Torero (PC)

PC

Imagen de Torero (PC)

Si hay que ser torero...

PC

Nota Meri 3 Malo

Usuarios

Tu Nota Puntua!

No es la primera vez que en el mundo de los videojuegos nos vestimos con el traje de luces. Pero lo cierto es que este tema ha sido bastante tabú durante muchísimos años en el medio en el que nos movemos, donde somos muchos los que tenemos prejuicios bastante sanos en contra de "la fiesta nacional"…

torero_1_0.jpg Captura de pantalla
Torero (PC)
Remontémonos al año 1984, momento en el cual la compañía japonesa Coreland programó para Sega el más que entretenido BULLFIGHT, un juego que de forma tan efectiva como simple llevaba al mundo de los arcades recreativos el mundo taurino. Bajo una clásica perspectiva cenital al más puro estilo Sensible Soccer, BULLFIGHT nos encomendaba la tarea de ir acumulando puntos a base ir clavando la espadita en el pobre animal mientras dábamos un capotazo tras otro. Todo hay que decirlo, a pesar de lo parco de la conceptualización en sí, el juego de Sega lograba enganchar.

torero_10.jpg Captura de pantalla
Torero (PC)
Un año después, sería la añorada Dinamic la encargada de retomar las riendas en eso de convertir el tendido cero en un cúmulo lúdico hecho a base de código binario. Así nació el polémico OLE TORO, un programa bastante querido por los perros viejos del software de entretenimiento (dícese de aquellos que en la edad de oro del software español aprovecharon a tope sus Spectrum y compadres de bits). Pero OLE TORO fue un elemento que suscitó los enfados de muchos de los españolitos, iracundos ante ciertos elementos de la prensa anglosajona que se cebaron de mala manera en esa casete por el mero hecho de que el juego trataba un tema tan horrendo como es ese festejo en el que se sacrifica un animal en pos del arte y la diversión.

torero_11.jpg Captura de pantalla
Torero (PC)
En absoluto discuto las ideas contrarias a la fiesta de los toros, puesto que soy de los que opinan que se trata de toda una barbarie el hecho de que una cantidad ingente de "personas" disfruten con el martirio de un pobre animal cuyo único pecado es el ser bravo y poderoso. Pero sí estoy muy a favor de los buenos videojuegos, y ya puedan ser una representación virtual de una corrida de toros, de la guerra de Vietnam o de robar coches y atropellar gente, porque al fin y al cabo un juego no es más que eso… un entretenimiento que no hace daño a nadie. Al contrario, la mera intención de todo software lúdico es la de divertir sin inmiscuirse en el mundo real, y es por ello que si el juego es bueno, no me importará en absoluto su mecánica.

torero_12.jpg Captura de pantalla
Torero (PC)
También conviene aclarar que de la tauromaquia me puedo considerar un ignorante total, ya sea por desinterés o por mero desconocimiento de las vicisitudes de ese entorno. Pero vamos, tampoco hice la mili en su día y disfruto como un enano llevando a cabo las más complejas campañas en OPERATION FLASHPOINT… no sé si me explico. El caso es ese, que este TORERO se analizará desde un punto de vista solemnemente objetivo, en el que sólo se mirará su condición de videojuego y sus aptitudes en cuanto a la capacidad de atesorar más o menos calidad. Para eso estamos…

torero_13.jpg Captura de pantalla
Torero (PC)
Y para empezar, qué mejor que olvidar todas aquellas noticias que venden a este TORERO como el primer juego basado en la fiesta taurina, como bien se ha podido leer en los primeros párrafos del presente artículo. Más correcto es decir que se trata del primer simulador 3D del tema, haciendo especial hincapié en la palabra "simulador", puesto que se han recogido los movimientos y momentos más importantes de la faena, y todo ello sin acercarse lo más mínimo a lo que se puede definir hoy día como arcade. Al menos, basta con verlo un par de segundos para adivinar que la acción se aleja en todo momento de cualquier susceptibilidad de transmitir celeridad. Más bien al contrario, mucha parsimonia y una aparente sensación de… lentitud. Veamos, veamos...

Pag. 1 de 4

Anterior Siguiente

1997-2017 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana