Veil of Darkness (PC)

PC

Retro Análisis, Veil of Darkness

PC

Nota Meri 8 Muy Bueno

Usuarios

Tu Nota Puntua!

Retro Análisis, Veil of Darkness

No es ningún secreto que en MeriStation adoramos a los videojuegos retro y hoy, aprovechando que hace poco hemos celebrado Halloween, queríamos retro analizar un título del que estamos profundamente enamorados y que ya sea por la fecha de lanzamiento del mismo o de la escasa publicidad que se le otorgó en aquellos días, poca gente recuerda -a menos que se le mencione-, sin embargo los menos imberbes del lugar que hayan vivido aquél lanzamiento se seguirán acordando de él con mucho cariño. Hablamos de Veil of Darkness para PC.

Los 90 fueron sin duda una época donde la industria del ocio interactivo se reinventó de tal manera que de comenzar en ella manejando los puños de Poli Díaz (Opera Sport - Spectrum ZX) o jugando a Lorna (Topo Soft - Spectrum ZX), la terminamos con la aventura de Rinoa y Squall en Final Fantasy VIII o ayudando a Gordon Freeman en Half-Life. Microsoft lanzó su primer sistema operativo con éxito, Windows 3.1 y aparecieron las primeras tarjetas de sonido llamadas Adlib y SoundBlaster. Internet como tal no llegaría a acomodarse en los hogares españoles hasta el final de la década y el CD Rom sustituyó los vetustos diskettes de 3.5.

Veil of Darkness (PC) Captura de pantalla

En un ave de acero, del cielo vendrá...

Entre medias de esos diez años de infarto tecnológico apareció Veil of Darkness, concretamente en 1993. Todavía no estaba preparado para usarse nativamente en Windows y teníamos que jugar a él en discos rígidos mediante MS-DOS pero sí era compatible con las novedosas tarjetas de audio además de utilizar los altavoces internos de nuestros PC 286. Esta obra de la ya extinta Event Horizont Software (1979-1993) con Strategic Simulations Inc. como distribuidora fue una adelantada a su época al combinar magistralmente la acción, el género rpg y las aventuras gráficas en un entorno de terror y misterio. Uno de los detalles que más impactó de su introducción fue escuchar por nuestros altavoces unas palabras ininteligibles en las que, al final de la secuencia, se narraban en nuestro idioma con voces reales. Una buena muestra de cómo los videojuegos podían beneficiarse de la tecnología.

Veil of Darkness nos proponía meternos en la piel de un piloto de aviones de carga que en un rutinario vuelo sobre el cielo de los Cárpatos sufre un accidente sobrenatural y a consecuencia del mismo, acaba con su aeroplano estrellado en tierras rumanas. Una misteriosa chica llamada Deidre junto con la ayuda de Iván , el sirviente de la familia, nos rescata y nos pone a salvo en su mansión para, al despertarnos de la conmoción, ser protagonista de una profecía que dará muerte a Kairn, un poderoso vampiro que gobierna el valle. El videojuego se presentaba en perspectiva isométrica con una cuidada narrativa llena de misterio y muy bien hilada que sobresalía de entre lo jugado hasta el momento de su concepción. Y esto que afirmamos era complicado debido a la mezcla de géneros que Veil of Darkness albergaba en sus entrañas. Ya hemos comentado que bebía del género rol o de la acción pero también de las diversas ramificaciones de las aventuras gráficas. Además de usar objetos de nuestro inventario con otros elementos del escenario y hablar con el populacho de la villa, podíamos preguntarles a nuestro antojo sobre cualquier tema. En algunos casos las opciones eran bastante reducidas pero conforme se avanzaba en la historia el abanico de posibilidades se ampliaba considerablemente. Si querías preguntar sobre un objeto a recuperar bastaba con escribir el nombre de aquello en el chat adherido a la interfaz y así, con todo lo que tuviéramos dudas. Si no sentíamos curiosidad por la historia o por los pequeños detalles, Veil of Darkness escondía muchas pistas en su interior que no florecían a menos que habláramos con los habitantes del pequeño pueblo de Rumanía y esta característica más su elaborada narrativa lo convirtieron en un juego magistral en lo que a historia le concierne.

Veil of Darkness (PC) Captura de pantalla

Al Señor Oscuro reposo negará...

La aventura se dividía en capítulos formados por los versos de la profecía y cada uno de ellos ofrecía pistas de cómo avanzar en el juego y servían para hacernos una idea de qué había que hacer en cada momento. Resolver asesinatos, hacer de recadero, lidiar contra hombres-lobo, vampiros o zombies, conseguir balas de plata, redimir el alma de un ahorcado o curar la locura de una pobre niña eran varias de las múltiples misiones que se nos encomendaban. Hablamos de 1993, una dorada época en la que internet no existía y donde juegos como este de tanto calibre no eran fáciles de completar si no éramos avispados o si no poseíamos algunas de las limitadas guías que habían por aquellos entonces. MeriStation cuenta con una guía a disposición de los lectores sobre Veil of Darkness pero incluso a día de hoy y sin hacer uso de un libro de ruta, el videojuego puede hacerse difícil en según qué momentos.

La parte rpg llegaba a través de la ficha de personaje anexa a la parte inferior de la pantalla de juego y en su equipamiento. Muñecos vudú, armas, amuletos o llaves se podían equipar para poder avanzar en el juego o para repartir cera a los enemigos. Cada uno tenía sus propias debilidades -como la plata en los hombres lobo- y había que tumbarlos de la manera correcta o podíamos perecer en el intento. Había un límite de inventario establecido en los kilos que podíamos llevar a cuestas por lo que también era vital saber qué llevar a la hora de afrontar duros retos como, por ejemplo, adentrarse en las inmediaciones del castillo de Kairn. Estados alterados como envejecimiento por maldición, debilidad, envenenamiento, diversos conjuros o la propia muerte son otro tipo de detalles extraídos de los juegos de rol que se presentaban en Veil of Darkness.

Veil of Darkness (PC) Captura de pantalla

Otra de las maravillosas características de este -por muchos- desconocido juego se hallaba en su lúgubre atmósfera, el gore y la crudeza que destilaban sus personajes. Gráficamente no fue un título en el que destacaba salvo en sus escenas de vídeo y en la cantidad de detalles que poseían los escenarios pero se las arreglaba estupendamente para, con su paleta de colores y diseño artístico, sentir el yugo de la profecía bajo nuestro gaznate y destilar una sensación de misterio y terror durante toda la aventura. Los habitantes del valle no eran parcos en palabras precisamente y los diálogos eran bastante fuertes para la época, igual que la cantidad de sangre que se veía en el software. A todo esto había que sumar la sensación de semi-libertad que ofrecía el juego, la cual te permitía visitar muchos lugares incluso antes de tener que acceder obligadamente a ellos, algo no muy aconsejable si queríamos seguir con vida y que ofrecía más suspense si cabe a la trama.

En aquella época los gráficos realistas como a los que estamos acostumbrados a día de hoy no existían y como en el caso de Alone in the Dark (1992 - PC), la ambientación, la dirección artística y la banda sonora eran los encargados de que Veil of Darkness consiguiera, con escasa tecnología, causar el impacto que quería en los jugadores. El buen hacer en los demás aspectos del videojuego realizados por Event Horizon Software (que más tarde parirían titulazos como Menzoberranzan bajo el nombre de DreamForge Entertainment) hizo el resto. Si tuviéramos que ponerle alguna pega lo haríamos, sin dudar, en dos aspectos; la búsqueda de objetos y el control del inventario. La primera de ellas porque los ítems que debíamos buscar eran enanos e incluso activando la ayuda visual que ofrecía el videojuego -aumentaban de tamaño- a veces se nos podía escapar de nuestra visión muy fácilmente. La segunda porque para poder abrir bolsas de nuestro inventario o utilizar un objeto debía primeramente equiparse en la mano izquierda y después usarse. Esto que de por sí parece un problema menor, suponía una muerte segura si entrabamos en batalla y queríamos usar pociones o ungüentos de nuestra reserva.

Veil of Darkness (PC) Captura de pantalla

A día de hoy es casi imposible conseguir Veil of Darkness a menos que usemos plataformas como eBay o Amazon pero salvo en el primer caso, lo más seguro es que encontréis su versión inglesa. El videojuego llegó traducido a nuestro idioma y para que corra en equipos actuales es necesario tirar de programas como DOSBox, tal y como hemos tenido que hacer para la elaboración de este análisis. Aunque se considere Veil of Darkness como producto abandonware, lo cierto es que Strategic Simulations Inc. fue comprada por Ubisoft en 2001 y las licencias de la extinta compañía recaen ahora sobre suelo galo por lo que la marca tiene dueño. El videojuego se encuentra en la lista de deseos de muchos usuarios de la plataforma GoG pero viendo el escaso catálogo de títulos de SSI que posee la tienda polaca de CD Projekt, es muy difícil que llegara a salir a la venta.

Conclusión

Veil of Darkness fue y es un gran juego que todo aquél que se precie jugador de bien debería probar. Para la época en la que se lanzó no destacó en lo técnico pero sí en muchas otras características como el apartado narrativo, el sonoro o en su jugabilidad. Una de las propuestas más oscuras que se podían encontrar recién comenzada la década de los 90 que cambió la vida de los infantes que lo jugamos en su día por culpa de la crudeza de los habitantes cárpatos, su gore indiscriminado y por la tensión que generaba la atmósfera del juego. Objetos a mansalva, extensas conversaciones, chat interactivo con los residentes del valle, multitud de localizaciones, una historia llena de giros poco usual incluso a día de hoy y una fantástica mezcla de géneros que lo han llevado a convertirse en un juego casi de culto entre aquellos que ya casi teñímos canas. Un videojuego que bien por la escasa publicidad que recibió o bien por ser solapado por propuestas como Doom, Day of the Tentacle o Sonic CD, así como por el auge de las videoconsolas, no consiguió establecerse entre las prioridades de compra de muchos jugadores incluso obteniendo las mejores críticas entre la prensa especializada de aquellos tiempos.

Lo Mejor

  • Un guión, a día de hoy, inmejorable.
  • Sincronía perfecta entre diversos géneros de videojuego.
  • Atmósfera realmente conseguida.
  • Traducción al castellano notable.

Lo Peor

  • La fuente empleada en los textos cansa a la vista.
  • El sistema de inventario, algo farragoso.
  • Objetos clave difíciles de ver a simple vista.
8
Muy Bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana