Ir al contenido

publicidad

lilloboy

Miembro desde 30 mar 2005
Desconectado Última actividad jul 11 2019 22:19
vida restante: 100%

Reanálisis

Buen debut con el Wiimando
Nota
9,1

Hombre, a ver:

Analizado el juego, por sí solo, con los criterios típicos de jugabilidad, gráficos, música, etc, el juego no alcanza el 6 ni de coña. La diferencia es otra.

La diferencia es que aquí, para devolver la pelota en el tenis no tienes que pulsar el botón A, o X; tienes que dar un golpe al aire. Tienes que jugar tú. Y a los bolos lanzas tú, no eliges trayectoria ni paras la barra ni eliges el efecto.

Oh, y el boxeo está de P.M... en cuanto descubres que el boxeo no consiste en intentar lanzar 100 hostias por minuto. En cuanto uno se calma, empieza a esquivar y a parar los golpes, y empieza a meter guantazos con intención, este juego tiene más profundidad de la que parece. Como el béisbol, que hay que fallar 100 veces para empezar a enganchar batazos con sentido.

Recordamos a los Sres. usuarios de Wii que, hoy por hoy, estamos todos verdísimos en lo que es el manejo del mando. Es lo que toca tras 10 años sometidos al yugo del estándar de mando de control que ideó Nintendo para su N64. El juego mejora mucho a medida que le vamos dando sentido a lo que hacemos con las manos.

Lo dicho: el juego es una pasada, hombre, le falta profundidad, pero supongo que es porque Nintendo piensa hacer juegos de tenis, boxeo, golf, etc, completos y profundos, juegos que, si éste wii sports fuera más elaborado, podría vender menos.

Madre mía, lo que nos espera con la Wii. Esto va a ser el repollón.
El mejor Mario Kart llega a Nintendo DS
Nota
10

Es que no puedo.

Es que han sido muuuuchos años jugando solo con mi gameboy de 4 verdes. Es que, tíos ayer jugué con un montón de gente que ha vivido y disfrutado del Mario Kart, igual que yo, cada uno en su sitio, en su vida, en su piel... Y hoy podemos jugar juntos, y pasárnoslo pipa con el mejor Mario Kart... hasta la salida del de Revolution.

Si los juegos se evalúan por su capacidad de divertir, de hacer disfrutar a un jugador, llenarlo de sorpresas, de entusiasmo, si los juegos están para dejarnos con la boca abierta, Mario Kart es el juego perfecto. Le voy a dar un 10, porque de corazón creo que darle un 9`9 a un juego que me hace disfrutar así, es injusto.

Ahora me lees, luego nos tiraremos unos conchazos ¿No es increíble?
La "quinta"esencia del balompié...
Nota
9,1

Pues yo tengo la santa suerte de tener ya el Pro 5, después de jugar al we9, y al we9 parcheadito en castellano.

Hombre, el juego sigue siendo el que es: el mejor simulador de fútbol que, a día de hoy, es capaz de crear la humanidad. Pero esta es la 5ª parte, así que toca evaluarlo en su justa medida, y tomando como referencia los 4 anteriores.

Konami ha querido volver a la simulación más pura... por el peor camino posible. El juego ha empeorado notablemente. Hemos pasado de las manos estúpidas del 3, a las faltas incomprensibles del 5. Los jugadores de tu propio equipo parecen más tontos de lo habitual; el juego es lento y elaborado, sí, pero es lento y elaborado porque los jugadores habilitados por la máquina no te ayudan en absoluto. El juego pide habilidad, técnica y paciencia... pero no ofrece herramientas para ello. Joder, estoy hasta las narices de la "vida propia" de los quecos, que van a buscar balones que nadie necesita, que se amontonan al primer balón dividido... ¿Por qué cojones no son capaces de darse pases a 2 metros de distancia? No falla: si el pase es demasiado (¿?) cercano, o el pase se pira, o el receptor se pira, o el control se pira. Han mejorado mucho los Tackles, que ya no se van gratis a los tobillos rivales, pero robar con X se convierte demasiadas veces en una secuencia de "el defensa la toca y ya la recogerá otro". Los balones divididos han mejorado, sí, pero no era necesario hacer recaer sobre ellos el 50% de la duración del partido.

Han mejorado muchísimo los tiros, que ahora es más fácil clavarla cruzada desde fuera del área que enfrentarse al portero. Los porteros, gracias a Dios, han dejado de hacer las estupideces del PES4.

Las faltas ahora entran mucho mejor, salvo que dispares con estrellas como Recoba o Zidane, en los que la curva del efecto, de puro irreal, parece un Kamehameha. Y ojo: la rivalidad las clava dobladas. Aunque no tan dobladas como los córners que lanzamos: 1 de cada 2 han de acabar el gol. Si no, es que no le habéis pillado el trucazo cantoso que tienen.

Las luchas aéreas no tienen ni pies, ni cabeza. Da igual lo que estés viendo en la pantalla: son siempre una lotería. y si la das tú, prepárate para comprobar las extraordinarias cualidades físicas del cuello de los jugadores; las mandan a tomar por saco.

Más problemas: a santo de qué, los jugadores han de acabar derrengados en cuanto juegan 2 putos partidos. Es desesperante, las alineaciones que te obligas a presentar, por culpa del exageradísimo cansancio que "sufren" los jugadores. Eso, ni es realista, ni es nada, hombre. Y más problemas: raro será el partido que no acabes con 5 fueras de juego pitados. No sé qué coño de problema tiene Raúl con ponerse a un metro por delante del defensa... se queda en fuera de juego el solito, porque le sale, y da mucha, mucha rabia.

Muy bien la Ley de la Ventaja (bueno, muy bien para nosotros, que aprenderemos a hacer faltas "válidas" y a recuperar el balón justo después de que pase el aviso. Moooola lo de echar el balón fuera en caso de lesión (te aplauden y todo), y mooooola el bote neutral si el juego lo para el árbitro.

Los contrarios mueven la pelota con mejor estilo: se acabaron (casi), las carreras de lado a lado que se pegaban en el 4.

Bueno, y no sé qué más poner. Que mola mucho el fútbol, que da una gran satisfacción golear a la máquina (también muy bien la manera en que los contrarios "se derrumban" en defensa), y que, para bien o para mal, sigue siendo el PES de nuestros amores.

Ahora, quiero una nueva generación de consolas pero ya. Son 5 años jugando con lo mismo. La saga exige una evolución que no se la puede dar ni la PS2, ni la Xbox.
El mismo perro con distinto collar...
Nota
4,5

Suscribo íntegramente el análisis del redactor. Hombre, es un videojuego, fue mi primer juego de PSP... y va de fútbol, así que sí, si no buscas ni esperas grandes cosas, puede resultar hasta entretenido...

Pero no en 2005. El juego hace aguas por todas partes, los pases son auténticos "envíos", le faltan muchísimos recursos futbolísticos (paredes, pases elevados en condiciones, etc), y el jugador acaba desdibujando el concepto de fútbol para ganar partidos. Los goles, sabes perfectamente los que entran y los que no, y aprendes regates infalibles enseguida. Tiene la profundidad de un charco, en el nivel máximo, los rivales se hinchan a darte patadas y a acumular expulsados, y el fútbol se va por el retrete en cuanto le coges el truco al juego (a los 30 minutos). No tiene inteligencia artificial ninguna, el rival es una auténtica banda, y no hay emoción ninguna, ni en la derrotas ni en la victoria. Los tiempos de carga son una aberración, pero eso no sé si es del juego o de la consola.

Muy, muy poco fútbol. Este juego es tan malo, que hace excelente al FIFA, con eso lo digo todo. Que salga ya el PES:UE, y que me quite el mal sabor de boca que este programa me ha dejado
Se abre la veda del mono...
Nota
9

Hay que joderse con los redactores de Meristation. Bueno, no con todos, sólo con el pieza éste que nos ha iluminado con su análisis. No se puede hacer peor, socio. Vete a casa.

Porque la vida es así, NO TODOS los juegos que salen son Metal Gear Solid. No todos los juegos deben hacerse para ese público maduro, adulto, y cargado de mil batallas como el redactor de turno.

No, socio. Así no se comentan los juegos. No se puede comentar un juego pensando que lo han hecho para tí. No, este no es para tí, tú estás en esa fase en que necesitas refrendar tu hombría-adultez-madurez. ¡Vaya! ¿Que el Ape Escape no tiene supertexturas en las que se vea el sudor del mono? un punto menos. ¿Que el argumento no trata de un ataque terrorista o una conspiración alienígena? Un punto menos. ¿Que el género de los arcades de plataformas rápidos, directos y divertidísimos ya no está de moda? Otro punto menos.

Socios, este juego es perfecto para lo que es: un juego de corte infantil, sencillo y directo, donde todo lo que pasa es divertido y simple. Tiene los gráficos que el Ape Escape tiene que tener, todo funciona al servicio de la diversión... siempre que sepas divertirte.

Ahora resulta que el Ape Escape debe contener vastos escenarios donde explorar. Ahora va a ser que éste es un juego de ardua exploración, no te jiba... Y no, no es sesudo, ni complicado, ni profundo, ni comparte casi nada con el tipo de juegos que le gustan al redactor. Ya sé que es jodido que desde la Meri sólo te pasen ROMS de relleno, y que los mejores juegos queden para los mejores redactores... pero, con reviews como ésta, no pasarás de clavarle cuatros a la enésima revisión del Puzzle Booble. No mereces otra cosa. Mira a ver si prefieres la ópera, y deja los videojuegos, campeón.
Star Ocean hasta el fin de los tiempos...
Nota
9

Bueno,

Creo que soy el último en reanalizarlo... de momento.
Damas y caballeros, se trata de un auténtico juegazo... para el que sepa disfrutarlo. Los jugadores habituales de RPG´s sabemos que este tipo de juegos requieren de un buen nivel de implicación personal. Las 2 primeras horas de este tipo de juego suelen ser tediosas, hay mucho que aprender, un inventario por descubrir... Pero, luego, de ahí le nace la gracia. Pronto empiezas a "sentir" el juego, a implicarte con lo que pasa, a querer saber más y más...

Los RPG´s son como las baladas: o les coges el gusto, o te aburren. Sus jugadores saben sentarse ante su consola, y quien pone su cerebro a disposición del desarrollo del juego, obtiene su premio. Y aquí hay premio de sobra.

No hay por qué perderse en aspectos técnicos: los juegos de RPG son buenos por su historia, por sus personajes, por los diálogos y por las cosas que van pasando. Y aquí hay calidad como para ir de boda. Si le das al juego lo que te pide, el juego te dará mucho más de lo que esperas. Éste, en concreto, es una auténtica maravilla, largo, profundo, complejo, completo y, además, divertido: subir a tus quecos a niveles de combate demoledores es todo un placer.

¿Que está en inglés? Cierto. Además, de inglés sencillo, nada: está repoblado de phrasal verbs, hay sarcasmo e ironía desde la primera escena, y hay mentiras y vericuetos difíciles de comprender en toda su amplitud más allá del sentido literal. Pero esto no es necesariamente malo: qué poquito nos acordamos ya de los viejos tiempos, de la época "pre-Illusion of Time", en los que, simplemente, que llegase un juego de Rol a nuestro país ya era todo un acontecimiento...

¿Sabéis qué? Se aprende muchísimo inglés con este tipo de juegos. Vale, ya sé que uno no se gasta 50 Euros para ver a Muzzy, pero... Bueno, yo he aprendido un puñado de inglés a través de mi interés por esta suerte de juegos. Pero no es menos cierto que, lo suyo, sería tener varios idiomas y dar a elegir al jugador.

Por cierto, las más amargas quejas por el uso del inglés vienen expresadas en un castellano espantoso, carente de las más elementales nociones ortográficas. Tal vez, cuando consigamos afianzarnos en el uso del castellano, podremos acercarnos al inglés con menos alergia...
Siéntete un escarabajo. We love Katamari!
Nota
4

No hay foro sin su correspondiente gilipollas que viene a chafar el entusiasmo por el videojuego de turno.

La vida es así: hoy me toca a mí ser ese gilipollas. Amigos, amigas, el Katamari damacy es un puto truño. Pero truño, truño, truño.

Que sí, que todos somos muy freakies, que es todo muy guay y que si te lo pillas, ya eres un sibarita del buen gusto, una persona alternativa que explora hasta dar con sus gustos. Vale. Pero esta vez no. Yo también me sentí muy freaky cuando me enseñaron este juego (gracias, Nestor. ¡Repara ya tu Ps2!). Pero en cuanto se te pase la tontería, descubriréis un tostón impresionante, al que le da igual tu nivel de habilidad. Coges el mando, lo mueves, y te pasas la fase, hasta la siguiente, que será exactamente igual a la anterior. Eso es todo.

El juego, en sí, no sería ni de los mejores de un "Mario Party". Al primer minuto de partida, ya has hecho todo lo que harás durante todo el tiempo que le dediques a este coñazo. Te meneas por el escenario, te adhieres cosas, se acaba y empieza. En serio, un rollo acojonante.

Si eres un fan de Sony y te pirria este juego, no quiero asustarte, pero te equivocaste de consola. Hay un nintendero dentro de tí luchando por jugar al Pikmin, al Wario Ware y al Donkey Konga. En serio, ser un freakie no te obliga a apreciar este juego como si fuera una obra de arte: hay muchísimas opciones que mantendrán tu reputación a la altura que deseas, sin necesidad de fumarte este mierdón, y encima divirtiéndote 20 veces más. Tira y comprate el "Project Rub" el "Killer 7" o el "Kuru Kuru Kururin". Diviértete.