Jump to content
  • Buscar en
    • Más opciones...
    Encontrar resultados que contengan...
    Encontrar resultados en...

Buscar en la comunidad

Mostrando resultados para las etiquetas 'amor'.

  • Buscar por etiquetas

    Escribe las etiquetas separadas por comas.
  • Buscar por autor

Tipo de contenido


Foros

  • Meristation
    • General
    • MeriStation Consolas
    • MeriStation PC
    • MeriStation eSports
    • Off Topic
    • Comunicados y sugerencias
    • MeriJuegos
  • Sistemas de Juego
    • PlayStation 4
    • PlayStation 5
    • Nintendo Switch
    • Xbox One
    • Xbox Series X
    • VR Realidad Virtual
    • Trofeos y Logros
    • Smartphones y Tablets
  • Retro y Sistemas Anteriores
    • SONY
    • NINTENDO
    • MICROSOFT
    • SEGA & Otros
  • Mercadillo
    • CONSOLAS
    • PC
  • Juegos
    • Juegos más populares
  • Miscelánea
  • Grupos
  • Desarrollo

Product Groups

No hay resultados para mostrar.

Categorías

  • CONSOLAS
    • PlayStation
    • Xbox
    • Nintendo
    • Retro
    • Teléfonos Móviles
    • Miscelánea
  • PC
    • Ordenadores Completos
    • Audio / Video
    • Otro Hardware
    • Juegos

Encontrar resultados en...

Encontrar resultados que contengan...


Fecha creación

  • Inicio

    Fin

Última actualización

  • Inicio

    Fin

Filtrar por número de...

Ingreso

  • Inicio

    Fin

Grupo


Encontrado 8 resultados

  1. El libro era magnífico, pero me reí con autosuficiencia al pensar que, si bien mi destreza literaria era, a todas luces, inferior, mis vivencias habían sido mucho más interesantes. Acostumbraba a sucederme. Una y otra vez hallaba a escritores sublimes capaces de conmoverme con vidas prácticamente anodinas que habían sido imbuidas de significancia mediante el ejercicio de los más sublimes ejercicios narratológicos. Encontraba, ante todo, fascinantes las descripciones casi psicopáticas que tal y cual realizaban de sus vidas amorosas. Yo hubiera querido poder creer en la impasibilidad de estos seres -para poder así admirarlos-, pero algo en mi interior me inducía a pensar que se trataba de una pose, de un ejercicio de deshonestidad y vanidad simultáneamente cautivante y fatigoso. Mi incredulidad verdadera hacia el amor y cualquier clase de unión trascendental entre dos seres, llámese amistad o como se quiera, me habían arrojado a cuantos pozos de inmundicia y deshonra existieran en el mundo. Puesto buscaba derrotar mi descreimiento a cualquier precio, no había ridículo con el que, en mi exploración de lo humano, no me hubiera mortificado. Tanto ansiaba poner yo fin a mi cinismo y gozar de la vida sin pararme a considerar el absurdo de las relaciones humanas, que en toda interacción acometía los más ridículos sobreesfuerzos. En cuanto a lo tocante a lo puramente amatorio, se podría decir que he conocido ambos extremos. En debido a mi cualidad de ser monstruoso: desgarbado, maleducado, guedejoso, granujiento y extraño- son muchas las mujeres a las que he espantado, más aún en los precoces tiempos del colegio; mas, a modo de broma de la existencia, por ser justamente beligerante, mentiroso, más espigado que lo opuesto, más vetusto -que no mayor, dado que mi rostro siempre ha sido el de un viejo- que las féminas de mi entorno, y por gozar de no poco tiempo libre, fuera del colegio, mientras estaba en él, y más tarde doquiera, mi éxito ha sido tan grande, por momentos desmedido, que nadie pudiera dar crédito a él de ser conocedor de mi fealdad y torpeza. Así pues, entre la matinal semana era yo, llegado cierto punto que pronto esclareceré, un felpudo miserable, cuyos tímidos avances eran recibidos con aflicción y desafección, pero el resto del tiempo vivía las andanzas casanovianas de un incorregible casquivano. Jamás he leído yo a persona alguna narrar situación semejante en libro que haya abierto, y es entre otras cosas por ello que me sobreviene la corrosiva y sardesca a los labios. Se ha de explicar que era yo de natural no muy tonto, por lo que había sido flexibilizado escolarmente a eso de los 12 años, con la subsiguiente pérdida de sex-appeal y amistades. De ser un individuo extravagante, pero tenido por atractivo en algunos círculos no tan estrechos, pasé a verme trocado de pleno derecho en un paria. Los mencionados granos y tirabuzones brotaron rabiosamente en esta época, como para agravar la circunstancia, dejándome arrojado a los lodazales del asco en aquel centro de desenseñanza y viles monjas. Onán era mi ídolo y mi profeta. Varias veces al día consagraba mi esfuerzo a su causa, a menudo en mitad de una clase, ya que la última fila era la Poveglia en que me habían apartado. Como, además, por el pronto vehemente que ya he confesado tener, era castigado más que muy a menudo con quedar encerrado en la escuela mientras los demás retornaban a sus hogares o gozaban del recreo. Aprovechaba yo entonces para hacerme con las, preferiblemente sudadas, prendas de gimnasia de las muchachas; por pliegues y costuras resbalaban gota a gota los litros de lefa que me ordeñaba a costa de tantas fatigas. ¿Cómo nunca fui descubierto? Imposible es saberlo. Tantas veces palpitó con hiriente angustia mi corazón al escuchar que alguien clamaba con repugnancia contra los olores y acartonamientos, que incluso ahora me sorprendo de no haber caído fulminado por afección cardíaca. Especial afición tenía por las ropas de una muchacha que me parecía una prostituta, y merecedora por tanto de cuantas humillaciones se dirigieran contra ella. Como era voluptuosa, pero el olor a tabaco a sus prendas adherido enmascaraba cualquier cosa, me ponía sus pantalones cortos -del martes al jueves, primer y último día de educación física, en la clase a su suerte dejados- bajo mi propia ropa el miércoles y me masturbaba compulsivamente durante un día entero de priapismo, hasta que la pestilencia a tabaco de las calzas era tal, que las acusaciones de ser fumador, y el terror a ser descubierto en algo indeciblemente peor, me hicieron abandonar el hábito. Cogí entonces afición de usar como diana las mesas y las sillas. Mi mente se entretenía con el extremadamente implausible escenario de un embarazo en diferido. Por todos los medios disponibles a mi hormonado magín me propuse el preñar a cuantas se pudiera de mi clase y la aledaña. Con ningún éxito, como cualquiera, salvo yo entonces, pudiera prever. Dije no muy tonto. Toda esta fantasía me había germinado a mí en la infancia, cuando una pariente a la que había jugado a encajarle el pito en la raja debajo de la mesa de la salita me había convencido de no juntar nuestras orinas, para que no quedara ella embarazada, ya que la orina de un niño y una niña no debían, salvo para este propósito, mezclarse. Cautivado por la idea de crear un niño-monstruo, un rosado cocodrilo de las alcantarillas, me propuse orinar siempre inmediatamente tras ella en el cuarto de baño. Allá va mi atroz vástago – pensaba tras irrumpir a toda prisa en el baño que ella acababa de desocupar. Años después, propuse a una conocida, que tenía severas deformidades físicas y estaba enamorada de mí, tener un monstruo; sólo con ese fin me acostaría con ella, le dije. Herida, declinó con pesar mi oferta. Ah, tantas cosas podría yo contar… Y puede que lo haga.
  2. A raíz de que hice este video he estado pensando las gilipolleces que se dicen sobre las razones que no tienes pareja y porque el mundo esta obsesionado con tener pareja comentad opiniones o criticas sobre porque la gente esta obsesionada con el amor y el sexo
  3. Hola a todos y todas:   Hoy voy a hablaros de una película que es de un director que pudo estrenar dos peliculas en un mismo año, triunfando en todo el mundo con una... y fracasando con esta otra. Una película con un reparto donde, casualmente, algunos de los actores de su otra pelicula, aparecen en ésta, mas por amistad que por otra cosa. Una película que retrata un peligro que hoy en día sigue existiendo llamada...     Ted Kotcheff es un director cuanto menos singular: en el mismo año donde presenta RAMBO: ACORRALADO PRIMERA PARTE, va y te saca éste film canadiense que por supuesto, no tuvo el mismo impacto en taquilla que el film de Stallone (de hecho, solo recaudó unos 263635 $...). Eso sí, al menos esta película mereció una nominación a los Youth Artists Award en 1982 por uno de sus actores (Ronnie Scribner, que hace de hermano pequeño del protagonista...), y sirvió para presentarnos a actores y actrices ya consagrados haciendo papeles a priori interesantes y sorprendentes en sus carreras, amen de otros que con el tiempo, tras ser nominados a los Oscar antes de aparecer en esta peli, tendrían una carrera algo irregular. El caso es que la historia que se le ocurrió a Scott Spencer fue convertida en un buen guión por parte de Robert Kaufman y Robert Mark Kamen, guionista de films recientes como la sagas VENGANZA y TRANSPORTER. Ah, aunque parezca mentira, la película se estrenó en los cines españoles con dos fechas distintas: 20 de Mayo de 1983 en Barcelona y 26 de Mayo de 1983 en Madrid.   El caso es que la película nos cuenta como Daniel Stetson (Michael O´Keefe), joven promesa americana de la gimnasia, se enamora de una chica llamada Rebecca (Karen Allen). Ésta va convenciendo a Daniel para sumarse al movimiento Homeland, una comuna religiosa juvenil controlada por su líder Neil Kirklander (Peter Fonda), el cual va apartando a Daniel de su familia, e incluso cambiándole en nombre, pasando a ser Joshua. Viendo que por las buenas no consiguen nada, los padres de Daniel (Brian Dennehy y Elizabeth Ashley) recurren a un cazarrecompensas, Charles Pratt (James Woods), especializado en lavados de cerebro, con el fin de conseguir salvar a Daniel y regresar con su familia.   Mira, chaval, tú en EL CLUB DE LOS CHALADOS eras alguien destacable, pero aquí mando yo y se hace lo que yo diga. Jo, yo quería salir en la de Stallone, no en esto.   La película me ha gustado por varios motivos: de entrada, nos va presentado al protagonista, un correcto Michael O´Keefe, que siendo una promesa de la gimnasia, va sucumbiendo a la ideología que promueve el sectario Kirklander (un excelente Peter Fonda, que borda como nadie el papel de líder de una secta que lleva a jóvenes a seguirle como un dios...). Karen Allen cumple como joven captadora que logra pillar a Daniel y que al final queda enamorada de él, así como Brian Dennehy y Elizabeth Ashley como los padres de Daniel, que hacen lo posible para salvar a su hijo de esa secta. Mención especial para James Woods: su papel como cazarrecompensas liberador de hijos abducidos es de lo mejorcito que le visto al actor, que con ayuda de sus cómplices (Ken Farmer y Cliff Stephens), usa sus métodos para hacer que Daniel vuelva con sus padres y liberarse de las ideas de Kirklander.   Además, vemos la facilidad que tienen los seguidores de Kirklander para captar adeptos hasta el punto de tener su propios terrenos para tener su propia sede o edificación, pasando por su propia imprenta para crear panfletos de apoyo a la secta (algo que recuerda a otros movimientos que con el tiempo, se harían celebres, como EDELWEISS o Niños de Dios, entre otros colectivos sectarios mas o menos destructivos...), la impotencia de los padres por tratar de recuperar a sus hijos de las garras de la secta, encontrándose todo tipo de amenazas veladas por parte de sus seguidores.   Una película rodada enteramente en Canada (vemos lugares reconocibles rodados en otras películas...) con una buena banda sonora de Bill Conti, que no es un cualquiera ni mucho menos.   A la película la doy un 8, sí, un 8, por que toca un tema delicado y crudo como es la abducción de jóvenes a sectas que van minando su voluntad, convirtiéndolos en esclavos sin alma o voluntad, separándoles de sus seres queridos. Además, tiene un final bueno para todo el mundo, y eso gusta, ¿no?
  4. Hola a todos y todas: Hoy me he visto una película de la cual vi el tráiler alguna que otra vez y sentí curiosidad por verla, sobre todo por ver trabajando a cuatro actrices que tienen mas años que todas las de Operación Triunfo juntas. Me he visto ésta: ¿Sabes lo que es "hacer un momone"? No, ¿Qué es? Tócamela con la mano mientras me comes los cojones. Don, que basto eres. Mas que esta critica... no creo. A la peli la doy un 5, ya que toca de manera amable lo que ocurre con hombres y mujeres de determinadas edades y que pese a los años que se tengan, siempre se es joven para hacer lo que antes gustaba hacer.
  5.   ¿Que es el amor? Bebe no me hagas daño No me hagas daño No más Bebé no me hagas daño, no me hagas daño No más ¿Que es el amor? Sí No se porque no eres justo Te doy mi amor, pero no te importa Entonces, ¿qué está bien y qué está mal? Dame una señal ¿Que es el amor? Bebe no me hagas daño No me hagas daño No más ¿Que es el amor? Bebe no me hagas daño No me hagas daño No más Oh, no sé, ¿qué puedo hacer? Qué más puedo decir, depende de ti Sé que somos uno, solo yo y tú No puedo seguir ¿Que es el amor? Bebe no me hagas daño No me hagas daño No más ¿Que es el amor? Bebe no me hagas daño No me hagas daño No más ¿Que es el amor? ¿Que es el amor? ¿Que es el amor? Bebe no me hagas daño No me hagas daño No más No me hagas daño No me hagas daño No quiero otro, ningún otro amante. Esta es nuestra vida, nuestro tiempo. Estamos juntos te necesito para siempre ¿Es amor? ¿Que es el amor? Bebe no me hagas daño No me hagas daño No más ¿Que es el amor? Bebe no me hagas daño No me hagas daño No más Sí, sí, (woah-woah-woah, oh, oh) (Woah-woah-woah, oh, oh) ¿Que es el amor? Bebe no me hagas daño No me hagas daño No más ¿Que es el amor? Bebe no me hagas daño No me hagas daño No más Bebe no me hagas daño No me hagas daño No más Bebe no me hagas daño No me hagas daño No más ¿Que es el amor?
  6. Hola hoy vengo a pedir consejo y ayuda con un tema delicado el cual es que quiero volver con mi ex-pareja todo iba bien con ella hasta verano donde la cosa al parecer empezó a enfriarse pero no me daba cuenta al final de la relaccion, pase por un asunto personal el cual me frustro y tuvimos varias discusiones (ninguna fuerte) al final, la gota que colmo el vaso fue que alguien se invento que le puse los cuernos en una discoteca (cosa totalmente falsa) después paso lo típico me arrastre durante unas semanas hasta que un día le dedique 2 canciones en persona y en un momento sentí que se reía de lo que sentía y le propine varios insultos ya hace un mes que decidí dejar de buscarla ya que me bloqueo pero no de todos lados y podía haberle hablado por otros lugares pero no lo hice ahora bien mi duda es como puedo volver a retomar el contacto después de un mes obviamente lo primero que quiero hacer es pedirle perdón pero después como he de actuar quiero volver con ella no por desesperación de no encontrar a nadie o esas cosas si no porque de verdad la quiero...
  • Crear nuevo...