Warhammer 40,000: Armageddon (PC)

PC

Imagen de Warhammer 40,000: Armageddon (PC)

Warhammer 40.000: Armageddon

PC

Nota Meri 7 Bueno

Usuarios

Tu Nota Puntua!

El universo que rodea a los productos de Games Workshop ha traspasado las fronteras de su hobby original, para afincarse de forma estable en el mundo de los videojuegos. Son muchas las adaptaciones que se han recibido de los juegos más conocidos de la compañía británica: Warhammer, Warhammer 40.000, Blood Bowl, Space Hulk y, hasta una muy cercana recreación de Mordheim. Sin embargo, para encontrar alguna similitud con el videojuego que vamos a analizar hoy, tenemos que remontarnos a 1997, con el lanzamiento de Final Liberation: Warhammer Epic 40.000. Con un éxito bastante aceptable, Holistic Design fue la encargada de implementar las reglas de Epic 40.000, una versión de Warhammer 40.000 con miniaturas más pequeñas, de forma que se recrean batallas a mayor escala.

Sin embargo, los últimos trabajos que han tenido como ambientación este oscuro universo de ciencia ficción, ha optado en mayor medida por mecánicas más dinámicas y gestión en tiempo real. Alejándose de esta idea, Slitherine Studios intenta devolver a Warhammer 40.000 al terreno de la estrategia más pura, a través de una adaptación que recuerda a muchos de los juegos de estrategia histórica lanzados por compañías como AGEOD, o la misma Slitherin. Sin duda, un cambio de percepción bastante interesante que busca aprovechar al máximo la complejidad de las tácticas y planteamientos que muestran sobre el tablero los aficionados al producto de Games Workshop. Serán estos, sin duda alguna, los que más agradezcan el lanzamiento de un título de este corte.

Warhammer 40.000: Armageddon (PC) Captura de pantalla

Warhammer 40.000: Armageddon nos pone al frente de un regimiento de unidades de las Legiones de Acero. Se trata de un cuerpo de soldados imperiales dispuesto en el planeta que da nombre al videojuego: Armageddon, mezclando infantería, artillería, blindados e infantería mecanizada. Se trata de un planeta acostumbrado a la guerra, pues los Orkos asolan frecuentemente los dominios imperiales, bajo el mando de distintos Kaudillos. El título cuenta con una extensa campaña, dividida en 4 partes: Un tutorial y 3 actos. La guía inicial forma parte de la misma campaña, aunque sus primeros compases sirvan para familiarizarnos con el estilo de juego y la manera de mover, atacar y reclutar tropas durante la partida. De igual manera, cuenta con distintos escenarios y modo multijugador.

Comenzamos como uno de los nuevos Comandantes de las Legiones de Acero que, si optamos por dar los primeros pasos mediante el tutorial, asiste a las últimas maniobras de su entrenamiento con adversarios reales. Sin embargo, la rápidamente nos veremos obligados a enfrentarnos contra hostiles, cuando un ejército de Orkos -al mando del Kaudillo Ghazghkull Thraka- amenaza con invadir nuestro planeta. Estos son, por lo tanto, los ejércitos protagonistas... a los que se unirán tropas de Marines Espaciales como Salamandras, Ángeles Sangrientos o Ultramarines. El argumento del videojuego está basado en la Segunda Guerra de Armageddon: Uno de los acontecimientos históricos de la ficción que rodea al universo de Warhammer 40.000.

Warhammer 40.000: Armageddon (PC) Captura de pantalla

El planeta en el que se desarrollan los hechos -Armageddon- es un lugar que originalmente fue parecido a la Tierra. Sin embargo, cuando el Imperio colonizó el sistema planetario homónimo, comenzó un proceso de industrialización que alteró casi por completo la faz del globo. Siglos de contaminación y vertidos, así como una inmensa densidad de población, han convertido Armageddon en un planeta colmena. Su atmósfera es extrañamente densa y su aire, irrespirable. Es por eso que los humanos tienen que llevar filtros de aire cuando caminan por la superficie, convirtiéndose en un elemento distintivo de las Legiones de Acero. Armageddon se ha convertido en un yermo tóxico, que el Imperio mantiene únicamente por su importancia estratégica en la galaxia.

El juego se desarrolla en un mapa hexagonal que representa a los distintos escenarios que conforman la superficie del planeta, y en los que llevaremos a cabo cada una de las batallas. Existen distintos tipos de terreno, abundando las zonas yermas y grandes edificios que forman parte de las gigantescas ciudades de Armageddon. Por supuesto, hay más elementos en la escenografía, como cráteres, ríos y lagos de vertidos tóxicos. Cada uno de estos terrenos cuenta con características especiales en cuanto a facilidad de movimiento, línea de visión o cobertura. Por lo tanto, hay que tener en cuenta la configuración del entorno cuando vayamos a situar nuestras tropas, para intentar sacar el máximo partido de cada uno de los hexágonos a nuestro alrededor.

Warhammer 40.000: Armageddon (PC) Captura de pantalla

Una única tropa puede ocupar un hexágono en cada momento, y recibe los modificares adecuados el tipo de terreno en el que se encuentre... incluyendo los obstáculos a la visión. De esta manera, aunque una tropa -enemiga o propia- aparezca representada en el mapa, es posible que las armas no puedan alcanzarla al existir obstáculos en medio. Warhammer 40.000: Armageddon permite habilitar o desactivar neblina de guerra, para que aquellas unidades que se encuentren en zonas aún no exploradas sean invisibles hasta que tengamos una tropa a distancia de visión. Como opción adicional, también se nos permite activar o desactivar la posibilidad de deshacer el último movimiento de una unidad, siempre y cuando solamente haya sido de desplazamiento y no de ataque.

Contamos, como decíamos, con 5 ejércitos diferentes: Legiones de Acero, Ultramarines, Ángeles Sangrientos, Salamandras y Orkos. Existen más de 300 tipos de unidades distintas, entre tropas propias, aliadas y enemigas. Las tropas se dividen en distintas categorías: Infantería, Caminantes, Vehículos, Tanques, Artillería y Titanes, cada una con un coste base en puntos de Requisición. Algunas pueden mejorarse, como la Infantería, a la cual se puede añadir transportes para acelerar su avance y ofrecer protección blindada extra durante el desplazamiento. Como si se tratase de una partida de Warhammer 40.000, antes de comenzar una nueva batalla se nos ofrecerá un resumen de los objetivos que debemos conseguir, dando paso al despliegue de las unidades sobre el mapa.

Warhammer 40.000: Armageddon (PC) Captura de pantalla

Los objetivos pueden ser de distinto tipo, aunque el que más abunda suele requerir que ocupemos una cantidad de hexágonos de victoria, marcados de forma especial en el mapa. También hay misiones de escolta, o de aguantar durante un número de turnos las embestidas enemigas. Cada escenario tiene, a su vez, una cantidad limitada de estos turnos: Si no conseguimos alcanzar el objetivo antes de que se agoten, habremos perdido. Durante nuestra fase, podemos realizar distintas acciones, siendo mover y/o atacar la más básica de todas. Una unidad puede realizar un desplazamiento y una ofensiva en el mismo turno, pero nunca moverse dos veces o atacar por duplicado. Una vez agotemos todas nuestras acciones, o no queramos realizar más, podremos finalizar el turno.

Pag. 1 de 2

Anterior Siguiente

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana