Pure Farming 2018 (PC)

PC, PS4, XBO

Imagen de Pure Farming 2018 (PC)

Pure Farming 2018, Análisis

PC

Nota Meri 6,8 Correcto

Usuarios

Tu Nota Puntua!

Pure Farming 2018, análisis

Es interesante lo divertido que puede llegar a ser gestionar granjas en mundos virtuales. Sea a través de juegos point and click como Farmville, rpgs como Stardew Valley o simuladores realistas como el que hoy nos ocupa, tratar nuestras propias cosechas y cuidar de nuestros animales resulta una actividad gratificante… O eso creía. La realidad es que puede llegar a ser un proceso repetitivo y exasperante, repleto de detalles y minucias que nos pueden echar a perder el trabajo, como bien refleja Pure Farming 2018.

Los juegos de simulación de granjas cubren un nicho pequeño pero muy dedicado, y para el público que pertenece a este grupo, Pure Farming 2018 supone un juego bastante decente. Ice Flames propone un planteamiento sumamente realista que puede mantenerte ocupado en sus ciclos mecánicos durante muchas horas. Sin embargo, para los demás sigue sin ser una opción demasiado atractiva. Este tipo de juegos invitan a una jugabilidad lenta y pausada que no es del gusto de todos, algo que se ve potenciado por algunas decisiones que afean su conjunto.

Pure Farming 2018 (PC) Captura de pantalla

Iniciándonos en el sector primario

Si hay algo que caracteriza a este tipo de títulos, es lo difícil que supone iniciarse en ellos. Sin embargo, Pure Farming 2018 hace un buen trabajo al dedicar sus tres modos de juego a diferentes enfoques: Mi primera granja, Vía libre y Desafíos de granja. Cada uno cumple con un objetivo y planteamiento único, dirigiéndose a un jugador en particular. El primero se ha creado con el más novato en mente y el segundo apela al más clásico, mientras que el último ofrece una experiencia más intensa y desafiante, para los más exigentes.

Mi primera granja consiste en un modo historia donde el jugador va introduciéndose poco a poco en la vida de un granjero y lo que ello conlleva. Aquí nos ponemos en la piel de un joven que, tras la muerte de su abuelo, asume la responsabilidad de cuidar de su granja y saldar la cuantiosa deuda que contrajo con el banco. A partir de esta simple premisa, una serie de tutoriales y misiones nos van introduciendo paulatinamente en las mecánicas y los procesos de Pure Farming 2018. El título nos va empapando de todos los conocimientos que iremos necesitando para desempeñar nuestra labor como trabajador del sector primario a un ritmo algo lento y tedioso, pero inevitable para los que quieran iniciarse en este tipo de juegos.

Pure Farming 2018 (PC) Captura de pantalla

¿La vida granjera es la vida mejor?

En nuestra labor como granjeros será totalmente imprescindible una tablet (bastante arcaica) que nos servirá como nuestra interfaz principal para casi cualquier cosa: informarnos de los objetivos, leer mensajes de correo electrónico, ver el tiempo que hace u ojear datos sobre nuestro vehículos, cosechas y demás. Se trata de una herramienta esencial para supervisar todos nuestros movimientos, y por ello resulta exasperante que el tiempo no se pare mientras la consultamos, sobre todo teniendo en cuenta el rápido ritmo al que avanza. Para un jugador novato, que necesita usar de forma frecuente el aparato, supone una experiencia desesperante. Incluso después de muchas horas de juego y controlando mucho mejor la gestión de la granja, todavía sigue dejando esa sensación de pérdida de tiempo que un juego de la naturaleza de Pure Farming 2018 no debería reforzar de esta manera.

La actividad principal de Pure Farming 2018 es sin duda cultivar, y para ello tenemos que incluir en nuestra planificación todo tipo de verbos: arar, fertilizar, sembrar, regar y recolectar. Algunos de ellos son opcionales, pero al conocer el producto podemos adaptarnos a sus características y decantarnos por algunas acciones u otras, teniendo en cuenta que cada una cumple con sus propias reglas. Lleva tiempo habituarse a este proceso y cuando cuentas con múltiples cultivos es fácil abrumarse, pero es posible mantener el control tras aprender las bases del juego en Mi primera granja. Eso sí, este modo resulta excesivamente lineeal y no deja lugar a la creatividad, algo de lo que en general adolece el juego, debido a sus poquísimas opciones de personalización del avatar, la falta de variedad de cultivos y la ausencia de mapas personalizables.

Pure Farming 2018 (PC) Captura de pantalla

Tengo un tractor amarillo

Teniendo en cuenta que nos pasamos la mayor parte del tiempo conduciendo, es agradable ver que este aspecto de Pure Farming es de los más cuidados. Contamos con vehículos agrícolas y accesorios de diversa índole que podemos acoplar y desacoplar a nuestro gusto, dependiendo de lo que necesitemos hacer. Incluso podemos usar drones para supervisar los campos desde lo alto. Lo cierto es que, para alguien que no sepa nada de agricultura, sorprende la cantidad de aparatos que necesitamos conocer y operar para cultivar nuestras tierras de forma óptima. Mantenerlos en las mejores condiciones nos permitirá evitar que no se rompan, pierdan gasolina o vayan más despacio, algo que puede afectar negativamente a nuestra rutina.

Del mismo modo, tenemos que tener en cuenta múltiples detalles que influyen en la calidad de las cosechas y que añaden profundidad a la gestión. Por ejemplo, lo ideal es adquirir un terreno donde abunden los nutrientes para nuestro tipo de semilla, por lo que habrá que investigar la tierra con antelación antes de empezar a cultivar. También debemos reconocer cuándo es el momento oportuno para regar o fertilizar los campos para asegurar que nuestras plantaciones crezcan sanas y fuertes. Otros aspectos externos como el precio cambiante de los alimentos son factores que influyen en nuestro día a día si queremos sobrevivir como granjeros, al igual que lo es ir mejorando poco a poco nuestras instalaciones.

Pure Farming 2018 (PC) Captura de pantalla

El ciclo de la vida

Otra parte importante de la vida de un granjero es la ganadería. En Pure Farming 2018 podemos criar vacas, pollos, cerdos y conejos. Cada especie requiere diferentes cuidados y se pueden explotar de formas únicas y complejas. Un buen caso es el de los terneros, que podemos alimentarlos con productos orgánicos para que produzcan leche de calidad, usar sus heces como abono y llevarlos al matadero al final de sus días para rentabilizarlos. Es una pena que no puedas interactuar con los animales, porque añadiría un factor emocional que sería bastante interesante.

Todas estas actividades suman entre ellas para crear una red de tareas que se retroalimentan e influencian las unas a las otras, creando una gestión de granjas compleja y satisfactoria que alcanza su máximo potencial en el modo Vía libre, donde podemos seleccionar una de las cuatro zonas accesibles en el juego (Japón, Italia, Colombia o Montana) y empezar a trabajar desde cero, ajustando varias opciones para empezar de formas diferentes. Aquí, los más versados disfrutarán de sus creaciones, planeando sus negocios agrícolas y ganaderos a placer, pero también se echa en falta la variedad de opciones que mencionamos anteriormente.

Pure Farming 2018 (PC) Captura de pantalla

En el ojo del huracán

Para los que piensan que el flujo del juego es demasiado lento e incluso aburrido (y sinceramente, no se les puede culpar de ello) se encuentra el modo Desafíos de granja. Esta modalidad propone una serie de situaciones límite que tenemos que solucionar con los recursos que nos proponen. Nos enfrentaremos a plagas de langostas, incendios, sequías o diluvios, pero también a producir los mejores granos de café posibles o leche de la más alta calidad. Estas partidas son más cortas e intensas y sirven de contraste a la aproximación más pausada y detenida de las otras dos propuestas.

Quizás encargarse de nuestra propia granja virtual sería más interesante si el apartado visual estuviese a la altura de su simulación, pero no es el caso. A pesar de contar con países tan llamativos como Japón entre sus mapas, los escenarios son toscos, poco coloridos y cuentan con muchos elementos que actúan como puro relleno y no deberían serlo, como casas inhabitadas o ríos sin vida. Un título como Pure Farming 2018 tampoco precisa de unos gráficos impresionantes, pero resulta deprimente contar con unos terrenos en medio de la naturaleza sin seres vivos más allá de los que compremos y criemos nosotros (sin contar con alguna excepción poco relevante). Este aspecto contribuye a la impresión general de ser un videojuego plano en su presentación y poco amibicioso en su ejecución.

Conclusión

Comprar, cuidar de nuestros ganados y cultivos, vender y vuelta a empezar. La rutina de un granjero en Pure Farming 2018 no se aleja mucho de la realidad, una prueba de que su simulación realista está bastante bien ejecutada. A través de su modo historia, supone una alternativa mucho más accesible que otros juegos del género, introduciéndonos de forma efectiva en las detalladas acciones que debemos realizar para cultivar los mejores productos y criar los animales más fuertes y sanos, aunque estas actividades sean bastante lentas y repetitivas. Su apartado visual, bastante pobre gráficamente, tampoco ayuda a mantener el interés, ni el paso del tiempo, un enemigo más del jugador debido a su rapidez antinatural, pero los Desafíos de granja sí que inyectan algo de intensidad y emoción a las partidas. A la lista de fallos también hay que añadir su falta de opciones y variedad en muchos de sus apartados, pero no la conducción de sus pocos vehículos ni la profundidad de su simulación.

En resumen, se trata de un simulador de granjas competente, con sus fallos y aciertos, y que además cuenta con varios ases bajo la manga: los mods de la comunidad, que inflarán el título de contenido, y el modo multijugador, que se incluirá a finales de año. Hasta entonces, los fans del género podrán invertir sin miedo en este juego, mientras que el resto tendremos que acostumbrarnos a su lenta y meticulosa propuesta si queremos disfrutar de la experiencia.

Lo Mejor

  • Profundidad en su faceta de simulador más pura
  • Vehículos y accesorios logrados, tanto en su variedad como en su uso
  • Los tres modos suponen propuestas interesantes y muy diferentes entre sí
  • Accesible para los más novatos, profundo para los más implicados

Lo Peor

  • Apartado gráfico y visual pobre
  • Faltan opciones de personalización y cultivos
  • Seguirá siendo una propuesta demasiado lenta y tediosa para muchos
6,8
Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana