Ir al contenido

publicidad

Foto

¿Se expande realmente el Universo a un ritmo acelerado?


Este tema ha sido archivado. Esto significa que no puedes responder en este tema.
4 respuestas en este tema

  • Luchador1

  • Corneria

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 01 feb 2015
  • Mensajes: 1.590
#1

Escrito 26 octubre 2016 - 04:01

Científicos de Oxford creen que esta teoría ampliamente aceptada podría ser errónea tras estudiar casi un millar de supernovas.

 

 

Hace cinco años, los astrónomos Saul Perlmutter, Brian Schmidt y Adam Riess recibieron el Nobel de Física por su demostración, a finales de los 90, de que el Universo se está expandiendo de forma acelerada, esto es, cada vez más deprisa. Sus conclusiones se basaban en el análisis de supernovas del tipo 1A (enormes explosiones termonucleares de estrellas moribundas) captadas tanto por el telescopio espacial Hubble como por toda una batería de telescopios con base en tierra. El hallazgo condujo a la aceptación generalizada de la idea de que el Universo está dominado por una misteriosa sustancia, la "energía oscura", que sería la que impulsa esa expanción acelerada.

Ahora, sin embargo, un equipo de investigadores liderados por Subir Sarkar, del Departamento de Física de la Universidad de Oxford, afirman que esa idea podría no ser correcta. Utilizando un catálogo de 740 supernovas del tipo 1A (diez veces mayor que el muestreo original usado para elaborar la teoría), los científicos aseguran tener pruebas de que la aceleración del Universo podría ser mucho menor de lo que se creía. Sus datos, en efecto, apuntan más a una expansión de ritmo constante que a una acelerada. El estudio se acaba de publicar en Nature Scientific Reports.

En palabras del propio Sarkar, "el descubrimiento de la expansión acelerada del Universo ganó el Premio Nobel, el Premio Gruber de Cosmología y el premio Revelación en Física Fundamental. Lo cual ha llevado a una aceptación general de la idea de que el Universo está dominado por una ´energía oscura´ que se comporta como si fuera una constante cosmológica y que se ha convertido en el Modelo Estandar de la Cosmología".

"Sin embargo -continúa el investigador- ahora existe una base de datos mucho mayor que entonces de supernovas para llevar a cabo análisis estadísticos rigurosos y detallados. Nosotros hemos analizado el último catálogo disponible de 740 supernovas del tipo 1A (diez veces más de las que había en el muestreo original sobre el que se basaó el descubrimiento) y hemos encontrado que la evidencia para un Universo acelerado es, como mucho, lo que los físicos llamarían `3 sigma`. Lo cual está muy lejos del `5 sigma`necesario para poder anunciar un descubrimiento de importancia fundamental".

Una nueva partícula

Para Sarkar, "un buen ejemplo sería la reciente sugerencia de una nueva partícula de 750 GeV, basada en datos del Gran Colisionador de Hadrones del CERN. Al principio tuvo incluso mayor grado de certidumbre (3,9 sigma y 3,4 sigma en Diciembre del año pasado) y estimuló más de 500 estudios científicos. Sin embargo, este mes de agosto se anunció que nuevos datos han hecho bajar el supuesto hallazgo a 1 sigma. Es decir, que se trataba de una fluctuación estadística, y no de una partícula real".

Existen otros datos que parecen apoyar la idea de que vivimos en un Universo en expansión acelerada, como los que proceden del fondo cósmico de microondas (el débil resplandor del Big Bang, que permea todo el Universo), recopilados por el satélite Planck. Pero para Sarkar "todas esas pruebas son indirectas, y se han obtenido en el contexto de un modelo previamente asumido, además de que el fondo cósmico de microondas no resulta afectado directamente por la energía oscura".

"Por lo tanto -añade el científico- es muy posible que hayamos sido inducidos a error, y que la manifestación aparente de la enegía oscura no sea más que una consecuencia del análisis de los datos en un modelo teórico demasiado simplificado, y que de hecho fue elaborado en la pasada década de los años 30, mucho antes de que hubiera ningún dato real."

Para concluir, Sarkar añade que "naturalmente, será necesario un montón de trabajo para convencer de esto a la comunidad científica, pero nuestro trabajo sirve para demostrar que uno de los pilares más importantes del actual Modelo Cosmológico Estandar resulta ser más bien endeble. Espero que esto motivará a otros científicos para que hagan un mejor análisis de los datos cosmológicos, y que inspire a los teóricos para que investiguen otros modelos cosmológicos más realistas. Se lograrán progresos significativos cuando el Telescopio Europeo Extremadamente Grande (E-ELT), previsto para 2022, lleve a cabo observaciones de larga duración con su nuevo `peine laser´ultrasensible. Entonces sabremos si la tasa de expansión se está acelerando realmente".

 

Fuente

 



  • Salvor Hardin

  • Aldia, Erudito del Primer Pecado

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 07 dic 2007
  • Mensajes: 32.735
#2

Escrito 26 octubre 2016 - 12:52

No puedo describir el asco que me producen los comentarios de la noticia, y no puedo describir el asco que me produce el periodismo (Con el firmante, Nieves, a la cabeza, el hombre que no sabe diferenciar entre número atómico y masa atómica (Ver vídeo) pero que es el experto en ciencia de ABC).

 

Esto sin entrar a valorar el contenido del artículo. Pero solo el nivel periodístico que maneja el autor y los comentarios que he leído me vale para mostrar mucha repulsión.



  • Salvor Hardin

  • Aldia, Erudito del Primer Pecado

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 07 dic 2007
  • Mensajes: 32.735
#3

Escrito 26 octubre 2016 - 22:08

Como era de esperar en Nieves... el artículo no se sostiene:

 

http://francis.nauka...-supernovas-ia/

 

El grupo de Perlmutter, Premio Nobel de Física, descubrió la expansión cósmica acelerada tras analizar 42 supernovas de tipo Ia (catálogo JLA); su resultado fue que Λ>0 al 99% de confianza estadística. En su tesis doctoral, Jeppe Trøst Nielsen ha repetido su análisis con el nuevo catálogo JLA, que cuenta con 740 supernovas Ia, y ha confirmado a casi tres sigmas que Λ>0, es decir, a casi el 99,7% C.L. Como tres sigmas es menos de cinco sigmas afirma que la evidencia de la aceleración cósmica es marginal. La razón es que sus directores de tesis, Subir Sarkar y Alberto Guffanti, son conocidos opositores a la idea de la energía oscura.

Has leído bien. Han obtenido una mayor confianza estadística que la lograda en el artículo que le dio el Nobel a Perlmutter. Pero la interpretan en el sentido opuesto. Más aún, algunos blogueros, como Anthony Watts, afirman que estos indicios a 3 sigmas indican que el Nobel fue concedido sin una evidencia firme. Como comprenderás, cuando se concedió el Nobel en 2011 había evidencias fuertes (a mucho más de cinco sigmas) de la aceleración cósmica. Repetir en 2015 un análisis de 1998 y olvidar todas las evidencias entre 1998 y 2011 no parece una buena praxis científica. Más aún cuando hoy en día se conocen más de 8000 supernovas Ia (Open Supernova Catalog).

El artículo es J. T. Nielsen, A. Guffanti, S. Sarkar, “Marginal evidence for cosmic acceleration from Type Ia supernovae,” Scientific Reports 6: 35596 (03 Oct 2016), doi: 10.1038/srep35596arXiv:1506.01354 [astro-ph.CO]; la tesis doctoral con más detalles es Jeppe Trost Nielsen, “Supernovae as cosmological probes,” arXiv:1508.07850 [astro-ph.CO].

Mete ruido sobre el tema Anthony Watts, “‘Settled Science’ syndrome hits Astronomy and the Nobel Prize,” WUWT, 21 Oct 2016; no soy el único que se escandaliza por su sesgo, también Luboš Motl, “Dark energy and unsettled science,” TRF, 23 Oct 2016.

[PS] En la línea de ensalzar el resultado de Sarkar puedes leer “Físicos de Oxford cuestionan que el Universo se expanda aceleradamente,” Europa Press, 24 Oct 2016.

Motl destaca esta figura que muestra como la evidencia actual de la energía oscura debida a supernovas Ia (elipses azules) es la menos significativa de todas las evidencias disponibles, como los cúmulos galácticos (elipses verdes) y el fondo cósmico de microondas (elipses naranjas). La confianza estadística actual sobre la energía oscura queda ilustrada por el círculo rojo (combinación de todas las evidencias) que es mucho mayor de cinco sigmas (la elipse azul oscuro es la evidencia a tres sigmas debida a las supernovas Ia).

¿Por qué Perlmutter, Schmidt y Riess recibieron el Premio Nobel de Física 2011? Por el descubrimiento de la aceleración de la expansión del universo en 1998 (más tarde llamada energía oscura). Si sus indicios hubieran alcanzado cinco sigmas en aquella época habrían recibido el Premio Nobel sobre el año 2000. Pero lo recibieron en 2011 porque fue necesaria una década para alcanzar la evidencia definitiva. Dudar ahora es dudar por dudar. Meter ruido entre los aficionados a la divulgación científica.

 

***

 

Pero vamos, hoy Nieves publica eso, hace 3 meses publica esto:

http://www.abc.es/ci...58_noticia.html

 

Y dentro de 2 meses si un físico de Vladivostok, impulsado por sus deseos personales, encuentra alguna ínfima grieta que indique que el universo tiene forma fálica pues se publica y fuera.


Editado por Salvor Hardin, 26 octubre 2016 - 22:09 .


  • nomellames

  • SPARTAN-II

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 07 oct 2015
  • Mensajes: 487
#4

Escrito 29 octubre 2016 - 20:44

lo lei en el periódico pero yo soy de letras. en una palabra, el universo se expande o no? digo aceleradamente
me parece un tema fascinante pero mi CI no llega a abarcar estos temas

Editado por nomellames, 29 octubre 2016 - 20:45 .


#5

Escrito 30 octubre 2016 - 13:21

No, la Cosmología no se tambalea

Un reciente artículo sobre la expansión acelerada del Universo no propone que no haya aceleración, sino que la certeza de que está ocurriendo debe reducirse del 99,9999% a «tan solo» el 99,7%

Estos días hemos asistido a una proliferación de artículos en la prensa afirmando que se ha puesto en duda la expansión acelerada del Universo, la existencia de la energía oscura o incluso sugiriendo que los cimientos de la Cosmología moderna se tambalean. Nada más lejos de la realidad. Se trata de un nuevo caso de confusión, lamentablemente cada vez más frecuente, en la cadena de transmisión de la información científica, desde los centros de investigación hasta los medios y, finalmente, el gran público.

Lo que realmente dice el estudio, puesto en términos llanos, es lo siguiente: Si nos retrotraemos a 1998, nos olvidamos de todas las pruebas que ha obtenido la ciencia en los últimos 18 años, y reanalizamos las evidencias que había en aquella época, nuestra seguridad de que el Universo está acelerando debe reducirse del 99,9999% de certeza a «tan solo» el 99,7%. La verdad es que dicho así suena mucho menos espectacular y probablemente no habría generado tanto revuelo. Analicemos, entonces, cómo hemos llegado a esta situación tan disparatada.

El modelo actualmente establecido de la Cosmología nos dice que el Universo se encuentra en expansión. Esto está bien establecido desde mediados del siglo XX a partir de un gran número de evidencias observacionales que, a su vez, casan con un modelo físico-matemático perfectamente consistente con la teoría de la relatividad general. La última gran revolución cosmológica sobrevino justamente en los últimos años del siglo XX cuando dos grupos de investigación independientes usaron la luz de supernovas distantes (colosales explosiones de estrellas) para determinar que el Universo no sólo se estaba expandiendo sino que además, desde hace 5,000 millones de años, ¡estaba acelerando!

Este descubrimiento fue tan sorprendente que los autores no terminaron de estar convencidos (y, por tanto, eran reticentes a publicar sus resultados) hasta que cada grupo tuvo conocimiento de los resultados del otro. Sólo entonces se convencieron de que sus observaciones eran correctas y publicaron su descubrimiento en sendos artículos de investigación liderados por Adam Riess y Saul Perlmutter en 1998.

El «mayor error» de Einstein

La expansión acelerada tenía serias repercusiones sobre el modelo cosmológico y su encaje dentro de la teoría de la relatividad general. Debía existir una «energía oscura», un misterioso estado de energía del vacío, que fuera responsable de esta expansión acelerada del espacio. Albert Einstein había postulado una forma de esta energía oscura al introducir en sus ecuaciones la llamada «constante cosmológica», si bien lo hizo por las razones equivocadas. Al comprobarse que estas razones no se sostenían, Einstein eliminó la constante de sus ecuaciones, llegando a afirmar al final de su carrera que introducirla había sido «el mayor error de su vida». Pero la expansión acelerada ha vuelto a hacer necesaria la introducción de la constante cosmológica. De hecho, es la solución más simple para explicar el comportamiento observado del Universo. Da la impresión de que Einstein tenía razón hasta cuando se equivocaba.

En paralelo con los desarrollos teóricos, los trabajos de Riess y de Perlmutter con sus respectivos equipos motivaron una carrera desenfrenada para confirmar o refutar la tan sorprendente expansión acelerada por otros medios independientes. Una tras otra, las pruebas comienzan a caer del lado de la confirmación. Se encontraron muchas y muy variadas evidencias obtenidas por diferentes grupos, en diferentes países, con diferentes instrumentos observando diferentes fenómenos. Con todas estas evidencias independientes, la comunidad científica terminó por aceptar la expansión acelerada y la energía oscura como un hecho probado. En 2011, se concede el Premio Nobel de Física a Riess, Schmidt y Perlmutterpor haber sido los primeros en llegar a este descubrimiento.

¿Noticia engañosa?

La noticia salta estos días con la publicación del trabajo de J.T. Nielsen, un estudiante de doctorado del Instituto Niels Bohr de Copenhague, con sus directores de tesis, A. Guffanti (Universidad de Turín) y S. Sarkar (Niels Bohr y Universidad de Oxford). En este trabajo analizan datos de supernovas como los de los grupos de Riess y de Perlmutter en 1998 pero usando un método estadístico diferente al anterior y con muchas más observaciones, ya que hoy en día disponemos de más datos que en 1998. La conclusión de su paper es escalofriante. ¡La expansión acelerada del Universo «sólo» es fiable al 99,7% en vez de al 99,9999% como se pensaba!

Por añadir un último tecnicismo, el resquicio del 0,3% restante de que no exista aceleración cósmica solo podría darse en un Universo que estuviera vacío de materia (lo cual sabemos que no es el caso) o en el que existiera una fuerza hipotética todavía más exótica que la energía oscura llamadacampo de quintaesencia. Y todo ello, insistimos, si uno se olvida de todas las otras pruebas recopiladas desde 1998 hasta ahora.

El artículo científico no contiene grandes novedades ni cambia nada de lo que sabemos. El portal señalyruido.com afirma, citando fuentes confidenciales, que este trabajo había sido rechazado previamente por otras revistas especializadas antes de ser aceptado por Nature Scientific Reports. Sería impensable que un resultado así tuviera una gran repercusión mediática. Y sin embargo, la Universidad de Oxford fue capaz de lograrlo. Para ello, sacan una nota de prensa con un título sibilino: «El Universo se expando a ritmo acelerado… ¿o quizás no?». De esta manera se deja la puerta entreabierta, con el manido truco del titular-pregunta, a una conclusión incorrecta que no se sustenta científicamente y no se plantea en ningún momento en el artículo científico.

Adam Riess, uno de los Premios Nobel «cuestionados» por este trabajo, es contundente en unas declaraciones para señalyruido.com: «De alguna manera, la nota de prensa o la confusión mediática cambia ‘solo estamos seguros al 99,7% de que el Universo acelera’ por ‘el Universo no está acelerando’». En otro comentario afirma que: «Todo esto es una gran tontería. Lo único que demuestra es que, si descartas el suficiente número de pruebas conocidas, puedes reducir la certeza del 99,9999% al 99,7%».

Así pues la Cosmología actual no se tambalea. Sus fundamentos, tanto teóricos como observacionales, gozan de buena salud. Algo más preocupante parece la situación de la difusión social del conocimiento científico. Tantas noticias de posibles revoluciones de las que nunca se vuelve a saber no contribuyen al objetivo de construir una mayor cultura científica y una sociedad más informada.

Fuente:
http://www.abc.es/ci...41_noticia.html


Este tema ha sido archivado. Esto significa que no puedes responder en este tema.
publicidad