Ir al contenido

publicidad

Foto

Descripciones en universos ficticios en 1ª persona


  • Por favor identifícate para escribir un tema
  • Por favor identifícate para responder
9 respuestas en este tema

  • KeeS

  • Meteor

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 03 feb 2007
  • Mensajes: 9.257
#1

Escrito 22 septiembre 2017 - 23:48

Hola a todos, 

 

Imagino que ahí mismo reside la pericia de un buen escritor (y, sin duda, yo no lo soy) pero me cuesta mucho describir elementos inventados en mis escritos de ciencia ficción o fantasía.

 

En origen, lo que me costaba era describir algo sin recurrir a comparaciones o adjetivos que no encajaran o no debieran existir en dicho universo. Pero ahora, me es muy difícil describir, en un relato en primera persona, de forma que la narración tenga sentido. Porque si hablo desde el punto de vista de un cazador de un mundo de fantasía, ¿qué sentido tiene describir con todo lujo de detalles una criatura de dicho mundo?

 

Me explico: si leyéramos un libro en primera persona ambientado en la actualidad se nos haría extraño que el personaje describiera con todo lujo de detalles a un animal concreto (ejemplo: "Y entonces vi al elefante, un mamífero enorme, que sobrepasa las cinco toneladas de peso, y del que destacan sus grandes orejas y su trompa, flanqueada por dos majestuosos colmillos de marfil.") porque no encajaría, puesto que está "hablando" con nosotros y somos sus contemporáneos. ¿Cómo justificar la explicación de una criatura, ciudad o arma ficticia en un relato en primera persona? Creo que no encaja que alguien que viva en un mundo narre de esta forma:

 

"Me despierto sobresaltado por los rugidos del drok, una de las criaturas aladas más grandes que se hayan visto jamás y conocida en Rudea por su piel escamada, objeto de deseo para cualquier contrabandista que se precie."

 

(Fragmento totalmente inventado e improvisado para el hilo, perdonad lo mal escrito que está)

 

¿Cómo lo veis? ¿Creéis que las descripciones de este tipo tienen sentido en narraciones en primera persona?


  • Volver arriba

#2

Escrito 23 septiembre 2017 - 01:19

Yo creo que no desentonan, aunque si es verdad que se pueden disimular. (Por ejemplo "La flecha rebotó contra el caparazón escamado del drok). 

O bueno, quizá el personaje le está contando es historia a alguien de otro país, que no tenga muy claro como son los droks, por seguir con el ejemplo.


Imagen Enviada

  • Volver arriba

#3

Escrito 23 septiembre 2017 - 06:19

Yo digo que sí desentonan. Algo que se me ocurre es crear situaciones que permitan hacer esas descripciones, ya sean de golpe o de manera paulatina.

 

Ejemplo.

 

"Vi el libro de ciencias naturales y me topé con la figura del drok, con esas alas tan grandes y la piel escamada..."

 

O

 

"Iba caminando por calle, a punto de llegar a mi casa para postear en meri, cuando a lo lejos vi unas alas enormes que no podrían ser otro animal que el del drok..."

 

Digo, son sugerencias pobres, pero mejor trabajadas pueden quedar mejor. A lo que me refiero es que si esas criaturas aparecen es porque algo harán, y cuando hagan ese algo, pues puedes ir describiéndolas.


  • Volver arriba

  • Aeo

  • Anima

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 27 may 2005
  • Mensajes: 14.305
#4

Escrito 23 septiembre 2017 - 10:41

A mí me gusta mucho cuando te dejan con la intriga de qué te están contando y poco a poco te lo van explicando a lo largo del libro.

Ej:
Terminamos todos en el fondo de la cueva, encogidos y en silencio tras oir el estridente y temido rugido del drok...

10 páginas después: las leyendas contaban que el inmenso aleteo del drok podía barrer superficies enormes con bla bla....y que ninguna lanza podía atravesar su inmensa coraza, pero tras abatir varios en las jornadas de caza dirigidas por los Yörkshurth sabíamos que no eran invencibles....

20 páginas después: A pesar de la fama de intratables e irascibles, nuestros tratos comerciales con los Yörkshurth mostraban una raza pacífica e inteligente. Quizás los más de 2 metros de altura y sus cuerpos llenos de cicatrices desde el nacimiento no ayudasen demasiado a....


No sé si me explico!

Editado por Aeo, 23 septiembre 2017 - 10:43 .

  • Volver arriba

#5

Escrito 23 septiembre 2017 - 11:13

A mí normalmente no me saca de la lectura. También depende de cómo se haga, y es cierto que un buen autor es capaz de deslizar la información sin que te des cuenta, pero si se explica todo directamente no me suele molestar y casi lo prefiero a que se me oculte información y no sepa qué pasa.

 

A ver, ayudadme a hacer una lista de libros en primera persona que pueda utilizar KeeS como documentación.

 

Se me ocurren:

 

Dos velas para el diablo, de Laura Gallego. En este la protagonista habla directamente al lector, así que no es lo que buscas. Porque para la lectura y explica cosas, pero es un estilo diferente.

 

Steelheart, de Sanderson. Aparecen superhéroes y se crea una sociedad nueva. El narrador explica las cosas nuevas, y cómo funciona la sociedad. Y no me saca de la lectura.

 

El nombre del viento, de Rothfuss. Sí que he tardado en pensar en este. Aquí hay una mezcla, algunas cosas las explica según sale y otras más tarde con una historia o algún ejemplo. Puede que ver cómo se hace aquí sea el ejemplo que más te sirva.

 

Y esto es lo que se me ocurre.


oofTggw.gif

  • Volver arriba

  • Zankuro

  • Magus

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 26 ago 2008
  • Mensajes: 6.389
#6

Escrito 23 septiembre 2017 - 11:48

Cuando leo a un narrador en primera persona, siempre me pregunto cómo demonios recuerda tantos detalles.


Imagen Enviada
  • Volver arriba

  • Tenma

  • PRAESIDIUM VIGILO

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 03 nov 2002
  • Mensajes: 12.883
#7

Escrito 24 septiembre 2017 - 16:13

"Me despierto sobresaltado por los rugidos del drok, una de las criaturas aladas más grandes que se hayan visto jamás y conocida en Rudea por su piel escamada, objeto de deseo para cualquier contrabandista que se precie."

 

 

"Me despierto sobresaltado por unos fuertes rugidos, el fuerte sonido del batir de unas alas me hace pensar que se trata de una gran criatura, quizá un drok. Uno especialmente grande por el fuerte vendaval que levanta. Al girarme lo primero que veo es su piel escamada, objeto de deseo para cualquier contrabandista que se precie."

 

Etc.

 

Lo he improvisado, pero por ahí iría la cosa. Puedes meter datos sobre la marcha y evitar lo de soltar toda la información como si estuvieras metiendo un fragmento de la wikipedia de tu universo inventado. Tienes que meterte en el personaje y ponerte en la situación, y rolear a un cazador y sus pensamientos al percibir las señales del animal de turno. En este caso que improvisaste, me parece bastante fácil.

 

Y también se puede recurrir a ir dando datos mientras observa al animal hacer sus cosas (por ejemplo, un hipopótamo, puedes mencionar lo grande que es cuando sale del agua, porque hasta entonces estaba ocultando su tamaño en el agua y barro). O bien, en la acción, como ya han mencionado, si tienes que decir que la piel es dura, basta con que se vea al dispararle una flecha o bien, el protagonista descartando la idea de disparar una flecha porque sería inútil y tiene que buscar otra forma de hacerlo, como atacarle desde abajo cuando casi lo tenga encima, y atravesarle un punto concreto de la garganta.


  • Volver arriba

  • dso

  • Moderador
  • Capitán Zanahoria

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 03 oct 2010
  • Mensajes: 2.544
#8

Escrito 24 septiembre 2017 - 17:41

Yo creo que sí desentona. Las explicaciones para el lector son engorrosas a no ser que se den por una razón. En líneas generales. Que John Carter explique la morfología de los marcianos tiene sentido porque se está dirigiendo a la gente de la Tierra, pero no lo tendría si se estuviera dirigiendo a la gente en general, terráqueos y marcianos por igual, no sé si me explico...

 

Por ampliar la lista con un genio de estas cosas, pero que a veces puede llegar a ser algo, un poco, ligeramente pesado, Dan Simmons.

 

Aquí, un fragmento de Endymion que quizá sirva para que le cojas el tranquillo

 

 

En la época en que mi vida cambió para siempre y esta historia comienza de veras, yo tenía veintisiete años, era alto por ser nativo de Hyperion, notable por pocas cosas excepto el grosor de los callos de mis manos y mi amor por las ideas extravagantes, y trabajaba como guía de cazadores en los marjales de la bahía de Toschahi, cien kilómetros al norte de Puerto Romance. Para entonces había asimilado algunas cosillas sobre el sexo y muchas cosas sobre armas, había descubierto de primera mano el poder que ejerce la codicia en los asuntos de hombres y mujeres, había aprendido a usar los puños y mi poco seso para sobrevivir, sentía curiosidad por muchas cosas, y la única certeza que tenía era que el resto de mi vida no me reservaría grandes sorpresas.

 

Era un idiota.

 

Casi todo lo que era yo en ese otoño de mis veintiocho años se puede describir con negativos. Nunca había estado fuera de Hyperion y nunca había pensado en viajar a otros mundos. Había estado en catedrales de la Iglesia, por supuesto; aun en las regiones remotas adonde había huido mi familia después del saqueo de la ciudad de Endymion, un siglo antes, Pax había extendido su influencia civilizadora, pero yo no había aceptado el catecismo ni la cruz. Había estado con mujeres, pero nunca me había enamorado. Salvo por la tutela de mi abuela, había sido autodidacta y me había educado con libros. Leía vorazmente. A los veintisiete años creía saberlo todo.

 

No sabía nada.

 

Así fue que en el otoño de mis veintiocho años, feliz en mi ignorancia y totalmente convencido de que nada importante cambiaría nunca, cometí el acto que me valdría una sentencia de muerte e iniciaría mi vida real.

 

Los marjales de la bahía de Toschahi son peligrosos e insalubres, y no han cambiado desde mucho antes de la Caída, pero cientos de cazadores ricos -entre ellos muchos forasteros- vienen aquí todos los años por los patos. La mayoría de los protoánades perecieron rápidamente una vez que fueron regenerados y liberados de la nave semillera siete siglos antes, pues no pudieron adaptarse al clima de Hyperion o fueron cazados por depredadores indígenas, pero algunos patos sobrevivieron en los marjales del norte de Aquila. Y los cazadores venían. Y yo los guiaba.

 

Cuatro de nosotros operábamos desde una abandonada plantación de fibroplástico, situada en una angosta franja de esquisto y lodo entre los marjales y un tributario del río Kans. Los otros tres guías se concentraban en la pesca y la caza mayor, pero yo tenía la plantación y la mayoría de los marjales para mí durante la temporada de los patos. Los marjales eran una zona pantanosa y semitropical que consistía principalmente en espesos matorrales de chalma, bosques de raraleña y templados bosquecillos de prometeos gigantes en las zonas rocosas que había por encima de la pradera aluvial, pero durante los frescos, secos y diáfanos días de principios del otoño, los patos se detenían allí durante su migración desde las islas del sur hacia los lagos de las regiones más remotas de la meseta del Piñón.

 

Desperté a los cuatro "cazadores" una hora y media antes del alba. Había preparado un desayuno de jamón, tostadas y café, pero los cuatro obesos empresarios mascullaban insultos mientras lo engullían. Tuve que recordarles que revisaran y limpiaran sus armas: tres portaban escopetas, y el cuarto cometió la tontería de llevar un antiguo rifle energético. Mientras ellos comían y rezongaban, yo me quedé atrás de la cabaña con Izzy, la perdiguera labrador que tenía desde que ella era cachorra. Izzy sabía que íbamos a cazar, y había que acariciarle la cabeza y el cuello para calmarla.

 

Asomaban las primeras luces cuando nos fuimos de aquella plantación cubierta de malezas en un esquife de suelo chato. Radiantes espejines aleteaban entre oscuros túneles de ramas y por encima de los árboles. Los cazadores -M. Rolman, M. Herrig, M. Rushomin y M. Poneascu- permanecían sentados en los bancos mientras yo impulsaba el esquife. Izzy y yo estábamos separados de ellos por una pila de flotadores, cuyo fondo curvo aún mostraba la tosca textura del hollejo de fibroplástico. Rolman y Herrig usaban costosos ponchos camaleónicos, aunque no activaron el polímero hasta que estuvimos en las profundidades del pantano. Les pedí que bajaran la voz cuando nos aproximamos a los marjales de agua dulce donde se posarían los patos. Los cuatro me miraron con cara de pocos amigos, pero obedecieron y pronto se callaron.

 

La luz era muy intensa cuando detuve el esquife a poca distancia del blanco y preparé los flotadores. Me calcé mis remendadas botas impermeables y me metí en el agua, que me llegaba hasta el pecho. Izzy se inclinó en la borda con ojos ansiosos, pero le hice una seña para evitar que saltara. Ella vaciló pero se quedó donde estaba.

 

-Su arma, por favor -le dije a Poneascu, el primer hombre.

 

Estos cazadores de una vez al año tenían bastantes problemas para conservar el equilibrio mientras se metían en los pequeños flotadores, y yo no confiaba en que supieran aferrar sus escopetas. Les había pedido que mantuvieran la cámara vacía y el seguro puesto, pero cuando Poneascu me entregó su arma, el indicador de la cámara estaba en rojo, mostrando que estaba cargada y que el seguro no estaba puesto. Expulsé la bala, puse el seguro, apoyé el arma en la funda impermeable que llevaba sobre los hombros y estabilicé el flotador mientras el corpulento hombre bajaba del esquife.

-Vuelvo enseguida -les murmuré a los otros tres, y me abrí paso entre frondas de chalma, arrastrando el flotador: Habría podido permitir que los cazadores llevaran sus flotadores hasta el sitio que ellos escogieran, pero el marjal estaba plagado de lodoquistes que succionarían el remo chupándose al remador, y poblado por mosquitos drácula del tamaño de globos que se complacían en caer desde las ramas, decorados con serpentinas, que parecían frondas de chalma para los incautos, y erizados de espinas que podían atravesar un dedo.

 

Había otras sorpresas para los visitantes primerizos. Además, la experiencia me había enseñado que la mayoría de esos cazadores de fin de semana ponía los flotadores de tal modo que se disparaban entre sí en cuanto aparecía la primera bandada de patos. Era mi trabajo impedir que eso ocurriera.

 

 

dso, que en estas cosas se suele fijar y sí, suponen una diferencia


  • Volver arriba

#9

Escrito 25 septiembre 2017 - 08:51

Siempre que leo una narración en primera persona me resulta muy chocante porque si es cierto que es muy particular. Me sorprende que se puedan crear historias tan complejas solo desde un punto de vista sin poder contar historias paralelas externas o incluso cosas que ocurren en la habitacion de al lado.

 

Sin embargo, en contra a lo que opinais todos, para mi esas descripciones no desentonan. El narrador al fin y al cabo esta hablando en pasado y, a efectos practicos, es como si el te estuviese contando su historia directamente a ti. Pero es consciente de que es una narracion, si no escribiria cosas como " - Corro hacia la puerta. La abro. Paco Marhuenda esta sentado comiendo un Toblerone"

 

Por eso para mi si tiene sentido que lo narre todo. Te esta contando su historia a ti y tu no eres conocedor de su mundo.

 

De cualquier forma nunca habia pensado en ello.... espero que ahora por tu culpa no empiece a notar eso en los libros en primera persona  :enfadado:  :enfadado:  :enfadado:  :enfadado:   :D


  • Volver arriba

  • Tharitley

  • SON OF LIBERTY

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 17 oct 2013
  • Mensajes: 6.185
#10

Escrito 25 septiembre 2017 - 10:35

El recurso más simple es endosar un personaje ignorante que haga las preguntas. También existe otra posibilidad con la que estoy experimentando, y es que no se trate de una novela sino de una especie de almanaque o libro de historias, fábulas y leyendas en donde el narrador tiene una excusa perfecta para describir todos los detalles, del mismo modo que un libro de biología del colegio explica lo que es un elefante, aunque sea algo que todo el mundo ya sabe. 


  • Volver arriba


  • Por favor identifícate para escribir un tema
  • Por favor identifícate para responder
publicidad

0 usuarios están leyendo este tema

0 miembros, 0 invitados, 0 usuarios anónimos