The Unfinished Swan (PS3)

PS3, PS4

Imagen de The Unfinished Swan (PS3)

The Unfinished Swan, Impresiones Pre-E3

PS3 Primer Contacto

El cisne inacabado

'The Unfinished Swan' (que traduciríamos al castellano como el cisne inacabado) surgió como un proyecto universitario. Ian Dallas llevaba meses pensando en un proyecto para la carrera, cuando finalmente se encerró en una habitación, rodeado de cajas y comezó a arrojar pintura contra las paredes del lugar. Así le vino la inspiración a este joven universitario, quien poco después se ponía a desarrollar un videojuego basado en esta idea junto a compañero. “A lo largo de la evolución de este proyecto no he trabajado con las mismas personas. Empecé con mis amigos y ahora tengo mi propia empresa con un grupo de desarrolladores y creativos”. Dallas captó el interés de Sony en Sense of Wonder Night, del Tokyo Game Show , un evento en el que los creativos pueden mostrar un proyecto diferente e innovador a desarrolladores y editores. Así es como pudo fundar su propia empresa, Giant Sparrow, localizada en Santa Mónica y que en un principio contó con un equipo de dos trabajadores y que ha crecido hasta los doce empleados este mismo año. Giant Sparrow tiene un espíritu independiente y, como tal, quiere seguir siendo un estudio pequeño en el que Ian Dallas pueda controlar todo el proceso de creación. Su objetivo es ofrecer un resultado final que sea fiel a su idea original.

El título, un juego en primera persona en el que nuestro aliado principal es la pintura negra, nos presenta en un principio al personaje principal: un joven llamado Monroe. La madre del niño es pintora y Monroe ha crecido viendo a su madre dibujar cuadros que nunca acababa. Un día, la madre fallece y Monroe es trasladado a un orfanato. En el lugar le dicen que no puede llevarse todos los retratos inacabados de su madre, solo puede escoger uno, así que Monroe se decide por su cuadro favorito: el de un cisne inacabado. Toda esta introducción a la historia la visualizaremos con dibujos sencillos, un estilo que caracterizará todo el título en sí junto a la dinámica de mezclar los colores blanco y negro. Una mañana, Monroe se despierta y se da cuenta de que el cisne que su madre dejó inacabado ya no está en el retrato: ha desaparecido. En ese momento, se ve envuelto en un mundo donde todo lo que hay a su alrededor es totalmente blanco. En la pantalla de nuestro televisor no aparece nada más. Lo único que el joven quiere hacer es recuperar el cisne.

El concepto inicial es realmente original, el gran espacio en blanco frente a tus ojos va dejando paso a formas, contornos, objetos y escenarios a medida que se usan los disparos de tinta.
El concepto inicial es realmente original, el gran espacio en blanco frente a tus ojos va dejando paso a formas, contornos, objetos y escenarios a medida que se usan los disparos de tinta.

Aquí es cuando el jugador entra en acción. Al observar que la pantalla se ha quedado en blanco y al no saber qué hacer, comenzará a pulsar los botones del mando y se dará cuenta de que puede lanzar gotas de pinturas en este entorno 'de la nada'. Así es como aprenderemos la dinámica del título: simplemente, haciendo uso de las gotas negras de pintura, empezamos a dar forma a nuestro alrededor. En un principio, al lanzar la pintura, vemos un banco y varios muebles que nos rodean. De este espacio, el joven se traslada a un mundo totalmente diferente: a nuestro alrededor van surgiendo matorrales, hierbajos y un puentecillo que nos ayuda a atravesar un río. Por este camino en blanco que vamos perfilando con el color negro comienzan a surgir ruidos: oímos un sapo y al arrojar pintura en esa dirección, aparece la criatura.

Un mundo fantástico con pequeños toques de color
Nos acabamos de sumergir en el mundo del “rey”, un personaje descrito como misterioso y creativo, quien a lo largo de su existencia parece haber ido espantando a la gente que tenía a su alrededor. Comenzamos a saber de este personaje al llegar a uno de sus castillos y al dar forma a una estatua construida en su nombre. Mirando atrás, en ese momento divisamos todo lo que ya hemos dibujado en nuestro breve recorrido, de unos diez minutos. Lanzamos hacia el río unas gotas negras que se expanden como ondas en el agua, como si se trataran de pequeñas piedras. Este rey es el que ha creado el mundo en el que nos hallamos y guarda una cierta similitud con el pintor Salvador Dalí, con un bigote que nos recuerda al artista español. A lo largo de nuestra aventura conoceremos más de cerca al rey a través de los diversos castillos que creó en el pasado y que reflejan su estado personal en cada momento. Al parecer, el rey se centró demasiado en la creación de este mundo “y no se dio cuenta de otros peligros que comenzaron a poner en riesgo sus creaciones”.

El contraste entre el blanco y el negro crean escenarios que pueden resultar turbadores. La mecánica del juego garantiza que nunca se va a saber qué hay al otro lado de la esquina.
El contraste entre el blanco y el negro crean escenarios que pueden resultar turbadores. La mecánica del juego garantiza que nunca se va a saber qué hay al otro lado de la esquina.

Pero no todo es blanco y negro en este juego en primera persona. En los escenarios en blanco vamos encontrando elementos de colores, como por ejemplo la corona de la estatua del rey, que es de color dorada, o el cuerno de la estatua de un unicornio. También podemos ir recogiendo globos: para ello tenemos que afinar la puntería con el stick del mando y hacer que la gota de pintura negra acierte en el globo. El hecho de ir recolectando los globos es importante, ya que nos ayudará a obtener algo. “De momento no podemos hablar de para qué sirve recolectar los globos, pero os daremos más detalles en el E3 2012”, nos comenta Ian Dallas. Otro elemento de color son las huellas del cisne, y es que nuestra misión principal es encontrar al cisne que ha escapado del cuadro inacabado de la madre de Monroe. Sus huellas de color amarillo nos irán guiando por un paisaje repleto de incertidumbre.

La pintura negra va marcando un espacio en 3D y sus límites. No estamos ante un mundo abierto: "eso conllevaría un grupo enorme de trabajadores", reconoce Ian. El juego nos va guiando por un único camino que no siempre será seguro, ya que pueden aparecer elementos que nos hagan fallar nuestra misión. Sin embargo, no tendremos que volver al principio de las fases cuando fallemos, sino que el juego nos devolverá al mismo momento. La mecánica de 'The Unfinished Swan' es seguir avanzando en todo momento. No sabemos que nos encontraremos al final de la historia, pero el joven Monroe espera encontrar el cisne de su madre: ¿lo hará en un mundo que acabe repleto de colores? Para esto podrían servir los globos coloridos que vamos hallando por el camino.

Pag. 1 de 2

Anterior Siguiente

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana