Stellaris: Apocalypse (PC)

PC

Imagen de Stellaris: Apocalypse (PC)

Stellaris Apocalypse

PC

Nota Meri 9 Excelente

Usuarios

Tu Nota Puntua!

¿Un Europa Universalis galáctico? No exactamente, aunque en parte Stellaris si recuerda al juego estrella de Paradox en ciertas mecánicas jugables, es evidente que el juego también bebe de otros juegos como Galactic Civilization, pero, eso si, sin turnos.
El juego nos presenta una serie de imperios a nuestra elección, cada uno representa una serie de características propias, lo meramente estético, como puede ser el aspecto físico de nuestra raza, nuestra bandera, nombres, aspecto de nuestras ciudades o nuestras naves.

Más importante son los aspectos que afectan directamente a como se desarrollara nuestro imperio, como puede ser el clima del planeta de nuestra civilización, algo realmente importante pues determina la facilidad que tiene nuestra gente para asentarse en determinados planetas, así pues, si el planeta nativo de nuestra gente es de un clima árido, tendrán preferencia y facilidad para colonizar planetas de características similares, y mayor dificultad para colonizar y asentarse en planetas.

Stellaris (PC) Captura de pantalla

Otro de los aspectos fundamentales de nuestro imperio son las éticas y el tipo de gobierno. Las éticas representa grosso modo la ideología de nuestro imperio, y cada ética presenta unas características concretas, con sus bonificadores y penalizadores, e igualmente, la combinación de éticas desbloquea los tipos de gobierno que podemos tener. A modo de ejemplo, si nuestro imperio es Xenófilo e Individualista, nuestro imperio podrá optar ser Democracia Indirecta o Oligarquía Plutocratica, modos de gobierno que obviamente también tienen sus ventajas e inconvenientes.
Por ultimo, la ultima característica importante a la hora de seleccionar una civilización es la elección del tipo de armamento inicial con el que contamos, el cual puede ser variado según avanza la partida, y del método de viaje entre sistemas para nuestras navales, a elegir entre Curvatura, el más sencillo y básico, el hiperespacio, y el de Agujero de Gusano. Este ultimo permite a nuestras naves viajar desde cualquier punto del sistema, y de forma muy rápida, pero con un pero, este sistema obliga tener estaciones de agujero de gusano construidas para realizar los viajes, por lo que para una primera partida quizá sea un poco más complicado.

¿Pero y si no me gusta ninguno de los imperios que el juego me ofrece? El juego permite crear nuestro propio imperio personalizado, no solo con las herramientas que trae de serie el propio juego, sino también con los diversos mods que podremos encontrar, en Steam Workshop donde encontraremos multitud de contenido de diversa indole creado por la comunidad.

Stellaris (PC) Captura de pantalla

Una vez elegido nuestro imperio, seleccionada la dificultad inicial y el tamaño de la galaxia, iniciamos nuestra partida. Como otros juegos de Paradox, Stellaris es un juego en tiempo real, pero con posibilidad de pausar partida en cualquier momento para hacer las cosas con toda la calma que queramos, aunque el juego no exige demasiada microgestión, por lo que es fácil jugar a dificultad normal sin realizar pausas.

La interfaz cumple realmente bien su cometido, es clara, sencilla, y da facilidad para acostumbrarse a ella. En ella podemos ver los recursos de nuestro imperio, energía, minerales y estratégicos, así como la influencia de nuestro imperio, los puntos de investigación, la capacidad naval de nuestro imperio, así como el numero de planetas con el que contamos. La energía es un recurso fundamental para nuestro imperio, pues sirve para mantener operativos edificios, naves o estaciones, es decir, la energía la usamos esencialmente para mantener en pie nuestro imperio. Los minerales también se usan para mantener las naves de nuestro imperio, sin embargo el principal uso de los minerales no es el mantenimiento, sino la construcción, tanto de naves como de edificios y estaciones.

Stellaris (PC) Captura de pantalla

Los puntos de investigación, divididos en tres, física, sociedad e ingeniería, se usan, como no podía esperarse de otra forma, para investigar, cuantos más puntos tengamos de una rama, más rápido investigaremos. Podemos mantener simultáneamente hasta tres proyectos de investigación, con un científico al cargo para cada proyecto.

La influencia no es un recurso en si mismo, pero nos permite realizar ciertas acciones en el juego, como reclutar científicos, almirantes para nuestra armada, construir puestos fronterizos, algo que veremos más adelante, así como promulgar Edictos, una serie de políticas que nos darán ciertas bonificaciones concretas, como puede ser un Edicto que favorezca la investigación, a cambio de perder influencia.

Stellaris (PC) Captura de pantalla

Nuestro planeta, así como todos los planetas habitables del juego, están divididos en diversas casillas, cada casilla puede tener, o no, un recurso concreto, el cual puede ser explotado por nuestras poblaciones. A los ya citados recursos generales ya citados anteriormente, se suma la comida, el cual sirve para que nuestras poblaciones crezcan en tamaño, es decir, si tenemos comida suficiente, nuestra población crecerá en numero, y podremos explotar más casillas, si tenemos carestía de comida, la población morirá de hambre.

El rendimiento que saquemos de cada casilla no solo depende del numero de recursos de la casilla o del edificio que tengamos en ella construida, si la provincia produce por si misma comida y construimos una granja aumentaremos la producción de comida, sino también de la propia población que la explote. Si nuestra población de la casilla es feliz, el rendimiento de producción sera mayor, e igualmente las características de cada raza afectan al rendimiento que se tenga en la casilla, así, si nuestra población es ''laboriosa'' tendremos un 15% de bonificación para la obtención de minerales, en contrapartida, si somos un imperio xenofobo, y tenemos explotando una casilla a una especie extraterrestre, su felicidad sera menor, y por lo tanto el rendimiento también lo sera.

Stellaris (PC) Captura de pantalla

Todos los inicios del juego son esencialmente los mismos, empezamos en un sistema, con nuestro planeta principal y diversas naves a nuestra disposición. La más importante en este inicio de partida es sin duda la nave científica, la cual nos permitirá explorar la galaxia, buscando recursos y estudiando las anomalías con las que nos encontremos. Estas anomalías son encuentros aleatorios de diversa naturaleza, desde antiguos restos de civilizaciones encontrados en un planeta, hasta encuentros con formas de vida. El estudio de estas anomalías puede aportar importantes avances tecnológicos a tu civilización, así como grandes descubrimientos, pero no esta exento de fracasos, y muchos estudios de anomalías quedaran en nada, o incluso puede acabar en desastre, y resultar destruida nuestra nave. Al mando de nuestra nave científica sera necesario contar con un científico, el cual ira de subiendo nivel según vaya explorando la galaxia y anomalías, e igualmente contara con ciertos habilidades especiales.

Otra de nuestras naves iniciales de vital importancia es la nave de construcción, nave absolutamente complementaria de la científica, pues es la encargada de construir estaciones de minería en planetas allá donde la nave científica encuentre recursos, estaciones de defensa, o bien puestos avanzados, a cambio de puntos de influencia, los cuales nos permitirán ampliar las fronteras de nuestro imperio, y así poder explotar recursos más lejanos.

Stellaris (PC) Captura de pantalla

Explorar la galaxia con nuestra nave científica inevitablemente nos hará encontrarnos con formas de vida inteligentes, alguna de ellas no demasiado amistosas, otras, tras un estudio previo, comprobaremos que no tan peligrosas. Pero sobre todo, y más importante, nos encontraremos con otras civilizaciones avanzadas como la nuestra, y ahí es donde entran los primeros contactos diplomáticos. Las opciones diplomáticas con las que contamos son diversas, desde puestos de embajadas para establecer relaciones cordiales, pasando por acuerdos comerciales, de circulación de naves civiles o militares, alianzas formales… o la guerra. Naturalmente, la política que queramos llevar con nuestros vecinos esta en nuestra mano, aunque al final sera inevitable no caer en alguna guerra.

La guerra puede contar con distintos objetivos de guerra, desde exigir un planeta para si mismo, hasta la humillante petición de vasallaje, pero en cualquier caso, la guerra tiene básicamente dos fases, la primera y fundamental, las batallas entre naves espaciales. 
A nuestra disposición contaremos con naves de todo tipo y tamaño, desde las corbetas iniciales, pasando por destructores, cruceros y grandes acorazados. Las naves contaran con el tipo de armamento, blindaje y escudos que hayamos investigando, y podremos personalizar nuestras naves, apostando bien por armamento pesado, ligero, etc. En las batallas navales veremos una simulación de disparos y movimientos, muy impresionante a nivel gráfico, e iremos viendo el desarrollo de la batalla mediante una barra que ira hacia un lado o hacia otro según vaya ganando uno u otro bando, muy al estilo de anteriores juegos de Paradox.

Stellaris (PC) Captura de pantalla

La segunda fase en una guerra es la conquista planetaria. Normalmente, tras lograr la superioridad naval, uno se dispone al asedio del planeta objetivo, con la intención de destruir las defensas planetarias para el posterior desembarco de tropas para conquistar el planeta.
Llegado al punto de firmar la paz, el vencedor impondrá sus peticiones, y en caso de que fueran planetas, estos pasaran al nuevo vencedor.

La administración de planetas conquistados lleva a diversas posibilidades. Una de ellas se trata de esclavizar a la población del nuevo planeta conquistado, si nuestra civilización es esclavista, o bien, si nuestra civilización es contraria a la esclavización, intentar integrar a las nuevas poblaciones del imperio. Llegado a un punto que nuestro imperio se antoja demasiado grande para ser administrado correctamente, entran en juego los llamado Sectores, es decir, ciertos planetas de nuestro imperio a a los que se le otorga cierta autonomía para descongestionar nuestra administración.

Gráficamente, el juego es ciertamente bonito, luce francamente bien, y nos resultara una gozada ir explorando los diversos sectores de la galaxia. El sonido también cumple con nota, especialmente la banda sonora, es realmente buena.

Apocalypse

stellaris-apocalypse_ipo-398x292.jpg IPO

Cuando hace año y medio analizamos Stellaris, pusimos énfasis en que el principal defecto del titulo era la falta de contenido en partidas avanzadas, y que sin duda, esto se iría remediando mediante parches y contenidos descargables. Año y medio después, Stellaris ha recibido no pocos parches, corrigiendo errores, así como paquetes de expansión enfocados a añadir nuevo contenido, nuevas misiones e historias, y nuevas mecánicas jugables, mejorando sensiblemente el juego. Así recibimos el primer paquete de contenido jugable, Leviathans, y con el siguió Utopia, incluso recibimos el interesante Synthetic Dawn Story, para poder jugar con una civilización robótica.

Apocalypse es el ultimo paquete de contenido que hemos recibido en Stellaris, un paquete de contenido con importantes cambios y añadidos interesantes. Uno de los principales cambios que encontramos es la expansión de nuestro imperio, mientras que anteriormente nuestras fronteras se expandían de forma natural y progresiva, en Apocalypse es necesario construir bases estelares en los sistemas por los que deseemos expandirnos. Estas bases estelares no solo nos permitirán colonizar y aprovechar los recursos de los sistemas, sino que ademas podremos mejorarlas y construir astilleros para construir naves y mejorarlas para convertirlas en auténticos bastiones de defensa y construir en ellas importantes plataformas de defensa.

Stellaris: Apocalypse (PC) Captura de pantalla

Otro cambio importante es el del viaje entre sistemas, en el análisis del juego destacamos tres tipos de viaje, Hiperespacio, Curvatura y Agujero de Gusano, cada uno con sus características, ventajas e inconvenientes. En Apocalypse Paradox decidió prescindir de Agujero de Gusano y Curvatura, quedando como única opción Hiperespacio, una decisión jugable enfocada a equilibrar un poco las cosas en los combates, ya que era demasiado frecuente el juego del ratón y el gato con Curvatura y Agujero de Gusano, pero que no ha contentado a todos los jugadores. Sin embargo, si que se han incluido en algunos sistemas verdaderos Agujeros de Gusano, que nos servirán de atajos para ir de un lado a otro de la galaxia.

En el apartado militar también contamos con cambios y añadidos significativos. Las armadas han reducido de forma sensible su velocidad, y el numero máximo de naves que podemos manejar en combate viene determinado por nuestro líder, teniendo que ser mas cuidadosos a la hora de seleccionar la composición y la posición de nuestras armadas. En partidas avanzadas podremos contar con los Titan, autenticas bestias que lideraran a nuestras armadas hacia la victoria.

Stellaris: Apocalypse (PC) Captura de pantalla

Apocalypse también añade importantes cambios en la diplomacia, con la creación de Casus Belli(motivo de guerra) para justificar las guerras, ajustes en la piratería espacial, pudiendo contar con corsarios para saquear a nuestros enemigos, y también ajustes en los recursos, como por ejemplo la posibilidad de crear grandes acopios de comida para tiempos de crisis, teniendo bonificaciones importantes en el crecimiento de nuestra población si contamos con las reservas a rebosar.

Apocalypsis es quizá el DLC mas importante hasta la fecha de Stellaris, viene a continuar la senda de los anteriores, añadiendo contenido, y ajustando y mejorando el juego en ciertas facetas, siendo un contenido tremendamente interesante para todo aquel jugador de Stellaris. El único pero que le hemos encontrado a Apocalypsis es sin duda el precio, podemos contar con él por 19.99 en Steam, un precio que se nos antoja elevado para una expansión de contenido.

Conclusión

Stellaris es sin duda un muy buen juego, pero tiene algún pero. El mayor pero que se le puede sacar es que según avanza la partida llega un punto en el que juego pierde algo de gracia, así, por ejemplo, la nave científica pasa de ser fundamental en el inicio del juego, a ser un trasto inútil en una partida avanzada, cuando ya no hay nada que investigar o explorar. Es de esperar que en un futuro vayan añadiendo contenido al juego, algunas cosas gratis y otras de pago, que haga más variado las partidas avanzadas, pero a día de hoy es un defecto que debemos resaltar.

Lo Mejor

  • La exploración de la galaxia, especialmente en los primeros compases del juego.
  • La guerra en general, con unas batallas espectaculares, y unos asedios e invasiones de planetas a gran escala.
  • Gran personalización de nuestras naves, con gran variedad de armamentos, escudos o blindajes.
  • La personalización de nuestro Imperio, muy amplia, incluyendo la posibilidad de usar mods.

Lo Peor

  • En partidas avanzadas el juego echa en falta más opciones jugables.
9
Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.

Jugabilidad 9

Profundo, pero asequible, nos dará para muchas horas de diversión.

Gráficos 9

Quizá sea el juego de Paradox más logrado en este sentido, gráficamente es tremendamente gratificante explorar la galaxia.

Sonido 8

Buenos efectos de sonido, y gran banda sonora, poco más se le puede pedir

Multijugador 9

Todo lo bueno de jugar en solitario, pero mejorado al tener otros jugadores con los que guerrear, pactar, conspirar, o colaborar.

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana