Star Wars: The Old Republic (PC)

PC

Imagen de Star Wars: The Old Republic (PC)

Star Wars: The Old Republic, Impresiones

PC Impresiones

A dos meses del lanzamiento de The Old Republic, hay una enorme expectación y ruido mediático alrededor del MMO de Bioware. No es sólo la liturgia habitual de los grandes lanzamientos, sino que hay cierto ambiente de 'fin de época'. Dado el avance imparable de los modelos F2P, la rendición incondicional de juegos antaño de pago de pago a ese modelo y la percepción de que el sistema de suscripciones es insostenible para la gran mayoría de las compañías, existe un gran interés en la industria por saber si The Old Republic puede realmente ser el elegido que demuestre que hay más espacio en el mundo de la suscripción obligatoria. Es ciertamente uno de esos juegos que 'no puede fallar' dada la combinación de presupuesto, nombre del estudio y licencia, por lo que su éxito o fracaso tendrá sonoras consecuencias en el campo de los MMO durante los próximos años.

Pero más allá de esa clase de valoraciones a largo plazo, el propio juego presenta numerosas incógnitas y aspectos interesantes en los que hay que detenerse muy a fondo. Dispuestos a dar respuesta a esa y otras preguntas, nos hemos adentrado en la Beta jugable europea para conocer de primera mano algunas de las principales armas de este proyecto. Dentro de las condiciones para comentar la Beta, la fundamental ha sido que sólo se hable sobre la experiencia inicial de jugadores con personajes de la República y sólo hasta un punto argumental muy concreto: la obtención de la nave que nos llevará por toda la galaxia en esta gran aventura.

old_republic_02.jpg Captura de pantalla

Con esas reglas en mano, nuestras opciones nada más comenzar la partida están bien definidas. Presentando la República con uno de los célebres vídeos CGI desarrollados a lo largo de los años: Hope, nuestra primera opción reside en elegir una de las cuatro clases disponibles: Jedi Knight, Jedi Consular, Smuggler y Trooper. Luego llegará la selección de razas, entre las que se pueden encontrar diversas opciones dependientes de la propia clase, y por último, el género y las opciones de personalización del personaje. El editor no es nada del otro mundo, pero permite suficientes variaciones como para hacer complicado el encontrar personajes iguales, especialmente porque se pueden alterar detalles como el tipo de cuerpo y algunos rasgos muy visibles que distinguirán a tu personaje del resto.

14_124.jpg Captura de pantalla

Merece la pena analizar el tema de las razas, ya que dependen bastante de la clase que quieras elegir. Por descontado, los humanos son los más versátiles y se adaptan a cualquier clase, ya sea en la Alianza o el Imperio. Pero a partir de ahí, las opciones se diversifican. Por ejemplo, existe una raza llamada Miraluka, que son muy parecidos a los humanos pero sin ojos -ven a través de su conexión a la Fuerza-, que sólo pueden ser escogidos como Jedis, al igual que los Sith Puros sólo pueden ser elegidos como Sith. Las opciones de clases son bastante humanoides para la gran variedad de posibilidades que existen en este universo, lo que posiblemente sea una decepción para algunos; un claro ejemplo es la inclusión de Cyborgs, humanos con suplementos electrónicos, pero que realmente no ofrecen demasiadas diferencias con respecto a humanos normales -lo mismo se podría decir de otras posibilidades, dotadas sólo de pequeñas diferencias-. Para los que gusten de clases más exóticas, sus mejores opciones son los Twi'lek y quizás los Zabrak con sus cuernos, pero la verdad es que todas las opciones jugables están limitadas por compartir las mismas proporciones que los humanos, se echa en falta alguna raza más diferenciada -una pena que no se optara por incluir como jugable una raza tan popular como los Wookies-. La buena noticia es que los compañeros que se encuentran en el camino y acompañan al personaje en la historia sí abarcan más variedad de razas.

13_140.jpg Captura de pantalla

Jedi Knight y Jedi Consular, pese a que compartan orden y afinidad con la Fuerza, son clases bastante diferenciadas. El Caballero Jedi es un guerrero, ofensivo o protector, pero un guerrero a fin de cuentas y basa gran parte de su estrategia de combate en el cuerpo a cuerpo, sable en mano. Por su parte, los Jedi Consular se dividen en dos tipos muy diferenciados: los Sage, centrados en su habilidad para usar la Fuerza para curar, proteger e inspirar; y los Jedi Shadow, sigilosos y necesarios cuando la Orden Jedi debe actuar sin que su mano sea demasiado evidente, guerreros que actúan desde las sombras y que sólo golpean en el momento preciso para conseguir el máximo efecto. Fuera de la Orden, el Trooper vendría a ser un especialista en daño a distancia o alguien capaz de mantener una línea de defensa de forma efectiva, especializado siempre en el uso de armas y armaduras pesadas. Para finalizar, está el Smuggler, que, para resumir, la opción clara para los que quieran ser 'Han Solo', rápidos, resolutivos y sin miedo a usar trucos sucios para salirse con la suya.

ss4_1600x900.jpg Captura de pantalla

Pag. 1 de 4

Anterior Siguiente

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana