Jump to content
  • Buscar en
    • Más opciones...
    Encontrar resultados que contengan...
    Encontrar resultados en...
kaluza5

Relatos del concurso de verano 2019

Publicaciones recomendadas

kaluza5 RAIDEN

Publicado
vida restante: 100%

Hola a todos, abro hilo para colgar los relatos del concurso de este verano que al final no se celebró por quorum insuficiente. Os recuerdo la condición de esa edición:

"El relato debe estar ambientado en el salvaje oeste. En el relato deben aparecer, de forma relevante, como mínimo un personaje de una película, uno de un libro y uno de un videojuego, y el protagonista o la protagonista debe ser  bizco."


Empiezo con el mío y próximamente @guetto_spirit y @albornoz subirán los suyos. Animo a todas las foreras y todos los foreros a leerlos y comentarlos.

[Please, que alguien me explique como mencionar foreros con este nuevo y fabuloso formato de foro]

 

[Editado: Sí, es poniendo la arroba]

Editado por kaluza5

For a successful technology, reality must take precedence over public relations, for Nature cannot be fooled.

Richard Phillips Feynman

 

http://elcolordelafi...logspot.com.es/

 

https://www.youtube....ay_KOvnHJL6LLbw

 

 

 

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

kaluza5 RAIDEN

Publicado
vida restante: 100%

Érase una vez en el salvaje oeste

    Caroline Smith, alias Carol la bizca, y el resto de su banda, tres hombres rudos y feroces, nunca pensaron que el atraco al tren se fuera a complicar en una lucha despiada por salvar la vida. La pistolera pensaba dar el golpe en el ferrocarril de la Union Pacific a su paso por Colorado, cerca de la frontera con Nebraska. Durante muchos años, los periodistas que describían sus robos no se explicaban porque se apodaba la bizca, si tenía los ojos perfectamente alineados, hasta que un día, un miembro borracho de su banda y uno de sus múltiples amantes se lo confesó a un reportero que le estaba invitando a varias rondas de wiskis.


    Carol y sus secuaces: Bob, Dick y Pat (al que se le fue la lengua con el apodo de la bizca) habían subido al tren en el último vagón, el de tercera clase, que iba casi vacío, exceptuando a un grupo de la congregación católica de El Paso, llamado Mary’s Station, que iba al torneo interestatal de bridge. La pistolera miró su reloj de cadena y avisó al grupo de que era la hora señalada para dar el golpe.


    —Atentos, pronto cruzaremos la frontera con Nebraska. Damos el golpe y nos bajamos en Ogallala, donde he alquilado unos caballos que nos están esperando en la cuadra de la estación —dijo Carol en voz baja.
    —¿Empezamos robando a estos? —pregunto Dick.
    —No merecen la pena, parecen pobres de solemnidad y con pinta de no llevar ni un dólar encima —contestó Carol—. Venga, poneos los pañuelos y vayamos a buscar a los ricachones que viajan en el tren.


    El vagón de primera clase había recibido a nuevos viajeros tras parar en Julesburg, Colorado, una hora antes de que la banda de Carol decidiera que ya había llegado el momento del robo. Hasta entonces, los únicos pasajeros que habían viajado ininterrumpidamente desde el principio del trayecto, en San Francisco, habían sido dos hombres y una mujer que saludaron a los recién llegados, los cuales, tras colocar sus equipajes, empezaron con las presentaciones.


    —Buenas tardes, me llamo Walter Parks Thatcher y soy el tutor de este jovencito que se viene conmigo a la costa este, a convertirse en un hombre de provecho.
    —Charles Foster Kane —añadió el joven sabiendo que los demás querrían saber su nombre—. Perdóneme señora, pero, ¿usted de dónde viene? No parece de por aquí.
    —¡Válgame el cielo! ¿Es que no te han enseñado modales? ¡Discúlpate! —saltó indignadamente Walter con cara de pocos amigos.
    —No se preocupen. Soy Aouda y vengo de Bundelkhand, en la India —medió la aludida.
    —La señora Aouda ha sido muy humilde, en realidad es toda una princesa que nos está acompañando desde que atravesamos las posesiones indias del Imperio Británico —intervino un hombre flemático y elegantemente vestido, con acento londinense—. Me presento: soy Phileas Fogg, caballero inglés, y estoy dando la vuelta al mundo con mi valet, Jean Passepartout y con Mrs. Aouda.
    —Un placer, señores —añadió el mayordomo con un fuerte acento francés.


    Por último, quedaba un tipo con un abrigo y gorro de piel que estaba luchando por sacar una pequeña caja de madera de su equipaje y que por eso fue el último en presentarse. Sin decir todavía nada, con su poblada barba, y el resto de su blanca cara enrojecida por el fuerte sol del oeste americano, los demás ya sospechaban que era ruso, hecho que corroboraron a continuación.


    —Creo que están esperando a que me presente, soy Alekséi Leonídovich Pázhitnov, aunque me conocen como Tetris desde siempre en mi ciudad natal de Novoarkhangelsk —habló el barbudo con un fuerte acento ruso.
    —¿Cómo dice? —preguntó Walter— ¿Viene de Rusia?
    —No, ya no. El zar Alejandro II vendió sus posesiones en este continente y decidí convertirme en ciudadano americano. Creo que ustedes conocen esos territorios como Alaska.
    —¿Por qué le llaman Tetris? —preguntó con curiosidad el joven Kane.
    —Soy el cuarto de cinco hermanos, así de simple. También pienso llamar así a un nuevo tipo de puzle, que acabo de crear, y que llevo en esta caja.
    —Muy interesante, ¿podría enseñarnos como se juega? Nunca pierdo la oportunidad de aprender un nuevo juego y de apostar en este, si surge la ocasión —añadió un intrigado Phileas Fogg.
    —Es muy sencillo, se reparten paneles rectangulares a los jugadores, para que se vayan rellenando por turnos con las piezas, llamadas tetrominós, las cuales tienen cinco formas diferentes. El primero que complete el panel, o se deje el menor hueco por cubrir, gana.
    —Parece divertido —añadió Kane—. ¿Cómo se escogen las piezas?
    —Las piezas no las escoge el jugador, sino que están mezcladas al azar y salen una a una, empujadas por este dispensador con resorte. Así, nunca se sabe cuál va a salir en tu turno, lo que le añade emoción al juego.
    —Es un juego fácil de aprender, ¿qué les parece si echamos todos una partida? —preguntó Aouda.
    —Estoy completamente a favor de la idea —añadió rápidamente el señor Fogg—, aunque jugar a algo sin apostarse unas libras…
    —Por favor, Phileas, esta vez sin apuestas… —le pidió amablemente la princesa al señor Fogg con voz suave y movimiento rápido de pestañas.
    —Como prefieras —claudicó rápidamente el flemático, aunque no imperturbable, caballero inglés.


    Los seis se repartieron igual número de paneles rectangulares y empezaron a disponer piezas conforme iban saliendo. El juego se fue volviendo cada vez más dinámico y rápido, conforme iban cogiendo habilidad en juntar las piezas de la mejor forma posible para tratar de rellenar los rectángulos. De esta forma, completamente enganchados a la partida, fue como se los encontraron la banda de atracadores. Al ver que no se inmutaban ni cuando un grupo de forajidos con la cara tapada entraban en el vagón, Carol decidió disparar un tiro al techo.


    —Me alegra contar con vuestra atención ahora —empezó a decir Carol a los asustados jugadores del juego de Tetris.
    —¿Qué es lo que desea? —Preguntó un imperturbable Phileas Fogg.
    —Vaya, el señoritingo inglés quiere saber qué es lo que quiero, pues te lo voy a decir: ¡Quedarme con tus jodidos dólares y si te pones gallito meterte un tiro entre ceja y ceja!
    —Lo siento, no tengo dólares, solo libras esterlinas, la moneda del Imperio Británico, el más grande del mundo.
    —¡Ja, ja, ja! Fíjate que es tonto el tío… —se rio sonoramente Pat.
    —¡Cállate Pat! Que todavía me acuerdo de tu cagada con el periodista… —cortó furiosa Carol.
    —Es la banda de Carol la bizca —le dijo entre susurros Kane a Aouda.
    —¿Por qué la llaman la bizca? —preguntó con inocencia la princesa india— No lo parece…


    Disimuladamente y sin que la viera la forajida, Kane se metió ambos pulgares entre los dedos índice y corazón de cada mano. A continuación, puso los puños a la altura de su pecho y con el pulgar izquierdo apuntaba hacia arriba y a la derecha y con el pulgar derecho hacia abajo y a la izquierda. La princesa, como mujer que era, comprendió rápidamente el gesto y se sonrojó visiblemente. Desafortunadamente, Dick se dio cuenta en el último momento del gesto del chaval y lo levantó rápidamente tirándole de la oreja.


    —¡Fíjate en el mocoso este! Se estaba burlando de ti, Carol.
    —¡Yo no me reía de nadie! Solo sé lo que dicen los periódicos.
    —¡Los periódicos solo cuentan las mentiras que quieren sus dueños que leas! Espero que te acuerdes de lo que te digo —gritó una indignada Carol agitando su revolver ante la cara del asustado Kane.


    En ese momento, una flecha entró por una ventana abierta, pasando entre las caras de Carol y Kane, clavándose en la pared contraria del vagón. A continuación, unas cuantas más entraron por las ventanas, obligando a agacharse a todos.


    —Son indios arapahoe —indicó Phileas Fogg— originarios de estas tierras.
    —No alardees tanto de saberte la Enciclopedia Británica, inglés estirado —le cortó tajante Carol— ¿tienes revolver y sabes disparar?
    —Por supuesto —respondió Fogg.
    —Perfecto. ¡Todo el que tenga un arma que dispare a esos cabrones! ¡Como nos pillen, nos matan a todos y nos cortan la cabellera! —Ordenó Carol.
    —¡Yo no sé disparar! —exclamó Aouda.
    —Toma uno de los míos y aprende —cortó tajante Carol—. A los hombres los matarán enseguida, pero con nosotras se divertirán un poco, antes de hacerlo. Creo que ya sabes a que me refiero…
    —Lo sé. ¿Qué hago? ¿Disparo al bulto?
    —Eso es. Empieza apuntando a aquel de allí.


    Aouda disparó a un indio que iba a caballo. Bueno, le quería disparar al jinete y le acabó reventando la cabeza a la pobre montura. El resultado es que de todas formas el atacante se quedó en el suelo malherido y aplastado por el animal muerto. Todos, ladrones y viajeros se apelotonaron en torno a las ventanas disparando a aquellos que se acercaban al tren. La mayoría de los indios disparaban flechas, pero algunos pocos tenían también rifles. Esos eran los más peligrosos y todos los que disparaban desde el vagón trataban de apuntar contra ellos. Tetris tenía buena puntería con su rifle, tras haber cazado osos y alces durante muchos años en los territorios polares, y estaba dando cuenta de bastantes de ellos. Los inexpertos, como Passepartout, Kane y Aouda, tenían suerte si derribaban a algún indio de vez en cuando.


    —¡El tren debe ir más rápido! —gritó Fogg. 
    —¡Tienes razón, inglés! —exclamó también Carol para hacerse oír entre el ruido de las armas de fuego— ¡Ve y díselo a los maquinistas! ¡Bob, tienes que ir a desenganchar el último vagón para que corramos más!
    —¡Allá voy, Carol! —Dijo un voluntarioso Bob, que había sido ascendido recientemente a amante de su jefa tras la caída en desgracia de Pat en esos menesteres.


    Phileas Fogg llegó primero a la locomotora y allí se encontró a los maquinistas alimentando con carbón a la máquina, que ardía como los fuegos del infierno.


    —¡Señores!¡Hay que dar más potencia, nos alcanzan los indios!
    —¡Ya lo sabemos! Si quiere que esto corra más se tendrá que arremangarse y echar carbón también. ¡Ahí tiene otra pala! —Dijo el jefe de maquinistas.
    —¡Y suerte que tenemos carbón de sobra! ¡Si no habría que quemar hasta la madera del tren para escapar de esos cabrones! —Añadió el ayudante, un joven muchacho lleno de carbonilla hasta las cejas.


    Mientras Fogg se disponía a agachar la espalda para trabajar, por primera vez en su vida, Bob llegaba a la parte final del tren. Pensó en avisar al grupo de Mary’s Station, para que salieran de ahí, pero los muy tontos no habían siquiera abandonado la partida de bridge para disparar contra los indios. “Que os follen, pringaos” Pensó Bob antes de desenganchar el vagón.


    El tren, aliviado de peso, y con una locomotora al máximo de presión de vapor, consiguió unas cuantas millas más por hora que fueron cruciales para escapar del peligro. Los caballos de los indios iban perdiendo fuelle y se fueron perdiendo en la lejanía. Mientras, Ogallala iba apareciendo en el horizonte y todos los pasajeros del tren portaban armas recién disparadas, por lo que Carol decidió sabiamente que era mejor quedar todos como amigos, aplazar el atraco para otro día, y escapar raudos en cuanto el tren llegase a la estación.


    —Bueno, hemos tenido suerte de librarnos de esos bastardos, ¿a qué sí? —Dijo Carol pensando especialmente en que el rifle del ruso sería letal a corta distancia— Es una pena que nos bajemos tan pronto, pero estáis invitados a una ronda de wiskis si algún día paráis en Cañon City. Siempre tendréis la gratitud de toda mi banda. ¡Vámonos chicos!
    —Gracias por enseñarme a disparar —dijo Aouda a Carol.
    —De nada y no dejes escapar a ese panoli inglés. Está coladito por ti —se despidió Carol mientras le guiñaba un ojo.


    El resto, es historia: Fogg dio la vuelta al mundo, Kane fundó un imperio empresarial y un tataranieto de Tetris triunfó programando el juego de su antepasado.


For a successful technology, reality must take precedence over public relations, for Nature cannot be fooled.

Richard Phillips Feynman

 

http://elcolordelafi...logspot.com.es/

 

https://www.youtube....ay_KOvnHJL6LLbw

 

 

 

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

guetto_spirit PRAESIDIUM VIGILO

Publicado
vida restante: 100%

Viaje por los senderos de la mente

 

Awan cerró sus ojos bizcos mientras el chamán deslizaba los artríticos y arrugados dedos, embadurnados con la tintura ritual, por su cara. Volvió a abrirlos cuando empezó a trazar líneas por su pecho.

 

—Es la hora, muchacho —dijo el anciano una vez terminó de dibujar sobre la piel del niño.

 

El apenas adolescente dirigió sus pasos hacia el tipi donde se celebraría la ceremonia. En su tribu, los recién nacidos recibían un nombre genérico como Awan —“alguien”— hasta que a los diez años realizaban la búsqueda espiritual que les daría su nombre definitivo.

 

El calor asfixiante lo golpeó, casi como algo sólido, nada más desplazar la piel que tapaba la abertura de acceso a la tienda cónica. En el centro de la misma, un círculo de piedras delimitaba unas brasas incandescentes, que teñían el interior del recinto de tonos rojizos. Awan se sentó junto a las piedras con las piernas cruzadas, mientras el chamán comenzaba su danza ritual alrededor. Cuando hubo terminado, arrojó el contenido de un saquito a las brasas, que inmediatamente comenzaron a avivarse y a emitir humo. El anciano salió, tapando la entrada tras de sí. El chico cerró los ojos y empezó a respirar lentamente, casi paladeando el aroma dulzón que se expandía por la estancia. Sintió como se le empezaba a abotargar la mente…

 

***

 

El cuervo sobrevoló el paisaje baldío, tan diferente a las llanuras que eran su hogar. El terreno era grisáceo y ennegrecido, trufado de rocas angulosas y afiladas, entre las que a duras penas asomaban escasos arbustos raquíticos y desnudos.

 

Awan fue consciente de que en su forma de cuervo también era bizco, ya que no era capaz de captar la profundidad de lo que veía. Abajo, destacando entre lo oscuro del entorno, divisó una pequeña forma, similar a la de un niño pequeño, famélico y mortalmente pálido, junto al cadáver de un animal que no supo identificar. Decidió descender, abandonando la bandada de las tierras brunas de la que formaba parte.

 

—¡Atrássss, pájaro! —siseó el extraño ser cuando Awan se posó sobre el animal muerto, mientras gesticulaba con los brazos para espantarlo—. ¡La comida essss mía, ssssólo mía!

 

El ave aleteó hasta una roca cercana y estudió al ser con vivo interés. Visto de cerca, era evidente que no era un niño: escuálido, casi esquelético, con unas manos y pies desproporcionadamente grandes, al igual que la cabeza, cubierta por unos cabellos ralos y escasos, y en la que destacaban unos grandes ojos con un extraño fulgor verdoso. La cara y los brazos, casi hasta la altura de los codos, aparecían manchados de sangre. La criatura los hundía en el costado del cadáver, mientras arrancaba pedazos de carne a dentelladas.

 

—¡Essspía! —aulló al comprobar que el cuervo seguía allí—. ¡Esssspía, márchate! ¡Gollum!

 

Y dicho esto, saltó sobre Awan, que a duras penas pudo salir volando y esquivarlo. Pero el extraño ser rebotó contra la roca como un resorte, y atrapó al pájaro en pleno vuelo. En cuanto volvió al suelo, no dudó en hincar sus dientes en el emplumado pescuezo.

 

***

 

—¡Tommy! ¡Tommy! ¡Despierta! —Awan abrió los ojos al escuchar los gritos.

 

La autora era una mujer, de rasgos indudablemente indios, atrapada en una especie de jaula, al igual que lo estaba él. La mente de Awan no podía comprender dónde se hallaban: todo el entorno parecía una mezcla de metales y vísceras gigantescas, gran parte en constante movimiento.

 

—¿Jen? —El nombre afloró a los labios de Awan sin que éste supiera por qué lo conocía.

 

Súbitamente, el habitáculo donde estaba recluida se movió y desapareció a través de una abertura que se abrió y cerró en la pared del fondo, dejando el grito de la mujer suspendido en el ambiente. El indio forcejeó sin éxito con su prisión, que no cedió un ápice. Gritó de impotencia.

 

Y entonces, todo cambió para Awan. Una semioscuridad lo invadió todo, y las formas se tornaron difusas, fantasmales. Un cuervo luminoso y etéreo aparecía posado sobre una especie de mueble, varios metros más allá. Awan se miró a sí mismo y comprobó, sorprendido, que era tan fantasmal como el ave. Es más, podía atravesar sin problemas la jaula, cosa que hizo inmediatamente. Se giró y vio que dentro del habitáculo, inmóvil, se encontraba lo que debía ser el cuerpo de Tommy, que su espíritu acababa de abandonar.

 

El ave graznó, llamando su atención. Awan fue hacia él, entendiendo que era lo que el animal reclamaba. Éste no alzó el vuelo cuando estuvo a su lado.

 

—¿Quieres que haga algo aquí, pájaro? —Empezó a pasar las fantasmales manos por la consola, hasta que un siseo anunció que la jaula que albergaba el cuerpo inerte de Tommy se había abierto. Se dirigió hacia allí.

 

El cuervo volvió a graznar, esta vez con apremio. Awan se giró y vio al ave sobrevolando una extraña criatura que acababa de entrar a la estancia. Ésta parecía no percibir al pájaro guía.

 

—Que Manitú me proteja —musitó Awan, mientras comprobaba con estupor que en sus manos habían aparecido un arco y una flecha tan etéreos como él mismo. Recordando las lecciones de tiro en el poblado, tensó el arma, apuntó a la cabeza de la criatura, y disparó. El ser, pese a lo incorpóreo de la flecha, cayó muerto al suelo. Al instante, se encontró de nuevo dentro del cuerpo de Tommy.

 

El viaje por el extraño lugar fue arduo y puso a prueba muchas veces la cordura de Awan. Los episodios etéreos fueron muchos, aunque contó con la inestimable ayuda del cuervo fantasma. Se enfrentó a innumerables enemigos, totalmente ajenos a todo lo que conocía el joven indio. Afortunadamente pudo usar en su contra las armas que dejaban al caer abatidos, aunque distaban mucho de parecerse a los bastones escupe-fuego que había visto en alguna ocasión a los hombres blancos. Caminó por senderos que recorrían paredes, suelos y techos, venciendo al mareo, al vértigo y a la desorientación. Y transitó por agujeros en el aire que lo transportaban instantáneamente de un lugar a otro.

 

Finalmente encontró a Jen, pero no como hubiese querido. Estaba sobre una bestia de cuatro patas, grande como un bisonte; sólo que no estaba sobre ella, sino unida a ella, y no parecía reconocerlo: rondaba alrededor suyo, preparándose para atacar. Cosa que finalmente hizo, saltando sobre él y cerrando las gigantescas y poderosas mandíbulas sobre su cuerpo.

 

***

 

Awan volvía a ser un cuervo, uno más entre los diez veces diez pájaros que rodeaban una casa. Había algunas especies conocidas, pero otras que el joven indio nunca había visto: grandes, pequeños, blancos, negros, parduzcos… Todos parecían expectantes, posados en vallas, postes y árboles.

 

Centenares de ojos se volvieron como uno solo cuando la puerta se abrió con un chirrido. De ella surgió una pareja de hombres blancos, ella con los cabellos del color de la paja parcialmente envueltos con una tela.

 

—¡Al coche, Melanie! ¡Vamos, rápido! —gritó el hombre moreno con urgencia. Ambos corrieron sin soltarse las manos.

 

La bandada de pájaros echó a volar para interceptarlos. Awan se unió a ellos. Unos sobrevolaban a la pareja, mientras otros se lanzaban para atacarlos con garras y picos. Los humanos trataban de cubrirse con los brazos y de ahuyentarlos lanzando golpes desesperados a su alrededor.

 

Con esfuerzo, la mujer logró meterse dentro del extraño carruaje sin caballos y cerró la puerta. El hombre se agachó, como si cediese a los embates de sus alados atacantes. Awan se acercó, curioso. Entonces vio que el hombre había agarrado una rama del suelo y empezó a blandirla, golpeando a diestro y siniestro. Varios pájaros cayeron, víctimas de los furiosos arcos trazados por el arma de madera. Awan intentó esquivarla, pero las aves estaban tan próximas unas de otras que no tuvo espacio donde maniobrar. Maldijo su deficiente visión y recibió el impacto de lleno en su cabeza.

 

***

 

Awan abrió despacio sus bizcos ojos. Delante tenía al anciano chamán, y comprobó tras unos parpadeos que se encontraba de nuevo en el tipi sagrado. La atmósfera cargada era ahora más respirable, pero aun así sentía la cabeza pesada y un leve mareo.

 

—Cuéntame lo que has visto, muchacho, ahora que tus recuerdos están frescos.

 

El joven indio contó al anciano sus tres visiones, tan detalladamente como pudo. Cuando acabó, el chamán meditó las palabras de Awan durante unos minutos.

 

—Está bien —dijo asintiendo con un leve movimiento de cabeza—. Acompáñame.

 

Awan se levantó veloz, y a punto estuvo de volver al suelo: el mareo aún no había desaparecido. Pero no quería aparentar debilidad delante del anciano, así que se sobrepuso como pudo y salió de la tienda tras el hombre medicina. Toda la tribu se encontraba allí reunida.

 

—Hermanos —habló el anciano con un tono potente, pese a su avanzada edad—, el joven Awan ha recorrido los senderos ocultos de su alma y ha alcanzado su madurez, ganándose su nombre —apoyó la mano en el hombro del chico—. ¡Dad la bienvenida a Tatsuwa Dakana, Cuervo Buscador! Formará parte de los exploradores de la tribu.

 

Los hombres, mujeres y niños presentes prorrumpieron en gritos de júbilo y celebración, y algunos se acercaron a saludarlo y decirle palabras de apoyo. La celebración se extendería varias horas, ya que la consecución de la prueba sagrada era un gran acontecimiento en la tribu. Tatsuwa estaba exultante: ya era alguien para su pueblo, y no sólo de nombre.

Like Like

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

guetto_spirit PRAESIDIUM VIGILO

Publicado
vida restante: 100%

Perdón por la tardanza, pero los últimos días lo he tenido complicado para entrar al foro desde el pc para colgar el relato. Por cierto, que aprovecho para  🤬 en el nuevo diseño del foro, me va ahora mismo a pedales y he tenido que irme al word del relato para copiarlo y pegarlo, porque al hacerlo desde el mensaje del otro hilo me lo ponía con saltos de línea cuádruples.

 

Cuando pueda colgaré la sala de partos (o sea, cuando la haga 😁 ) y en cuanto ponga @albornoz el suyo comentaré su relato y el de @kaluza5

Like Like

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

kaluza5 RAIDEN

Publicado
vida restante: 100%
hace 13 horas, guetto_spirit dijo:

Perdón por la tardanza, pero los últimos días lo he tenido complicado para entrar al foro desde el pc para colgar el relato. Por cierto, que aprovecho para  🤬 en el nuevo diseño del foro, me va ahora mismo a pedales y he tenido que irme al word del relato para copiarlo y pegarlo, porque al hacerlo desde el mensaje del otro hilo me lo ponía con saltos de línea cuádruples.

 

Cuando pueda colgaré la sala de partos (o sea, cuando la haga 😁 ) y en cuanto ponga @albornoz el suyo comentaré su relato y el de @kaluza5

¡Gracias!

Me esperaré a que @albornoz cuelgue el suyo para hacer los comentarios de vuestros dos relatos y la sala de partos del mío.


For a successful technology, reality must take precedence over public relations, for Nature cannot be fooled.

Richard Phillips Feynman

 

http://elcolordelafi...logspot.com.es/

 

https://www.youtube....ay_KOvnHJL6LLbw

 

 

 

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

subrosandro Alquimista del cielo

Publicado
vida restante: 100%

Pongo mis comentarios a los que ya están

 

Érase una vez en el salvaje oeste

Bueno, Kaluza, tienes unos cuantos fallos ortográficos y gramaticales en el relato. He visto alguna palabra sin tilde, revólver por ejemplo, también un porque en lugar de un por qué (no se explicaban *porque se apodaba) y escribes mal la palabra whisky (también aceptado como güisqui). Usas mayúsculas muchas veces después de la raya del diálogo, algo incorrecto salvo con verbos de accioóndiferente (—¿Qué es lo que desea? —*Preguntó Phileas Fogg.

Respecto al relato en sí, te voy a ser sincero porque creo que es lo mejor para aprender. Hay muchas cosas que no me convencen de tu relato. No la trama en sí, que es bastante original juntar a gente tan dispar como el antepasado del creador del Tetris, Ciudadano Kane y Phileas Fogg, o que la prota sea bizca porque sus pezones apunten hacia los lados. Pero sí la forma que tienes de narrarla. Creo que muchas veces te centras en cosas poco importantes que te sacan de la historia en sí y te hacen gastar palabras en vano. Por ejemplo, ¿era necesario explicar las normas del Tetris y dedicarle tanta importancia? ¿Han contribuido a algo en la trama los congregados católicos y su partida de bridge? ¿No habrás dedicado demasiadas palabras a redactar como había que subir la velocidad del tren? Al final son palabras que podías haber usado en desarrollar otros aspectos de la trama, quizás meter las presentaciones de los personajes de forma menos forzada, o desarrollar más la idea de cómo aparecen los indios, quizás escribir otra forma de librarse de ellos algo más épica. No lo sé, son todo opiniones, aquí no soy yo jurado ninguno ni tengo derecho a ello, pero sí se que el regusto que me ha dejado el relato ha sido ese.

 

Viaje por los senderos de la mente

Este relato me ha gustado mucho. Cumples la condición de manera diferente, introduciendo a los personajes de los tres ámbitos de forma pausada de forma que poco a poco te das cuenta de lo que es (por ejemplo con Gollum, metes primero las tierras brunas, luego el siseo del personaje, luego la descripción y finalmente el nombre). He de decir que no sé a que videojuego te refieres con la segunda historia, y es una pena porque parece bastante chula. No he visto ningún fallo aparente, y los diálogos están bien. Me encantan las descripciones que haces, tanto por lo vívidas que son, como por la forma en la que introduces palabras o expresiones que suenan extrañas pero que le encajan perfectamente a un niño indio de diez años (diez veces diez pájaros, bastones escupe-fuego, cabellos del color de la paja, hombre medicina). Muy bien hecho, Guetto!

Like Like

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

guetto_spirit PRAESIDIUM VIGILO

Publicado
vida restante: 100%
hace 21 horas, subrosandro dijo:

Viaje por los senderos de la mente

Este relato me ha gustado mucho. Cumples la condición de manera diferente, introduciendo a los personajes de los tres ámbitos de forma pausada de forma que poco a poco te das cuenta de lo que es (por ejemplo con Gollum, metes primero las tierras brunas, luego el siseo del personaje, luego la descripción y finalmente el nombre). He de decir que no sé a que videojuego te refieres con la segunda historia, y es una pena porque parece bastante chula. No he visto ningún fallo aparente, y los diálogos están bien. Me encantan las descripciones que haces, tanto por lo vívidas que son, como por la forma en la que introduces palabras o expresiones que suenan extrañas pero que le encajan perfectamente a un niño indio de diez años (diez veces diez pájaros, bastones escupe-fuego, cabellos del color de la paja, hombre medicina). Muy bien hecho, Guetto!

 

Muchas gracias por tus comentarios, me alegro de que te haya gustado el relato. El juego en cuestión es el FPS Prey (no el último, deudor de los System Shock, sino el que salió en 2006). Es un juego interesante, y tenía cosas novedosas (o al menos poco usadas) para la época en que salió, como el uso de portales o mecanismos que alteraban la gravedad de las estancias para resolver puzzles, la opción de hacer un viaje astral para pasar por determinados sitios, o el uso exclusivamente de las armas que dejaban los enemigos, todas ellas extraterrestres. Merece la pena echarle un vistazo.

 

Y ya aprovecho y dejo la...

 

Sala de partos

 

 

Tengo que reconocer que la condición más puñetera es la que puse yo :D Lo del personaje bizco, bueno, era fácilmente subsanable (en mi relato ya se ve que lo menciono varias veces por “necesidades del guión”, pero si el personaje no fuese bizco la historia sería completamente igual). Aunque ayuda en el par de veces que la percepción distorsionada favorece que sea alcanzado.

 

La condición, pese a todo, la cumplo en dos vertientes, ya que aparte de aparecer personajes de juego, peli y libro, el propio protagonista se convierte en un personaje (muy muy secundarios en el caso del libro y la peli, protagonista principal en el fragmento del juego).

 

El protagonista emprende un viaje para encontrarse a sí mismo, que ya hemos visto en muchas películas y demás, a base de alucinógenos, hierbas... En este caso, hice que fuese tomando parte de acontecimientos de los medios pedidos, con el hilo conductor de que debía “morir” para saltar al siguiente, y además esas muertes venían provocadas por el personaje de la condición. El otro nexo son los cuervos, aunque debo decir que en el caso del juego, después de escribir la historia me dio por rejugarlo, y el ave es un halcón y no un cuervo, como mi memoria me había hecho creer.

 

Por cierto, que para los nombres busqué palabras en idiomas indios reales. No son todos de la misma tribu (en la página donde miré venían listado de palabras, y no todas las lenguas tenían palabras para “alguien”, “cuervo” y algo con lo que adjetivar al cuervo), pero sí son todas de tribus norteamericanas.

 

El primer pasaje del viaje espiritual es, evidentemente, del libro el señor de los anillos. Un encuentro con Gollum mientras éste merodea por los páramos, podría ser cuando es liberado de Barad-dûr, o cuando está siguiendo a Frodo y Sam mientras éstos van al monte del destino.

 

El segundo pertenece al juego Prey, no el más reciente, sino al de 2006, que usaba el motor del Doom 3. Los sucesos en el juego no transcurren exactamente así, pero bueno… Jen es la novia del protagonista, Tommy, que es en quien se encarna Awan.

 

Por último, la tercera parte del periplo de Awan transcurre durante el final de los pájaros, de Hitchcock. También es una reimaginación del original. Debo confesar que cuando ya tenía pensada la escena busqué el final por internet -sí, no he visto la peli-, y vi que no se parecía mucho que digamos, pero ya de perdidos al río. Los personajes son los protagonistas de la película.

Editado por guetto_spirit

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

kaluza5 RAIDEN

Publicado
vida restante: 100%
En 6/12/2019 a las 23:21, subrosandro dijo:

Érase una vez en el salvaje oeste

Bueno, Kaluza, tienes unos cuantos fallos ortográficos y gramaticales en el relato. He visto alguna palabra sin tilde, revólver por ejemplo, también un porque en lugar de un por qué (no se explicaban *porque se apodaba) y escribes mal la palabra whisky (también aceptado como güisqui). Usas mayúsculas muchas veces después de la raya del diálogo, algo incorrecto salvo con verbos de accioóndiferente (—¿Qué es lo que desea? —*Preguntó Phileas Fogg.

Respecto al relato en sí, te voy a ser sincero porque creo que es lo mejor para aprender. Hay muchas cosas que no me convencen de tu relato. No la trama en sí, que es bastante original juntar a gente tan dispar como el antepasado del creador del Tetris, Ciudadano Kane y Phileas Fogg, o que la prota sea bizca porque sus pezones apunten hacia los lados. Pero sí la forma que tienes de narrarla. Creo que muchas veces te centras en cosas poco importantes que te sacan de la historia en sí y te hacen gastar palabras en vano. Por ejemplo, ¿era necesario explicar las normas del Tetris y dedicarle tanta importancia? ¿Han contribuido a algo en la trama los congregados católicos y su partida de bridge? ¿No habrás dedicado demasiadas palabras a redactar como había que subir la velocidad del tren? Al final son palabras que podías haber usado en desarrollar otros aspectos de la trama, quizás meter las presentaciones de los personajes de forma menos forzada, o desarrollar más la idea de cómo aparecen los indios, quizás escribir otra forma de librarse de ellos algo más épica. No lo sé, son todo opiniones, aquí no soy yo jurado ninguno ni tengo derecho a ello, pero sí se que el regusto que me ha dejado el relato ha sido ese.

 

 

Muchas gracias @subrosandro por tus comentarios. En especial, todos los referidos a los fallos gramaticales y ortográficos, en concreto los más tontos y que más rabia me dan que se cuelen (como revólver, que no lo detecta el autocorrector ortográfico por existir también el verbo revolver). Cuando los foreros acabéis de comentar, aprovecharé todos vuestros aportes para corregir de nuevo mi texto.

Con respecto al wiski y los wiskis, no estoy de acuerdo contigo. Estas formas están empezando a ser admitidas como válidas:

https://www.fundeu.es/noticia/wiski-el-lenguaje-en-el-tiempo/

https://www.diccionariodedudas.com/whisky-whiskey-guisqui-wiski-o-wisqui/

https://www.fundeu.es/consulta/plural-de-sexy-y-whisky-512/

Con respecto a los apartados que menos te han gustado, te voy a explicar el porque elegí redactar la historia de ese modo:

Las normas del Tetris: Como es un videojuego que no tiene realmente "personaje" principal, quise asegurarme de cumplir la condición por partida doble: Apodando Tetris al creador del puzzle y que además el juego en sí formara parte de la historia, para que se pudiera también considerar coprotagonista del relato.

La congregación católica: Mary's Station = Merystation. Es un homenaje a todos aquellos foreros que han escrito historias autorreferenciales rompiendo la cuarta pared y haciendo coprotagonistas al resto de foreros... menos a mi. A todos ellos los he enviado al vagón de cola, que es desenganchado y atacado posteriormente por los indios 😂😉

La velocidad del tren: Hay dos referencias en esta escena, la del propio viaje de Phileas Fogg, cuando quema la madera del barco Enriqueta, tras quedarse sin carbón en el océano Atlántico, camino de Inglaterra y la del pasaje original, cuando tenían que ganar velocidad y la otra es la de la película de los Hermanos Marx en el Oeste, en el que sí llegan a quemar la madera del tren.

La escena de los indios: Es parecida a la de la novela, así que no la alargué más (también es que estaba llegando a mi límite de palabras) Allí desenganchan la locomotora, mientras que yo desengancho el último vagón, pero se salvan a base de plantarle cara a los indios hasta llegar a la estación, como yo.

 

En otra respuesta, explicaré más aspectos de mi relato en la Sala de Partos que pondré junto a mis comentarios al relato de @guetto_spirit .

Editado por kaluza5

For a successful technology, reality must take precedence over public relations, for Nature cannot be fooled.

Richard Phillips Feynman

 

http://elcolordelafi...logspot.com.es/

 

https://www.youtube....ay_KOvnHJL6LLbw

 

 

 

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrese para obtener una cuenta nueva en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una nueva cuenta

Conectar

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Conectar ahora

  • Explorando recientemente

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

  • Contenido similar

    • Eileen
      Comenzamos con las puntuaciones a cero en el foro de Merijuegos los tres concursos habituales. El que quede primero de cada concurso puede elegir un rango especial de su elección para que salga debajo de su nick. Sí, bueno, no es gran cosa, pero oye, menos da una burra. Y mientras tanto nos entretenemos todos poniendo jueguecitos a adivinar. Hale, a ver si se anima alguien, que somos cuatro gatos y encima siempre los mismos gatos. ;DDD

       

       

      Adivina el Videojuego Febrero 2020 - EDICIÓN RETRO (hasta el 2000)

       
      Adivina el Videojuego Febrero 2020 - EDICIÓN SIGLO XXI

       
      TRIVIAL TEMÁTICO: Febrero del 2020

       
       
       
       
      Es muy fácil. Se pone una foto y el que la acierte se lleva 1 punto y pone otra foto. El temático es diferente porque tiene cuatro categorías que van en orden (foto, música, frase/texto de juego, pregunta de juego). Pero por lo demás funciona igual. ;DDD

       

      PD: Tened en cuenta que los links llevan a la primera página (con instrucciones). Tendríais que entrar en la última página de cada hilo. )
    • cheiran
      ¡ Jugonas y jugones ! en Jugonxs PS3 * PS4 Celebraremos el 1er Concurso de Carreras de Coches y Supervivencia.
      Invitación: https://discord.gg/Hd8KYKp
      app: https://discordapp.com/download
    • Cristian
      Participa en nuestro concurso y gana 2 entradas para ver la nueva película del excéntrico Doctor Dolittle que se estrena en cines el próximo 24 de enero ¡No te la puedes perder!.
       
      Más detalle y cómo participar en:
      https://as.com/meristation/2020/01/13/noticias/1578919836_901842.html
       
      Gracias.
       
      Un saludo.
    • Redrock 1929
      Daniel Aguilar.

       

       



       

      Meme de la competencia de la semana de la ciencia | Foto: Daniel Aguilera.

       

       



       

      Meme de la competencia de la semana de la ciencia | Foto: Daniel Aguilera.

       

       



       

      Meme de la competencia de la semana de la ciencia | Foto: Daniel Aguilera.

       

       



       

      Meme de la competencia de la semana de la ciencia | Foto: Daniel Aguilera.

       

       

       

       

       

      Fuente: https://www.tangible...ridad-con-memes

       

       

         

       

       

      Saludos.

       



       


       
    • Lyn
      Sobre la participación

      1. Este concurso es bimensual. Cada bimestre existe una norma nueva así que es necesario leer este hilo si se tiene interés en participar. Cualquier duda referente al mismo podrá ser escrita en este mismo hilo.


      2. Puede apuntarse quien quiera. Para hacerlo solo tienes que mandar tu relato a Lyn vía MP. El relato será publicado anónimamente.


      3. Sólo un relato por persona podrá estar sujeto al concurso. Se pueden enviar más por persona, pero serán considerados FdC (fuera de concurso) y no podrán recibir votos.


      4. El plazo para escribir y enviar vía MP concluye el 2 de septiembre del 2019 a las 23:59:59.


      5. Los relatos deben tener un máximo de 2000 palabras y un mínimo de 700.

      Sobre los votos

      6. Cada participante ha de votar obligatoriamente tres categorías (nunca a sus propios relatos). Los lectores también pueden votar. Si no votas, serás descalificado. Las tres categorías son:

      6.1. Mejor relato: puntuación: variable (ver punto 7). Que no será necesariamente el mejor redactado o el más original.

      6.2. Mejor redactado: puntuación: 1 punto. No es una cuestión ortográfica o argumental, sino una cuestión de estilo, de manejo del idioma.

      6.3. Mayor originalidad: Puntuación: 1 punto.

      El concurso cuenta con tres categorías: mejor relato, relato mejor escrito y relato más original.



      7. La variabilidad de los votos a mejor relato depende del número de relatos participantes.

      7.1. De 5 a 7 relatos recibidos, se enviarán 3, 2, ó 1 punto.

      7.2. De 8 a 11 relatos recibidos, se enviarán 4, 3, 2 ó 1 punto.

      7.3. De 12 a más relatos recibidos, se enviarán 5, 4, 3, 2 ó 1 punto.

      Es decir, que, por ejemplo, si participan 6 relatos hay que darle 3 puntos al relato que más te ha gustado, 2 puntos al segundo y 1 al tercero.

      (Si se presentaran menos de cinco relatos, no habría votaciones ni comentarios)


      8. Los votos se enviarán a Lyn vía MP el día de 15 de septiembre a las 23:59:59. Hay que indicar claramente el título y número de quien se está votando. Evidentemente no se podrá votar a uno mismo en ninguna de las categorías.


      9. Los votos tienen que ir acompañados de comentarios a cada uno de los relatos presentados a concurso. No es algo opcional, sino obligatorio. Aunque originariamente no se hacía así, pues ahora se ha impuesto esta nueva norma. Los lectores no participantes que voten están exentos de comentar.


      10. El día 20 del segundo mes se comprueba si has votado bien, por si las moscas te has equivocado. El día 20 se harán públicos los votos, la autoría de los relatos y la clasificación final. A partir del 21 se irán colgando los comentarios a cada relato, para que el autor pueda replicar.

      Sobre las condiciones especiales

      11. El ganador de cada concurso fija unas condiciones obligatorias a cumplir para la siguiente edición. Estas condiciones se han de comunicar a Lyn vía mp antes de que empiece la nueva edición.


      12. La condición nunca puede ser dejar libertad absoluta.


      13. ¿Qué pasa si soy descalificado por no haber votado o comentado? Pues que no tienes derecho a voto ni en esta edición ni en la próxima que te presentes. A partir de las siguientes ya podrás participar con normalidad.

      Últimas cosas

      14. Este es un taller para aprender. Si no se fijan retos a superar, no se aprende ni mejora. No se trata ni de entorpecer a base de condiciones absurdas o de casi imposible cumplimiento, ni de dejar que cada uno haga lo que quiera pues ni siquiera tendríamos criterios de evaluación predeterminados. Y no olvidemos que la participación es libre. Si a alguien no le gustan la condición o condiciones o cree que no va a poder bailar con ellas, no está obligado a concursar.


      15. El concurso siempre nació con un objetivo, mejorar en nuestro hacer, y los comentarios son la herramienta imprescindible para conseguirlo. Y comentar un relato implica un esfuerzo mínimo por parte de todos, esfuerzo que deberá exceder las tres líneas que algunos consideraban suficientes en la edición anterior.


      16. No es obligatorio, pero sería conveniente realizar la "Sala de partos". Esto es, los comentarios a nuestro propio relato. Se debe enviar junto a los comentarios y puntuaciones del resto de relatos.

  • Crear nuevo...