Skip to main content
Publicidad

Vida, muerte y renacimiento de los amos de la calle

publicidad
feature
| DC NGE PSP DS PS3 360 Wii N64 GBA PC PS PS2 XBX GC - Reportaje |
Expertos en artes marciales, pandilleros, agentes de la ley... Los viejos beat'em-up nunca mueren, siempre habrá alguien con ansias de venganza o con el fuerte deseo de ayudar al prójimo. En resumen: Tú contra el barrio.
Reportaje

Bien se podría decir que, durante los 80, se gestaron la base de todos los géneros de videojuegos que conocemos a día de hoy. Puede sonar exagerado, pero si observamos el panorama histórico con detalle, no es difícil comprobar como la mayoría de los juegos que disfrutamos actualmente no son más que actualizaciones de lo que se jugaban por entonces. Los shoot-em up, los plataformas, juegos de rol de toda clase... Globalmente disfrutaron durante los 80 y principios de los 90 de un momento dorado, germen de una generación de títulos que alcanzaron el estatus de clásicos gracias a aquellos jugones que ahora tienen alrededor de las tres décadas.

Mueble Double Dragon

Muchos de estos títulos encontraron el lugar apropiado para darse a conocer en los salones recreativos, tan en boga por aquellos días. Era un momento en el que no todos los niños y adolescentes contaban con el poder adquisitivo necesario para disfrutar en casa de los videojuegos. Con todo, los que sí podían se encontraban con la contrariedad de que las máquinas vigentes en aquel momento (consolas y ordenadores de 8 bits), aun estaban muy lejos de igualar la calidad técnica de las siempre poderosas recreativas. Con la excusa de ser lugares de reunión, los salones recreativos se convirtieron en el referente de la época para el sector.

Circo Porto

Prácticamente todas las compañías japonesas depositaron sus mayores esfuerzos en las máquinas arcade, tanto en la fabricación del correspondiente hardware como en el desarrollo de los mejores títulos. Con suerte, una máquina que gozase de gran éxito en la calle se convertía en una justificación de conversiones domésticas que, salvo gloriosas excepciones, distaban mucho de la calidad original; pero que lograban salir adelante en el mercado gracias a la fama obtenida por su homónimo arcade. Las enormes diferencias entre las recreativas arcade y los sistemas domésticos no mermaron un negocio que, durante mucho tiempo, vio nacer grandes nombres, auténticos clásicos incunables cuya magia es difícil de ver en el software lúdico actual.

Máquinas varias

Uno de los géneros más beneficiados de esta era fue el de los antes mencionados shoot-em'ups, donde por ejemplo la colección de clásicos que suponía la coincidencia en las sagas de R-Type, Gradius o Darius representó la perfección de un estilo de juego. Pero la evolución del mercado doméstico y de las nuevas formas de jugabilidad fue arrinconando a un 'estilo de vida' en el que la evolución era casi imposible. Largas listas de nombres y sagas se vieron amenazados por esa situación de decadencia, viendo como quedaban relegados a medida que las tres dimensiones comenzaban a sentarse como estándar en el diseño de videojuegos.

Matamarcianos

En uno de estos géneros, que dominase el mercado de los recreativos a finales de los 80 y a principios de la siguiente década, la sinergia con el ámbito doméstico favoreció su encumbramiento. Sin embargo, tras muchos años en las penumbras del videojuego, en la generación de 128 bits un pequeño halo de esperanza comenzó a alumbrar las tinieblas en las que estaba sumergido este tipo de juego, hasta que la decisión de las grandes compañías de dedicarle un espacio en su catálogo ha confirmado la tendencia ascendente. ¿Será acaso que el beat-em'up ha regresado a nuestros hogares?

Renegade COVER

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad

Más en la web

Publicidad