Ir al contenido

publicidad

Foto

Joan Laporta: "Si tuviera vergüenza, Bartomeu dimitiría".


Este tema ha sido archivado. Esto significa que no puedes responder en este tema.
3 respuestas en este tema

#1

Escrito 23 junio 2017 - 14:49

Joan Laporta (Barcelona, 1962) vuelve a la carga. Tras desestimarse el recurso contra él, tiene claro que la actual Directiva no debería seguir ni un minuto en el Barcelona. Se desvincula de la moción de Benedito y valora su etapa como presidente.

 

¿Cómo está después de que la Audiencia haya desestimado el recurso?

 

Mucho mejor, tenía mucha confianza en que íbamos a ganar y me he quitado un peso de encima. Estaba impulsado por personas con ganas de hacer daño sin sentido. Ya no están en plazo de recurrir, es una sentencia firme. Metieron todas las pérdidas inimaginables. Lo hicieron con una consultora que fue tesorera del Barça y ha salido por patas. Sus cuentas las aprobó la Asamblea, pero las nuestras daban más beneficios que las que ha dejado el juez. Nuestro mandato dio beneficios, y ellos lo sabían, no sólo en lo económico. Con nosotros la institución del Barça era querida en todo el mundo, y eso no es fácil. Actuaron con toda la mala intención, y ni con eso dimos pérdidas.

 

¿Usted está junto a Agustí Benedito en su propuesta de moción de censura?

 

No es una moción, está haciendo un sondeo. Respeto las iniciativas que intenten sacar a la Directiva actual. Me parecen bien, pero no tengo nada que ver. Ya sabe lo que pienso, si pide las papeletas para recoger firmas y promover voto de censura, la única manera de sacarlos, daré mi firma a favor, pero es que está haciendo un sondeo para saber cuántos socios votarían. Eso no lleva a ningún sitio. Conseguir 20.000 firmas en 14 días es prácticamente imposible. Si hace la moción, me pronunciaré, pero en un sondeo no tengo nada que ver. Y que no equivoque los objetivos, que no pretenda entrar en una disquisición entre personas que estamos en contra de la actual Directiva. Los va a echar si hay un voto de censura. La Junta se ha blindado extendiendo los mandatos de cuatro a seis años e incrementando el quórum para interponer un voto de censura de un 5% a un 15%.

Haga un poco de autocrítica de su mandato...

 

En lo institucional, me hubiese gustado terminar proyectos como la Ciudad del Socio de Viladecans. Era una operación buenísima y quería agradecer a los socios el esfuerzo que hicieron cuando subí el precio de los abonos. La situación económica era complicada y los socios respondieron. Tenía centro médico, pistas de tenis, pádel, estadio para el filial, zona de conciertos, etc. Luego lo tiraron por tierra, decían que no valía ni un millón de euros. Cuando Sheldon Adelson vino a España a establecer ese complejo de casinos, ofrecía 67 millones de euros para el Barça. Nosotros compramos los terrenos por 17.

 

¿Qué fue lo que mejor le salió?

 

Me gustó Rijkaard desde un principio, y luego Guardiola, y fueron dos entrenadores excelentes. Quizás por novatos tuvimos apartados a Dani García Lara y a Bonano. Lo hice siguiendo unos consejos y tendría que haberme cuadrado. Me equivoqué.

¿No se quedó con las ganas de fichar algún futbolista?

 

Nuestro modelo se basaba en el talento que tenemos en casa, era difícil encontrar jugadores de fuera que conocieran nuestro estilo genuino. Tuve a los que quise.

 

¿El fichaje frustrado de Beckham aún le persigue?

 

Se escapó relativamente. Era él, Ronaldinho o Henry. El United colgó en su web que nos lo vendería si ganábamos las elecciones y no teníamos el poder en ese momento. Lo hicieron para que decidieran rápido en Madrid, nos utilizaron. Pero ya ganábamos las elecciones, el fin de semana anterior las encuestas ya nos daban primeros. Nos reunimos en Heathrow y firmamos un documento de que nos lo venderían si estábamos de acuerdo con el agente, algo que no conseguimos. Fuimos a Niza y quedamos con él. Nos dijo que se lo pensaría y aún estamos esperando. Así que fichamos a Ronaldinho.

 

¿Qué fichaje le costó más?

 

El de Eto'o... tenía los derechos económicos compartidos entre Mallorca y Real Madrid, ahí tuvimos que jugar fuerte.

 

¿De qué decisiones tomadas se siente más orgulloso?

 

Sobre todo, de los dos entrenadores. Las expectativas que teníamos se vieron superadas por la realidad. Especialmente me siento satisfecho por haber puesto a Unicef en la camiseta del Barça. Prefiero no hablar de los Boixos, porque aquello nos condicionó la vida mucho.

 

¿Todavía hoy?

 

No, ya pasó. Recibía amenazas y me cambió la vida, tenía que ir con seguridad y vivía con miedo. No podía ni quería echar marcha atrás. Pero era algo que también afectaba a mi familia, me pintaban la casa, el coche... Se pudo hacer porque la Policía, Mossos y Guardia Civil nos ayudaron mucho. FIFA nos reconoció ese Fair Play.

 

¿Le sorprende la situación de Sandro Rosell?

 

 No lo veía venir, es algo extremo. Que se defienda bien y le vaya lo mejor posible. Es una persona que se ha portado muy mal con nosotros, a conciencia, pero tampoco le deseamos que esté en esta situación, procuro perdonar y ya lo he hecho. Pero las consecuencias para el Barça son terribles. Han de investigarse todos los contratos que han firmado Rosell, Bartomeu... sobre todo lo de Qatar. Para proteger los intereses del club, vincular el Barça a Qatar no es una buena decisión, y el contrato por debajo de lo que debería ser esponsorizar la camiseta crea sospechas y más aún cuando directivos tienen contratos e intereses en Qatar. Ojalá no haya nada, pero huele mal. Hay muchos argumentos para que si tuvieran un mínimo de dignidad y vergüenza, Bartomeu y su Junta dimitan.

 

¿Le ve capaz de dimitir?

 

No lo veo con dignidad ni vergüenza para ello. La mentira se aguanta un tiempo, pero acaba saliendo. Y han tenido sus cómplices, otra vergüenza, gente que ha mirado para otro lado, no lo ha denunciado. Sólo para pactar con Fiscalía, para condenar al Barça, es tremendo. Es una condena al Barça por primera vez en su historia. Sabían que dejamos un club saneado, pero para beneficiarse de sus negocios allí, hacen creer que no les quedó otra que caer en los brazos de Qatar.

 

¿Cómo empezó su distanciamiento?

 

A Sandro le conozco desde que tenía 18 años, jugábamos juntos al fútbol. Si en las campañas si te diviertes, las ganas, y la del 2003 con Sandro fue muy buena, quiero tener ese grato recuerdo. Después le salió su peor versión. A los tres meses ya estaba incómodo porque decía que se decidía lo que Cruyff y yo queríamos, y eso no era verdad. Quería sacar a Rijkaard y traer a Scolari, pero yo no quería ser un presidente que a la mínima se cargase a un entrenador. Aguanté aunque no iban bien las cosas y el tiempo nos dio la razón. Ahí se perdió la comunicación. Nos reunimos para hablar claro, de forma confidencial, y ya estaba allí la prensa... Acabamos hasta las narices de sus chiquilladas.

 

¿Le gustaría volver a ser presidente del Barça?

 

Si fuera en un periodo a corto plazo, estoy preparado para volver a presidir el Barça. Pero es un estado de ánimo, hay que valorar muchas cuestiones. Pero si me va como hasta ahora, me lo puedo volver a plantear. Esto sólo se hace con ilusión y la tengo. Ojalá se produzca, pero no pienso que Bartomeu vaya a dimitir.

 

 ¿Por dónde empezaría a 'meter mano'?

 

Cambiaría los estatutos, y reduciría los mandatos a cuatro años y el quórum del voto de censura. El de presidente es un cargo no retribuido y lo cambiaría, pero no en mi presidencia. Me quedé con las ganas del voto telemático, algo que ya teníamos trabajado de forma fiable. Y algo muy importante para mí: a los jugadores hay que ayudarles mucho más. Me gustaría que el club les pagase en neto y declarasen sus impuestos. Publicaría lo que pagan, que es más que nadie, para que la gente vea que no sólo se dedican a ganar dinero, sino a contribuir. Le daría más transparencia al tema. Y los derechos de imagen que se homologasen, para cuando te cambien el criterio.

 

¿El Barça ha ayudado lo suficiente a Leo Messi en sus problemas fiscales?

 

No. Una de las cosas que me molestan han sido las formas, el presidente tiene que acompañar a Leo hasta la puerta del juzgado. En el Barça había muchos argumentos para defender a Messi y no lo hicieron.

 

¿Cree que existen esos 'hilos negros' que llegan desde el centro, como insinúan?

 

Cuando llegué al Barça tenia claro que teníamos que acabar con el victimismo. Si eres grande, no puedes ir de víctima. Es culpa del club, se callan y no dan la cara. Y tiene que salir Piqué a defender a la institución, y en su día Guardiola. La función del presidente es estar en los momentos malos.

 

¿Le perjudica a Piqué tomar postura?

 

 Gerard tiene una personalidad muy fuerte, es generoso y muy simpático. Gestiona a los medios muy bien. Pero esa defensa le corresponde al club.

 

¿Ve a Piqué como futuro presidente del Barcelona?

 

Tiene muchas cualidades para ello, conoce el club desde pequeño, lo ha ganado todo... Sería una historia muy bonita si lo acabase siendo.

 

¿Ha fallado la planificación deportiva con Bartomeu?

 

Por supuesto. Ronaldinho dio la alternativa a Leo, Deco enseñó a competir a Xavi e Iniesta, Márquez a Puyol... Se creo una renovación de forma natural y en este Barça no se ha hecho.

 

¿Qué le ha parecido el trabajo de Luis Enrique?

 

Hay ciclos, los jugadores van cogiendo más autoridad, etc. Pero los tres años de Luis Enrique son incontestables. Tiene un carácter difícil, lleva mal la comunicación con los medios, pero es que esto es muy estresante.

 

¿Le gusta la elección de Ernesto Valverde?

 

Estoy predispuesto a que me guste, pero no lo sé, las única referencia es el Athletic. Es un hombre correcto, hay que darle un margen de confianza. A Luis Enrique esta Directiva quería echarlo en los primeros meses.

 

En equipos como Barça y Madrid, ¿se necesita a un entrenador que lo haya ganado todo como futbolista o en el banquillo?

 

Es importante que tengan a un entrenador que les pueda decir "vosotros con quién habéis empatado, Champions yo ya tengo". El mérito de Zidane es haber hecho piña en el vestuario y tiene la autoridad porque fue el mejor de su época y lo ganó todo. Es una conversación implícita con sus jugadores. Lo tiene más fácil uno que venga de ese mundo.

http://www.marca.com...48598b45dd.html


20ueog4.jpg
Mi canal de youtube, donde realizo críticas de películas de todos los géneros y épocas:
http://www.youtube.c...ser/Serkenobi31

Entra en mi post sobre debate de críticas de Filmaffinity.
http://zonaforo.meri...c.php?t=1859533


  • romero28

  • PRAESIDIUM VIGILO

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 26 jul 2007
  • Mensajes: 23.212
#2

Escrito 23 junio 2017 - 15:02

Laporta habla claro.  :-)

Mis dieses para él.


Editado por romero_28, 23 junio 2017 - 15:03 .

                                                                                                                                       


  • Dr_Subzero

  • Big Sisters

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 06 may 2003
  • Mensajes: 59.597
#3

Escrito 23 junio 2017 - 15:32

En lo de Messi patina. Los problemas fiscales de un jugador, sobretodo si son debidos a tejemanejes privados, no con cosa del club. No es en ese punto donde había que defender a Messi, sino en muchos otros momentos donde el club calló como un puta. Obviamente, tratar de desvincular al jugador del club cuando le pillan con la pasta tampoco es acertado, pero acompañarle al juzgado???

 

Y queda muy bien cuando dice que no guarda rencor hacia Rosell, ahí ha estado como un señor porque lo tenía a huevo para soltar bilis. Pero tengo claro que con el puro y tomando un copazo con los amigos debe estar diciendo "Que se joda, por cabrón" X-D Y no es para menos.



    Rondadorr

  • CANCELADO
  • Registrado: 31 may 2006
  • Mensajes: 23.609
#4

Escrito 23 junio 2017 - 15:54

El meu president.

Tenía sus cosas, pero era un culé de verdad. Y no las putas sucias ratas que tenemos aferradas al sillón.

xct8n6.png



Este tema ha sido archivado. Esto significa que no puedes responder en este tema.
publicidad