Los primeros años: Disney, Pixar y distribución
Los primeros años de THQ en la industria de los videojuegos estuvieron marcados por la publicación y distribución de diversos títulos realizados por otras compañías. La compañía tuvo siempre una buena relación con las licencias de Disney y Pixar, y fruto de esto consiguió a lo largo de su historia publicar diversos juegos con licencias de películas de la factoría en cuestión.  Timón y Pumba, Hércules, Tazmania... son algunos de los nombres que aparecían en consolas portátiles -gameboy- de la mano de THQ, que a lo largo de su historia publicará títulos similares en Gameboy Color como Disney Pixar a Bug's Life, Toy Story, Disney's Atlantis, Cars, Monsters SA y muchos otros nombres que han desfilado en formato portátil -algunos sobremesa- mediante la distribución de THQ. Distribuir, publicar, fue una de las principales tareas de la compañía en la primera década de su historia:

Pit Fighter
(Super Nintendo y Gameboy)

Pit Fighter es uno de los títulos que iniciaría el camino de THQ como distribuidora de videojuegos. La compañía norteamericana se basó durante mucho tiempo en apadrinar productos de diversa índole y darle salida como distribuidora. Fue una de las grandes armas de THQ durante sus primeros años de vida hasta que empezara a comprar estudios como Locomotive Games o Heavy Iron Studios. En este caso se encargó de llevar el port para SuperNintendo y Gameboy del juego arcade de Atari Pit Fighter, un juego de lucha con sprites foto realistas que apareció posteriormente en diversas plataformas. La compañía norteamericana trajo las versiones de las consolas de Nintendo de la recreativa hasta dichas plataformas.

Home Alone
(NES, Gameboy y Super Nintendo)

Otro de los grandes proyectos en los que estuvo inmerso THQ durante sus primeros compases en la industria de los videojuegos fue el videojuego de la película Solo en Casa, que como no podía ser de otra manera tuvo una réplica en formato ocio digital para las tres primeras consolas que Nintendo sacó a la venta en los años noventa.  Con la base de la película, estar por olvido en casa mientras la familia se ha ido de vacaciones y dos ladrones intentando entrar, teníamos que controlar a Kevin McAllister para  movernos por toda la casa y preparar todo tipo de trampas que pudieran hacer fracasar a los bandidos que habían entrado en la vivienda. Fue un título desarrollado por Bethesda Softworks en NES y posteriormente por Imagineering en su versión mayor para Super Nintendo.

James Bond Jr
(Super Nintendo y NES)

THQ siguió apostando durante los primeros años de su vida en el mundo de los videojuegos publicando títulos que estuvieran ligados a ciertos elementos de éxito en otras disciplinas audiovisuales. Pasó com Home Alone y también pasaría un año después, en 1992, con James Bond Jr, juego de acción y plataformas para Super Nintendo (también hubo versión NES) que estaba basada en la serie de animación televisiva del momento. El juego, desarrollado por Gray Matter, era un título de avance lateral como marcaban los cánones de la época donde se mezclaba la acción y las plataformas cada dos por tres. Además, el título contaba también con diversas fases de conducción donde llevábamos algunos vehículos como un helicóptero. Vistoso a nivel visual y con parecido a la serie, fue un título destacado de la época. La versión NES tenía más elementos de puzles y objetivos a completar que el de Super Nintendo.

Road Riot 4WD
(Super Nintendo)

Una de las apuestas más fuertes de THQ a lo largo de estos primeros años fue la de los títulos deportivos. Como se pudo ver posteriormente, la compañía norteamericana distribuía y apoyaba títulos deportivos extremos, alejados de las convenciones habituales. Uno de los primeros fue Wayne Gretzky Hockey para NES, pero luego hubo más como este juego de conducción llamado Road Riot 4WD. Se trataba de un videojuego producido por Atari Games Corporation en 1992 en el que competíamos con vehículos sobre cuatro ruedas donde podíamos librar combates para llegar antes a la meta. No solo se trataba de correr por los circuitos, sino disparar también los mísiles ilimitados con los que contábamos en cada uno de los vehículos sobre cuatro ruedas que conducíamos.

Broken Sword: La sombra de los templarios
(PC)

Conocido también como Circle of Blood, THQ se metió de lleno en la publicación de uno de los títulos más interesantes de la década de los noventa: una aventura point and click que salió en gran cantidad de plataformas. Nos centramos en la de Playstation, que tuvo como distribuidor en Estados Unidos a la compañía norteamericana, confiada del éxito de este videojuego. De hecho, no sería el único título de la serie que THQ acabaría distribuyendo. Juego en tercera persona donde la clave de todo está en solucionar puzles con gráficos en formato cartoon bidimensionales. Un título que divide la historia en once capítulos que nos permiten viajar entre París, Irlanda y Siria entre otras muchas localizaciones. La recepción de la prensa fue excelente, dando la razón a la compañía que apostó por su distribución en el mercado más importante de todos (por volumen), el norteamericano.

Quest 64
(Nintendo 64)

Los trabajos de Imagineer gustaban a THQ, que promocionó diversos proyectos de la compañía desarrolladora en cuestión. Uno de ellos fue  Quest 64, una aventura para Nintendo 64 en la que jugábamos como un pequeño héroe llamado Bryan. El objetivo principal, salvar la tierra de Celtland después de la misteriosa desaparición del padre de nuestro protagonista: Lord Bartholomy. El título tenía su enjundia por ser el primer RPG que se publicaba para la consola de Nintendo, y ofrecía un mundo tridimensional interesante para la época y unos gráficos coloridos. Un videojuego que recibió contraste de críticas y recibimientos, pero que THQ quiso publicar en las zonas donde no llegaba Konami. Era una práctica habitual de la compañía, encargada de la producción y distribución de títulos en diversos mercados. Pero no la única como vemos a continuación.

Road Rash 64
(Nintendo 64)

THQ empezó a finales de los noventa a adquirir diversas compañías para que realizaran títulos para su distribución. Después de colaborar en la distribución de juegos como los que hemos mencionado anteriormente, la compañía norteamericana empezó a gestar sus propias obras a partir de 1999 con la adquisición de equipos de desarrollo propios tales como PAcific Coast Power and Light, conocido posteriormente como Locomotive Games. Uno de los primeros proyectos de este equipo para THQ fue el realizar Road Rash 64, un juego que pretendía cercar la franquicia a la consola Nintendo 64. La idea era hacer un port de Road Rash 3D, pero finalmente tuvieron que adaptar diversos elementos para que saliera un título más que interesante. Técnicamente no era de lo más destacado de la consola, cierto, pero a cambio mantuvo las bases jugables que hacían divertido y aditciva a la saga en cuestión.

Pag. 2 de 7

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana