misteriosa del nivel 2 o la apoteósica y rítmica música del nivel 3 te dejan con un buen sabor de boca. El resto pese a no llegar a su nivel, son también de una calidad altísima y concuerdan bastante con el carácter de la fase. Una pena que los efectos no lleguen a ese nivel de apoteosis porque pasan muy desapercibidos: Son muy pocos y se repiten continuamente.

DURACIÓN: 5,2 Suficiente!!!!!!!!!!! Son seis niveles...los tres primeros se rejuegan muy bien, sin embargo a partir del 4 la dificultad aumenta muchísimo y no anima a seguir.

DIVERSIÓN: 6,9 Puede que no llegue al nivel de complejidad y elaboración de sus dos secuelas, sin embargo fue el primero en ofrecer frescura y aictividad a partes iguales. La ambientación con esos castillos ostentosos, esa mezcla de aventura y enemigos "góticos", el encanto de Drácula, todo eso son motivos que sirven para mirar con buenos ojos este juego.

El desarrollo combina perfectamente el avance con los combates: Los enemigos son diferentes unos de otros (unos vuelan, otros van más rápido, otros están quietos, otros recorren la pantalla, otros necesitan varios golpes), y los objetos, corazones y tesoros lo hacen más adictivo y suavizan la dificultad. Golpear con el látido una lámpara es como golpear un bloque ? en Mario Bros. A esto le unimos algunos momentos plataformeros (equivar trampas, cruzar fosos, saltar precipicios, etc...) y los combates con los jefes finales, los cuales son los más difíciles y espectaculares.

Los "peros" de este juego son por un lado su curva de dificultad, ya que los últimos niveles son una tortura: Frankestein, la Parca y Drácula te sacarán de quicio por su dificultad, y en segundo lugar es que al fin y al cabo es una aventura más, "envuelta" en una ambientación muy sugerente. En este sentido el enfoque de Castevania 2 con sus toques "RPG". y la libertad del 3 consiguen arriesgar más que este primer juego.

CONCLUSIÓN: Un juego que entra por los ojos gracias a su simplicidad, ofrece sin grandes complicaciones diversión desde la primera partida, pese a no mejorar respecto a NES.
Recordando un clásico imprescindible
Nota
7,7

Es mi primer juego que voy a analizar de una portatil:

GRÁFICOS: 5,8 Evidentemente han pasado muchos años desde la creación de este juego...sin embargo también hay que considerar que Nintendo no tenía como objetivo primordial hacer los mejores gráficos. Aun así sin ser malos destacan por su colorido y sobre todo por el tamaño tanto de Hyrule (casi 200 "pantallas") como cada una de las mazmorras. Pese a que las texturas son irregulares y la vista es aérea, ayuda mucho a la acción. Por otro lado los enemigos pese a no ser tantos en cantidad, están mejor diseñados sobre todo los jefes finales.

SONIDO: 6,7 Mejor que el apartado gráfico. Lo mejor sin ninguna duda es el tema principal del juego que suena en Hyrule, así como la pequeña introducción que te da un aire épico increíble. Los efectos rozan el aprobado (suficientes pero demasiado simples)..las explosiones, el ruido del agua o las llamas se podían hacer mejor. Pero la música permite que el juego roce casi el notable.

DURACIÓN: 7 En su tiempo fue uno de los juegos más largos: Son 8 mazmorras por dos veces que hay que pasarlas hacen un total de 16...que no son moco de pavo. Sin embargo explorar el mundo central para encontrar objetos secretos, cuevas o corazones hacen aumentar la duración del juego.

DIVERSIÓN: 8,5 Estamos hablando de uno de los mejores juegos de la historia en este sentido. Este juego es adictividad en estado puro: Un protagonista carismático que va evolucionando y gracias a su experiencia consigue hacerse más fuerte, aumentar los corazones, recoger nuevos objetos como una balsa o un encendedor que son muy útiles. Sin embargo consigue transmitir claramente el ideal de aventura, y eso es por lo que le he puesto esta notaza...el mundo es inmenso, lleno de mares, cementerios, zonas verdes, montañas...cada zona habitada por mostruos y enemigos, unos más poderosos que otros, los cuales nos dan vida o rupias (dinero). Luego es una delicia meterse en una cueva (o averiguar el acceso a esta) para sabe que nos encontraremos: Tal vez un arma más poderosa, o algún corazón, más dinero o alguna curiosidad o tienda con cositas para comperar...explorar en un mundo así es una delicia para cualquier jugador.

Luego pasamos a las mazmorras y nos sentimos de verdad "perdidos" sin mapa y sin brújula que hay que encontrar. Los enemigos pese a no ser muchos hay de todo: Desde murciélagos, bichos que solo se les puede golpear por la espada, una especie de "gotitas" que debemos derrotar con nuestra espada, el boomerang o las bombas. Además hay que ingeniarselas para avanzar en la mazmorra: Las salas ocultan bloques que abren salas secretas, muchas de ellas con sorpresa (pueden estar oscuras, llenas de agua, con trampas magnéticas o enemigos más fuertes) e incluso con un objeto extra que nos permite avanzar en el juego. Memorizar las salas para no perderte será vital en este juego. Si avanamos correctamente llegaremos a los enemigos finales, los cuales necesitan más de un golpe para ser derrotados y se neesita mayor capacidad de reflejos y puntería. Cuando los derrotemos pasamos a otra mazmorra, a cada cual más difícil pero más entretenida y enigmática.

Como puntos negativos tan solo comentar la desorientación, ya que en muchos momentos no sabremos cual es la siguiente mazmorra, o no encontraremos cuevas con armas imprescinibles para avanzar...Una pena porque a los jugadores con menos paciencia les puede repercutir negativamente

CONCLUSIÓN: Puede que gráficamente no dé más de sí...pero con este juegos hablamos de uno de los mejores de toda la historia. Lo tiene todo para engancharte, sobre todo una magia que te guía a terminarlo y disfrutar en cada momento con toda la ilusión del mundo.
Elige a tu personaje de Nintendo favorito y.... ¡a pelear!
Nota
6,5

Hoy después de mis vacaciones voy a empezar analizando este juego de Nintendo 64.

GRÁFICOS: 5,7 Gráficamente el juego resulta muy normalito. Los escenarios no son muy grandes, pero poseen una serie de detalles de gran carisma y que conocemos de otros juegos de Nintendo. Efectos como las explosiones, golpes y demas sin ser una maravilla resultan muy ajutados para el tipo de juego que es. Con los personajes pasa lo mismo: La belleza "interior" de estos resulta mucho más fuerte que la exterior, ya que todos los personajes sin llegar a alcanzar la calidad de los juegos de los que proceden, resultan muy simpáticos y familiares.

SONIDO: 5,7 El mismo "problema" que los gráficos. Para un juego de lucha no están nada mal...los efectos de golpes, explosiones, objetos o animaciones de los personajes resultan muy "juguetones", eso sí, sin llegar a la calidad de otros juegos de lucha. Con la música pasa lo mismo: Todos son temas que conocemos, simpáticos, divertidos, musicales que se te quedan en la memoria. No hubiera estado mal arriesgar un poco más.

DURACIÓN: 6,4 Pese a que el modo principal no resulta muy largo, encontramos ciertos añadidos que nos invitan a jugar una y otra vez: Los distintos niveles de dificultad, los cuatro personajes secretos, los secretos del tipo "desbloquear configuración de items", las fases especiales y sobre todo dos motivos que me han hecho elevar la nota del 5,6 al 6,4 y que me han parecido coherentes: Su multijugador y su adictividad están tan bien hechos que son motivo suficiente para jugar de vez en cuando con los amigos. Esto es precisamente lo que más valoro de un juego: Sus posibilidades son cortas, pero su planteamiento los alargan de tal forma que duran más y encima no se nota artificialmente ese alargamiento.

DIVERSIÓN: 7 Entre el encanto y la fidelidad al género ha ganado sin duda el primero. Puede que no tenga tantos personajes, escenarios, combos, golpes u objetos que otros juegos de lucha. Sin embargo el mundo de Mario y compañía consiguen desde la primera partida congeniar con todo el público. Los combates, los "equipos", usar una pokeboll, un martillo, los clásicos caparazones o las estrellas es una gozada, al igual que controlar a sus personajes como Samus, Pikachu o Link con habilidades que conocemos de sobra en los juegos en unos escenarios simpáticos y que también nos suenan.
La estrategia de golpear, coger los objetos, saber a quien golpear, aprovechar las trampas de los escenarios, usar el ataque más efectivo y conseguir el equilibrio de defenderse, esquivar y atacar es una de las mejores experiencias en la Nintendo 64.

Cada combate es un derroche de alegría, optimismo y diversión, con unas opciones secundarias que le dan mayor profundidad como el combate contra la mano gigante, los personajes de metal o Donkey Kong gigante. En cuanto al control sin ser tan "rigorista" cumple perfectamente y lo hace asequible a todos los públicos.

Los inconvenientes son tan solo que no se puede comparar desde el punto de vista técnico a un juego de lucha y además las fases de bonus podían ser más variadas (ya que solo se basan en saltar y/o romper dianas)

CONCLUSIÓN: Está lejos de un juego técnico de lucha. Sin embargo el carisma de Mario y su propia adictividas en compañía consiguen convertirlo en uno de los mejores de Nintendo 64.
¿Qué pasaría si juntásemos GTA, MGS2 y Max Payne?
Nota
6

Hace unas horas analicé True Crime...ahora voy a hacer lo mismo con The Getaway.

GRÁFICOS: 6,4. Gráficamente el juego es bastante potente a pesar de los años...la ciudad de Londres está muy bien recreada, sobre todo la parte central, que es muy parecida a la de verdad: Los monumentos, los edificios emblemáticos, los puentes más famosos, el Támesis..todo ello muy detallado. En cuanto al tamaño de la ciudad nada mal por cierto, aunque hay algunas zonas muy lineales y parecidas entre sí, y cuando metemos velocidad al coche se empiezan a ver algunos fallos, fallos que cuando estamos parados pasan desapercibidos. Los coches son muy grandes y detallados con efectos como el humo o el fuego...detalles como romper los cristales de los coches, pinchar las ruedas dan más detalle al juego.
En cuanto a las animaciones fallan bstante sobre todo a pie...y en las misiones de acción las texturas son muy mejorables, y efectos como el fuego (por ejemplo la del incendio del bar) no están tan bien trabajados como en la fase de la calle.

SONIDO: 7. Magnífico doblaje!!!!!!!!!!!!!!! Uno de los mejores en la historia de PS2: Voces muy personales, coordinadasm enfatizadas, bien pronunciadas y sobre todo dinámicas y emotivas, de tal forma que si no juegas parece que estás viendo una peli de verdad...de verdad es que me ha sorprendido muchísimo. Una pena que este magnífico doblaje (en las puntuaciones semiparciales que yo no muestro para ahorrar espacio le puse a este juego un 9) se vea estropeado por los efectos: Algunos como los motores o las alarmas están bien logrados, pero otros como las explosiones resultan muy artificiales, y por otro lado la banda sonora que cuando jugamos apena tiene protagonismo (en las secuencias sí).

DURACIÓN: 5,2. Son 24 misiones, que se pueden rejugar fácilmente, pero una vez acabadas no hay modos secundarios, ni extras de gran importancia...tan solo pasear libremente por Londres...una pena porque te quedas con ganas de más.

DIVERSIÓN: 6,3 The Getaway es un buen juego en todos los aspectos. Cuenta con un argumento magnífico contado desde dos puntos de vista distintos en el mismo tiempo, perfectamente entrelazado y enfocado como para no vivir los mismos acontecimientos en la primera y en la segunda parte del juego: Personajes, decorado, puesta en escena, secuencias..todo roza el notable alto.

En cuanto nos metemos de lleno en el juego descubrimos que tiene personalidad propia (al contrario que otros juegos como True Crime que les falta potenciar este aspecto)...deja de lado cosas que podemos ver en GTA para ofrecernos su propio repertorio con sus habilidades nuevas (arrastrarse, tomar rehenes, esconderse tras paredes y puertas), sus armas (no hay muchas pero no intenta imitar a GTA) como en el desarrollo.

The Getaway es adrenalina pura: Por un lado las misiones de conducción que ofrecen un control muy ajustado para el vehículo y unas persecuciones muy emocionantes...tal vez se le pueda reprochar la falta de libertad, un sistema de orientación sin ningún tipo de coherencia, y que estas misiones se basen en lo mismo.
Por otro lado las fases de acción no derrochan tanta emoción como las primeras pero ofrecen buenos momentos , muy intensos y también energía pura gracias a las emboscadas de los enemigos o algunos elementos interactivos. Las que aportan muy poco al desarrollo son las de infiltración (pero son muy pocas)

Tal vez se puede pedir más libertad, ya que el juego te obliga a seguir la historia sin ningún tipo de retos secundarios o tareas ocultas que superar, y también mayor variedad de desarrollo explotando algún que otro concepto que no permita que el juego sea en un conducir-llegar-matar...Pero aún así ofrece una experiencia única, con carisma y divertida.

CONCLUSIÓN: The Getaway apuesta por una puesta en escena muy correcta, aportando al desarrollo personalidad pese a que se le falta má variedad y libertad en el desarrollo.
Lo más parecido a una película de Jet Li...
Nota
5,6

Este juego me lo pasé hace unos días, y hoy voy a analizarlo:

GRÁFICOS: 6.6 Superan claramente a los de GTA: La ciudad de Los Ángeles es enorme llena de tráfico, edificios, luces, elementos interactivos como cubos de basura, vallas, carteles que la hacen más viva...quizá la ciudad sea muy lineal y las zonas muy parecidas entre sí, lo que puede ser un pelín cansado. Las animaciones tanto de coches como de policías resultan muy bruscas, y las texturas muy correctas...En cuanto a los vehículos son grandes y variados con un sistema de roturas más que notables...las explosiones podrían estar más trabajadas. Por otro lado los interiores son correctos...algunos escenarios de lucha sí están lleno de elementos interactivos, pero otros resultan más simples.

SONIDO: 4,3. Los efectos de sonido son algo artificiales y exagerados (una pena porque son variados). Las voces en inglés sí rozan el aprobado. Lo que no llega al nivel suficiente es la música que resulta demasiado "monográfica", lo que puede llegar a cansar oír tantas veces lo mismo...debería haber más variedad de temas, y la música de los interiores y las fases de acción y lucha deberían ser más cañeras. Una pena...porque se podía haber explotado mucho más.

DURACIÓN: 5,4. Son casi 100 misiones, pero muchas de ellas se pasan en cuestión de segundos (la dificultad no es muy elevada, y además te la marcas tú con el ritmo de mejoras)...además el sistema de capítulos alternativos no está bien explotado y hace perder el hilo a la historia, ya que puedes en cualquier momento cambiar de "historia"...Lo suyo hubiera sido jugar las historias por separado...habría dado mayor duración al juego...En cuanto a las tareas secundarias no llegan a la profundidad de un GTA: Tan solo los delitos y las prueba de entrenamiento son uno de los poco motivos para hacer todas las tareas.

DIVERSIÓN: 5,8. Tal vez sea un poco duro puntuando este juego...pero lo importante de un juego es su personalidad y carisma...y pese a contener una gran variedad de armas, vehículos y misiones (infiltración, acción, conducción y lucha)muchas veces parece una mezcla de varios juegos sin ningún hilo "propio" y casi sin ninguna aportación...Es decir la mezcla no es mala, pero dentro de esa mezcla no hay elementos propios...Las situaciones son muy variadas (persecuciones, carreras, supervivencias, luchas, sigilo, persecuciones sigilosas en coche, puntería, minipruebas son muchos de sus atractivos), pero todas ellas nos recuerdan claramente a un GTA.

Dos de los atractivos más importantes son la estructura de las misiones, que dependiendo del resultado y de si eres un policia bueno o malo, da lugar a varias historias, y el otro atractivo es resolver los crímenes y dependiendo del modus operandi así te considerarán los ciudadanos. Sin embargo estos dos atractivos tienen algunos problemas que le impiden llegar más alto: El primero es que en cualquier momento puedes rectificar (rejugando la misión clave) y continuar con la historia buena. El segundo es que hay algunos fallos como momentos en los que apenas te llaman para nada (puede pasar mucho tiempo hasta que te avisen de un delito) y otras veces no te da tiempo a respirar (terminas un delito y te llaman para otro)...algunos delitos se repiten mucho y en sí poseen la misma mecánica...lo que sí está mejor trabajada es la IA de los enemigos (unas veces son más inteligentes, otras más "tontos", unas veces se rinden, otras huyen, otras te engañanan dando mayor profundidad)

Y luego el ir ganando habilidades, armas, vehículos es todo un vicio realizando las pruebas y minijuegos, y para realizarlas hace falta superar delitos...quizá son demasiado duros, ya que si tras 3 intentos no pasas la prueba toca pasar por caja...y luego tampoco nos podemos olvidar de algunos momentos parodícos a distintos aspectos de nombres, marcas, detalles que hacen que lo pases bien.

CONCLUSIÓN: En fin..como jugabilidad pese a los fallos es un buen juego, lo único es que le falta originalidad en el modo principal, que no es más que una mezcla de otros géneros que ya han sido muy explotados
La segunda oportunidad...
Nota
6,7

Hoy voy a analizar este fantástico arcade de conducción.

GRÁFICOS: 6,7 No están nada, pero que nada mal. Por un lado los escenarios presentan entornos grandes, sólidos y sobre todo vistosos: Encontramos los escenarios urbanos con sus edificios, su mayor tráfico y sus elementos interactivos. Por otro los menos urbanos, algo más vacíos y lineales, pero igualmente sólidos. Destacar efectos como los de la lluvia. Lo mejor es sin duda su solidez: Pese a lo rápido y frenético que es este juego en ningún momento se despeinará, es decir, pese a las velocidades no vamos a encontrar niebla, ni sufrir pérdidas de velocidad, ni popping,etc...es decir, un buen trabajo en este aspecto, al que hay que añadir algunas opciones atractivas como jugar los escenarios en distintas horas. Sin embargo en lo que no se han esforzado tanto han sido en los coches, los cuales no son muy detallados, y su sistema de deformación no está del todo conseguido (por ejemplo la física en los accidentes es mejorable, ya que los choques resultan demasiado artificiales). Muchas veces el coche sufre daño justo en la parte en la que no nos chocamos...otra cosa importante es que los coches vuelven intactos a la carrera tras el choque.

SONIDO: 4,8. Un juego como Burnout 2 que derrocha fuerza, energía, adrenalina, rapidez, necesita una música que transmita "locura"...sinceramente la música es muy normalita y no transmite nada de eso...para otro juego de coches menos veloz hubiera servido, pero para este se queda muy por debajo. El ruido del motor de los coches, y de los accidentes sí están mejor conseguidos.

DURACIÓN: 6.5. Mejora en todo a la primera parte: La autoescuela, los campeonatos, las persecuciones, el Crash, son modos que dan mucha más vida al juego. Es cierto que pasarte el juego no es difícil, pero pasártelo todo en oro es más difícil. El multijugador alarga la vida.

DIVERSIÓN: 7. Lo importante de todo es que hoy por hoy Burnout 2 es un juego capaz de aportar kilos y kilos de diversión. Pese a no ser tan completo como lo son sus secuelas, sí es capaz de ofrecernos Burnout en estado puro: Un arcade de conducción con un control fácil pero que requiere concentración, una velocidad de vértigo, una sensación increíble cuando pasas los coches sin caer en un accidente, buenos reflejo, y modos de juego que dan una variedad al conjunto. Tal vez se pueda hacer algo repetitivo en algunos momentos pero evoluciona respecto al primer juego: El tiempo que antes te jugaba malas pasadas, ahora no molesta casi nada; hay más variedad de coches, de modos y escenarios (no parecen tan "semejantes" como lo eran los de Burnout 1") y ese pique que supone conducir a esa velocidad son argumentos más que suficientes para probar esta joya.

CONCLUSIÓN: Rápido, veloz, enérgico, accidentado...sin duda es uno de los mejores arcades de conducción...no posee la variedad de sus secuelas, pero explota totalmente la esencia Burnout, y eso es lo importante.
El salto revolucionario de los juegos de plataformas. En una palabra: Increible.
Nota
8,7

Hoy voy a analizar esta maravilla de la Nintendo 64:


GRÁFICOS
: 7.3 No son malos,pero están lejos de otros juegos como los de Donkey Kong o los Banjo...apuestan por una gran cantidad de escenarios muy variados (ambientados en lugares como montañas, relojes, zonas de hielo, mansiones fantasmas o desiertos), y sobre todo bastantes grandes y profundos, y bien nivelados, de tal forma que para ir a un lugar se puede optar por varios sitios . Algunos niveles como los de las tres zonas de Boswer sorprenden por la grandeza y puesta de muchos elementos dando la sensación de agobio...Los enemigos en la línea de todos los Mario: Goombas, Koopas, Bombs y alguno que otro nuevo...sin embargo la labor más importante son los jefes finales desde el propio Boswer hasta otros como la bomba gigante o el monstruo de piedra. Los inconvenientes principales es que los enemigos no son muy detallados y algunos escenarios resultan vacios (por ejemplo el nivel 15 o los niveles de las gorras).Las texturas correctas aunque no brillan como en otros juegos del mismo género.

SONIDO: 7.1 Igual que los gráficos: Tinen el encanto de contener cosas que ya conocemos y sonidos vistos en otras entregas (el tema a la entrada al juego, el sonido cuando coges un caparazón, el ruido de las monedas, etc...)todo nos sonará a juegos anteriores, aunque algo más modernizado. Los efectos muy normalitos, y fue el primer juego en el que Mario hablaba..son detalles que pese a que parezcan "tontos" ayudan a subir la nota al juego en este apartado.

DURACIÓN: 8.5 Puede que el juego se acabe alguna vez (las 70 estrellas obligatorias más 50 más "optativas" dan para mucho...sabiendo que para conseguir todas ellas hay que hacer cosas como explorar íntegramente los escenarios). Sin embargo lo que le da mayor duración al juego es su rejugabilidad...el juego es tan adictivo y tan divertido que te incitará a que lo vuelvas a jugar.

DIVERSIÓN: 9. Momento histórico sin duda hemos vivido con este Mario 64...puede que al principio el argumento parezca algo tópico (Peach secuestrada y debemos recorrer las estancias y resolver los retos del castillo y sus cuadros)...sin embargo comprobaremos que ese defecto no afecta absolutamente nada al juego...la primera sensación no puede ser más positiva: Mueves a un Mario en un entorno en 3 dimensiones, con habilidades nuevas (gatear, triple salto, salto mortal, y un largo etcétera), y más que irá aprendiendo (las gorras secretas)...y el objetivo es superar 120 retos (si vamos a por el 100% del juego)...

Pues para eso hay que vivir toda una aventura: Los escenarios son grandes y debemos explorarlos para intentar conseguir las estrellas que en ellos se hayan...recoger 8 monedas rojas perdidas, 100 monedas en todo el nivel, derrotar enemigos finales y no tan finales, explorar barcos hundidos, lanzarnos por un tobogán, ganar una carrera a la cima de una montaña, agarrarnos a un pajarraco, resolver los misterios de una mansión fantasma, salir de un laberinto tóxico, hacer "surf" en la lava, exporar una pirámide, nadar y bucear en nivele submarinos, y un largo etcétera...cada tarea brilla con luz propia...explorar y encontrar el objetivo es una gozada...los obstáculos, los enemigos, los saltos derrochan originalidad.

El control y la cámara se ajustan perfectamente al juego, por no hablar de los niveles de plataformeo puro...te quedarás asombrado al ver los niveles de Boswer tan colosales y llenos de plataformas difíciles, o el placer que da abrir una nueva puerta del castillo para descubrir una nueva zona, o por ejemplo la satisfacción que da cuando aprendes a volar,a hacerte tranparente y convertirte en Mario metálico...a esto le unimos algunas zonas secretas (por ejemplo la del tobogán, o la del acuario) y nos queda un juego increíble e inmenso.

¿Qué se le puede reprochar?...Quizá la falta de algún minijuego, o simplemente que en algunos niveles no se han cuidado tanto las plataformas dando mayor protagonismo a la exploración y pequeñas pinceladas de otros géneros...pero son detalles sin importancia que no impiden a este Mario 64 convertirse en una obra maestra.
Cuando la ficción supera a la realidad
Nota
8

Voy hoy a analizar este juego.

GRÁFICOS: 8.6 Increíbles, marvillosos, deleitantes, maestrosos...desde luego muy poco que tachar...escenarios grandes, con unos fondos muy trabajados, y sobre todo con una generación de los escenarios brillante...desde lejos puedes ver cosas que se van acercando progresivamente a medida que avanzas...las mazmorras muy detalladas, al igual que la ciudad principal llena de edificios, casas, adornos, guirnaldas, árboles...cada elemento es mágico...por otro lado los personajes son muchos, variados y totalmente identificables por su aspecto...Los enemigos muy bien trabajados también, de todas las especies y con unos ataques que hacen daño, y a la vez suponen un juego para la vista...Las texturas brillan por sí solas así como algunos efectos como el agua, el hielo o la vegetación...el único pero es que son muy parecidos a los de Ocarina, por lo que la mitad del trabajo estaba realmente hecho.

SONIDO: 8.2 Al igual que los gráficos: Muy poco que reprochar...me encanta el tema clásico que tanto se había sido retocado en el anterior juego y ahora se hace notar más...también me gustaría destacar el juego de contrastes entre la música fiestera y carnavalesca en la ciudad, y la música animada y marchosa del campo de Términa...sin olvidarnos de la música tensa en las mazmorras antes de los jefes finales, y la música solemne y melancólica en los momentos importantes de narración...los efectos son correctos, desde las armas de los enemigos, los saltos de Link, el caminar por los distintos terrenos, el ruido del agua, está bastante bien logrado...quizá el sonido de las armas no resulte tan trabajado como el de los demás, pero en general todo funciona correctamente

DURACIÓN: 8. Venticinco horas aproximadamente para pasarse todo el juego y otras venticinco para completar todo...si bien es cierto la estructura propia del juego que luego comentaremos tienden a alargarlo artificialmente, como juego de rol hay que reconocer que está dentro de la media...si te empachas demasiado quizá no lo rejuegues.

DIVERSIÓN: 7.6 Pese a las críticas negativas que he oído de este juego hay que reconocer que la calidad y el carisma siguen siendo altos. Sigue aportando la magia de Ocarina, y te invita a explorar un mundo enorme lleno de mazmorras, puzles, retos, personajes y diversión en estado puro...en hora y media de juego nunca sabes lo que te puedes encontrar: Tal vez derrotar a uno de los temibles jefes finales, iniciar una conversación con un personaje que aparece a una hora determinada, resolver "aquello que se te atragantaba" en una mazmorra, superar un minijuego, explorar una cueva llena de enemigos, superar retos plataformeros o fases de infiltración, montar a caballo, pasear por lo alrededores en busca de agujeros secretos...como veis en Zelda todo puede pasar y todo lo que sucede te atrae...

En un principio la estructura del juego cada 3 días antes de que caiga la Luna sobre la ciudad puede dar un soplo de aire fresco al juego...y transmite sentimientos como el agobio, los nervios, la tensión continua, porque sabes que tienes un tiempo límite y puede que pasado ese tiempo no cumples tu objetivo y entonces vuelvas al día 1 empezando de 0 sin que el esfuerzo que has realizado te recompense...muchas veces ese tiempo límite es el responsable de que no puedas explorar una mazmorra como te gustaría , o simplemente que no te puedas relajar en ningún momento...el tiempo corre y como muy bien te dicen los carteles y relojes...hay que darse prisa...

Es decir, pese a esos sentimientos contradice al resto de los Zeldas...porque un Zelda con tiempo "límite" no te permite de verdad disfrutar de todo lo que tiene, porque la "materia prima" es de la mejor calidad, porque el juego lo tiene todo para triunfar, lo único es que su sistema te impide disfrutarlo...es como un caramelo en una jaula...el caramelo está bueno...pero si no se puede comer tranquilo..no obstante no es motivo suficiente para bajar la nota a este excelente juego,porque al menos aporta mayor profundidad (cada personaje cambia las acciones según la hora y el día) y variedad.

En cuanto a las mazmorras siguen siendo elaboradas, quizá en este aspecto no estén tan magistrales como en Ocarina, ni se haya impulsado tanta creatividad ni imaginación, pero la calidad está ahí y eso es lo importante.

CONCLUSIÓN: Zelda sigue aportando bonísimos momentos, y eso es lo importante...lástima que su nuevo enfoque no permite disfrutarlo al 100% (pero sí en un 90%)...es que el "tiempo te mata"...
Final Fantasy de pura cepa
Nota
7,9

Hoy voy a analizar esta maravilla para la PS2:

GRÁFICOS: 8...Explotan bastante bien el potencial de la PS2...por un lado los escenarios que brillan con luz propia, sobre todo por su variedad (hay ciudades, caminos helados, bosques nocturnos, desiertos, praderas,llanuras extensas, cuevas, etc...), los efectos de la luz en los objetos y los detalles que encontramos tanto dentro como fuera de los edificios (esas esculturas enormes).
Un papel muy importante para los fondos con unas texturas muy buenas...quizá estos fondos pequen de linealidad, por otra parte pese a ese detalle, los escenarios no son lo grandes que deberían...ya que muchos de ellos son tipo "pasillo", y algunos más tridimensionales como la llanura de la Calma se nota cierto vacio.
Los personajes son grandes, detallados, y muy bien representados...se cuida hasta el más mínimo detalle, al igual que los enemigos que están muy bien hechos, más los finales que los comunes, pero muy bien...solo se le puede criticar cierta variedad de enemigos en algunas zonas, sobre todo en las más largas, donde hay más que combatir. Por otro lado las secuencias son increíbles, sobre todo las que acompañan a acontecimientos épicos: Parece que estamos viendo una película!!!!!!!!!!

SONIDO: 7.8 La banda sonora es de matrícula de honor...TODAS las melodías tienen un encanto y una calidad apoteósica...algunas como el salmo al Yevon son un derroche y mezcla de sentimientos, que se disuelven en los escenarios y acontecimientos vitales...otras melodías como los temas de Yuna o Tidus representan la alegría de vivir, y luego otras totalmente melancólicas que te hacen sentir el juego, y se exprimen totalmente en los momentos dramáticos y efímeros.
Los efectos y las voces es quizá lo que le hace perder un poquito de nota al juego (le hubiera dado sin duda un 8,5 si no puntuara la música)...aunque son muy buenos, no llegan a la calidad apoteósica de esos temas musicales....las voces es una pena que estén en inglés (pero más vale esto que un mal doblaje)

DURACIÓN: 7.5. Como juego de rol es larguísmo, sin embargo como Final Fantasy en su trama (hablo solo de la linea argumental, de la historia principal sin retos secundarios) no llega a ser tan largo como los otros (pero corto tampoco es, que dura un rato...)Cuando estemos casi al final del juego optamos a las misiones secundarias que resultan correctas (carreras de chocobos, las armas legendarias, la mazmorra oculta) pero algunas son demasiado espesas y "especiales", y te tienen que gustar si quieres exprimir el jugo (el Blitzboll, los eones oscuros, la mejora de habilidades, la caza de animales).

DIVERSIÓN: 7.9 Final Fantasy en estado puro...así de simple y rotundo!!!!!!!..eso significa un argumento magistral (quizá algo tópico) pero muy bien planteado (plagados de Flashback, recuerdos, historias secundarias) todas ellas coherentes plagadas de momentos épicos que te harán saltar el corazón: El asalto a Bevelle te dejará ensimismado, o el rito del envío en ese atardecer se te clavará en la retina para siempre...y así con todos los momentos.
En cuanto a los combates hay que reconocer que el sistema de esferas está muy bien planteado y te incita a seguir luchando (además puedes elegirlo en principiante o experto) y rellenar el tablero es todo un vicio....los combates al ser por turnos permiten muchas estrategias (defender, atacar, robar, pirarse, usar magia, eones, habilidades especiales, los estados alterados)...quizá se haga un poco pesado combatir tanto tiempo, y más cuando te matan cerca de un punto de salvar (hay veces que nos encontramos dos puntos de salvar seguidos, y otras que parece que nunca van a a llegar).
Lo que se podía haber exprimido más son los combates con elementos "externos" que tan solo se limitan a pulsar un mecanismo...excelente también son los ataques finales con sus retos de habilidad.

En cuanto al desarrollo predomina los combates con toques de exploración mientras se suceden diálogos y escenas...de vez en cuando algún puzle suelto, el cual resulta en algunas ocasiones complicado, y puede acabar con tu paciencia...por tanto el defecto de este juego es su excesiva linealidad, y su tendencia cíclica, y por otro lado el mayor partido que se le podía haber sacado a las misiones secundarias

CONCLUSIÓN: Un juego brillante, épico, emocionante, pero si quieres sentir..este es tu juego, con esa magistral puesta en escena es capaz de anular esos pequeños fallos de linealidad.
Iniciar una carrera criminal nunca fue tan fácil
Nota
6,5

Voy a analizar esta primera incursión de la saga en PS2:

GRÁFICOS: 5.2 Hay que reconocer que están anticuados, que si los comparamos con los juegos posteriores resultan menos detallados, y trabajados...sin embargo hay que reconocer que causaron una gran sensación en 2001 ese paso de las 3 dimensiones, esa climatología variable y paso del tiempo, y la ciudad, la cual es lo suficientemente grande y variada como para no aburrirnos visualmente hablando..algunas zonas pecan quizá de ser más lineales pero sin mucha importancia.
En cuanto a objetos de la calle como papeleas, farolas, cumplen su función estética pero permanecen inalterables y se comportan de manera irreal. Coches hay bastantes, pero aparecen muy pocos a la vez, al igual que los peatones que tienden a repetirse. Lo que sí está muy bien conseguido es el movimiento del juego bastante fluído y la sensación de velocidad. Aspectos como los fondos, los suelos, las texturas está claro que no son de lo mejor, pero cumplen su función....eso es lo importante, y se merece un aprobado.

SONIDO: 6.7 La música es sobresaliente (hay música muy variada, incluso una radio de música clásica...mi favorita!!!!!!!!!!). Un poco desconocida pero buena. No hay tanta cantidad como en San Andreas o o Vice City, pero es suficiente para no aburrir con lo mismo. Los efectos resultan un poco "artificiales" como las alarmas de los policías o las explosiones. Las voces son buenas pero en inglés.

DURACIÓN: 7 Hay que reconocer que el juego es muy largo...Hay cerca de 70 misiones (son más que en Vice City, pero las primeras se pasan muy rápido). Luego están los trabajos R3, los paquetes ocultos, las masacres y algunos retos secundarios como llevar al aparcamiento una lista de coches...mientras que algunos sí aportan buenos momentos como las masacres, otros flaquean por su excesiva duración (es que llevar 100 pasajeros seguidos llega a cansar, y al final no lo completas por aburrimiento) o también por requerir demasiada paciencia (los paquetes). Le iba a dar un 7.4, pero por hay que reconocer que esos aspectos perjudican a la duración.

DIVERSIÓN: 6,5. A pesar de los años este juego sigue aportando diversión y sigue siendo una opción aceptable dentro del género...puede que no llegue a las dimensiones de Vice City y San Andreas, pero aporta las mismas sensaciones: Libertad, un buen argumento, acción de la buena, la posibilidad de dominar la ciudad y organizarte a tu manera. El simple hecho de dar un paseo ya proporciona diversión.
En cuanto a las misiones son muchas como hemos dicho, y al principio bastantes variadas ya sean misiones de "chófer", carreras urbanas, persecuciones con la policía, resistencias, huídas o persecuciones sigilosas, con otras de acción como llevar a cabo algunos asesinatos, robar un coche de policía, recopilar una serie de coches antes de que se acabe el tiempo o explotar coches...sin embargo cuando llegamos alrededor del 60% del juego la mecánica tiende a hacerse algo más pesada porque los tipos de misiones de centran en la acción, con un nivel de dificultad bastante elevado que llega a desesperar en las 5 últimas misiones.
Y el segundo fallo es que resulta más limitado (no hay tantas armas, coches y no puedes configurar al protagonista, no hay aviones). Solo son fallos que notarás si has jugado a San Andreas.
Aun así aporta los valores de todo GTA, que es lo más importante y por eso merece esta nota.

CONCLUSIÓN: Un juego que nos ascandalizó cuando llegó en aquellas navidades del 2001, y a día de hoy pese a no alcanzar a sus rivales sigue siendo una opción decente.
Dejemos los sprites y pasemos a maravillosos polígonos en esta nueva entrega de Pilotwings.
Nota
6,6

Hoy me animo a comentar este clásico juego de Nintendo 64...

GRÁFICOS: 6.4 Si valoro solo los escenarios le subiría muchísimo la nota (no me hubiera importado subirle a un 7 ). Estos son enoooooooormes, y además los elementos naturales como las montañas, el agua, los árboles, la nieve son sobresalientes, con buenas texturas...sin embargo cuando bajamos al suelo, a pesar de la variedad de cosas que podemos ver (casas, iglesias, ferias, aeropuertos, fábricas, etc...) no son todo los detallados que deberían. Aun así desde lo alto se ven muy bien, y dan vistosidad al paisaje. Sin embargo lo que hace más daño al juego son los personajes que no poseen tanta elaboración como los escenarios, y unas animaciones muy bruscas y exageradas. Pero por lo demás funciona correcto.

SONIDO: 4.7 No alcanza el nivel suficiente...la música pasa totalmente desapercibida sin ninguna "energía" y bastante repetitiva...los efectos algo mejor pero tampoco llegan al nivel de otros juegos. Apenas hay voces (solo los gritos de los protagonistas cuando se estrellan, aterrizan mal o se chocan con algo y pierden el control del vehiculo)

DURACIÓN: 5.3 Una pena...te quedas con ganas de más. Son 3 vehículos principales en 4 niveles distintos más luego las fases secretas...además los primeros niveles se pasan rápido y para pasar de nivel no es tanto lo que te piden. Aun así seguro que repetirás algunas misiones por el simple placer de su adictividad y conseguir todas las medallas de oro.

DIVERSIÓN: 7.5 Muy buen juego!!!!!!!!!!!! :) Sin duda representa claramente el carisma de Nintendo. Ante un control algo "chungo" donde hay que vigilar la altura, la velocidad las maniobras en el aterrizaje, la puntería y la precisión y hay que tener mucho cuidado porque un simple fallo te puede dar al traste la misión, pese a ello, consigue incluír elementos graciosos como los tipos de vehículos (jetpack, alas de pájaro) y los tipos de misiones. Estas son muy variadas: Los aros donde hay que conducir muy atento y pasar por donde te digan, hacer fotos donde hay que cuidar la precisión, los disparos a diana donde hay que tener puntería, y así un montón más de pruebas.
Otro punto a su favor es su sistema de juego donde en cada misión se consiguen 100 puntos, ponderándolos a las distintas tareas como llevar a cabo un buen aterrizaje o el tiempo empleado.
Y en tercer lugar destacar esa ambientación y sosiego que transmite el juego en todo momento...Volar tan alto en una aladelta y tan pausadamente transmite relajación y suavidad, cosa que muy pocos juegos actuales transmiten.
-En cuanto a los fallos es la "imprecisión" ya que muchas veces te puedes ver confuso y no saber que hacer, o el número de escenarios que podría ser mayor, y retos, que como dijimos antes se quedan cortos. Y evidentemente hay que tener paciencia porque el control es complicado y controlar todos los parámetros no es fácil.

CONCLUSIÓN: Pilotwigs es sin duda un juego "diferente", apuesta por un ritmo suave, relajante y añade a esa seriedad de su control elementos totalmente carismáticos que le hacen original y muy jugable.
Conspiración de cómic
Nota
5,5

Hoy voy a analizar este original juegos:

GRÁFICOS: 6.5 Lo primero que hay que hacer es dejarse de prejuicios. El que un juego esté en Cel Shanding no quiere decir que los gráficos sean malos, es más los escenarios resultan grandes y muy coloridos. Los fondos están bastante bien conseguidos sin ningún tipo de popping y fallos importantes. Evidentemente no tiene los efectos de un Call Of Duty, pero los sustituye por el carisma de su ambientación. Personajes y enemigos son muchos aunque hay bastantes clones.

SONIDO: 5.2. Muy normalito...pasa justito justito....Debido a los notables efectos de sonido como las explosiones, los disparos, los gritos de los enemigos, las puertas que se abren...la música para muy desapercibida (esto no quiere decir que sea mala). Aunque esté en español, el esfuerzo en enfatizar al máximo los rasgos prosódicos no ha sido el adecuado...ya que un juego con tal argumento y acción necesita mayor "epicidad"

DURACIÓN: 6.8....Muy bien!!!!!!!!!! Ha sido la sorpresa del juego sin ninguna duda...para que luego digan que los shooters son cortos...Son casi 35 misiones!!!!!!!!!!! y luego el multijugador y el online...falla bastante la rejugabilidad debido a su excesiva dificultad.

DIVERSION: 5.1 El juego es correcto en lineas generales: El argumento por un lado es digno de una película de acción, y esa tensión y pique que te mantiene hasta saber que es lo que ha pasado. Sin embargo lo mejor del juego es esa ambientación...la historia se sucede en viñetas, y el juego es en sí un comic...gráficos de dibujos, onomatopeyas, bocadillos y en general la ambientación...este es el verdadero encanto del juego, junto con esa originalidad, y aunque al principio le iba a poner un 4,8 por los problemas que ahora os comento, no puedo suspender a un juego que arriesga y derrocha carisma por todos los lados. La acción es trepidante, a la que se le reprochan una serie de fallos:
-El control no está lo suficientemente pulido, muchas veces tendremos que hacer malabarismos para usar objetos y no caernos de las alturas, o simplemente sacar el arma.
-Por otro lado el nivel de dificultad no está bien representado. La IA de los enemigos es excesivamente alta, hasta tal punto que desde muy lejos te pueden disparar y perder vidas...Luego además son astutos e inteligentes...sin embargo lo más grave es que te puedes quedar atrapado en el propio juego, ya que la vida desciende rápido y al perder la vida te llevan a un check point (hay muy poquitos y muy alejados unos de otros) y empiezas con un 25% de vida..si te toca en una parte muy difícil no tendrás otra opción que reiniciar la misión.
-Y el tercer problema es que las situaciones que viviremos ya las hemos vivido mil veces en otros shooter. Tan solo los objetos arrojadizos dan algo de novedad al juego, por lo demás rappel, tomar rehenes, y demás acciones las hemos vivido en juegos similares.

CONCLUSIÓN: Un juego con personalidad, con carisma que opta por algo nunca visto, y con una duración bastante alta para tratarse de un shooter. Ese motivo es lo suficientemente poderoso como para al menos probar el juego y darle el aprobado. Fallos como la dificultad y el control le han impedido llegar más alto.