Regreso al Pasado: Game Boy 20 Aniversario

Reportaje

A lo largo del tiempo, sobre todo si uno lleva ya en esta afición una buena cantidad de años, un simple vistazo atrás sirve para hacer caer en la cuenta de que no han sido pocas las plataformas que han dejado huellas imborrables en nuestra memoria; eso sí, es inevitable que, independientemente de la suerte que hayan corrido a nivel de mercado, acabemos recordándolas con gran cariño. No en vano, nos han brindado demasiadas horas de ocio y diversión como para que nos limitemos a hacer borrón y cuenta nueva una vez efectuada la transición entre generaciones que, en esta tan cambiante industria, suele darse cada cinco años.

01_94.jpg Captura de pantalla

Para quien esto suscribe, las portátiles de Nintendo han tenido siempre un lugar preferente en la lista personal de recuerdos imborrables. Fueron las primeras y míticas Game & Watch las que me enseñaron que disfrutar de los videojuegos era posible más allá de los salones arcade o las recreativas de bar, con 'maquinitas' que asombraban por la jugabilidad de la que hacían gala a pesar de las descomunales limitaciones a las que tenían que hacer frente, ya que en cuanto a potencial técnico no distaban mucho del mostrado por una simple calculadora. Años después, aquella primera Game Boy a la que hoy daremos un merecido y sentido homenaje me encandiló sin remedio, pues enarboló con maestría la que con el paso del tiempo ha acabado por convertirse en principal filosofía de Nintendo: simpleza de concepto; nivel técnico contenido; llave hacia una diversión ilimitada.

/es/node/Array

Game Boy, la mítica familia de portátiles que cambió para siempre el concepto de 'videojuego callejero', cumplirá su 20 aniversario el próximo martes 21 de abril. Hace algo más de un año desde que Game Boy Advance, el último miembro del clan GB, se retirara, para observar desde su plácido y merecido lugar de descanso como su heredera, Nintendo DS, cuyo aspecto es sospechosamente parecido al de aquellas prehistóricas Game & Watch Multi Screen de principios de los 80 (ya se sabe, al final todo queda en familia), logra sin muchos problemas mantener vivo su legado. Sin embargo, y aunque seguramente con el tiempo NDS llegue a convertirse en la consola más vendida de todos los tiempos (Game Boy se encuentra en segunda posición, sólo por detrás de PS2), quizá hay algo que no podrá igualar, o al menos no con la rotundidad con la que GB lo hizo. Y es que la pequeña genialidad tecnológica ideada por el gran Gunpei Yokoi (al que también brindaremos un más que merecido homenaje desde estas líneas) permitió a la gran N mantener un aplastante monopolio en el mercado portátil durante más de 15 años.

03_80.jpg Captura de pantalla

Gunpei Yokoi

Las razones de su arrollador éxito aún se discuten a día de hoy. No en vano, Game Boy era una suerte de David masacrador de cuanto Goliat se le ponía por delante. La pequeña y en teoría modesta portátil de Nintendo tenía por costumbre borrar del mapa, en un tiempo record, a cualquier rival que osara tratar de hacerse un hueco en el mercado; y todo a pesar de que GB se encontraba a un nivel muy inferior respecto a la competencia en lo referente al plano tecnológico. Así, Gunpei Yokoi demostró con la mayor de sus creaciones lo que años después se convertiría en el santo y seña de Nintendo: la consola más potente del mercado no tiene por qué ser la que coseche mayores ventas u obtenga el beneplácito de los usuarios. Game Boy poseía una clara ventaja sobre sus rivales, la cual no era otra que la portabilidad, por muy redundante que dicha afirmación pueda parecer. Y es que sistemas como Game Gear, Lynx o Neo Geo Pocket tenían que lidiar con retroiluminación y gráficos avanzados, dando como resultado una demanda energética más que relevante, la cual unas simples pilas apenas podían satisfacer.

04_79.jpg Captura de pantalla

Game Boy no necesitaba nada de eso. Su primera encarnación era muy simple a nivel tecnológico, con gráficos monocromo, una resolución de 160 x 144 píxeles, procesador de 8 bits similar al popular Z80 y tamaño de pantalla que apenas alcanzaba los 66 mm diagonales. Un comienzo modesto que acabó convirtiéndose en el punto de partida de un éxito sin precedentes. Ahora, desde Regreso al Pasado os invitamos a acompañarnos en una edición especial que esperamos sea de vuestro agrado. Comenzaremos a repasar las consolas portátiles anteriores a la aparición de Game Boy en el mercado; seguiremos con una biografía del gran Gunpei Yokoi, creador de la máquina y toda una leyenda dentro de la longeva historia de la gran N; después será el turno de la plataforma en sí, en un espacio que dedicaremos a repasar todas las encarnaciones bajo las que Game Boy se dio a conocer, desde la clásica y primera GB grisácea que debutó en 1989 hasta la diminuta Game Boy Micro lanzada en 2005; y ya por último daremos buena cuenta de los más destacados periféricos que llegaron a ver la luz a lo largo del tiempo, algunos de ellos más que curiosos. Así pues, ya sólo queda que os pongáis cómodos; el viaje está a punto de comenzar.

05_4.png Captura de pantalla

Super Mario Land (1989)

Pag. 1 de 17

Anterior Siguiente

Comentarios

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana