Jump to content
  • Buscar en
    • Más opciones...
    Encontrar resultados que contengan...
    Encontrar resultados en...
Nukle

¿Que lees ahora? (v.2.0)

Publicaciones recomendadas

NooK1e Campeón de Liga Pokémon

Publicado
vida restante: 100%
Espejos, de Eduardo Galeano.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

nomada estelar Genos

Publicado
vida restante: 100%

Leído el de Vargas Llosa. Si en la primera lectura me pareció una novela formidable, esta segunda pasada no sólo confirmó esa opinión, sino que la aumentó. Vaya libro. @Memnoch, si me permites darte un consejo, obvio por lo demás, entra primero en la novela y después en los ensayos. Creo que todos los textos de la edición de la RAE valen la pena, a pesar de que pueden volverse repetitivos, pero pueden afectar una primera lectura. Por cierto, en esas mismas ediciones tengo (pendientes de leer, por cierto), la del Quijote, La región más transparente, de Fuentes, y Yo, el supremo, de Roa Bastos. Ya tocará darles su oportunidad después.


 


Ahora voy, o continúo, con Orlando Furioso, de Ariosto. Por la longitud de la lectura a lo mejor la compagino con otra cosilla de por ahí.


Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Memnoch Freezer

Publicado
vida restante: 100%
¡Hum! Sí, recuerdo que los textos introductorios del Quijote eran bastante densos, pero los iba leyendo conforme avanzaba en la obra. Te haré caso cuando empiece el de Vargas Llosa.

Hilos de venta de mi colección de juegos y miscelánea consolera: Nintendo / Sony / Microsoft / PC / Retro
Mis lecturas (+ RPG): 2017 / 2018 / 2019 / 2020Índice de editoriales

Veramente più volte appaion cose
che danno a dubitar falsa matera
per le vere ragion che son nascose.

¿Quieres jugar a Divinity: Dragon Commander en español? ¡Clica aquí!

spacer.png

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Astraín Yojimbo

Publicado
vida restante: 100%

Retomo La ciudad y los perros, de Varguitas.

 

 

Ahora me ha picado la curiosidad y lo añado a la lista de pendientes.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Memnoch Freezer

Publicado
vida restante: 100%

Septiembre terminado. He finiquitado tres libros más que ahora os expondré. Con las obras más densas he decidido dedicarle más tiempo a tomar notas de lo que me llama la atención, lo que ralentiza la lectura y «leo» menos (que me da igual), pero a cambio me quedo más con la copla y los mensajes estos tienen más enjundia, lo que redunda en beneficio de todos salvo la ruedecita del ratón. Espero que os guste, ¡porque me lleva bastante tiempo escribir cada uno de ellos! Sin más dilación:

Empiezo el mes con Llànties de foc de Joan Mascaró, un florilegio que recopila centenares de citas y apotegmas de toda clase de autores que tratan temas no tan dispares como Dios, el espíritu, el Dào, la vida, el amor, la paz...


Empieza con un prólogo que nos compara los pasajes seleccionados con lámparas de fuego, que pueden iluminar más o menos, pero que todas ellas nos guían por el camino de la fe. La senda espiritual empieza cuando somos testigos de una hierofanía que nos hace postrarnos con humildad frente a ella. Antepone la contemplación al pensamiento porque unifica y no divide, y que ante la visión interior la mente es incapaz de asumirla y solo el espíritu puede hacerlo. Entonces, las palabras de estas lámparas se convierten en fe, en vida, y más allá de la verdad de las ideas encontramos la Verdad de nuestro ser.


Dicho esto, abre la obra con citas hindúes, sobre todo del gveda y las Upaniad, que buscan la luz de Dios para guiar al recitante en las tinieblas: «Por el camino del bien condúcenos a la última dicha. Oh Fuego divino, tú, Dios que conoces todos los caminos. Libéranos del mal errante. Te ofrecemos plegarias de oración». Habla también del tman como puente entre el tiempo y la Eternidad. Os pego una cita de la a Upaniad que me recordó un montón al Dàodé jng por motivos obvios: «En profunda oscuridad caen aquellos que siguen la acción. En una oscuridad aún más profunda caen quienes siguen el conocimiento». Incluye oraciones del Avesta y citas del Dhammapada sobre el gozo, la paz, el amor o la virtud.


Os copio dos extractos del taoísmo y sintoísmo que me han gustado mucho:

 


Todos bajo el cielo dicen que mi curso es grande, [mas] a nada se asemeja.

Y es que por ser grande a nada se asemeja.

Si a algo se asemejara, tiempo ha que habría menguado.

Tres tesoros tengo, que guardo y velo:

el primero, la compasión; el segundo, la parsimonia; el tercero, no osar ir en cabeza de todo bajo el cielo.

Siendo compasivo, puedo ser audaz; siendo parsimonioso, puedo ser generoso; no osando ir en cabeza de todo bajo el cielo, puedo ser superior de los cargos.

Hoy, se renuncia a la compasión y se prefiere la audacia; se renuncia a la parsimonia y se prefiere la generosidad; se renuncia a ir a la zaga, se prefiere ir en cabeza; y eso es muerte.

Pues el compasivo es victorioso en la guerra, es firme en la defensa. Si el cielo ha de salvarlo, por la compasión lo ampara.


Dàodé jng, LXVII



¡A todos los que estáis bajo el cielo! Considerad el Cielo como vuestro padre, la Tierra como vuestra madre y todas las cosas como vuestros hermanos y hermanas. Entonces gozaréis de este divino país libres del odio y del dolor.


Oráculo de Atsuta


 

Y otra más de Eckhart de Hochheim que animaría a cualquier creyente:

 


La gente es propensa a cansarse y desanimarse porque la vida de Nuestro Señor Jesucristo, y también la de los santos, fue muy austera y laboriosa, mientras que la suya nada tiene que ver y no es nada propensa a ese tipo de cosas. Cuando se ven a sí mismos tan distintos piensan que deben estar muy lejos de Dios, si los juzgamos por su fracaso para seguir sus pasos. Eso es erróneo. Nadie debe suponer de ninguna manera que está lejos de Dios a causa de sus flaquezas o faltas ni por ninguna otra razón. Si en cualquier momento tus grandes defectos hacen de ti un miserable, y no puedes considerar que estés cerca de Dios, considera en cambio que Él está cerca de ti, ya que es peor ver a Dios en la lejanía. El hombre puede ir lejos o cerca, pero Dios nunca se aleja; siempre está bien cerca y si no puede estar dentro nunca se va más allá de la puerta.



Sigamos. Hay citas sobre la Verdad, de la rendición incondicional ante lo Eterno, el amor como vehículo para acercarnos a Dios y un fragmento iluminante del Fedón (66b-67a) donde Platón afirma que el cuerpo es una rémora para el alma y por tanto para la sabiduría. Otra muy interesante sobre la visión de la Belleza en el Fedro o el capítulo XLVI del Dàodé jng. En la entrada 156 podemos leer que Tolstói hizo uso de una suerte de argumento ontológico propio para evitar el suicidio, y en la 166 una retahíla de citas de San Juan de la Cruz sobre las pasiones que gobiernan el alma, cuando más valdría ser buenos, justos y caritativos para santificar nuestras acciones usando como cimiento la fijación de la mente en Dios. Os copio un fragmento más:

 


La felicidad no es un premio que se otorga a la virtud, sino que es la virtud misma, y no gozamos de ella porque reprimamos nuestras concupiscencias; sino que, al contrario, podemos reprimir nuestras concupiscencias porque gozamos de ella.


Spinoza, Ética, prop. XLII



Tengo más cosas apuntadas, pero creo que ya basta de daros la chapa, ¿no? :lol: Como último apunte, está casi todo el Dàodé jng en el libro, lo que no me extraña porque todo él vale muchísimo la pena. Aunque una cosa que no me ha gustado es que Mascaró no siempre indica exactamente dónde está el fragmento de la obra de tal o cual autor, solo el libro. El caso más sangrante es el de Platón, que indicarlo es lo más fácil del mundo después de que el bueno de Stephanus se currara su sistema de referencia. Para terminar, lo he leído en catalán porque el autor era coterráneo mío y me hacía ilusión, pero Paidós lo tradujo al castellano, por si os interesa leerlo. Yo desde luego lo recomiendo.

También me congratula haber finiquitado el segundo tomo de Las mil y una noches, a falta del tercero y último, que a la postre es el más tocho. Hablaré un poquito de los cuentos que más me han gustado o que a mi parecer tenían más sustancia, como la historia de Balukiya en busca de la tumba del rey Salomón, de la noche 285 a la 295, que tiene no pocas semejanzas con el viaje de san Brandán del folclore gaélico por sus arribadas a islas cada una más peregrina que la anterior, repletas de maravillas y peligros sin fin. De nuevo se habla del fuego como el material base para la creación de las criaturas divinas, como en el Timeo de Platón. Balukiya se encuentra con un ángel que le relata la composición del universo coránico, que goza de un fuerte componente ariopersa y zoroastra, con sus diversos planos de existencia y pilares del mundo. Como curiosidad, de este relato sacó Borgs la entrada de Bahamut () de El libro de los seres imaginarios, donde Jesús (s para los islámicos) avistó al ser cósmico «tan inmenso y tan resplandeciente [...] que los ojos humanos no pueden sufrir su visión. Todos los mares de la tierra, puestos en una de sus fosas nasales, serían como un grano de mostaza en mitad del desierto».

 

También comenta Cansinos Assens que los «algules», una suerte de bestias vampíricas árabes más cercanas al Grendel de Beowulf o los rkasa que los vampiros mojabragas actuales, provienen de una antiquísima población turania con la que se enfrentaron los invasores iranios. «Se trata, pues, de razas calumniadas, deformadas por el odio nacionalista y presentadas unas veces en forma zoológica, bestial, de vampiros o grandes monos, y otras en la de seres humanos, pero antropófagos y destructores, es decir, inhumanos». (noche 297, pág. 164).


Otra leyenda que me ha gustado es una de la noche 313. Se dice que cuando Dios expulsó a Adán del Paraíso le dio un trébol de cuatro hojas para taparse sus partes pudendas, pero que todas ellas se extraviaron al caer en la tierra. Una se la comió un gusano, de donde salió la seda; otra fue pasto de una gacela, de donde salió el almizcle; la tercera cayó cerca de una abeja, y de ahí surgió la miel. La última fue a parar a la India, donde brotó la pimienta. Se dice además que en el medievo el trébol nacía en la tierra donde ejecutaban a los reos en el cadalso, y quien lo recogiera y lo portara con fe tenía asegurado ganar a los juegos de azar aquella noche.

 

En este tomo también están los archiconocidos viajes de Simbad, que tienen un montón de referencias a la mitología helénica, como el lance con Polifemo de Odiseo o el episodio de los lotófagos que, como no podía ser de otra manera, son adoradores del fuego. Muy chulo el método que usa Simbad para escapar del pozo donde lo encierran o la forma de conseguir cocos de los monos.

 

Una cosa de esta edición que me hace mucha gracia son las ocasionales menciones que hace Cansinos Assens a la obra del místico y esotérico Roso de Luna y su obra El velo de Isis, donde al parecer encuentra toda clase de secretos iniciáticos, simbolismos y misterios de antiguas sectas en prácticamente cada pasaje del libro. Era el Iker Jiménez de la época. Lo que no termino de entender es por qué el traductor las incluye como notas al pie cuando está clarísimo que ni él mismo les da veracidad alguna. ¿Quizá porque, como afirmaba Borges, RCA era dado a alabar a autores muy inferiores a él? Es plausible.

 

En la noche 345 se hace uso de lo que se llama «pedagogía intuitiva», donde un visir encierra al príncipe en una habitación llena de murales con imágenes y enseñanzas, y como no tiene con qué entretenerse, el príncipe presta suma atención a todo lo que pone. Al cabo de varios días entra el visir, quien le refuerza y aclara lo aprendido. Lo que me recuerda a otro cuento del primer tomo donde otro visir logra cambiar la percepción ominosa que tenía una princesa de sus sueños gracias a la reinterpretación que hace de los mismos mediante unos murales que distribuye por el jardín.


Otra cosa que me gusta mucho es la forma que tienen de dirimir ciertas discusiones y debates, y es a base de contarse cuentos cuya moraleja apoya el punto de vista de cada uno. Por ejemplo, en la noche 344 empieza un largo tiro y afloja entre los visires de un emir de los creyentes y una de sus esclavas que busca que ahorquen al príncipe para que no dé testimonio de una felonía suya. Cada día uno de ellos cuenta un relato que destaca las marrullerías de las mujeres, y la esclava hace otro tanto pero con los hombres, de tal forma que el pobre emir no tiene claro si tiene que matar a su hijo o no. También aparecen concursos de ingenio, como el de una mocita esclava que gana dinares a cascoporro después de derrotar a todos los sabios de un reino en cada una de sus competencias: teología, filosofía, medicina... O aquella mujer conocida por su sabiduría que vence a un hombre que afirmaba que los mancebos eran más bellos que las doncellas. Por no mencionar las justas poéticas o munaziras (). Ya veis que gustaban mucho de usar el ingenio siempre que fuera posible.

 

De la noche 406 a la 421 se narran las descacharrantes peripecias y argucias de Dalila la ladina, su hija Seineb y, en el cuento siguiente y continuista, las de Alí el azogue. La vieja Dalila sale airosa de mil situaciones donde engaña y roba continuamente a mercaderes, gualís, burreros, tintoreros... hasta que el propio califa le asigna a ella y su hija el puesto que quieren para que dejen de dar por culo. La historia sigue con Alí, un taimado que decide buscarse la vida en Bagdad y se enamora de Seineb, la hija de Dalila, que no le va a la zaga en picardía. El chico llega a los extremos de travestirse y fingir un aborto para robar una bolsa de dinares, y su plan para colarse en el castillo del califa es digno de Arsenio Lupin o Fantômas.

 

Más adelante, tras muchas noches repletas de apólogos edificantes, volvemos a conversaciones más sesudas, esta vez entre el visir Schemmás y el príncipe Uarduján (de la noche 498 a la 501), donde el primero pone a prueba la sabiduría del segundo interrogándolo sobre diversas cuestiones, de donde sale airoso y con nota. Hablan también de cómo debe comportarse un gobernante para con su pueblo, y viceversa. El príncipe expresa asimismo sus dudas teológicas al visir, que le responde acorde al Corán: de dónde sacó Alá la materia para crear el mundo si se supone que no había nada antes, cómo es posible que exista el error y la falsía si Alá nos creó perfectos, o la manera que tienen los musulmanes de entender el Verbo, que aquí pasa a ser una potencia intrínseca de Dios y no una emanación cuyo origen se remonta al ó griego.


El tomo termina con el que sería el segundo poema épico de la obra (de la noche 549 a la 572), la «Historia de Garib y Achib, su hermano», donde al principio casi parece un reciclaje de las aventuras de los héroes persas de Ferdows con tintes sumerios (Gilgame contra el gigante Jumbaba, etc.) e hindúes (nacimiento accidentado como el de Ka), pero que al poco se convierte en un relato apologético que trata de las conversiones en masa al islam, donde Garib no muestra clemencia alguna a todo aquel que no abrace la religión del Profeta. Aquí veremos cómo hacen mofa y befa del culto a los ídolos que tanto recuerda el Corán que deben dejar atrás en pos de la Unicidad, y el odio cerval a los zoroastras y su Fuego. He perdido la cuenta de la cantidad de reinos que arrasan a su paso, ya sean de mortales o de efrits, por negarse a cambiar de religión. Les basta con acogerse a Alá antes de cada batalla para volverse virtualmente invencibles ante todos los enemigos de su fe. Pero bueno, si tuviera que elegir, me quedaría con la primera épica, «Historia del rey Omaru-n-Nômán y de sus hijos Scharkán y Zu-l-Mekán», por ser más variada y rumbosa.

Termino septiembre con Thou Art That: Transforming Religious Metaphor de Joseph Campbell. El título proviene de la máxima sánscrita tat tvam asi (), que podría traducirse al español por «tú eres eso». Para el autor saber esto es esencial para comprender el lenguaje metafórico de la mitología y la religión, que por su trayectoria podría representarse como un órgano de iglesia en el que cada tubo (cada mitología) emitiría una resonancia tonal distinta pero que juntas conformarían una música majestuosa. Cada tema tendría en común el origen del ser humano, porque aunque cada tradición parezca diferente, si nos fijamos bien nos descubriremos en la literatura, ritos y símbolos de otras culturas. La idea del libro es presentarnos una forma de entender l tradición judeo-cristiana alejada de la continua malinterpretación de las instituciones religiosas en cuanto a que presentan las connotaciones de las metáforas espirituales como denotaciones de referencias históricas. Por ejemplo, el nacimiento virginal de Jesucristo o la Tierra Prometida, entendido el primero como algo literal y no espiritual, y lo segundo como un punto geográfico concreto y no como el lugar interior al que accedemos a través de la contemplación.


Empieza por contar que una mitología es el conjunto de imágenes simbólicas, narrativas y metafóricas de las posibilidades de la experiencia humana y la culminación de una determinada cultura en un momento dado. Los mitos cumplen cuatro funciones: 1) reconciliar la conciencia con el mysterium tremendum et fascinans del universo, 2) presentar una imagen consistente del orden del cosmos y la noción de que la sociedad humana debería participar del mismo, 3) validar y apoyar un orden moral específico que tiene su origen en la sociedad en la que surja esa mitología, y 4) guiar al individuo a través de las diversas etapas y crisis de la vida. Habla también de la importancia de los símbolos y su fuerza metafórica, que sirven para hacernos partícipes en la comprensión de la trascendencia. Esas metáforas son elementos esenciales que muestran el esplendor del mundo tal y como es, no si debería ser de tal o cual manera.

 

Divide el conjunto de religiones en dos grandes grupos: las del Este de Irán y las del Oeste. Una de las mayores diferencias entre ellas es que en las del Este (zoroastrismo, judaísmo, cristianismo, islam...) Dios hizo el mundo, pero Dios y el mundo no son lo mismo. Existe una distinción ontológica y esencial en nuestra tradición entre el creador y la criatura, pues su meta no es identificarse con lo trascendente, sino entrar en contacto con Dios, que subyuga su juicio. En cambio, es todo lo contrario en el Oeste, donde todos formamos parte de ese Dios que está más allá de la comprensión humana. Esto viene a cuento porque otra de las diferencias entre los dos grupos es que en el Este destruyen la inefabilidad de la experiencia religiosa al formularla y concretizarla. Como ejemplo contrario del Oeste tenéis el mismo Dàodé jng, que al nombrarlo dejaba de ser Dào.


Siguiendo con el tema, Campbell compara el espacio y el tiempo kantianos con el my hindú, el mundo ilusorio que oculta lo trascendente. Dios no es un hecho porque los hechos son objetos del tiempo y el espacio, una imagen del campo onírico. «Dios» es una palabra que nos remite a cualquier cosa que pueda ser concebida o nombrada. Contrapone también la lógica aristotélica del «A no es no-A» con el misterio de Oriente y su oxímoron «esto es, pero no es», y que en otro nivel de conciencia el misterio último trasciende las leyes de la lógica dualista, la causalidad y el espacio-tiempo.

 

Como apunte, habla de cómo en el Antiguo Testamento se ataca a la Naturaleza, que califican de corrupta y de pecador a todo aquel que siga sus instintos primarios. Esto es así porque los pueblos circundantes al hebreo adoraban a ídolos que representaban distintos aspectos de la Madre Naturaleza, que es básicamente ecuménica, pero como ellos vivían en el desierto y la naturaleza les era hostil, su Elohim pasó a ser un dios tribal que seguía leyes sociales, de modo que era intransferible e irreconciliable con los demás. De aquellos polvos vienen estos lodos.

 

Para terminar, si queréis ampliar información sobre los símbolos de la mitología podéis escuchar estos tres podcast de Philosophize This! que hablan del tema relacionándolo con la semiótica y el estructuralismo: introducción, primera y segunda parte. En cualquier caso, esta obra de Campbell me parece de obligada lectura si queréis acometer los textos sagrados.


Editado por Memnoch
Like Like

Hilos de venta de mi colección de juegos y miscelánea consolera: Nintendo / Sony / Microsoft / PC / Retro
Mis lecturas (+ RPG): 2017 / 2018 / 2019 / 2020Índice de editoriales

Veramente più volte appaion cose
che danno a dubitar falsa matera
per le vere ragion che son nascose.

¿Quieres jugar a Divinity: Dragon Commander en español? ¡Clica aquí!

spacer.png

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

nomada estelar Genos

Publicado
vida restante: 100%

Oye, Memnoch, qué buenas lecturas. Suerte con Las mil y una noches (que yo por una razón que desconozco tengo dos versiones completas; bueno, sí sé: soy un consumista), que es una tarea dura, pero, como veo por tus comentarios, gozosa.


 


Me llama la atención tu comentario sobre Campbell. Yo dentro de poco (tal vez el siguiente año, si no muero a manos del Viet Cong) buscaré hacerme con su obra más asequibles, en cuanto a precio: El heroe de las mil caras. Se nota que es un autor la mar de interesante.


Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

albornoz Bang

Publicado
vida restante: 100%

Puessssss, leyendo Canallas. Algunos relatos me parecen MEH pero también hay chicha. Eso si, el libro es un doblamuñecas. Dios que tocho. Por otro lado tengo también empezados: Ha vuelto (Hitler), El conde de Montecristo y La isla del tesoro.



Maravilloso y hacendado

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

alfon7193 PARIETINAE UMBRA

Publicado
vida restante: 100%

 

Puessssss, leyendo Canallas. Algunos relatos me parecen MEH pero también hay chicha. Eso si, el libro es un doblamuñecas. Dios que tocho. Por otro lado tengo también empezados: Ha vuelto (Hitler), El conde de Montecristo y La isla del tesoro.

 

 

Yo leí los de Gaiman, Rothfuss y Martin, porque son de los que he leído la obra original. Todos son anécdotas basadas en obras, ¿no? ¿Hace falta leer la obra original? Porque ni he intentado leerlos, no estoy cómodo leyendo cosas desordenadas.


oofTggw.gif

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Aeo IGNIS EXCUBITOR

Publicado
vida restante: 100%

Yo leí los de Gaiman, Rothfuss y Martin, porque son de los que he leído la obra original. Todos son anécdotas basadas en obras, ¿no? ¿Hace falta leer la obra original? Porque ni he intentado leerlos, no estoy cómodo leyendo cosas desordenadas.

 

En ese sentido me ha pasado lo mismo con unos libros que tienen relatos basados/ambientados en otras obras importantes y no sé si hay que haber leído antes algo o no hace falta. A ver si recuerdo cuáles eran...

 

Éstos:

 

leyendasbiencreo_0.preview.jpg-Leyendas_0.preview.jpg

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

albornoz Bang

Publicado
vida restante: 100%

Yo leí los de Gaiman, Rothfuss y Martin, porque son de los que he leído la obra original. Todos son anécdotas basadas en obras, ¿no? ¿Hace falta leer la obra original? Porque ni he intentado leerlos, no estoy cómodo leyendo cosas desordenadas.

 

 

Nop, No hace falta leer la obra original. 

Cuando termine ya haré una mini reseña de cada relato.


Maravilloso y hacendado

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Memnoch Freezer

Publicado
vida restante: 100%

Oye, Memnoch, qué buenas lecturas. Suerte con Las mil y una noches (que yo por una razón que desconozco tengo dos versiones completas; bueno, sí sé: soy un consumista), que es una tarea dura, pero, como veo por tus comentarios, gozosa.

 

 

 

Me llama la atención tu comentario sobre Campbell. Yo dentro de poco (tal vez el siguiente año, si no muero a manos del Viet Cong) buscaré hacerme con su obra más asequibles, en cuanto a precio: El heroe de las mil caras. Se nota que es un autor la mar de interesante.

 

Yo tengo tres. :lol: Hay obras que pueden interpretarse y traducirse de tantas formas que más vale tener más de una versión, ni que sea para consultarla ocasionalmente.

 

Tengo el tercer tomo preparado de Las mil y una noches, pero no lo empezaré hasta que no termine otro libro que tengo por ahí. Lo que pasa es que precisamente al ser una lectura muy larga si no te centras casi en exclusiva en ella te da la sensación de no estar avanzando. Supongo que dedicaré un buen tiempo solo a eso.

 

Ya te digo, yo he flipado con Campbell. Sabía que me iba a gustar porque suelen asociarlo a Mircea Eliade, otro historiador de las religiones que me encanta. Estoy esperando que Atalanta publique el cuarto tomo de Las máscaras de Dios como agua de mayo. Le he enviado un correo a la editorial preguntando fechas y en principio saldrá a finales de octubre, y en diciembre lanzarán los cuatro tomos con su correspondiente funda, que nunca está de más.

 

Like Like

Hilos de venta de mi colección de juegos y miscelánea consolera: Nintendo / Sony / Microsoft / PC / Retro
Mis lecturas (+ RPG): 2017 / 2018 / 2019 / 2020Índice de editoriales

Veramente più volte appaion cose
che danno a dubitar falsa matera
per le vere ragion che son nascose.

¿Quieres jugar a Divinity: Dragon Commander en español? ¡Clica aquí!

spacer.png

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Tio guay Methuselah

Publicado
vida restante: 100%
Ahora mismo estoy con La Caída de los Gigantes, de Ken Follet. Lo cogí con entusiasmo pero se me está haciendo un poco bola. Lo terminaré porque voy por la página 800 de 1000 aproximadamente, pero ahora mismo me da la impresión de que prometía más de lo que finalmente fue.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrese para obtener una cuenta nueva en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una nueva cuenta

Conectar

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Conectar ahora

  • Explorando recientemente

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

  • Crear nuevo...