Impact Winter (PS4)

PS4, PC, XBO

Imagen de Impact Winter (PS4)

Impact Winter, Análisis

PS4, XBO

Nota Meri 7 Bueno

Usuarios

Tu Nota Puntua!

Impact Winter, análisis

La supervivencia es uno de los temas más apasionantes que puede abordar la ficción. Las obras que la tratan versan sobre una situación límite en la que sus protagonistas se animalizan y humanizan al mismo tiempo. Esa clase de coyuntura hiperboliza los instintos, anula cualquier pacto social preestablecido y desnuda por completo a sus víctimas. La razón flaquea contra el hambre, el frío y el miedo. Los relatos de supervivencia son tremendamente viscerales, pues abrazan conceptos tan salvajes como el canibalismo, la pugna por el poder y la traición. Reflejan el lado primitivo del ser humano; en qué nos convertiríamos en un contexto extremo.

De entre todos los escenarios, el de la supervivencia en el frío invierno es tan habitual como punitivo para los personajes. El invierno siempre se ha concebido como la época más dura del año, en la que antaño peligraban las cosechas y, por ende, el futuro de miles de familias. No es casual que el lema de los Stark, la familia que más sufre a lo largo de Juego de Tronos, apele a la precaución ante la llegada del invierno. Winter is coming es algo más que una invitación a sacar la ropa de abrigo del armario. Así, libros como Invierno Humano o filmes como Viven reúnen una amalgama de sentimientos y pulsiones, desde el horror a la muerte por congelación hasta la necesidad de comer. Todo esto permite extraer una conclusión evidente: no hay supervivencia sin complejidad emocional. El componente humano en las obras de esta índole es el pilar sobre el que se edifica su éxito. En el caso de Impact Winter, el juego que nos atañe, sus cimientos son de nieve blanda y endeble.

Impact Winter (PC) Captura de pantalla

El invierno ha llegado

El título de Mojo Bones debutó en PC en 2017. Víctima de numerosos bugs, la principal esperanza depositada en sus versiones para consolas se basa en corregir defectos técnicos. A ese respecto, el relanzamiento de Impact Winter cumple su cometido, aunque peca de ciertas carencias que van más allá de lo gráfico, como explicaremos a lo largo del presente texto. La premisa argumental, al tratarse de una adaptación directa del juego del año pasado, es idéntica. Encarnamos a Jacob, una víctima más de la reciente glaciación que acecha a la Tierra. El impacto de un asteroide ha devenido en un invierno perenne en el que la única prioridad de Jacob y el resto de personajes es sobrevivir.

La miscelánea de personas atemorizadas no tarda en encontrar refugio en una iglesia, pero no basta con disponer de un techo. El grupo necesita, amén de cobijo, comida, materiales y, sobre todo, un líder para no ceder ante el pánico. Cómo no, es el jugador quien debe saciar todos esos anhelos hasta que transcurran 30 días. Pasado un mes, un equipo de rescate acudirá a salvar la vida de los supervivientes. Al menos, eso jura la voz que suena por la radio nada más comenzar la odisea. 

Impact Winter (PC) Captura de pantalla

El esquema jugable de este Impact Winter, por su naturaleza conservadora como port, también es el mismo. Como no podemos aguardar enclaustrados en la iglesia a que pasen los 30 días, debemos aceptar y superar misiones de todo tipo para conseguir víveres y regatear tiempo al reloj. Dichos encargos son muy variados y van desde mejorar las condiciones del refugio hasta salir al Vacío, la zona del impacto, en busca de provisiones. Empero, el verdadero potencial del título de Mojo Bones radica en el rol que debe desempeñar Jacob.

Es el protagonista, merced a nuestra contribución a los mandos, quien asume todo el peso de tan compleja coyuntura. No solo en las labores mecánicas y de abastecimiento anteriormente comentadas, sino también ejerciendo de líder emocional de un grupo de personas aterradas. Cada uno de los integrantes cuenta con habilidades especiales que facilitan la supervivencia del colectivo, por lo que atender a su salud física y mental es crucial. Así, Jacob debe velar por el equilibrio de los atributos de hambre, sed, moral, energía y frío.

Impact Winter (PC) Captura de pantalla

Emociones congeladas

Por todo lo expuesto, la premisa lúdica y narrativa de Impact Winter lo tiene todo para triunfar. O lo tendría, de no ser porque obvia el valor humano de los personajes. Son seres planos, a los que es imposible conocer de verdad. No importa que haya que cumplir las misiones que ellos demandan o atender a su estado, pocas conversaciones generan lazos emocionales. Mojo Bones les concede importancia como herramientas, pero olvida el componente sentimental que, como hemos mencionado al inicio de la crítica, define el éxito o la desdicha de este tipo de propuestas. Impact Winter, por desgracia, no será una obra a recordar.

Jacob no puede desatender el grupo por su condición de líder, pero es muy difícil empatizar con seres cuya muerte solo tiene consecuencias negativas en términos puramente jugables. Su defunción se anuncia con una burda caja de texto y su papel en el equipo puede cubrirse con relativa facilidad. El desarrollo de personajes en historias como la del juego que nos incumbe es imprescindible, más incluso que sus virtudes mecánicas. Sin esa conexión emocional, la supervivencia se convierte en una rutina tediosa.

Impact Winter (PC) Captura de pantalla

Impact Winter, incluso tras llegar a consolas un año después de su estreno en PC, sigue siendo una estructura competente sobre la que edificar un título de supervivencia mayúsculo. Matiz, esta último, que Mojo Bones sigue sin aportar. Las tareas de recolección, gestión de recursos y liderazgo del grupo son entretenidas e interesantes, pero pronto tornan en anodinas si no contribuyen a la consecución de un fin mayor. Sobrevivir es importante, por supuesto, pero sin un guion a la altura es imposible identificarse con el relato; toda una puñalada a la inmersión. Impact Winter demuestra que la interactividad, característica diferencial del videojuego, no resulta en una implicación máxima per se. Todas las partes deben apelar a un mismo relato para que la identificación del usuario sea completa y eso no ocurre aquí.

Este indie tiene potencial, pero Mojo Bones no es capaz de concretarlo en una obra con enjundia, en la que los personajes nos importen y sobrevivir no se convierta en una tarea mecánica y repetitiva. No obstante, el estudio prioriza la cantidad de tareas al impacto emocional de las mismas, por lo que ninguna interacción con los personajes y el entorno termina siendo verdaderamente relevante en lo que a generar vínculos se refiere. Impact Winter es más que correcto en lo mecánico, una experiencia harto disfrutable para los fans del género, pero falta de corazón.

Impact Winter (PC) Captura de pantalla

Mejor en consolas

Todos los óbices aquí reseñados son comunes a los de su versión inicial para PC. Los principales cambios de Impact Winter en su llegada a PS4 y Xbox One son técnicos, pequeños matices de rendimiento que le dan el punto extra de cocción que el juego demandaba. La obra de Mojo Bones agradece el port para consolas en tanto que fue concebida para jugarse en mando. Aunque esto también puede hacerse en PC, hubo quien se quedó helado por tratar de sobrevivir al ratón y al teclado. No ayudó ni ayuda su sistema de menús, en el que navegar sigue siendo más complejo de lo que debería. Demasiados pasos previos para llegar a la opción deseada; el peor defecto achacable a cualquier menú.

Los gráficos y especialmente la banda sonora siguen a la altura de lo visto en el lanzamiento para ordenadores. El detalle con el que se han confeccionado la nieve y los reflejos en esta, a pesar de que Impact Winter no persigue el hiperrealismo, son harto meritorios. Aunque las animaciones de los personajes son algo simples, los efectos del clima están brillantemente logrados. En cuanto al sonido, se trata de una de las grandes virtudes de la odisea de Jacob, ya que la música, deudora del techno-pop y de composiciones como las escuchadas en La Cosa, contribuye sobremanera a la tensión

Conclusión

Mojo Bones brinda la mejor versión de Impact Winter con este port para consolas. Pule los bugs, pero obvia los defectos de interfaz. Asimismo, la naturaleza conservadora de esta edición para PS4 y Xbox One impide que se subsanen las carencias argumentales, el mayor punto débil de un indie que no acierta a la hora de generar tensión e identificación

Una propuesta muy recomendable para los acérrimos de los juegos de supervivencia, pero sin el alma necesaria para trascender su nicho y calar en el resto de usuarios. Desde luego, este indie no explota todo el potencial de una premisa tan atractiva como sus mecánicas. Impact Winter es un juego notable, más si cabe en su versión para consolas, pero que se congela y jamás atina a explotar su verdadero potencial.

La versión analizada es la de PS4, jugada, además, en una consola PS4 estándar.

Lo Mejor

  • Corrige los defectos técnicos de la versión de PC
  • Gráficos y banda sonora con mucha personalidad

Lo Peor

  • No consigue implicar emocionalmente al jugador
  • Las tareas se hacen repetitivas
7
Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana