Lair (PS3)

PS3

Imagen de Lair (PS3)

Grandes virtudes, grandes defectos

PS3

Nota Meri 6 Correcto

Usuarios

Tu Nota Puntua!

No es raro encontrar en el mundo de los videojuegos títulos que, pese a que inicialmente parece que se van a comer el mundo, luego aparecen lastrados por decisiones de diseño o de otra naturaleza que hacen que su potencial quede drásticamente reducido. Algunos resultan completos desastres, otros consiguen brillar pese a sus defectos, y otros se quedan en una especie de limbo, en el que sus mejores apartados quedan directamente enfrentados a sus peores defectos; unos mirarán por encima de los defectos, otros dejarán que los defectos arruinen su experiencia.

1_851.jpg Captura de pantalla

Lair pertenece directamente a este grupo, un juego que suma detalles absolutamente brillantes y espectaculares con defectos realmente importantes, que coartan sus posibilidades de haberse convertido en uno de los juegos importantes de este año. Ciertamente, es un proyecto que desde el principio ha apuntado a esa dirección y que a cada detalle revelado se ha mostrado cada vez más prometedor; los valores de  producción han sido muy altos, lo que junto al talento con la tecnología de Factor 5, ha creado una experiencia audiovisual ciertamente única, que podría haber justificado por sí sola el cambio generacional si se hubiera ejecutado de manera impecable, cosa que no se ha conseguido.

4_279.jpg Captura de pantalla

Entrando en los detalles del propio juego, la historia de Lair habla sobre el conflicto que viven dos civilizaciones: Asylia y Mokai, dos pueblos que tratan de sobrevivir en un mundo que se desmorona por la continua erupción de miles de volcanes, cuyos gases vician la atmósfera y la hace irrespirable, convirtiendo vastas extensiones de terreno en auténticos infiernos de lava y ceniza. Los Aslyanos pudieron refugiarse en las montañas del sur, donde todavía se puede cultivar; los Mokai han conseguido sobrevivir en la frías montañas del norte, llevando una vida espartana y confiando en las máquinas a vapor como aliado en tan adversas circunstancias.

8_179.jpg Captura de pantalla

El protagonista es Rohn, un miembro de elite del ejercito Asyliano y caballero de dragón, que se ve envuelto en una trama de intrigas políticas y fanatismos religiosos, todo mientras trata de defender su patria del ataque a la desesperada de los Mokai. Es una trama que se desarrolla adecuadamente a través de excelentes secuencias cinemáticas, que no resultan largas o cansinas  y narran con precisión los hechos además de dar un mayor relieve tanto a los protagonistas como al mundo que les rodea. 

1_850.jpg Captura de pantalla

Lair está estructurado en misiones, cada una con su propio escenario y objetivo. Y están precedidas de una secuencia cinemática previa que no se puede abortar en principio -es un truco que los estudios usan para enmascarar el tiempo que tarda en cargar un nivel, y que realmente es una mejor alternativa a la clásica barra que va llenándose-. Pasados unos segundos de la secuencia, es posible abortarla y entrar directamente al campo de batalla, en el que la acción se desarrolla de forma continua, aunque con diferentes objetivos y con libertad total para que el jugador haga lo que le parezca -aunque ignorar los objetivos conduce irremediablemente a perder la batalla-.

4_279.jpg Captura de pantalla

No hay nada destacable ni criticable en cómo se desarrolla la historia, aunque el argumento no es demasiado profundo y resulta bastante básico en líneas generales; sólo se ofrece lo justo para dar un propósito al juego, sin grandes ambiciones. Se nota que el estudio ha querido hacer un juego muy 'cinematográfico', con una estructura bien marcada y personajes definidos, aunque quizás demasiado simples y con poca personalidad, incluyendo el propio Rohn.

10_197.jpg Captura de pantalla

Pag. 1 de 4

Anterior Siguiente

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana