Jump to content
  • Buscar en
    • Más opciones...
    Encontrar resultados que contengan...
    Encontrar resultados en...

Archivado

Este tema ahora está archivado y cerrado a otras respuestas.

ISMOLLER

Busco Sombras de Mordor

Publicaciones recomendadas

ISMOLLER HARENA TIGRIS

Publicado
vida restante: 100%

Pago 30 G.i. por este juego de PS4, por supuesto pal España y q este todo completo, ya me decís.


Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

  • Explorando recientemente

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

  • Popular ahora

  • Contenido similar

    • Sir_Dekar
      Que es lo poco que hemos visto relacionado con la saga en la última década. Y los Shadows of Mordor no han recibido críticas demasiado buenas en cuanto al respeto por el material original.

    • Raistlinmago
      Os dejo un artículo que he escrito sobre la obra de Tolkien en los videojuegos y que publiqué en GTM:

       

      Tolkien a través de los píxeles

       



       

      La influencia de la obra de J.R.R. Tolkien ha trascendido todos los campos artísticos y se ha instalado en el imaginario colectivo. El lingüista y profesor de la Universidad de Oxford concibió sus historias y personajes, así como la Tierra Media, con el objetivo de rellenar un hueco: la falta de una verdadera mitología británica. Pablo Capanno, filólogo,  señaló con acierto los paralelismos entre la mitología nórdica y la ficción ideada por Tolkien. Coincide con ese planteamiento David Daycitado por Velasco, autor del libro El Anillo de Tolkien. Sus apreciaciones se recogen en un artículo publicado por elfenomeno.com, donde se repasan someramente algunos de estos puntos en común. Por ejemplo, en Midgar (la Tierra Media en la obra tolkiana), el anillo era un símbolo de fama y riqueza, y los guerreros más bravos lo recibían al ganar las más feroces batallas. El origen del propio Gandalf hunde sus raíces en la figura del dios Odín, que viajaba por el mundo luciendo barba larga, sombrero ancho y capa gris o azul. Los nombres de los enanos están sacados directamente del Edda de Snorri Sturluson, una colección de historias medievales relacionadas con la mitología vikinga.

       



       

      Los relatos del profesor, que se desarrollan a lo largo de los numerosos tomos dedicados a la Tierra Media, poseen reminiscencias profundamente cristianas. Daniel Grotta, en El Arquitecto de la Tierra Media, arroja algo de luz sobre este punto particular:

       

      «El tratamiento e incorporación de temas religiosos que hace Tolkien en El Señor de los Anillos es, sin embargo, nada ordinario. La Tierra Media es un mundo precristiano, sin pecado original y, por tanto, sin necesidad de un Cristo. Y sin embargo las razas benevolentes (hobbits, humanos, magos, entes, hadas, enanos e incluso Tom Bombadil) están motivados y guiados por un sistema de ética que es cristiano en todo menos en el nombre».

       

      Se han escrito ríos de tinta sobre las influencias cristianas en los libros del afamado autor inglés y sobre su capacidad de moldear toda una mitología tomando prestados elementos de aquí y allá, dándoles forma y encajándolos en un universo ficticio pero detallado hasta las últimas consecuencias.

       



      Los primeros videojuegos

       

      El Señor de los Anillos es una epopeya inmortal que ha sobrevivido los avatares del tiempo y se ha convertido en un clásico por méritos propios. El Silmarillion, por su parte, es el molde que sirve para cimentar, a modo de bibliasi se me permite el atrevimientolos pilares de esa mitología. Así las cosas, como ya he mencionado previamente, la Tierra Media se ha deslindado de la literatura y ha acariciado la pintura, el cine, la música y los videojuegos.  Es en este último campo, dada la naturaleza de GTM, donde voy a enfocar el objetivo. El primer rastro lo encontramos a principios de la década de los ochenta, concretamente en 1982. Eran los tiempos de plataformas como Armstrad CPC, MSX, ZX Spectrum o Commodore 64 entre otras. Para ellas y alguna más salió The Hobbit, una de esas aventuras ilustradas basadas en texto que tanto imperaron en la época más clásica del videojuego. Todas las localizaciones ilustradas estaban diseñadas sobre unos originales dibujados por Kent Rees. Por otra parte, esta visión de la precuela de El Señor de los Anillos puso en marcha una serie de juegos publicados por Melbourne House y desarrollados por Beam Software. Tanto la compañía como el estudio, este último filial de la primera, cerraron en 2007, tras publicar Test Drive: Unlimited.

       

      La primera adaptación de El Hobbit destaca por la inteligencia artificial y la más que notable libertad de acción que ofrece. En un artículo publicado en El Mundo del Spectrum, se resalta especialmente el analizador sintáctico o parser, que interpreta incluso adverbios, y conviene recordar que el juego pertenece a la primerísima hornada de programas Spectrum. Por citar un ejemplo, puedes solicitar acciones tan complejas como que un personaje ate su cuerda a un objetivo o a una persona. También puedes solicitar a otros personajes que luchen por ti o incluso que te lleven a hombros. Sin embargo, hay que tener en cuenta que cada uno de los héroes tiene una personalidad diferente y definida: convencer a Elrond para que abandone Rivendell será tarea prácticamente imposible. Por el contrario, Bardo tendrá una personalidad mucho más servil, a veces rozando lo ridículo.

       



       

      El éxito de The Hobbit dio lugar a varias secuelas, todas ellas firmadas por Melbourne House, aunque ninguna consiguió alcanzar el gran nivel del primero. La lista es la que sigue: The Lord of the Rings: Game One y The Shadows of Mordor: Game Two of The Lord of the Rings. War in the Middle Earth, el cuarto y último título, cambió de registro y se pasó a la estrategia en tiempo real.

      Los noventa trajeron a un nuevo actor a la función. Interplay desarrolló The Lord of the Rings: Vol 1 para Amiga y MS-Dosmás tarde salió en Super Nintendo. La historia del juego arranca en la fiesta de cumpleaños de Bilbo, y se mantiene bastante fiel al espíritu de La Comunidad del Anillo. Tiene muchos elementos roleros, misiones principales y secundarias e incluso un grado de personalización de personajes bastante interesante. Las ventas del segundo volumen no fueron demasiado buenas, por lo que el tercer juego fue cancelado definitivamente.

       



      Las películas, punto de inflexión

       

      Peter Jackson no fue el primero en hacer una película basada en El Señor de los Anillosexiste una cinta de animación previa, pero sí fue el pionero en grabar varios filmes seguidos con actores de carne y hueso. El resultado no pudo ser mejor. Las películas fueron aclamadas por crítica y público,y el fervor por la obra de Tolkien volvió a estar en el punto más álgido. Bien es cierto que a Christopher Tolkien, hijo del profesor, nunca le gustaron un pelo: Ellos han eviscerado el libro convirtiéndolo en una película de acción para gente joven de entre 15 y 25 años.  Y parece que va a ser el mismo tipo de película, llegó a declarar en una entrevista a Le Monde. En cualquier caso, el éxito comercial fue incuestionable.

       

      Mientras tanto, en el terreno del videojuego, Electronic Arts adquirió los derechos de las adaptaciones cinematográficas. Para el estreno de La Comunidad del Anillo no llegaron a tiempo, de manera que debutaron con El Señor de los Anillos: Las dos Torres.  El título, de mismo nombre, engloba narrativamente las dos primeras películas.  Se trata de un juego de acción en tercera persona que salió originalmente en PlayStation 2 y que dispuso de versión para Game Cube y Xbox unos meses después.  En Las dos Torres, el jugador encarna a Aragorn, Légolas y Gimli en un periplo que va desde el legendario paso nevado de Caradhras, pasando por las Minas de Moria, el Bosque Viejo, Amon Hen, las llanuras de Rohan y la defensa del Abismo de Helm. La licencia de las películas abrió la puerta a usar no solo los rostros y voces de los actores, sino también el mismo diseño de escenarios y la espectacular banda sonora compuesta por Howard Shore. Ciertamente, como primera aproximación a la franquicia no está nada mal, aunque presenta incoherencias argumentales debido a los saltos en el guion. Paralelamente, Vivendi Universal contraatacó con su versión de La Comunidad del Anillo, mucho más fiel al material original, ya que la empresa contaba con la licencia de los libros. No obstante, su segunda parteLa Traición de Isengardfue cancelada. Su visión de El Hobbit, diseñado en 2003, tenía toques simpáticos, pero no dejaba de ser una producción muy menor y con un diseño de personajes y escenarios un tanto pobre.

       



       

      Electronic Arts utilizó la misma fórmula de Las dos Torres en El Retorno del Rey. Ofrece lo mismo, pero más y mejor. Los distintos personajes siguen caminos muy dispares: Gandalf se pasea por Isengard y lucha contra los orcos en Minas Tirith; Frodo, Sam y el taimado Gollum viajan directos hacia el corazón de Mordor y, al mismo tiempo, un grupo formado por Aragorn, Légolas y Gimli enfilan un sendero peligroso a través del Camino de los Muertos,  pelean en la Batalla de los Campos de Pelennor y culminan su cruzada frente a la Puerta Negra de Mordor. Allí intentan dar tiempo a los hobbits para que destruyan el anillo de poder en las fauces volcánicas del Monte del Destino.

       

      En 2003 se estrenó la última película y un año más tarde se comercializó la versión extendida. Electronic Arts continuó explotando la gallina de los huevos de oro con dos propuestas muy curiosas: El Señor de los Anillos: La Tercera Edad, en consolas; La Batalla por la Tierra Media, en PC. El primero de ellos es un RPG por turnos de corte japonés. De hecho, el sistema de batalla es un calco exacto del de Final Fantasy X. La recepción fue mediocre. En La Tercera Edad, el jugador se pone en la piel de Berethor, un gondoriano que sigue los pasos de los miembros de la comunidad.  Esta historia paralela, poco creíble en líneas generales, cae a menudo en incoherencias de guion. Ver al soldado de Gondor luchar codo con codo junto a Gandalf para eliminar al Balrog de Morgoth estropea la experiencia de juego, máxime cuando podrían haber creado un gran RPG que aunara las tres películas con todos los personajes originales. Por otra parte, las luchas continuas, a veces áridas, rompen completamente con el ritmo de la aventura. Mejor suerte corrió La Batalla por la Tierra Media, un título de estrategia de bastante nivel cuya jugabilidad se refinó aún más en su secuela, también lanzada en Xbox 360.

       



       

      Lamentablemente, de alguna manera, el hecho de poseer tan solo la licencia de las películas constituía una barrera que constreñía la libertad a la hora de manejar la narrativa. Probablemente, los errores atribuidos a La Tercera Edad tienen su fuente en las mencionadas limitaciones. Por ello, Electronic Arts decidió renovar los derechos y, además, adquirir la licencia de la obra de Tolkien. El gran proyecto iba a ser El Señor de los Anillos: El Concilio Blanco, una producción de mundo abierto que por desgracia nunca llegó a ver la luz. Al final, se despidieron con El Señor de los Anillos: Conquista. Desarrollado por la ya difunta Pandemic Studios, el equipo copió su propia fórmula y trasladó la jugabilidad de Star Wars: Battlefront al universo tolkiano. Este trabajo estuvo seguramente acuciado por las prisas, puesto que Electronic Arts perdió los derechos de la saga justo después de publicar el juego.

       

      Actualidad y futuro

       

      Después de esta última intentona, la licencia regresó a Warner Bros Interactive. No me detendré en The Lord of the Rings: Online, Aragorn´s Quest ni en El Señor de los Anillos: La Guerra del Norte, todas ellas propuestas dignas cuanto menos. La gran sorpresa fue Sombras de Mordor (en su versión de PlayStation 4, Xbox One y PC). Algunos lo han comparado con Assassins Creed, pero sus creadoresMonolith Productionssiempre han defendido que su mayor inspiración ha sido Rocksteady y su saga Batman: Arkham. Reminiscencias de los títulos del Caballero Oscuro se encuentran en el sistema de combate, ágil y sin complicadas mecánicas.

       



       

      La historia del juego tiene lugar cronológicamente entre El Hobbit y El Señor de los Anillos. Talion, un explorador de Gondor asesinado junto a su familia, es resucitado por el espectro de un elfo. Ahora, valiéndose de sus nuevos poderes, luchará para vengar la muerte de los suyos. Lo que más llamó la atención no fueron los entresijos narrativos, bastante pobres, sino su innovador sistema Némesis. Es un sistema clasificatorio donde el jugador puede visualizar la jerarquía dentro del ejército de Sauron. Cada uno de esos guerreros tiene su propia personalidad, y lo mejor de todo es que las acciones de Talion repercuten en la jerarquía de poder. De este modo, la estrategia cobra cierta importancia, pues los enfrentamientos han de medirse con cabeza. Por ejemplo, no es conveniente atacar a un líder uruk directamente si este está acompañado de varios lugartenientes con poder. Para hacerlo, el jugador deberá acabar con ellos primero o tratar de idear alguna estratagema.

       

      Mucho se ha hablado sobre la secuela, aunque los seguidores han tenido que esperar hasta este año para que se hiciera realidad. Monolith trabaja en Tierra Media: Sombras de Guerra, un juego que refinará su sistema Némesis y volverá a ofrecer la simbiosis entre Talion y Celebrimbor: nuevos poderes, un anillo de poder recién forjado y variedad de escenarios serán varios de los elementos principales del título. Argumentalmente tendrá lugar justo después de los acontecimientos narrados en Sombras de Mordor. La lucha continuará y el blanco será nada más y nada menos que el propio Sauron. Los más acérrimos a la mitología de Tolkien sabrán que es imposible encajar estas historia en el canon de El Señor de los Anillos. Hay que tomarlo más bien como una versión alternativa.

       



       

      Yo personalmente espero que próximamente se rescate la historia original de El Señor de los Anillos y se cree una aventura que argumentalmente sea coherente, que mantenga las bases de las películas, sí, pero que se rellenen los espacios con elementos de los libros y, en definitiva, que se construya una adaptación pensada exclusivamente para los videojuegos. Me queda la curiosidad de ver a Rocksteady detrás de una licencia tan jugosa como la de El Señor de los Anillos. Mientras esperoquizá eternamentesiempre quedarán los libros.

       

      BIBLIOGRAFÍA

      Caldeiro, Graciela Paula (Mitos y Leyendas): Tolkien, creador de una mitología. 
      El Mundo del Spectrum (2010): The Hobbit (1982) Melbourne House
      Grotta, Daniel (2002): The Biography of J.R.R. Tolkien: Architect of Middle- Earth, Philadelphia. Traducción de Oscar Luis Molina.
      Velasco, Manuel (2002, El Fenomeno): Influencias de la mitología nórdica en El Señor de los Anillos.
      Rérolle, Raphaëlle (2012): My Fathers Eviscerated Work Son Of Hobbit Scribe J.R.R. Tolkien Finally Speaks Out. Traducción literal de una entrevista publicada Le Monde (2012).
    • Rotman82
      Muy buenas,

       

      pues eso busco este juego Pal/esp, para cambio tengo:

       

      Watchdogs

       

      Infamous: Second Son

       

      Gracias
    • darkvolt
      Compro batalla por la tierra media 2 el resujir del rey brujo,en muy buen estado o nuevo,precio a acordar con el vendedor.

    • Personal_trainer
      Busco los juegos mencionados para compra:

       

      -MGSV Phantom Pain

      -Batman Arkham Knight

      -Lords of the fallen

      -Shadows of Mordor 

       

      Escucho todo tipo de ofertas.

  • Crear nuevo...