Cinco razones para probar Warframe

Minireport

Cinco razones para probar Warframe

Warframe es una propuesta curiosa, alejada de los focos de los grandes nombres Triple A y de los títulos referentes de la industria pero con una enorme base de usuarios detrás. Siempre presente en el Top 10 de lo más jugado en Steam, el título de acción en tercera persona de Digital Extremes mantiene también dos caras radicalmente diferentes en términos de recepción. Apenas tiene análisis en Metacritic (63 de media con 9 reviews) pero en Steam tiene un 91% de análisis positivos con casi 150.000 acumulados en la plataforma de Valve. ¿Qué lo hace tan adictivo para el jugador?

El título salió en 2013, pero cuatro años después solo ha hecho que evolucionar, crecer y expandirse. Nos encontramos ante un juego que basa su principal éxito en el PVE. Acción en tercera persona y cooperativa en la que un jugador, una vez tiene a su primer Warframe, empieza a encontrarse con una ingente cantidad de misiones, tareas secundarias y un sistema de progreso profundo como pocos.  Para quienes desconozcan el título, el formato de aventuras podría asemejarse a Destiny (más bien es al revés): vamos a un lugar para realizar una tarea, recolectamos recursos, completamos desafíos que nos da experiencia y hacemos caja con loot de todo tipo (armas, equipo, etc.) que luego podemos usar. Todo en formato cooperativo con amigos o jugadores de todo el mundo –siempre hay alguien- y con un sistema de juego preciso y ágil: los waframe son veloces, muy versátiles y responden a un sistema de tiroteos ejecutado de manera perfecta. Intensidad, velocidad y ritmo son palabras que definen la experiencia de juego.

Por esto, y porque acaba de salir la expansión Plains of Eidolon, queremos repasar cinco razones por las cuáles vale la pena probar Warframe hoy mismo. En la plataforma que sea (en consolas la expansión no está activa todavía.

1.- Gratuito y con una ingente cantidad de contenido

Warframe es un título de entrada gratuita, Free to Play. Eso significa que solo necesitas crearte una cuenta, bajarte el juego y empezar a jugar. A diferencia de otros F2P bastante más agresivos, el juego de Digital Extremes ofrece una cantidad ingente de contenido por realizar durante decenas de horas… sin poner ni un euro. Iremos visitando planetas con misiones de todo tipo (oleadas, encontrar objetivos, escoltar a NPC, acabar con jefes finales), recolectando nuevo equipo y material que nos permitirá hacernos más fuertes, completar tareas extras y acceder a nuevas misiones.

¿Significa eso que el modelo de compras integradas es menor? No. El título vive del platino, una concurrencia que solo se puede comprar pagando con dinero real. Pero es cierto que todo lo que son warframes (personajes), armas, recursos y equipo se puede conseguir jugando. De manera lenta, pero está ahí. Y cuenta con un añadido que rompe la idea de que solo pagando se puede progresar más rápido: el juego permite intercambiar y vender objetos –loots que te tocan en las misiones- para que otros usuarios los compren con platino. Así que la moneda del juego también está accesible con nuestro tradeo dentro del mismo.

Warframe (PC) Captura de pantalla

2.- Extrema variedad y personalización

Warframe no cuenta con tres clases de héroes, sino que tiene una ingente cantidad de personajes disponibles. Actualmente hay 34 tipos de personaje para escoger. Cada uno de ellos cuenta con cuatro habilidades especiales que difieren claramente las unas de las otras, además de habilidades pasivas. Se consiguen haciendo crafteo de materiales dentro del juego o pagando por ellos, y vale la pena detenerse en mirar lo que ofrecen. Hay warframes que solo se basan en un juego melé, con combos y ataques cuerpo a cuerpo como si de un hack and slash se tratara. Otros funcionan mucho mejor a larga distancia, otros son más equilibrados… La gracia del título es que no te encasillas en un personaje hasta el infinito, sino que siempre tienes nuevas maneras de afrontar las misiones.

A ello se le añade una gran cantidad de armas de todo tipo (primarias, secundarias y melé) que también empujan a recolectar en su variedad para usar la que toque en cada momento (daño físico, por elementos).  Pasa lo mismo con el equipo y los objetos que nos vamos encontrando, necesarios para craftear nuevos objetos o mejoras. La clave para entender la profundidad jugable de Warframe está en los mods, el sistema de subida de warframes, armas, extras y demás (hay más de 800).

Warframe (PC) Captura de pantalla

Cada arsenal disponible permite ser equipado y mejorado mediante los mods, cartas con bonificaciones que, una vez combinados entre sí, pueden potenciar las características de cada warframe o arma. Por defecto, una vez subimos el arma a nivel máximo (30) podremos introducirle una cantidad limitada de mods. Pero la rejugabilidad de Warframe sale a la luz cuando descubrimos que podemos reiniciar su nivel para empezarlo de 0 y volverlo a subir a nivel 30 con el fin de que nos quepan más y mejores mods. Las posibilidades de personalización de cada uno de los elementos que componen nuestro equipo, por tópico que suene, son literalmente infinitas.

3.- Cooperativo y rejugable

La vertiente cooperativa es la que hace que el juego brille y persista en el tiempo durante tantos años. Las misiones se pueden jugar con desconocidos o con amigos, y siempre hay alguien preparado para hacer esa misión que necesitas emprender, aunque seas novato, lleves dos horas y estés en el primer planeta. Esta vitalidad hace que su puerta de entrada sea sencilla, sobre todo porque también permite compartir misiones con jugadores de nivel superior. Además, por su carácter recolector –crear objetos, mejoras y demás es el día a día entre misiones- y por la particularidad de la gran cantidad de warframes disponibles –cuando subamos uno no habremos hecho nada más que empezar, porque siempre habrá otros tipo de personaje que subir y mejorar- hacen que revisitemos la variedad de misiones en búsqueda de nuevos recursos.

4.- En constante actualización

Warframe es un proyecto vivo y cambiante que no ha parado de crecer desde su arranque. Es cierto que como título inicial en 2013 estaba algo verde, pero actualmente tiene un enorme elenco de tipos de misiones, localizaciones diversas, sistemas de juego distintos, builds para personajes y novedades cada dos por tres. La última es la expansión Plains of Eidolon, que ofrece al título el demandado mundo abierto para explorar libremente encontrando misiones en su interior sin tener que pasar por la nave del protagonista. Si a esto le añadimos que siempre hay nuevos warframes, retoques jugables, nuevas armas y un sistema de evolución y crafteo en constante revisión, tenemos un juego actualizado día a día.

Warframe (PC) Captura de pantalla

5.- La expansión Plains of Eidolon

Uno de los grandes aciertos de Warframe ha sido ampliarse a lo largo de los años a lo ancho. Es habitual en los juegos basados en progresión encontrarnos en la típica  situación en la que la más reciente expansión trivializa todo el contenido anterior. Este no es el caso de Warframe, y buena prueba de ello es la nueva expansión: Plains of Eidolon. Por primera vez en la historia del título, se ha introducido una nueva zona bajo la estructura de un mundo abierto en el que realizar misiones y recolectar nuevo equipo y nuevos mods. Lo bueno, como decimos, es que su contenido no anula lo que ya existía, y sus recompensas son igual de viables y necesarias que las que se consiguen en cualquier otra parte del juego, ampliando así de forma horizontal las posibilidades de progresión en el juego.

En las llanuras se han introducido sistemas como la pesca o la minería, los eventos o la caza de Eidolons, gigantescas criaturas que salen de noche y que requieren la cooperación de varios jugadores para derrotarlas. Es una zona nueva y fresca en cuanto a mecánicas, accesible para prácticamente todos los jugadores independientemente de su nivel, y cuyo formato se implementará próximamente en futuras expansiones con nuevas zonas de mundo abierto.

Warframe no es ni mucho menos un juego perfecto, y algunos de sus defectos se ven pronto. Cierta repetición en tipo de misiones, jefes finales poco interesantes, cierta confusión a la hora de explicar mecánicas e información durante las primeras horas y un sistema que para desplegar al máximo el juego obliga a jugar muchas horas con un grindeo y repetición muy al estilo Diablo que seguramente no encajará con todos, pero que merece la pena probar para saber si valdrá la pena o no dedicarle el tiempo que exige. Motivos para convencer tiene de sobras.

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana