New Super Mario Bros
(Wii U)


Ha sido el título más importante de todos los que se han lanzado en Wii U durante su estreno, y no es para menos. New Super Mario Bros presentó como principal novedad en Wii el poder jugar por primera vez cuatro jugadores a la vez en un Mario de corte clásico: 2D. La experiencia supuso un éxito y Nintendo repite con esta entrega en la que pueden jugar hasta cinco jugadores en una misma consola. La fórmula es sencilla y conocida por todos ya: cuatro personajes ayudándose y cooperando en un mismo escenario y pantalla, nada de partirla en trozos. Podemos interactuar entre nosotros saltándonos encima para llegar más lejos o cogiéndonos los unos a los otros, por ejemplo. La gran novedad de esta entrega es que un quinto jugador puede ayudar a los demás desde el mando tableta de dos maneras: colocando plataformas efímeras para evitar que caigan al vacío o hacerles llegar donde sería imposible solo y deteniendo a los enemigos. Si nuestras acciones con la tableta son buenas tendremos una estrella que nos permitirá matar enemigos desde la pantalla táctil también. Buen diseño de niveles y juego variado que gana mucho en compañía.

Scott Pillgrim vs The World
(Playstation 3 y Xbox 360 – hasta cuatro jugadores)


La presencia de Scott Pillgrim en los videojuegos llegó con un juego que desprendía olor a clásico arcade por los cuatro costados. La fórmula elegida fue precisamente la de un brawler tipo Final Fight o las Tortugas Ninja donde vamos luchando con hordas de enemigos mientras avanzamos por escenarios de scroll lateral. Lo más destacado del juego sin ninguna duda era el cooperativo para hasta cuatro jugadores en modo local, algo que nos permitía no solo disfrutar de los mamporros en compañía –que siempre se agradece- sino también gozar de una propuesta que permite combos específicos cuando jugamos más de un jugador y la posibilidad, no siempre disponible en estos juegos, de revivir a nuestros compañeros. La campaña se hace mucho más divertida así, pero es que además podemos tirar del modo zombis, una especie de modalidad supervivencia que gana enteros en cooperativo.

Halo 4
(Xbox 360 – Hasta 2 jugadores)


Halo, al igual que pasa con el ya mencionado Gears of War, es sinónimo de cooperación, y la nueva entrega creada por 343 Industries no se olvida del cooperativo online –básico y un clásico de la saga- ni tampoco del cooperativo local, que es el que nos interesa. El retorno del Jefe Maestro nos permite jugar en cooperativo local con pantalla partida para dos jugadores tanto la campaña, algo que es vital en altas dificultades si no tenemos online, como también el modo Spartan Ops, que son una serie de misiones cortas y cooperativas que narran acontecimientos paralelos a la campaña principal. Un modo que se va actualizando además con nuevas misiones. Eso sí, remarcar que en Spartan Ops es necesario tener conexión a Internet aunque queramos jugar en modo local. La experiencia cooperativa en Halo es imprescindible para disfrutar al máximo del juego, e incluso podemos cooperar a pantalla partida en partidas competitivas en el matchmaking.

Ilomilo
(Xbox 360)


Ilomilo es uno de esos títulos mágicos que dan valor añadido a las propuestas alternativas que se pueden encontrar en los bazares de las consolas y descargas digitales de PC. Se trata de un simpático juego de puzles que nos propone un reto: hacer que en cada nivel que presenta el juego Ilo y Milo se acaben encontrando en algún punto y de cara. Dicho así suena fácil, pero los cambios de ángulos por las plataformas cuadradas, los obstáculos y los movimientos que debemos coordinar unos con otros lo hacen un título desafiante como pocos. Y que cuenta con cooperativo para dos jugadores, permitiendo así que cada uno controle un personaje distinto y vaya haciendo su propio camino, eso sí siempre coordinado con el otro si no queremos quedar atascados para siempre en medio de un laberíntico escenario. Juego para pensar a la vez y colaborar.

Rayman Origins
(Wii, Xbox 360, Playstation 3 – hasta cuatro jugadores)


Otro de los grandes plataformas de corte bidimensional que ha hecho renacer el género en esta presente generación de consolas. Rayman Origins se convirtió en uno de los grandes títulos de 2011 por ofrecer un apartado audiovisual preciosista y una jugabilidad a prueba de bombas. Gran diseño de niveles, un buen desafío para completarse al 100% y la presencia de un multijugador local para cuatro personas que multiplica la diversión hasta el infinito. Los niveles no cambian si los jugamos solos o en compañía, pero la experiencia mejora –todavía más- cuando hay más de un jugador superando los desafíos del juego, molestándose cuando intentamos saltar o tapando la visión del otro en momentos claves. Un videojuego excelente y muy trabajado en el que el cooperativo –en una misma pantalla- funciona a las mil maravillas. Expectantes estamos con la próxima llegada de Rayman Legends a Wii U y la cooperación del mando-tableta de por medio.

Anexo: Juegos de lucha con cooperativo
Cerramos el reportaje de juegos cooperativos y locales con una pequeña reseña a videojuegos de lucha que ofrecen esta posibilidad. Cierto es que al lucha siempre ha sido un género de enfrentamiento y competición entre jugadores, pero esto no está reñido para que en los últimos tiempos hayan aparecido nombres donde también se puede cooperar para un bien común. Un buen ejemplo es Smash Bros Brawl (Wii), que además de las partidas a cuatro jugadores y por equipos permite que dos jugadores cooperen juntos para superar el laberíntico y curioso modo historia con el que cuenta el título. Dos jugadores con un mismo destino. El reciente Tekken Tag Tournament 2 (Wii U, PS3, Xbox 360) permite que dos jugadores estén en el mismo equipo para luchar contra la CPU o incluso conectarse online y luchar contra otros jugadores. Saber coordinar los combos, cambiar de personaje avisando a nuestro amigo o sacar al que está recibiendo la paliza antes de que sea demasiado tarde tiene su gracia.

En el mismo sentido que el último Tekken se mueven juegos como los también recientes –ambos de 2012- Street Fighter X Tekken (PC, Xbox 360, PS3) o Dead or Alive 5 (PS3 y Xbox 360). Ambos títulos permiten crear partidas donde podamos luchar con un compañero contra la máquina o incluso hacer que cuatro jugadores compitan a la vez entre ellos en equipos de dos contra dos. Sí, es competitivo –algo que escapa a la naturaleza de este reportaje- pero también cooperativo, hecho que no se acostumbra a dar demasiado en los juegos de lucha. Otro nombre que permite cooperación para el Arcade o combates con la IA es Mortal Kombat (PS3 y Xbox 360), donde podemos disfrutar de los combates Tag con un amigo y coordinarnos para atacar y entrar en combate. En definitiva, el cooperativo local sigue vivo y con buenos representantes a pesar de la irrupción del sistema online. Y que así sea por mucho tiempo.

Pag. 4 de 4

Anterior Siguiente

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana