Ir al contenido

publicidad

Foto

[Post oficial] Call of Duty: Infinite Warfare + Call of Duty: Modern Warfare Remastered.


Este tema ha sido archivado. Esto significa que no puedes responder en este tema.
214 respuestas en este tema

  • Tunkag

  • Vegeta

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 10 abr 2014
  • Mensajes: 17.166
#1

Escrito 03 mayo 2016 - 12:08

cod-infinite-warfare-pv-leak_1fz3.jpg

 

FICHA

 

Título: Call of Duty: Infinite Warfare.

Desarrolladora: Infinity Ward.

Productora: Activision.

Distribuidora: Activision.

Plataformas: PC, Xbox One y Playstation 4.

Género: Shooter en primera persona.

Jugadores: 1, varios en modos multijugador cooperativos y competitivos.

Modo online: Si.

Fecha de lanzamiento: 4 de noviembre de 2016.

Web oficial: https://www.callofduty.com/es/

PEGI: 18.

 

 

PORTADA

 

call_of_duty_infinite_warfare_possible_n

 

INFORMACIÓN

 

Call of Duty: Infinite Warfare es la nueva entrega de la famosísima saga de shooters bélicos. Es un desarrollo de Infinity Ward, creadores originales de la franquicia, y en esta ocasión la guerra llevará a los jugadores al espacio exterior en el enfrentamiento contra el Settlement Defense Front como miembros del SATO, un conflicto que llegará hasta los confines del Sistema Solar.

 

Infinity Ward plantea esta nueva entrega como un gran salto dentro de la saga, al igual que lo fue el primer Modern Warfare. Además del cambio de ambientación, el título incluirá novedades como combates a bordo de naves espaciales, y lideraremos la Retribution, para la que incluso se podrán conseguir mejoras, y también tendremos enfrentamientos en gravedad cero. En la parte multijugador, muy importante en la saga, parece ser que habrá una evolución en lo referente al sistema de movimiento. El juego incluirá un Modo Zombies cooperativo, cuya ambientación será distinta a la de la campaña, y será la primera entrega de la franquicia que no tendrá un lanzamiento para consolas de la pasada generación.

 

Las ediciones especiales de Infinite Warfare incluirán una gran novedad, Call of Duty: Modern Warfare Remastered, una nueva versión de uno de los títulos mas importantes de la historia y, para muchas personas, tambien la mejor entrega de la saga hasta ahora. El juego es un desarrollo de Raven Software, tendrá una notable mejora gráfica, y, además del modo campaña, incluirá 10 mapas para el modo multijugador, y tendrá servidores dedicados. No se venderá por separado, y será unicamente en formato digital.

 

 

EDICIONES ESPECIALES

 

- Legacy Edition y Digital Legacy Edition: incluirán Call of Duty: Infinite Warfare y Call of Duty: Modern Warfare Remastered.

 

- Digital Deluxe Edition: inluirá Call of Duty: Infinite Warfare, Call of Duty: Modern Warfare Remastered y el Pase de Temporada.

 

- Legacy Pro Edition: incluirá Call of Duty: Infinite Warfare, Call of Duty: Modern Warfare Remastered, Pase de Temporada, caja de metal, banda sonora y extras en formato digital. En España esta edición se venderá exclusivamente en tiendas GAME.

 

 

ANÁLISIS EN MERISTATION

 

 

Call of Duty: Infinite Warfare, Análisis

 

Si hay un nombre con más peso a sus espaldas que Call of Duty, ese es Infinity Ward. El estudio que lanzara a la fama y el reconocimiento internacional a la franquicia regresa repleto de nuevas caras, con el que se supone próximo capítulo de la saga bélica. Un capítulo con ganas de demostrar el porqué del éxito y la valía de la misma. Un capítulo dispuesto a reinar en el género shooter con una propuesta completa y arcade, rápida e inmediata. Infinite Warfare no da un segundo de respiro y contiene novedades de peso que merece la pena analizar. Los modos de siempre, ¿mejor que nunca?

 

Ha llegado el momento. Como cada año, la saga Call of Duty presenta su nueva entrega, con la que aspira a batir sus propios récords a nivel financiero y permanecer toda la campaña de navidad en lo más alto de las listas de ventas. Haciendo los números y las cifras a un lado, el juego cuenta con una de las comunidades más solidas y amplias del mercado, que garantiza el triunfo del producto más allá de lo inspirada que esté la compañía detrás del mismo. En esta ocasión, Infinity Ward. Una remodelada y prácticamente irreconocible Infinity Ward. Es un fenómeno ante el que los jugadores asistimos indiferentes, esperando el momento en el que, en su andadura al filo del abismo, la franquicia tropiece y la burbuja estalle, para ver cómo adopta novedades de peso a nivel técnico y jugable como las que experimentáramos con las series Modern Warfare y Black Ops en PlayStation 3 y Xbox 360. Al fin y al cabo, Call of Duty se ha vuelto por méritos propios un gigante de la industria. Un gigante perezoso y en los últimos años anodino, al que le cuesta sorprender y deslumbrar como antes. A pesar de ello, acostumbra a mostrar un gran nivel con facilidad, y su peso e importancia hacen que sus decisiones y propuestas sean asimiladas y adoptadas por el sector, que responde con una proliferación y diáspora de first person shooters que tratan de emular su fórmula, en la mayor parte de los casos sin éxito.

 

Sin embargo, habrá que esperar. Infinite Warfare no será ese traspiés, no es el comienzo de una inevitable caída que revitalizará al género. El título se presenta con uno de los mejores modos campaña de la serie en el último lustro, con inesperadas novedades de planteamiento, y consolida el modo zombis con el primer mapa de la desarrolladora, una auténtica maravilla repleta de matices y añadidos. Quizás su mayor defecto sea el poco atrevimiento y descaro de su modo multijugador, que recuerda y sabe demasiado a Call of Duty: Black Ops 3, aún incorporando nuevos modos y puliendo detalles en los movimientos de los personajes. Un cóctel sólido que incorpora en su edición especial y como broche de oro la remasterización de uno los juegos más laureados de la saga: Modern Warfare, conformando una de los capítulos más interesantes y suculentos en mucho, mucho tiempo. Un nuevo capítulo que hoy pretendemos desmenuzar a fondo en el presente análisis.

 

El mejor modo campaña en años

 

El modo campaña de Call of Duty: Infinite Warfare vuelve a transportarnos al futuro. Un futuro en el que, a medida que se extendió la colonización espacial, las naciones del mundo formaron, de cara a controlar los viajes y el comercio intergaláctico, la Alianza Espacial de las Naciones Unidas (cuyas siglas en inglés componen UNSA). Del mismo modo, para mantener la paz en el espacio y proteger la UNSA, todos los países del mundo contribuyeron a formar la Organización del Tratado Solar Asociado (SATO), a la que pertenece nuestro protagonista: Nick Reyes. Tras un devastador ataque a la Tierra llevado a cabo por el Frente de Defensa Colonial, una potencia fascista en contra de la UNSA y compuesta por brutales y violentos radicales endurecidos por las condiciones extremas de los planetas en lo que se esconden, Reyes pasará de Teniente a Capitán y se pondrá a los mandos de Retribution, una de las últimas naves de guerra de nuestro planeta. Dirigiendo las fuerzas que quedan de la coalición aliada, deberá combatir y acabar con un enemigo implacable.

 

A grandes rasgos, esa es la historia que nos presenta en esta ocasión Infinity Ward. Escrita por Brian Bloom (encargado del guion de la última adaptación cinematográfica de las aventuras del Equipo A y conocido como actor por su papel en obras audiovisuales del calibre de Érase una vez en América), no es su primera participación en la industria, a la que ha contribuido en una innumerable lista de títulos: Battlefield HardlineBatman: Arkham KnightDragon Age: InquisitionEvolveStarCraft II: Legacy of the VoidSunset OverdriveTitanfallWolfenstein: The New Order y The Old BloodXCom 2... Una lista, como decíamos, innumerable, que no acabaría nunca. Plagada de tópicos y clichés, lo cierto es que la trama funciona. Por una vez sabemos quiénes somos y qué hacemos, a quién combatimos y porqué vamos de un lado a otro. Bien explicada y repleta de personajes, cuenta con todos los manidos recursos que se nos puedan ocurrir. Está el clásico robot que aporta las dosis de humor y comicidad (Star Wars y C3PO,Interstellar y TARS), el anciano mentor que nos ha adiestrado desde nuestros comienzos y será el primero en caer presa del destino (en otras ambientaciones y siguiendo con las referencias cinematográficas, Pai Mei, Mickey Goldmill y Obi Wan Kenobi), la chica a nuestro mando con la que estableceremos un vínculo especial y por la que nos expondremos y llegaremos a poner en peligro nuestra misión (OblivionSolaris y la inminentePassengers). No inventa nada, desde luego, no es original y no sorprende, pero lo dicho, funciona. No nos importará saber cómo avanza y se desarrolla, algo poco habitual en las últimas entregas. Hace especial hincapié en el liderazgo, en las responsabilidades de Reyes como Capitán y en la dificultad de tomar ciertas decisiones teniendo la vida de toda una ristra de amigos y compañeros de tripulación detrás, que dependen por completo de nosotros. Tendrá momentos álgidos relacionados con éste tema, ramalazos con los que brillará de forma intermitente.

 

Entre las novedades anunciadas a bombo y platillo está la inclusión de caras y personalidades de la talla de Kit Harrington (Juego de Tronos), Conor McGregor (luchador de la UFC), Claudia Christian (Babylon 5) o Jamie Gray Hyder (True Blood), contratados para dar vida y voz al plantel de personajes. Algunos pegan más que otros, todo hay que decirlo. Lewis Hamilton, también presente como mecánico de nuestra nave, sirve como un recurso simpático y divertido, que nos hará explorar la Retribution para encontrarle y ver qué nuevas tiene cada vez que volvamos a ella entre misiones. Sin embargo, Kit Harrington en su papel de malo se queda a años luz de la actuación de Kevin Spacey en Advanced Warfare. Quizás sea porque el de malo no deja de ser un registro más propio de éste último, o quizás se deba a que, simplemente, Kevin Spacey es mucho mejor actor que Harrington. En cualquier caso, su actuación no brilla y no sustenta la trama tanto como lo hacía la de nuestro querido (y odiado) Frank Underwood. Aún así, nos alegra su inclusión y la del resto de actores. Su presencia sirve para ocultar muy bien la nula profundidad de algunos personajes y temas, y permite que les demos un valor sentimental a nivel personal que de otro modo no se lograría, estableciendo vínculos más empáticos con los personajes que en previos Call of Duty (aunque tendría más mérito haberlo logrado de cero, como pasó con figuras como las de Soap y Price, por ejemplo).

 

La ambientación es otro de los factores que relanzan la campaña. Viviremos más de un delicioso déjà vu y evocaremos a Dead Space y Killzone con frecuencia. Cada planeta del Sistema Solar que visitemos (Marte, Venus, Plutón...) contará con su propia paleta de colores y con un relieve y clima distinto, y las estaciones y naves espaciales que recorreremos estarán repletas de salas y ubicaciones, como si de ciudades errantes se tratasen. Un repertorio de localizaciones variado e inspirado, con un diseño artístico mejor del esperado, en las que haremos frente a temperaturas extremas que nos harán daño, nubes de polvo que nos impedirán ver nada e incluso salas cuyos cristales podremos romper para provocar descompresiones y proyecciones al espacio. Sin duda, uno de los puntos fuertes de la historia y una oda al género sci-fi.

 

La trama se narra con cinemáticas generadas por ordenador que por momentos son espectaculares y preciosistas, de auténtico agradecer, que nos permiten recordar todo tipo de películas del género y de planos de las mismas que hayan quedado grabados a fuego en nuestra retina. Por otro lado, los clímax y picos del argumento son más intensos con unas animaciones faciales como las logradas en ellas y los movimientos de cámara por el espacio resultan sencillamente sobrecogedores, siendo fácil ensimismarse y recrearse. Por desgracia hemos de remarcar el “por momentos”. En muchos otros los vídeos están mal comprimidos y carecen de calidad y resolución, con píxeles como cabezas que nos recordarán a lo acaecido en Gears of War 3, lo que nos sacará del juego y la trama y nos hará torcer la mueca mientras nos preguntarnos si no hubiera sido mejor hacerlo todo con el motor del juego y ahorrarnos esos momentos de luces y sombras técnicas tan contrastados.

 

En cualquier caso, la aleación del título resulta ser la de siempre. Hay menos quick time event de lo habitual (alguno de ellos nos recordó muy agradablemente a World at War), pero la campaña sigue siendo lineal y pasillera, un nido de scripts. Eso sí, no hay nada de malo en esta afirmación. El juego apuesta por esa fórmula en pos de ofrecer una vez más un espectáculo intenso y cinematográfico, que nos mantenga pegados a los mandos... y lo consigue. Es más, lo consigue con mucho mejores resultados que los vistos durante los últimos años. El ritmo es muy bueno en todo momento y el título se hace trepidante con relativa frecuencia. Cuenta con un comienzo espectacular y un final algo más flojo, por predecible y por la ausencia de un archienemigo y combate a la altura durante la última misión. Pero entre ambas partes hay un cúmulo de situaciones en las que descargar nuestra munición ante una sucesión de acción y adrenalina en vena. Posiblemente sea la campaña más interesante, con mejor ambientación y ritmo desde Call of Duty: Black Ops II, del que ya ha llovido. 

 

Las sorprendentes novedades jugables del Infinite Warfare

 

A nivel jugable, las misiones normales no ofrecen demasiada novedad. Elementos como un escudo antidisturbios futurista, la capacidad de hackear robots enemigos y hacerlos volverse contra los suyos y autodestruirse, o llevar un dron que vuele y merodee a nuestro alrededor, protegiéndonos, ya no suponen ninguna novedad. Tampoco las granadas que provocan cortocircuitos o poder solicitar apoyo aéreo. Ni siquiera la aparición de algún que otro mecha de vez en cuando. Los principales inventos y propuestas del juego son dos: los combates a bordo de nuestro caza de combate, Jackal, y las batallas en gravedad cero.

 

La nave cuenta con multitud de skins que iremos desbloqueando en función de nuestros progresos y los coleccionables recogidos, y cuenta con su propio escudo, hasta tres armas principales y tres secundarias entre las que elegir y varias mejoras acoplables, que aportan un mayor daño o vitalidad, por ejemplo. Tendremos que fijar a los adversarios y evitar que hagan lo propio con nosotros a base de movernos y lanzar bengalas, en batallas repletas de enemigos y efectos, acción en vena, que ofrecen las mejores sensaciones vistas en la saga, donde los momentos a bordo de jets o cazas venían incorporándose desde hacía tiempo. Recuerdan a Battlefront y cuentan con momentos particulares, como el aterrizaje y despegue, que si bien está guiado, es manual. Del mismo modo, la gravedad cero abre un enorme catálogo de opciones a nuestra disposición. No son solo saltos más livianos y lejanos, podremos subir y bajar a nuestro antojo, rotar la cámara y nuestro cuerpo de manera lateral, así como recuperar nuestro centro de gravedad con tan solo pulsar un botón. La estrella es el desplazarnos haciendo uso de un gancho (tan de moda en los últimos tiempos). El cuerpo a cuerpo se antoja bastante espectacular con él e ir escondiéndose entre la basura espacial, haciendo uso de inverosímiles coberturas resulta la mar de entretenido.

 

Como ocurría en Call of Duty: Black Ops 3, entre misión y misión permaneceremos en un cuartel general en el que podremos pasear y acometer distintas acciones. Se tratará de la nave de la que seremos capitán, y sirve a modo de lobby. Entre las posibilidades que ofrece está la de conversar con los personajes que por ella deambulan y profundizar algo más en la trama y nuestros vínculos con ellos, y elegir nuestro armamento para la próxima incursión. También podremos revivir misiones ya superadas y consultar la base de datos sobre los personajes y asuntos relacionados con la trama. Es más grande que nuestra base previa, pero cuenta con menos opciones. No hay entrenamientos y desafíos de realidad virtual, tampoco podemos elegir con qué coleccionables decorar nuestra habitación, carecemos de una pared que muestre los desafíos y galardones relacionados con la campaña... etcétera. A propósito de esto, nuestro perfil ya no tendrá un nivel de experiencia único y exclusivo de la campaña (los del multijugador y los zombis sí que siguen presentes y separados). Aunque el juego carece de pantallas de carga, hay muchas camufladas en forma de ascensores y puertas cerradas que deberemos abrir mediante una animación que se sucederá tras pulsar un botón. En la nave se aprecian mejor que en ningún otro lado. Aún así, el juego es fluido y continuo, y no nos da tiempo a desconectar, manteniéndonos siempre con opciones de interacción y movimiento en todo momento.

 

Es en esta nave donde podremos acceder a una curiosa novedad, inaudita y jamás esperada en un Call of Duty: la opción de elegir nuestro próxima misión en el mapa interplanetario. No hablamos de capacidad de elección entre la nueva y las anteriores, sino entre varias nuevas (sí, sí, en plural). EnInfinite Warfare contamos con misiones principales y secundarias, siempre bien diferenciadas unas de otras, y podremos elegir entre avanzar en lo argumental y progresar en el juego o dedicarnos a escaramuzas más originales y variopintas. A veces una misión de la historia nos requerirá merodear alguna que otra secundaria y, de manera recíproca, las misiones de la aventura principal servirán para alimentar a las secundarias, desbloqueando nuevas según avanzamos. En total, el juego se compone de 31 misiones, 22 de las cuales son principales. El resto se dividen entre las que suponen abordar una nave y cumplir un objetivo dentro de ella y aquellas de combate a los mandos de nuestra propia nave.

 

Estas misiones secundarias ofrecen experiencias distintas de las vistas en las principales, indagando en campos menos habituales en la saga, como el sigilo. En algunas de ellas podremos disfrazarnos de los enemigo e infiltrarnos en sus bases, donde deberemos ir apagando las luces, activando alarmas que hagan de señuelo y abriendo puertas mientras esquivamos a los guardias, que podrán descubrirnos en función de cuánto nos acerquemos a ellos, según nuestro comportamiento y a partir de los cadáveres que dejemos. Variadas y completas, no es raro que impliquen conocer y profundizar más en personajes de nuestra tripulación, que acostumbrará a acompañarnos, y cuentan con sus propias combinaciones de acción, gravedad cero y combates a bordo de la nave. No son demasiado profundas pero, dada la frescura de las situaciones que contienen, se agradecen. En muchas de ellas encontraremos parte de los nuevos coleccionables del título. Se hacen a un lado los ordenadores de inteligencia y los documentos que servían para poco más que contextualizar y ganar logros o trofeos. Ahora siguen siendo ordenadores, pero se encuentran en salas secretas, bien escondidas, donde además se guarda un arsenal especial. En ellas se encuentran las mejores armas del juego, a las que no tendremos acceso hasta dar con las mismas y desbloquearlas. Un ejemplo sería una pistola de energía que descompone a los enemigos de un solo disparo.

 

Cabe destacar también la inclusión de una nueva dificultad que desbloquearemos al terminar la campaña por primera vez. Se trata de “especialista” y propone una experiencia que, como mínimo, hay que probar. No es la primera vez que “veterano” se queda sin ser el paradigma de dificultad de unCall of Duty, sin ir más lejos ya ocurrió en la última entrega, Black Ops 3, pero esta vez el nuevo desafío dista mucho del que ofreció “realista”, nombre que se le otorgó a su análogo de entonces. “Especialista” no consiste en morir de una bala una y otra vez hasta hacernos perder la paciencia y, fruto de la rabia, estrellar el mando contra la pantalla. Tampoco invoca lluvias de granadas ni nos condena a sufrir un respawn infinito o enemigos inmortales. Se trata de un modo en el que la salud no se regenera y deberemos hacer uso de todos nuestros recursos, entre los que hay inyecciones de adrenalina (botiquines) y máscaras para respirar en el espacio. Si recibimos impactos en la cara, nuestro casco se irá rompiendo y deberemos usar una de éstas últimas si no queremos morir por la descompresión. De igual modo, y como si de un Fallout se tratara, en esta dificultad si los enemigos nos dan en las piernas cojearemos y, dependiendo de la cantidad de daño, hasta nos caeremos al suelo y deberemos avanzar reptando. Si nos dieran en los brazos, por otro lado, nos costaría más apuntar y lanzar las granadas lejos, o recargar y cambiar de arma. Un añadido interesante, que propone un nuevo escalón de dificultad mucho más satisfactorio y menos “tramposo” de lo normal, no solo en la saga, sino en la industria en general.

 

La duración no se aleja demasiado de las cifras que parecen venir impresas en el ADN de la saga y que se han establecido como canon del género. La longevidad y el tiempo de vida útil de la campaña de Call of Duty: Infinite Warfare se sitúa entre las 6 y las 10 horas de juego, algo por encima de lo habitual. La inclusión de secundarias y documentos de inteligencia que sí merece la pena buscar y coleccionar han hecho aumentar ligeramente la cifra. No se acerca a Doom, ni muchísimo menos, pero puestos a comparar con otros shooters lanzados a lo largo del presente año, sí que dura más que los desafíos singleplayer de Battlefield 1 y Titanfall 2, por ejemplo. Aunque habrá quien diga, no sin algo de razón, que logra batir a ambos competidores por un tramo final inferior, del que bien podría haberse prescindido, pues alarga nuestra aventura más de lo necesario. Las secundarias no añaden, nos tememos, un mayor componente rejugable, ya que no cambian el devenir de los acontecimientos, como pudiera pensarse, y también son seleccionables desde el menú principal. Como era de esperar, hay menos contenido que en Black Ops 3. No hay modo pesadilla ni arcade, ni circuitos de parkour, y la campaña no puede jugarse en cooperativo. La obra de Treyarch fue una maravillosa excepción en ese sentido.

 

El multijugador echa el freno de mano a los cambios e innovaciones

 

El multijugador de Infinite Warfare es continuista, sigue la línea de la saga, que desde Advance Warfare viene planteando un aumento en el frenetismo y la velocidad de juego a través de la incorporación de movimientos como recorrer las paredes o mediante la capacidad de efectuar un doble salto gracias a mochilas propulsoras y exoesqueletos. Esta vez los mapas no resultan tan verticales y caóticos como en aquel entonces, y el juego se muestra como una evolución de lo visto en Call of Duty: Black Ops 3, con unos controles y recorridos más depurados. En cualquier caso, se trata de cambios que notarán aquellos que hayan echado sus horas al online de las últimas entregas. Para el resto será un dèjá vu, la misma propuesta salvo por el diseño de mapas. Se ha echado el freno de mano a los cambios e innovaciones en el multijugador. Lo que quita para que sigan siendo partidas rápidas, llenas y con acción inmediata.

 

El parecido es tal que vuelven los especialistas de la última obra de Treyarch, ahora llamados módulos de combate. Son seis: guerrero (una clase todoterreno que sirve para todos), híper, mercenario (responsable del armamento pesado), fantasma, (vestido de camuflaje y con armas de precisión) stryker (apoyo) y sináptico (un veloz robot especialmente preparado para el cuerpo a cuerpo). Aunque son personalizables y tienen payloads y traits únicos, intercambiables dentro de la propia partida, lo cierto es que están menos diferenciados que los especialistas. Están centrados en armamento abiertamente overpowered que nos exponga y haga morir, dejando antes un par de enemigos por el camino.

 

Los mapas no nos ofrecen tanta sensación de variedad y alarde artístico del modo historia, siendo todos metálicos, artificiales y, a grandes rasgos, iguales, por mucho que haya unos en zonas nevadas y otros entre el calor y el aura rojiza de Marte. Si nos recuerdan a otros es, precisamente, a los de los últimos juegos de la saga. Quizás el más colorido y llamativo sea Throwback, pero en general carecen del carisma de la campaña. Habrá 12 de salida, número también adoptado por su predecesor, uno por debajo de Advanced Warfare y dos menos que Ghosts. La maravillosa remasterización de Terminal (original de Modern Warfare 2) no hace más que mostrar lo que ha cambiado la saga y su diseño de niveles con el tiempo. Eso sí, todos están preparados para forzar los enfrentamientos cara a cara cuanto antes. Se ha buscado eliminar la sensación de espera y el respawn es prácticamente inmediato, de los más veloces de la saga. Tardaremos menos que nunca en cruzarnos con alguien con quien intercambiar disparos. No hay espacio alguno para la pausa y la táctica.

 

En este sentido, es importante recalcar que hay cierto cambio de tercio respecto a las dos últimas iteraciones de la saga. En Infinite Warfare dejan atrás la verticalidad que vimos en Advanced Warfare y en algunos mapas de Black Ops 3 y tampoco hay zonas tan abiertas como estábamos acostumbrados en ciertas localizaciones de mapas de estos juegos. Aquí hay dos normas que se siguen en todos los mapas: la primera, un sistema algo más laberíntico con muchos caminos para llegar a un mismo punto y sorprender al enemigo. Aunque hay algunas localizaciones ideales para los que se esconden esperando su oportunidad, acostumbraremos a ver puntos a los que se llega desde varios sitios y también alturas (ventanas, escaleras, etc.). La segunda particularidad es que todo el contorno de los mapas sirve para sorprender desde la periferia. Si por dentro son laberínticos, por fuera el camino para rodear es bastante claro, siendo los lugares donde más se aprovecha el jet pack y correr por las paredes. La complejidad de los mapas compensa la falta de verticalidad a la que parecíamos ya acostumbrados.

 

El juego cuenta con los modos de juego más clásicos y representativos de la saga, como duelo a muerte por equipos y dominio, incorporaciones posteriores pero igual de exitosas, véase baja confirmada, y propuestas recientes pero bien acogidas, siendo enlace un ejemplo de éstas. Un repertorio más que completo, con juego de armas, capturar la bandera, demolición, infección... etcétera. Habría que destacar las nuevas incorporaciones. Una de ellas es defender, ya visto en la beta. Hace las veces de bola loca en Halo y nos propone coger un dron del escenario con nuestras manos y mantenerlo el máximo tiempo posible, sin poder atacar más que cuerpo a cuerpo y saliendo en el mapa de todos. Un segundo añadido sería frontline, basado en un mod creado en su día para la versión de PC de, precisamente, Call of Duty: Modern Warfare 4, añadido remasterizado en ciertas ediciones de Infinite Warfare. En él, los equipos renacen siempre en la misma parte del mapa y se suman más o menos puntos por baja en función de si al hacerlo nos encontramos dentro de los puntos de respawn del enemigo o en nuestra propia base.

 

Podremos volver a editar y personalizar nuestro personaje (con 15 tipos de cabeza, 31 de armadura y 36 gestos para hacer durante la partida), con tarjetas e iconos con los que editar nuestro nombre y rango, y hasta diez clases para elegir y preparar nuestro equipo, como siempre (cinco de serie, y las sucesivas listas para desbloquear según vayamos haciendo prestigios). También habrá cofres que nos den objetos más o menos raros , con rangos como legendario o único, y podremos gastar engranajes complementarios a ellas en desbloquear versiones aún mejores de nuestras armas favoritas,crafteando de manera muy simple y sencilla con ellas. Las opciones y menús son más sencillos y abruman menos, no así las primeras partidas, que en caso de ser neófitos pueden hacer que no terminemos de acoplarnos y engancharnos al juego. Algo que parece ser que estará en revisión próximamente es precisamente el drop de armas más poderosas (raras, y difíciles que te toquen pero posible) ya que invitan a pagar para conseguir estas variantes imposibles de desbloquear de manera normal. La compañía ya ha dicho que revisará el sistema para que no se rompa con micropagos.

 

Aquellos que se hagan con la versión que incluye la remasterización de Modern Warfare encontrarán dos modos multijugador complementarios, con comunidades distintas, que se complementan a la perfección. Sin embargo, para aquellos que no puedan hacer lo propio han de saber que Infinite Warfare es un mutlijugador en la línea de Black Ops 3, que no supone una vuelta de tuerca ni un giro de timón. Si nos gustaron las últimas entregas, nos gustará. Si no lo hicieron, ésta tampoco. 

 

Zombis in Spaceland, o cómo enamorarse de nuevo del modo cooperativo

 

Finalmente, los zombis se han hecho con Call of Duty. Inventados por Treyarch y blasón de World at War y la trilogía Black Ops, el modo de juego regresa una vez más y confirma así el contagio de Infinity Ward, con el consiguiente triunfo de los no muertos. Si bien Sledgehammer Games ya se había entregado con Advanced Warfare, Infinity Ward parecía resistir y buscaba reivindicar y reclamar su personalidad a través de un cooperativo propio. Intentos de ello fueron Operaciones Especiales (Modern Warfare 2Modern Warfare 3) y Extinción (Ghosts). Precisamente Extinción parecía empezar a abandonar los modos de misiones y supervivencia análogos, tanteando el terreno para lo que acontece en esta nueva entrega: admitir el éxito de Treyarch y entregarse a sus zombis, desarrollando un mapa propio para ellos. Eso es Zombies in Spaceland.

 

La premisa no cambia. Estamos ante el desafío de sobrevivir a una serie infinita de oleadas de zombis, cada vez más numerosas y fuertes, en un escenario cerrado y limitado que sin embargo presenta unas dimensiones colosales y de aspecto laberíntico, repleto de secretos y curiosidades. Disponible tanto offline como online y con pantalla partida incluida en ambas opciones, es la apuesta por el cooperativo (para hasta cuatro personas, recordamos) que incluye Infinite Warfare.

 

La historia abre un nuevo arco argumental ahora que Revelations ha puesto punto y final a la enorme obra legada por Treyarch. Sin entrar a hacer destripes y desvelar detalles concretos, hay que destacar que esta vez la narración tiene lugar mediante secuencias cinemáticas con un inédito y trabajado estilo anime del más alto nivel, que solo veremos en caso de jugar solos, como siempre. En este primer mapa (habrá más en el futuro, con la llega de los contenidos descargables del season pass del juego), la acción se sitúa en un parque de atracciones abandonado y se ambienta en una época de la que recoge todo tipo de guiños y detalles: los años ochenta.

 

A los perros (hellhounds) y polillas (parasites) zombis de las rondas con bonus de munición les sustituyen payasos locos y explosivos; a los margwas y los panzersoldats le toman el relevo zombis de tamaño descomunal con caretas de alienígena de Mars Attacks!las bombas mono y los li'l arnie dan paso a radiocasetes que ponen a bailar a los zombis y después estallan y acaban con ellos; siguen jugger-nogquick-revivespeed-cola y todo perk de la plantilla habitual; al elenco de armas especiales del modo como la ray gun y el wunderwaffe DG-2 se incorpora otras como un cañón de hielo, que primero congela a los enemigos y después los destruye con un golpe de aire comprimido como si de la thundergun se tratara; las cajas mágicas ahora serán gongs... etcétera.

 

Los cambios no acaban hay. Hay cuatro interruptores de la luz (y no uno), cuatro máquinas de teletransporte que hay que activar y usar para lograr llegar hasta el imprescindible pack-a-punch, las puertas del escenario jugando con cuatro personas son más caras que en solitario y a cambio permiten pagarlas entre todos (valiendo cuatro mil puntos y pidiendo inversiones de mil en mil), hay un banco para guardar dinero y que lo cojan otros miembros del equipo, tenemos una tienda de objetos perdidos para recuperar a cambio de cierto precio nuestras armas tras morir y resucitar, losgobblegum han sido sustituidos por las “cartas de destino y fortuna” y las llamadas ventajas de caramelo que se compran y obtienen durante la propia partida (respectivamente), las nuke y demás power-up y los desafíos han sido rediseñados y cambiado su apariencia y efecto por completo, tenemos un salón recreativo al que iremos a parar al morir y en el que podremos resucitar antes de una nueva ronda a base de ganar puntos en él, junto a los puntos que gastar en nuevas zonas, armas y ventajas ahora existirán tickets que podremos obtener jugando en casetas y pruebas del parque...

 

El salón recreativo dentro del propio mapa nos tendrá entretenidos durante horas y alargará hasta el infinito las partidas mientras nuestros compañeros entretienen a zombis cojos, y desafíos como la montaña rusa funcional en la que ir disparando y la cual nos da una puntuación brillan por sí solos.

 

Especial atención merece su ambientación, llena de fluorescentes, gafas de persiana, tirantes, ropa con estampados de guepardo, riñoneras... ¡y conDavid Hasselhoff como un personaje más dentro del mapa (el DJ, con el que podremos interactuar)! No es el único famoso, Seth Green (Austin Powers) o Ike Barinholtz (Escuadrón Suicida) son otros de los muchos que ponen voces a los personajes, cada uno con una marcada personalidad única (e incluso con animaciones cuerpo a cuerpo propias, se acabo eso de un mismo cuchillo para todos). Envolviendo al conjunto está una banda sonora de época en la que estará, por ejemplo, la melodía de El Coche Fantástico. Parece emular el éxito de Far Cry 3: Blood Dragon a nivel estético.

 

En lo jugable, se antoja más accesible que los últimos mapas de Call of Duty: Black Ops 3 y no abruma como Shadows of Evil en su día, pero superar la ronda diez mientras vamos completando coleccionables supone todo un desafío y pondrá a prueba a cualquiera. Hay, eso sí, más zonas para “hacer bola”, si un compañero muere podemos dedicarnos a correr hasta que logre los puntos necesarios para resucitar en el salón recreativo, y las cartas y ventajas se antojan mucho más eficaces y fáciles de obtener. Por tanto es más sencillo durar y llegar lejos, sin que por ello deje de costar y plantear un auténtico reto, como siempre.

 

El número de objetos a encontrar que veremos nada más empezar una partida y abrir nuestro inventario es el más alto hasta el momento. La comunidad de ávidos cazadores de easter eggs que tiene detrás el título estará de enhorabuena, hay trabajo por delante. Solo el tiempo dirá si presenta tantos secretos como Shadows of Evil, que a día de hoy aún guarda misterios por resolver, y habrá que ver si la dificultad de ver su epílogo rivaliza con la de Revelations, pero hay motivos para creer que así será en ambos casos.

 

Las novedades y añadidos por momentos parecen infinitas. Todo son matices y vueltas de tuerca a una fórmula conocida y que sentiremos familiar desde el primer minuto de juego, pero se agradecen y consolidan uno de los mejores y más originales mapas zombi que ha recibido Call of Duty.

 

Conclusión: 
 

Ha sido un bueno año para los shooters, sin duda. Call of Duty: Infinite Warfare se suma al repertorio de grandes campañas del género que nos ha brindado este 2016. Con el que seguramente sea el mejor modo historia de la franquicia desde Call of Duty: Black Ops 2, el juego no se conforma con destilar la fórmula por la que es conocida la saga en su esencia más pura (acción sin filtro alguno, accesible, rápida y directa, con un ritmo frenético y situaciones espectaculares), también incorpora todo un torrente de novedades. Misiones secundarias, combates espaciales que no van guiados, nuevos coleccionables, un modo de dificultad que bien pudiera estar sacado de Fallout... Infinity Ward empieza a demostrar que su composición, savia nueva en su mayor parte, también puede significar cosas buenas. Ganas de innovar y experimentar, de no estancarse. La fórmula de siempre con talento y variantes muy curiosas.

 

El regreso de Terminal, la presencia de armas antiguas en homenaje a entregas previas, unos ágiles movimientos de doble salto y deslizamiento aún más depurados y los nuevos mapas y modos no logran evadir la sensación de que estamos jugando a una evolución de los últimos multijugadores de la saga. El déjà vu está presente en los módulos de combate (los nuevos especialistas), personajes con un armamento y características mucho menos diferenciados que los de su predecesor. A nivel de posibilidades, además de modalidades clásicas y alguna novedad, lo más destacado es como los mapas ganan en complejidad y zonas laberínticas a cambio de perder la verticalidad que estaba imperando en las últimas entregas. En general, el multijugador funciona dentro de las bases de la saga y de Infinity Ward en particular, pero es muy continuista en varios elementos ya conocidos. A cambio, la edición Legacy con Modern Warfare, una delicia a la que se añaden modos recientes como baja confirmada, y además le sientan muy bien. Si podemos hacernos con ella y combinar ambos, uno más pausado y táctico y otro frenetismo puro, es un pack insuperable. 

 

El modo zombis supone rendirse de la experimentación y búsqueda de nuevas formas de juego cooperativas, como Operaciones Especiales o Extinción, lo que a algunos saturará de zombis y entristecerá, y a otros, los fans de los mismos, les encantará. En cualquier caso, el mapa presenta, a priori, más secretos que nunca y multitud de añadidos, algunos con mucha presencia a la hora de decidir como afrontar las partidas (como poder resucitar sin acabar la ronda). Estéticamente es un derrocha de personalidad, todo un acierto. Cualquiera diría que es la primera incursión y el primer diseño de Infinity Ward en este modo.

 

Con un cartel de lujo, lleno de actores de renombre y voces de prestigio, el apartado técnico da una de cal y otra de arena. Sólido como una roca en lo que a imágenes por segundo se refiere, algo que ya es costumbre y dominio cómun en la saga, mezcla más efectos de partículas que nunca con ciertas texturas de la generación pasada, y versiones que alcanzan la resolución 4K con cinemáticas mal comprimidas, llenas de píxeles. A lo gráfico le acompaña una banda sonora que despega y cumple con creces, pero sin lograr la velocidad y dosis de epicidad de antaño. Una ambientación y un apartado artístico muy llamativos claman por un cambio gráfico y un despliegue audiovisual a la altura de la superproducción que todo Call of Duty es, que les permita lucirse como merecen.

 

Fuente: http://www.meristati...s-juego/2124415

 

PRIMER CONTACTO EN MERISTATION

 

 

Call of Duty: Infinite Warfare y Modern Warfare remaster

 

El nuevo Call of Duty traslada las batallas al espacio exterior y confirma que llega con el remaster del aclamado Modern Warfare. Campaña y diez mapas para el título que cambió el concepto de FPS.

 

CoD Infinite Warfare con combates en el espacio

 

Infinity Ward vuelve a la carga. Que la saga Call of Duty sea lo que es hoy en día es gracias a esta compañía desarrolladora que consiguió dar con la tecla mediante Modern Warfare, el shooter en primera persona que revolucionó el género, sobre todo en consolas. Desde esa entrega de 2007 hasta hoy, un título anual con varias compañías involucradas y con la sensación que el éxito pasaba a ser sinónimo de Call of Duty. Solo hace falta ver los millones de unidades que se han vendido año tras año y, sobre todo, como casi todas las compañías de FPS han intentado inspirarse, o incluso copiar descaradamente, una fórmula que tiene una base de fans incontable. Este 2 de mayo se presentaba el nuevo juego de la saga, y lo hace con un tráiler de algo más de tres minutos. Call of Duty: Infinite Warfare quiere asaltar el cielo. Y el espacio.

 

El futuro sigue siendo la temática favorita para la saga. Aunque ya se vieron algunos signos en Black Ops 2 con ciertos artilugios y armas, no ha sido hasta esta generación que se ha apostado fervientemente por un entorno futurista. Lo que antes parecía solo terreno para juegos como Halo se ha ido expandiendo. Titanfall fue un primer ejemplo y Advanced Warfare decidió tomar ese camino. Un año después, Black Ops 3 de Treyarch también ha seguido con esta tendencia que de momento parece no moverse de la saga Call of Duty. Quien esperara un cambio de tercio con los creadores de Modern Warfare deberá seguir esperando. Naves sobrevolando las ciudades, soldados con trajes avanzados e incluso acompañados de robots son lo que vemos en los primeros 40 segundos de tráiler.

 

De hecho, son varias las similitudes que podemos ver con la saga Halo en el nuevo vídeo. Naves que surcan los cielos de ciudades avanzadas como si fueran las propias fragatas y cruceros del Covenant, enormes estructuras en forma de edificios y combates que se libran a ras de suelo, pero también desde los aires. Varias naves atacando a soldados dejan entrever que se rompe la tradición Call of Duty donde los vehículos no siempre tienen el peso que se ha visto en otras franquicias. De hecho, aquí llega una de las grandes novedades y reclamos de esta nueva entrega. El espacio.

 

En un momento del vídeo vemos como el personaje coge una nave y empieza a subir. Y a subir. Y a subir. Hasta llegar al espacio exterior en el que libra una batalla con varias naves. Espectacularidad digna de Star Wars y también un recuerdo a batallas espaciales como las que vimos en Halo Reach. La batalla fuera del suelo firme también se ve con los soldados a ras de suelo, con combates en las estructuras de dichas naves y la falta de gravedad, entre otros elementos, que se ven en una secuencia espectacular en la que no falta la clásica pirotecnia de la saga.

 

Confirmado Modern Warfare remaster con diez mapas multijugador

 

Pero sin duda, uno de los grandes reclamos llega al final del tráiler con la confirmación del secreto a voces: tendremos remaster de Modern Warfare, el título que lo cambió todo en el género de los FPS. Llegará con la campaña principal y con diez mapas para el multijugador. A nivel visual los cambios son más que evidentes y ha recibido un boost importante con mejoras en la resolución de las texturas y en su detalle, mejor iluminación, renovadas animaciones y audio y, según explica la propia Activision, muchos elementos más.  Lo poco que se ve en el tráiler, más allá de esta información de carácter oficial, convence para el que está considerado por muchos como el mejor Call of Duty.

 

A todo esto se añade el multijugador, que contará con diez mapas (entre ellos Crash, Backlot y Crossfire) y todo aquello que lo hizo triunfar en su momento. Los fans no han tardado en preguntarse donde están los otros seis mapas que faltan, pero esto es una respuesta que seguramente no tendremos hasta que haya pasado un poco más de tiempo. Eso sí, de momento parece ser que para acceder al remaster de Modern Warfare tocará pasar por las versiones más caras de Infinite Warfare.

 

Las ediciones especiales del nuevo Call of Duty: Infinite Warfare

 

Tal y como reza la información oficial que se maneja actualmente, Modern Warfare Remaster llegará como extra en las ediciones Legacy Edition y Digital Legacy Edition, que cuenta con los dos juegos por 89,99 euros;  también estará en la Digital Deluxe Edition con Infinite Warfare, Modern Warfare y el Pase de Temporada (109,99 euros) ON DUPLICATE KEY UPDATE author_name=VALUES(author_name), post=VALUES(post), edit_name=VALUES(edit_name), post_edit_reason=VALUES(post_edit_reason), post_field_t1=VALUES(post_field_t1), post_field_t2=VALUES(post_field_t2); y por último, la Legacy Pro Edition con Infinite Warfare, Modern Warfare, Pase de temporada, caja metalizada, OST del juego y objetos adicionales en formato digital (119,99 euros). De momento no se ha especificado si se podrá comprar por separado.

 

Fuente: http://www.meristati...2124414/2124425

 

IMÁGENES

 

call-of-duty-infinite-warfare-announceme

 

call-of-duty-infinite-warfare-announceme

 

call-of-duty-infinite-warfare-announceme

 

call-of-duty-infinite-warfare-announceme

 

call-of-duty-infinite-warfare-announceme

 

call-of-duty-infinite-warfare-announceme

 

call-of-duty-infinite-warfare-announceme


Editado por Tunkag, 26 junio 2017 - 18:20 .


  • Tunkag

  • Vegeta

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 10 abr 2014
  • Mensajes: 17.166
#2

Escrito 03 mayo 2016 - 12:29



  • Tunkag

  • Vegeta

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 10 abr 2014
  • Mensajes: 17.166
#3

Escrito 03 mayo 2016 - 12:39

 

Call of Duty: Infinite Warfare. Sus responsables quieren que sea un cambio a la altura del de Modern Warfare

 

El shooter de ciencia ficción de Infinity Ward ha presentado hoy sus credenciales para el futuro.

 

call_of_duty_2016__nombre_provisional_-3

 

Esta misma mañana comenzaban las filtraciones, y Activision no ha tardado mucho en hacerlo oficial. Call of Duty: Infinite Warfare es una realidad y se pondrá a la venta el día 4 de noviembre para PC y consolas de la nueva generación.


La noticia ha venido acompañada minutos después por un vídeo en el que algunos de los responsables del videojuego charlan sobre él, y que nos ha dejado algunos testimonios interesantes como el del director de diseño, Jacob Minkoff, que ha charlado sobre el elemento de cambio que supone para la franquicia el hecho de que el nuevo videojuego haya cumplido con los rumores y se ambiente en el espacio.


"Quiero que la gente que juegue a nuestro nuevo trabajo se mire y se diga: `wow, no he visto un cambio tan importante en la saga Call of Duty desde Call of Duty 4: Modern Warfare", declaró Mikoff, dando una idea de las aspiraciones tan importantes que tienen en el estudio, Infinity Ward, para con su nuevo lanzamiento.

 

Fuente: 3DJuegos

 

 

Call of Duty viaja al espacio para poder hacer locuras con los escenarios... pero sin alienígenas

 

Infinite Warfare, la nueva entrega de la serie bélica, apuesta fuerte por las naves y la ambientación galáctica.

 

call_of_duty_2016__nombre_provisional_-3

 

Los chicos de Infinity Ward han apostado fuerte porque Call of Duty: Infinite Warfare sea una pequeña revolución para la saga bélica que desarrollan y, tras anunciar ayer su ambientación en el espacio, en esta ocasión han abordado los motivos que les han llevado a inclinarse por ésta.


"Esto nos permite llevaros a entornos que son una auténtica locura, como la superficie de un asteroide que da vueltas sin control y en la que tienes que evitar la luz del sol puesto que puede quemarte vivo a más de 2.000 grados", explicó Jacob Minkoff, el director del videojuego, al portal norteamericano Gamespot. "Tenemos combates a gravedad cero donde puedes pilotar tu nave, saltar al vacío, aterrizar en la cubierta de una nave, pelear alrededor de ella sin gravedad y acabar aterrizando sobre ella".


"Ha habido niveles con vehículos en anteriores Call of Duty, pero en este puedes pilotar tu propio caza espacial, que es persistente, y para el que puedes obtener mejoras y que puedes personalizar a lo largo del videojuego", continuó el creativo, hablando sobre la nave Retribution, que podemos pilotar o a la quedar un destino para visitar, aunque no sea un juego estrictamente de mundo abierto. "Así que al final tienes toda esta combinación de cosas que se juntan, y que consiguen hacer que el título sea realmente único".


"Tenemos la presión adicional de esta nueva ambientación. El espacio es un lugar inhóspito para los humanos", declaró Minkoff descartando la posibilidad de plantar cara a alienígenas. "Es una lucha de hombre contra hombre. La verdad es que la guerra nos seguirá a cualquier parte. Sentimos que podemos ofrecer las sensaciones de un Call of Duty en este lugar y, fundamentalmente, no hay fatiga alguna para una historia bien contada, no importa el género que abordes".

 

Fuente: 3DJuegos



#4

Escrito 03 mayo 2016 - 12:46

Veremos que tal sale, de Infinity Ward no me fío demasiado... Gráficamente espero que esté a la altura del AW y no sea algo descafeinado como el del BO3, ya va siendo hora de gráficos punteros.


FdaM2z2.png


Christopher Nolan ha dado sus dieses


  • Tunkag

  • Vegeta

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 10 abr 2014
  • Mensajes: 17.166
#5

Escrito 03 mayo 2016 - 12:52

 

Comparan Call of Duty: Modern Warfare Remastered con el original

 

Se han cambiado texturas, efectos e iluminación.

 

Poco después de la confirmación y primer tráiler de Call of Duty: Modern Warfare Remastered, algunos jugadores no han tardado en realizar una comparativa con el Call of Duty 4: Modern Warfare original.

 

Gracias a este vídeo podemos ver con más detalle las diferencias de esta remasterización que no se limitará a mejorar resolución. Raven Software ha rehecho texturas, iluminación, efectos de partículas, animaciones y sonido. Incluirá la campaña y 10 mapas del multijugador entre los que se encuentran Crash, Backlot y Crossfire.

 

Activision ha confirmado que Modern Warfare Remastered no se venderá por separado, y que únicamente, estará incluido en las ediciones de Infinite Warfare anunciadas: Legacy (89,99 euros) y Digital Deluxe (109,99 euros). Esta información ya se había filtrado unos días antes de su presentación.

 

 

call-of-duty-modern-warfare-remastered-2

 

call-of-duty-modern-warfare-remastered-2

 

call-of-duty-modern-warfare-remastered-2

 

call-of-duty-modern-warfare-remastered-2

 

call-of-duty-modern-warfare-remastered-2

 

Fuente: Vandal
 



  • Tunkag

  • Vegeta

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 10 abr 2014
  • Mensajes: 17.166
#6

Escrito 03 mayo 2016 - 13:32

Los packs de mapas llegarán 30 días antes a Playstation 4.



  • Tunkag

  • Vegeta

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 10 abr 2014
  • Mensajes: 17.166
#7

Escrito 03 mayo 2016 - 13:53

 

Call of Duty: Infinite Warfare incluirá un "original modo Zombies cooperativo"

 

Infinity Ward promete "características y mecánicas de juego únicas" en la vertiente multijugador de su nuevo shooter bélico.

 

Día cargado de novedades relacionadas con el recién anunciado Call of Duty: Infinite Warfare, que no solo promete grandes cambios a nivel de ambientación y su campaña principal, sino también en lo tocante a su vertiente multijugador.


Sin ofrecer detalles concretos, Infinity Ward asegura que el multijugador "presenta una evolución en lo que al sistema de movimiento se refiere, con especial énfasis en lo que sucede en primera línea". Además, el nuevo COD contará con su propio modo Zombies cooperativo que "trasladará a los jugadores a un viaje salvaje a través de una nueva historia con características y mecánicas de juego únicas".


Activision nos emplaza a más adelante para detallar todas las novedades de este nuevo Call of Duty. Es de esperar que Infinite Warfare sea uno de los grandes protagonistas del E3 de Los Ángeles que tendrá lugar a principios de junio.

 

Fuente: 3DJuegos



  • Tunkag

  • Vegeta

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 10 abr 2014
  • Mensajes: 17.166
#8

Escrito 03 mayo 2016 - 14:50

Entrevista en IGN España:

 

 

Call of Duty: Infinite Warfare. Entrevista exclusiva y nuevos detalles

 

Taylor Kurosaki y Jacob Minkoff nos cuentan los secretos del próximo Call of Duty.

 

Ayer fue el día en que se desvelaron los primeros detalles de la próxima entrega de Call of Duty, desarrollada por los creadores originales de la serie, los californianos de Infinity Ward. Bajo el título de Call of Duty: Infinite Warfare se esconde una aventura de acción que nos lleva a un futuro lejano en el que los robots, los viajes espaciales y la guerra en sí misma, han cambiado (con combates entre humanos, olvidaos de cualquier tipo de alienígenas). No se ha desvelado la fecha concreta a la que viajaremos, pero sí que iremos más adelante en el tiempo que nunca en esta serie, a un tiempo en el que la humanidad ha colonizado el sistema solar y en el que la falta de recursos en nuestro planeta se palía con lo extraído más allá de nuestra atmósfera, en los puestos avanzados en el espacio.

 

Es en esta situación cuando se desata el caos, y el "Settlement Defense Front" ataca la tierra para controlar los asentamientos extra-terrestres y, con ello, dominar el acceso a los recursos más básicos de la humanidad. En el papel del Teniente Reyes, nosotros, como jugadores tomaremos un papel fundamental en la batalla que vendrá a continuación, siendo el capitán de una nave espacial con capacidad para tomar sus propias decisiones, teniendo un papel fundamental en la resolución del conflicto que Call of Duty: Infinite Warfare nos propondrá. Lucharemos en la tierra, en el espacio y en naves en gravedad cero, tanto a pie como a los mandos de la nave que comandamos, con escenas al más puro estilo Top Gun entre distintos vehículos voladores.

 

Una experiencia adrenalínica que pretende ir más allá que cualquier Call of Duty creado anteriormente, pero manteniendo las señas de identidad que han caracterizado a la serie en cuanto a verosimilitud y sensaciones de juego. Hemos hablado con dos de los responsables de su campaña, Taylor Kurosaki y Jacob Minkoff (Director de narrativa y Director de diseño), en exclusiva para España. Dos ex- Naughty Dog que se han hecho cargo de aspectos clave de la próxima entrega de la serie creada por Infinity Ward hace más de 12 años.

 

¿Por qué ir tan al futuro y cómo de lejos vamos en el tiempo?

 

No hablamos de fechas específicas, no es algo que mencionemos en el juego, pero en lo que se refiere a la ambientación, abre muchas nuevas oportunidades de ir a entornos y usar tecnologías que no se han usado en Call of Duty. Además, al hablar con nuestros consejeros militares (teníamos dos consejeros Navy Seal, un miembro de Naval Breach y también hablamos con almirantes). Cuando hablamos con ellos, nos aseguraron que la próxima gran frontera para la militarización es el espacio, y para nosotros, vimos que el equipo estaba emocionado con las oportunidades que ello brindaba en cuanto a entorno y jugabilidad. Además parece que es en lo que la gente está pensando militarmente y un sitio a por lo que teníamos que ir.

 

¿Qué era lo que queríais mejorar respecto a anteriores títulos de Infinity Ward?

 

Creo que todos los videojuegos va de hacerlo mejor que el anterior y hacer cosas nuevas. Para nosotros no es mejorar una cosa anterior, sino hacer todo eso nuevo que tanto nos emociona, como el tener un nuevo motor de renderizado con gráficos de nueva generación, nueva inteligencia artificial, nuevas mecánicas como el avión volador con mejoras persistentes con el que volamos y las diversas mecánicas en gravedad cero. Va de utilizar todos emocionantes nuevos elementos con los que podrás jugar.

 

El anterior juego del estudio fue Call of Duty: Ghosts, que se planteó como una nueva serie dentro de Call of Duty. ¿Por qué la dejáis de lado para empezar de nuevo con otro universo diferente?

 

Nosotros nos unimos al equipo para trabajar en Infinite Warfare, por lo que no podemos hablar de nada previo a eso.

 

¿Qué creéis que es lo más importante para del juego, dejando la ambientación a un lado?

 

Intentamos dar al jugador la experiencia de ser un líder militar. Eso toca tanto a jugabilidad como a la narrativa y la historia. Contamos la historia de un líder militar que tiene bajo su responsabilidad a varios miles de tropas, y además la jugabilidad está plagada de detalles que nos ponen en la piel de lo que un líder militar haría en términos de ordenar a la nave ir a una localización y llevar a cabo misiones concretas.

 

¿Tendremos cierto grado de libertad a la hora de tomar estas decisiones de mando? Call of Duty siempre ha sido un juego lineal, con un orden concreto para las misiones. ¿Esto cambiará en Call of Duty: Infinite Warfare?

 

Estamos contando una historia lineal sobre un solo protagonista. Siempre jugarás con este protagonista. Lo vemos como una oportunidad interesante de mantener tu punto de vista. Tú eres el comandante Nick Reyes y recibes algunas misiones del mando, el almirante en este caso, que te pedirá hacer misiones específicas, porque piensa que son las más críticas para conseguir las metas que tiene la fuerza de la que formas parte. Pero también, como la nave está bajo tu mando, no necesitas pedir permiso para cada movimiento que haces con la nave. Aprendimos esto del comandante de un portaviones americano, al que preguntamos si necesitaba consultar con el mando cada vez que quería ordenar algo, a lo que nos dijo que "si hiciera eso no sería un buen comandante, ni muy efectivo", por lo que creímos importante dar en el juego cierto grado de libertad, de autoridad al comandante en el juego. Lo que podrás hacer es enfrascarte en misiones opcionales en el que atacas objetivos adicionales y con los que conseguirás recursos adicionales que harán tus siguientes misiones más fáciles de completar.

 

¿En qué os inspirasteis a la hora de crear esta experiencia?

 

Nuestra inspiración para la experiencia han sido los consejeros y consultores con los que hemos tratado día a día. Hemos trabajado con consultores Navy Seal que han venido a nuestro estudio de captura de movimiento, nos han aconsejado sobre el guión, hemos recibido entrenamiento de armas con esta gente. Los actores tienen una sensación militar muy auténtica. También tuvimos un consejero militar que fue oficial a bordo de un barco de guerra de Estados Unidos. Esto nos ayudó a crear una estructura de mando auténtica al respecto de lo que ocurre en la nave. Además, también tenemos muchas influencias de películas y libros, proviniendo todas ellas de escenarios tradicionales de guerra. Es decir que en cierto modo hemos traducido todas esas historias de guerra a una nueva ambientación.

 

El que dos personas ex-Naughty Dog estén al mando de la campaña de Call of Duty: Infinite Warfare ¿qué supone?

 

Traemos una filosofía narrativa concreta. Seguimos desarrollando y expandiendo nuestro enfoque narrativo. Somos grandes fans de la serie Call of Duty, y tener la oportunidad de trabajar en nuestro FPS favorito y poder prestarle algunas de las técnicas narrativas que utilizamos, creímos que sería una oportunidad interesante. Intentamos mejorar en todo lo posible.

 

Junto al juego llegará el remaster de Call of Duty: Modern Warfare. ¿Qué podéis contarnos al respecto?

 

Sí, Infinity Ward hace labores de producción ejecutiva de Call of Duty: Modern Warfare Remastered, que está siendo desarrollado por Raven Software. Estamos muy involucrados (Infinity Ward) en el proceso de desarrollo, pero Taylor y yo nos ocupamos de la campaña, por lo que hay gente más preparada para hablar de ello.

 

En Call of Duty: Infinite Warfare seguimos los pasos de solo una persona, Nick Reyes. ¿Significa eso que la campaña es una experiencia para un solo jugador?

 

Correcto, se trata de una experiencia para un solo jugador la campaña.

 

¿Qué nuevas herramientas tenéis a vuestra disposición para crear este nuevo universo?

 

Hemos trabajado mucho en el motor. Una de las cosas buenas de haber tenido tres años para trabajar es que hemos podido retocar diversas partes del motor que queríamos modificar. Tenemos una nueva IA que necesitábamos para los nuevos tipos de enemigos que nos encontraremos, tenemos una nueva IA de vuelo para todas las secuencias de combates aéreos, también hay una nueva IA para gravedad cero, un nuevo motor de renderizado, nuevos efectos gráficos, de iluminación y de físicas... Muchísimas mejoras. Pero lo que más nos emociona es el sistema de streaming del juego que nos permite mostrar porciones del juego sin cortes. Puedes estar en el suelo luchando en las calles de la tierra, meterte en tu nave y volar hasta la atmósfera, combatir con aviones en el espacio, aterrizar en la cubierta de tu nave, la Retribution, luchar a pie en ella y seguir hasta otro mapa y comenzar otra misión. Todo sin cortes y sin pantallas de carga.

 

Si tuvierais que definir este juego ¿cómo lo haríais?

 

Llevamos lo familiar a lo no familiar. Nuestras inspiraciones no están en la ciencia ficción o en el espacio, sino que parten de la tradición de Call of Duty. Los primeros juegos de Call of Duty iban de hacer una película de acción jugable como si fueran un Salvar al Soldado Ryan jugable. Nuestro juego no es diferente. Queremos que parezca una historia clásica de guerra sobre liderazgo, sobre lidiar con amenazas inconmensurables y enemigos incansables, y trasladar esos temas clásicos de guerra a una nueva ambientación.

 

Campaña para un solo jugador, un avión (o nave) mejorable, misiones opcionales, un solo protagonista, combate en gravedad cero a pie, combates entre naves, un apartado gráfico renovado, narrativa potenciada... Estas son las armas de Call of Duty: Infinite Warfare, que ha comenzado ya su andadura, siendo nuestra próxima cita el E3 de Los Ángeles, donde conoceremos más detalles sobre el modo cooperativo con zombis, y sobre la experiencia multijugador que este título tendrá. Hasta entonces, nos frotaremos las manos y veremos una y otra vez el magnífico tráiler inicial del juego.

 

Fuente: IGN España



  • Tunkag

  • Vegeta

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 10 abr 2014
  • Mensajes: 17.166
#9

Escrito 03 mayo 2016 - 16:19

Avance en Vandal:

 

 

Avance de Call of Duty: Infinite Warfare para PlayStation 4

 

La saga de acción de Activision da el salto al espacio con su entrega más futurista, que además llegará acompaña de la esperada remasterización del mítico Call of Duty 4: Modern Warfare.

 

Era normal que pasara antes o después con ambientaciones cada vez más futuristas, y a Call of Duty este año le toca expandirse más allá de los confines de la Tierra y llevar la guerra por todo el Sistema solar con Call of Duty: Infinite Warfare, que llegará el 4 de noviembre a PS4, Xbox One y PC (por primera vez en mucho tiempo Call of Duty no saldrá en PS3 ni Xbox 360). Este año los responsables son Infinity Ward (Modern Warfare, Ghosts), que por primera vez desde que comenzó la serie han tenido tres años de desarrollo, algo que seguro que se verá reflejado en la calidad del producto, como ocurrió el años pasado con Call of Duty: Black Ops III.

 

Como hemos podido ver en el tráiler de presentación hace unas horas, esta vez combatiremos fuera de la Tierra, tanto en el espacio mediante naves como en colonias repartidas por todo el Sistema solar, que están siendo atacadas por el SetDef (Settlement Defense Front), una potencia fascista que aspira a hacerse con todos los recursos y riquezas de estas colonias espaciales, para así someter a los países en la Tierra.

 

Más allá de este tráiler no se han dado a conocer muchos más detalles de la campaña, aunque sabemos que volverá a ser para un jugador, no ofrecerá cooperativo como en Black Ops III, y apostarán por una narrativa "rica e inmersiva, en la que explorarán el peso del liderazgo y sus responsabilidades". Soldados experimentales, nuevos vehículos aéreos que nos permitirán combatir en el espacio (pudiendo salir de la Tierra sin tiempos de carga), nuevo armamento y habilidades únicas, nunca vistas en un Call of Duty.

 

Teniendo en cuenta su ambientación, más futurista que nunca, esto suena a algo parecido a lo que ofrecieron las dos últimas entregas, Call of Duty: Advanced Warfare (2014) y Call of Duty: Black Ops III (2015), y esperamos un sistema de movimiento parecido, en el que podamos planear en el aire, dar dobles saltos o correr por las paredes. El Multijugador, del que habrá que esperar un tiempo para conocer más detalles, con su breve descripción ya nos da una buena pista de ello: "Ha vuelto el sistema de movimiento encadenado que ya conoces y te encanta. Consigue más recompensas que nunca por utilizar el entorno y aplicar la estrategia en combate".

 

Además de la Campaña y el Multijugador competitivo, en esta ocasión habrá un modo Zombis, algo que parecía reservado para las entregas de Treyarch, pero que dado su éxito parece que el resto de juegos de la serie también quieren incluir. De momento no se han dado más detalles, pero han dicho que será cooperativo como siempre, y que tendrá una ambientación completamente diferente de la Campaña, en un universo distinto, así que no parece que vayamos a combatir a zombis en el espacio.

 

Como ya ocurrió el año pasado, los packs de mapas descargables de Infinite Warfare tendrán una exclusiva temporal de 30 días en PlayStation 4, para después llegar también a Xbox One y PC. Y en lo que es sin duda lo más polémico de este anuncio, el 4 de noviembre llegará también Call of Duty: Modern Warfare Remastered, una remasterización que venían tiempo pidiendo muchos aficionados de la saga.

 

Call of Duty: Modern Warfare Remastered

 

Hablar de Call of Duty 4: Modern Warfare (2007) es hacerlo de uno de esos juegos que marcó un antes y un después en el género, tanto en la forma de entender la campaña para un jugador como el multijugador competitivo, y que también disparó la popularidad de la serie, convirtiéndose desde entonces en un superventas que durante varios años superó los 20 millones de unidades vendidas.

 

Desde que llegaron PlayStation 4 y Xbox One y se puso de moda "remasterizar" juegos, han sido muchos los que han pedido que Modern Warfare volviera a la presente generación, y Activision ha visto aquí una buena manera de hacer caja e impulsar las ventas de su nuevo juego, Infinite Warfare, ya que en un principio Call of Duty: Modern Warfare Remastered no se venderá por separado, y tendremos que comprar alguna de las Legacy Edition si queremos hacernos con él, únicamente en forma de descarga digital.

 

Todos podemos imaginar que más tarde o más temprano lo vayan a vender por separado, pero de momento tendremos que adquirir la Legacy Edition (89,99 euros) o la Digital Deluxe Edition (109,99 €), esta última que además incluirá el Pase de temporada. Habrá una tercera edición, la Legacy Pro Edition, que será exclusiva de las tiendas GAME en España, y que incluirá además de los dos juegos y el Pase de temporada una caja metálica, la banda sonora y otros ítems digitales.

 

Hay que recordar que en 2009 ocurrió algo parecido, ya que las ediciones especiales de Call of Duty: Modern Warfare 2 incluyeron de regalo Call of Duty Classic, el juego original de la serie, de 2003, que por primera vez llegaba a PS3 y Xbox 360. Un mes después se puso a la venta por separado, pero la diferencia con esta ocasión es que desde un primer momento dijeron que así lo harían, no como ha ocurrido ahora.

 

Las reacciones no se han hecho esperar y esta maniobra de Activision ya ha enfadado a muchos jugadores, interesados Call of Duty: Modern Warfare Remastered pero no en el nuevo título de la saga. Y lejos de parecer una remasterización más, lo cierto es que por lo que se ha mostrado hasta el momento le han dado un gran lavado de cara, y han cambiado texturas, iluminación, efectos de partículas, animaciones y sonido, manteniendo la jugabilidad exactamente igual. Lo podéis ver tanto en las imágenes como en el vídeo, o incluso en este montaje que compara las versiones de 2007 y 2016, que se han esforzado por actualizar los gráficos.

 

Sus responsables son Raven Software (Heretic, Soldier of Fortune , Quake 4), y además de la campaña para un jugador totalmente completa también tendremos el modo multijugador con 10 mapas, menos que el título original que tuvo 16, contenidos descargables aparte, un multijugador que contará con servidores dedicados. De momento han desvelado tres de los diez mapas: Crash, Backlot y Crossfire, y no sabemos si los seis que faltan podrán llegar más adelante como un contenido descargable o incluso como parte del Pase de temporada. Pagar por DLC para una remasterización suena extravagante, pero a estas alturas ya estamos curados de espanto.

 

Call of Duty por partida doble

 

 

No dejan de ser curiosas las reacciones en estas primeras horas al anuncio del nuevo Call of Duty, ya que está levantando más expectación la remasterización que la nueva entrega, algo que seguro no ha pillado a Activision por sorpresa, y lo tenía todo perfectamente calculado. Han mostrado muy poco de Call of Duty: Infinite Warfare, y es normal que el regreso de un valor seguro como el mítico Call of Duty 4: Modern Warfare esté armando tanto revuelo. Habrá que esperar al E3 para ver y probar la nueva entrega en acción, conocer los primeros detalles del multijugador y saber algo de los zombis, y así saber qué pinta tiene, y si se notan los tres años que lleva trabajando Infinity Ward. El 4 de noviembre se pondrá a la venta en Xbox One, PS4 y PC.

 

Fuente: Vandal



  • jai007bellik

  • PARIETINAE UMBRA

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 26 may 2008
  • Mensajes: 22.837
#10

Escrito 03 mayo 2016 - 16:26

"No sabemos si los seis que faltan podrán llegar más adelante como un contenido descargable o incluso como parte del Pase de temporada. Pagar por DLC para una remasterización suena extravagante, pero a estas alturas ya estamos curados de espanto".

 

Acaba de aparecerse en mi cabolo una idea terrible, y es que estos cerdos le metan un season pass al MW Remaster o bien los mapas se obtengan teniendo el season pass del infinite Warfare, sería muy jodido pero ya de estos me espero lo que sea.


jail007bellik2.gif


#11

Escrito 03 mayo 2016 - 16:40

Precisamente lo de tunear la nave  batallas espaciales etc hace que sea el 1º COD que me llama verdaderamente la atencion en años



  • Tunkag

  • Vegeta

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 10 abr 2014
  • Mensajes: 17.166
#12

Escrito 03 mayo 2016 - 17:18

Por lo que leo en la entrevista de IGN España, parece que se confirma que Call of Duty: Infinite Warfare abrirá un nuevo universo dentro de la saga.



  • Tunkag

  • Vegeta

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 10 abr 2014
  • Mensajes: 17.166
#13

Escrito 03 mayo 2016 - 17:35

 

GAME venderá una edición exclusiva para Call of Duty: Infinite Warfare

 

Ya se puede reservar.

 

GAME ha anunciado que sus tiendas ofrecerán una edición exclusiva de Call of Duty: Infinite Warfare, el último juego de la saga de Activision.

 

Se trata de la edición Call of Duty: Infinite Warfare Legacy Edition para PlayStation 4 y Xbox One, la más completa del juego, que incluye el título, o Call of Duty: Modern Warfare Remaster, el pase de temporada para Infinite Warfare, la banda sonora del juego, una caja metálica y contenido digital adicional por confirmar.

 

La cadena de tiendas también ha confirmado que las reservas de Call of Duty: Infinite Warfare Legacy Edition -también las del resto de ediciones-, en todas las plataformas, incluyen un póster exclusivo GAME a doble cara y 500 CoD Points (valorado en 5€) para comenzar a usar desde ya mismo en Call of Duty: Black Ops III. GAME también venderá las otras ediciones, normales y especiales, en sus plataformas.

 

Call of Duty: Infinite Warfare presentará guerras a gran escala y su habitual narrativa militar, que nos ofrecerá una nueva historia donde los jugadores deberán luchar contra el Settlement Defense Front a través del Sistema Solar para defender nuestro modo de vida. Además, Activision ha confirmado que Infinite Warfare incluirá un original modo Zombies cooperativo, que trasladará a los jugadores a través de una nueva historia con características y mecánicas de juego únicas, que todavía no han trascendido.

 

Call of Duty: Infinite Warfare llegará el 4 de noviembre a Xbox One, PlayStation 4 y PC.

 

20165318166_1.jpg

 

Fuente: Vandal

 



  • Tunkag

  • Vegeta

  • vida restante: 100%
  • Registrado: 10 abr 2014
  • Mensajes: 17.166
#14

Escrito 03 mayo 2016 - 18:24

Una duda, ¿porque esta mal considerado Call of Duty: Ghosts?



#15

Escrito 03 mayo 2016 - 19:40

Una duda, ¿porque esta mal considerado Call of Duty: Ghosts?

 

 

porque es un pesimo COD  y un pesimo FPS en general ?




Este tema ha sido archivado. Esto significa que no puedes responder en este tema.
publicidad