Halo: Reach (360)

360

Imagen de Halo: Reach (360)

Adiós, Bungie

360

Nota Meri 10 Obra Maestra

Usuarios

Tu Nota Puntua!

Los Spartans nunca mueren. Sólo desaparecen en combate. Esto, que lo hemos podido ir escuchando a lo largo de la saga más importante para el crecimiento de Microsoft dentro de la industria de los videojuegos, es algo que no se puede olvidar, y una metáfora excelente para definir lo que le espera a Halo a partir de ahora. Quien no se va a perder es Bungie, un estudio que seguramente se lo debe todo al gigante americano. Y viceversa. Después de años creciendo juntos y de la mano, el estudio de Washington decide volar en solitario. Antes, eso sí, se despide de la saga que se lo ha dado todo. Y lo hace, después de algunas dudas, por todo lo alto. Sólo como ellos son capaces de hacer.

Halo Reach es el lanzamiento más importante de Xbox 360 para este año. En un 2010 en el que no se ha parado de alabar el alto nivel de productos aparecidos desde la primera semana de enero -Bayonetta- hasta hoy, y los que quedan, no parece una afirmación sin importancia. De hecho, siempre que sale un Halo de Bungie es el título más importante para la plataforma de Microsoft. No es extraño. A Nintendo le pasa lo mismo con Mario o Zelda. A Sony, con Metal Gear Solid o, desde esta generación, con un nuevo Uncharted, por citar algunos ejemplos. La diferencia, eso sí, es que para el gigante americano, Halo se está convirtiendo en el último bastión de batalla dentro del sector.

halo_reach_17.jpg Captura de pantalla

En una industria en la que las exclusivas cada vez van a menos, parece ser que la carrera de Microsoft en este sentido ha ido bajando un ritmo que la hizo vencedora -parcialmente- en los primeros compases de la generación. Ahora, con anuncios como el de Mass Effect 2 para Playstation 3, a Xbox 360 le queda Fable y, de momento, Gears of War. Pero está Halo Reach. Un nombre que ya de por sí venderá millones. No en vano, tiene detrás de sí la campaña de marketing más importante de la compañía en los videojuegos. Algo habitual en una franquicia donde además de rayar a un nivel excelente a cada entrega, se dan clases avanzadas en marketing, en generar expectación. En saber vender el producto.

reach_firefight_outpost3.jpg Captura de pantalla

Pero que nadie se engañe. Si la mona se viste de seda, mona se queda. Y eso pasaría también con Halo. Pero no es el caso. En esta página muchos habrán mirado más de una vez la nota que acompaña el texto. Y eso no es marketing. Es, simplemente, trabajo. Y genialidad. Reach representa todo lo que el universo Halo, desde el prisma de Bungie, podía dar de sí. No se trata de sumar los elementos más buenos de la franquicia y unirlos en una última entrega. Hablamos de potenciar al máximo una manera de entender el género de los shooters en primera persona, de darle una vuelta de tuerca más. Porque Halo: Reach se despide en el punto álgido, con la certeza de que el camino no podrá ir más hacia arriba, al menos tal y como lo conocemos. Para algunos Bungie lo ha vuelto a hacer. Para los más escépticos con Halo 3 -los hay, la compañía, simplemente, lo habrá conseguido. Y si no, al tiempo.

reach_e310_firefight_waterfront02.jpg Captura de pantalla

Bienvenido a Reach
Los más immersos en el universo de Halo conocen de sobras a Reach. Uno de los mundos más importantes de la UNSC y clave en la batalla contra el Covenant, del que habíamos escuchado hablar muy de pasada. De hecho, la primera gran aventura del Jefe Maestro en Halo: Combat Evolved empieza justo cuando el planeta que da nombre al último juego de Bungie acaba. Lo que viene después lo conocemos todos en la trilogía aparecida a caballo entre Xbox y Xbox 360. Una precuela, cronológicamente hablando, que cuenta con distintas ventajas: cambia el concepto de batalla y no abre a nivel argumental nuevos caminos hacía delante, seguramente porque sería algo que Bungie no podría continuar ahora que se pasa a la multiplataforma. Y algo que ya será trabajo de 343 Industries.

halo_reach_31.jpg Captura de pantalla

El equipo Noble es una unidad especial formada por seis Spartans, de los cuáles uno (Thom) muere. Perdón, desaparece en combate. Nosotros encarnamos la figura del sexto miembro del equipo noble que lo sustituye. Recién llegado a Reach, el primer contacto con nuestros compañeros es frío, pero no hay tiempo para intentar hilar lazos. Una actividad desconocida desemboca en un terrible conocimiento: el Covenant se encuentra en el planeta. A partir de aquí, los acontecimientos se irán desarrollando hasta llegar al punto álgido al final del juego, en el que nos depara una pequeña genialidad en forma de epílogo que cada uno ya descubrirá por su parte y que es, desde ya, uno de los mejores finales diseñados para un videojuego.

reach_ff_courtyard03.jpg Captura de pantalla

Pag. 1 de 8

Anterior Siguiente

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana