Videojuegos web browser

Reportaje

¿Quién no utiliza un navegador de Internet? De hecho, si estás leyendo esto ahora mismo, lo más seguro es que tengas uno en ejecución. Eso, o es que has descubierto la forma de visualizar contenido en la red mediante telepatía u otras cosas raras de esas. Sin embargo, para el resto de mortales esta herramienta es la única que nos permite explorar el contenido de la red de redes en tiempo real, y esto significa acceso casi ilimitado a cualquier página Web del mundo. También significa acceso ilimitado a una gran cantidad de juegos, alrededor de todo el planeta. Y no, no estamos hablando ni de burros, ni de ranas, ni de protocolos con dos 'pes'... nada de eso. Antes de entrar a desvelar el secreto, completamente roto por el título del reportaje, tenemos que intentar hacer un poco de historia.

browserbased_vendetta05_0.jpg Captura de pantalla


En los tiempos cuando Internet no comenzaba por 'inter', si no que tenía por nombre ARPANET, que suena mucho más sofisticado, muchos desarrolladores idearon la manera de aprovechar los recursos que este nuevo descubrimiento les daba. Durante esos maravillosos 70, que yo mismo soy muy joven para haber conocido, se programó el primer 'multi user dungeon' o MUD, que traducido sería mazmorra multiusuario. Como estos juegos, por si solos, son merecedores de un reportaje propio, simplemente diremos que un MUD es un entorno en línea donde varios jugadores disfrutan, simultáneamente, de un mundo persistente, ¿os suena? La mayoría de ellos son en modo texto, se pueden englobar dentro de los RPG y, son accesibles mediante algún tipo de programa cliente, que podía ser, en el caso más sencillo, una consola de Telnet, como la que disponen todos los sistemas operativos. Una cosa más al respecto, a fecha de hoy siguen existiendo grandes MUD, por si alguien se anima a probar alguno.

/es/node/Array


Bueno, pues ya estaba todo hecho. A alguna mente privilegiada se le había ocurrido utilizar la red para jugar con sus amigos, o con completos desconocidos. Que estos MUD evolucionaran en mundos más complejos, con gráficos y sonido, con entornos visuales modernos, con necesidad de un cliente propio para poder acceder a ellos, era cuestión de tiempo, y nació el multijugador masivo. Podríamos decir que son los herederos directos de los MUD, y tened por seguro que la popularidad que tienen hoy en día es la misma que esos primordiales multiusuario alcanzaron entre universitarios y demás privilegiados con acceso a Internet, años atrás. Los más puristas podrían defender que un MMO no es parecido a un MUD, a pesar de que son muchas las semejanzas. Es porque existen dos grandes diferencias entre ambos: un 'multi user dungeon' hace más hincapié en la interacción o el juego rol y, además, para entrar en una mazmorra no es necesario instalar ningún programa cliente adicional.

browserbased_ikariam05_0.jpg Captura de pantalla


En algún momento entre el nacimiento de los MUD y de los MMO, hubo una bifurcación en la línea evolutiva que los une. Conforme la parte visual de la red fue la que comenzó a premiar frente a la navegación en modo texto y mediante comandos, y un poco después del surgir de los navegadores que podemos considerar 'modernos', se dio el otro paso lógico: hacer uso de los exploradores para jugar. A finales de los 90, las tecnologías Web permitieron la entrada de una nueva oferta de títulos, para los que no era necesario la instalación de clientes más allá del navegador, ni de plugins o demás modificaciones. Se basaban en DHTML, y permitían a varios jugadores compartir una partida en un servidor. Acabábamos de dar la bienvenida a los multijugador basados en navegador, los 'browser-based multiplayer games'.

Pag. 1 de 10

Anterior Siguiente

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana