Ir al contenido

publicidad

Foto

V Torneo Internacional de Minirelatos - hilo serio - ¡Feliciten al campeón!


  • Por favor identifícate para escribir un tema
  • Por favor identifícate para responder
581 respuestas en este tema

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.432
#151

Escrito 14 octubre 2018 - 08:22

1/8 de Final
A3Qwerty Fish vs Le Baron de Rimbombant

Condición: Dos personajes se cruzan en el vestíbulo de un hotel. Una vez pasan de largo, uno de ellos reconoce al otro, propuesta por Arthur Dayne.
 

 

 

La promesa
 
Nitin Ghoshal atraviesa la recepción del Grand Hotel Delhi Five-Stars con el equipaje del huésped de la habitación 205, que abandona el hotel esa mañana. Acaba de recibir una generosa propina, pero él se ha limitado a sonreír y coger las maletas; no le está permitido dirigirse a los clientes. Cuando Nitin regresa tras acompañarlo a su taxi, el recepcionista le lanza una mirada nerviosa: necesita que se acerque. Está hablando con un hombre de mediana edad y barba tupida que viste un lujoso sherwani de color rojo con motivos dorados. El hombre hace aspavientos y eleva la voz:
 
—Dejé bastante claro que quería la suite Bangalore. ¡Me confirmaron que estaba disponible!
 
El recepcionista se disculpa y batalla con el sistema informático. Por fin, consigue ofrecerle otra suite con las mismas comodidades, además de un considerable descuento. Raj Patel se frota la cara con la mano derecha, obligándose a tranquilizarse, para finalmente aceptar el cambio que le han propuesto. Nitin observa algo en el gesto del hombre y desde ese momento no puede dejar de mirarlo.
 
—No lo lamentará —el recepcionista respira aliviado y se vuelve hacia Nitin—. Por favor, Ghoshal, acompañe al señor Patel a su suite.
 
Nitin asiente en silencio y toma la única maleta de su nuevo cliente. Después, ambos se dirigen al ascensor. Mientras suben a la novena planta, Nitin mira con detenimiento a Patel y es capaz de ver más allá de su apariencia actual. Entonces reconoce y recuerda al hombre que tiene al lado: es Jitendra Kumari.
 
Los recuerdos de su anterior vida llegan a la mente de Nitin como fotografías acompañadas de una voz en off. Son recuerdos de cuando Nitin era Kala Singh, una joven de deslumbrante belleza que creció en un barrio humilde de Calcuta. Son recuerdos de cuando el señor Patel era Jitendra Kumari, uno de sus mejores amigos; su primer y único amor. Los padres de Kala y Jitendra eran amigos y desde niños compartieron momentos de felicidad, como aquel viaje al Algarve, donde se besaron por primera vez y comenzaron su romance. Pero ambos sabían que no iban a poder estar juntos: tanto Kala como Jitendra ya tenían concertados sendos matrimonios para cuando cumplieran catorce años. Allí, imitando el acento portugués, se hicieron la promesha de reencontrarse en su siguiente vida, esperando que para entonces tuvieran la oportunidad de casarse por amor.
 
El ascensor abre las puertas y los dos hombres enfilan un pasillo con suelo de mármol y engalanado con preciosos tapices de seda. Enseguida llegan a la suite del señor Patel. Nitin le abre la puerta y deja la maleta en la entrada. Siente unas ganas inmensas de desvelarle lo que acaba de descubrir, pero finalmente se marcha sin decir palabra.
 
Esa noche, Nitin no consigue dormir ni un sólo minuto. Necesita hablar con Patel, decirle quién fue en su anterior vida, pero siente miedo. Se hace muchas preguntas sobre la reacción del hombre. La principal es si recordará que otrora fue Jitendra Kumari, y si lo hace, se pregunta si en esta vida es creyente y le reconocerá como Kala. Y si es así, ¿recordará la promesa que se hicieron? ¿Querrá dejar su actual vida por vivir el amor que ha perdurado más allá de la muerte? Es cierto que el mundo ha cambiado mucho desde que se reencarnaron, pero ahora ella es un hombre y calcula que entre ellos hay una diferencia de edad de al menos veinte años. Le produce auténtico terror imaginar cómo decirle todo esto y lo que podría suceder a continuación. Pero, por otro lado, sabe que existe la posibilidad de que abandonaran todo y continuaran con su vida anterior en Estados Unidos o en España... Nitin se pregunta si no está fantaseando demasiado.
 
Pero los dos días que Raj Patel se aloja en el hotel pasan y Nitin Ghoshal no se atreve a hacer nada. La mañana que el huésped finaliza su estancia, Nitin le acompaña a la salida con su maleta. Antes de coger su taxi al aeropuerto, el joven adquiere el valor para saltarse las normas y decirle al señor Patel que «eshpera que todo haya eshtado a shu gushto». El hombre sólo da las gracias y él vuelve al hotel.
 
Apenas unos segundos después, Nitin oye a alguien exclamar a su espalda:
 
—¡Botones!
 
El chico se gira y ve a Patel, que le entrega un billete de diez mil rupias como propina. Y Nitin vuelve a su trabajo sin reparar en la frase escrita en el reverso del billete:
 


Discúlpame, Kala. Entiende que me es imposible cumplir nuestra promesa.


  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.432
#152

Escrito 14 octubre 2018 - 08:23

1/8 de Final
A3Qwerty Fish vs Le Baron de Rimbombant

Condición: Dos personajes se cruzan en el vestíbulo de un hotel. Una vez pasan de largo, uno de ellos reconoce al otro, propuesta por Arthur Dayne.

 

 

Lo que ocurre en Las Vegas…

 

Max no pudo evitar posar su mirada sobre la mujer, que se dirigía hacia él cimbreando su cuerpo. Lo cubría un ajustado vestido negro con un prominente escote que, gracias a las bondades de la naturaleza, o quizás a las de algún cirujano plástico, llenaba a la perfección. Llevaba suelta la melena, ondulada y de color caoba, y sus grandes ojos verdes se encontraron por un momento con los de Max cuando se cruzaron en medio del vestíbulo del hotel.

 

El hombre no llegó a cruzar la puerta de salida; justo antes, impelido por un pensamiento repentino, sacó su móvil y buscó una foto concreta, una foto que era la única habitante de su carpeta de la vergüenza. La foto del único borrón en su carrera. Y allí estaba, mirándolo acusadora desde la pequeña pantalla. En ella llevaba el pelo de un color castaño claro, pero sin duda era ella: Kate Lingard.

 

Años atrás había sido contratado por los hijos de un hombre al que Kate sedujo y asesinó, robándole de paso casi un cuarto de millón de dólares. Habían querido los servicios del mejor: Max Harding, el asesino que nunca fallaba. Siguió la pista de la mujer por varias ciudades, hasta que finalmente pareció desvanecerse en el contaminado aire de Detroit. Fue incapaz de encontrar un nuevo rastro que seguir: el hombre infalible había fallado. Y ahora, por capricho del destino, se la encontraba en Las Vegas. Siempre le había gustado esa ciudad, y nuevamente le daba motivos para ello.

 

Max se giró a tiempo de ver cómo la mujer entraba en el bar del hotel y decidió seguirla. El juego de la seducción se disputó en la cancha de la barra: ella se había sentado allí, y él optó por ocupar el taburete contiguo.

 

—¿En qué habitación estás? —preguntó ella tras un rato de charla intrascendente y coqueteos nada disimulados.

 

—En la 721.

 

—Sube y espérame allí. No tardaré ni 10 minutos.

 

Dicho esto, se levantó y se dirigió al hall. No se molestó en pagar, dando por hecho que lo haría Max. Éste dejó unos billetes sobre el mostrador, subió a su cuarto, se quitó la americana y esperó a la mujer. No tuvo que esperar mucho porque, fiel a su palabra, en poco más de 5 minutos llamó a la puerta.

 

—¿Te gusta el champán? —inquirió Kate, mostrando una botella—. Antes me tomé una copa mientras me daba un baño, pero sería una pena desperdiciar el resto de la botella bebiéndomela sola.

 

—Me encanta, sobre todo si lo bebo en buena compañía —respondió Max mientras cerraba la puerta y la acompañaba al interior de la habitación.

 

La mujer lo empujó sobre la cama y depositó la botella sobre la mesilla el tiempo justo para quitarse el vestido. Max comprobó que no llevaba ropa interior.

 

—Seguro que no lo has probado así. —Se sentó a horcajadas sobre el cuello de él, y comenzó a verter el champán sobre sus pechos, dejando que resbalase por su cuerpo hasta la boca de Max. Éste se afanó en beber del pubis de ella, intentando desperdiciar lo menos posible.

 

 

La botella hacía rato que yacía, ya vacía, en el suelo, y mientras follaban Max vio el momento perfecto. Kate se encontraba a cuatro patas sobre la cama mientras él la penetraba por detrás. Cogió el cable del teléfono, que había tenido la previsión de colocar bajo la almohada, y lo pasó alrededor del cuello de la mujer, comenzando a estrangularla. Ella se llevó las manos al cuello instintivamente, pero entonces él aprovechó para hacerla caer sobre la cama y dejarse sobre ella. Prácticamente inmovilizada por el peso del hombre, y con los brazos atrapados bajo su propio cuerpo, Kate apenas pudo resistirse. Expiró mientras Max, aún dentro de ella, llegaba al orgasmo, uno de los mejores de su vida.

 

Al fin había atado el cabo suelto. Se levantó e hizo una foto al cadáver aún caliente, como prueba de que, aunque con años de retraso, había finalizado el contrato inacabado. Comenzó a vestirse, planificando mentalmente sus siguientes pasos: debía limpiar lo más posible de huellas la habitación y recoger todo su equipaje, para dejar cuanto antes el hotel. Tendría que encontrar otro alojamiento, ya que aún debía cumplir la tarea que le había llevado a la ciudad. Afortunadamente, si algo había en Las Vegas eran hoteles.

 

Sintió unas dolorosas punzadas en el estómago. Mientras se apoyaba en una silla, recordó de pronto de qué había muerto la víctima de Kate: envenenamiento. Las fuerzas le fallaron y cayó pesadamente al suelo, aunque no sintió el golpe. Miró la botella, tirada junto a la mesilla, y ya no vio más.


Editado por Isolee, 14 octubre 2018 - 08:23 .

  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.432
#153

Escrito 14 octubre 2018 - 08:25

1/8 de Final
A4David Hasselhoff vs Exupery

Condición: Debe aparecer una enfermedad que tenga cierta relevancia en la trama, propuesta por Capitán Garra Negra.

 

 

 

Cuénteme qué pasó

 

 

 

—Cuénteme qué pasó.

 

                —Pasó que todos se volvieron locos. Locos, muy pero muy locos.

 

                —A ver. Tranquilo. Respire hondo. Así. ¿Se siente mejor?

 

                —Sí.

 

                —Ahora sí, cuénteme lo que pasó. Hágalo desde el principio.

 

                —¿Desde el principio, oficial? Está bien. Según sé, mi padre, que murió cuando yo todavía era muy pequeño, conoció a mi madre en el puerto allá por 18…

 

                —No tan al principio. Me refiero al barco. ¿Por qué zozobraba? ¿Por qué estaba usted solo en él? ¿Dónde está el resto de la tripulación?

 

                —Ah… se refiere a ese principio. Se suponía que era un viaje de trámite. Dejar unas especias en Portugal y regresar de inmediato, con otra carga, a Veracruz. Pero todo salió mal.

 

                —¿Qué fue exactamente lo que salió mal?

 

                Silencio.

 

                —Lo preguntaré una vez más: ¿qué salió mal?

 

                —No me siento bien, oficial. Todavía estoy muy débil. Necesito descansar.

 

                —No, no necesita descansar. Ya ha dormido suficiente, casi una semana. Come bien, se ve repuesto. Ahora debe hablar.

 

                —Bien —dice después de respirar hondo—. Lo que pasó es que, al estar en medio del mar, dejamos de avanzar.

 

                —¿Por qué? ¿Cuál fue el problema?

 

                —No me lo va a creer.

 

                —Usted cuénteme lo que pasó. Si es creíble o no, ya es mi problema.

 

                Silencio.

 

                —Pasó que el viento dejó de soplar. Las velas estaban izadas, pero no nos movíamos ni un centímetro. Nos quedamos quietos. Pero esto por sí solo no debía ser un gran problema, de no ser por los días que pasaron y los descuidos que tuvieron.

 

                —¿Cómo?

 

                —No era tanto problema ver siempre a la misma gente. Los marinos estamos acostumbrados a renunciar a todos los rostros, menos a los de la tripulación. Lo peor, lo que yo creo que desencadenó todo, fue la comida. Alguien, pienso en el cocinero, no saló bien la comida y se descompuso mucho antes de tiempo. Lo mismo pasó con el agua: le salió una lama verdosa, pestilente, densa. Los detalles pequeños, la buena comida, el agua fresca, hacen soportable el infierno. Pero cuando su ausencia se combina con la mala vida, la gente se vuelve impredecible.

 

                —¿Y eso hizo desaparecer a todos?

 

                —Déjeme terminar. La vida marina no es la más limpia de todas. Hay humedad, sudor, olores desagradables. La comida ya tenía larvas, y poco nos importó por el hambre. Comimos hongos desconocidos, por montones. Ni siquiera sé cómo llegaron ahí. Las enfermedades no tardaron en brotar. Diarreas, vómitos, cansancio. Luego todo se juntó y algunos comenzaron a delirar. Sí, señor. La cabeza ya la tenían en otro sitio. Unos decían que escuchaban voces, otros que veían “fantasmas”, que a veces les daban miedo y en otras podían platicar plácidamente con ellos. Creo que esas voces comenzaron a darles órdenes, a pedirles que riñeran entre ellos. Y cuando estaban todos muy débiles, los tiraron del barco. Esa gente debe ser ahora comida de tiburón. Yo temí un destino similar y me escondí. Cuando salí, no había nadie más a bordo. Pasaron los días y supongo que entonces me encontraron ustedes medio muerto.

 

                —Estaba usted en muy mal estado. Parecía un cadáver.

 

                Silencio.

 

                —¿No me cree oficial?

 

                —Sólo en una cosa. Por lo que cuenta, parece creer que está sano, que nunca vio fantasmas.

 

                —De otra manera no estaría aquí.

               

                —¿Cómo sabe que no se enfermó usted desde el principio, que sigue en el barco y que nadie lo ha rescatado?

               

                —Esas cosas se saben, se sienten.

 

                —¿Cómo está seguro de que no soy un fantasma? —dijo, desvaneciéndose lentamente.


  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.432
#154

Escrito 14 octubre 2018 - 08:26

1/8 de Final
A4David Hasselhoff vs Exupery

Condición: Debe aparecer una enfermedad que tenga cierta relevancia en la trama, propuesta por Capitán Garra Negra.

 

 

 

El bello durmiente

 

Julio tenía un problema, y es que sólo podía disfrutar cuatro horas cada día; el resto del tiempo lo pasaba durmiendo. ¡Qué perezoso!, diréis, pero no era culpa suya, eran las secuelas de un cáncer cerebral que había padecido a los veinticuatro años. Lo había superado y estaba sano... Bueno, todo lo sano que podía estar alguien con un trozo menos de cerebro y el caso más extremo de hiperinsomnia registrado. Cuando dormía, lo hacía tan profundo que casi rozaba el coma. Por eso, Julio siempre se aseguraba de encerrarse bien en su habitación, porque tenía la pesadilla recurrente de que su gato, dándole por muerto, le comía la cara. Siempre se despertaba y dormía a la misma hora, que era a las 10:02 y a las 14:05. La única forma de volver a ver un atardecer o el cielo estrellado, fue visitar otras zonas horarias. Algo que podía hacer porque, sin ser una gran fortuna, sus padres le habían dejado una generosa herencia, suficiente para caprichos y poder vivir sin un trabajo de cuarenta horas.

 

Con apenas tiempo para comer o hacer ejercicio, tuvo que invertir en varios aparatos que hiciesen todo eso por él cuando estaba dormido. También podía permitirse una asistenta, que gestionaba desde la limpieza del hogar hasta los muchos anuncios de colchones y bebidas sin cafeína que Julio solía protagonizar. En realidad, aunque sólo tuviera cuatro horas al día, no le faltaba de nada... Salvo el amor.

 

«Bello durmiente busca a su princesa» fue como tituló su perfil en la aplicación de citas, donde fue sincero con su dolencia y con lo que ofrecía: una vida cómoda y todo el amor que puede dar alguien que tiene que vivir con intensidad para compensar el tiempo perdido. Podéis interpretarlo como prefiráis. Como suele pasar con estos métodos de cortejo, las primeras mujeres que Julio conoció no pasaron de un café y del clásico «ya te llamaré». Con un par llegó a hacer el amor de forma salvaje todo el día, lo que era bastante tiempo incluso para una persona con horarios normalizados, pero sin sentimiento alguno. No fue hasta la vigésimo tercera chica que encontró a su alma gemela: Laura, que por una serie de traumas y ligera depresión crónica, también sufría de hiperinsomnia, aunque sólo necesitaba catorce horas de sueño al día.

 

Era encantadora y enseguida Julio quedó prendado. Tuvieron la primera cita en un hotel, aunque no por el motivo que creéis, eso ocurrió en la tercera porque Laura era muy clásica y no quería parecer una fresca. Quedaban en un hotel porque era más fácil pasar más tiempo juntos, pues cuando ella se despertaba, a él le quedaba sólo una hora antes dormirse. Al cabo de ocho citas se fueron a vivir juntos, y al mes estaban pasando por el altar: todo va mucho más rápido si vives menos tiempo y puedes pasar sólo una hora al día con tu pareja.

 

Viajaron, sobre todo en trenes con vagón dormitorio, y todo lo que hicieron fue con gran intensidad. Sí, todo. Y tuvieron una hija, la cual veía más a la niñera que a su padre, pero esperaba con ansias el momento en el que él estaba despierto para jugar juntos. Cuando tuvo edad suficiente, la enviaron a estudiar a un internado, porque todo era más fácil así. Como una familia feliz, Julio y Laura fueron envejeciendo, quizá más lento de lo normal, porque en general tenían una vida bastante descansada y sin estrés (cuando Julio cumplió los sesenta, no tenía ni una sola cana). Pronto fueron dos ancianitos entrañables de edad incontable y numerosos achaques.

 

Un día, antes de que él se fuera a dormir, Laura tuvo que sincerarse, quizá porque había escuchado que Julio tosía más de lo normal.

 

—Te mentí —dijo Laura. Él la miró pero dijo nada, simplemente esperó a que continuara—: Sobre mi dolencia. Mis horas de sueño no son estrictas... es solo que... Verás, nunca me gustaron las personas, ¿sabes? Me canso rápido. Mis relaciones eran infelices, porque me hartaba o me dejaban por mi falta de atención. Cuando leí tu anuncio, vi la oportunidad de tener una relación perfecta y la aproveché. Sólo tendría que ver a mi pareja en pequeñas dosis... Así que te mentí y me las arreglé para que mis diez horas no coincidieran contigo más de una.

 

—Laura —dijo tras carraspear—. No tenías por qué ocultármelo. Desde mi punto de vista, una hora de las cuatro es mucho tiempo. Hemos sido felices; no cambiaría nada.

 

Julio le sonrió y ella, con lágrimas en los ojos, hizo lo propio. Entonces, y por primera vez en toda la vida, ambos se metieron en la cama y cerraron los ojos al mismo tiempo.


  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.432
#155

Escrito 14 octubre 2018 - 08:37

Todo el mundo debe votar y comentar los cuatro relatos (A3 y A4), excepto los que compitan en ese cruce concreto que solo deben puntuar y comentar los del otro cruce.

A3 y A4 podéis comentar el relato de vuestro rival, pero no lo puntuéis. También se agradece una Sala de Partos. En ambos casos son sugerencias, no una obligación.

Si los lectores/jueces tienen alguna duda sobre la historia y el cumplimiento de la condición puede preguntar sobre ello antes de las puntuaciones. Intentemos evitar que suceda como en la ronda previa donde algunos os arrepentisteis de no votar distinto el relato sobre el inefable Jack the Ripper. En caso de haberlas las preguntas me las hacéis vía MP para que yo pueda preguntar de la misma forma al autor; así intentamos evitar crear una tendencia de voto.

Tenéis tiempo para enviar los votos y los comentarios hasta el sábado 20 de octubre a las 23.59 hora peninsular. Sobre estos cuatro relatos intentad no comentar nada en abierto para intentar evitar crear una tendencia de voto.

También hasta el sábado 20 de octubre a las 23.59 hora peninsular:

Cruces de 1/8 de Final:

B1: Bachi Hebi vs IDT
El relato debe ser un pequeño guión teatral/cinematográfico y debe estar escrito en dicho formato, propuesta por Boulder, Colorado.

B2: Arthur Dayne vs tortuguita
Que la protagonista del relato sea Medusa pero la acción ocurra en nuestra época, propuesta por Mr. Bater.


Esto es todo por ahora. Buena lectura y escritura y ¡mucha mierda!


  • Volver arriba

  • Farsante

  • Alai

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 24 jul 2018
  • Mensajes: 1.553
#156

Escrito 14 octubre 2018 - 10:02

Descúbreme, Isolee, que por Telegram no creen en mi santa palabra.
  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.432
#157

Escrito 14 octubre 2018 - 10:13

Gente de Telegram, Milgerardo es Woveante, sí. :3
  • Volver arriba

  • Farsante

  • Alai

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 24 jul 2018
  • Mensajes: 1.553
#158

Escrito 14 octubre 2018 - 10:28

Hueveante.
  • Volver arriba

#159

Escrito 14 octubre 2018 - 16:14

La existencia de un Skull & Bones en forma de telegram debería preocuparnos a todos, señores participantes.


  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.432
#160

Escrito 14 octubre 2018 - 16:58

Comentarios de Sen

 

Caza mayor

 

El relato me gusta, me he sumido en él y en la atmósfera pero no me he enterado bien de lo que había pasado aún habiéndolo leído varias veces. El joven está con una psicóloga, podría ser de un correccional, parece que mató a alguien con el rifle de su padre, creo que le falta ser algo más concreto para ser redondo. No entiendo bien tampoco si lo narrado entre diálogos son recuerdos o está pasando en el momento porque si son recuerdos no los está diciendo en voz alta al estar fuera del diálogo y la doctora tampoco se debería estar enterando pero las preguntas de ella parece que van relacionadas con el recuerdo. Osea, él no menciona haber visto ningún objeto y le pregunta si el objeto que vió era un rifle pero no ha mencionado antes nada sobre ningún objeto, no sé, algo me falla en la historia.

 

Está bien escrito, correctamente, no he visto faltas de ortografía.



 

Mensaje de wechat

 

Un poco peor que el otro relato, un vocabulario un poco menos extenso, algún fallo sintáctico como "el público de estos espectáculos suelen ser gentuza o ricachones..." creo que debería poner suele porque el público, que es el sujeto de la frase, es singular.

 

No tengo ni idea de lo que significa donguear o si se lo ha inventado, si es inventado gana en originalidad aunque hubiera sido de agradecer una nota o glosario para salir de la duda. El porqué después de ese donguear debería haber ido separado.

 

Yiao, otra palabra para el glosario. Imagino que en éste futuro distópico se usan palabras en chino, me suena de algo...

 

Sin embargo como historia me ha gustado más que el otro relato, me lo imagino en plan vaqueros del espacio o blade runner, creo que es más original y divertida.


  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.432
#161

Escrito 14 octubre 2018 - 16:59

Comentarios de Boulder, Colorado

 

 

Primeros síntomas de narcolepsia

 

En este relato el autor juega con dos realidades que van confundiéndose: la del protagonista que vuelve a su aburrido lugar de trabajo, y la del mismo personaje que se encuentra en la isla de Perdidos, aquella mala serie de hará ya unos años. En ese juego, no obstante, no se consigue relacionar ninguna de las dos realidades: son independientes y no sabemos muy bien por qué. De hecho, el tema principal no es tanto que el protagonista vuelva de sus vacaciones, sino más bien que el protagonista confunde realidades.

 

La estructuración del texto no es todo lo bueno que podría ser: la presentación y el nudo no sirves especialmente para situarnos donde debería situarnos, creando una sensación de vacío cuando se llega al desenlace. A modo de ejemplo, se nos introduces personajes como el jefe o como el amigo cabrón, que no tienen ninguna relevancia, aunque sí que ocupan buena parte de esas dos partes del texto. Quizá podrían tener su función descriptiva de una de las realidades, pero absorben demasiado espacio y generan falsas pistas que no se relacionan después con el final. Todo eso, al final, genera confusión al lector.

 

Finalmente, cabe decir que existen por ahí algunas faltas, como un punto después de un signo de interrogación, como una mala distribución de los párrafos o, especialmente, como el caótico uso de las comas. Las oraciones en este texto parecen generadas de una forma precipitada, como si el autor estuviera escribiendo casi en “escritura automática” aquello que le pasa por la cabeza, sin pasar antes por el filtro de lo morfosintáctico.

 

 

 

Mensaje de Wechat

 

¡Qué lio con las fechas! En un primer momento están allá por el 4000 y luego, ¡plas!, viajan al pasado. Viajes en el tiempo aparte, el relato tiene sus problemillas. La idea tiene su jugo, una mezcla de Battle Royale, en algo semejante a una “casa de campo” llena de armas, pero esta vez luchando contra clones de seres queridos. El morbo está asegurado. Algo rebuscado, quizá, pero me vale. Reconozco que le hubiera encontrado más jugo a que los concursantes lucharan contra su propio clon, por aquello de que éste bien podría saber los mismos movimientos o técnicas que su original, pero el autor ha preferido tirar más hacia la lucha visceral contra cuñados clonados o esposas clonadas. Hasta aquí, bien.

El problema, no obstante, viene en la forma en la que se cuenta esta idea. El texto está redactado como si fuera una crónica periodística, o eso es lo que se anuncia en los primeros párrafos. No obstante, en ningún momento se usa un lenguaje periodístico. No me puedo trasladar en ningún momento a la crónica de una revista, magazín o reportaje; y eso, desgraciadamente, desluce mucho el texto. La narración, de hecho, abandona todo formalismo y transcurre en todo momento en un tono vulgar, como si te lo contara un amigo según como le vienen las ideas a la cabeza.

Y es una pena, porque ese mismo texto, embadurnado del formalismo periodístico, como si de una crónica del Marca se tratara, hubiera ganado muchísimo más. Por cierto, los párrafos, un cristo.

 

 

 

Caza mayor

 

Voy a ser sincero: no acabo de entender qué pasa en el relato. Entiendo que tenemos a alguien que rememora algo a medida que es interrogado por una doctora que seguramente es algo así como una psiquiatra. En los momentos de flashback se rememora una escena en la que el protagonista juega a ser un pistolero que esquivaba la luz. En un momento dado, abre sin querer una habitación que solía estar cerrada pues su madre ahí pasaba largas horas. Y al entrar, descubre trastos y una escopeta de caza. Y en esa sala, medio a oscuras, una voz le dice bum bum y él, tropieza, y hace caer cosas, y se asusta, y huye y se esconde en un armario. Y yo, el lector, no acabo de saber qué ha pasado ni qué relación guarda eso con la madre, la doctora y el deporte. En defensa del autor diré que cada vez soy más imbécil y que ayer no dormí bien de lo cansado que estaba.

También diré que el relato está bien escrito, que la prosa es buena, aunque la narración confusa y que se nota que el autor ha escrito muchos relatos en su trayectoria. No obstante, me atrevería a decir que donde mejor se mueve el autor es con relatos más largos, ¿verdad?


Editado por Isolee, 14 octubre 2018 - 16:59 .

  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.432
#162

Escrito 14 octubre 2018 - 17:00

Comentarios de Milgerardo
 
 
Primeros síntomas de narcolepsia
 
No me ha gustado mucho. La idea es bastante simplona: a un tipo con narcolepsia le ocurren cosas que le podrían ocurrir a un tipo normal con narcolepsia. No creo que haya mucho más jugo que sacarle, porque además las cosas que le pasan son bastante aburridas. La única que se podría salvar es el hecho de soñar con el universo de Lost, pero debido a que el resto es tan “rutinario” se nota hasta metido un poco con calzador. También me ha molestado un poco el hecho de que el título parezca escrito para arrebatarle el sentido más “profundo” al propio relato. Porque cuando el protagonista duda de si lo que está viendo es real o no, el lector también debería, pero si en algún momento tuvo alguna duda solo tiene que volver al principio del relato y releer el título para darse cuenta de que, efectivamente, lo que está sucediendo es exactamente lo que está sucediendo.
 
 
 
No es un día cualquiera
 
Me ha gustado. El estilo, la idea y cómo está llevada; en general, está muy chulo. Es como leer una versión del mundo que coincide con la idea que tenemos del mundo en dicha situación. Uno siente que el primer día siempre es lo más horrible y lo ve todo negro, sin embargo, al salir de su casa, no ve a tipos matándose o matando por el mero hecho de ser el primer día de curro.
 
 
 
Mensaje de Wechat
 
Vaya dos “relatitos” que hemos presentado. Aun siendo un churro de “relato” vas a ganar, eso sí, con todas las de la ley. Claro que te lo he puesto fácil:
Tú sí cumples la condición, el texto gira en torno a un deporte.
No obstante, si tuviese que valorarte más a conciencia, te diría que no me ha gustado en absoluto. En mi opinión no es ni un relato “al uso”, porque no hay ninguna historia que contar. No hay nada salvo detalles de un deporte inventado, cosa que es muy fácil de hacer. Tan fácil que es demasiado simple. No está bien llevado, porque no hay nada que llevar, y el final (la post data) es terrible.
Lo único bueno es el género escogido, muy acertado en un lugar donde hay veinte fans de la fantasía por metro cuadrado.

Editado por Isolee, 14 octubre 2018 - 17:00 .

  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.432
#163

Escrito 14 octubre 2018 - 17:02

Comentarios de Pantalónez

 

 

Primeros síntomas de narcolepsia

 

Hola, Sen.

 

Bien, veamos. Probablemente todo lo que te pueda comentar de forma superficial ya te lo comentarán otros o te lo habrán comentado ya. Para que vamos a mentir, este relato tiene fallos estructurales gordos, el principal de ellos que parece que lo has escrito cinco minutos antes de enviarlo sin revisarlo ni una sola vez.

 

Pero tampoco quiero detenerme en eso porque seguro que habrá otros foreros encantadores que se encargarán de señalarte todas las faltas de ortografía y gramática, etcétera. Yo prefiero centrarme en otros menesteres.

 

Veamos, la condición era bastante tocapelotas y limitante, pero tú también has hecho la idea más tópica posible, con el buen oficinista anónimo de turno como protagonista.  La gracia del relato es que vas intercambiando el mundo real con el onírico lo cual puede ser un recurso muy interesante pero apenas lo aprovechas. Podrías haber mostrado sueños interesantes donde conocieramos más el trasfondo del personaje, quizás un poco de sus sueños o ambiciones. Pero nuevamente tiras de lo fácil y vemos el tropo del hombre sentado en una hamaca en una playa del Caribe.

 

Luego llegamos a la escena final donde se confunden los dos mundos con ese accidente de tráfico que parece que es más real que sueño. El problema es que en este punto (que ya es casi el final del relato) no he conseguido empatizar con el protagonista, por lo que leer el accidente me produce el mismo efecto que cuando dan las noticias semanales de siniestrados por la tele.

 

A ver, admito que estoy siendo bastante duro y que si sólo quieres tomarte este concurso como entretenimiento te estoy soltando el rollo padre. No es que el relato en sí sea malo, es que en este medio, el narrativo, lo que no es excelente lo tiene muy difícil para siquiera destacar. Aquí yo y probablemente muchos otros vamos a magnificar tus errores y minimizar tus aciertos (probablemente muchos ni los mencionarán), pero forma parte de nuestra naturaleza cainita, imagino.

 

Viéndolo más fríamente, podemos ver como tu relato podría haber ganado creces cambiando un par de detallitos: simplemente aprovechando los sueños que aparecen para mostrar momentos clave de su vida o sus pensamientos más profundos (claro que para eso primero hay que crearle un trasfondo al protagonista y eso puede dar más palo) y dándole un nombre  (ayuda a humanizar más con él, aunque no te negaré que según el tipo de relato puede ayudar un protagonista anónimo) te habrías podido llevar mucho más puntos.

 

 

 

NO ES UN DÍA CUALQUIERA 

 

Hola, Boulder

 

Los comentarios son para que aprendas así que me voy a centrar en lo malo, aunque ya te digo de entrada que me ha parecido un relato interesante.  Lo que no me ha cuajado es que lo he visto quizás muy histriónico, llegaba un momento en que todo parecía tan absurdo que he sido incapaz de empatizar con nadie,  parecía que me estaban contando una trola, vamos.

 

Quiero decir, está guay y tal porque nadie te impide relatar un mundo ficticio absurdo, yo mismo suelo disfrutar mucho mirando comedias del absurdo,  lo único que aquí no me acaba de convencer la transición. Porque es evidente que vas introduciéndonos paulatinamente en este mundo hiperbólico, lo único que me chirría es la exageración del suicidio, que la veo un poco de mal gusto, pero tampoco me voy a poner quisquilloso con eso.

 

La originalidad, bueno, es original este universo suicida, pero al menos tiempo cae en el tópico del hastío por el primer día de trabajo (que la condición no lo exigía) y lo explota hasta la saciedad. Quizás el problema es que cuando aprieta el botón de autodestrucción ya me parecía demasiado ridículo, como si fuera un gag de José Mota. Puede estar muy bien construido y la idea basarse en algo muy sólido, pero meh.

 

Por cierto, este relato tiene mucho de tu estilo del anterior, el del carpintero elfo. Sería interesante que para la próxima ronda intentes reinventarte un poco y probar otras ideas, intenta ser más atrevido.

 

 

 

Caza Mayor

 

Hola, Milgerardo

 

Aunque sea tu enemigo para esta ronda (o rival que suena menos bélico) intentaré hacer un análisis lo más insesgado posible. Empecemos.

 

Yo siempre digo que, cuando un relato tiene demasiados diálogos deja de convertirse en relato para pasar a ser una escena de teatro.  Aquí estamos totalmente en ese caso. Los diálogos son geniales para avanzar la trama y en muchos casos totalmente necesarios, pero en otros no y ya que estamos en el arte de la narrativa estaría guay que todos intentáramos esforzarnos un poco más en narrar en vez de dejar que los actores hablen (que aunque parezca mentira suele ser un recurso mucho más pobre). 

 

Dicho esto, me ha parecido un relato un poco confuso y me he perdido un poco, he tenido que leerlo un par de veces para entenderlo. Que no es algo necesariamente malo, pero es llamativo.

 

Obviamente me estoy centrando sólo en lo malo aquí, como positivo tengo que decir que lo de la caza es muy original, a mí no se me habría ocurrido (también es que soy bastante anti armas en general y se me habría dado muy mal hablar de armas de fuego por mi ignorancia en el tema).

 

También me ha gustado mucho lo de que repitas tal cual la frase “la doctora anotó algo en el cuaderno”. Le da un sentido rítmico al relato, como si fuera el leitmotiv. Otros te dirán que queda feo repetirla tal cual pero en un relato tan pequeño yo creo que no solo no queda mal sino que queda genial y le añade puntos. Estos son detallitos de forma y no de fondo pero a fin de cuentas lo estético también es muy importante.

 

 

 

Sala de Partos:

Mensaje de Wechat

 

Tenía varias ideas para esta ronda. Una era hacer un relato de un partido de fútbol al estilo de Rayuela, con varias lecturas posibles según el orden en el que se leyera. Me quedó un churro aburridísimo así que decidí tirar del plan b, ciencia ficción.

 

Aquí quizás estoy jugando con las definiciones de deporte pero estoy bastante seguro de que cumplo la condición. Un deporte no es sólo un deporte de equipo en el que varios humanos persiguen una pelota. Hay muchos tipos de deporte y una lucha con normas claras lo es. 

 

Lo de la desnudez intenta ser un guiño tanto a la Antigua Grecia como al Cine Porno. 

 

Sí, sé que he escrito 2021 en vez de 4021. Joder, un error tipográfico lo tiene cualquiera, no hace falta que me crucifiquéis por ello.

 

Tenía otra opción de relato que sería uno de una tenista que hace un pacto con el diablo para ganar un partido, pero sabiendo lo nazis que sois a la hora de valorar las condiciones decidí descartarlo también. Quizás lo escriba algún día (99 % seguro de que no).

 

Y para terminar y hacer un poco la pelota quería agradecerle a Isolee el currazo que se ha pegado organizando el concurso y a todos los concursantes por curraros los comentarios y relatos. Un poco de amor propio nunca viene mal.

 

Se despide Pantalónez.


  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.432
#164

Escrito 16 octubre 2018 - 07:49

Comentarios de Exupery


Primeros síntomas de narcolepsia

Lo evidente: al autor le falta estudiar mucho las reglas gramaticales. No veo errores de ortografía, si por esto entendemos sustituir letras por otras, omitir alguna (sobre todo si es muda) o ausencia de acentos, pero se nota a leguas que tiene poca idea de dónde colocar los puntos y, sobre todo, las comas. Creo que es el mismo forero que le fue mal en este apartado en la primera ronda, porque veo exactamente el mismo problema: una necesidad imperiosa de poner comas o, por otro lado, miedo a los puntos y seguido. Se nota que intuye dónde acaban las ideas (por eso aparecen comas), pero no tiene la certeza de esto, y por eso omite los puntos. Seré severo en esta parte, y creo que podría dejarlo fuera.

Después de eso, tenemos la historia, que no es espectacular. Hay una premisa interesante, manida, sí, pero interesante: ese juego del sueño y la vigilia. Le recomiendo al autor un cuento muy logrado de Cortázar, pero algo rancio: “La noche boca arriba”. Es exactamente la misma estructura, pero bien lograda (claro, en tiempo y en pericia Cortázar lleva la ventaja). El final incluso me resulta algo parecido, pero creo que mejor ahí le dejo porque los participantes después le quieren achacar toda la culpa al lector en el tema de las intertextualidades, cuando es a lo que se arriesgan.

Este elemento del sueño no me parece bien logrado, porque las escenas de la oficina, que transmiten el tedio oficinesco, son bastante aburridas.

Ahora, ¿el relato cumple con la condición? No me lo parece. En teoría no ocurre todo en el mismo día. Igual no le pondré cero, pero sí aviso que el resultado es decepcionante.



No es un día cualquiera

¿Pero qué acabo de leer? No me cabe en la cabeza que la gente, en masa, se suicide por la rutina. Digo, es un tema interesante, y, como muchas otras, cosas merece la pena ser contado. Pero, diría yo, merece la pena contarlo de una manera más figurada, más imaginada, que en el relato los hechos, la realidad, esté mejor retorcida para que, al encontrarle el punto, dé gusto y no sintamos que esté todo mascado.

No sé, no me pareció bueno. Lo dicho: es necesario pensar un poco más. Eso sí, me queda claro que este participante pasará de ronda, entre otras cosas, porque es un texto mucho más limpio.



Mensaje de Wechat

Reconozco que hay intenciones de ser original. Tal vez demasiadas, pero como ya pisa un terreno cercano a la ciencia ficción, pues por este lado poco se puede atacar.

Me saca una duda: si el deporte aquel es tan famoso, por qué quien recibe el mensaje no sabe nada de él. Digo, no se hizo de la noche a la mañana, sino que debieron pasar años, por lo menos unos meses para que se consolidara.
(Ahora que lo pienso, ¿esto que menciona es un deporte o es un programa de concurso? Me parece que más bien es lo segundo, por lo que la condición peligra de ser cumplida).

Veo, por lo menos, un error, un por qué que terminó pegándose por no sé cuál razón. Fuera de eso, me parece correcto.



Caza Mayor

¿Cacería un deporte? Hay quienes estiran el concepto y dicen que sí, que lo es. Yo no lo creo, y tampoco creo que este relato tenga algo que ver con la deportividad. No por tener un arma en la mano será cacería deportiva, si así nos ponemos.

Me parece que el autor estiró demasiado la condición. Fuera de eso, está escrito con corrección.

Editado por Isolee, 16 octubre 2018 - 07:51 .

  • Volver arriba

  • Isolee

  • Et in Arcadia ego

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 14 mar 2005
  • Mensajes: 24.432
#165

Escrito 16 octubre 2018 - 07:50

Comentarios de Zaxx


Primeros síntomas de narcolepsia.

En cuanto a lo que cuentas no está mal estructurado. Me gusta la sencillez de cómo lo cuentas, pero en escritura te he tenido que penalizar: a partir del tercer párrafo te has rayado mucho con las comas.

Hay párrafos enteros que son varias oraciones que tú te has empeñado en separar con comas y no; son puntos lo que deberías haber puesto en su mayoría. Si quisieras darle ritmo a la narración alegando que tu personaje narra por los codos se podría haber permitido poner punto y coma, que es el equivalente al punto, pero es mejor usarlo cuando lo que viene a continuación está bastante relacionado con lo que precedía, y no cuando nos dé la gana porque quedará raro. Es un consejo. Tú obra luego como bien gustes.

Otro detalle es que la mitad de tu relato habla de sueños sobre referencias que el lector puede no conocer (cierto es que has elegido una serie archiconocidísima), y que los datos que aportas no son esenciales para comprender el relato. Solo son un plus. En ese caso, aunque podría ser negativo, a mí no me lo parece en absoluto. No necesitas conocer la serie porque no hay pistas recogidas en esos sueños de las que dependa la comprensión del relato. Aún así hay que tener cuidado con eso.

En general siendo un relato bastante sencillo tiene una estructura sólida, lástima que te falle tanto la puntuación.



NO ES UN DÍA CUALQUIERA

¿Pero por qué diantres pones el título en mayúsculas?

Bien. Otro relato en primera persona en el que has decidido darle una vuelta de tuerca (hasta pasarse de rosca) de lo que sería el síndrome post-vacacional, pero a lo bestia; con muertos a punta pala.

Pues no está mal por el tono del relato. Consigues banalizar la muerte de los trabajadores como si fueran insignifiquinsectos (término que será acuñado próximamente por la RAE, aviso). Y el relato trata de poco más. A diferencia de tu contrincante, tú usas los signos de puntuación mejor y eso te dará ventaja, pero las dos ideas presentadas están bien ejecutadas, así que la cosa está reñida.

Que gane el mejor.




Mensaje de WeChat

Tu relato me choca por varios frentes. Es bastante antinatural.

El mensaje es digamos una nota informativa de X a Y sobre temas random total en los que el autor aprovecha para ponernos en situación presentándonos el universo del que nos habla sin que tenga nada que ver con el hilo principal del relato en el que se centra luego más tarde. Parece ser que las revoluciones en Marte no interesa tanto como el Mataclones. Y luego para darle algo de sentimiento y vidilla, donde podamos sentirnos un poquito identificados de una manera más personal se nos introduce al tal Galáctiquez en la historia.

Pues eso. Diré que es un relato curioso… Deportivo… Bueno, vale, te lo compro, pero muy barato.

Y para terminar me gustaría que el autor me explicara la diferencia tan grande de fechas que se mencionan en el relato: dos mil y pico y cuatro mil y pico. Gracias.




Caza mayor

Pues sí, un relato deportivo total… He sido benevolente porque la condición explica que el argumento principal tiene que estar relacionado con un deporte. Aún así te he penalizado porque de cumplirla sería rezando el límite y eso merece castigo. Al menos no es un cero, consuélate con eso.

Analizando esa frase entre paréntesis de la condición sí la cumples. Al menos creo yo. Porque el argumento principal es el interrogatorio con las respuestas del niño y su pensamiento incluido. Entonces el relato nos muestra lo que parece ser un parricidio y su vehículo motor es la caza mayor. A ver si el autor desolla el relato para que podamos ver el interior y comprenderlo mejor, por que está claro que este relato es demasiado abierto a interpretaciones y precisa una ayudita extra, siempre y cuando el autor quiera dar un poco de luz.

Editado por Isolee, 16 octubre 2018 - 07:52 .

  • Volver arriba


  • Por favor identifícate para escribir un tema
  • Por favor identifícate para responder
publicidad

0 usuarios están leyendo este tema

0 miembros, 0 invitados, 0 usuarios anónimos