Ir al contenido

publicidad

Foto

V Torneo Internacional de Minirelatos - hilo serio - ¡Feliciten al campeón!


  • Por favor identifícate para escribir un tema
  • Por favor identifícate para responder
581 respuestas en este tema

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.429
#391

Escrito 11 noviembre 2018 - 16:58

1/4 de Final
B6: Tótem vs Mr. Bater

Condición: Todos los personajes deben estar, de alguna manera, desprovistos del sentido de la vista, propuesta por Milgerardo.

 

 

Todos ciegos

 

Miguel se había quedado ciego a causa de un accidente hacía ya un año, y solo hacía unas semanas que había conocido a Laura. Desde que perdió la vista follar con Laura era lo mejor que le había pasado, ella se la ponía muy dura. Hacerlo con una ciega había sido algo totalmente revelador y fascinante para él. Por esta razón había accedido a sus súplicas y así, ahora, se encontraba en medio de una cena sentado alrededor de unos desconocidos todos ciegos, cuando él odiaba todo lo que se pareciera remotamente a una reunión familiar. Esta reunión por lo visto era su fiesta de bienvenida a esa asociación; Ciegos auténticos por la verdad.

 

—Bienvenidos a todos.

 

Miguel dio un respingo en su silla. La voz venía de la izquierda. El hombre cogió aire y continúo.

 

—Esta noche nos hemos reunido aquí para celebrar la entrada de Miguel en nuestra comunidad —Miguel se revolvió en su silla incómodo mientas escuchaba aplausos y risas alegres—. Por eso vamos a celebrar un gran banquete en su honor. Será su bautismo de fuego y su prueba de amor.

 

Más aplausos y risitas. Miguel notó una mano en la suya, era de Laura que se encontraba a su lado. Apretó la mano de Laura como respuesta y ella lanzó un pequeño gemido, la soltó con brusquedad al comprobar que lo había hecho demasiado fuerte. Solo pudo susurrar una disculpa nerviosa. La invitación de Laura no incluía ese discurso ñoño sobre el amor como si de una asociación de reiki cutre se tratara. Por no hablar de eso del bautismo de fuego.

 

Miguel frunció el ceño molesto e intentó concentrarse en la comida que tenía delante. El olor era agradable, olía a pan recién hecho. Acercó la mano para coger el pan y en ese momento notó una suave brisa en el brazo. Se apartó bruscamente hacia un lado para así poder esquivar algo que pasó a mucha velocidad cerca de su cabeza, instantes después escuchó un golpe seco detrás de él en la pared. Miguel tragó saliva y buscó a Laura con las manos, pero su silla estaba vacía.

 

¿Laura? ¿Qué está pasando?

 

Su tono de voz fue más chillón de lo que le hubiera gustado. Solo le respondió el silencio. Se levantó y pasó la mano por la pared buscando la puerta. Echó de menos no tener ahí a Patoso, su perro guía. Odiaba ser ciego y no lograba acostumbrarse a esa impertérrita oscuridad, pero tenía muy claro que no quería morir ahí sin ni siquiera saber a qué se enfrentaba.

 

Al llegar a la puerta comprobó que estaba cerrada con llave, se giró pegando la espalda a la pared. Escuchó susurros y un aliento pegado a su cara. Oyó risas y pasos acercándose hacia él, multitud de pasos. Se pararon tan solo a unos metros de él, ahora solo escuchaba su propia respiración jadeante. Cuando estaba punto de suplicar por su vida una voz alegre de mujer le habló:

 

—Prueba superada, Miguel. Esquivaste la maza muy bien, la notaste venir seguramente por el aire que creó. Eres un verdadero ciego digno de pertenecer a nuestra asociación.

 

Miguel no daba crédito a lo que estaba oyendo. Todos aplaudían y vitoreaban su nombre. Estaban locos, eso no era una prueba sino un intento de asesinato. Silencio otra vez, pero cuando notó unas manos de mujer recorriendo su cara su espalda se arqueó expectante. No eran de Laura y tampoco eran de una sola mujer. Se fueron sumando cada vez más manos que iban recorriendo su cuerpo relajándolo y desnudándolo. Esas manos eran mucho más expertas aún que las de Laura, la fiesta de bienvenida prometía ser grandiosa y se dejó llevar, se estaba excitando. Cuando notó unos labios alrededor de su polla todo su miedo ya había desaparecido hacía un buen rato, y solo pudo articular:

 

—Sí, oh, Dios. Seas quién seas, sigue así…

 

Como si de un hechizo se tratara, todas las manos junto con esa boca se apartaron a la vez. Miguel, ya totalmente empalmado, volvió a escuchar la voz del hombre del principio.

 

—Segunda prueba no superada. Hermanos, el aspirante no ha superado la prueba del amor.

 

El hombre siguió hablando sobre el amor y la fidelidad con voz solemne mientras Miguel les lanzaba maldiciones insultándoles y se pajeaba convulsivamente fuera de sí. Laura mientras tanto lloriqueaba compungida.

 

Cuando todo terminó, Miguel fue arrojado fuera de la casa desnudo. Seguía gritándoles al mismo tiempo que recogía su ropa a tientas y agarraba su móvil para llamar a un taxi. Solo pensaba en alejarse lo máximo posible de esos pirados y volver a su rutina con Patoso. La próxima cita nada que tuviera que ver con ciegas, ni citas a ciegas, ni siquiera chicas con gafas aunque fueran de sol.


  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.429
#392

Escrito 11 noviembre 2018 - 17:01

1/4 de Final
B6: Tótem vs Mr. Bater

Condición: Todos los personajes deben estar, de alguna manera, desprovistos del sentido de la vista, propuesta por Milgerardo.
 

 

Traducciones

Como todos los días, Kuupik desenmarañó pacientemente sus redes de pesca y comprobó si sus arpones estaban afilados. Deslizó con delicadeza la yema de sus dedos por los filos y puntas de todos sus enseres, hasta que su sentido del tacto le dictó su estado. Cuando se cercioró de que todo estaba en orden, se dirigió silenciosamente a su cabaña. Se descalzó, colgó su trabajoso abrigo de piel y se sirvió un caldo caliente. Tantos años repitiendo la misma operación a diario le habían familiarizado con la leña y el fuego. Cuando hubo terminado, se dejó caer pesadamente sobre la silla de madera, abrazó con las palmas de las manos el cuenco de sopa caliente y quedó pensativo.

Era algo que le rondaba la cabeza desde hacía un tiempo. Habían pasado más de cuarenta años desde que los dioses le habían desprovisto de la vista y, sin embargo, Kuupik ahora consideraba que su desdicha le hacía privilegiado. La depresión que siguió a su ceguera lo había recluido en su cabaña de la región de Qeqertalik, la más despoblada de Groenlandia. Trabajaba para subsistir y de aquí y allá le llegaban noticias fragmentarias del estado del país.

Cuando los daneses desembarcaron en Groenlandia violaron las raíces culturales del país. No solo conquistaron a través de las armas y la explotación, sino también con la lengua. Renombraron las montañas en las que, según la tradición, moraban los dioses fundadores de esta tierra: de este modo, los montes de Sermitsiaq y Kingittorsuaq pasaron a tener nombres banales de caballos o incluso de herramientas. Nombres en danés.

Recostado en su silla Kuupik recordaba las largas horas que había pasado en su juventud observando y rezando ante las dos montañas, cuya silueta recordaba a la de dos rostros humanos de perfil. Su invidencia le había evitado ver los carteles que, tanto en las inmediaciones como en el centro de Nuuk, la capital del país; o en el aeropuerto o en los Jeep turísticos, indicaban a los pocos visitantes los nuevos nombres de las montañas sagradas. Esa materia agregada que son las palabras, esa capacidad suya de herir, tenía especial sentido para Kuupik.

El pescador de Qeqertalik podía escuchar y sentir, pero no ver. Kuupik seguía entendiendo el sonido de los diferentes vientos que incesantemente soplaban en Groenlandia. El perenne blanco homogéneo del paisaje nevado seguía intacto en su memoria. No era capaz de imaginar los bloques de cemento de cinco plantas que habían desplazado a las antiguas comunidades aldeanas de las costas. En los años noventa el Gobierno danés decidió “modernizar” Groenlandia sin preguntar antes a sus súbditos. Los buldóceres arrasaron con los asentamientos costeros, de los que solo ha quedado la nieve y edificios de feas tonalidades azules y rojas. La armonía del paisaje fue groseramente destruida. Los signos fatales de las intervenciones físicas habrían sido demasiado para la sensibilidad de Kuupik. Incluso los tupilaks, los míticos amuletos sagrados hechos de hueso, ya no se veneran, sino que se producen en serie para los turistas. Él prefería callar y evadirse, apoyado en su discapacidad. Ciertamente no servía de nada contra la trituradora, pero al menos la suavizaba.

El cuenco se había enfriado y un ligero enfado sorprendió a Kuupik. “No sé para qué piensas tanto sobre lo mismo”, se amonestó. “Al fin y al cabo, todo esto es solo un truco. Solo un truco”.


  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.429
#393

Escrito 11 noviembre 2018 - 17:13

Todo el mundo que siga en liza debe votar y comentar los cuatro relatos (B5 y B6), excepto los que compitan en ese cruce concreto que solo deben puntuar y comentar los del otro cruce.

B5 y B6 podéis comentar el relato de vuestro rival, pero no lo puntuéis. También se agradece una Sala de Partos. En ambos casos son sugerencias, no una obligación.
 
Sería de agradecer que los eliminados siguieran votando y/o comentando para que los resultados sean más rotundos y ajustados al parecer de todos los participantes, aunque como dicen las reglas es voluntario.

Si los lectores/jueces tienen alguna duda sobre la historia y el cumplimiento de la condición puede preguntar sobre ello antes de las puntuaciones. Intentemos evitar que suceda como en la ronda previa donde algunos os arrepentisteis de no votar distinto el relato sobre el inefable Jack the Ripper. En caso de haberlas las preguntas me las hacéis vía MP para que yo pueda preguntar de la misma forma al autor; así intentamos evitar crear una tendencia de voto.

Tenéis tiempo para enviar los votos y los comentarios hasta el sábado 17 de noviembre a las 23.59 hora peninsular. Sobre estos cuatro relatos intentad no comentar nada en abierto para intentar evitar crear una tendencia de voto.

Esta semana no hay más tareas. La semana que viene tendremos a los cuatro semifinalistas y empezará una ronda doble, con enfrentamientos de Ida y Vuelta donde se sumarán las puntuaciones de ambos envites. 

Como no tengo suficientes condiciones para terminar el concurso, las tres que faltan las propondré yo mismo y corresponderán a los enfrentamientos de Ida de Semifinales y Final.

 

 

***

 

 

Adjunto el calendario de 1/4 de Final en adelante que está en la primera página.

 

1/4 de Final
 
10.28 al 11.3
A5 y A6 escritura
 
11.4 al 11.10
B5 y B6 escritura / A5 y A6 comentarios y puntuaciones
 
11.11 al 11.17
B5 y B6 comentarios y puntuaciones

 
 

Cita

Semifinales
 
11.18 al 11.24
A7 y B7 escritura
 
11.25 al 12.1
A8 y B8 escritura / A7 y B7 comentarios y puntuaciones
 
12.2 al 12.8
A8 y B8 comentarios y puntuaciones

 
 

Cita

Final
 
12.9 al 12.15 
C1 escritura
 
12.16 al 12.22
C2 escritura / C1 comentarios y puntuaciones.
 
12.23 al 12.29
C2 comentarios y puntuaciones.
 
12.30
Proclamación del campeón de la V Edición del Torneo.


  • Volver arriba

  • alfon7193

  • Saitama

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 01 abr 2007
  • Mensajes: 14.339
#394

Escrito 11 noviembre 2018 - 17:28

Me lío muchísimo con lo de A7 y B3. ¿Ahora mismo no podrían escribir Boulder, Colorado y Qwerty fish? Y bajamos el ritmo en semifinal y final a dos relatos por semana en vez de cuatro sin ralentizar el concurso. A no ser que algo no lo haya entendido.

 

https://challonge.com/jnwwrn7q


oofTggw.gif

  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.429
#395

Escrito 11 noviembre 2018 - 17:29

Serían dos, cuatro, dos. Me pareció mejor dejar una semana de respiro y hacer cuatro, cuatro.


  • Volver arriba

  • Tenma

  • Sir Alonne

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 03 nov 2002
  • Mensajes: 13.917
#396

Escrito 11 noviembre 2018 - 17:40

Yo mantendría el mismo ritmo, también porque se da la inyustisia de que unos pueden escribir tranquilamente y otros tienen que escribir tanto relatos como comentarios en la misma semana.
  • Volver arriba

  • alfon7193

  • Saitama

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 01 abr 2007
  • Mensajes: 14.339
#397

Escrito 11 noviembre 2018 - 17:41

Serían dos, cuatro, dos. Me pareció mejor dejar una semana de respiro y hacer cuatro, cuatro.

 

No me entero. ¿Cuáles serían los cuatro?


oofTggw.gif

  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.429
#398

Escrito 11 noviembre 2018 - 17:49

Dos enfrentamientos entre Boulder y Qwerty y dos enfrentamientos entre los dos que pasen esta semana. Cuatro enfrentamientos en total. Ocho relatos en total. 


  • Volver arriba

  • alfon7193

  • Saitama

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 01 abr 2007
  • Mensajes: 14.339
#399

Escrito 11 noviembre 2018 - 17:56

¿Dos enfrentamientos? ¿Las semifinales son a ida y vuelta? Pues ese dato es el que me faltaba.


oofTggw.gif

  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.429
#400

Escrito 11 noviembre 2018 - 18:03

Las semis y la final. Iba en las reglas que puse antes de empezar el torneo. Prefiero la semana de descanso ahora que darle la ventaja de una semana de descanso antes de la final al que gane la primera semifinal.


  • Volver arriba

  • alfon7193

  • Saitama

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 01 abr 2007
  • Mensajes: 14.339
#401

Escrito 11 noviembre 2018 - 18:08

Sí, tiene sentido. No recordaba que fuesen dobles.


oofTggw.gif

  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.429
#402

Escrito 12 noviembre 2018 - 09:36

Comentarios de David Hasselhoff

 

 

1/4 de Final

 

Este tipo de relatos ya son un clásico. Alguien que no sabe qué escribir, le va a pillar el toro y tiene la genial y nunca pensada idea de escribir sobre ello...

 

En fin, te voy a dar un punto porque hay partes del loro que tienen su gracia (como lo de darle un poco de café también a él). Por lo demás, te daría un -1 en originalidad y otro en estilo, porque ponerse a escribir en un diario (o foro), en primera persona, es lo más vago y fácil del mundo, sobre todo con ese abuso de paréntesis. Ah, se me olvidaba, mejor un -2 en originalidad, que se me había pasado que también tiene un poco de relato de foreros.

 

Pero seguro que más de uno te ríe la gracia y te da buenos puntos. Por mi parte, el punto de mejor del cruce se lo lleva el otro relato, sin haberlo leído todavía.

 

 

 

En buen francés

 

Otro relato que cumpliría a la perfección lo de mentir al lector, y por duplicado. Primero con lo del francés (que el pobre cuervo parece que sólo está graznando, aunque suene parecido a “crois”), y luego haciendo que en ese universo, el francés se habla realmente así, salvando la condición.

 

Un relato divertido y con gran ritmo, te han salido unos buenos diálogos. Desde el primer momento el relato te atrapa, con esa situación en que un gato y un perro parlante se sorprendan con un pájaro que habla. En parte, tiene esencia de tira cómica con animales (al estilo Mutts, por ejemplo).

 

 

 

Los puentes de Königsberg

 

Hay que reconocer que has sabido escoger un tema que conoces, como aquella vez que escribiste sobre otro matemático. Me gusta el trabajo de investigación, con nombres, localizaciones, detalles...

 

El problema que le veo al relato es que es aburrido. Básicamente estamos leyendo como se plantea un problema matemático, se empecina en solucionarlo y lo soluciona. Ojo, no critico que el relato cuente poco, porque además tienes el giro del ninguneo de la mujer por ser tal, y el robo de méritos de su marido. Es el tema en sí, lo que me ha parecido insulso.

 

Aún así, creo que eres uno de los favoritos para ganar el torneo y seguramente vas a pasar, porque el mío es un relato poco cuidado en estilo y con poco tiempo invertido para un pulido como el tuyo. Aunque el mío es más efectista, así que a saber qué pasa. Suerte, a ver quién se lleva más ceros.

 

 

 

Deus Ex Machina – Sala de partos

 

Deus Es Cagarro, lo debería haber llamado. Así que espero que el relato de mi contrincante me acabe dando la paliza que merezco. Es el tercer relato que escribo del tirón en hora y poco, sin saber qué cojones voy a escribir antes de sentarme, así que en algún momento tenía que fallarme la inspiración.

 

Como en la anterior vez, decidí buscar en mis anotaciones, a ver si tenía alguna idea buena apuntada... No la había, pero sí una que me hacía el apaño con la condición. Y así que me he puesto, me he pasado de casi 300 palabras y luego he estado más tiempo recortando (aunque ha sido bastante fácil). Mi único consuelo es que al menos mi relato es mejor que el de la Medusa en Arma-X.

 

El relato trata de cómo usaría unos superpoderes una persona normal, que acabaría siendo un poco caótico-neutral, haciendo el bien aquí y allá... pero interpretado a su manera y con beneficios para uno mismo, sin tanta tontería de “todo poder conlleva una responsabilidad”. Y como una persona normal, tarde o temprano cometería un error mundano, pero que con los poderes se multiplicaría y convertiría en un problema bien gordo. También quise reflejar el tema de la importancia de la imagen y cómo te perciben los demás, incluso hasta el punto de ser inocente o culpable de algo en base la opinión de la muchedumbre. En general, el relato da para más, como el insinuado (y manido) tema de quién vigila a los vigilantes, y el peligro que es tener de malas a alguien con grandes poderes cósmicos, pero esa tendrá que ser una historia para otro relato.

 

Y de paso, he querido jugar parodiando los deus ex machina, y acontecimientos que salvan la situación milagrosamente (me repatean ese tipo de finales, la verdad  X-D). En este caso, la frase final hace referencia directamente a que he sido yo, como escritor, el que se ha sacado de la manga un incendio para solventar el conflicto del relato, antes de quedarme sin palabras, sobre todo. Si lo pienso bien, hasta serviría para la condición de la mentira de la otra semana. Si alguien pilla la relación entre esa última frase y el título, me sentiré satisfecho.

 

Dicho sea de paso, la condición me ha parecido un petardo. Poco inspirada... Estuve tentado de que el problema fuera uno de matemáticas y titular el relato “No te mates por las mates”, daba para uno de suicidios tras leer el enunciado, pero ya hemos tenido uno que tocó ese tema (el del suicidio, no el de las mates) y en el fondo sólo estaría copiando a un gag de los Monty Phyton o un episodio de Doctor Who que vi hace poco. Habría sido una forma divertida de perder en el torneo, pero le dejo ese comodín al que escribió sobre el loro, prefiero morir con las botas puestas.


  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.429
#403

Escrito 12 noviembre 2018 - 09:38

Comentarios de Qwerty Fish

 

 

Los puentes de Königsberg – SALA DE PARTOS

 

La condición dejaba tanta libertad argumental, que estuve dando muchas vueltas sobre qué escribir, pero nada me convencía. Al final, tiré por la literalidad de la condición: un problema… matemático. Además, esto me permitía escribir basándome en personajes reales, haciendo un poco de trabajo de documentación, y meter sólo la ficción que me apeteciera. Así, aunque la historia no creo que sea original, por aquí se suele escribir casi siempre ficción, y pocas cosas basadas en personajes y hechos reales.

 

Tomé a Euler como matemático y a su mujer como protagonista para cumplir la condición, y miré qué problemas había resuelto Euler. La teoría de grafos a partir del problema de los puentes de Königsberg me valía perfectamente (y me gustaba). El hecho de que Katharina fuera pintora me gustaba aún más. Así que me documenté lo que pude en el poco tiempo que saqué la semana pasada y el único punto de ficción que incluí fue que atribuiría la autoría de la demostración del problema a la mujer de Euler, en lugar de a él.

 

Lo demás, fue saliendo bastante bien. Posiblemente a muchos no les guste el toque feminista del relato, pero lo achaco a la situación actual que estamos viviendo (lo que puede jugar en mi contra por ser un tema tan manido), pero creo que le quedaba bien a la historia. El hecho de haber visto hace poco La teoría del todo y La chica danesa, donde se cuenta más la historia de las mujeres que de los dos protagonistas varones, creo que ha influido mucho en mi relato.

 

Y poco más que decir, salvo que aunque estoy satisfecho con el resultado, creo que La promesa era mejor relato.

 

 

Deus Ex Machina

 

Buena historia para Los Increíbles 3. Y no estoy de broma: Los Increíbles 2 ya trataba unos temas bastante más adultos que la primera entrega y es una película muy feminista. Lo cierto es que la propia condición nos ha llevado a los dos a escribir con cierto toque de feminismo, jejeje…

 

Creo que vuelvo a tener un enfrentamiento muy igualado. Tu relato me ha gustado, pero creo que tiene algunos fallos de falta de revisión:

 

“incluso los mejores equipados”. Ahí debería ser “incluso los mejor equipados”, aunque hables de guardias en plural.

 

“Era una chica joven por entonces”. Hombre, pues sí, en la frase anterior decías que tenía 16 años. Pero si no hablas de ese momento, ¿de qué “entonces” hablas? Ese párrafo no lo deja claro.

 

“en todo tipo de sucesos en las que”. Creo que había escrito “situaciones en las que”, luego leíste que antes habías escrito “situarse” y cambiaste por “sucesos en las que”, olvidándote de cambiar el artículo.

 

“trabajo documentar”. Ahí te has comido un “de”.

 

No tengo ni idea de cuál de los dos relatos puede gustar más y pasar, así que me toca esperar a que esos fallitos que he enumerado pesen más que las críticas negativas a mi relato, jajaja… ¡Suerte!

 

-------------------------------------------------------------------------------

 

¼ de Final

 

¡Santa María Egipcíaca! Guatdefaq? Mira que siempre hay en el concurso algún metarrelato sobre el propio concurso, pero cada vez son más surrealistas. ¡¡Pero en serio, no sé cómo valorar esto!! No le puedo dar un 0: la condición la cumple. No le puedo dar un 10: es un relato de cachondeo. Nos pones en un compromiso, y tú te has quitado de encima el “marrón” de escribir esta semana, pedazo de perr@. En fin, haré un intento…

 

Estilo, ortografía y demás tecnicismos: el relato está escrito en tono de humor con el lenguaje coloquial de su propio autor, y por eso cosas como “uni”, “punta del nabo”, “foreando” o “ceraco”, que en otro tipo de texto deberían ir al menos en cursiva, o evitarse a toda costa. Pero la desidia que desprende el relato llega a cotas inimaginables cuando ni siquiera eres constante al escribir el pseudónimo de “tortuguita”, que va en mayúsculas o en minúsculas según te ha salido de la punta del nabo o de ese tampón extra absorbente y chorreante cual sobao pasiego empapado en el café propio de una copa menstrual (la verdad es que mola escribir así).

 

Argumento: Ehmm… pues eso, lo que hemos pensado muchos de nosotros en una mala semana en la que no podemos escribir un relato y lo tenemos que hacer corriendo y sin ideas sabiendo que los hijos de puta de nuestros “compañeros” de afición a la escritura no se van a molestar en valorar el relato como es debido porque van a estar más pendientes de si cumple la condición que… ¡¡Tienes un 10!!

 

Hale, un 10… por valiente y por joderte si pensabas que con esto te librabas de seguir escribiendo. Espero que otros piensen como yo.

 

 

 

En buen francés

 

Tras leer los dos relatos de esta ronda tengo ganas de suicidarme. Perdón, empiezo de nuevo:

 

¡Santa María Egipcíaca! Guatdefaq? XDDDDDDDDD Por ciertooooooooooo, con lo estrictos que estamos en el tema de condiciones, no sé yo si ese pájaro negro y córvido (así, sin coma entre sustantivo y adjetivos) es la mascota del protagonista, sino más bien un intruso. Peeeeeeeeeeeeeero no te voy a dar un 0, porque más que la condición, tu relato cumple el objetivo de la condición, que para mí es lo importante. Y ese no es el gran problema de tu relato.

 

Problema número 1: Separación de párrafos (ninguna separación).

 

Problema número 2: Coherencia de tiempo en el narrador (la primera acotación se realiza en primera persona –nuestra discusión-, y el resto en tercera persona).

 

Problema número 3: Calidad de las acotaciones (dijo, dijo, dijo, dijo, dijo, dijo… nadie afirmó, apuntilló, comentó, intervino, aportó ni añadió… ¿por qué?)

 

Problema número 4: Despistes o falta de revisión (algunas acotaciones se te han colado en mayúscula, hay un “preguntó” sin tilde”)

 

Y en cuanto al argumento, lo he visto muy flojo… El hecho de que el pájaro sea un intruso y no la mascota le quita protagonismo, está ahí casi por estar. Aunque pensándolo bien, esto le pasa también al pájaro de tu rival, solo que en ese relato sí es una mascota. Creo que se le podía sacar más jugo a que todos los animales de tu relato hablaran, porque de hecho los mejores momentos del relato son los de gato y perro. Si hubiera tenido el pájaro el protagonismo necesario, habría participado de esos momentos y sin duda me habría gustado mucho más.

 

No sé, creía que se me había ido la pinza valorando el relato de tu rival, pero resulta que al final me ha gustado más.


  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.429
#404

Escrito 12 noviembre 2018 - 09:40

Comentarios de Pantalónez

 

 

¼ de final

 

Como podréis intuir, este relato está bastante basado en hechos reales. Lo sé, lo sé, este tipo de relatos son muy tópicos pero también pienso que no pueden faltar. Y además opino que lo he sabido integrar de forma muy orgánica con la condición del duelo, me siento bastante orgulloso aunque esté mal que yo lo digo.

 

Pues eso, espero que os hayáis divertido leyéndolo y que os haya alegrado el día, que al final es de lo que se trata. Luego si ya paso la ronda y gano al invencible Boulder pues mejor que mejor, claro.

 

No tengo mucho más que decir, tengo un amigo que tiene sin exagerar treinta pájaros de mascota, entre ellos loros y cotorras. Por mucho que digan que estos animales hablan, no lo hacen; sólo sueltan palabras sueltas sin sentido. Mi relato un poco intenta ilustrar esto aunque tampoco es que me mate en ello.

 

 

En buen francés

 

Te la has jugado mucho, Boulder. Me cuesta reconocer tu estilo en este relato, casi parece que lo haya escrito otra persona. Luego juegas muy peligrosamente con la condición ya que pese a la insistencia de los personajes y el narrador, el pájaro no habla, únicamente emite graznidos. Aunque entiendo que tu relato es claramente sarcástico y se ve claro cuando presentas al personaje francés que también emite graznidos. Lo que pasa que con los dogmáticos que pululan por aquí… pues te la has jugado mucho amigo.

 

Considero que tu relato, independientemente de la condición, es bastante bueno y juega un poco bastante al humor absurdo del cual nos hace falta más en esta vida. Como eres mi archinémesis de condición prefiero no comentar más de momento, aunque añadiré que tengo muchas ganas de leer tu sala de partos para saber cuál ha sido el proceso creativo de este relato.

 

 

Deus Ex Machina

 

Es bastante original. No son muy frecuentes los relatos de superhéroes por aquí, la verdad. Y mucho menos de superhéroes con tantos claroscuros como el tuyo. Quizás considero que en ese sentido te has pasado un pelín y no hacía falta detallarse tanto en el hecho de que ella no considera que haya hecho nada mal, ya que en su cálculo moral utilitarista las cuentas le salen que ha ayudado mucho más de lo que ha perjudicado.

 

Tengo que serte sincero. No pillo el final. Intuyo que aparece otro superhéroe que es el que ha creado el fuego y que la acaba matando pero soy malísimo para este tipo de cosas.

 

Sobre la condición, me parecía extremadamente abierta, casi un cajón de sastre para sacar a relucir las ideas más locas. Así que definitivamente la superas.

 

Como conclusión, en líneas generales un relato interesante y entretenido, debo felicitarte.

 

 

Los puentes de Konigsberg

 

¿Está historia es real? No me suena de nada que haya sucedido algo así, aunque sería factible. Me gustaría una aclaración del narrador por saber si ha sido todo pura ficción o se ha documentado para crearla. Me refiero a la parte en la que Euler le roba la idea a su mujer.

 

Solo algunos detalles. Una demostración por fuerta bruta es perfectamente válida y muchas veces es lo mejor que tenemos, aunque está claro que tener un teorema para apoyarlo basado en una teoría muy bonita y simple como la de grafos siempre ayuda.

 

Buen relato divulgativo e interesante, aparte. De los que dan gusto de leer.


  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.429
#405

Escrito 12 noviembre 2018 - 09:41

Comentarios de Boulder, Colorado

 

 

1/4 de Final

¡Menuda salida por la tangente, el inception éste que te has marcado, my friend! Hay algo de trampa, no ilegítima, claro, pero sí puñetera, en tu relato. La idea de escribir un relato sobre un autor que tiene que participar en un concurso que viene a ser el nuestro real, con alusiones a participantes de ese mismo concurso real, con la problemática de las puntuaciones, es, sin lugar a duda, de mente malévola. Lo digo sin acritud, solo faltaría, aunque claro, si por algo así me ganas, que no te quede ninguna duda de que te buscaré, te encontraré y sabrás que quién te ha encontrado soy yo por los rayos de ira que mi ser desprenderá. Y no sé por qué me da la sensación de que deberé empezar dicha búsqueda, si al final se produce, allá por Murcia. 

En cualquier caso, el relato tiene gracia y lanza guiños a los lectores; no a todos, claro; sólo a aquellos que participan asiduamente al concurso. En el fondo, el relato es como aquel episodio de los Simpsons, en el que Lisa participa en el concurso de orquestas de instituto y, ella, junto al resto de la banda, lo hacen realmente bien, se lo curran, se lo prácticamente ganan… hasta que su principal rival, tras tocar un tema patriótico que invoca las emociones más nacionalistas de sus oyentes, va, y saca en su conjunto lucecitas de colores que imitan la bandera del país. Pues bien, tu relato son las lucecitas. La escritura es el tema, que es bueno, que cumple, pero las lucecitas, my friend, las lucecitas. Ojo, en esta estúpida analogía, no digo que yo sea Lisa y mi relato sea su tema de su banda. La analogía acaba antes. Porque si yo fuera Lisa sería amarilla y chica y con un collar de perlas y tu serías una banda, amarilla también y todo esto sería un gran lío. 




Deus Ex Machina

Relato bien escrito, con un buen ritmo y que maneja bien la prosa para contar una historia de superhéroes. O de superheroína, para ser más exactos. Como exige la condición, la protagonista de la historia ha cometido un error y se ha metido en un problema que, al final, se consigue resolver. Es, quizá, en la resolución del problema donde se encuentra la parte más floja del relato. Y es que la presentación del relato es buena, con esa superheroína que ayuda a la gente pero que a su vez se apropia de una pequeña parte de los beneficios de los malhechores. Eso le da carácter al personaje y nos invita a más. Es bueno también el nudo de la historia, con esa situación inesperada, con esa pérdida de nervios de su protagonista, muy acorde con su parte más humana, que conduce a la muerte de un acosador de poca monta. Pero en el clímax de la historia, el relato pierde fuerza. El buen ritmo que se manejaba se diluye algo y se precipita todo. Porque en lugar de presentarnos los hechos del desenlace, el autor nos los cuenta, como quien cuenta el final de una peli a su amigo. Ojo, que la idea del desenlace es más que buena y daba para hacer una historia muy redonda. Pero en su forma de contarlo, más que presentarlo, se pierde la fuerza. Eso hace que se rompa el misterio, que se desaparezca el “zaaas” del clímax y todo acabe en un desenlace explicado; no narrado. 

Aun así, considero que el estilo es bueno, que tiene un punto de originalidad y que, en cuanto a la calidad subjetiva, no le dé más que tres puntos sobre cinco. 




Los puentes de Königsberg

Buen relato, que hace cierto aquello que detrás de cualquier gran personaje hay otro gran personaje. Yo añadiría que detrás de ese segundo gran personaje hay siempre un gato. Pero eso ya son opiniones que no vienen a cuento. El relato está bien escrito, con buen ritmo (al igual que su competidor) y que aprovecha acertadamente un elemento histórico para tejer una narrativa interesante, obteniendo así un punto de originalidad. La idea de aprovechar la pintura de Katharina, con sus trazos del pincel, para resolver el problema de los puentes es, sin duda, un gran acierto. 

El único inconveniente de la historia es que, a mitad del relato, se hace predecible. No sé muy bien cómo se habría podido modificar el texto para darle la vuelta de tuerca que le diera un clímax más fuerte; de hecho, por no saber, tampoco tengo claro que fuera necesario hacerlo como digo. Pero no puedo evitar sentir que, con esa predictibilidad, algo se diluye en la fuerza narrativa. 

En cualquier caso, reconozco que me ha gustado más que el otro relato concursante y, pese a que considero que merecen la misma puntuación en originalidad, estilo y nota subjetiva, hay algo de especial que no tiene el otro. Por eso, y solo por eso, se lleva el punto final. 
 


  • Volver arriba


  • Por favor identifícate para escribir un tema
  • Por favor identifícate para responder
publicidad

0 usuarios están leyendo este tema

0 miembros, 0 invitados, 0 usuarios anónimos