Jump to content
  • Buscar en
    • Más opciones...
    Encontrar resultados que contengan...
    Encontrar resultados en...
Yemeth

Suzanne Valadon, de musa a artista

Publicaciones recomendadas

Yemeth Raam

Publicado
vida restante: 100%

 

Suzanne Valadon

Postimpresionismo. Francia.

 

Suzanne-Valadon.jpg

 

 

"El siglo XIX fue el siglo en el que quedó plenamente establecida la moral, la legislación y la política burguesas. Ella tuvo la suerte, digamos, de pertenecer a una clase social inferior y probablemente eso fue lo que le permitió vivir su vida tal como quiso".

(Ángeles Caso. Arte y Libertad. Las mujeres de la Belle Époque.)

 

Suzanne Valadon, nacida en 1865 como Marie Clémentine Valadon, creció en pleno auge del impresionismo. Era hija natural de una lavandera que tuvo que encargarse de su cuidado sin ayuda. Mientras su madre trabajaba, ella vagaba por Montmartre, a su aire, sin ningún tipo de supervisión. Contemplaba a los artistas, sus lienzos, sus técnicas. En ese ambiente bohemio, la pequeña Marie Clémentine se desenvolvía con soltura y, aunque comenzó a trabajar a los nueve años como aprendiz en una fábrica textil, su inquietud por la pintura no se perdió en los telares.

Suzannne.jpg

Es cierto que su madre no podía permitirse (ni permitirle) ningún capricho y eso significaba para ella la inclinación de su hija por el arte: una extravagancia de niña descabezada. Claro que la Valadon no tenía precisamente un carácter conformista y los siguientes trabajos como fregona, camarera, ayudante en una funeraria y vendedora de verduras en Les Halles no se acercaban ni de lejos a sus expectativas artísticas. Así que, a los dieciséis, se enroló en el circo Mollier. Siete meses le duraron las acrobacias sobre el trapecio. Se estampó contra el suelo y las lesiones le impidieron continuar su carrera de trapecista. No se dio por vencida. Recogió las esquirlas del golpe y, con las mismas, una belleza inusual y una personalidad irreductible, Marié Clémentine comenzó su proceso de conversión en Suzanne Valadon.

La gamine (la chiquilla) se introdujo en los ambientes artísticos de la Belle Époque. Pasaba las tardes en los cafés de Montmartre y fue musa de los artistas que admiró de niña. Zandomeneghi, Puvis de Chavannes, Berthe Morisot, Renoir la inmortalizaron en sus telas. Con Toulouse-Lautrec, además de aprender diferentes técnicas pictóricas, le unió una profunda amistad. Siempre rodeada de hombres que le triplicaban la edad, devino Suzanne, como una alegoría de la historia de Susana y los viejos. Eso relatan las crónicas.

La risueña. Santiago Rusiñol.

004003-000.JPG

Suzanne Valadon en “La trenza” de Pierre Auguste Renoir (1886)

Pierre-Auguste-Renoir-Suzanne-Valadon.jp

 

“La lavandera” de Henri de Toulouse-Lautrec (1884-1888).

eyJ0eXAiOiJKV1QiLCJhbGciOiJIUzI1NiJ9.eyJ

 

La joven modelo practicaba, aprendía, exprimía con intensidad la magnífica oportunidad de vivir la vida que quiso y como quiso. Al margen de las convicciones burguesas y de las restricciones sociales, Suzanne Valadon trabajaba en sombra, se impregnaba del olor a trementina y óleo de su entorno. Toulouse-Lautrec quedó fascinado cuando descubrió sus dibujos, pero fue Edgar Degas quien impulsó su talento. El artista sí supo de sus bocetos y la animó a dedicarse profesionalmente a la pintura. Admiró sus trazos libres, la destreza de su pintura suelta, los tonos que bullían en sus telas. Le consiguió también varias exposiciones en diferentes galerías de París.

 

Henri Toulouse Lautrec, “Retrato de Madame Valadon, artista y pintora”, 1885

nMiC_whvRIbudF-W4h_IxTnTVoHunJ-DwizLvn_S

 

Suzane Valadon es “La bebedora” (1888) de Henri de Toulouse-Lautrec

04ec0f_de0effb3553c47eca353de67b9b19937~

Las primeras pinturas conocidas de Suzanne Valadon son retratos de niños, que realizó entre 1892 y 1893. Para entonces, ella ya tenía un hijo de 10 años cuyo padre nunca estuvo del todo claro. Maurice no tuvo apellidos hasta que el periodista español Miguel Utrillo y Molins le prestó el suyo. El niño, que iba a convertirse en un genio alcoholizado y conflictivo, fue el cómplice artístico de su madre, su modelo, su tormento y el de la abuela Madeleine. Con ella se crio mientras Suzanne vivía la vida loca junto a Erik Satie y sentaba la cabeza gracias al banquero Paul Moussis.

Pierre Auguste Renoir “Baile en Bougival” 1982 (Suzanne Valadon)

tumblr_nezof3RCqD1qfcut3o1_1280-546x1024

Pero la pintora amaba la luz mortecina de las tardes, el barullo de las tabernas, el sabor a absenta y a flores de mal, la bohemia por sobre todas las cosas. Aquella existencia burguesa, apartada de la gran urbe no podía durar demasiado. Una mañana cualquiera agarró telas, bastidores, pinceles y tarros y se plantó en París. Atrás quedaron los bodegones orondos y los sillones de orejas. La artista era extravagante: siempre llevaba consigo un manojo de zanahorias, no sabemos bien porqué, y tenía en su estudio una cabra para que se comiera sus malos dibujos. Rodeada de gatos, la Valadon los alimentaba todos los viernes con el mejor caviar.

Suzanne Valadon, Maurice Utrillo, André Utter, en su estudio (1926)

suzanne_valadon1.jpg

La obra de Valadon es magnífica. Destaca su dominio de las composiciones y lo vibrante de sus coloridos. Pintó todos los géneros, pero fue famosa por sus desnudos. Tengamos en cuenta que en la época era un escándalo que una mujer pintara desnudos femeninos. Masculinos ya era impensable. Por supuesto Valadon pintó a hombres y mujeres, y los pintó mejor que nadie en la época.

Al final de sus días murió feliz, rodeada de amigos y familia, y libre, tal y como vivió cada minuto de su vida.

 

Raminou sentado en una tela.

zX8E6oL0.webp

 

La echadora de cartas (El futuro revelado).

eyJ0eXAiOiJKV1QiLCJhbGciOiJIUzI1NiJ9.eyJ

 

QfRp6UknF_QnF2vkvy2CxkepTh5ngT6tvxI4opk.

 

 

La muñeca abandonada.

eyJ0eXAiOiJKV1QiLCJhbGciOiJIUzI1NiJ9.eyJ

 

La habitación azul. 

valadon1.jpg

 

 

 

 

Like Like

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

golope ZEUS

Publicado
vida restante: 100%

Me gustan todos esos cuadros, tanto los suyos como los de otros pintores donde sale ella.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Restaurator cube Aldia, Erudito del Primer Pecado

Publicado
vida restante: 100%

Estaba buena y además era muy buena artista, a la altura de los grandes impresionistas de la época


Sssssshhhhhhhhhhh o callarás para siempre

   

Spoiler

spacer.png

vmvsB8n.gif20190722_183803.gif

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Yorick Brown PARIETINAE UMBRA

Publicado
vida restante: 100%

Las mujeres con grandes pechos naturales son muy atractivas, nos conecta con nuestro pasado y las milenarias Venus de grandes pechos y generosa grasa corporal que representaban la fertilidad, la vida, el futuro.


Nwhofn7.jpg

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrese para obtener una cuenta nueva en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una nueva cuenta

Conectar

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Conectar ahora

  • Explorando recientemente

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

  • Crear nuevo...