Ir al contenido

publicidad

shaderyt

Miembro desde 15 jul 2005
Desconectado Última actividad jun 09 2018 10:20
vida restante: 100%

Reanálisis

Un campo de batalla diferente
Nota
7

Lo acabo de terminar y ni fu ni fa. El aspecto me gusta y como han planteado el juego sobre lo de energia, masa y investigacion tambien, pero la pequeñez de los mapas y el poco reto que tienen ni pizca de gracia. Han basado el juego(sobretodo en las ultimas fases)en las unidades experimentales. En el anterior supreme, conseguirlas ya era un reto de por si, y hacian daño de verdad, pero es que aqui 1)son relativamente faciles de conseguir y 2)se destruyen facilmente, con una simple barrera de 10 torretas defensivas y 1 ingeniero cerca(ya que las repara automaticamente)puedes tener suficiente para defenderte todo un nivel. En el ultimo nivel, que pensaba que seria la hostia de complicado, me lo pase solo con unidades experimentales, con unas 30(que al final hasta sobraban), y unidades aereas normales para dar covertura. Incluso el modo escaramuza(aqui llamado combate)me a aburrido, teniendo en cuenta que con el primer supreme le eche una buena tanda de horas. Pero bueno, el argumento esta mejor que el primero y cumple con su cometido.

Las imagenes del modo escaramuza, el mejor ejemplo que os puedo dar de la pequeñez de los mapas es este;

Imagen Enviada
¿Grande? Ni de coña, es el mismo mapa que el del primer supreme commander, pero el del primero tenia unos 20 kilometros cuadrados, este unos 5 si acaso.

Imagen Enviada
Aqui se ve mas claro el tamaño de las unidades respecto al mapa.

Imagen Enviada
Aqui varias unidades experimentales.

Imagen Enviada
Y aqui una barrera de artilleria, me encantan, al estilo de la WW2.

En fin, me recuerda mas a un command&conquer que otra cosa.
-------------------------------------
Imagen Enviada
Una espera entre dos mundos
Nota
5

Yo no voy a explayarme mucho, lo estoy jugando actualmente, y me parece un juego entretenidisimo, variado, con muchas misiones, un mapa inmenso, etc, pero lo que le pesa a este juego son los graficos, aun teniendolo instalado y actualizado, tiene una tasa de frames que lo convierten en la mayor porqueria de juego que te puedas tirar a la cara, es que si no fuera por lo demas que nombre, no lo estaria jugando, siempre notas que va a menos de 25fps, incomprenciblemente incluso en interiores muchas veces tambien, que tiene cojones el asunto, y es que en el exterior, el juego mueve un mapa enorme, con muchisimos detalles incluso en la lejania, se ven los edificios de punta a punta del mapa, yo digo que esto es por una mala optimizacion ,que lo es vamos, pero un mapa tan enorme con tantos detalles a la vista pesa mucho en cualquier maquina, en el oblivion a 30metros nos ves casi arboles, en este los ves a kilometros. Le pongo un 5, el lastre grafico pesa mucho, haber si los programadores aprenden de esta, porque si no fuera por los graficos, estaria a la altura del oblivion.
Comandante de segunda
Nota
8

Bueno, creo que puedo hacer un analisis bastante extendido, ya me eh pasado dos de las facciones y voy por la tercera, en fin, primero comentar que me parece una burrada lo que se escucha sobre el juego, como que no tiene ni estrategia cuando yo me pego horas solo para hacer las unidades adecuadas porque las que estaba mandado a la azona enemiga me barria todos mis ejercitos, aqui se le achaca que hay que hacer mucho de todo, pero yo no le acabo de ver nada malo a eso, si sabes manejarte con el juego lo llevaras bien como yo mismo, actualemente se estan acostumbrando a los juegos de estrategia tipo endwar con mas accion que otra cosa y demas y luego ven este juego que para acabar una mision tienes que estar una buena tanda de horas y dicen que es malo, pero que decir, yo no lo hago ascos al juego y me a acabado enganchando.

Graficos: Malos sin duda, las unidades tienen muy poca resolucion, la primera campaña la juge con la UEF y no veais los tirones que daba, hasta que claro, instale el juego en el disco duro y ya apenas se notan tirones, ya se juega mas a gusto.

Historia: Interesante aunque con muchos topicos, de todas formas hay que pasarse las misiones de cada faccion para ver el transfondo y demas de cada faccion.

Sonido: Normal, no me eh fijado mucho porque pasa desapercibido, el doblaje esta bien en general, exepto la chiquilla esa que le puso voz a la consejera esa de los aeon, no pega nada :? .

Jugabilidad: Complicado con el mando pero te acostumbras, acabas generando miles de unidades y controlandolas como si nada. La dificultad en alguna mision es bastante alta pero eso te reta a crear mas unidades y una mejor estrategia para vencerlas.

¿Que no tiene estrategia?Les dire por ejemplo, que ayer, en una mision con los aeon, estuba mandando tropas terrestres a por unos puesto de artilleria que estaban bombardeando mi base, las tropas en cuestion, las mandaba en nave, los dejaba un poco lejos y luego les ordenaba que fueran a por la artilleria, pero oh, antes si quiera de llegar, empezaban a dispararme torretas defensivas, y aunque yo disparara no pasaba nada, me dio por mandar un avion espia de esos, y descubri que la artilleria estaba protegida por escudos, con lo cual, podia mandar lo que quisiera que no funcionaria, ¿que tenia que hacer?Primero no lo supe, estaba sufriendo ataques de cazas todo el rato y tenia que mantener bien engrasada el numero de cazas que tenia para combatirlo y las antiaereas, pero me dio tiempo a pensar, me dio por mirar en la fabrica terrestre que podia crear, y vi una unidad de artilleria pesada , ay estaba la clave, como pense, envie unidades de artilleria en naves cerca del objetico, a una distancia donde no me alcanzaran las armas enemigas, y empezaron a disparar desde lejos, el escudo se acabo desactivando de los impactos y todo acabo arrasado, ¿no hay estrategia en lo que digo?Si, hay que crear de todo en enormes cantidades, pero tambien hay que pensar, si estan media hora con el juego, no veran casi nada dle potencial del juego, se nesecita horas.

Al juego le pongo un 8, es un juego viciante, pero tiene malos graficos, sonido simplon y es un port hecho con prisas.