El Juego del Verano

Minireport

El Juego del Verano Captura de pantalla

El juego del verano

La época estival acostumbra a ser tranquila en el mundo de los videojuegos. Siempre hemos tenido algún lanzamiento interesante y a finales de agosto acostumbraba a salir algún nombre imponente (sin ir más lejos, el año pasado llegaba la nueva entrega de Deus Ex). Pero lo de este julio y agosto ha roto todas las previsiones, confirmando de paso que 2017 no está siendo para nada un año cualquiera. Vista la gran cantidad de grandes nombres que han aparecido, hemos decidido escoger el juego del verano –como sustitutivo del clásico artículo el juego del mes que sale cada 30 días- donde ponemos encima de la mesa quién apunta a la batalla por el GOTY de entre los lanzamientos de estos dos últimos meses.

No ha sido fácil porque calidad y cantidad ha habido. Como si no se tratara de un verano al uso. Hay algunos nombres que no encontraréis entre los nominados. Son los de Yakuza Kiwami y Mario+Rabbids: Kingdom Battle. El motivo es que ambos juegos salieron a la venta el 29 de agosto y meterlos a competir sin que la mayoría de redactores no haya podido jugarlos a fondo no nos parece justo. Entrarán en el Juego de septiembre. Otros juegos que han quedado fuera de las nominaciones aunque vale la pena echarle un ojo: Observer, Sundered, Secret World Legends o Accel World vs Sword Art Online.

En todo caso: estos son los nominados y el ganador a mejor juego del verano tras la votación entre miembros de redacción y colaboradores de Meristation. ¿Cuál habríais escogido vosotros?

Agents of Mayhem

Volition está de vuelta. Y lo hace tras haber conquistado al mundo con sus desenfadados y gamberros Saints Row. Esta vez querían cambiar el registro y probar cosas distintas: Agents of Mayhem es el resultado. Una nueva propiedad intelectual que toma lo mejor de su anterior obra y añade mecánicas de acción mucho más depuradas y precisas. Es un juego de acción en tercera persona en un mundo abierto pero sin las características de un sandbox, ni tampoco sus pesares. Carácter desenfadado, gran posibilidad de personalización y mucho contenido. Es cierto que es algo repetitivo en secundarias y no es tan incorrecto políticamente hablando como sus predecesores, pero es un notable acercamiento y un buen punto de partida.

The End is Nigh

The End Is Nigh (NSW) Captura de pantalla

Los creadores de Super Meat Boy querían volver a probar las mieles del éxito. No era fácil porque el género plataformas ha explotado en la escena indie con grandes propuestas, pero con The End is Nigh han conseguido volver a mirar hacia arriba. Muy arriba. Un título que recoge lo bueno de su predecesor, lo pasa por un filtro más actual y crae una experiencia jugable pero sobre todo rejugable como pocas. No ha hecho mucho ruido pero llega cargado de contenido, con un componente aventurero que sienta a la perfección y un modelo de niveles interconectado que vale la pena ver. Es cierto que tiene picos de dificultad extremos, pero para eso está la práctica: para superarnos como jugadores.

Pyre

SuperGiant es una de las compañías indie de mayor prestigio actualmente. Creadores de joyas como Bastion o Transistor, esta vez probaron con algo mucho más arriesgado que, además, se ha convertido en su mejor trabajo y en una de las propuestas independientes más contundentes de los últimos años. Hablamos de Pyre, un juego que mezcla fantasía, narrativa, RPG y deporte como nunca antes habíamos visto.  Es un título que rompe convicciones con una unión de propuestas perfectamente encajada, con un componente competitivo impresionante y un desafío creciente a cada paso. La conexión memorable con los personajes, el hecho de que no haya marcha atrás en nuestros actos, victorias y derrotas y el acabado audiovisual hacen el resto. Un imprescindible.

Hellblade

Hellblade probablemente para muchos no es el mejor juego de Ninja Theory, pero lo que es seguro es que es el título más valiente de la compañía. Proyecto seguido con interés desde hace tiempo que se mete de lleno en la mente de una guerrera celta con un grave trastorno psicótico y que te envuelve en sus miedos y pesadillas. A veces walking simulator, otra con toques de puzles interesantes y con un combate lejos del nivel mostrado por la compañía con DMC. No es el título que más brilla a nivel jugable, pero sí lo hace en su narrativa, en su sonido y en un desarrollo repleto de sorpresas y de momento que  atrapan al jugador. No es para todos, pero sí todos deberían darle una oportunidad.

Splatoon 2

Splatoon 2 estaba llamado a ser, desde el primer momento de su anuncio, uno de los grandes títulos del primer año de Switch. Y así se ha confirmado con su llegada durante el mes de julio. No es la secuela más atrevida e innovadora del mundo, pero usando la base de la primera parte sabe aplicar mejoras y consolidarse como una IP de futuro en Nintendo. Un multijugador que es un vicio, con nuevos modos y mapas mucho más variados. Decenas y decenas de desbloqueables, una campaña más extensa y mejorada, cooperativo en misiones y, en definitiva, una manera de pensar un shooter “muy a lo Nintendo”. De los juegos que te atrapan y siempre quieres hacer una partida más antes de dejarlo. Lástima de sus limitaciones a nivel comunicativo y ciertos elementos (como no cambiar de arma entre partidas) que no tienen sentido.

Uncharted: El Legado Perdido

Ha sido una lucha reñida entre el nuevo título de Naughty Dog y el vencedor del mes, pero finalmente Chloe no ha podido estrenar su protagonismo en la saga con un galardón a mejor juego del verano. Aunque motivos no le faltaban: estamos ante el primer spin-off de la saga que se olvida por completo de Drake y apuesta fuerte por una aventura colorida y con mucho ritmo de la mano de esta cazadora de tesoros y de Nadine, la mercenaria que conocimos en Uncharted 4. El título mantiene la base de la anterior entrega, aunque ofrece un nivel de mundo abierto mucho más compacto y entretenido y se basa más en puzles, algunos de ellos muy interesantes. No faltan tiroteos, plataformas… Y todo el multijugador de Uncharted 4. Una apuesta segura que ha tenido mucho apoyo en las votaciones.

El Juego del Verano: Sonic Mania

El Juego del Verano Captura de pantalla

El juego del verano finalmente ha caído para Sonic Mania. En las votaciones consiguió la mayoría y no es para menos: estamos ante el retorno por todo lo alto del erizo que tan bien nos lo hizo pasar durante la década de los noventa. Han tenido que ser unos fans quienes hayan recuperado el prestigio de un personaje que si bien había sacado juegos notables (Generations, Colours) no había llegado a la excelencia de la era MegaDrive hasta ahora. ¿Cómo lo ha conseguido? Convirtiéndose en el ‘verdadero’ Sonic 4 con gráficos y música que son pura nostalgia, niveles míticos rescatados del olvido y nuevos niveles y mecánicas que encajan perfectamente. Una mezcla entre pasado y presente poderosa, con un diseño memorable en muchos momentos y altamente rejugable. Extras para desbloquear, partidas con distintos personajes, contrarreloj, competición con un amigo… Sonic ha vuelto y Mania es, como punto de partida, una gran noticia para el género 2D. Veremos hacia dónde va en el futuro, pero el presente nos deja uno de los mejores Sonic.

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana