Ir al contenido

publicidad

Foto

Torneo de minirelatos 2019


  • Por favor identifícate para escribir un tema
  • Por favor identifícate para responder
156 respuestas en este tema

  • albornoz

  • Stinger

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 15 jul 2006
  • Mensajes: 4.877
#16

Escrito 17 septiembre 2019 - 20:15

Parece que habéis tenido éxito. Ole


Maravilloso y hacendado

  • Volver arriba

  • Farsante

  • Graff

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 24 jul 2018
  • Mensajes: 2.075
#17

Escrito 18 septiembre 2019 - 14:57

Así nadie la va a incumplir

 

No me subestimes, Tenma.


  • Volver arriba

  • alfon7193

  • TERRESTRIS VERITAS

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 01 abr 2007
  • Mensajes: 14.426
#18

Escrito 23 septiembre 2019 - 09:07

Fase 1 - Grupo A

Relatos

 

Condición: Escribir un relato de fantasía

 

Estos son los relatos escritos por Vigilia, MadMaxMenox y Perro pachón:

  • Endgame
  • Destino
  • El fin es el principio

El resto de concursantes y curiosos debéis votar al peor relato mediante un mensaje privado antes del doming 29 de septiembre a medianoche.


oofTggw.gif

  • Volver arriba

  • alfon7193

  • TERRESTRIS VERITAS

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 01 abr 2007
  • Mensajes: 14.426
#19

Escrito 23 septiembre 2019 - 09:09

Endgame
 
Adalberto dio un respingo cuando escuchó su nombre y ahí estaba Eliana pletórica con los brazos en jarras.
 
—Ada, conseguimos el puesto en el ministerio del Otro Lado.
 
Adalberto se mesó la barba después de cerrar el libro que estaba leyendo haciendo toser a Eliana. Ella y su hermana Liria le habían ayudado en “el tránsito”. En verdad cobraban una suculenta paga por alojarlo en su casa. Le hacía gracia pensar que los elfos eran más tacaños que los enanos, eso era lo contrario de lo que ponía en los libros que tantas veces había leído. Adalberto miró con cariño a la espigada elfa y le preguntó
 
—¿Qué tendremos que hacer, Eliana?
 
—Pues, simplemente ayudar a cruzar a los tuyos. Últimamente se quedan por aquí como inmigrantes ilegales y han aumentado los delitos. Las quejas de los enanos han hecho reaccionar al Consejo Mayor.
El viejo Adalberto vio como una arruga se formaba en el entrecejo de la elfa al nombrar a los enanos, en esto no se habían equivocado los libros del otro lado. De hecho, con tal de fastidiar a los racistas de los enanos los elfos acogían a entes como él mismo. La elfa continuó:
 
—Desde que Caronte pidió aumento de sueldo y reducción de jornada, las almas humanas cruzan el Estigia en sus propias pateras sin ni siquiera pagar su viaje. Por eso llegan a miles aquí y nadie les presta ayuda.
 
—Eliana, los humanos me dan igual, pero si puedo ayudaros a ti y a los tuyos haré lo que pueda por complaceros. Tanta soledad no es buena ni siquiera para un fantasma como yo. Prefiero esta vida inmortal aquí con vosotros que la tranquilidad de mi castillo o la seguridad del cielo.
 
—Tú eres un fantasma humano, solo por eso ya eres especial, además elegiste ayudar a los elfos antes que a los dioses del Consejo, eres de los nuestros, Ada.
 
Eliana sonrió complacida y el anciano sintió justo en ese instante como una brisa cálida atravesaba lo poco que quedaba ya de sí mismo.
 
A la semana siguiente todo estaba preparado, los trolls agrupaban las almas humanas mientras los elfos los ponían en la cola para acceder al cielo o al infierno. Adalberto estaba en una mesa informativa con Utiel, un elfo dicharachero que no paraba de contarle anécdotas de todas las guerras épicas que había vivido. Respiró tranquilo cuando el elfo calló al ver a un troll que venía hacia ellos con una chica joven.
 
—Buenos días señores. Les traigo un alma en “tránsito”.
 
—Nombre y ocupación. —Preguntó el elfo—
 
—Yessica, estudiante. Aunque no estudió na. Me gusta el reggeaton y los tíos buenos como tú.
Yessica se puso a mover su culo ante la atónita mirada del elfo y del propio Adalberto. Este último carraspeando retomó la conversación.
 
—Yessica ¿desde cuando eres un fantasma y cómo llegaste aquí?
 
—Pueeees …Un mes. Me caí de la ventana del Insti y ahí me quedé. Me gustaba asustar al Pablo, es más tonto. Pero vi una luz, la seguí y legué aquí con un montón de luces.
 
—Bien, Yessica. Tienes dos opciones ya que eres un fantasma corpóreo aquí. Ayudar a los elfos o ayudar al consejo.
 
—Ni lo dudo. Aquí me quedo con el tío bueno.
 
Utiel le respondió taimadamente acercándose a ella:
 
—En el consejo están dioses como Thor.
 
Yessica sofocó una exclamación.
 
—¿El de la Pataky? Me voy pal Consejo.
 
El troll se alejó tan educadamente como había venido con el fantasma de Yessica.
 
Utiel y Adalberto se miraron y rieron al unísono.
 
—Me gustaría estar ahí para ver la cara de Thor al conocer a Yessica. Esa te la va a guardar, Utiel.
 
—Los fantasmas humanos son muy codiciados por los dioses y ella es una jovencita. Thor, como todos los dioses, tiene ganas de empotrarse cualquier cosa. En verdad les he hecho un favor.
 
Adalberto sabía que la conversación se encauzaría ahora hacia las múltiples conquistas de Utiel. Conocía al hermoso elfo lo suficiente para adivinarlo. Respiró hondo, pero esta vez no por desidia sino porque sentía otra vez esa sensación cálida. Eliana debía de tener razón, seguramente esta era su casa.

oofTggw.gif

  • Volver arriba

  • alfon7193

  • TERRESTRIS VERITAS

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 01 abr 2007
  • Mensajes: 14.426
#20

Escrito 23 septiembre 2019 - 09:10

Destino

Mi nombre es Zhakti, de la tribu de los Zhar, y nos quedan dos ciclos para la hibernación del volteo.
 
Ciclo tras ciclo, vuelta tras vuelta, desde tiempos ignotos hemos repetido la misma sucesión de acontecimientos que rigen nuestro destino. Como un reloj que repite su ritmo incansable, así hemos sobrevivido desde que el tiempo es tiempo, aunque los Zrolls cada vez están más cerca de romper nuestro cerco y ese será nuestro fin. Si no lo evitamos moriremos congelados cuando lleguemos al cenit de nuestro mundo. La única esperanza es destruir a Zaugron; nadie le ha visto pero la leyenda es clara: en el inframundo mora un ser de mil miradas alimentado por los dioses cuyo calor eterno alimenta a su ejército de demonios.
 
Como cada vuelta de la oruga, a los veinte ciclos de despertar de la hibernación, sus demonios, los Zrolls, aparecen y atacan irrefrenablemente nuestra aldea. Las piedras de Zil y los Zoidbergs, seres pelágicos con orbes sagrados que aparecieron en los albores de la Tercera Época, son nuestra única defensa, pero los Zrolls cada vez más a menudo aparecen con tallas y artefactos nuevos, pensamos que creados en el subsuelo cálido e inextricable que conforma la base de la oruga. Esta oruga maldita en la que moramos, engendrada por Zeón en los albores de la vida, y que rueda infatigable en su periplo por el ignominioso mundo exterior; cálida en su base, mortalmente gélida en su techo, reducto de nuestra existencia.
 
Durante ochenta ciclos estamos irremediablemente condenados a luchar por nuestra vida, mísera existencia abocada al sufrimiento y a la hambruna, pero puede que todo esté a punto de cambiar. Durante las últimas diez vueltas hemos enviado exploradores que secretamente han investigado los entresijos de la base de la oruga y han descubierto lo que lleva siendo mi escondite los últimos tres ciclos: el corazón de la oruga, la llave maestra, el alimento de Zaugrón. El pábulo que me sustenta se acaba. Pero de un momento a otro los Zrolls volverán raudos a sus cuevas y nos permitirán tener algo de tiempo para asirnos en las sujeciones que permiten la hibernación mientras ascendemos por la vertical de la oruga. Que Zeón nos perdone si el artilugio que abrazo entre mis brazos no funciona, o lo que es peor, provoco la destrucción de mi mundo.
 
Dormito a ratos, el tiempo parece no pasar en esta cámara oscura llena de rumores y ruido de engranajes. Escucho ruido en la superficie: el trotar apabullador de las monturas de los Zrolls mientras se retiran de forma caótica a sus escondites. He de esperar aún, las instrucciones fueron claras. Mi mente vaga mientras mi cuerpo consumido por el hambre se apaga lentamente, pero no me iré sin cumplir mi cometido.
 
Silencio aparente. Ha llegado el momento, aunque aquí abajo he aprendido a dudar de mis sentidos. Inserto con mano temblorosa la especie de llave luminiscente con símbolos arcanos que nuestro Zefer me hizo custodiar con mi vida y recito la letanía mil veces aprendida y millones de veces escondida: Oh! Zafvvituh ria´l meh zatoon`ce Zobal! La llave gira sola, dos luces iridiscentes comienzan un baile de comunión en el interior de la misma mientras crujidos extraños y movimientos obscenos zarandean la sala. Un chirrido que me hace apretar la mandíbula hasta que rompo dos de mis menguados dientes recorre todo el núcleo, lo noto avanzar hasta el lugar más recóndito. De golpe, con un siseo atronador, la oruga se detiene. Mi mundo… parado. Oh Zeón, ¿qué he provocado?
 
Ya no tengo fuerzas para dirimir si mis actos provocarán alguna catástrofe o nos darán tiempo para luchar contra los bárbaros Zrolls, quizás ahora podamos descubrir y sellar su acceso a nuestro hogar. Solo soy un simple labrador, mi nombre fue escogido al azar entre los que más fuerza aparentábamos, pero puede que a partir de ahora las letras de mi estirpe tornen doradas y la vida prospere para los de mi especie mientras ofrendan flores a mi estatua. La visión se va apagando mientras noto mi mente flotar. Creo que ha llegado el momento de dormir. Dormir. Dormir.


oofTggw.gif

  • Volver arriba

  • alfon7193

  • TERRESTRIS VERITAS

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 01 abr 2007
  • Mensajes: 14.426
#21

Escrito 23 septiembre 2019 - 09:11

El fin es el principio
 
     Se despertó y trató de levantarse, pero algo le agarró de los hombros. Se revolvió y quiso gritar, pero algo le presionó en la boca antes de que pudiera emitir un sólo sonido.
 
     —Vamos, traga. Tómatelo y te aliviará.
 
     El líquido se desbordó por su barbilla. Vigilia ni siquiera se había percatado de cuánto le dolía la cabeza. Era un dolor punzante que se extendía desde los ojos hasta la nuca, tan intenso que ella misma agarró el frasco y engulló todo su contenido. A medida que aquel brebaje descendía por su garganta y aliviaba su dolor, notó que tampoco podía ver.
 
     —Esta es una caverna profunda, cavada a mucha distancia de la superficie. Aquí no llega ninguna luz —dijo aquella voz, como si hubiese adivinado sus pensamientos—. Ahora levántate.
 
     Aquel ser agarró a Vigilia bajo uno de los brazos y le ayudó a ponerse en pie.
 
     —¿Quién…
 
     —Mi nombre es Dogma —interrumpió
 
     —¿Por qué…
 
     —Porque es necesario —sentenció Dogma—. Por eso estás aquí. Ahora pon una de tus manos sobre mi hombro y trata de seguirme sin tropezar, tenemos que ponernos en marcha. 
 
     Pero Vigilia no se movió, se había quedado completamente paralizada. No entendía nada, no sabía qué hacer ni dónde se encontraba, la envolvía una oscuridad absoluta y no podía escapar. Se encontraba atrapada y a merced de un ser que, desde que ella había despertado, parecía conocer todos sus pensamientos. Un escalofrío le recorrió la espalda. Vigilia se percató de que, desde que recobró la consciencia, no había hecho ni un sólo movimiento que Dogma no hubiera predicho, de que incluso en ese preciso momento aquel ser aguardaba en silencio y paciente, como si, de alguna manera, percibiese su miedo. Vigilia empezó a sentirse extraña y recordó la pócima que había bebido. Se echó a llorar, impotente, y apoyó la mano sobre el hombro de Dogma. 
 
     Éste la guiaba entre toda aquella oscuridad con rapidez y sin detenerse ni un solo momento. Vigilia había perdido la noción del tiempo y se entretenía contando sus pasos.
 
     —¿Cómo es posible que no hayamos tropezado aún ni una sola vez? —preguntó Vigilia con desgana—. Giramos cuando hay que girar y agachamos la cabeza cuando la tenemos que agachar. Nos haces introducirnos por huecos estrechos y escarpados de los que siempre salimos ilesos, ¿cómo es eso posible? —inquirió Vigilia, cada vez más molesta—. ¿Cómo es posible que parezcas saber lo que pienso? ¿Por qué, Dogma, tengo la sensación de que conoces hasta el más mínimo de mis movimientos?
 
     —Porque así es, siempre lo he sabido. Ese es mi don. Sé lo que fue y sé lo que será —sentenció Dogma—. Sé qué palabras dirás y cuáles diré yo. De lo que debe ser no nos podemos escapar, es inevitable. Pero ya queda poco.
 
     Vigilia no entendía nada.
 
     —Dogma, ¿esto quiere decir que sabes hacia dónde nos dirigimos? —inquirió nerviosa—. ¿A dónde me llevas?
 
     Dogma se adelantó unos pasos y apoyó sus manos sobre la dura roca y ésta se separó, dejando entrar un destello de luz.
 
     —Tengo que salvar al amor de mi vida —dijo Dogma, y entró por la abertura.
 
     Vigilia echó a correr y al sumergirse en aquella luz quedó atónita. Dogma dirigía su mirada al centro de la sala que se extendía ante su vista. En él se alzaba una pequeña casita de paredes nacaradas y ventanas vidriadas que resplandecían de la luz más pura que Vigilia hubiera observado jamás. Dogma entró en la casa y Vigilia corrió tras él. Al entrar en la casa Vigilia no logró contener un grito. Una mujer, pálida como una perla, yacía sobre una cama de sábanas ensangrentadas, y a sus pies, Dogma, arrodillado, se mantenía impertérrito. 
 
     —Lo que debe ser es inevitable, Vigilia, y de este tormento no se puede escapar. La muerte de lo más amado siempre fue inevitable, pero lo que yo sé y siempre supe encuentra en este límite su fin. Así pues, iré tras ella y la salvaré. Allí a dónde me dirijo acaba mi condena.
 
     —¿Y eso cómo puedes saberlo, Dogma?
 
     —Exactamente por eso, porque no lo sé. La muerte es una duda en forma de abismo.

oofTggw.gif

  • Volver arriba

  • alfon7193

  • TERRESTRIS VERITAS

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 01 abr 2007
  • Mensajes: 14.426
#22

Escrito 23 septiembre 2019 - 09:13

Fase 1 - Grupo B
Escritura

 

 

Es el turno de escritura de Gram el Raudo, Tremendamente Tremere y Dongguan.  La condición de este cruce es:

 

Condición: Escribir un relato de ciencia-ficción.

 

Los arriba mencionados tendrán que mandarme sus escritos antes de este domingo 29 de septiembre a medianoche (con prorroga no oficial hasta que me despierte y encienda el ordenador).


oofTggw.gif

  • Volver arriba

  • Farsante

  • Graff

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 24 jul 2018
  • Mensajes: 2.075
#23

Escrito 23 septiembre 2019 - 16:35

Tras una lectura superficial ya veo que hay uno que no cumple la condición.

Enhorabuena al valiente.
  • Volver arriba

  • Lyn

  • Líder de gimnasio

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 31 ene 2004
  • Mensajes: 35.448
#24

Escrito 23 septiembre 2019 - 17:52

Tras una lectura superficial ya veo que hay uno que no cumple la condición.

Enhorabuena al valiente.

No lo cumple ninguno. ¿Acaso aparece el personaje de Fantasía?
Tenma vengará nuestro honor.

xbhlyh.jpg

"No eres más que una excusa para justificar su normalidad"

  • Volver arriba

  • Farsante

  • Graff

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 24 jul 2018
  • Mensajes: 2.075
#25

Escrito 23 septiembre 2019 - 21:07

No lo cumple ninguno. ¿Acaso aparece el personaje de Fantasía?
Tenma vengará nuestro honor.


Como no vea, al menos, cinco ceros en esta tanda estaré demasiado decepcionado.
  • Volver arriba
    • Lyn ha dado sus dieses

  • galinfs

  • PRAESIDIUM VIGILO

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 26 abr 2004
  • Mensajes: 9.246
#26

Escrito 26 septiembre 2019 - 11:39

En esta edición no participo directamente. Sin embargo, hay tres participantes que me han subcontratado para les escriba sus relatos.
  • Volver arriba

  • albornoz

  • Stinger

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 15 jul 2006
  • Mensajes: 4.877
#27

Escrito 26 septiembre 2019 - 12:46

Hummm¡


Maravilloso y hacendado

  • Volver arriba

  • jleacor

  • SPARTAN-II

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 02 nov 2015
  • Mensajes: 898
#28

Escrito 26 septiembre 2019 - 14:17

En esta edición no participo directamente. Sin embargo, hay tres participantes que me han subcontratado para les escriba sus relatos.


Y cinco de esos tres soy yo.
  • Volver arriba

  • Tenma

  • Aldia, Erudito del Primer Pecado

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 03 nov 2002
  • Mensajes: 14.041
#29

Escrito 26 septiembre 2019 - 14:24

Fase 1 - Grupo A
Relatos

Condición: Escribir un relato de fantasía

Estos son los relatos escritos por Vigilia, MadMaxMenox y Perro pachón:

  • Endgame
  • Destino
  • El fin es el principio
El resto de concursantes y curiosos debéis votar al peor relato mediante un mensaje privado antes del doming 29 de septiembre a medianoche.

¿Sólo hay que decir cuál es el peor sin comentarios ni na?
  • Volver arriba

  • Jowser

  • IGNIS EXCUBITOR

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 16 mar 2002
  • Mensajes: 4.437
#30

Escrito 26 septiembre 2019 - 14:41

¿Sólo hay que decir cuál es el peor sin comentarios ni na?


Sí. Bienvenido al VI Torneo de Minirelatos. Ahora con un 80% menos de trabajo para los más vagos. X-D

Y aun así, alguno no votará o no escribirá...
Imagen Enviada
  • Volver arriba


  • Por favor identifícate para escribir un tema
  • Por favor identifícate para responder
publicidad

0 usuarios están leyendo este tema

0 miembros, 0 invitados, 0 usuarios anónimos