Star Wars: The Old Republic (PC)

PC

Imagen de Star Wars: The Old Republic (PC)

Star Wars: The Old Republic, Impresiones

PC Impresiones

Hace ya meses que Bioware abrió el grifo informativo alrededor de The Old Republic, a fin de cuentas es necesario hacer ruido ante el que será su mayor y más arriesgado lanzamiento. En cada evento, EA está ahí con el juego como gran protagonista, mostrando nuevos detalles, trailers, información, demos jugables... cualquier cosa que llame el interés de los asistentes hacía un proyecto que está en pleno ascenso mediático y cuenta ya con una creciente comunidad de aficionados pendientes de cada noticia y filtración, ya sea oficial o a través de jugadores que se saltan las restricciones de participar en la fase beta jugable. De hecho, fruto de lo comentado es por lo que se pueden entender que The Old Republic haya sido elegido como el mejor juego online para la organización de la Gamescom en sus premios oficiales.

Para la feria alemana, Bioware decidió mostrar un nuevo y curioso modo de combate PVP llamado 'Huttball', un deporte poco sano que hace furor en Nar Shaddaa y atrae a multitudes, deseosas de ver a algunos de los mejores combatientes de la galaxia medirse entre ellos en una prueba de habilidad, fuerza y trabajo en equipo. Lo cierto es que, como todos los grandes deportes, las reglas son sencillas: una bola en el centro, diez jugadores en cada bando y el objetivo es el de llevar la pelota a la zona contraria para lograr puntos. Por descontado, lo de 'Fair Play' es un concepto desconocido en este espacio, por lo que los métodos con los que los rivales tratarán de parar al equipo contrario pueden ser contundentes.

1_850.jpg Captura de pantalla

Los jugadores de cada bando tendrán las habilidades con las que cuentan en combate para acabar con el contrario, por lo que una parte importante del partido será combatir con el contrario, ya sea para robarle la pelota, para cortarle el paso, o simplemente porque se ha cruzado en tu camino. En principio no debería ser muy diferente de un juego de 'Capturar la Bandera', aunque tiene algunas particularidades interesantes, como la posibilidad de dar 'pases' lejanos con la pelota, lo que abre interesantes posibilidades tácticas y quizás permita una dinámica de equipo distinta. También hay que tener en cuenta que los Hutts, siempre deseosos de ver un buen espectáculo, han incorporado toda una serie de trampas mortales por la pista, dándole un extra de emoción al juego.

old_republic_01.jpg Captura de pantalla

Lo curioso del Huttball es que no distingue entre bandos, así que jugadores imperiales pueden aparecer como compañeros de equipo de otros rebeldes. Ante los conatos de furia internaútica de los puristas de Star Wars, el equipo ha explicado que el conflicto sordo entre los dos bandos trae sin cuidado a los Hutts, que son su propia fuerza y además están en su terreno. Nar Shaddaa es zona 'neutral', así que si el enemigo resulta ser alguien de 'tu bando', puedes intentar acabar con él sin consecuencias. La victoria de tu equipo es lo único que importa -eso y los excelentes beneficios que deja esta lucrativa actividad, aunque de eso se encargan en exclusiva los Hutts-. Si esa explicación es convincente o no ya es cosa de cada jugador, son temas bastante personales que varían en función del grado de inmersión de cada uno en el universo de George Lucas.

2_408.jpg Captura de pantalla

Recientemente también ha habido otra polémica al respecto de una de esos temas clásicos y recurrentes en cualquier MMO licenciado: la comunicación entre bandos. En su día, Blizzard 'adaptó' su propia mitología y optó por lo práctico: nada de comunicación entre horda y alianza, pese a que en libros, comics e incluso en las propias secuencias cinemáticas de World of Warcraft se puede ver como orcos y humanos pueden hablar entre ellos. Por supuesto, esa decisión responde a la clásica disyuntiva entre respetar la narrativa al pie de la letra o ser práctico a la hora de crear una experiencia agradable. Establecer un chat global en el que miembros de los distintos bandos enfrentados pueden comunicarse es invitar a tener un canal repleto de insultos de ida y vuelta -que se suman a lo que ya hay entre miembros del mismo bando, que no son siempre conversaciones amistosas-, cosa que Bioware tuvo ocasión de experimentar en unas pruebas que hizo. Así que la decisión final ha sido la de hacer que el chat global perteneciente a cada planeta sólo muestre los mensajes de los miembros de la misma facción; con la concesión de que los Imperiales y los fieles a la República sí puedan comunicarse entre ellos si están cerca. Es una buena concesión, aunque algunos puristas tratan de argumentar que la comunicación debería ser posible a todos los niveles ya que buena parte de la galaxia habla Básico, pero se impondrá el sentido práctico.

old_republic_07.jpg Captura de pantalla

No hay mucho más que contar de The Old Republic, ya que la principal noticia sobre él en la feria fue el Huttball. La próxima cita será el próximo domingo 28 de Agosto en el marco la PAX, el evento americano organizado por Penny Arcade, donde el equipo responderá preguntas y puede mostrar nuevos detalles del juego. Todavía está el misterio de la fecha de lanzamiento, pero esa pregunta no se responderá hasta que el equipo esté absolutamente seguro de que el juego estará listo y en las tiendas para ese día, ya que no se quiere correr el riesgo de desilusionar a los aficionados y en un MMO siempre existe el riesgo de que algo se tuerza a última hora. En todo caso, la feria ha servido para ver, primero que The Old Republic está conviertiéndose en un proyecto muy popular y con una gran anticipación por parte de los aficionadps, y por otro para ver que Bioware tiene cierta libertad para crear modos alternativos y divertidos, aunque siempre intentando que encajen en el escenario de Star Wars -aunque lo cierto es que la licencia suele ofrecer bastante libertades dentro del universo expandido-.

2_409.jpg Captura de pantalla

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana