Murderous Pursuits (PC)

PC

Imagen de Murderous Pursuits (PC)

Murderous Pursuits, Análisis

PC

Nota Meri 6 Correcto

Usuarios

Tu Nota Puntua!

Murderous Pursuits, Análisis

La gente poderosa tiene gustos exquisitos y extraños. En el caso del Señor X, nuestro misterioso anfitrión del que apenas sabemos lo que nos comunican unas notas y unos jocosos comentarios in-game, es un macabro juego a bordo de su lujoso barco volador. El HMCS Britannic, con sus varias plantas de recargadas estancias de diversas propósitos y caprichos arquitectónicos, parece el lugar idóneo para pasar unas vacaciones idílicas. Pero eso no será una opción posible para sus desafortunados invitados.

Murderous Pursuits (PC) Captura de pantalla

En Murderous Pursuits, el nuevo título multijugador desarrollado por Blazing Griffin, nos pondremos en la piel de uno de esos invitados, y nos enzarzaremos en esta versión retorcida del gato y el ratón en la que el objetivo estará bien claro y la urgencia prima: acabar con nuestra presa antes de que un cazador acabe con nosotros.

El funcionamiento es el siguiente. 8 jugadores se enfrentan en un todos contra todos. Al empezar la partida se nos asignará una presa (que será otro jugador) y un cazador. Con una brújula en forma de barra podremos alcanzar a nuestro objetivo, y con un icono en la interfaz podremos saber cuando nuestros perseguidores se encuentran cerca. Cada jugador tiene solo una presa pero puede tener hasta dos cazadores, por lo que la tensión de poder morir antes de acabar con nuestro objetivo es siempre mayor. Podremos seleccionar uno de los 8 personajes disponibles en la beta, cada uno sin más distinción con los demás que su aspecto.

Murderous Pursuits (PC) Captura de pantalla

Lo que hace las cosas interesantes es que no sabremos la pinta que tienen nuestros objetivos ni nuestros cazadores. Los mapas del juego estarán poblados por los ocho jugadores que llenan la partida, pero también por un buen número de NPCs con el aspecto de personajes seleccionables para confundirnos. Por tanto quedará a nuestra percepción (y al uso de ciertas habilidades) detectar a jugadores objetivos entre la marea de NPCs. Aunque pueda parecer un concepto algo abrumador inicialmente, unas pocas partidas nos enseñarán a diferenciar entre comportamientos de NPCs y de otros jugadores. Y nuestra intuición unida de la inestimable ayuda que resulta la brújula conseguirá un buen equilibrio entre estar guiado por el juego y permitir agencia al jugador.

Sabiendo entonces lo relativamente sencillo que es distinguir a un jugador de un NPC entendemos en seguida que éste es un juego donde pasar desapercibido es clave. Acabar con nuestro objetivo debe ser algo que hagamos con la mayor discreción posible, para no acabar llamando la atención de quién no queremos. Para ello, el juego cuenta con un medidor de exposición, cuanto más bajo esté, más desapercibidos estaremos pasando para el resto de jugadores y más puntos obtendremos con nuestro asesinato. Si el medidor se llena demasiado, estaremos expuestos ante otros jugadores, y apareceremos marcados para nuestros cazadores en pantalla.

Murderous Pursuits (PC) Captura de pantalla

Todo esto que estamos comentando seguro que les resultará familiar a muchos jugadores. La filosofía de matar a tu objetivo antes de que te mate tu cazador, la importancia de permanecer incógnito, detalles como el posicionamiento alejado de la cámara…  Quitémonos la espina de decirlo ahora mismo, Murderous Pursuits recuerda mucho a aquel multijugador de Assassin’s Creed que llevamos sin ver desde hace unos años. Aunque el título de Blazing Griffin pone en funcionamiento un par de ideas que alteran la fórmula de un modo interesante.

Empezamos por decir que la presencia de la guardia se convierte en un pilar clave del gameplay de Murderous Pursuits. Entre los muchos NPCs inocentes que recorren los mapas del juego se encuentra la imponente presencia de los agentes de seguridad, que patrullarán por zonas clave asegurándose que nada fuera de lo ordinario sucede. Sortear a la guardia, saliendo de su área de detección o esperando a que estén distraídos, se convierte en una dinámica que le da más miga a la experiencia de juego. Si los guardias nos ven cometer algún asesinato o noquear a nuestros perseguidores nos detendrán temporalmente, dejándonos así expuestos a los demás jugadores y haciéndonos perder puntos.

Murderous Pursuits (PC) Captura de pantalla

El Señor X es, además, un hombre caprichoso a la hora de querer ver como sus invitados se asesinan unos a otros. La finalidad del juego es ir obteniendo puntos con los objetivos que asesinamos (cuando acabamos con nuestro objetivo nos asignan uno nuevo), para cuando acabemos la partida ser el jugador con más puntos. Los puntos se rigen por el sistema de FAVOR.

Cada asesinato que hagamos tendrá un valor determinado, que variará según factores como el medidor de exposición o el arma o las habilidades que usemos. Por todo el mapa se encuentran cofres que contienen un arma que podremos equiparnos intercambiando la que tenemos. Siguiendo una tabla de valores que va cambiando a lo largo de la partida, nos interesa tener siempre el arma con el valor de FAVOR más alto posible, para conseguir un asesinato con más puntuación. El sistema de armas nos fuerza a tomar ciertos riesgos, explorando todo el mapa para así encontrar el arma con más FAVOR, y aumentando nuestras posibilidades de ser expuestos.

Murderous Pursuits (PC) Captura de pantalla

Por otra parte, el uso de habilidades también le aporta más chicha a la tarea de acabar con nuestros objetivos. Contamos con cinco habilidades diferentes, cada una enfocada a una tarea específicamente defensivas u ofensivas. El disfraz, por ejemplo, baja por completo nuestra exposición y nos transforma en otro personaje, por si nuestro cazador ya nos ha detectado. Deslumbre aturde a los enemigos para dejarlos vulnerables, y Contraataca nos permite preveer ataques enemigos.

Las habilidades aportan variedad a lo que es, por lo demás, una fórmula con poco fondo. Su número de mapas es reducido, solamente cuenta con un modo de juego, y su sistema de progresión carece de evolución real. Pese a algunos desbloqueables para la customización de nuestros personajes, Murderous Pursuits se siente como una mera introducción a lo que podría ser una experiencia mucho más completa.

Conclusión

La experiencia que propone Murderous Pursuits es amena, divertida, rápida, y requiere el nivel justo de astucia para siempre sentirnos recompensados con cada objetivo que cumplimos. Visualmente es además un juego resultón y simpático, y junto con su diseño artístico heredado del steampunk consigue un conjunto con personalidad que se diferencia bastante de otros títulos actuales del género. En su estado actual, no obstante, es difícil recomendarlo con convencimiento.

Es cierto que cuenta con una base lo suficientemente sólida para entretenernos a corto plazo, pero su severa falta de contenido nos obliga a jugar una y otra vez con los mismo escenarios y tipos de partidas, en una modalidad de juego a la que aún le falta un par de vueltas de tuerca para sentirse más compleja. El juego se ve obligado a funcionar en su versión más básica, y ésta tiene unos límites bastante obvios una vez superadas las primeras horas de juego. A la espera de la llegada de nuevo contenido, es un título que convence en dosis cortas, pero cuya longevidad no podemos evitar poner en duda.

Lo Mejor

  • Estéticamente muy vistoso
  • Concepto diferente a otras propuestas actuales del género
  • Fácil de entender pero difícil de dominar

Lo Peor

  • Falta severa de contenido, a falta de futuras actualizaciones
  • El sistema de progresión es anecdótico
  • Se echan en falta más opciones de personalización
6
Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.

1997-2018 © MeriStation, All Rights Reserved

Webs de PRISA

cerrar ventana