The Elder Scrolls V: Skyrim (PC)

PC, 360, PS3

Imagen de The Elder Scrolls V: Skyrim (PC)

Skyrim, A la caza de los Dragones

PC Reportaje

Después de un exitoso paso por la américa post-apocalíptica de Fallout, Bethesda regresa a su propio universo con la confianza de haberse consolidado como uno de los grandes referentes del género. Ha pasado mucho desde los tiempos de aquel pequeño y extremadamente ambicioso estudio en el que cada Elder Scrolls era una apuesta en la que se jugaban el destino de la empresa. La tercera entrega, Morrowind, marcó el punto de inflexión donde la compañía empezó a dejarse notar ante un mayor público, comenzando una evolución que llevo a Oblivion y a Fallout a convertirse en los grandes superventas en los que se han convertido. Con esa confianza bajo el brazo y un nuevo status dentro de la industria del videojuego, el estudio regresa al continente de Tamriel para un nuevo episodio de Elder Scrolls.

877bear_encounter.jpg Captura de pantalla

Pero esta vez, las circunstancias van a ser muy distintas. Con la nueva condición de estudio estrella para Bethesda, la quinta parte de su saga va a llegar en unas condiciones diferentes. Tanto Morrowind como Oblivion llegaron en circunstancias complicadas, prácticamente como juegos de primer año para Xbox y Xbox 360 respectivamente, lo que obligaba al equipo a tener en consideración ciertas limitaciones extra que cuando trabajaban sólo para PC como en las dos primeras entregas. En esta ocasión, sin embargo, las consolas están en plena fase de madurez y el equipo tiene amplia experiencia en ellas, lo que les ha llevado  a crear su propio motor para este proyecto, jubilando así a Gamebyro -el motor usado en Oblivion y Fallout, al que se le atribuyen, cierta parte, de los problemas técnicos de ambos títulos-.

/es/node/Array

No hay que engañarse, un motor es sólo un conjunto de herramientas y la mayoría de las veces las herramientas son tan buenas como aquel que las maneja. Pero un motor propio suele significar que los creadores pueden estar mucho más encima del código, pueden resolver problemas con más celeridad, y demuestra además cierta confianza adicional en las propias capacidades de un estudio. No es lo mismo adaptar un conjunto de herramientas externas a lo que quiere crear -especialmente si es algo ambicioso-, que crear una caja de herramientas a medida del proyecto que se pretende abordar; es es mismo principio por el que un traje a medida siempre se ajustará mejor que uno de talla predefinida.

/es/node/Array

El nuevo motor es algo más que un apunte técnico, representa la actitud con la que Bethesda está afrontando este proyecto: un nuevo comienzo, un nuevo punto de inflexión con el que dar un salto de calidad. Se han revisado la mayor parte de las ideas y conceptos de los anteriores Elder Scrolls, se ha escuchado al público y a la voz de la experiencia dentro del seno del propio estudio, y se han incorporado nuevos elementos de diseño en aspectos como el combate, la progresión de personaje, desarrollo de misiones y otros aspectos claves de los que componen la experiencia Elder Scrolls. Todo apunta a un juego creado a partir de la madurez del propio equipo y de la confianza que tienen en saber qué es lo que su saga necesita.

skyrim_579.jpg Captura de pantalla

Como sucedió con Morrowind, el sobrenombre Skyrim viene dado por la región del continente de Tamriel en donde está el escenario del juego. La regiones norteñas de Skyrim son la cuna de la humanidad y del imperio, el lugar de donde procede la línea familiar imperial de los Septim y el hogar de los Nords. Una civilización con claras reminiscencias nórdicas y con algún toque que los fans de Conan el Bárbaro no tendrán problema en reconocer. Han pasado 200 años desde los acontecimientos de Oblivion, el imperio ha perdido mucho de su viejo poder y eso significa que el control e influencia de Cyrodiil ha decrecido, generando nuevos problemas en las regiones. Los Elfos de Morrowind han ganado poder y tierras, lo que ha encendido las llamas del viejo conflicto en las fronteras entre ellos y Skyrim; un problema que no hace sino empeorar los propios problemas internos de las tribus norteñas, a punto de entrar en una guerra civil.

Pag. 1 de 5

Anterior Siguiente

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana