SimCity (PC)

PC

Imagen de SimCity (PC)

SimCity, Impresiones

PC Impresiones

SimCity es una de las marcas más queridas en PC en lo que a gestión de áreas se refiere. Electronic Arts y Maxis dejaron ser Dios al jugador hace más de 20 años con un simulador de vida urbana donde construir, mantener y evolucionar las ciudades, a partir de un encadenamiento de creación para abastecimiento. Poco a poco, con cada nueva entrega, se ha ganado en lógica y realismo, a la par que en cantidad de ramas a tocar y apartado técnico. Ahora, cuando los ordenadores alcanzan vanguardias técnicas capaces de representar entornos fotorrealistas en absoluto tiempo real y un impresionante nivel de detalles, sus responsables han decidido hacer renacer la serie el próximo marzo de 2013, con este reboot llamado a presidir los juegos de gestión urbanística y aportar un buen puñado de novedades y sorpresas.

Una de las principales rutas que quería tomar Maxis en el nuevo SimCity se dibuja con la tematización de las ciudades. Podremos hacer una macrourbe dedicada al juego y los clubs tipo Las Vegas o una aldea pequeña con ganadería y agricultura como motores de su economía local y parte de la regional. Cualquier estilo de municipio cabe en el nuevo SimCity, que además agiliza su interfaz y lo hace todo tremendamente visual para que el jugador se mueva cómodo por los menús y queden expuestas con efectos gráficos todas las acciones y opciones. Esto no es otra cosa que una llamada de atención al nuevo usuario, para que descubra todo el mundo de opciones -también multijugador- que atesora este título. Pero también es una alegría para el asiduo, que ahora verá cómo todo parece más fácil y rápido pese a ser, en realidad, muchísimo más sofisticado, completo y abierto. Asombra.

La polución de las zonas industriales, o allí donde el tráfico esté congestionado, podrá verse a simple vista mientras exploramos la ciudad. Todo se expresa visualmente.
La polución de las zonas industriales, o allí donde el tráfico esté congestionado, podrá verse a simple vista mientras exploramos la ciudad. Todo se expresa visualmente.

Factores que antes no entraban en juego serán ahora amenazas u oportunidades para nuestras ciudades creadas y las vecinas, en un evolutivo ciclo que nos obliga no solo a estar pendiente de nuestros propios recursos generados y la felicidad de las gentes que habitan nuestras calles, sino también de todo lo que sucede a nuestro alrededor, incluyendo las posibilidades de las urbes vecinas para formar una provincia rica que sepa abastecer todas las necesidades, desde turismo u ocio hasta transportes públicos, industria o complejos empresariales de finanzas y bolsa. Todos los frentes deben estar controlados y permanecer estables, una tarea no apta para cualquier alcalde. No faltarán además los desastres naturales, capaces de echar por tierra con su aparición todo lo que estábamos cimentando.

Cuatro son los mostrados hasta el momento, y que ya hemos visto en movimiento y cómo se las gastan arrasando con todo. No se ha confirmado si habrá más. La lluvia de meteoritos, el tornado, la invasión extraterrestre y los terremotos. La probabilidad de seísmo o las pistas de que un ataque alienígena puede sucederse son factores muy a considerar. Para ayudar un poco a estas desgracias -que en realidad aportan emoción al juego y nos harán estar alerta-, EA tiene la solución. En la Edición Coleccionista del juego se incluirá, además de varios elementos exclusivos, un código para descargar a un Superhéroe capaz de mantener a raya estos desastres. Además, por supuesto, se puede jugar con ellos desactivados, al igual que partir de ciudades ya empezadas, seguir un patrón de misiones para que nos sea más fácil aprender a controlar todo al mismo tiempo, recibir tutoriales, etc. No le faltarán modos, aunque especialmente destacable nos ha parecido el multijugador, no exento de polémicas ya que ocasiona que solo se podrá jugar a SimCity conectados a Internet.

Una lluvia de meteoritos o un tornado pueden suponer un caos que haga irrecuperable a una ciudad. Habrá que estar alerta y saber preparar las zonas.
Una lluvia de meteoritos o un tornado pueden suponer un caos que haga irrecuperable a una ciudad. Habrá que estar alerta y saber preparar las zonas.

Este modo activable o no conectará nuestras ciudades o pueblos con las creaciones de otros usuarios formando así regiones y provincias, pudiendo estrechar lazos construyendo carreteras y puentes para que los habitantes puedan desplazarse más allá de su localidad, que no tiene por qué cubrir todas sus necesidades si está demasiado volcada, por ejemplo, en oficinas y trabajo. Funcionará totalmente online y buscando equilibrar y agrupar a los jugadores en función de su experiencia, decisiones y categorías de los municipios, para lograr áreas donde haya bastante equilibrio. Además, los usuarios podrán comunicarse para cooperar y lograr entornos más ricos en posibilidades o incluso intercambiarse elementos. No obstante, llegará solo hasta aquí, no parece que se haya apostado demasiado por un rompedor abanico de posibilidades en red, solo se han explorado algunas pocas nuevas mecánicas de convivencia.

Controla todo con facilidad

Las rutas y horarios de los transportes públicos, el tipo de interés de los bancos, la frecuencia de limpieza de los parques, la Policía que vigila cada barrio o la intensidad de trabajo de los ingenieros de caminos. Todo está en tu mano, no se puede delegar en departamentos. Ésa es la impresión que quiere -y consigue- causar este nuevo SimCity, llevado a una nueva escala gracias a las posibilidades de hoy. El potente motor GlassBox, creado en exclusiva para este título, no solo mueve con soltura un montón de IAs diferentes y un entorno en constante cambio y evolución, con rascacielos que se elevan al cielo poco a poco o accidentes de tráfico que movilizan a media ciudad, sino que además es capaz de presentar todos los comandos muy bien organizados y claramente explicados para que todo tipo de públicos pueda aprender a gestionar con SimCity.

No todo es obtener beneficios con industria para crear más vivienda, también hay que saber sacar partido a las zonas de ocio sin descuidar la felicidad del ciudadano.
No todo es obtener beneficios con industria para crear más vivienda, también hay que saber sacar partido a las zonas de ocio sin descuidar la felicidad del ciudadano.

Pag. 1 de 2

Anterior Siguiente

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana