Regreso al Pasado: Oddworld

Reportaje

Una franquicia es un tesoro. Ésta es una máxima que en nuestro querido mundillo se ha convertido en razón de ser para la inmensa mayoría de desarrolladoras encargadas de nutrir de títulos a la industria. Más aún en los tiempos en que vivimos, ya que unas bajas ventas fruto de un fallo puntual, o el efecto colateral de la tan traída y llevada crisis global que padecemos, pueden acabar con estudios tan históricos y relevantes como Ensemble Studios o Free Radical Desing.

raae0009_0.jpg Captura de pantalla

Aunque en 1994 no teníamos que lidiar con crisis alguna, y nuestro mundillo aún no se había convertido en la maquinaria de entretenimiento de masas que es ahora, con los presupuestos para dar a luz un nuevo producto disparados hasta límites insospechados (y con ello un riesgo mucho mayor a darse un tremendo batacazo si el proyecto se tuerce), una franquicia seguía siendo un tesoro. Y es que un juego de éxito, con potencial a ser explotado en formas de secuelas, precuelas o spin-offs, daba seguridad a los estudios, sabedores de que ya contaban con una legión previa de fieles que sin duda volverían a adquirir su nuevo producto. Ello hacía la vida más fácil a la hora de buscar el beneplácito de esas poderosas empresas distribuidoras que, al fin y al cabo, son las que inyectan el dinero necesario para que todo pueda ponerse en funcionamiento.

/es/node/Array

Eso sí, una forma nada habitual de actuar es la que eligió un estudio fundado en el ya mencionado 1994, Oddworld Inhabitants, el cual pretendía construir una franquicia partiendo de cero, sin un título previo que hubiera demostrado con antelación que la propuesta podía cuajar de cara a los aficionados. La empresa fundada por el ínclito Lorne Lanning pretendía desarrollar toda una saga compuesta por cinco entregas, poseedora de una peculiaridad más que digna de mención. No en vano, la que acabó siendo finalmente primera entrega de dicha quintología, Oddworld: Abe's Oddysee (1997), era un riesgo de principio a fin, dado que iba a contracorriente de la tónica seguida por aquella época.

ssae0128_0.jpg Captura de pantalla

Sin embargo, el juego obtuvo un éxito notable, que animó a Oddworld Inhabitants a programar una continuación a pesar de que los planes oficiales apuntaban a que la secuela oficial de su quintología no vería la luz hasta la llegada de la siguiente generación de consolas. Así nació Abe's Exoddus, un nuevo éxito para la compañía, además de el juego que definitivamente le hizo obtener el beneplácito de público y crítica por siempre jamás. Todo iba sobre ruedas, con Oddworld Inhabitants programando la que, ahora sí, sería secuela oficial de Abe's Oddysee bajo los circuitos de la por entonces futurible PlayStation 2. Pero Microsoft, en su caza y captura de exclusivas con las que nutrir a su primera Xbox, fijó su punto de mira en el estudio. Oddworld Inhabitants respondió a la llamada, trasladando su nuevo proyecto de PS2 a Xbox, consola para la que pasarían a trabajar en exclusiva. A partir de ahí, todo comenzó a torcerse.

ramo0021_0.jpg Captura de pantalla

Sin duda, la trayectoria de los padres de la saga Oddworld es digna de ser repasada, y lo haremos mediante la presente entrega de Regreso al Pasado. Por supuesto, los cuatro títulos que hasta la fecha ha lanzado Oddworld Inhabitants al mercado (Abe's Oddysee, Abe's Exoddus, Munch's Oddysee y Stranger's Wrath) tendrán un lugar destacado en este artículo. Eso sí, también daremos fe de los proyectos cancelados (que no han sido pocos) y de las perspectivas de futuro de una compañía que, desde luego, se ha ganado a pulso el beneplácito de los usuarios gracias a los extraordinarios juegos anteriormente mencionados, publicados entre 1997 y 2005. Ahora, sin más dilación, ha llegado el momento de arrancar nuestro viejo y fiel DeLorean. Esta vez no solo nos trasladaremos hasta el pasado, sino que también cambiaremos de planeta. Viajaremos hasta un mundo cuyo tamaño es nada más y nada menos que diez veces mayor al de la Tierra, en el que la lucha contra sádicas corporaciones megalomaníacas que sólo buscan llenar su ego (y estómago) con el sufrimiento de los débiles y desamparados es la tónica habitual.

rasw0016_0.jpg Captura de pantalla

Pag. 1 de 9

Anterior Siguiente

Comentarios

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana