Skip to main content
Publicidad
Spec Ops: The Line

Spec Ops: The Line

review_game
| |

Como un oasis, la capital del lujo y la vanguardia arquitectónica resistía al poder de las arenas. Ahora, la fuente de vida, cristaleras y tonos azulados es un caos henchido de violencia, muerte, temporal y dunas. Tres hombres han llegado a Dubai para salvarla, tres piezas de un sobrecogedor third person shooter capaz de trasladar al jugador hasta el extraño conflicto pero dejándolo a cubierto a la hora de ir un paso más allá en el género.

Que nadie se equivoque. Spec Ops: The Line no es la secuela de las obras de los estudios Zombie o los Runecraft. Los jovencísimos Yager Development tomaron hace más de tres años las riendas de este largo y ambicioso proyecto encargado de revitalizar la marca de las Operaciones Especiales de 2K Games. Los berlineses querían un nuevo enfoque, y un marco único en el género capaz de transportar al jugador hasta un conflicto contemporáneo que definiese perfectamente lo que podía ser el caos armado en una urbe mastodóntica. Dubai fue la capital elegida al partir de la mítica novela de Joseph Conrad, un complejo estético de rascacielos y máximo lujo que cuenta con el plus del exotismo de sus formas y las delicias futuristas de su arquitectura, además de encontrarse en medio del desierto más grande de los Emiratos Árabes. La arena y las balas asolan el idílico paisaje, haciendo del trío de protagonistas de The Line la piedra angular sobre la que girará una historia cruda y potente como un disparo a bocajarro. Esto no tiene nada que ver con Airborne Commando y los anteriores Spec Ops de hace dos generaciones. Se ha conseguido un título nuevo, excelente, memorable en ciertos aspectos pero no del todo preciso a la hora de apuntar a evoluciones y revoluciones en este tipo de videojuegos.

En MeriStation le veníamos siguiendo los pasos muy de cerca, las diversas tomas de contacto que algunos redactores hemos podido tener con él no hacían más que augurar un producto brillante, quizá el último gran shooter en tercera persona de esta generación, a la altura de las intocables sagas Uncharted o Gears of War, o del robusto Max Payne 3. No lo ha conseguido, no es un juego tan completo, complejo ni que suponga un salto tangible como aquellos. Pero ninguno de sus apartados puede ser tachado, desde la ambientación hasta el ritmo de juego, lo técnico, la épica, el dinamismo o el argumento. Nada falla, aunque se advierten escuetos anhelos o presupuestos limitados en determinados puntos, como la no inclusión de la hoy imprescindible modalidad cooperativa o una Campaña algo más corta del estándar. Son pequeños factores que al unirse acaban por empañar la valoración final que podamos hacer de un juego que destaca sobre la mayoría, pero no alcanza las calidades de los must have de hoy en esto de los disparos.

Como en su carácter, Walker empezará en el suelo de Dubai para acabar en las más inestables alturas. Este argumento es un viaje, redondo y de autodesarrollo.
Como en su carácter, Walker empezará en el suelo de Dubai para acabar en las más inestables alturas. Este argumento es un viaje, redondo y de autodesarrollo.

Una misión de rescate de civiles hasta llegar al desaparecido Coronel John Konrad  es el punto de partida a un drama bélico indiscutiblemente frío y visceral, no apto para todo tipo de públicos y sensibilidades, capaz de plasmar un realismo tan absoluto que invita a la reflexión tanto a medida que se va recorriendo como una vez terminada la historia. Dubai estará tomada por un caos inabarcable, con grupos violentos secuestrando y campando a sus anchas entre las ruinas de los rascacielos y los campos de refugiados que malviven en la sequía, las desgarradoras tormentas desérticas y los miles de cadáveres, agotando los pocos recursos de una ciudad con amenazantes pintadas hechas con sangre en las paredes y arena en cada resquicio con vida y salubridad que pudiera quedar. Los Malditos del 33 y otros organismos entran rápido en escena, creando un entramado complejo que tiene muchos secretos tras de sí. Las armas de fuego y las trampas mortales son la única línea capaz de separar la vida y la muerte del pequeño escuadrón donde está inmerso Martin Walker, el capitán al que encarnaremos en este viaje de horrores y autodesarrollo personal. La destrucción más absoluta es el escenario de una obra para un solo jugador que, aunque no es demasiado larga, sabe estar a la altura y quedarse en la memoria de quien la contempla  Sin duda esta modalidad singleplayer es la parte central de Spec Ops: The Line.

La Dubai de las arenas

Con espectacular ambientación y un uso magistral de Unreal Engine 3 para sacar partido a las condiciones climatológicas, los scripts, la luz y las superficies cambiantes, Yager ha sabido llevar al jugador hasta la Dubai devastada y absorbida por la hecatombe y la arena. La atmósfera lograda es el punto más fuerte de The Line, que no tiene un apartado gráfico de vanguardia pero utiliza perfectamente los recursos técnicos a su disposición para plantear ambientes y desastre. La variedad de su Campaña se basa esencialmente en el propio diseño de los escenarios y algunas intervenciones dinámicas, que a menudo dejan agradables sorpresas en niveles siempre lineales pero bien pensados que juegan con la arquitectura derruida de la ciudad, sus iconos más conocidos y el dinamismo o transformación. Interiores de lujo, con materiales nobles, cristales, cerámicas, fuentes, patios, salones, terrazas altísimas… y todo el elenco de coberturas que el mobiliario y escombros permiten. Como título de disparos en tercera persona, las puestas a cubierto son tan cruciales como la puntería. No hay excesiva variedad de situaciones a lo largo de sus 15 actos, casi siempre basados en avanzar y limpiar una y otra vez, aunque las distintas apariciones de los rivales, algunas tomas de decisiones y ciertas emboscadas tácticas con sigilo dan astucia y ritmo a la parte de disparos a pie, pues también hay momentos desde torretas –demasiados-, ataques aéreos o sobre vehículos que ayudan a configurar un espectro más heterogéneo de mecánicas jugables.

Niveles de francotirador, de operaciones desde el aire, torretas en vehículos, infiltración... pero no llega a la variedad estimada. Hay momentos en que se repite estrepitosamente.
Niveles de francotirador, de operaciones desde el aire, torretas en vehículos, infiltración... pero no llega a la variedad estimada. Hay momentos en que se repite estrepitosamente.

Precisamente una alucinante persecución en helicóptero abre el primer acto de la Campaña de Spec Ops: The Line, con edificios y grúas derrumbándose ante la metralla y un arranque ensordecedor que empieza a introducir modo de flash-forward inicial en este Infierno de rascacielos y desierto devorante. El componente ético es otro pilar de las 7 u 8 horas que atesora su trama. Habrá que tomar determinadas decisiones que tendrán consecuencias a medio e incluso largo plazo, cambiando algunos diálogos, situaciones o forma de afrontar el extraordinario final. Nuestro personaje y sus dos acompañantes pertenecen a una unidad de élite especializada en tratar con criminales y rescatar a civiles, pero a menudo las tesituras ante las que se verán desbordarán su aprendizaje, haciendo aún más interesante la evolución de sus personalidades e incluso el choque de éstas. No hay notables cambios en el devenir de los acontecimientos según lo que elijamos en estos momentos cúlmenes, pero sí ayudan a hacer un poco más humana y profunda la historia, trágica y con varios giros centrales que la hacen medianamente intrigante.

La guerra no está hecha para matar, sino para salvar vidas

Este manejado mensaje lleva grabado a fuego Martin Walker, que al principio solo recarga su arma inocente mientras que en los últimos episodios estaremos encarnando a un enfadado soldado castigado por los acontecimientos y mucho más vivaz, agresivo y decidido. Lo decía antes, la evolución de la personalidad del trío protagonista es uno de los hitos logrados por Spec Ops: The Line, que consigue dar vida propia y creíble a tres personajes redondos como el capitán, el especialista en explosivos Adams y el tirador de precisión Lugo. Tienen parte de clichés pero entre las líneas de texto, totalmente doblado al castellano, hay diálogos que verdaderamente sorprenderán por su profundidad y humanidad. El jugador se siente parte del escuadrón y rápidamente caza el carácter de cada soldado de este Escuadrón Delta. Pese a la crudeza del conflicto, no faltan algunos chascarrillos humorísticos o alusiones a la cultura contemporánea para dar mayor verosimilitud a la trama y los personajes. Y sobre éstos, conoceremos más de ellos con los diversos objetos coleccionables que están dispersos por los escenarios, como cintas con información, agendas, notas… Todos estos ítems son además el componente máximo que invita a la rejugabilidad del título, pues más allá de éstos y el aumento de dificultad no hay demasiada estimulación a volver a recorrerlo.

El apoyo de Lugo y Adams es esencial, Junto a las decisiones de Walker, los dos personajes mantienen con vida una trama llena de giros y personalidades encontradas.
El apoyo de Lugo y Adams es esencial, Junto a las decisiones de Walker, los dos personajes mantienen con vida una trama llena de giros y personalidades encontradas.

Y es aquí donde entra en escena una de las principales ausencias de The Line, una modalidad cooperativa para la Campaña que nos instara a revivirla una y otra vez. Walker casi nunca está solo –solo en muy contadas ocasiones- y no hay ningún motivo de peso inevitable por el que dejar de incluir este modo en línea o a pantalla divida, encarnando cada jugador a un soldado del trío protagonista. Adams y Lugo tienen el suficiente carisma –de hecho casi más que Walker- para ser perfectamente personajes deseables de jugar en las misiones centrales. Yager explicaba cuando se presentó el juego que este añadido entorpecería la sensación de inmersión del jugador, la trama y la empatía con los acontecimientos. En algunas partes es verdad,  pero lo cierto es que una vez recorrida de principio a fin se le echa de menos muchísimo para una segunda vuelta. Por suerte está el descargable con cuatro misiones cooperativas, pero se antoja muy breve y genérico, sin el encanto que hubiera tenido recorrer las 6 o 7 horas de trama central.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Yager Development
Género: 
Acción, Aventura
Lanzamiento: 
01/01/2012
Plataforma: 
360
También en:
PC PS3
+18Lenguaje soezViolencia

Añadir a mis juegos

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad