Los aniversarios de 2018: efemérides de videojuegos

Minireport

2018, un año de aniversarios Captura de pantalla

Las efemérides de 2018 en videojuegos

Entramos en 2018, un año prometedor por todos los títulos que se avecinan. Por otro lado, es un año lleno de aniversarios de varios títulos y consolas memorables que nos marcaron con su lanzamiento, y hoy los repasamos en MeriStation. Nombres importantes de hace cinco, diez, quince, veinte y hasta treinta años que marcaron una manera de entender la industria y que son imprescindibles para conocer el legado del entretenimiento digital. Cogemos la máquina del tiempo y arrancamos.

2013, hace cinco años: PS4, Xbox One, The Last of Us...

PlayStation 4 y Xbox One presentan la octava generación de consolas de sobremesa. No sólo supusieron una mejora técnica, sino una mayor relevancia del modo multijugador y de la experiencia social, con la posibilidad de compartir de manera remota una partida a otra persona online y pasarle el control. El acceso a plataformas de streaming de series como Netflix, que se incorporó al final de la generación anterior, se mantuvo en estas nuevas consolas y se añadieron más servicios digitales como HBO y la posibilidad de escuchar Spotify mientras jugamos. Además, Ambas consolas incluían la aplicación de Twitch, a través de la cual es posible retransmitir en directo nuestras partidas. 

También hizo aparición la Nintendo 2DS, una versión de Nintendo 3DS que incluía el mismo tamaño de pantalla y todas las características técnicas, a excepción de la visión tridimensional.

Continuaron saliendo títulos para la séptima generación que obtuvieron su remasterización en esta última era. Grand Theft Auto V (RockStar Games) se convirtió en el segundo videojuego cuya producción es la más cara de la historia, por detrás de Destiny. Incluía tres protagonistas jugables: Michael, Frank y Trevor, tres criminales que se sumerjen en los barrios bajos de Los Santos —región ficticia inspirada en California— y, como en sus predecesores, venía cargado de diversión, humor negro y sátira social. Por su lado, Bioshock Infinite (Irrational Games), la nueva entrega de la adorada saga distópica de disparos rompía con sus predecesores en dos aspectos principales: en lugar de situarse bajo el mar, nos llevaba a Columbia, una ciudad cimentada en los aires; y cambiaba el terror por una atmósfera más colorida, aunque inquietante. Asimismo, nos presentaba a Elizabeth, una misteriosa mujer a quien debíamos rescatar y que desafiaba los convencionalismos de las misiones de escolta; la joven, con el poder de abrir brechas interdimensionales, era una valiosa asistente durante los combates y se convertía en la auténtica protagonista —pese a no ser jugable hasta el segundo episodio de la expansión Burial At Sea— de una compleja historia de viajes en el multiverso.

No obstante, Irrational Games no fueron los únicos en desafiar estereotipos; Tomb Raider (Crystal Dinamics), el reinicio de la saga de aventuras de la icónica arqueóloga, dio un cambio radical tanto en el diseño como en las mecánicas, más enfocadas a la supervivencia; Lara Croft lucía un aspecto mucho menos neumático y habilidades más naturalistas. Y no fue la única apuesta que exploraba una mayor humanidad en sus personajes; The Last of Us (Naughty Dog), uno de los títulos más adultos de la compañía, se emplazaba en un apocalipsis zombie en el que se nos motraba que los más peligrosos no siempre son los infectados, sino los humanos cuerdos y despiadados. Este survival horror giraba alrededor de Joel y Ellie y la evolución de su relación paternofilial.

De 2013 destaca la creciente presencia del mercado indieOutlast (Red Barrels), siguiendo la estela de Amnesia: The Dark Descentproponía un survival horror en primera persona en el que el protagonista no tiene habilidades de combate, con lo que su única opción de supervivencia es la huida y/o ocultación; aquí controlamos a Miles Upshur, un reportero que se adentra en un manicomio abandonado para desentrañar una trama de experimentos ilegales. Otro género que despunta y del cual fue pionero Dear Esther es el walking simulator, del que destaca Gone Home, en el que una estudiante de intercambio regresaba a un hogar vacío donde no había nadie para recibirla. 

Esta aventura creaba con su ambientación una atmósfera inquietante, en la que vivíamos una emotiva historia sobre amor y aceptación familiar. Asimismo, la denuncia social fue un tema recurrente en los indies, como muestra Papers Please (Lucas Pope), donde nos poníamos en el papel de un inspector que analizaba los documentos de los inmigrantes que llegan al país, con lo cual decidía quién entraba y quién no. Con el salario ganado, al que se sumaban sobornos y se restaban sanciones, el jugador debía gestionar sus gastos. 

2018, un año de aniversarios Captura de pantalla

De 2013 cabe también destacar los siguientes títulos:

Assassin’s Creed IV Black Flag (Ubisoft)

Ambientado en Caribe durante la Edad de Oro de la Piratería. Su ampliado mundo abierto se centraba en el mar, con la posibilidad de participar en batallas navales y abordar barcos.

Dead Space 3 (Visceral Games)

La última entrega de la saga de terror espacial de Electronic Arts. Este título potenció la acción por encima del miedo, lo cual decepcionó a sus seguidores.

Batman Arkham Origins (Warner Bros)

Con una jugabilidad muy similar a la anterior entrega, esta precuela nos presenta a un Batman menos experimentado. Continúa presente la excelente combinación de acción, habilidades de sigilo y modo detective.

Pokémon X e Y (Game Freak)

La pareja de videojuegos de la longeva saga RPG presentaba 70 nuevas especies, así como la introducción del nuevo pokémon tipo hada, las megaevoluciones y la opción de personalizar a nuestro protagonista.

Super Mario 3D World (Nintendo)

Similar a Super Mario 3D Land, esta aventura combinaba el recorrido en 2D con 3D. En él, podíamos jugar con Mario, Luigi, Toad, Peach y, como desbloqueable, Estela, cada cual con sus propias habilidades.

The Legend of Zelda: A Link Between Worlds (Nintendo)

Este Zelda supuso un cambio en la estructura convencional de la saga; el jugador podía explorar las mazmorras en cualquier orden deseado, y se introducía el inventario de alquiler.

2018, un año de aniversarios Captura de pantalla

Metro: Last Light (4A Games)

Secuela de Metro 2033 e inspirada en la novela Metro 2035 de Dmitry Glukhovsky. En un lúgubre Moscú postapocalíptico, sobreviviremos con nuestro traje y máscara anti radiación mientras hacemos frente a abominables mutantes.

Rayman Legends (Ubisoft)

Esta nueva entrega de la saga Rayman añadía con un mayor número de niveles y fases que se debían resolver siguiendo el ritmo de la música.

Beyond Two Souls (Quantic Dream)

Protagonizado por Ellen Page y Willem Dafoe, vivíamos la historia de Jodie, una joven ligada a un ente espiritual llamado Aiden, y su dificultad a la hora de integrarse en sociedad al mismo tiempo que era entrenada como arma militar. 

2018, un año de aniversarios Captura de pantalla

Don’t Starve (Klei Entertainment)

Un título que mezclaba acción, survival horror y roguelike;  con una fuerte inspiración en el cine de Tim Burton. Debíamos sobrevivir en un mundo tenebroso, donde éramos acosados por criaturas sobrenaturales, al mismo tiempo que nos debíamos mantener saludables y cuerdos.

Dota 2 (Valve Corporation)

El popular título de estrategia en tiempo real se basó en un mod para Warcraft III: Reign of Chaos, que terminó siendo tan popular que Valve lo acabó acogiendo para desarrollar una segunda parte

The Wolf Among Us (Telltale Games)

Aventura narrativa basada en el cómic Fábulas, que nos ponía en la piel de Bigby Wolf, que investiga una serie de asesinatos en Villa Fábula. Según las decisiones del jugador, la trama del juego seguía caminos diferentes. 

Halo: Spartan Assault (343 Industries, Vanguard Games)

La insigne saga de disparos espacial se lanzó para varias plataformas, incluido móviles, para lo cual los desarrolladores tuvieron el desafío de adaptar el título a la pantalla táctil mientras mantenían su espíritu.

God of War Ascension (Santa Monica Studios)

Kratos se enfrentaba a sus propios remordimientos tras asesinar a su propia familia. Las enemigas principales eran las Furias, diosas de la conciencia, con las que Kratos se enfrentaba para lograr el perdón. 

2018, un año de aniversarios Captura de pantalla

Ryse: Hijo de Roma (Crytek)

Un hack and slash emplazado en una alternativa Roma Antigua y protagonizado por el general Marius Titus. A los componentes clásicos del género, el juego añadía secuencias en las que el jugador debía dirigir un ejército. 

Lego Marvel Super Heroes (TT Games)

En un universo Lego, los súper héroes de Marvel se enfrentaban al Doctor Muerte. Además de secuencias de acción, el jugador debía resolver puzzles usando piezas Lego del entorno.

Slender: The Arrival (Blue Isle Studios)

Un survival horror donde la principal mecánica es la huida y tácticas de escondite. Nuestro némesis era Slenderman, la perturbadora leyenda urbana de la era Internet. 

Starcraft II: Heart of the Swarm (Blizzard Entertainment)

En esta expansión, nos poníamos en la piel de Sarah Kerrigan, después de que volviera a su forma humana, quien buscará venganza contra Arcturus Mengsk.



 

2008, hace 10 años: GTA IV, Metal Gear Solid 4, Bioshock Infinite...

En 2008 comenzó la popularidad de los indiesBraid (Jonathan Blow) marcó un antes y un después para el mercado, y demostró que un título independiente podía poseer calidad, así como explorar narrativas y conceptos de jugabilidad diferentes. Este título mezclaba puzzles, plataformas y control del tiempo mientras planteaba un desafío exigente con una brillante estética colorida. La historia se planteaba como el clásico cliché de la damisela en apuros, pero con un final que desafiaba dicho convencionalismo y para cuya narración se utilizaron las propias mecánicas del juego de forma inteligente.

El mercado comercial exploró géneros clásicos al que añadió nuevos enfoques. Es el caso de Mirror’s Edge (EA Digital Illusions), un plataformas en primera persona nos desplazábamos por la ciudad mediante parkour. Su protagonista era Faith, quien se dedicaba a transmitir mensajes por vía ilegal en una distopía donde toda la comunicación está vigilada por el gobierno. No fue el único título llamativo de Electronics Arts; que exploró el terror espacial con Dead Space (EA Redwood Shores), un título de disparos inspirado en Alien y Horizonte Final y que sorprendió con una interfaz en la que todos los indicadores de salud y munición estaban integrados en el mismo juego, huyendo así del clásico HUD, con lo que la inmersión se vio acentuada. Fue el año, también, en el que pudimos ver una entrega deseada por todos y que intentaba cerrar el complejo argumento de su saga: Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots, una manera de reinar en el sigilo con una carga narrativa poderosa como pocas.

2018, un año de aniversarios Captura de pantalla  

Llegó Fallout 3 (Bestheda), la esperada tercera entrega de la saga RPG post-apocalíptica de cultoSe cambió la perspectiva isométrica por la tercera y primera persona, a elección del jugador, y presentaba unos gráficos cuya calidad de detalle era más contemporánea. En este, huíamos de un refugio antinuclear en busca de nuestro desaparecido padre. La sensación de soledad en el hostil Yermo era mayor, y no faltaba la nostalgia por los años 50 de una ficticia era pre-nuclear, ni las innumerables referencias a la cultura popular. En cuanto al RPG, nos llegó otro interesante título desde Japón, Shin Megami Tensei: Persona 3 (Atlus), que combinaba el rol clásico con un simulador de vida escolar. 

En cuanto a 2008, también nos marcaron los siguientes títulos: 

Call of Duty: World at War (Treyarch)

La aclamada saga bélica de disparos, con un tono más crudo, nos sitúaba en una Segunda Guerra Mundial que incluía elementos fantásticos, de los cual cabe destacar el modo Nazi zombies.

Grand Theft Auto IV (Rockstar Games)

Niko Bellic, veterano de guerra de Europa del Este, viajaba a Liberty City en pos del sueño americano para acabar sumergido en el mundo criminal. Con un mundo abierto y una libertad de exploración muy mejorados, la crítica acogió con entusiasmo esta nueva entrega.

2018, un año de aniversarios Captura de pantalla

Left 4 Dead (Valve Software)

Cuatro supervivientes de un holocausto zombie debían enfrentarse a las hordas de infectados. Incluía modos de juego solitario, cooperativo y competitivo. En este último, podíamos jugar como infectados.

Command & Conquer: Red Alert 3 (Electronic Arts)

En una ucronía donde la Segunda Guerra Mundial no sucedió, nos embarcamos en un conflicto bélico entre Estados Unidos, Japón y la Unión Soviética. Cargado de humor y elementos fantásticos, Tim Curry y George Takei dieron vida a los líderes de la URSS y el Imperio del Sol Naciente, respectivamente.

Burnout Paradise (Criterion Games)

Este arcade de automovilismo se trasladaba a Paradise City e incluía mejoras como la conducción nocturna o la incorporación de motocicletas. 

Super Smash Bros. Brawl (HAL Laboratory, Game Freak, Konami, Intelligent Systems, SEGA)

Solid Snake y Sonic se unían al elenco de luchadores de este atolondrado juego de lucha que reunía a cuatro oponentes en el ring. 

Civilization Revolution (Firaxis Games)

Estrategia por turnos donde podíamos controlar a cualquier civilización desde la Prehistoria hasta el futuro próximo. Mostraba una mezcla interesante de elementos históricos y fantásticos.

Bloom Box (Electronic Arts)

Steven Spielberg participó en el desarrollo de este título de puzzles basados en la física.

Sins of a Solar Empire (Ironclad Games)

En este título de ambientación espacial manteníamos nuestro propio imperio mientras conquistábamos otros sistemas solares mediante estrategias militares, económicas y diplomáticas. Se define como un RT4X, subgénero que mezcla la estrategia en tiempo real con la construcción de imperios.

Spore (Maxis)

Un simulador de vida y estrategia, en el que el jugador crea su propia especie desde su primer organismo unicelular hasta la conquista del espacio. La personalización de personajes ofrecía una vasta amplitud de posibilidades. 

Battlefield Bad Company (Digital Illusions CE)

Shooter de fantasía bélica, donde nos ponemos en la piel de un soldado del pelotón Bad Company, que se embarca en una misión suicida contra la Federación Rusa.

Lego Batman: El Videojuego (TT Games)

El universo Batman, con un tono más humorístico, era trasladado al mundo Lego, donde se combinaba la acción con puzles de construcción. 

 


 

2003, hace 15 años: KOTOR, Max Payne, Silent Hill 3...

Nokia lanzó la N-Gage, un dispositivo que combinaba videoconsola y teléfono móvil y que buscaba competir contra la Game Boy Advance. Resultó ser un fracaso comercial debido, principalmente, a la carencia ergonomía de su función telefónica.

En cuanto a videojuegos, surgieron propuestas interesantes que se recuerdan con cariño a día de hoy, como Beyond Good and Evil (Ubisoft), un título de culto basado en una distopía intergaláctica. En él controlábamos a la reportera Jade, que durante uno de sus trabajos investigaba una conspiración gubernamental. El juego combinaba secuencias de acción, puzzles y sigilo; al mismo tiempo que transmitía un mensaje valioso sobre la paz, la integridad profesional y el respeto a la naturaleza. Años más tarde, fue remasterizado para PlayStation 3 y su segunda parte se espera para 2018. 

En 2003 fue el regreso de un clásico de las plataformas: Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo (Ubisoft), que reinventó por completo la saga. Presentaba una historia más compleja y a Farah, una compañera que nos asistía en combate y puzles. Las arenas a las que hace referencia el título consistían en un artilugio que nos permitía volver atrás en el tiempo para repetir algún salto fallido. 

Llegaron secuelas que dejaron su franquicia en muy buena posición, como  Max Payne: The Fall of Max Payne (Remedy Entertainment, RockStar), la continuación del primer Max Payne, este título de disparos de temática noir combinaba las secuencias de acción con el tiempo bala, y su historia se narraba mediante una novela gráfica integrada en el mismo juego. Mona Sax cobraba más relevancia en esta segunda parte. En cuanto al terror, Silent Hill 3 (Konami) nos situaba diecisiete años más tarde de los eventos del primer juego; Heather Mason debe viajar a Silent Hill para resolver misterios sobre sí misma. Con la atmósfera e imaginería terrorífica que define la saga, Heather se presentaba como un personaje más resuelto que el resto de protagonistas, cuyo carácter era más apagado y sombrío.

2018, un año de aniversarios Captura de pantalla

Star Wars: Caballeros de la Antigua República (BioWare) honraba la exitosa space opera con un RPG que se ha convertido en uno de los más apreciados por sus seguidores, y su sistema de combate acabaría inspirando a los Dragon Age. En este título, un amnésico soldado de la República se ve envuelto en un ataque Sith en su propia nave y, al mismo tiempo que preparara la contraofensiva, debe desentrañar su propia historia. Del universo espacial de George Lucas, también llegó Star Wars Galaxies (Sony Online Entertainment), un videojuego de rol multijugador cuyos servidores oficiales fueron cerrados en 2012 para dar paso a Star Wars: The Old Republic.

De 2003 no podemos olvidar esta serie de títulos:

Command and Conquer: Generals (Aspyr Media, Electronic Arts)

El clásico estrategia en tiempo real nos planteaba un futuro cercano en el que Estados Unidos y China entran en conflicto. En él podíamos controlar a dichas facciones o a al Ejército de Liberación Global, perteneciente a Oriente Medio. Fue prohibido en China y Alemania por cuestiones políticas. 

SimCity 4 (Maxis)

La secuela del mítico simulador de construcción y gestión de ciudad, con varios modos de juego que nos permitían invocar desastres naturales, gestionar la infraestructura, diseñar habitantes y seguir su día a día, al igual que en Los Sims.

Age of Mythology: The Titans (Ensemble Studios)

Expansión a Age of Mythology que añadía la civilización de los atlantes, que adoraban a los titanes, quienes gobernaban el mundo antes de su guerra contra los dioses olímpicos. 

Need for Speed Underground (EA Black Box)

El primero en ofrecer una historia guionizada a este arcade de automovilismo y una personalización con diversas opciones estéticas. La trama gira alrededor de pilotos callejeros que compiten durante la noche.

Worms 3D (Team17)

La afamada saga de estrategia militar dio un salto al 3D, que ofrecía más libertad de movimiento y de táctica.

EVE Online (EVE Online)

Un título que combinaba la estrategia en tiempo real con el RPG multijugador masivo. Los jugadores viajaban por la galaxia en sus naves mientras cumplían misiones, recolectaban recursos y comerciaban.

Mario and Luigi SuperStar Saga (Nintendo)

Secuela de la línea RPG de Mario; su sistema de batalla se centraba en la sincronización de los personajes y la elaboración de ataques potentes y sofisticados.

2018, un año de aniversarios Captura de pantalla

 


 

1998, hace 20 años: Ocarina of Time, Metal Gear Solid, Baldur's Gate...

Dreamcast, la última consola de Sega, fue lanzada en Japón y llegaría a Occidente un año después. En cuanto a videojuegos, galardonado por muchos medios como juego del año, tuvimos Half-Life (Valve Corporation), la aventura de disparos en primera persona de Gordon Freeman que conquistó por su temática de ciencia ficción, su narrativa y su realismo en las mecánicas. Se trataba de un título sin cinemáticas, en el cual el jugador presenciaba en primera persona todo el desarrollo de la trama. Otro título que fue muy elogiado —y a día de hoy lo sigue siendo— por su elaborada historia, así como por sus carismáticos personajes y unas mecánicas que priorizaban el sigilo, fue Metal Gear Solid (Konami). En él, Solid Snake, un soldado especial, se infiltraba en una base armamentística nuclear para frustrar los planes terroristas de FOXHOUND.  Para muchos, la gran obra de Kojima y uno de los mejores juegos de PSX. El terror también tuvo un referente importante: Resident Evil 2 (Capcom), que hizo un uso muy sabio de la cámara fija para crear tensión en el jugador, el cual se guiaba por los sonidos para averiguar qué peligros le esperaban a continuación. Aquí, Leon Kennedy y Claire Redfield se veían atrapados en un holocausto zombie que acaba de estallar en la ciudad de Raccoon City, a través de ellos seguíamos un hilo narrativo diferente, según con cuál de ellos empezáramos la partida.

El RPG vivió un nuevo auge en PC con Baldur’s Gate (BioWare, Black Isle Studios), que revivió el género para ordenador. Se trataba de un título inspirado en Los Reinos Olvidados, de R.A. Salvatore y que ofrecía un sistema de combate basado en la segunda edición de Advanced Dungeons And Dragons. Black Isle Studios, a su vez, nos trajo Fallout 2, la segunda entrega de una saga RPG post-apocalíptica que presentaba un mapa mayor e introducía un indicador de Karma que determinaba la moralidad del personaje, así como un rango de reputación para cada localización que visitáramos. Nintendo, por su lado, mantuvo el género para Nintendo 64 con un Zelda que hoy en día es considerado no sólo como uno de los mejores de la saga, sino de la historia de los videojuegos: Zelda: The Ocarina of Time, donde la música se conviertía en una mecánica esencial que aportaba creatividad al diseño. En su primera aventura 3D, nuestro héroe viajaba a través del tiempo para  derrotar a Ganondorf definitivamente. Se convirtió en uno de los mejores juegos de la historia gracias a como desarrolló el concepto de las aventuras 3D, con mecánicas que todavía hoy son contemporáneas y dando pasos al frente enormes respecto a otros, como Mario 64, que ya habían abierto camino anteriormente.

2018, un año de aniversarios Captura de pantalla

1998 estuvo lleno de títulos que aún recordamos con cariño, de los cuales destacamos:

Tomb Raider III (Core Design)

Lara Croft regresaba con una notable mejora gráfica, gracias a un motor optimizado, y una mayor relevancia de los puzzles. 

Oddworld: Abe’s Exoddus (Oddworld Inhabitants)

Abe continuaba al rescate de sus compañeros Mudokons esclavizados, que presentaban diferentes estados de ánimos en los que influíamos según la frase que les dirigíamos.

StarCraft (Blizzard Entertainment)

Tres especies —Terran, Zerg y Protoss— se disputan el control del Sector Koprulu de la galaxia en este estrategia en tiempo real de ciencia ficción espacial. Es considerado todo un referente del género.

Thief: The Dark Project (Looking Glass Studios)

Este título de acción y estrategia de ambientación medieval controlábamos al ladrón Garrett. Fue el primer videojuego de sigilo en incorporar la luz y el sonido en las mecánicas.

Grim Fandango (Lucas Arts)

Aventura gráfica de culto basada en la mitología mexicana, en la que no faltaba el tono cómico insigne de la compañía y los puzzles disparatados.

2018, un año de aniversarios Captura de pantalla  

Crash Bandicoot 3: Teletransportado (Naughty Dog)

La última entrega de la saga principal de la mascota de Sony y considerado el mejor de los Crash iniciales.

Street Fighter 3 Alpha (Capcom)

Con 30 luchadores, formados por el elenco de Street Fighter II y Alpha más algunos nuevos. En la partida podíamos escoger cualquiera de los estilos de lucha presentados en sus predecesores. También se introducía la barra de guardia.

The King of Fighters 98 (SNK)

La edición especial de la saga reunió de nuevo a todos los luchadores de la trayectoria, incluso a los que habían muerto según la historia cánon.

 


 

1993, hace 25 años: DOOM, Myst, Link's Awakening...

Sega CD, la consola con la que Sega dio el salto al disco, llegó a Europa. LucasArts nos continuó obsequiándonos con aventuras gráficas de las cuales cabe destacar dos ingredientes básicos: su comicidad y sus puzzles disparatados. Así, tuvimos Day of the Tentacle,  la continuación de Maniac Mansion en la que tres estrafalarios estudiantes viajaban a través del tiempo para evitar que Tentáculo Morado domine el mundo. Volcado al humor negro y la sátira, teníamos Sam & Max Hit the Road, inspirado en el cómic On the Road y donde los detectives Sam y Max iban en busca de un pies grandes desaparecido.

A tenor de los point & click humorísticos, Adventure Soft sorprendió con Simon The Sorcerer, el cual destacó por sus gráficos y sus parodias sobre los cuentos de hadas y El Señor de los Anillos. En contraposición, y con un tono más serio, Robyn & Rand Miller lanzaron Myst, una aventura gráfica en primera persona inspirada en La Isla Misteriosa, de Julio Verne y que se convirtió en todo un referente de la inmersión. 

El género de disparos, cuyo pionero fue Wolfenstein 3D en 1991, tuvo un referente más en 1993: Doom (id Software), el cual fue muy polémico por su contenido violento. En él, un marine debía hacer frente a las hordas demoníacas liberadas en Fobos, el satélite marciano.

Nintendo, por su parte, llevó a Zelda a la GameBoy con The Legend of Zelda: Link’s Awakening, el cual fue el primero en situarse fuera de Hyrule y el que introdujo la habilidad de salto para Link. Pese a la ausencia de colores en sus gráficos, la crítica elogió la complejidad del juego y su adaptación a las consolas portátiles. Se le considera uno de los mejores títulos de todos los tiempos. 

2018, un año de aniversarios Captura de pantalla

En 1993 nacieron, asimismo, los siguientes títulos dignos de mención:

Kirby’s Adventure (HAL Laboratory)

Kirby estrenaba su poder copiar habilidades de sus enemigos. Exprimió al máximo la capacidad de la NES, donde utilizaba 6 megabits de memoria.

Mortal Kombat II (Midway Games)

La secuela del polémico título de lucha venía con una jugabilidad más refinada y nuevos personajes. A los fatality se le sumaban los friendship y babality.

Secret of Mana (Squaresoft)

En Japón se lanzaba este RPG, que proponía un sistema de combate en tiempo real, al estilo de los Zelda, en contraposición de los títulos de género, basados en las batallas por turnos.

Battletoads & Double Dragon: The Ultimate Team (Rare)

Beat’em up que reunía en un mismo título el universo de Battletoads con Double Dragon

Mega Man X (Capcom)

Después de superar una primera fase, podíamos resolver los ocho niveles restantes en el orden deseado.

Golden Axe III (AM7)

La última entrega de este beat'em up de alta fantasía se lanzó en Japón.

Dragon Ball Z: Super Butoden 1 y 2 (Bandai)

El venerado shonen fue llevado a las consolas con dos títulos de lucha que recogían el arco de Célula y los androides.

2018, un año de aniversarios Captura de pantalla

X-Men (Sega)

Un virus infecta la Sala de Peligro de la Mansión X. En este beat’em up, podíamos escoger entre Lobezno, Cíclope, Gambito y Rondador Nocturno; cada uno de ello con habilidades y poderes propios.

Kirby’s Pinball Land (HAL Laboratory)

En un pinball virtual, Kirby hacía las veces de bola, con la que atacábamos a enemigos hasta llegar a la parte superior de la mesa, para enfrentarnos al jefe de cada nivel.

Super Mario All Stars (Nintendo)

Recopilación de los títulos de Mario lanzados en NES, remasterizados para la generación 16-bit.

DuckTales 2 (Capcom) 

Tío Gilito va en busca de un tesoro a través de diferentes regiones. Podíamos completar los niveles en cualquier orden deseado, y con el bastón, además de atacar, podíamos resolver puzles.

CoolSpot (Virgin Games)

La mascota de 7UP protagonizaba este título de plataformas de humor fresco, donde atacábamos a nuestros enemigos con burbujas y rescatábamos a nuestros compañeros.

Lemmings 2: The Tribes 

La continuación del primer juego venía con 51 nuevas habilidades para guiar a los lemmings a la salida, con respecto a las 8 del juego original.

Star Wars X-Wing (LucasArts)

En este simulador espacial, pilotábamos cazas estelares en batallas espaciales previas y paralelas a los hechos de Una Nueva Esperanza. 

Super Star Wars: The Empire Strikes Back (Sculpture Software, LucasArts)

El run and gun basado en El Imperio Contraataca, donde manejábamos a Luke, Han Solo y Chewbacca, añadía un arma secundaria para cada personaje.

Rocket Knight Adventures (Konami)

Este plataformas protagonizado por Sparkster, una zarigüeya caballero, combinaba niveles de scroll horizontal y acción con fases en las que pilotamos un robot contra el jefe final. Destacó durante el auge de las mascotas en videojuegos.

The Chaos Engine (The Bitmap Brothers)

Run and gun de ambientación steampunk, inspirado en la novela La máquina diferencial, de Willian Gibson y Bruce Stirling. Dos mercenarios debían cooperar en su misión, y las mecánicas potenciaban el trabajo en equipo.

Super Street Fighter II (Capcom)

Cammy, Fei Long, Thunder Hawk y Dee Jay se unían al elenco clásico, con sus propias historias y escenarios.

2018, un año de aniversarios Captura de pantalla

Sonic The Hedgehog CD (Sonic Team)

Los viajes en el tiempo se añadían a la mecánica clásica de los Sonic; cada zona presentaba cuatro líneas temporales diferentes.

Land of Illusion (Sega)

Mickey Mouse viaja a un mundo de cuento de hadas y debe recuperar un cristal mágico para restaurar la felicidad en el reino.

Virtua Fighter (Sega-AM2)

El primer título de lucha con gráficos poligonales en 3D, que además incluía técnicas de combate realistas.

Star Fox (Argonaut Software)

Este shoot’em up espacial protagonizado por animales antropomórficos fue el primer título de Nintendo en usar gráficos poligonales.

Aladdin (Virgin Games, Disney Software)

Este plataformas repasaba la historia de la homónima película de Disney. Ha sido el tercer título para SEGA con mayor éxito de ventas. 

Alone in the Dark 2 (Infogrames)

Esta secuela cambiaba la ambientación lovecraftiana por la magia negra, los gángster y los piratas.

Zombies Ate my Neighbours (LucasArts)

Run and gun cómico donde dos adolescentes debían rescatar a sus vecinos de hordas de enemigos procedentes del cine de terror clásico.

Shinobi III

La secuela de este plataformas de temática ninja había relajado su dificultad y presentaba una acción más fluida.

 


 

1988, hace 30 años: Final Fantasy II, Mega Man II, Snatcher...

Sega Mega Drive, la consola con la que SEGA daba el salto a la generación 16-bit, fue lanzada por primera vez en Japón. Las recreativas, por su lado, vivían una época en la que el beat'em up era un género muy popular, tan adictivo como exigente. Capcom lanzaba para esta última plataforma Ghouls and Ghosts, secuela de Ghosts and Goblins con los mismos ingredientes de su predecesor: un desafío a un ritmo trepidante con una ambientación tétrica aunque simpática. Con una atmósfera que giraba alrededor de un siniestro Inframundo y un añadido grecorromano, teníamos Altered Beast (SEGA) un donde un centurión liberaba sus poderes metamórficos para enfrentarse a los jefes finales. También volvía a las recreativas la saga Double Dragon, referente del género, con Double Dragon II: The Revenge (Technōs Japan) que incluía un mayor catálogo de movimientos y un planteamiento más dramático, ya que, en lugar de rescatar a una dama, debíamos buscar venganza por su cruel asesinato. En las recreativas niponas nacía Ninja Gaiden (Tecmo), que dio inicio a una longeva saga de acción. 

Por su parte, Mario, el entrañable fontanero y mascota de Nintendo, continuó forjándose el cariño de los jugadores con Super Mario Bros 2, donde el jugador podía escoger entre Mario, Luigi, Toad y Peach; quienes durante un sueño viajan al reino de Subcon, el cual deben liberar del tirano Wart. Este argumento, que se diferenciaba del tópico de rescatar a la princesa —habitual en la saga— se debe a que Super Mario Bros 2 nació de la adaptación de Yume Kōjō: Doki Doki Panikk, otro título japonés del que rescataron sus diseños. El primer Super Mario Bros 2 no había gustado a Nintendo América, que consideró su dificultad demasiado extrema, con lo que decidieron reformular el proyecto.

2018, un año de aniversarios Captura de pantalla

En 1988 también surgieron títulos dignos de mención, como los que indicamos: 

Final Fantasy II (Squaresoft)

La segunda entrega del aclamado RPG fue lanzada en Japón. No llegaría a Occidente hasta años después.

Dragon Warrior III (Chunsoft)

El tercer Dragon Quest fue lanzado en Japón. Llegaría a Occidente años más tarde.

Mega Man 2 (Capcom)

El primer Mega Man en utilizar el sistema de contraseñas para mantener el progreso en el juego. 

Who Framed Roger Rabbit? (Buena Vista Software)

Basado en la película homónima, el juego sorprendía por sus gráficos y su jugabilidad ágil.

Battle Chess (Interplay)

Ajedrez donde los movimientos de las piezas eran animados. 

The Battle of the Olympus (Infinity)

Inspirado en la mitología helénica, este título añadía al género de plataformas elementos RPG.

Advanced Dungeons and Dragons: Heroes of the Lance (U.S Gold)

Este beat’em up se inspiraba en la Dragonlance con bastante fidelidad.

Wasteland (Interplay)

Este videojuego de rol post-apocalíptico inspiraría años más tarde a la saga Fallout.

Snatcher (Konami)

Kojima lanzó esta interesante aventura de ambientación cyberpunk, inspirada en Blade Runner y Terminator.

2018, un año de aniversarios Captura de pantalla

1983: La crisis del videojuego

Varias empresas dedicadas al videojuego, como Atari, fueron a la quiebra debido a diversos factores, como la saturación del mercado, la ausencia de control por parte de las compañías sobre los juegos publicados en sus plataformas y la competencia contra los ordenadores personales. El fracaso del videojuego de ET y de la adaptación de Pac-Man para consolas fueron dos sucesos muy representativos de esta crisis. 

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana