Jump to content
  • Buscar en
    • Más opciones...
    Encontrar resultados que contengan...
    Encontrar resultados en...

Archivado

Este tema ahora está archivado y cerrado a otras respuestas.

Phraates

[POST OFICIAL] Aion: Legión Elyos de Meristation

Publicaciones recomendadas

Phraates Lord Boros

Publicado
vida restante: 100%

Imagen Enviada

MeriAion


Servidor: Perento. Estado de los servidores: 1 2
TeamSpeak: MP a los miembros.

Los Elyos

Imagen Enviada


Así empezo todo...
Hace un año este mismo día, ellos vinieron. Esos desalmados, esos malditos Asmodianos. Aparecieron de la nada, saltando a través de uno de nuestros portales, sólo unos momentos después de que nuestros legionarios lo hubiesen abandonado. Cobardes. Masacraron el lugar donde estábamos resistiendo, y a pesar de nuestro valiente intento resistieron el ataque con dureza, ¿que esperanza real tenían contra esos inmortales? Corrí, y no me avergüenza decirlo, corrí y me escondí como mis amigos, y mis vecinos, y mi familia estaban todos muertos.

Alguien necesita recordar actos como estos, es a través de estas acciones que un ser racional puede ver cual de nuestra gente es honorable y cual es malvada. Así que corrí, y me escondí, y cuando volví a mi poblado ayudé a enterrar los muertos. ¿Por qué?, pregunté, ¿por qué haría alguien algo así? Fue entonces cuando me di cuenta de lo poco que sabía de la historia de nuestro planeta, y poco después empecé a investigar lo que sucedió hace muchos años que daría lugar a estar nosotros en guerra con quien una vez consideramos nuestros hermanos, los Asmodianos. En estas páginas leerás todo lo que he tenido que aprender de Atreia, aquello de nosotros que una vez vivió y aquello de nosotros que permanece vivo en estas sagradas tierras.

¿Somos gente arrogante? Tal vez. He visto arrogancia entre los Elyseos tanto como he visto calidez y generosidad. Los Asmodianos sin embargo, los he visto con mis propios ojos, y han hecho que pruebe mi propia sangre. No es obvio para esas criaturas, ahora retorcidos en tan viles monstruos, ¿han sido malditos por Aion? ¿Es posible que nosotros los Elyseos, hermosos como somos, estemos benditos? ¿Somos el reflejo del entorno en el que hemos sobrevivido, y vivido, o son ellos un reflejo de nosotros? No lo sabré en mi vida.


La era de los Balaur:
Fueron llamados los draken, y eran atroces bestias a contemplar. Algunas de nuestras más antiguas parábolas muestran estas monstruosidades, y de noche todavía contamos a los niños que se portan mal sobre su furiosa ira y sed de sangre. Rápidamente aprendimos a escondernos de ellos, usando enclaves naturales para mantener sus ojos agudos atraídos por otros lugares. Perdimos miles de los nuestros, mientras otras criaturas fueron completamente hechas polvo bajo sus implacables ataques. Otros, como los Mau y Krall, fueron esclavizados por los draken; solo mantenidos vivos a fin de que su fuerza bruta pudiese ser utilizada contra de otros enemigos.

Estos draken, enviados por Aion para gobernar Atreia, rápidamente se volvieron más confiados conforme su número subió. Sin embargo, cuando su codicia de poder creció, empezaron a olvidar su misión, y por tanto, su dios. Nuestras historias hablan sobre un día en particular, cuando algo cambió en los draken. Se volvieron más organizados, y unos pocos de los suyos ganaron dominancia sobre los otros. Más tarde aprendimos que esos draken llamaron al evento el despertar, y fue aproximadamente alrededor de esa fecha que sus nuevos amos, los cinco Señores Dragón, renombraron a sus parientes con el término que aún utilizamos hoy: los Balaur.

La primera vez que nuestros ancestros vieron a los Balaur pensaron que se trataba de una nueva especie, tal era la diferencia en apariencia física y habilidad. Fue solo después de sus primeros ataques que ellos reconocieron la brutalidad pura de sus agresores, y su implacable deseo de extinguir vida. La verdad amaneció en nuestros ancestros: esas criaturas, quienes aparentemente recibieron la bendición de Aion, eran los mismos terrores que habían sido tan implacables de aniquilar raza tras raza de la faz de Atreia.

Los Balaur habían olvidado esta etapa de su misión por completo, volviéndose codiciosos y arrogantes y exigiendo más poder del que Aion podría proporcionar. Aion rechazó, amenazado por las posibles consecuencias de la concesión a tales terrores destructivos las mismas habilidades que nuestro creador benevolente poseía. Dándose cuenta que su potencial fue suprimido por Aion, los Balaur finalmente se volvieron contra nuestro dios, concentrando sucesivamente sus más bélicos temas amenazando la Torre de la Eternidad misma.


La guerra milenaria:
Nuestros ancestros fueron valientes, y se mantuvieron unidos en defensa de la torre y el dios que habían llegado a amar. Sin embargo, los Balaur, con su fuerza bruta, desgarraron sus filas, masacrando a los miles que resistían. En un movimiento desesperado, Aion creó a los Señores Empíreos, doce poderosos guardianes encargados de reinar en el merodeo de los Balaur y restablecer el orden en Atreia. Aion además creó el Éter, una sustancia que los Señores Empíreos pudiesen manipular para protegerse a sí mismos y a sus seguidores de los Balaur. Esta sustancia fue usada también para crear un escudo protector alrededor de la torre de Aion. Tan grande que permitió a nuestros ancestros restantes descansar dentro de estos límites y lentamente, día a día, restaurar algo semejante a la civilización.

Así empezó la Guerra Milenaria, un conflicto que vio las tierras y las criaturas fuera de nuestro etéreo escudo arder y gritar de agonía conforme los Balaur eliminaban sus frustraciones en todo lo que se atrevía a mostrar la más mínima resistencia. La inscripción que aún teníamos enseñó a nuestra gente a prosperar durante ese tiempo mientras la bravura de los Señores Empíreos luchaba contra los Balaur, eventualmente llevando con ellos a los humanos capaces de utilizar el Éter de forma similar a los Señores Empíreos. Estos individuos fueron conocidos como Daevas, y en todo el paso del tiempo desbloquearon poderes mucho mayores que los nuestros propios. Fueron semidioses y pronto se convirtieron en instrumentos para formar nuestro futuro. Su habilidad para volar nos hizo creer a algunos que eran ángeles, enviados por Aion para traer orden y estabilidad a nuestro mundo.
La guerra rugió durante años, y mientras un bando ganaba ocasionalmente control sobre el otro, parecía que la contienda finalmente se equilibraba. Si un bando a la larga hubiese cantado victoria, el coste para su propia gente hubiera sido casi insoportable.
Asustados de continuar esta atroz y desmoralizante guerra, algunos de nuestros Señores Empíreos empezaron a buscar otras formas de acabar la lucha.


Esperanza
De todos los Señores Empíreos, la única que nos habló a nosotros, la gente, fue una preciosa figura llamada Ariel. En una de sus primeras noches en Atreia, Ariel bajó de la torre de Aion y habló con nosotros junto al fuego de nuestro campamento. Según cuentan, era paciente y bondadosa, y nos contó todo lo que neesitábamos oír. Los Balaur, poderosos y terroríficos como eran, no se atrevieron a cruzar los límites del Escudo Etéreo. Por primera vez en muchos, muchos años, estábamos realmente a salvo. Aún tenemos la escultura que representa esa noche, mostrando esa gran figura femenina, con los brazos abiertos, viéndonos llorar lágrimas de gozo y alivio, como celebramos la primera vez en muchos, muchos años.

Os hablaré de Ariel ahora, porque fue ella quien reconoció la sabiduría en la inesperada propuesta de Lord Israphel, y vio que la paz era la única opción. Fue ella quien tuvo la previsión de saber que esa victoria, si fuera posible, podría casi mutilarnos con toda seguridad; y fue ella quien tuvo la suficiente valentía de enfrentarse a sus camaradas Empíreos, y condenar su sed por la última batalla como la vanagloria que realmente era.

ImagenElla se hizo eco del punto de vista de Israphel: si todavía estábamos atrapados en la misma guerra después de mil años, entonces, ¿qué garantía podíamos tener de que esta guerra no continuaría después de dos, tres o diez mil años? Ariel vio, como Israphel había visto, que continuando esta extenuante guerra, nos arriesgábamos a perder más que meros números. Perderíamos la única cosa que nos elevaba sobre los Balaur, y las otras feroces bestias de nuestro mundo: nuestra humanidad. Era bien sabido que Israphel detestaba a los Balaur más que ningún otro. Si él, sobre todo él, podía superar su odio en nombre de la paz, entonces todo el mundo podía -debía- seguir su ejemplo.

Mientras que no tenemos recuerdos de qué pasó exactamente entre los Señores Empíreos debido al anuncio de Israphel, sabemos que fue algo sobre una disputa entre Ariel y alguno de los Señores más belicosos. Está claro que la decisión de intentar conseguir la paz no fue impuesta, y por primera vez, aparecieron fisuras en nuestro frente unido.

Pero incluso los belicistas y buscadores de gloria, despotricando y echando espuma como hicieron, no podían negar la autoridad de Israphel y Siel actuando juntos como Guardianes de la Torre. Lady Ariel y los cuatro Señores benditos, quienes escogieron su lado, discutieron durante horas, pero fue solo el acuerdo de Siel lo que selló la cuestión de una vez por todas. Los Guardianes habían hablado: habría paz.

Nuestros ancestros se regocijaron ¿Cómo podían no hacerlo? La rimbombante ira de Lord Asphel y sus subordinados fue solo mucho ruido y furia, la petulancia de un niño al que niegan algo. Conforme hicieron su camino en la fría noche, nadie dudo que finalmente volvieran, una vez que se templasen los ánimos. El camino estaba claramente echado ante nosotros ahora, y nadie osaría rebelarse.

Ariel condujo a sus fieles en una canción de elogio y agradecimiento a Aion, y por primera vez en muchos, muchos años, nos atrevimos a tener esperanzas.


El Cataclismo Épico:
La mañana de la conferencia de paz amaneció. Nuestros ancestros se despertaron para encontrar a los cinco Señores Dragón, líderes de los Balaur, de pie a solas fuera del Escudo Etéreo. Los dibujos que tenemos a día de hoy los muestran como enormes criaturas, mucho más grandes que los otros Balaur.

Siel e Israphel, los dos Señores Empíreos encargados de proteger la torre ellos mismos, bajaron el Escudo Etéreo, e invitaron a los Señores Dragón a entrar en la torre para negociar. Ahí hubo una oportunidad para esas criaturas de destruirnos completamente, decidieron no hacerlo, caminando pacíficamente a través de nuestros asentamientos y dentro de la torre. Tal vez nos habíamos ganado su respeto por nuestra resistencia y determinación, y tal vez esa confianza que nosotros, y Ariel, habíamos puesto en ellos, no fuera inapropiada del todo. Asphel estuvo presente, y con él sus compinches, sus caras la oscuridad. La conferencia de paz comenzó, y por un rato las negociaciones progresaron bien.

Entonces, en lo que dura una respiración, ocurrió.

Todavía hablamos de los acontecimientos que siguieron ese día, de los repentinos gritos de pánico, de la horrible certeza que se apoderó de todos nosotros: los belicistas tendrían su camino, incluso si tuvieran que sacrificar toda Atreia para lograrlo. Vimos a Asphel moverse rápida y repentinamente, y al Señor Dragón Vitra derrumbarse. Los Balaur no perdieron el tiempo con espadas. En un instante, había una carnicería y caos.

Su odio se redobló, acortaron su camino pasando a nuestro lado y dentro de esencia misma de Aion. Los muros de la Torre se estremecieron y agrietaron, viniéndose abajo en fragmentos titánicos.

Ariel lloró cuando se esforzó por mantener la Torre de la Eternidad intacta. Enviada a la base sur para prestar su energía a la Torre, con todos sus Señores guardianes, ella era ahora todo que se interponía entre Atreia y la destrucción. Asphel y su grupo, fueron hacia el norte con el mismo propósito, estuvieron, sin duda, demasiado cautivados con la repentina reanudación de las hostilidades para hacer su deber y mantener intacta la Torre.

A pesar del esfuerzo de Ariel, los Señores fallaron. La Torre dio un poderoso crujido, torcida y destrozada de fin a fin. Aion cayó.

No puedo explicar el miedo que atenazó a nuestros ancestros cuando la gran torre que iluminaba el interior de Atreia de repente se movió y agrietó. Contamos historias de miles corriendo por sus vidas, pandemónium en su despertar.

Dándose cuenta de que Atreia estaba cayendo, Siel e Israphel se inmolaron. Drenaron cada parte de su cuerpo de Éter, su sangre, y en su momento final lo usaron para salvaguardar a nuestra gente.

Murieron millones en el acontecimiento que ahora conocemos como Cataclismo Épico. Finalmente, cuando los escombros se asentaron, pudimos ver qué le había a nuestro precioso mundo: Aion, la Torre de la Eternidad, había sido destrozada y nuestro mundo se desgarró en dos.


La Liberación:
Soy una Elysea, la gente que se encuentra en la mitad baja de Atreia, nuestro nuevo mundo que llamamos Elysea. Al principio, nuestros ojos se quemaron con la luz virgen de nuestra cercana estrella, tan feroz comparada con el fresco, calmado brillo que había emanado nuestra torre antes de que fuese destrozada. Aunque nos adaptamos pronto, y nos encontramos a nosotros mismos celebrando este recién descubierto mundo en el que vivimos. Nuestra gente puede mirar hacia el cielo y ver los restos oscurecidos de la Atreia superior, girando lentamente, ya que se aferran desesperadamente a nuestro glorioso santuario.

ImagenLa luz de nuestra nueva estrella era magnífica, y convirtió nuestros una vez escasos campos en abundantes pastos, al igual que nos convirtió a nosotros en seres hermosos. Nuestra piel brilló con vigor, nuestros corazones latían fuertes y seguros, y pronto habíamos cogido confianza. Aion, resolvió rápidamente, quiso que esto ocurriese. Fuimos los Elyseos: Aion escogió unos pocos, ¡y habíamos sido entregados por nuestro dios al Paraíso! Este era un mundo al que ni siquiera los Balaur podían alcanzar -aprendimos de Ariel que habían sido desterrados por Siel e Israphel a un vacío desconocido, justo antes de que aquellos nobles Daevas se sacrificaran durante el Cataclismo Épico.

Los cinco Señores Empíreos que fueron enviados por Siel e Israphel nos tomaron bajo sus alas, renombrándose a si mismos como los Señores Serafín. Nuestros Señores Serafines informaron a nuestros ancestros sobre su lucha, y cómo los otros cinco Señores Empíreos habían provocado e insultado a los Balaur, acosándolos hacia el conflicto. Nuestro mundo, una vez estable y armonioso, ahora estaba desgarrado en dos, y nos dijeron que todo fue por las acciones de los otros cuatro Señores Empíreos y su maldito líder, Asphel.

Empezamos a reconstruir nuestras vidas, y con ellas nuestra nueva ciudad, una creación gloriosa adecuada para nuestro mundo y nuestros Señores, fue llamada Sanctum. Juramos proteger nuestro nuevo hogar, y los Daevas más fuertes entre nosotros fueron designados sus guardianes por nuestros Señores Serafín.

Setecientos cincuenta años pasaron en Atreia de esta manera. Estábamos en paz la mayor parte del tiempo, y prosperamos como mejor pudimos. Sin embargo, las cosas empezaron a cambiar otra vez, y nuestro planeta empezó a sanarse a si mismo.


El Abismo y la Legión Tormenta:
Todo lo que quedaba de nuestra gran torre después del Cataclismo Épico eran dos cabos, uno en nuestro mundo, el otro aún visible en la parte superior de Atreia. La mayor parte de la torre había sido destruida, sus restos diseminados en las dos mitades de nuestro mundo.

Un día, no obstante, la tierra alrededor de esos restos esparcidos empezó a cambiar, y lentamente los fragmentos levitaron en el aire. Enviamos a nuestros Guardianes más valientes para investigar el fenómeno, y descubrieron los portales que llevaban a los enormes pedazos flotantes de la torre de Aion, en un reino extraño donde el éter fluía como el agua.

Etiquetamos este mundo como el Abismo, y lentamente nuestros Daevas se aventuraron primero, explorando este nuevo y volátil ambiente. Encontraron un mundo rico en el Éter que Aion había concedido a los Señores Empíreos, y que habían conseguido manipular los Daevas cuando estábamos en la guerra contra los Balaur. Muchos Daevas se perdieron, sin embargo; estos portales eran inestables, y una vez que se cerraban parecían permanecer sellados, exiliando a cualquier persona que los hubiese cruzado.

Un día otro portal se abrió, más grande y estable que los demás. Un Guardián nuestro llamado Deltras lo cruzó, y en el otro lado, encontró algo increíble. Su legión, la Legión Tormenta, estaba en la mitad superior de Atreia, y cuando miraron a través del cielo, no vieron los restos de la torre de Aion a la sombra y la mitad superior de Atreia, en vez de ello vieron su propio mundo de Elysea, bañado en cálida luz solar.

Lenta, cautelosamente, se movieron, explorando cuidadosamente esa extraña tierra que una vez fue parte de su hogar. Ahora era un lugar oscuro y aprensivo, lleno de susurros y sombras fugaces. Allí descubrieron a los Asmodianos, hombres y mujeres que una vez habían sido nuestros hermanos, pero ahora habían sido convertidos en retorcidas y repugnantes criaturas. Peor incluso, esas pesadillas estaban guiadas por uno de los Señores Empíricos asesinos, un ser cruel llamado Zikel.

Estaba oscuro; nuestros Daevas no podían ver bien, y pronto fueron capturados por Zikel y sus monstruos. Este ser, que habíamos venerado una vez junto a la poderosa Ariel, lanzó a Deltras al suelo, exigiendo que maldijera a los Señores Serafín por su debilidad. Deltras, valiente y noble como él era, mantuvo el orgullo del Elyseos. Rechazó maldecir a los Señores Serafín, y en lugar de eso maldijo al arrogante Zikel a la cara.

Los Asmodianos atacaron, y aquellos de los nuestros que esperaban en el otro lado del portal vieron volver solamente a dos de los nuestros, heridos y ensangrentados.


Un nuevo amigo, un viejo enemigo:
Estábamos aturdidos. Aturdidos de que alguien pudiese sobrevivir en ese desolado, congelado páramo que había sobre nosotros, aturdidos por en lo que esos Asmodianos se habían convertido. Rápidamente movilizamos nuestras legiones, y nos preparamos para la guerra.

Aion tenía otra prueba para nuestra resolución, sin embargo, como un tercer portal estable abierto, que trajo un horror que esperábamos no ver nunca más: los Balaur. Consolidaron rápidamente sus fuerzas, convocando a los Krall y a los Mau de nuevo a su lado, así como forzaron a otras razas más débiles a la sumisión. Su furia era mayor que nunca, y nosotros somos los que ahora sufrimos su cólera.

Aguantaremos. Nosotros los Elyseos somos la luz de un nuevo amanecer, y la promesa de un mejor mañana. Somos vida, y la alegría de la vida; y más, somos el puño acorazado que derrumbaría a los que intentaran extinguir nuestra luz.

Sin embargo, no hay uno de nosotros, del menor al más grande, que no haya sufrido las dudas. ¿Fuimos realmente favorecidos por Aion? ¿Son nuestros líderes honestos y sabios? ¿Nuestra gran misión, traer todas las tierras bajo el gobierno inteligente y civilizado de los Elyseos, tendrá éxito alguna vez? ¿Somos verdaderamente mejores que los monstruos a los que nos oponemos? Y la duda más profunda, más traidora de todas: ¿estamos haciendo lo correcto?

Estas punzadas del alma no se pueden aliviar con el pensamiento y el debate. Requieren una súplica al espíritu. Una leyenda, muy vieja ahora -posiblemente date del Cataclismo Épico- habla de un joven Elyseo que fue amargado por las dudas, y rogó a Lady Ariel que le guiara. Apareciendosele en una visión de la más dulce gloria, ella puso su mano sobre sus hombros y dijo tres simples palabras:Fe y armas.

Deja que esos jóvenes Elyseos que leen mis palabras presten atención. No discutas, no te preocupes: ¡levanta los brazos en nombre de los Señores Serafín, y golpea! Cuando marchamos juntos, nuestras legiones brillando como acero bruñido y el amor de nuestra Señora llenando nuestros corazones, todas las dudas desaparecen con el rocío de la mañana.

La fe sola es una piedad admirable, cierto, pero los Elyseos renuncian a ser mártires pasivos. El poder marcial solo, sin templar por la dirección de los poderes más altos, decae a la mera brutalidad de los Asmodianos, y a los juegos de lanzamiento de jabalina de jefes militares pequeños. Pero la fe y las armas juntas, unidas en el troth sagrado de Elysea, tienen el poder de preservar nuestra noble visión y de sellar la promesa de un mejor futuro para todos.

Debemos muchísimo a los que ya no están entre nosotros. Nuestro mundo, esta tierra en la que vivimos, recibió la más frágil y fina cuerda de salvamento de Siel e Israphel. Creímos que esta cuerda nos sostendría, nos daría la oportunidad de saborear y disfrutar nuestra victoria sobre los demoníacos Asmodianos que se atrevieron una vez a llamarnos sus hermanos. Sin embargo, todo cambió, cuando aprendimos, de forma totalmente accidental, algo aterrador

Atreia está muriendo. Nuestro mundo sangra Éter continuamente a través del gran Abismo, y a menos que esta hemorragia sea controlada, contenida, las fuentes de vida se extinguirán. Nuestro mundo, ligado solamente por Siel y el acto final de sacrificio de Israphel, simplemente se deshará, y las mitades vacías que formaron una vez este gran planeta vagarán a la deriva a través de espacio para siempre. Todas esas vidas serán extinguidas en un abrir y cerrar de ojos, y todo lo que hemos alcanzado, todo por lo que hemos trabajado, se perderá.

Aterrados, nuestros sacerdotes y nuestros teóricos comenzaron a investigar soluciones posibles. Entonces encontramos una solución.

El Abismo es un eco de la gran Torre de la Eternidad que una vez estuvo en el centro de nuestro mundo. Existe solamente debido a las inmensas fuerzas arcanas que todavía resuenan entre los dos tocones de la torre un campo de energía antinatural, como el que presentarían los polos de un imán titánico. Estamos para destruir la Torre de la Oscuridad de los Asmodianos, ese campo se colapsará, cerrando el Abismo para siempre. ¡No sólo finalmente libraríamos este mundo de su cicatriz fea y oscura, salvaríamos a nuestro mundo de la destrucción, y repartiríamos a nuestra gente por el paraíso eterno concedido a nosotros por Aion!

Ésta es nuestra prueba final, nuestro obstáculo final antes de que poder cosechar nuestra recompensa. Debemos destruir a los Asmodianos y su patético mundo: debemos salvar Atreia.


Relato sacado de Internet.



¿Que hay quehacer para entrar?
- Pertenecer a la raza Elyos en el juego, en el servidor Perento.
- Estar registrado en Meristation. Controlaremos la legión desde este post.
- Mostrar al menos un poco de compromiso.
- Aceptar las normas que se mostraran a continuación.


Normas


1.- No se permitirán faltas de respeto entre los miembros de la legión.
2.- En los clanes (legiones en Aion) se suele jugar de una forma colectiva que carece de individualismo y actitudes egoístas. Estos comportamientos no serán tolerados.
3.- La economía propia es algo a tener en cuenta, pero no olvides que si te regalan algo, en su momento sería buena idea devolver el favor.
4.- En el juego, cada uno podrá dedicarse a hacerse maestro en dos profesiones distintas. Desde el clan, se dará soporte tanto material y económico a las personas que se ofrezcan y sean de confianza. A su vez, estas personas estarán a disposición de fabricar cualquier objeto a cualquier miembro del clan siempre que se les entregue los materiales necesarios.
5.- En las raids/partys/instancias, los objetos que dejen los mobs se repartirán a la persona que más los necesite, concordando con su clase y nivel. En caso de igualdad, el objeto se dará a la persona que pueda equiparselo en el momento. Si ambos pueden equiparlo, se acordará en el momento qué hacer.
6.- La "filosofía" de la legión será amigable, no elitista. Intentaremos hacer entre todos juntos una mejor estancia en el mundo de Aion. Básicamente, nos dedicaremos a todo lo que abarque el juego en sí, como instancias y PvP en el Abismo.
7.- La misma persona podrá tener varios personajes en la legión. En ese caso, a la hora de poner dinero para la legión o objetos colectivos del abismo, debera abonar el doble de lo pedido con cualquiera de los personajes.
8.- El mandato de la legión no quedará en unas únicas manos, si no que será rotativo entre los miembros que depositen confianza, compromiso y generosidad.

Posteriormente se podrá ampliar con más notas.



Miembros por Clase: (Nick en Meristation/Nick en Aion)

Templar

- Phraates / Phraates (Brigade General)

Gladiator


- Llangu / Llangunissa (Centurion)
- Escorpio100 / Escorpio (Legionary) Actualmente no juega por motivos personales.
- Kenax

Ranger

- Phraates / Faster

Assassin


Sorcerer

- Efialtes / Euderpe (Legionary)

Spiritmaster

- Llangu / Llangu
- shoter / Grendan

Cleric


Chanter

- gamc_18 / Gabri (Centurion)

* Los derechos de los centuriones comprenden tanto la invitación como expulsión de los miembros, así como el uso del baúl de la legión o uso de artefactos en el Abismo.

Más información de las clases: http://powerwiki.uk....om/aion/Classes



Profesiones en la legión.

- Weaponsmithing: Phraates
- Armosmithing: gamc_18 / Phraates
- Alchemy: Euderpe
- Tailoring: -
- Handicrafting No se dará soporte hasta que haya más miembros.
- Cooking: No se dará soporte hasta que haya más miembros.

Las cantidades indicadas de dinero para subir de nivel:
Lesser = ~3,500 Kinah
Regular = ~17,000 Kinah
Greater = ~115,000 Kinah
Expert = ~460,000 Kinah
Master = ~1,500,000 Kinah

Solo se dará soporte entre el nivel de experto-maestro.


Historial de la legión

La Legión ha sido creada.
Gabri se ha unido a la legión.
Llangunissa se ha unido a la legión.
Escorpio se ha unido a la legión.
Euderpe se ha unido a la legión.

Recompensas
-

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Probot Saitama

Publicado
vida restante: 100%
¿Por qué razón os habéis decantado por Elyos?

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Phraates Lord Boros

Publicado
vida restante: 100%
Yo creo que lo del bando es lo de menos. ¿Razones? Pues para empezar yo acabe quemado de Asmodian en China asi que en las CB de aquí me hice Elyos. Su mundo no me gustaba nada, buen sonido pero la ambientación me pareció deprimente.

Luego me hice Elyos para variar un poco y al final me acabo convenciendo el ambiente, además de que habrá más Asmodian segun todas las encuestas, tampoco me gusta ser de un bando superpoblado.

Personalmente conocemos a otros clanes españoles de Elyos asi que yo creo que es poco tarde para cambiarse, aunque yo ya lo propuse en su día antes de la OB.

Cada uno puede ser lo que quiera, pero a mi gusto es un detalle insignificante como para jugar a este juego en compañia.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Probot Saitama

Publicado
vida restante: 100%
Hombre, yo me decantaría por un bando u otro sólo por las raciales. Por eso preguntaba.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Guest

Publicado
vida restante: 100%
Guest
Phraates manco,

bueno pos yo al final sere gladiator, y para el clan subire alchemy.

nick en meri llangu
nick en el juego llangunissa

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Phraates Lord Boros

Publicado
vida restante: 100%
Ok, agregado.

Probot,

viendo tus comentarios, denoto que prefieres un asmodian X-D Si lo que quieres es jugar con un Asmodian, podias hacertelo en Gorgos y en Castor un Elyos para estar con los de Meri :D, ya que estos dos servidores son donde jugarán la mayoría de españoles. Una pena no haber llegado a un acuerdo entre otros, pero habia legiones o clanes que preferían otros servidores o jugar a su manera.


También tendriamos que aclarar el nombre de la legión, ya que en las betas se uso MeriAion y a muchos no gustó. En cualquier caso no es problema, ya que haciendo una quest se puede sacar un ticket que te da oportunidad de cambiar el nombre.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

gamc_18 PARIETINAE UMBRA

Publicado
vida restante: 100%
Ese Phraates.. muy buen Post ;-)
Está de más escribirlo pero ahì va:

en juego pj 1: Gabri (Chanter)
en juego pj 2: Gamc (Sorcerer)

Profesiones: Armosmithing y Handicrafting


FORZA!! ELYOS!!!

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Phraates Lord Boros

Publicado
vida restante: 100%
Agregado.

De paso he completado la sección de los Elyos con el nuevo relato.
Por cierto, podeis sugerir como completar el post principal, que ahora no se me ocurren ideas :D

Gamc, solo daremos un soporte de profesion por personaje, para tener mas variedad de gente con capacidad de crear. Por ahora esas 4 para los pocos que somos van bien, cuando seamos más que seguro que así será, añadiremos esas dos mas y soporte repetido para la de armor y tailoring ya que estas dos son las que mas requieren de inversiones.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Probot Saitama

Publicado
vida restante: 100%
Phraates, sólo quiero saber la razón de la elección. No tengo preferencia por ningún bando.

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Phraates Lord Boros

Publicado
vida restante: 100%
Pues que empecemos a jugar como Elyos en Europa y nos quedaremos en Elyos ya que nos gusto y tenemos algo de experiencia en las quest que hay y sobre su mundo en general. Da igual ser uno u otro.

Por cierto, seria un placer tenerte en nuestras filas ;) :D
:malote:

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Wululu Antediluvian

Publicado
vida restante: 100%
Enhorabuena por la legion, si al final no juego con unos colegas q seran asmodian, espero q me acepteis en vuestras filas ;)

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Phraates Lord Boros

Publicado
vida restante: 100%
Serás bien recibidio siempre :D

Añado una cuestión sobre los servidores... resulta que habrá hispanoparlantes en Castor, Gorgos y Perento.

En las votaciones que hubo en AionSource, Los servidores mas votados fueron Spatalos, Castor y Gorgos por este orden, siendo estos los que tendrán mas bullicio logicamente.

Lo que propongo que en vez de elegir Castor como servidor, escoger uno mas tranquilo como Gorgos o Perento (en Perento habra mas legiones españoles por lo que se ve) y una vez hayamos avanzado bastante migrar a un servidor de más nivel y cuando seamos más gente, porque ahora parece que por el momento seremos pocos. Aqui os dejo la lista de las legiones, para que veais como van: http://www.aion-esp....read.php?t=2000

¿Que opinais?

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Frankbf Saitama

Publicado
vida restante: 100%
Hola, primero me presento:

Soy Frankbf, soy jugador habitual de Mmorpg's, pero si veo que no me acaban de convencer pues entonces los abandono.

La idea era encontrar un juego de este estilo que me gustara en estos tiempos donde estoy esperando la salida del juego de Bioware, THE OLD REPUBLIC (que todavia no tiene ni fecha de salida).

Vagando por los foros, que consulto a diario, he visto que AION era de NCSOFT, de los creadores de Lineage II, un juego que realmente he jugado y mucho.

Me gustaria saber un poco de que va la tematica del juego, si es algo similar al lineage en cuanto a clases de los personajes, el idioma del juego, etc...

Probablemente lo pruebe si o si, y si me convence entonces me quedaré. Veo que estais formando un clan, y sin duda alguna, prefiero unirme a meriforeros que no a un grupo forastero ;)

Espero vuestras respuestas, saludos y gracias.

(estoy mirando la web del juego para informarme de mas detalles).

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Phraates Lord Boros

Publicado
vida restante: 100%
Hola bienvenido, aqui siempre hay sitio :D

El Aion en sí es bastante parecido al Lineage 2, historia un tanto distinta pero guarda muchas aspectos en común con el. La estetica es claramente oriental, aunque la hayan occidentalizado un poco en los últimos parches. Aun así varia algo en que para subir nivel no hace falta grindear tanto como en L2 si sabes buscar quest, porque algunas estan muy escondidas o son dificiles para lo que requieres a más gente.

Si quieres mas información, en la pagina del Aion encontrarás todo un poco generalizado. Te recomiendo visitar el post oficial del juego en el subforo de Rol, donde pusimos pantallazos, datos de actualizados, opiniones y bastantes cosas, muy completito a mi gusto. Si te interesa la historia del juego puedes leerte el relato de los Elyos que postee más arriba aunque parezca un poco subjetivo está currado.

Lo malo es que si quieres probarlo, ya tendras que comprarlo si o si, pues que se acabaron las betas. Nosotros empezaremos a jugar el día 20, 5 días antes de la salida oficial por pre-acceso al hacer la reserva.

Si quieres unirte, tan solo has de dejar la clase de tu personaje, nombre que tendrás en el juego, leerte las normas y ser Elyos por supuesto X-D

PD: Os recuerdo que lo del servidor todavía esta en el aire, leeros mi post un poquito mas arriba ;)

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
Guest
Este tema está cerrado a nuevas respuestas.

  • Explorando recientemente

    No hay usuarios registrados viendo esta página.

  • Crear nuevo...